Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Grandes clásicos de la literatura mundial.

Moderador: LizzyDarcy

Conde de La Fère
Lector
Mensajes: 94
Registrado: 27 Sep 2017 11:30

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Conde de La Fère » 30 Ago 2019 13:46

Hola a todos. Me he comprado la edición de Alba, pero de la página 294 pasa a la 298, donde empieza un capítulo nuevo. ¿Alguien que tenga la misma edición me puede decir si le pasa lo mismo? Porque no sé si faltan páginas o es un error que han cometido al numerarlas.

Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8078
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por ratonB » 30 Ago 2019 15:08

Conde de La Fère escribió:
30 Ago 2019 13:46
Hola a todos. Me he comprado la edición de Alba, pero de la página 294 pasa a la 298, donde empieza un capítulo nuevo. ¿Alguien que tenga la misma edición me puede decir si le pasa lo mismo? Porque no sé si faltan páginas o es un error que han cometido al numerarlas.
Pon la ultima frase de al pagina 294 y la primera de la 298, así podremos comparar si falta texto mirando en cualquier edición.

Podría ser un error, y si es así deberías descambiar el libro. Es raro siendo de la editorial Alba.

Conde de La Fère
Lector
Mensajes: 94
Registrado: 27 Sep 2017 11:30

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Conde de La Fère » 30 Ago 2019 16:05

Gracias por tu respuesta, ratonB. Antes me equivoqué. De la página 294 pasa a la 299.

La página 294 es del capítulo IV de la tercera parte. El último párrafo es el siguiente:

- ¿De modo que usted vive en casa de Kapernaúmov? - dijo, mirando a Sonia y riéndose- Ayer me arregló un chaleco. Y además vivo aquí mismo, en casa de madame Reslich, Gertruda Kárlovna. ¡Qué curioso! -Sonia lo miró con atención-. Vecinos -siguió diciendo el hombre en un tono especialmente animado-. Apenas llevo un par de días en la ciudad. Pues nada, hasta la vista.

Y en la página 299 empieza el capítulo V de dicha tercera parte, que comienza así:

Raskólnikov ya estaba entrando. Entró como si estuviera haciendo los mayores esfuerzos para dominarse y no desternillarse de la risa. Tras él, con el semblante demudado por la ira, rojo como una peonía, desgarbado y torpe, entró Razumijin, muerto de vergüenza.

Con respecto a la editorial Alba, tengo muchos de sus libros y nunca había tenido problemas hasta hace poco con David Copperfield, que tuve que descambiar porque muchas páginas estaban mal impresas. Por eso, y dado el coste de estos libros, nada más comprar el de Dostoievski me he puesto a revisarlo y me he encontrado con esto.

Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 6265
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por magali » 30 Ago 2019 16:56

Me parece que falta un fragamento, pese a las diferencias de la traducción:
—¿De modo que vive usted en casa de Kapernaumof? —dijo el caballero alegremente—. Ayer me arregló un chaleco. Además, soy vecino de usted: vivo en casa de la señora Resslich Gertrudis Pavlovna. El mundo es un pañuelo.

Sonia le miró fijamente.

—Sí, somos vecinos —continuó el caballero, con desbordante jovialidad—. Estoy en Petersburgo desde hace sólo dos días. Para mí será un placer volver a verla.

Sonia no contestó. En este momento le abrieron la puerta, y entró en su habitación. Estaba avergonzada y atemorizada.

 

Rasumikhine daba muestras de gran agitación cuando iba en busca de Porfirio Petrovitch, acompañado de Rodia.

—Has tenido una gran idea, querido, una gran idea —dijo varias veces—. Y créeme que me alegro, que me alegro de veras.

«¿Por qué se ha de alegrar?», se preguntó Raskolnikof.

—No sabía que tú también empeñabas cosas en casa de la vieja. ¿Hace mucho tiempo de eso? Quiero decir que si hace mucho tiempo que has estado en esa casa por última vez.

«Es muy listo, pero también muy ingenuo», se dijo Raskolnikof.

—¿Cuándo estuve por última vez? —preguntó, deteniéndose como para recordar mejor—. Me parece que fue tres días antes del crimen… Te advierto que no quiero recoger los objetos en seguida —se apresuró a aclarar, como si este punto le preocupara especialmente—, pues no me queda más que un rublo después del maldito «desvarío» de ayer.

Y subrayó de un modo especial la palabra «desvarío».

—¡Comprendido, comprendido! —exclamó con vehemencia Rasumikhine y sin que se pudiera saber exactamente qué era lo que comprendía con tanto entusiasmo—. Esto explica que te mostraras entonces tan… impresionado… E incluso en tu delirio nombrabas sortijas y cadenas… Todo aclarado; ya se ha aclarado todo…

«Ya salió aquello. Están dominados por esta idea. Incluso este hombre que seria capaz de dejarse matar por mi se siente feliz al poder explicarse por qué hablaba yo de sortijas en mi delirio. Todo esto los ha confirmado en sus suposiciones.»

—¿Crees que encontraremos a Porfirio? —preguntó Raskolnikof en voz alta.

—¡Claro que lo encontraremos! —repuso vivamente Rasumikhine—. Ya verás qué tipo tan interesante. Un poco brusco, eso sí, a pesar de ser un hombre de mundo. Bien es verdad que yo no le considero brusco porque carezca de mundología. Es inteligente, muy inteligente. Está muy lejos de ser un grosero, a pesar de su carácter especial. Es desconfiado, escéptico, cínico. Le gusta engañar, chasquear a la gente, y es fiel al viejo sistema de las pruebas materiales… Sin embargo, conoce a fondo su oficio. El año pasado desembrolló un caso de asesinato del que sólo existían ligeros indicios. Tiene grandes deseos de conocerte.

—¿Grandes deseos? ¿Por qué?

—Bueno, tal vez he exagerado… Oye; últimamente, es decir, desde que te pusiste enfermo, le he hablado mucho de ti. Naturalmente, él me escuchaba. Y cuando le dije que eras estudiante de Derecho y que no podías terminar tus estudios por falta de dinero, exclamó: «¡Es lamentable!» De esto deduzco… Mejor dicho, del conjunto de todos estos detalles… Ayer, Zamiotof… Oye, Rodia, cuando te llevé ayer a tu casa estaba embriagado y dije una porción de tonterías. Lamentaría que hubieras tomado demasiado en serio mis palabras.

—¿A qué te refieres? ¿A la sospecha de esos hombres de que estoy loco? Pues bien, tal vez no se equivoquen.

Y se echó a reír forzadamente.

—Si, si… ¡digo, no… ! Lo cierto es que todo lo que dije anoche sobre esa cuestión y sobre todas eran divagaciones de borracho.

—Entonces, ¿para qué excusarse? ¡Si supieras cómo me fastidian todas estas cosas! —exclamó Raskolnikof con una irritación fingida en parte.

—Lo sé, lo sé. Lo comprendo perfectamente; te aseguro que lo comprendo. Incluso me da vergüenza hablar de ello.

—Si te da vergüenza, cállate.

Los dos enmudecieron. Rasumikhine estaba encantado, y Raskolnikof se dio cuenta de ello con una especie de horror. Lo que su amigo acababa de decirle acerca de Porfirio Petrovitch no dejaba de inquietarle.

«Otro que me compadece —pensó, con el corazón agitado y palideciendo—. Ante éste tendré que fingir mejor y con más naturalidad que ante Rasumikhine. Lo más natural sería no decir nada, absolutamente nada… No, no; esto también podría parecer poco natural… En fin, dejémonos llevar de los acontecimientos… En seguida veremos lo que sucede… ¿He hecho bien en venir o no? La mariposa se arroja a la llama ella misma… El corazón me late con violencia… Mala cosa.»

—Es esa casa gris —dijo Rasumikhine.

«Es de gran importancia saber si Porfirio está enterado de que estuve ayer en casa de esa bruja y de las preguntas que hice sobre la sangre. Es necesario que yo sepa esto inmediatamente, que yo lea la verdad en su semblante apenas entre en el despacho, al primer paso que dé. De lo contrario, no sabré cómo proceder, y ya puedo darme por perdido.»

—¿Sabes lo que te digo? —preguntó de pronto a Rasumikhine con una sonrisa maligna—. Que he observado que toda la mañana te domina una gran agitación. De veras.

—¿Agitación? Nada de eso —repuso, mortificado, Rasumikhine.

—No lo niegues. Eso se ve a la legua. Hace un rato estabas sentado en el borde de la silla, cosa que no haces nunca, y parecías tener calambres en las piernas. A cada momento te sobresaltabas sin motivo, y unas veces tenías cara de hombre amargado y otras eras un puro almíbar. Te has sonrojado varias veces y te has puesto como la púrpura cuando te han invitado a comer.

—Todo eso son invenciones tuyas. ¿Qué quieres decir?

—A veces eres tímido como un colegial. Ahora mismo te has puesto colorado.

—¡Imbécil!

—Pero ¿a qué viene esa confusión? ¡Eres un Romeo! Ya contaré todo esto en cierto sitio. ¡Ja, ja, ja! ¡Cómo voy a hacer reír a mi madre! ¡Y a otra persona!

—Oye, oye… Hablemos en serio… Quiero saber… —balbuceó Rasumikhine, aterrado—. ¿Qué piensas contarles? Oye, querido… ¡Eres un majadero!

—Estás hecho una rosa de primavera… ¡Si vieras lo bien que esto te sienta! ¡Un Romeo de tan aventajada estatura! ¡Y cómo te has lavado hoy! Incluso te has limpiado las uñas. ¿Cuándo habías hecho cosa semejante? Que Dios me perdone, pero me parece que hasta te has puesto pomada en el pelo. A ver: baja un poco la cabeza.

—¡Imbécil!

Raskolnikof se reía de tal modo, que parecía no poder cesar de reír. La hilaridad le duraba todavía cuando llegaron a casa de Porfirio Petrovitch. Esto era lo que él quería. Así, desde el despacho le oyeron entrar en la casa riendo, y siguieron oyendo estas risas cuando los dos amigos llegaron a la antesala.

—¡Ojo con decir aquí una sola palabra, porque te hago papilla! —dijo Rasumikhine fuera de sí y atenazando con su mano el hombro de su amigo

Capítulo 5


Raskolnikof entró en el despacho con el gesto del hombre que hace descomunales esfuerzos para no reventar de risa. Le seguía Rasumikhine, rojo como la grana, cohibido, torpe y transfigurado por el furor del semblante. Su cara y su figura tenían en aquellos momentos un aspecto cómico que justificaba la hilaridad de su amigo. Raskolnikof, sin esperar a ser presentado, se inclinó ante el dueño de la casa, que estaba de pie en medio del despacho, mirándolos con expresión interrogadora, y cambió con él un apretón de manos. Pareciendo todavía que hacía un violento esfuerzo para no echarse a reír, dijo quién era y cómo se llamaba. Pero apenas se había mantenido serio mientras murmuraba algunas palabras, sus ojos miraron casualmente a Rasumikhine. Entonces ya no pudo contenerse y lanzó una carcajada que, por efecto de la anterior represión, resultó más estrepitosa que las precedentes.

El extraordinario furor que esta risa loca despertó en Rasumikhine prestó, sin que éste lo advirtiera, un buen servicio a Raskolnikof
https://www.casadellibro.com/libro-crim ... 2606/30297

Conde de La Fère
Lector
Mensajes: 94
Registrado: 27 Sep 2017 11:30

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Conde de La Fère » 30 Ago 2019 17:10

Pues parece que sí que falta bastante texto. ¡Qué rabia tener que descambiar otro libro de Alba! Lo que pasa con esta editorial es que los libros vienen envueltos y no puedes revisarlos en la tienda.

Muchas gracias por tu ayuda, magali.

Avatar de Usuario
J. F. des Esseintes
Lector voraz
Mensajes: 118
Registrado: 04 Ago 2019 11:08

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por J. F. des Esseintes » 02 Sep 2019 08:38

Tampoco vas a leerlo entero en la tienda, que es la única manera de detectar errores de imprenta como este.
Tras una docena de pasos, nos volvimos (porque el amor es un duelo) y nos miramos por última vez.
Jack Kerouac

Si he de vivir que sea
sin timón y en el delirio

Gilberto Owen

Mis recuentos:
2019
2020

Avatar de Usuario
Kiraya
No tengo vida social
Mensajes: 1151
Registrado: 27 Sep 2017 19:00
Contactar:

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Kiraya » 02 Sep 2019 11:29

J. F. des Esseintes escribió:
02 Sep 2019 08:38
Tampoco vas a leerlo entero en la tienda, que es la única manera de detectar errores de imprenta como este.
:meditando: No es tan descabellado. En el Waterstones te ponen unos sillones de lectura estupendos, algunos con mesita para que te lleves el teíto… y te pongas a leer. Con ir varios días...
“La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro habla y el alma contesta”, André Maurois

Conde de La Fère
Lector
Mensajes: 94
Registrado: 27 Sep 2017 11:30

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Conde de La Fère » 03 Sep 2019 15:47

Aquí en la Fnac también hay sillones por si quieres echarle un vistazo a los libros antes de comprarlos.

Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8078
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por ratonB » 03 Sep 2019 22:07

Ya puestos, me llevaría las zapatillas de estar en casa.

Avatar de Usuario
hierbamora
Foroadicto
Mensajes: 4981
Registrado: 16 Sep 2009 01:04

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por hierbamora » 04 Sep 2019 00:12

ratonB escribió:
03 Sep 2019 22:07
Ya puestos, me llevaría las zapatillas de estar en casa.
:meparto: :meparto:
Leyendo:
-Irene Vallejo, El infinito en un junco. La invención de los libros en el mundo antiguo.
-Byung-Chul Han, La sociedad del cansancio.
Agenda

Avatar de Usuario
Scharlach
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 284
Registrado: 04 Dic 2019 04:07
Ubicación: en Yoknapatawpha County

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Scharlach » 05 Mar 2020 01:47

Conde de La Fère escribió:
30 Ago 2019 13:46
Hola a todos. Me he comprado la edición de Alba, pero de la página 294 pasa a la 298, donde empieza un capítulo nuevo. ¿Alguien que tenga la misma edición me puede decir si le pasa lo mismo? Porque no sé si faltan páginas o es un error que han cometido al numerarlas.
:shock: Amigos yo me he comprado hace unos días la edición de esta novela, de la editorial de Bolsillo con la traducción de Rafael Cansinos Assens, díganme una cosa: ¿será la edición completa? :roll: porque después de haber leído este comentario y otros, por ejemplo los relacionados a Guerra y Paz y sus variadas ediciones, ya no sé que pensar. :lol:

Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 8078
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por ratonB » 05 Mar 2020 22:09

Scharlach escribió:
05 Mar 2020 01:47

:shock: Amigos yo me he comprado hace unos días la edición de esta novela, de la editorial de Bolsillo con la traducción de Rafael Cansinos Assens, díganme una cosa: ¿será la edición completa? :roll: porque después de haber leído este comentario y otros, por ejemplo los relacionados a Guerra y Paz y sus variadas ediciones, ya no sé que pensar. :lol:
No recuerdo la edición que y leí, pero viendo la reseña del traductor, Rafael Cansinos Assens, debe tratarse de una buena edición.

Avatar de Usuario
Scharlach
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 284
Registrado: 04 Dic 2019 04:07
Ubicación: en Yoknapatawpha County

Re: Crimen y castigo - Fiodor M. Dostoievski

Mensaje por Scharlach » 06 Mar 2020 01:06

Sí yo también pensé lo mismo Ratón, ojalá sea así :)

Responder