Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Mié Sep 19, 2018 10:06 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun May 18, 2009 9:02 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Dic 28, 2008 6:58 am
Mensajes: 4497
Imagen

El gran friso narrativo de los Episodios Nacionales sirvió de vehículo a Benito Pérez Galdós (1843-1920) para recrear en él, novelescamente engarzada, la totalidad de la compleja vida de los españoles –guerras, política, vida cotidiana, reacciones populares– a lo largo del agitado siglo xix. Conocido también como «el Espadón de Loja», el general Narváez afrontó desde el poder, a la cabeza de un moderantismo represivo, las turbulencias que sacudieron toda Europa a mediados del siglo xix. Continuación de la narración a la que en forma de diario Pepe García Fajardo da comienzo en «Las tormentas del 48» , el episodio nos introduce en los medios próximos al Gobierno y a la Corte, con sus esperpénticas camarillas. (Alianza Editorial)

Episodios Nacionales, 27 / Cuarta serie


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar May 19, 2009 5:08 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Dic 28, 2008 6:58 am
Mensajes: 4497
Pues nada, que como "Las tormentas del 48" y "Narváez" parecen conformar una única novela dividida en dos partes, y como la primera acaba en punto álgido, con el tarambana de Pepito dando un paso (o tropezón) decisivo en su vida, prosigo el viaje sin el descanso previsto. :mrgreen: Ya he leído la mitad.

No he podido confirmar si Galdós visitó Atienza (pueblo de Guadalajara que hoy cuenta con unos 500 habitantes, cargado de historia y con un patrimonio monumental riquísimo), pero estoy prácticamente seguro. Y si no lo hizo, desde luego se documentó a conciencia. Por el conocimiento más que mediano que demuestra de sus costumbres apuesto a que habló con naturales de la región. Tampoco sé si en el foro habrá algún atienzano (o de la cercana Maranchón, ojo), pero supongo que sí habrá guadalajareños. Si es así, que no se pierdan la lectura de los diez primeros capítulos de la novela que, por una pirueta del argumento, transcurren íntegramente en Atienza. Es curioso que si en Madrid a Fajardo le pasaban muchas cosas, en teoría apasionantes, que en general interesaban poco, en Atienza le pasan relativamente pocas y, sin embargo, éstas se siguen con interés (si es que yo creo que en esta cosa de la literatura al final la forma y el estilo lo son casi todo y, según cómo se cuente, una granizada en el campo puede resultar más emocionante que un duelo a pistola al amanecer).
En fin, me han gustado mucho estos capítulos de Atienza, donde no faltan curas, locos ni niños. Sin olvidar a una familia desbordada y extrañísima.Vamos, que me apunto a una visita a Atienza. El día de su famosa Caballada, por ejemplo, que tiene un origen muy bonito y que se explica en la novela. Pongo una foto del castillo, donde transcurre buena parte de la acción:

Imagen

A partir del capítulo XI la novela da otra vuelta en su camino y vemos a Pepito zampuzado de golpe en avatares político-administrativos. Hay que reconocer que al pájaro se le ha sosegado o, mejor dicho, "moderado" la sangre.

Ya ha aparecido Narvaéz, el "Niño de Loja" :cunao: Y digo esto porque me ha recordado el retrato que de él se hace al de un torero de arrebato, con los machos bien atados pero sin tener muy clara la idea de la lidia, la mosca siempre detrás de la oreja y abroncando continuamente a su cuadrilla (no perderse una escena cómica en la que su ayuda de cámara y factotum Bodegas le pone la levita citándole en plan banderillero) y al público que susurra y conspira en las gradas:

"Parece que aquí todos están locos: locos los de abajo, locos los de arriba y los de más arriba... Créalo usted: a veces, metido yo en mí mismo, me pregunto: ¿Pero seré yo solo el cuerdo entre tanto tocado, y mi papel aquí el de rector de un manicomio?... ¡España y los españoles! ¡Vaya una tropa, compadre! Aquí, el Gobierno no halla día seguro; aquí es imposible acostarse sin pensar: ¿Qué absurdo, qué disparate nos caerá mañana? Y se da usted a discurrir cosas raras, y nunca acierta. Mil veces me digo yo: ¿Tendrán razón los anárquicos? ¡Porque mire usted que tenemos cosas, carape! El que inventó llamar "cosas de España" a todos los desatinos que da de sí esta nación, ya supo lo que decía... Y aquí no se puede gobernar porque nadie está en su puesto, nadie en su obligación ni en su papel, sino todo el mundo en el papel de los demás"

Se le ve un poco nervioso al torerillo, ¿no? :cunao:
Tranquilo, maestro, que, como usted dice en otra parte y refiriéndose a otra cosa, "a este bruto hay que matarlo o dejarlo".


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar May 19, 2009 6:28 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14299
Raoul: :eusa_clap:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar May 19, 2009 8:14 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Dic 28, 2008 6:58 am
Mensajes: 4497
Hyp :60:

A raíz de la lectura de esta novela me he interesado mucho por Atienza y de verdad que la villa puede presumir de historia. Es fascinante. Por allí ha pasado buena parte de la Historia de España.

Qué pena que el castillo esté en ruinas y sin uso. Los franceses le dieron un buen sopapo y no ha levantado cabeza desde entonces.

Que conste que no soy atienzano, ¿eh? :D Pero si hay alguien por el foro que lo sea o que conozca la zona que no se lo calle. Me encantaría hacerle unas cuantas preguntas :mrgreen:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié May 20, 2009 8:40 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Dic 28, 2008 6:58 am
Mensajes: 4497
No sé qué tiene esta cuarta serie de los Episodios Nacionales que Madrid no "funciona", no acaba de arrancar. Mira que Pepito, con su estancia en Atienza, se nos tranquiliza, se nos sosiega, se nos modera, se nos hace más simpático, se nos convierte en Pepe, vamos, e incluso lo vemos en el camino de convertirse en todo un Don José. Pero es regresar a la capital, respirar el aire de los Madriles y atacarle de nuevo el baile de San Vito. Él le echa la culpa a la "fiebre demagógica" que dice que le entra, pero a uno le dan ganas de responder: "sí, la fiebre demagógica y la mucha tontería también".

El caso es que Pepe en Madrid otra vez se nos transforma en Pepito, luego en Pepete y hasta acaba en un Pepón de tomo y lomo. El pollo (por cierto, hay una explicación sobre el origen de esta expresión) no para quieto un momento, va de un lado a otro del corral, picotea en todas las esquinas, plumea mucho, gallea un poco... Pero es como al principio: la aventura peripatética-sentimental aburre, cansa, y más allá ser insípida resultan soporífera -por lo menos, yo no le encuentro el gusto ni la gracia-. Ganas verdaderas dan de llamar al pollito, echarle un poquito de pan, obligarle de cualquier forma a estarse un segundo quieto y aprovechar el momento para endosarle un escobazo en toda la cresta que no le dé tiempo a decir ni pío. ¡Qué cargante, por Dios! ¡Qué pesadote es el menda cuando se pone a hablar de sí mismo! :evil:

Y el caso es que sale el tío de Madrid y de nuevo se recupera la amenidad; en San Ildefonso hay un pasaje con los reyes (sobre todo con Isabel II) que está muy bien. Sigo opinando que flojea la novela que vertebra la historia, pero bueno... Todo sea por estar en una tertulia en los salones nobles, escuchar a los prohombres de la época o asistir a una sesión del Congreso. Ahí el libro se redime.

En cuanto a los gobernantes, "loz toreroz" :cunao: o "loz bomberoz-toreroz" :cunao: , pues ahí van los pobres... Muchas excusas y explicaciones teóricas sobre la imposibilidad de la faena (que si demasiado viento, que si el piso no está bien, que si el cornupeta es un fatoche...). Por ejemplo, Bravo Murillo reflexiona:

Sí, amigos míos, la exageración es lo que nos pierde a los españoles. Aquí el religioso cree que no lo es si no le damos la Inquisición, y el filósofo no ha de parar hasta la impiedad y el descreimiento; el militar quiere guerras para su medro personal, y el civil revoluciones para desarmar al ejército; el negociante no está contento si no alcanza ganancias locas por la usura y el monopolio; el hombre público no piensa más que en acaparar toda la influencia, dejando a los contrarios en seco. En todo la exageración, el fanatismo... Si Dios quisiera hacer de España un gran pueblo, nos haría lo que no somos, sensatos... Pero búsquenme en esta Nación la sensatez. ¿Dónde está? En ninguna parte. No veo sensatez en los partidos; no la veo en la Prensa; no hay sensatez en el Gobierno... no hay sensatez, digámoslo aquí en confianza, ni en la Familia Real... ¿Y cómo le decimos al pueblo bajo que sea sensato si los que andamos por las alturas no lo somos?... En fin, amigos míos, buenas tardes... Es un poco insensato tanto charlar...

Y el gran Narvaéz, el Niño de Loja, es un diestro obsesionado por encontrar el equilibrio entre lo liberal y lo que él llama el principio de autoridad, sin cuyo ejercicio considera que no hay nada que hacer. De ahí sus maneras rudas y que sea más lidiador poir lo tremendo que fino estilista. Bien es cierto que debe ser muy difícil torear con el murmullo continuo en las gradas, con la gente pisándote la muleta y con el desasosiego continuo de que desde el palco presidencial-real saquen en cualquier momento y a capricho el pañuelo verde. Que ya se sabe que en la España política cuando sacan el pañuelo verde lo que se devuelve a los corrales no es el toro sino el torero. Y que el torero entrante lo primero que hace al recibir los trastos no es ponerse a pensar si el toro va mejor por el pitón derecho o por el izquierdo o si empieza con unas chicuelinas o con unas navarras, no, sino gastar sus buenos minutos en endilgarle una hermosa tanda de bofetones al torero saliente. Para que no pase frío... :martillazos:

Bueno, los últimos capítulos de la novela van un poco de esto, con la narración de la formación y caída del llamado "ministerio relámpago", que fue el gobierno más breve que hemos tenido en España.

La siguiente novela promete, porque no nos la cuenta el Pepito. A ver si él descansa de verdad y nos deja descansar a nosotros. :x


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Jun 20, 2018 8:12 am 
Desconectado
Me estoy empezando a viciar
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Feb 19, 2013 12:27 pm
Mensajes: 291
Ubicación: VALLE DEL KAS
Me pongo con este, que empieza de otra manera, me llama la atencion, mas que el anterior.....

_________________
"Prefiero el amor de ocho millones de cubanos que dos millones de dólares"
Teofilo Stevenson.: 29/03/52-------11/06/12. D.E.P.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España