Autores | Foro | Librería | Fotos | eMarketing | Portal de compras

Sitio optimizado para Firefox (recomendado) e IE 7.0.
Abretelibro   

Extracto de ¡Agua!, pág. 43-45


         " - Me alegro de que hayas venido -dijo Hugibald-, quería comentarte que ha pasado por aquí un agente de la policía y me ha hecho algunas preguntas sobre Alikea, ya sabes, el tema gafas...
 
            - Y, claro -dijo Didakós-, Alikea no tenía las gafas puestas y eso supone otra multa.
 
            - Me temo que sí. ¿Qué tal se adapta?
 
            - Pues..., la verdad es que muy mal.
 
            - Quizá si hablas con el Oficial Psicólogo y le pides que le pongan primero cristales más claros...
 
            Bubo-bubo suspiró.
 
            - Pero no se trata de eso, Hugibald. Alikea ve perfectamente, yo diría que mucho mejor que nosotros, a veces pienso incluso que tiene visión cromática, como teníamos antes. ¿Por qué tiene que obligarla el Sistema a llevar gafas oscuras en vez de investigar y favorecer una visión mejor?
 
            - El tema es delicado, Didakós, y a veces es peor plantar cara.
 
            - ¿Lo dices porque además utiliza nombres de colores y esas frases desconcertantes que pronuncia a veces?
 
            - Sí, la policía podría complicar mucho el asunto si se mente por ahí. Mi consejo es que colaboréis a ver si con eso es suficiente y no se va más allá de un Dictamen de Modificación de Conducta. Ponerse gafas y dejar de usar los nombres de los colores es fácil, los controles son un fastidio, lo sé, pero no os podéis arriesgar a que le abran un proceso CNC y se la lleven a un Centro de Modificación de la Conducta.
 
            - La chiquilla sufre -continuó Didakós-. Es una niña perfectamente normal y sin embargo la están tratando como si fuera un delincuente. En la intimidad de casa, habla conmigo tratando de hacerme ver lo que ella ve y,  reconozco que a veces sus palabras producen en mi mente la impresión de una idea que tratara de aflorar sin conseguirlo pero, finalmente, me quedo con una sensación de frustración, y hasta de enfado. ¡Ah, no entiendo lo que quiere que vea!
 
            - Es posible que no se trate sólo de ver... -dijo Hugibald cerrando el armario y dando también un giro en su razonamiento, quizá porque ahora el tema se planteaba como algo teórico y no bajo el prisma de un asunto de orden público-. Es posible que no se trate sólo de ver, sino de saber ver -dijo-, pero salir de los propios esquemas y mirar las cosas desde otro punto de vista, no es fácil. A veces no se puede hacer, por ejemplo, si se está lleno.
 
            Bubo-bubo se echó a reír y se puso en pie.
 
            - ¿Lleno de qué, de cerveza?
 
            - Por ejemplo -sonrió Hugibal mientras cogía su maletín-, aunque me refiero más bien a actitudes y creencias como, por ejemplo, rencor, amor apasionado, ambición, etc. "