Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Vie Oct 19, 2018 8:50 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 15 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Vie Nov 03, 2017 4:48 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen

Prólogo

Cuenta la antigua leyenda mapuche que hace muchísimo tiempo, durante la edad oscura, los seres malignos tomaron la forma de falsos dioses para confundir al hombre, llevarlo a su extinción y así dominar la Tierra. Pero Ngenchen, la gran alma cósmica, en su infinita misericordia, envió una señal: un relámpago que cayó del cielo, y que con su intensa luz fulminó a las tinieblas de este mundo. Dicen que aquel relámpago tomó la forma de un caballo de luz y que desde entonces cabalga entre nosotros como un centinela que vela para que nunca más la fuerza oscura se apodere del corazón del hombre, apagando la llama del bien. Oh místicos cantores mapuches, inspiren mi boca para que pueda evocar como esto aconteció hace tanto tiempo atrás, para que esta generación y las próximas que vendrán no olviden jamás el significado de aquella gesta tal y como sucedió……adiós mi querida musa, que el relámpago me espera……


Capítulo I
Friendship


La abarrotada sala del estudio de televisión tenía el aspecto típico del set de filmación de un programa de variedades, cuyo público eminentemente joven en su mayoría no cifraba la treintena, era un verdadero espectáculo: habían entre el público desde chicas atractivas con trajes muy sensuales hasta jóvenes con aspecto de nerd desubicados, ya sea por la extraña mezcla de peinados punk con lentes de contacto o de que sus camisetas los delataban como fanáticos de star wars, star trek, los extraterrestres y las teorías de la conspiración. Sin embargo, nada de esto inmutaba al periodista Néstor Guerrini, hombre cuyo porte elegante y aspecto juvenil lograban disfrazar su identidad de cuarentón: bien parecido, con una leve barba de candado que adornaba su algo enjuto rostro, llamativos ojos negros que le daban cierto aire morisco y si mostraba una mirada pícara te podía hipnotizar; sus bien pulidos zapatos y su tuxedo ligeramente crema lograban desviar las miradas de las peludas manos. No importaba lo que dijeran los ejecutivos del canal o su aspecto de galán: Néstro Guerrini era ante todo un periodista serio que ha buscado estar lejos de los sensacionalismos, con el único propósito de que el público tomara mayor conciencia de un tema que ha investigado por años y desvelado sus noches: la presencia extraterrestre en la Tierra.
-Buenas noches, les habla Néstor Guerrini y sean todos bienvenidos a otro capítulo más de su programa paranormal, ¿Nos están engañando? Hoy hablaremos de un tema del que se ha hablado durante años en el país pero que nunca se ha podido corroborar si es cierto o falso: ¿hay extraterrestres nórdicos en la Patagonia?


Se escuchan los aplausos, a los que Néstor ignora completamente. En un principio él insistió que quería que el horario de su programa fuera en el prime time justo después de las noticias y en el formato bien formal de entrevistas, pero los ejecutivos no estuvieron de acuerdo, porque insistían que aquel tema seudocientífico no iba a lograr el rating deseado entre las personas a las que pensaba dirigirse: las que tenían cierto grado de nivel académico y criterio formado. Por eso Néstor tuvo que aceptar el formato variedades por más que estuviera enfocado hacia el público joven y fácilmente impresionable: era la única condición que podía aceptar a cambio de hacer que su antiguo programa radial saliera al aire. Años y años de investigación seria para terminar como periodista de farándula entreteniendo al morbo, pensaba con resignación en sus adentros cada vez que le tocaba trabajar en su propio espacio.


- A continuación, nuestros invitados: Pedro Cabañas, quien afirma que fue abducido por estos extraterrestres.


-Buenas noches.


-Federico Frantini, presidente de la sociedad ufológica argentina.


-Encantado


-Yessenia Vallejo, escéptica y reconocida astrónoma de nuestro país.


La hermosa joven esboza una radiante sonrisa


-Un placer.


-Mi primera pregunta es para el señor Cabañas. Cuénteme Pedro, ¿cómo fue abducido?


-Un día estaba manejando mi auto por la carretera principal, hasta que, descubrí que estaba dañado. Me dispuse a abrir el motor, pero de forma repentina, sentí que no podía mover mi cuerpo; era como si una fuerza sobrenatural me lo impidiera. Así las cosas, estuve a punto de caer sobre la propia máquina que me disponía a reparar, pero esa misma fuerza que me paralizó, me mantuvo como flotando en el aire y luego quedé inconsciente. Cuando desperté, estaba en una especie de quirófano con gente en traje de médico que tenían ojos azules...


Lo interrumpe el presentador


- Vos alega que desde entonces tiene pesadillas con lo que le ocurrió y su cuerpo tiene heridas.


En ese instante, Pedro muestra una extraña herida en su abdomen, como producto de una irradiación nuclear ante la exaltación del público.


-¿Cómo puede estar seguro de que fueron extraterrestres?


-Jovencita ¿Tiene una explicación para mis heridas?


-Hay muchas razones para que un cuerpo quede herido ¿Usted de qué trabaja?


- Soy soldador industrial.


- ¿Tuvo algún accidente laboral y ahora busca publicidad a costa de algo que tal vez fue inventado?


El señor Cabañas se indigna y se escuchan los murmullos del público. En ese momento, el presentador interrumpe el diálogo abruptamente.


- Creo que llegó el momento de dialogar con el señor Frantini. Usted dice tener un video aficionado, tomado de un blackberry ¿Puede hacer el favor de mostrarlo?


-Enseguida.


En el video se puede apreciar un páramo apacible de la pampa argentina al parecer de noche. De repente se ven una sucesión de luces como de pequeñas centellas que se hacen más grandes y luego se unen formando dos cuerpos: el de un hombre y una mujer de estaturas muy elevadas para la región. Repentinamente, uno de ellos, el hombre, mira a la cámara seguidamente por la mujer y luego hay interferencia.


El presentador viene con la siguiente pregunta.


-¿Qué ocurrió luego?


-Lo único que sabemos es que el vídeo fue enviado hasta nuestra página web vía la red blackberry unos segundos antes de que se perdiera la señal. De acuerdo a los datos del aparato, éste le pertenecía al joven Arcadio Guzmán, quien también desapareció.


- Je, je – ríe Yessenia, lo que pone irritado a Frantini


-¿Qué le parece gracioso?


-Yo he visto este tipo de efectos visuales en Universal Studios, trabajé allí dos años.


-¿Ah sí?, ¿está usted insinuando que quiero engañar a las personas con imágenes prefabricadas?


-No, insinúo que quien le envió el video quiere llamar la atención y la mejor forma de hacerlo es mandando uno como éste a alguien como usted.


-¿Pero si éste joven está desaparecido?, las autoridades del área no lo han encontrado aún desde hace una semana.


-¿Será que no quiere ser identificado?


Un joven del público le pide la palabra a Néstor, quien le da el micrófono.


-Oye Yessenia, de verdad tú eres fogosa y hermosa ¿Te quieres casar conmigo?


-Ella se limita a esbozar una sonrisa sarcástica, mientras una chica también le pedía el micrófono a Néstor


-¡¡Vos sois una desgraciada pagada por alguna potencia extranjera para ocultar la verdad; la verdad de que los extraterrestres están entre nosotros, boluda de …


-No niña, vosotros sois quienes viven aún en la ignorancia de creer en los fenómenos paranormales, pero si tenes alguna prueba te daré el beneficio de la duda.


A la chica del público la secundo el señor Cabañas, quien se levanto con gesto airado del asiento, agitando el puño
-¡¡¡¡Es usted una incendiaria, por eso nadie gusta de los escépticos!!!


Se caldean los ánimos, el público está enardecido y el presentador tiene que intervenir.


-Creo que podemos dar por terminado el programa el día de hoy, estamos enfrentando problemas técnicos. Esperemos la conclusión a este debate la próxima semana


Todo termino ante la presencia de un público joven y emotivo que pedía por más; más de un abucheo se escucho por los pasillos de las oficinas del canal. En ese instante, aparecen los guardias de seguridad para separar a los invitados y el presentador pide reunirse en privado con Yessenia.


-Esta es la primera vez en veinte años que esto nos ocurre. Nosotros no nos consideramos un programa sensacionalista; buscamos divulgar la verdad quitándole los aires amarillistas que rodean este tipo de programas y vos vienes aquí a desatar una polémica.


-Amor – se pone coqueta – cho sólo hablo de verdades comprobadas ayudando de ese modo a educar al público, de la misma forma que vos dices hacer. Dices también que tu programa no es sensacionalista, pero no es lo que experimente allí, con tanto chiquillo mocoso dispuesto a creer cualquier cosa con tal de seguir soñando con hombrecitos verdes.


Ante tan arrogante respuesta, Néstor se indigno; estuvo a punto de lanzar un gesto, alguna palabrota de las que se le ocurren en sus momentos de frustración, como buen argentino que era, pero se contuvo oportunamente. A duras penas logro tal hazaña.


-Vos sois muy atractiva, pero ni a ti te permito que les faltes el respeto a los otros invitados y a la teleaudiencia con tus….


Son interrumpidos por uno de los técnicos de detrás de las cámaras.


¡¡Néstor, rompimos nuestro récord de audiencia, estamos veinte puntos del anterior!!


Lo único bueno de esto es que voy a seguir en el aire, aunque no quisiera que fuera de este modo; estoy demasiado comprometido con el periodismo para que no me tomen en serio. De todas formas, usted ya está advertida para la otra semana.


Termina la conversación, luego en ese momento la escéptica recibe una llamada a su celular.


-Señor se logró el objetivo, ahora todo el mundo quedó pensando.


-Excelente cariño, ya sabes qué hacer para el próximo capítulo,jujujaja, ja, ja, ja, ja, ja.


Al otro lado de la línea y contestando a través de un anillo de oro en su dedo índice, muy cerca de la boca, se encontraba un joven alto, rubio, fornido y muy apuesto; tenía puesto un vestido de una sola pieza de reluciente color oro que hacia juego con su sonrisa impecable.


Su nombre es Sigfried Mengele, el único hijo conocido del desaparecido doctor Joseph Mengele, que en la segunda guerra mundial se hizo famoso por hacer experimentos científicos a prisioneros de campos de concentración.


Traducido del alemán


- ¿Así que el plan está resultando como lo esperábamos jefe?


-Por supuesto, aunque la gente vea programas tontos como ese y sigan dudando de nuestra querida Yessenia, nadie sospechara que en realidad somos hijos del eje de la segunda guerra mundial que con nuestra alta tecnología aeroespacial nos hacemos pasar por extraterrestres. De seguro el populacho seguirá pensando que somos extraterrestres nórdicos o un mito, cualquiera de las dos ideas nos sigue beneficiando.


Su segundo al mando se llama Hagen Gunnar, otro superviviente de la derrota del eje, cuyo padre fue un oficial alemán de alto rango que fue ejecutado después de los juicios de Nuremberg tras la guerra. A diferencia de su jefe, Hagen era de piel más morena, cabellos y ojos negros; uno de ellos ellos estaba tapado por un parche. Tenía un porte bávaro, pero su estatura era similar a su jefe y su agudeza mental rivalizaba en intensidad con su inmensurable ambición.


-Esos tontos nunca podrán imaginarse de lo que somos capaces los omega sapiens.


-Desde luego je, je - Dijo en señal de asentimiento - Hagen ¿Terminaste de probar los prototipos?


-Sí


-Ahora te encomendaré una nueva tarea: ocúpate de nuestro nuevo prisionero, quiero ver los resultados de los experimentos en dos días.


-Una orden es una orden - dijo de forma militar y haciendo el clásico saludo fascista


En ese instante, Hagen se retira y Sigfried alza ligeramente su brazo derecho con el dedo índice extendido, en donde tiene una especie de anillo de alta tecnología del que sale proyectada una imagen holográfica en tercera dimensión y tamaño natural.


Se puede apreciar a un gigantesco hombre con aspecto salvaje y traje de una sola pieza color azulado como del que utilizan los buzos, sin ningún tipo de accesorio, ni siquiera calzado.


-Sargento Rapazzi ¿Cómo esta nuestro prisionero?


El rudo sargento ordenó traerlo. Era un muchacho de estatura promedio para la región, pero que al lado de Rapazzi se veía como un niño pequeño. El fornido hombre lo levantó con un sólo brazo como si se tratara de un muñeco.


-Ah ¿Este polizón? Nos dio publicidad por cinco minutos con su video barato, en donde aparezco con la capitana Kimita y, por cierto, yo no salí muy guapo


En ese momento, el vapuleado joven empezó a dar muestras de vida, tratando de sacudirse del poderoso brazo de su carcelero con tal violencia que por momentos se pensaría que se iba a soltar, pero ante la fuerza del gigante sólo se semejaba a un títere con su amo. Dio unos cuantos golpes y patadas a su rostro, sin que por ello le hicieran mella.


-¡¡¡Suéltame maldito grandulón, te acusaré con la policía y me encargaré que se pudran en la cárcel por secuestrarme!!!!
-Como ve tiene mucho temperamento.


-Sí y si nuestros soldados hubiesen sido como él, nunca hubiésemos perdido la segunda guerra mundial; por eso es perfecto para mi próximo experimento. Llévelo a mi laboratorio, necesitamos más voluntarios para medir la resistencia humana en la superficie solar. Hagen los estará esperando allí.


-Como guste.


La isla Frienship es la capital de la nueva república fundada por supervivientes nazis y aliados del eje de la segunda guerra mundial, quienes escaparon en submarinos. Establecida en diversas islas del archipiélago chileno, posee una avanzada civilización cuya energía procede en su mayor parte de fuentes renovables, aunque todavía no han abandonado la energía nuclear del todo. Tienen una tecnología demasiado de punta para tiempos actuales, producto de sus vastos conocimientos en tecnología aeroespacial.


Pero no cabe duda de que su principal impulsor fue el genio científico del doctor Sigfried Mengele, digno sucesor de su padre el doctor Joseph Mengele, conocido como en ángel de la muerte.


En ese instante el doctor Mengele se dirige siendo escoltado por un grupo de mujeres rubias en promedio de seis pies de altura, ligeramente más bajas que él, bien armadas y en trajes de una sola pieza como el resto de la población, hacia el palco que da a la gran plaza de la isla Frienship. Una enardecida multitud de hombres y mujeres arios, italianos y japoneses de similar complexión física lo esperan para dar su discurso anuncio tan esperado, todos haciendo el típico saludo fascista.


- ¡¡¡Salve Mengele!!¡¡¡¡Salve Nueva Thule!!!


- Ciudadanos de Nueva Thule, estoy aquí para anunciarles que a partir de hoy hay un nuevo génesis para la humanidad. Nunca pretenderemos volver al error en que cayó aquel fracasado de nombre Adolfo Hitler que llevó a nuestra nación al borde del abismo sólo para construir una nueva sociedad por medio de la violencia, pero somos conscientes que el mundo necesita de cambios y uno de ellos será librarlo de su propia destrucción a manos de aquellos que ganaron la guerra. Pero en lugar de una era de paz decidieron levantar su progreso en base de un capitalismo salvaje que los carcome a sí mismos y al medio ambiente: los homos sapiens. Desde ahora declaro comenzado el proceso de reingeniería social, en donde nuestros agentes infiltrados en cada gobierno realizarán acciones para que influyan en cada paso, cada decisión, cada corrección, motivo o idea de cada gobernante hasta que al fin acepten la capacidad, inteligencia y sabiduría del verdadero heredero de la Tierra y cúspide de la evolución humana: ¡el superhombre!!


- ¡¡¡Mengele, Mengele!!!!!


El hombre se retira de inmediato flanqueado por las guardaespaldas.


La república de Nueva Thule fundada por Joseph Mengele, padre del actual líder, se encontraba distribuida en una serie de islas a lo largo del archipiélago austral chileno. Tenía una tecnología adelantada siglos a su tiempo gracias al genio de Mengele padre e hijo. Distribuidas en ellas estaban los residenciales y las instituciones; había una escuela militar de nombre Guissepe Garibaldi, una universidad Mishima y hasta el instituto tecnológico Werner Von Braun. Todo el mundo se transportaba por medio de vehículos de transporte masivo anti gravedad que no contaminaban el medio ambiente.


Mengele se va del balcón presidencial y se dirige hasta un retrato de Joseph Mengele, arrodillándose sublimemente ante él
-Juro en nombre de ti que yo lograré lo que tanto soñaste: purificar a la humanidad. Sé que discrepábamos en algunas cosas, que a veces nuestros desacuerdos nos llevaban más allá del trato razonable y que me exigías demasiado, pero concordamos en la misma idea: debemos salvar al mundo.



Luego voltea la mirada y dice en dirección a su vice.


-Hagen me tengo que retirar, hazte cargo de los experimentos importantes que aún están pendientes y cuida del país.


-Yo sé que usted hace esto muy a menudo ¿Pero cree que ahora es oportuno? Estamos a nanosegundos de iniciar el protocolo Kratos y piensa de nuevo ir a esa escuela, para dar clases a esos inferiores indios mapuches.


-Esos indios como tú les llamas son mis conejillos de indias predilectos; ningún gobierno les preocupa su suerte de modo que es una ventaja; les haremos un favor si logramos exterminarlos. Además de eso hubo una época en que sus ansias guerreras tuvieron en vilo a la conquista española; tal vez si llegamos a transformarlos en nosotros, tendremos un ejército envidiable. Ya algunos en esa escuela están siendo modificados por nuestra ciencia, pero uno en particular me interesa.


-Para que usted me revele esto debe ser algo demasiado importante, ya que usted nunca ha mostrado tan inusitado interés por ninguno de ellos.


-Es cierto, son tan inferiores que aún con nuestros mejores esfuerzos no logramos alterar su estructura genética del todo, pero pronto tendrás la oportunidad de conocerlo ¡¡¡Computadora teletransportame al colegio ahora!!


Y en un abrir y cerrar de ojos haces de luz rodearon el cuerpo del científico que desapareció de allí para aparecer en su oficina acondicionada de director de la escuela. Luego procedió a quitarse su elegante traje de una sola pieza para vestirse en su traje de saco y corbata, que estaba colgado de un gancho pegado a la pared, a una velocidad sobrehumana.


Continuara


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Nov 09, 2017 11:45 pm 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen



Capítulo II


Ceferino



Y es que Mengele se hacía pasar por director de la Academia Germano-mapuche en la Patagonia, una inmensa región al sur de Chile y Argentina que casi abarca más de la mitad de ambos países. Los mapuches son el grupo étnico de nativo americanos sin país más dominante del cono sur, los que más resistieron los embates de la conquista inca y española; pueblo indómito, lograron adaptarse a las tácticas militares de sus invasores, adoptaron el caballo de los españoles y se impusieron culturalmente sobre sus vecinos. Hoy en día sufren de la discriminación social y cultural por parte de los pueblos de Chile y Argentina, quienes nunca olvidaron que los mapuches apoyaron a la corona española en las guerras de independencia, aunque tal apoyo fue parcial y la guerra nunca ocurrió en sus territorios propios.



Allí el doctor Mengele y su escuela supuestamente estaban brindando educación formal y gratuita a los mapuches de la Patagonia con el auspicio de la fundación Thule, pero en realidad la finalidad era utilizar a esos jóvenes como conejillos de indias. En uno de sus salones, una rubia alta, delgada y hermosa está dando una clase a adolescentes de preparatoria.



-Bien niños ¿Quién fue el vencedor de las batallas de Salta y Tucumán?



Un niño estuvo a punto de levantar la mano, pero se conformó con quedarse atónito ante otra levantada con más ahínco que se hizo mucho más visible.



-Manuel Belgrano, militar, diplomático, político y creador de la bandera argentina.



-Muy bien Ceferino Tahiel, ya has contestado gran parte de las preguntas. Oí que estabas trabajando en un robot para ayudar discapacitados


¿Es eso cierto?


-Sí, tanto yo como mi hermana lo tomamos como pasatiempo. Lo único malo es que en esta área rural en que vivimos es difícil hallar suficientes componentes por lo cual no lo hemos terminado.



Las niñas mapuches se lo quedaban mirando también y es que Ceferino era, además de brillante, un muchacho bien parecido cuyo rostro recordaba a Lautaro, el guerrero más grande que recuerdan esas tierras, mientras sus compañeros no dejaban de ponerle atención a todo lo que decía.


Ya en el recreo, Ceferino va caminando y es seguido por el mismo muchacho que quiso alzar la mano junto con varios compinches. El siguiente diálogo fue traducido del idioma mapuche.



- ¡¡¡¡A ti te gusta impresionar a todos y quedar como el héroe!!!!



Pero Ceferino no le presto atención. Luego, él hizo como que se retiraba, pero Aicapan lo agarro por la manga y le confronto.
-¿Qué acaso me tienes miedo?



A lo que Ceferino respondio en pocas palabras.


-Escucha Aicapan, yo no quiero pelear.


Esta respuesta por alguna razón Aicapan la consideró ofensiva, por lo cual atacó físicamente a Ceferino, quién se defendió magistralmente como un verdadero guerrero. Estando a punto de ganar, los compinches de Aicapan intervienen y logran cambiar la balanza a favor de su adversario, por lo que el cuerpo académico y algunos compañeros deben intervenir y los separaron. Los llevaron a la oficina de Sigfried Mengele.



-Bien niños ¿Por qué se pelearon?



-¡¡¡Él empezó, con sus aires de superioridad a decirme que yo no estaba seguro de las respuestas!!!



-¡¡No es cierto Aicapan, estás tergiversando mis palabras!!


-Suficiente niños, según relatos de testigos, Aicapan, tú lanzaste el primer golpe y al ver que perdías la pelea, tus amigos decidieron ayudarte. Eso no exime a Ceferino del castigo, pero hace que el tuyo sea hasta más severo, por tanto, quedas suspendido por tres semanas.
Aicapan mira hacia Ceferino y de forma desafiante le dice esto en lenguaje mandungun 1



-¡¡¡Te prometo que ganaré la carrera del domingo, mi yegua es más veloz que tu caballo!!!



- ¿Qué quiso decir?



-Estaba hablando de la carrera de caballos el domingo; yo siempre gano en la categoría infantil escoltado por mi hermana. Aicapan piensa que por todo eso me creo mejor que él.



-Hummmm, que lástima que yo no sé montar caballos.


-Je, je, no se angustie, es muy difícil que cualquiera pueda montar mejor un caballo que nosotros; eso desde hace quinientos años.
-En vista de que no comenzaste la pelea sólo te castigaré una semana, pero en lugar de estar en tu rancho todo el día, puedes ir a visitarme a mi hogar para buscar partes de robots y te puedes divertir armando los autómatas que tú quieras.



-Es usted muy generoso, pero no creo que cho vaya a aceptar. 2 El ulmen de mi tribu, o sea mi padre, no siente que ni cho ni mis hermanos más pequeños estamos en edad para dejar el hogar, debido en gran medida en que vivimos en un ambiente rural muy duro y se necesitan muchas manos para subsistir.



-Ya lo recuerdo, sólo espero que aún así te permita estudiar en Europa cuando te ganes la beca. En ese caso tu castigo consistirá en una semana en tu hogar realizando un trabajo de investigación sobre la influencia de la obra de 3Isaac Asimov en la historia de la robótica; además de estar al día en tus tareas y estudiar para tus parciales, e incluso, el examen final, que tendrás que realizar apenas regreses a la escuela. Ahora sí puedes retirarte.



-Gracias, pero haré lo que pueda, no puedo prometerle que lo terminaré antes del domingo pues estamos en verano y papá nos pedirá que cuidemos el ganado y los rebaños. Por cierto, ¿por qué me mira de esa forma?



-Es que me recuerdas a uno de mis mejores amigos.



Y la mente de Mengele se remonto a años atrás, al periodo entre la primera y segunda guerra mundial como si de una máquina del tiempo se tratara. Parecía revivir aquellos tiempos, cuando todavía era un ordinario joven alemán de mente brillante, que acompaño a su padre Joseph en investigaciones de campo pagadas por el gobierno alemán, para investigar la supuesta descendencia aria que tienen los gunas. Aquella labor los termino comprometiendo en la revolución guna contra la república de Panamá, la que terminaron apoyando por completo.



Al final los gunas lograron un alto grado de autonomía, sin embargo, las tensiones se mantenían en el ambiente, pero los gunas vivían la vida con normalidad o ,al menos, así procuraban hacerlo. Y es que al igual que el resto de las tribus aborígenes del continente, los gunas estaban bien conectados con su hábitat, de modo que aún estando muy ocupados en los quehaceres cotidianos, todavía podían estar alertas ante la más mínima señal de peligro.



Fue en ese entonces que un adolescente Sigfried conoció a Urraca Colman, un joven aborigen guna de mente brillante y muy comprometido con la causa de sus compatriotas. Mengele, en cambio, aunque tenía sus serias dudas sobre las conclusiones a las que estaba llegando su padre sobre aquel pueblo exótico de pequeñas personas celosas de mantener su modo de vida, había desarrollado algún grado de admiración por la determinación de ellos: su valor le parecía comparable al más feroz de los beserker arios. Aquellos puntos de vista tan disímiles pero unidos por azares del destino en una misma causa los terminó haciendo amigos.



Cierto día, mientras Sigfried les brindaba atención médica gratuita a niños gunas, fue abordado por Urracá, quien llego a su encuentro con una camisa larga de corte europeo de principios de siglo veinte, pantalón largo de tela lisa y pies descalzos en contacto con la arena, del mismo modo que Mengele.


- Listo Keyla ¿Viste que no dolió?


Mengele le mostró a la niña el diente de leche que le había sacado, todavía sujeto a las tenazas de su pinza


-¡Está completo Sigfried y ni siquiera me dolió! ¿Cómo lo hizo?


-Es para que veas que los wagas también hacemos magia, ahora ve a tu casa a comer que ya es mediodía. Te doy mi permiso para conservar ese diente de recuerdo


La niña se fue contenta corriendo con su nuevo trofeo sobre sus manitos extendidas y fue en ese momento en que Urracá comenzó a hablar.


-Nada mal para un joven que todavía no ingresa a una facultad de medicina


-¡¡Ah, hola Urracá, me alegra verte!!


-Pienso igual


- A propósito, mi padre es médico


-¿En serio? Tú disculpa que siempre lo olvide, pero Joseph Mengele se ve demasiado joven para ser tu padre


-El siempre ha sido un hombre increíble; mi ejemplo de vida. No en vano, el fuhrer le concedió la misión de venir aquí


-¿He investigar nuestros supuestos orígenes arios? Vamos Sigfried, tú no crees en esas patrañas


-Yo no tanto, pero mi padre sí; en nombre de eso se encomendó en cuerpo y alma a brindar atención médica a los tuyos.


-No entiendo lo del nombre de Thule, ni de por qué mi gente escogió colocar la esvástica de ustedes en nuestra bandera; todo me parece un absoluto absurdo. Tal vez ese es el precio que tenemos que pagar para que patrocinen nuestra lucha; de todos modos, e independiente de por qué razón lo hagan, gracias. Mi pueblo necesita todo el apoyo posible para continuar con nuestra revolución. Sin ustedes, nunca lo hubiéramos logrado


Mengele sonríe complacido


-Sabes Colman, lo que más cuenta para mí es nuestra amistad; de no ser por todo lo que está pasando nunca te hubiera conocido. Porque más que un ario, más que un guna, eres mi hermano.


Mengele extiende su mano derecha y Urracá iba a realizar el mismo gesto cuando apareció uno de los gunas en taparrabo, anunciando con aires de urgencia lo siguiente.


-¡¡Se acercan los latinos, se acercan los latinos!!


-Creo que las autoridades de Panamá todavía no se resignan a perder la comarca.


-Esos latinos buscan cualquier excusa con tal de volver a ocuparnos; creo que tiene que ver con esa lancha cargada de licor que decomisamos y que estaban persiguiendo. Pero no toman en cuenta algo: todo sucedió en nuestro territorio.


-Es la ley seca4 ; le están haciendo el favor a los americanos.



-¿Y qué? Ellos buscan cualquier excusa con tal de ocupar nuevamente nuestras tierras



Cuando apenas escucharon los primeros gritos del mensajero, todos los gunas, hombres, mujeres y niños abandonaban sus chozas o lo que estaban haciendo con la prisa de un relámpago, sin llegar a vacilar. Lo hacían en una perfecta sincronía, sin desesperarse, sin vacilar ni mirar atrás; imperaba el miedo pero también la disciplina, en medio del sonido de las ráfagas de metralla, que cada vez se escuchaban más cerca


Las mujeres y los niños se refugiaban en el centro de las islas, donde los ancianos los esperaban rodeados de cocoteras. Los hombres tomaron sus rifles y se ponían en posiciones de tiro desde dentro de las chozas, que ahora no eran más que muros de contención para los invasores.



Urraca uso una pata de cabra para abrir la tapa de una gran caja de madera, que estaba justo al lado suyo para sacar su valioso contenido: rifles mousser de fabricación alemana. Seguidamente, el joven lanzaba las armas a sus paisanos con el fin de que las pudieran atrapar; le lanzó una de manera muy brusca hacia Sigried, que le hubiera golpeado la cara si no hubiera sido por su destreza al atraparla.
-Ustedes nos hicieron un gran favor donándonos estos rifles mousser; ahora, a la carga.


En ese instante, una granada de mano cayó sobre una de las chozas cercanas a ellos, generando una gran explosión que hizo que todos cayeran al suelo. Tanto Colman como Mengele se incorporaron rápidamente: el primero corrió rápidamente en dirección a la playa alzando su rifle en señal de desafío, seguido a diez pasos por el segundo; ambos haciendo caso omiso de la lluvia de balas que venía en su dirección



- ¡¡Tú dirige el flanco derecho, yo el centro!!


- ¡¡Espera, estás demasiado expuesto, yo te cubriré hasta donde tengas que llegar!!


- ¡¡Eres un necio, niño blanco!!



- ¡¡Soy un Mengele, es un mal de familia!!



-Júpiter, ¿te pasa algo?


El doctor Mengele, quien aún estaba absorto en sus pensamientos, sacude la cabeza para hacer volver su mente a la realidad y luego llevo sus manos al rostro como si algo lo apenara.


-Oh, de verdad estoy muy apenado; sé que no estás acostumbrado a verme reaccionar de esa forma.


-Claro que no, de hecho, es la primera vez que te veo actuar así


Hubo unos segundos de silencio entre ellos dos


-Habla Ceferino, di lo que pensabas decir


-Bueno, sin duda vos estabas recordando a tu amigo a quien cho le recuerdo, ¿cómo está él?
-Él murió... salvando mi vida


Esa respuesta causó un shock emocional en el niño, que pregunto aún sin salir del asombro.


-No puede ser, en verdad lo lamento mucho ¿Y cómo sucedió? Usted disculpe mi curiosidad infantil


Y Mengele, que parecía contener algún sentimiento de indignación, respondió.


-No te preocupes por mí, entiendo que estás en la necesidad de saberlo y no pienso defraudarte: hace muchos años, yo y Marcial éramos dirigentes en una manifestación en Salta. Estábamos en primera línea, oponiéndonos a la construcción de una represa que algún político se le había ocurrido bajo el pretexto de ayudar al agro de la semi árida región patagónica, cuando de repente, un demente capitán de gendarmes ordenó disparar a matar. En medio de la confusión, él me sirvió como escudo humano.


Ceferino bajo levemente su cabeza y pregunto, no sin antes hacer cierta reverencia.


-Cuando lo lamento Júpiter, aunque me llama la atención algo: no recuerdo que tú o alguien con ese nombre hubiera participado o muerto en alguna de esas constantes manifestaciones y es que me he aprendido la historia de todas, con fecha incluida.


-¿Dudas de mi palabra?



-No, una última pregunta y disculpa la molestia ¿Qué tanto se parecía a mí?


-Mucho, ya puedes retirarte.


El joven hizo una pequeña reverencia, abrió la vetusta puerta y se fue


Al poco rato de irse, Mengele pensó en voz moderada.



-Todavía me pregunto cómo es que tienes esa prodigiosa inteligencia y nunca has comido nuestros alimentos adulterados o cómo te las arreglas para nunca salir completamente lastimado y terminar en nuestra enfermería.


Del anillo de Mengele sale una imagen holográfica en tercera dimensión. Era una cara gigante de una joven adolescente: la interfaz de su computadora.


-¿Logró convencerlo?


Al escucharla, Mengele se irrita


-No pude, ese brujo supersticioso de Pelantaro jamás va a dejar que le ponga una mano encima a sus hijos, pero tengo un plan y esta vez no fallaré.


-Buena suerte doctor Mengele


-La suerte sólo viene de seguir el plan casi al pie de la letra, tener buena disciplina y estar listo para imprevistos. Ya puedes retirarte.


-Sí señor, ¡salve Mengele!


Inmediatamente después de salir de la puerta de la oficina de Mengele, lo esperaba una niña muy bonita que al igual que él vestía el uniforme de la escuela y era algo menor; ambos eran de la misma etnia mapuche. El niño se agarró de gancho con ella con uno de sus antebrazos y comenzaron a hablar.


-Decime Ceferino ¿Cómo te fue a vos achá adentro?


-Vacha que tuve suerte Kahena; sólo castigo de una semana haciendo investigación.


-Pues tendrás que equilibrar tu tiempo: también tenes que ayudar en casa con los quehaceres diarios; hay mucho trabajo.


Él le da un beso en la mejilla


-Cuenten conmigo para todo; de eso ni te preocupes Kahena, cho nunca les he fachado


-Otra cosa Ceferino, no vuelvas a enfrascarte en otra pelea, me haces sufrir.


-Aunque cho no comencé la pelea....


-De todos modos sabes que Aicapan está envidioso de ti; será mejor que no te luzcas demasiado. Oí que todo comenzó cuando levantaste la mano para responder la pregunta de la maestra.


-Es que él es el segundo de la promoción, el que gana mejor nota; piensa que me creo mejor que él. Pero bueno – se encoge de hombros -, es su idea.


-Siempre tan generoso y gentil Ceferino, bueno, por lo menos no trates de lucirte tanto en clase; no necesitas más puntos: tus notas te apoyan.


-Lo hice para que la escucharan quienes no se la sabían. Pareciera ser que nace de mí de manera inconsciente.


-¿Sabes una cosa Ceferino? Hasta ahora no he conocido un niño con el alma tan pura como la tuya, pero tristemente vives en un mundo que no comprende eso; al menos trata de aparentar algo de egoísmo o interés personal. Tal vez así te evites unos cuantos problemas.


-Trataré.


-Bien, cha estamos algo tarde para entrar a la clase; así que apresuremos el paso para acompañarte al salón y luego irme al mío.


-A propósito, antes de separarnos quiero saber, ¿cha le pusiste los últimos toques a los planos del brazo robótico que estamos haciendo?
-Te los daré esa noche, te lo prometo.


-Recordate que estamos bastante atrasados; bien sabes que la idea es hacer ese brazo robótico para venderlo a los latinos y conseguir el dinero para comprarle a Rayo de Luz a papá antes de su cumpleaños.


-Siempre lo tengo en cuenta Ceferino ¡¡Ese cabacho está hermoso!! La verdad es que no pudiste escoger un mejor regalo


Entre tanto, Mengele los miraba desde una pantalla holográfica proyectada en el aire a partir de su anillo, mientras estaba cómodamente sentado en su oficina.



-Pequeño Ceferino, no sabes lo afortunado que eres de ser el nuevo 5Prometeo.


Notas


1. Mandungun: Es el idioma original mapuche, hablado por casi doscientas mil personas


2. Ulmen: Para los mapuches este es el equivalente a cacique o jefe de tribu. Cuando hay guerra, nombran a un toqui par la tribu. Cuando los mapuches deciden unirse para enfrentar a un enemigo común, escogen a un maputoqui (gran jefe) de una forma muy curiosa: ponen a los diversos toquis a competir entre ellos cargando un pesado tronco de árbol por determinado intervalo de tiempo; quien resiste más es nombrado el nuevo mapu toqui y por tanto el jefe de todas las tribus mapuches. En el poema “La Araucana” de Alonso de Ercilla aparece una similar en donde se escoge a Caopolican como nuevo mapu toqui y por lo tanto líder de la resistencia contra los invasores españoles


3. Isacc Asimov: Escritor y bioquímico de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica. Su obra más conocida es la saga de la fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trantor. Hay quienes dicen que George Lucas plagio el material de Asimov y creo la saga Star Wars, pero son rumores no confirmados.


4. Ley seca: Prohibición que reino en Canadá y Estados Unidos entre finales del siglo diecinueve hasta mediados del veinte del consumo de alcohol. Hay quienes dicen que esto fue el origen de la edad de oro del gangsterismo.


5. Prometeo: en la mitología griega, es el titán amigo de los mortales y el que les regalo el fuego, artilugio que él mismo robo del Olimpo y causo la indignación de Zeus. Por tal motivo, fue encadenado por Zeus para ser picoteado por un ave gigante, pero al ser inmortal no podía morir. Posteriormente lo rescató el semidiós Hércules. En otros mitos se le considera el creador de la raza humana


Continuará


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Nov 22, 2017 11:28 pm 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen


Capítulo III



Una extraña tormenta


El doctor Mengele estaba dentro de su fragata ovni Ragnaroc, causando una tormenta artificial con actividad eléctrica. Mantenía contacto con la computadora central de Nueva Thule, desde adentro.


-Señor, sus coordenadas son correctas, este es el lugar.


- Gracias por la confirmación, es hora de poner en acción la trampa.


Casi al mismo tiempo, decenas de kilómetros a la distancia, Ceferino y su hermana Kahena estaban pastoreando ganado, montados en sus caballos.


Se acerca una tormenta hermanito, debemos sacar al ganado de aquí.


- Tu toma el flanco izquierdo, yo el derecho.


Desde su pantalla holográfica, Mengele los seguía viendo con suma atención


-No se alejarán, si yo lo puedo evitar.


Sin más ámbito para vacilaciones, Mengele oprime dos veces un mismo botón, que causa que de la nave se emita un sonido que sólo las reses pueden oír; ellas se mueven en dos direcciones diferentes, contrariando a Ceferino y Kahena.


-Esto nos va a causar un verdadero problema; vos ven conmigo a sortear las reses de mi lado, el otro grupo se está acercando más a la tormenta. No creo que valga la pena ir por ellos.


-Debo intentarlo, el comercio no ha sido bueno este año; si perdemos ese hato, nos causará mayores pérdidas, entended.
-Ceferino, por favor, no seas necio.


Al escucharla a ella, titubeo por un momento, pero luego respondió


-Kahena, te prometo que volveré y si no vuelvo con el ganado, volveré de todas formas. Nos veremos en casa en dos horas; Centella es el caballo más rápido de la tribu.


Kahena asintió resignada en confiar en la palabra de su hermano. Ambos se encargaron de sus respectivos hatos, siendo ligeramente más fácil la tarea para Kahena, cuyos hatos no estaban tan cerca de la tormenta.


-Jujujajajaja, funcionó ahora te estás acercando más adonde yo quiero; computadora, prepara el cuerpo, en cuestión de minutos estaremos listos para la transmutación. Pronto, el alma del muchacho estará dentro del cuerpo de mi super guerrero omega sapiens plus.


Más al fondo de la nave, la figura de un hombre de alta estatura, bien musculoso y piel celeste recostado en una especie de lecho, que semejaba más una máquina que una cama en medio de un laboratorio, teniendo detrás de él algo parecido a un aparato de Van Graff. Y es que Mengele había creado para la ocasión un cuerpo sin conciencia, en donde pretendía transmutar el alma de Ceferino de su cuerpo mapuche.


Al mismo tiempo, a cientos de metros afuera de la nave, Ceferino estaba tratando desesperadamente de alcanzar a su hato de ganado, pero, al hacerlo, se dio cuenta de algo muy extraño en el cielo: en medio de las nubes negras de tormenta, diviso un extraño objeto metálico que parecía algún tipo de nave espacial, lo que lo dejó sorprendido.


-¡Hazlo ahora!


-Emitiendo rayo paralizante.


De la superficie de la proa de la nave emergió algo parecido a una luz de reflector, que dejó en estado de petrificación a Ceferino y su caballo Centella, paralizando sus cuerpos a la vez que los hacía levitar a varios centímetros del suelo.


-El muchacho está pegado a su caballo y nosotros queremos sólo transmutarlo a él ¿Desea que reduzcamos el alcance de la luz paralizante para que sólo abarque el cuerpo del muchacho y el animal caiga al suelo?

-No, eso sería un gran riesgo, porque los pies del chico están muy sujetos al estribo y sus manos demasiado aferradas a la brida; eso haría que el peso el animal llevara a ambos al suelo o que descuartice su cuerpo con la caída y yo lo quiero intacto.


- ¿Por qué no lo abduce con todo y caballo? Así podrá llevarlo a Friendship y experimentar con el cuerpo del chico, separado de él.


-Este es el proyecto ultra-secreto mejor guardado de Nueva Thule; es tan importante que está bajo mi supervisión y atención personal. No puedo permitir que mentes inferiores me asistan en esto. Da inició a la transmutación de la manera más quirúrgica posible.


- Activando cargas electromagnéticas.


Después, emanaron rayos eléctricos, similares a relámpagos, que luego se dispararon con precisión al cuerpo de Ceferino sin matarlo, manteniendo una descarga continuada. Al mismo tiempo, dentro del laboratorio de la nave, emanaron rayos de la máquina de Van Graf al cuerpo del super guerrero.


Los ojos del cuerpo inerte se empezaron a abrir; el experimento parecía dar resultado. Desde su nuevo cuerpo, Ceferino vio al doctor Mengele.


- ¿Sigfried qué haces aquí, es esto un sueño?


Mengele contrae los antebrazos hacia arriba con sus puños cerrados y con una expresión delirante, le dice al joven a la cara.
-¡¡Está vivo, vivo!!


-¿Doctor qué sucede?


-Señor, malas noticias, nuestros sensores detectan una tormenta solar repentina.


¡¡Maldición, eso está a causar interferencia en el sistema!!!!¿Cómo fue que no preví que ese riesgo podría ocurrir?


-Su excelencia, según sus propios cálculos, existía la posibilidad de cero puntos cero, cero uno por ciento de que esto ocurriera como resultado de este experimento electromagnético


-Pues entonces aborta.


Una serie de extraños sonidos electrónicos y luces intermitentes provenientes de foquitos oled, que cubrían todo el panel de control, se hicieron notar.


-Imposible ejecutar el comando, el proceso está muy avanzado; si llegara a anular la transmutación, el ser quedaría incompleto y no hay forma de revertir los efectos en un ser vivo.


-Si no logro anular el proceso la transmutación, debilitara los sistemas de navegación de la nave, dejándola expuesta a una pulsión electromagnética de la tormenta solar y si eso pasa los sistemas de la nave colapsaran. Por tanto, activa los sistemas de emergencia.


-Activada.


Mientras esto ocurría dentro de la nave, los rayos electromagnéticos se extendieron del cuerpo de Ceferino al del caballo y poco después, se oyó un ruido espectacular casi a niveles supersónicos y también un gran resplandor blanco de luz.


-Nivel de energía al cincuenta y cinco por ciento.


- ¿Qué está pasando? – preguntó Ceferino.


Las descargas electromagnéticas de la máquina de Van Graff cayeron de forma masiva y cada vez más intensa al cuerpo artificial causándole mucho dolor a Ceferino, cuya conciencia estaba ya alojaba allí. Repentinamente, los sistemas de la nave enloquecieron; todas las luces del tablero de control comenzaron a apagarse o prenderse de manera continua una tras otra, como las de un árbol de navidad; las chispas producidas por cortocircuitos en el interior de la fragata se sucedían sin cesar ante la mirada desesperada de un Mengele que trataba de mantener el control de situación.


Afuera, desde la proa de la nave, los rayos electromagnéticos se incrementaban en número e intensidad, causando gran dolor al cuerpo del niño y del caballo, hasta que, se desató una estruendosa explosión de enceguece dora luz blanca, seguida de una gran oscuridad. Al quedar inconsciente, Ceferino tuvo un extraño sueño: estaba él parado en el lugar más inhóspito de la Patagonia, en medio de tierra seca, muchos arbustos y amenazadoras nubes de tormenta sobre él, rasgadas por intermitentes luces de relámpago que se sucedían una tras otra seguidas ,segundos después, por ensordecedores truenos. Del cielo cayeron varios relámpagos a metros de él, uno después del otro: el primer relámpago que cayo se transformo en Pegaso, el siguiente el de un unicornio de luz blanca y los otros dos en los caballos de fuego similares a aquellos que según la biblia, llevaron al profeta Elías a los Cielos. Lo rodearon para quedar cabalgando alrededor de él, hasta que llegó un momento en que todos ellos corrieran hacia donde estaba parado para embestirlo, causando que de su boca emitiera un grito de terror. Poco después, Ceferino, con los ojos aún cerrados, se pone a pensar en voz alta


-¡¡Por Ngenchen!! Que pesadilla más horrible, esto me pasa por leer esa obra de ciencia ficción que nos exigieron en la clase de español. También siento un terrible dolor, como si me hubieran arrancado el alma del cuerpo.


Lentamente abre los ojos, para darse cuenta de que estaba siendo alumbrado por un reflector cegador. Fuera de esa luz todo lo que veía eran luces y sombras.


-¿Dónde estoy?¿Qué es esto? ¿Quiénes son ustedes?


-Alguien dijo en alemán


-¡¡Ese caballo habla!!


Al escucharlo, Ceferino bajó la cabeza y se dio cuenta que no estaba parado en dos, sino en cuatro patas, que tenía cascos en lugar de manos y pies e incluso sintió que relinchaba.


- Pero ¿Qué me han hecho?


- ¿Cómo es que nos entiendes?


-Yo entiendo perfectamente inglés, alemán, español y mapuche: los primeros los aprendí en la escuela y el resto me lo enseño mi familia.


El joven se encontraba en un área bastante oscura, únicamente iluminado por una especie de reflector de donde emanaba una intensa luz blanca. Ceferino ,aunque incómodo, logra divisar lo que parecían ser unas sombras humanas de gran tamaño y mientras una se acercaba, el chico pudo notar que vestía un traje en una sola pieza que no sabía si era de buzo, incluso tenía suela para pies impregnada a ella; nunca vio en su vida algo semejante. Sin embargo, no era más que el doctor Mengele, que no lo deja de mirar con delirio y una fijación aterradora. Al reconocerlo se anima y habla y se refiere a él diciendo.


-¿Doctor Júpiter Stein? Que agradable sorpresa, casualmente tuve una pesadilla con usted: lo imaginaba como una especie de doctor Frankestein.


Mengele no le daba la menor importancia a lo que decía. Un frío silencio emanaba de su boca


-Júpiter ¿No me reconoces? soy yo, Ceferino, tu alumno ¿Qué sucede? ¿Por qué me mira de esa forma? ¿Hay algo mal conmigo? ¡¡¡Dime algo, no te quedes callado!!



Al ver la forma en que lo miraba Mengele, Ceferino sentía cómo un hormigueo recorría todo su cuerpo y que, de alguna forma, algo había cambiado.


-Hummmm, interesante, jamás creí que fuera posible.






En ese instante Ceferino no podía comprender claramente las proporciones de lo que le había ocurrido. Sin embargo, tampoco era posible negar lo que sus sentidos le dictaban: se dio cuenta que su sombra no era la de niño, sino la de un ser muy diferente. En segundos, un sin número de imágenes pasaron por su mente; toda su vida había cambiado para siempre y ese torbellino de recuerdos y sentimientos confusos debían tener una razón de ser. Y tenía que aceptar su nueva realidad, pues de otra manera se volvería loco: se sentía inmenso, no tenía la misma movilidad de antes y vio que en lugar de manos tenía cascos de caballo; lo único seguro es que ya no era humano. Con la ayuda del reflector contemplo su propia sombra: era una bestia.


-Por favor, dígales a echos, quien quiera que sean, que me hagan humano otra vez, que me permitan seguir con mi vida e ir a su escuela. Eso todo lo que quiero y me haría feliz.


-Dices ser Ceferino mi alumno, de hecho, hablas como él, te comportas como él, sin embargo, no pareces humano. Ceferino o quien quiera que estés adentro de ese cuerpo, parece que no acabas de entender la magnitud de lo que ha pasado; ni siquiera yo con todos mis años de medicina he visto algo como esto, ya que está más allá de mi comprensión.


-¿Escuche mal o tú me estás llamando esto?


Una voz jocosa de entre el público, que evidentemente era de Hagen, hizo el siguiente comentario


-Ja, ja, ja, ja, debo estar soñando o tal vez estoy viendo una película de Narnia en donde tú eres el caballo parlante ¿Verdad amigos?
Todo aquel salón quedo retumbando en risas de carcajada


-Entonces, no fue una pesadilla, todo fue real.


-En realidad, tú me hiciste vivir una pesadilla: todo salió tan mal, que hasta creí que iba a morir con mi nave.


El ahora caballo miraba con furia e impotencia como sus captores se reían de él y cómo el hombre al que tanto admiraba se convertía en su mayor detractor. No pudo evitar que sus ojos se humedecieran con sus lágrimas


Continuara


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Dic 02, 2017 5:19 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen



Capítulo IV


El escape


- ¿Por qué se ríen de mí, les hace gracia mi tragedia?



Mengele hizo un ademán con su brazo derecho, para que todo el mundo se callara e iba a empezar a hablar, cuando Ceferino lo interrumpió con la siguiente pregunta y una mirada penetrante directo a sus ojos.


-Júpiter, tú siempre me has dicho la verdad o por lo menos me has hecho creer eso; quiero que lo hagas ahora sin más rodeos filosóficos.


-Míralo de esta forma muchacho, el profesor Júpiter Stein que tú conoces es sólo un disfraz que utilizo para entrar en contacto con los niños mapuches y la escuela, un medio para analizarlos a ustedes con el fin de ayudarlos con mi ciencia, porque mi meta real es de lo más altruista: tú ibas a ser el segundo Adán, la piedra angular con la que pretendía comenzar el reinado del superhombre. A propósito, mi nombre es Sigfried Mengele


-¡¿Sigfried qué?!


-Así como lo oyes, soy Sigfried Mengele, hijo del doctor Joseph Mengele, el mismo al que acusaron de crímenes de guerra allá por los años cuarenta y que es el fundador de nuestra gloriosa nación, Nueva Thule.


Ceferino no daba crédito a lo que escuchaba; era un verdadero balde de agua fría a sus sentimientos


- Si el doctor Júpiter nunca existió ¿Quién es usted?


- Creo que la única pregunta válida aquí es: ¿qué eres tú?


Ceferino meneo la cabeza y sin quererlo hasta relincho; era como si una tempestad hubiera derrumbado ese castillo de naipes que creía su mundo, pero sabía que tenía que reaccionar porque quedarse vacilante sería lo peor. No podía evitar dejarse embargar por la emoción y, entre lágrimas y llanto, Ceferino pregunto lo siguiente.


- Pero si en esa escuela he sido muy feliz: allí aprendí a leer, escribir, hacer matemáticas y para usted es como un experimento nazi.


-Yo no soy un nazi ni ninguno de los presentes aquí; es cierto que tenemos raíces nazis por parte de nuestros abuelos, pero ellos son una generación fracasada que quiso cambiar el mundo por medio de una tonta guerra. En cambio, nosotros lo haremos de manera pacífica por medio de la ciencia - dijo doblando su antebrazo con el puño cerrado, el rostro contraído y una sonrisa de orgullo.


-Yo a ti te admiraba


-Pues siento mucho decepcionarte Ceferino; lamento tanto que todo hubiera salido mal, aunque también deberías estar agradecido: si todo hubiese salido bien ahora tendrías un cuerpo mil veces mejor. Eso ya no podrá ser, porque, igualmente, en el fallido experimento eso se carbonizo y hacer uno así de nuevo me llevará años.


Aquellas frías palabras de Mengele entraron a los oídos de Ceferino y llegaron como un puñal a su corazón.
-Así que eso es lo que soy para usted, una especie de conejillo de indias.


-Escucha Ceferino, no sabía que todo iba a resultar así...

-Al menos devuélvame a mi cuerpo; así Centella y yo podremos salir de aquí sin mayores inconvenientes; usted no me necesita más.


-Jujujujajajjaja, debes estar bromeando con eso de devolverte a tu cuerpo ¿De verdad quieres volver a ser el inferior mapuche que eras? Ceferino, tú resultaste más tonto de lo que te creía en clase. Será interesante saber que haré contigo, pero por ahora, sólo eres una pregunta sin responder.


Le dio la espalda y se va. Luego de eso, en un alarde de locura o exagerada osadía, Hagen dijo lo siguiente.
-Dígale la verdad jer doctor, de nada vale que usted se lo oculte todo si todo es demasiado obvio: él es un proyecto fracasado, un ejemplo más de que los experimentos tipo Frankenstein no están exentos de riesgos. Usted sólo ha perdido el tiempo con él.


Enseguida se reanudaron todas las carcajadas, tan intensas, que hicieron retumbar las paredes del colosal salón


- ¿Cómo me llamaste?


El cuerpo de Ceferino/Centella comenzó a generar energía eléctrica y se divisaba pequeños rayos alrededor de su cuerpo, lo que provocó que Mengele diera la vuelta y observara sorprendido.


-Interesante, nunca pensé que lograría algo así ¡¡Él está vivo, vivooooo!! – dijo como poseído.


Hagen agregó


-Señor estoy registrando una generación de energía de un millón de kilowatts y se está incrementando rápidamente a quinientos mil kilowatts por segundo.


El caballo estaba incluso forcejeando violentamente contra el efecto paralizante de la luz.


-Hagen, ¿él también puede liberarse de nuestro rayo paralizante?


-Es una posibilidad


Hagen presiona un haz de luz, que parece un botón en su tablilla plana; a todas luces era una especie de tablero de control, lo que hace que del suelo metálico surjan algo parecido a unas pesadas bases metálicas que aprisionan las patas del caballo. Éste luego se suelta haciendo un mínimo esfuerzo de fuerza sobrehumana, dejando los restos de metal roto en el mismo lugar. El caballo siguió produciendo electricidad, como si de un generador se tratara, haciendo que los presentes instintivamente se retiraran de allí llenos de pánico.


- ¡¡¡Nada puede contener mi furia, farsante!!!!!


Sigfried Mengele se aleja de allí, a paso rápido, mientras la multitud, que abarrotaba el lugar, observa con gestos de incredulidad.


- He creado un monstruo: cada una de esas bases pesaba cuatro toneladas; casi el doble que un auto


-¡¡¡Es mejor irnos jefe, el último registro de su carga energética dio como resultado diez millones de voltios!!!


- Que es el equivalente a un relámpago


- ¡¡Creo que está generando aún más energía!!


-Esta ha sido mi obra más espectacular y también la más desastrosa. Salgamos de aquí, antes que la descarga chamusque todo este cuarto ¡¡Hasta nunca fenómeno, jujujajajajajaja!!!



Todo el mundo salió de allí, como si hubiesen seguido al pie de la letra un manual de evacuación y luego se cierran las pesadas compuertas del cuarto, dejando a Ceferino sólo. Por fin queda libre del rayo paralizador, pero emitiendo descargas eléctricas cercanas a los veinte millones de watts. Repentinamente, se da una explosión, tan intensa como la de un quásar y si todavía hubiera alguien allí, seguramente se hubiera desintegrado.


Un gigantesco relámpago sucedido por un trueno, cuyo ruido estremeció la cúpula de los cielos, salió disparado de la isla Frienship hacia algún lugar remoto de la 1Patagonia. El caballo quedó postrado en el centro de un gran cráter creado por él mismo al caer. No recordaba nada y apenas se puso a trotar enérgicamente cuando su cuerpo salió disparado de donde estaba, como un rayo que llegó a dar al otro lado del mundo, en donde chocó contra un reactor nuclear iraní haciéndolo estallar en pedazos. Instintivamente se fue de allí a la misma velocidad para estrellarse nuevamente contra una estación televisiva de la lejana 2Bielorrusia, interrumpiendo la señal televisiva del dictador de turno; luego volvió a usar su velocidad luz para caer en una base israelí, que quedó completamente destruida por el impacto; después, se fue despavorido, para chocar contra las oficinas del Vaticano, lo que lo horrorizo y el siguiente salto lo hizo chocar contra los muros del 3Pentágono.


Con el siguiente salto chocó en el cementerio japonés de 4Yasukuni creando un colosal cráter; luego, con otro impulso de su pata, se estrelló contra una base de submarinos chinos frente al mar de Japón. Justo en el momento de que observaba a sus nuevas víctimas, llegó a tener una imagen mental de donde quedaba la Patagonia, como si la viera por satélite y en vivo, de modo que pudo regresar en el acto como el relámpago que era.


Llegó allá en medio de una intensa lluvia, que dejó el pasto humedecido y resbaloso, dificultándole su ya precario caminar como caballo de tal forma que se caía a cada rato. Su mente se convierte en una especie de proyector de viejos recuerdos: las veces en que se sentía incómodo al lado de su noble pero supersticioso padre, Pelantaro, el toqui de la tribu; aquella ocasión en que Mengele lo acompañó mientras alzaba un trofeo de fútbol ganado por su escuela; los momentos en que contemplaban hermosos atardeceres sentados en glaciares patagónicos; la conmovedora ocasión en que Sigfried lo fue a visitar al hospital luego de haberse quebrado la pierna en una manifestación contra una represa que amenazaba con secar el río Negro, el que baña el territorio de su tribu... Gratos momentos que ahora no eran más que instrumentos de tortura de la fuerza del dolor; ese verdugo cruel que no respeta ni viudas, seres afligidos, o niños abandonados. Lo que más anhelaba en aquel instante era poder borrarlos de su mente, para no sufrirlos ahora que descubrió el engaño.


Si olvido esos recuerdos dejaré de ser quien soy, debo mantenerlos en mi memoria por más que duelan; así podre usarlos para cerrar éste ciclo dolor y abrir otro en donde pueda volver a empezar para lograr continuar mi camino de vida. Pero sé que hacer esto ahora es en extremo difícil; oh Ngenchen, dame la entereza para soportar esta embarazosa decisión.


De repente, logra acercarse a una charca de proporciones respetables que se formó en el suelo, por acción de la lluvia, y vio en lugar de su bello rostro de muchacho, a un caballo color azabache con crin blanca, lo que provocó que de inmediato entrara en un estado de ira y demencia incontrolable, dando un grito desesperado con una voz claramente humana. Su humanidad se había perdido para dar cabida a la bestia.


- ¡¡Noooooooooooooo!!

Notas

1. Patagonia: Así es conocida casi toda la región al sur de Argentina, limítrofe al norte con la Provincia de Buenos Aires. Su extensión es tal, que abarca más de la mitad de aquel país y es de donde son originarios los mapuches. El clima al norte es templado, con una flora y fauna parecida a la norteamericana; el sur es semiárido, de vegetación escasa, baja precipitación lluviosa y no es un lugar apto para la vida, a menos que se baje al extremo sur que está más cerca de la Antartida, el continente helado. Debe su nombre a una tribu de aborígenes de estatura elevada – ese pueblo aunque escaso aún existe y se llaman patagones, a quienes el descubridor portugués al servicio de España, Fernando Magallanes, los bautizó así por supuestamente tener pies grandes o grandes “patones”.


2. Bielorrusia: Un país de Europa oriental que limita entre Polonia y Rusia; su nombre significa “Rusia blanca”. Originalmente parte del imperio ruso, sufrió todo tipo de invasiones de alemanes, suecos, franceses y contraataques de los propios rusos; es por este motivo que sus pobladores son la mezcla de todos estos grupos que la llegaron a ocupar, de modo que tienen una cultura e identidad propia. Es gobernada por el dictador Vladimir Lukashenko.


3. Pentágono: Es el edificio de oficinas más grande del mundo y sede del estado mayor del ejército de Estados Unidos de Norteamérica. Su nombre se debe a que todo el edificio tiene la forma de un gigantesco pentágono.


4. Yasukuni: El cementerio de veteranos de guerra más famoso de Japón. Todos los enterrados allí son reconocidos por los japoneses como héroes, aunque debe su mala fama foránea al hecho de que también acoge los restos de criminales de guerra de la segunda guerra mundial. Debido a esto, todos los pueblos de Asia – con especial atención en China - , reaccionan con infamia cuando un primer ministro japonés realiza una reverencia pública a los caídos enterrados allí; generalmente este acto es realizado con más frecuencia por los políticos de la derecha japonesa. También era una tradición de los soldados japoneses antes de ir a la guerra decirse entre sí la siguiente frase: “nos veremos en Yasukuni”.

Continuará


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Dic 11, 2017 7:26 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 63844
DEberías prestar más atención a lo que escribes. Y no me refiero a tildes y comas y demás, que eso también, sino a cosas como que Ceferino llame Sigfried a Sigfried cuando todavía cree que se llama Júpiter o hablar un momento de kilowatios y al siguiente de voltios y tal.

En cuanto a la historia, a ratos es un pelín demasiado pulp para mí, pero al menos se nota que te divertiste escribiéndola y que eso es también lo que buscas del que lo lea, cosa que se agradece :D


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Dic 12, 2017 11:58 pm 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Gracias por el cumplido, pero sí tienes razón en algunas cosas; debería dar explicaciones sencillas de ciertas cosas. Si te das cuenta esta obra necesita algo más de pulimiento y por algo tú estás allí.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Dic 13, 2017 12:09 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen


Capítulo V


Ceferino trata de aprender a usar sus poderes.


Lo que no se dio cuenta el híbrido caballo/humano es que con su ira causó una pulsión electromagnética gigantesca, que logró abarcar la totalidad de Argentina y partes de Chile, además de la cordillera de los Andes. Su onda expansiva causó que a su paso todos los aparatos eléctricos dejaran de funcionar, provocando caídas de aviones e incluso de las naves de los thulenianos; todos fueron a dar al suelo con saldo de muchas muertes.


Inclusive toda Buenos Aires se quedó sin luz. En las imágenes de la visión remota que ahora tenía Ceferino/Centella, veía en toda su tercera dimensión y en todos los ángulos, el desastre causado y las víctimas vivas o muertas, atormentándose por dentro al son de la tormenta. La ciudad estaba hecha un caos. Los aviones se iban estrellando en picada al suelo, a causa de la pulsión electromagnética que provocó y estallando con grandes explosiones


-Oh poderoso Ngenchen, apenas me puedo mover como caballo y ahora necesito aprender a arreglar esta tragedia. Te ruego me ayudes a usar estos poderes.



Lo primero que hizo fue ir a cada una de las generadoras eléctricas de Buenos Aires y las regiones circundantes al norte, que eran las que más necesitaban energía, siempre guiándose por su prodigiosa visión remota que le permitía ver todo el panorama en tercera dimensión sin moverse de donde estaba. A pesar de que apenas se podía mover como caballo, tuvo forzosamente que aprender a usar sus poderes, dándose cuenta que se podía desplazar a una velocidad similar a la luz, lo que le facilitaba la cabalgata e incluso podía sentir que levitaba levemente del suelo.



Al llegar a las plantas de generación eléctrica provoca electroshocks poderosos en los generadores para revertir lo que causó. Mientras hacía esto lo sorprendieron dos guardias de seguridad que al ver a un imponente caballo brillando en intensa luz blanca quedaron con rostro atónito. Ceferino gira lentamente la cabeza hacia su dirección y uno de ellos sin saber qué hacer desenfunda lentamente su arma aunque con signos evidentes de miedo, haciendo que el otro siga su ejemplo. Como instintivamente una descarga eléctrica sale disparada del cuerpo del caballo hacia los dos guardias dejándolos en estado de muerte clínica.



-¡¡Por Ngenchen, que he hecho!!!



Ceferino se acerca cabalgando rápido hacia donde estaban desmayados cayéndose algunas veces al suelo para luego levantarse. Su fino oído no escucha sus corazones latir.


Esto lo veía mucho en ER, pero no estoy tan seguro que resulte, de modo que trataré de dar una descarga moderada


Puso los cascos de sus patas sobre el pecho de ambos hombres y con su descarga los hizo revivir rápidamente. Al abrir los ojos el caballo se había ido y el generador funcionaba.


-Vos no le digas de esto a nadie, porque no nos van a creer


Después de revertir lo que hizo con los generadores de la región norte, Ceferino se fue hasta donde estaban los aviones estrellados. Algunos casos la destrucción fue total, pero donde había sobrevivientes, el poderoso caballo apagaba las llamas al pasar cerca de ellas a velocidad luz, lo que provocaba que estas se desintegraran producto del arrastre del viento que causaba su cuerpo al correr. Pudo ver todo el daño que había causado y las víctimas que había provocado.

Esto es tedioso, apenas puedo agarrar a alguno con estas cuatro patas y aún si pudiera nada me puede garantizar que no morirán por causa del voltaje eléctrico que genera mi cuerpo. Jamás he estado en una encrucijada tan…


Pensaba esto a la vez que golpeaba el suelo con su pata en señal de frustración. Pero al hacerlo se dio cuenta que todos los cuerpos a su alrededor comenzaban a levitar en el aire, sobre todo los más ligeros y al levantar la pata volvían a precipitarse al suelo; en ese instante puso la pata contra el terreno y todo levitaba otra vez.


Por más que me cueste creerlo creo saber lo que sucede: de algún modo puedo manipular los campos electromagnéticos de cada cuerpo y eso hace que juegue con la gravedad, siendo eso aún más notable con los metales. Según 1Isaac Newton, la ley de gravitación universal rige todos los cuerpos, o sea que todos se atraen; a mayor masa mayor gravedad. Pero lo único que sé es que soy algún tipo de anomalía que causa ese tipo de efecto a menos que.., ¡¡eso es!!, al poder manipular la gravedad a mi alrededor puedo atraer a esas personas cerca de mí para así viajar con ellas a la velocidad de la luz. Ceferino, espera un minuto, ¿y si se electrocutan debido a tu poder electromagnético?, ¿si se desintegran a la velocidad de la luz?, vamos, piensa, piensa…


Segundos después, otro avión caía en picado muy cerca del lugar siniestrado en que estaba parado. Aunque había impactado a unos cuatro kilómetros de distancia, el ruido ensordecedor de la explosión llevo su grito fúnebre más allá de los confines del lugar de la tragedia. Así las cosas, Ceferino tuvo que acelerar su análisis para buscar una pronta solución a su dilema; meneó su negra cabeza equina sacudiendo sus crines blancas al aire a la vez que rumiaba.



Por Ngenchen, ahora no sé qué hacer, estoy pensando en salvar a esta gente consciente de que mi intento también los podría terminar de matar, y mientras tanto siguen muriendo en esos aparatos. Sé que es mi culpa.., ¿pero qué estoy pensando, si cha no tengo tiempo para esto ahora?, piensa Ceferino, piensa, por algo Ngenchen te dio un cerebro. Si tan sólo pudiera envolverlos en un campo de fuerza.., ¡¡Eureka!!, si todos los cuerpos vivientes tienen algún grado de energía electromagnética puedo manipularla de manera tal que logre condensarlos cada uno en una burbuja, lo que también serviría de campo de fuerza, ya sea para protegerlos de mis rayos electromagnéticos como de desintegrarse si los hago viajar a velocidad de la luz.


Pero ahora que lo pienso, también podría atraer los contundentes objetos metálicos y eso con mayor facilidad que un cuerpo orgánico, lo que haría contraproducente mi esfuerzo.


O intentar algo más: tomando en cuenta que por alguna misteriosa razón tengo un gran control sobre este tipo de fuerzas, puedo concentrar mis esfuerzos en los cuerpos orgánicos y desechar hacerlo con los metálicos; se supone que eso me facilitaría las cosas, ya que al sólo concentrar mi energía a ellos me será mucho más fácil formarles campos electromagnéticos y atraerlos a mí. Cho por mi parte también condensare mi campo electromagnético en una burbuja, de manera tal que sirva como una especie de 2 ground que hará posible concentrar buena parte de la energía mía adentro y la que sale será para mantener a la gente unida a mí y hacerlos viajar conmigo a la velocidad de la luz. Sé que lo que digo es una locura, pero no tengo más tiempo para el ensayo y el error; debo comprobar esto en el primer intento o cargaré de por vida este desastre. Creo que esto último no lo podré remediar, pero al menos mi esfuerzo me hará sentir menos culpable.


Oh poderosa alma cósmica, 3Ngenchen o como quiera que te llames, si puedes escucharme dame el coraje y la fuerza necesaria para acometer esta difícil empresa, porque no tengo más opción, 4 ¡¡marichiwew!!


Fue en ese momento que Ceferino, con su nuevo cuerpo y sus recién descubiertos poderes comenzó a ayudar a las víctimas del mismo desastre que causo. Al concentrar su electromagnetismo en la misma acción que se decidió por hacer en sus meditaciones ocurrió algo extraño: otra vez la visión remota le mostraba en su mente un área como de tres kilómetros de desierto patagón con él en el centro y alrededor de él los escombros de los aviones con pequeños puntos muy cerca de ellos, como si se tratara de una gran fotografía tridimensional. Sin una explicación aparente, su atención se enfoco en los puntos pequeños que tuvieron un aumento de forma automática, llegando a ver solamente los cuerpos humanos o lo que quedaba de ellos.


En su mente quería buscarle una explicación a eso, pero el tiempo apremiaba y sólo se limito a envolver en burbujas electromagnéticas a quienes percibía que todavía estaban con vida envuelto en la suya propia generando fuerte voltaje pero que al atravesarla perdían buena parte de su carga eléctrica, logrando atraer a todos esos cuerpos envueltos en otras burbujas formando una especie de conjunto de cuerpos con forma de círculo.


En cuestión de segundos del cuerpo central de ese conjunto – que era Ceferino con cuerpo de caballo – comenzó a emanar una luz blanca intensa que se propago hasta alcanzar el borde del círculo pareciendo una estrella enana blanca; después salió disparada como un relámpago seguida por un trueno. A todos los dejo en el hospital más cercano procurando siempre que nadie de su personal lo pudiera ver, pero se preocupaba por hacerlos descender en el espacio más amplio posible, por lo menos a más de treinta segundos de cada lugar para no causar daños a nada ni a nadie; se dijo luego que unos relámpagos dejaron como por arte de magia a centenares de víctimas malheridas o moribundas cerca de cada sección de urgencias de varios hospitales.


Continúo ayudando a todos los que pudo y a hacer descender de forma menos dramática los aviones que seguían cayendo, aunque por desgracia no pudo evitar todos los aterrizajes forzosos.


A pesar de descubrir que era muchísimo más fuerte de lo que creía, todavía le costaba trabajo pararse como caballo con tanto peso, que por suerte lo compensaba al levitar en el aire. Pero de repente en su mente pudo ver con su visión remota los objetos voladores estrellados de los thulenianos regados por toda la región y dejó su abnegada tarea de rescate para darles el toque de gracia a sus agresores. En su mente Ceferino rememoraba el momento en que ellos se burlaban de él en aquel cuarto oscuro alumbrado por esa luz paralizante sobre él.


No podía soportar en mi mente la tortura de aquel recuerdo, el momento en que echos se burlaban de mi nueva condición; no me habían dado ni un pedazo de comprensión, sólo su mofa y desprecio. A pesar de que en teoría cho seguía siendo un niño, la voz de mi torturada alma me estremecía como un terremoto cuyo epicentro venía desde lo más profundo de mi corazón:, el deseo de la venganza. Era como si cho no estuviera, sino más bien algún tipo de espíritu del mal, algún 5wekufe que causaba que entrara en un trance, siendo en esos momentos que perdía toda sensibilidad humana y me lanzaba a la carga con un frenesí que cha no me importaba mi suerte; me entregaba a la batalla sin mayor contemplación por mis enemigos.


No me importaba sino matar, matar, matar, matar o morir en el intento porque no podía contener mi furia. Oh Ngenchen cómo me hubiera gustado que me mataras en ese mismo instante…..


Los malheridos thulenianos se vieron superados por los poderes y la voluntad vengativa de aquel híbrido humano/caballo. Y mientras el caballo embestía contra varios hombres y mujeres thulenianos, vio que luego de esquivar uno de los rayos phaser desintegradores, dio hacia uno de los infortunados compañeros, quien tomó una coloración roja en todo su cuerpo y luego desapareció al instante.


Debo evitar a toda costa que siquiera me rocen esos disparos, porque los voy a…



Ese día Ceferino sacio su sed de venganza con la sangre de los thulenianos. Como el poderoso caballo que era ahora, viajaba a velocidad de la luz embistiendo con su fuerza a cuanto enemigo había por delante. Así fue como murió el niño y nació la peor pesadilla de Nueva Thule; cada noche se acostaban a dormir con la vaga esperanza de despertar el siguiente día.



Simultáneamente en la isla Frienship, Mengele veía atónito desde varias pantallas holográficas que flotaban en el aire formando una cúpula arriba de su cabeza, las diversas escenas transmitidas desde los dispositivos escondidos de las naves estrelladas cómo una ráfaga eléctrica. Por momentos, parecía tener la forma de un caballo de luz blanca y ojos con el brillo de soles, y acababa con lo mejor de su ejército a la velocidad de la luz.



- Doctor, usted tiene razón: ha creado un monstruo


- Hagen, por favor no me lo recuerdes más; yo lo cree y yo lo voy a destruir, pero mientras hallo la forma debo asegurarme de que nuestros hombres, mujeres y equipo no sigan siendo destruidos además de ser descubiertos por esas razas inferiores. ¡Computadora, comuníqueme de inmediato con el mayor Aku Sakata, jefe de la armada espacial!


-Enseguida doctor Mengele.


Aparece en tercera dimensión como si realmente estuviera parado en el laboratorio un fornido hombre de rasgos asiáticos, con el mismo uniforme de una sola pieza pero azulado y parecido al de piloto de pruebas de un futuro lejano. Su estatura podría parecer algo más baja que sus contrapartes pero seguía siendo bastante más elevado que el promedio mundial y a pesar de exhibir algunas canas y algo de edad se seguía viendo muy viril.


-¡Hail Mengele!, ¡Hail Nueva Thule! ¿Qué se le ofrece comandante?


- ¿Cuántas naves nodrizas tienes a tu disposición?


-Mi señor, actualmente hay dos sobrevolando la tierra, una al otro lado del mundo y la otra sobre la estratosfera de la región en donde se ubica nuestra capital Frienship, ¿desea algún transporte masivo de tropas o recogerlas de donde están?


- Mírelo usted mismo


Mengele le mostró a la figura holográfica del veterano militar la misma pantalla proyectada en el aire en donde se podía apreciar la gran cantidad de naves espaciales estrelladas y sus supervivientes siendo masacrados por un estruendoso relámpago.




- ¡Esto es un desastre! No solamente no sé qué es esa cosa que ataca a nuestras languidecientes fuerzas; son muchas las naves accidentadas y los supervivientes demasiados para poderlos llevar todos en las dos naves nodrizas. Las hay estrelladas en la misma cordillera de los Andes y aún teletransportarlos de allí a la nodriza requeriría un enorme grado de precisión para no causar accidentes ni a nosotros ni a ellos.


- ¿Y si usamos muchas más naves nodrizas?


- Me temo que eso requeriría de toda nuestra flota distribuida en el sistema solar si queremos hacer el rescate a la perfección y con toda la paciencia que se requiera dado la gravedad de la situación. El único inconveniente es que realizar esta tarea de rescate nos dejaría a merced de que las razas inferiores nos detecten con sus primitivos medios de rastreo, lo que nos dejaría en una posición vulnerable cuya única solución sería una confrontación militar. Señor yo estoy a favor de realizar el rescate ¡¡Es hora de que esas razas inferiores descubran quiénes son sus nuevos amos!!


-No
Hagen Gunnar intervino


-¿Señor por qué? ¡¡Es una locura!!


Sakata agregó lo siguiente


-Usted está arriesgando la vida de hombres y mujeres valientes...


-Cambio y fuera


El holograma de Sakata desapareció de la vista


-Computadora, active el mecanismo de autodestrucción de cada una de las naves detectadas ahora.


-: Secuencia de explosión nuclear controlada activada.


- ¡¿Pero qué hace, está condenándolos a morir sin causa justificada?!!


-Estoy protegiendo nuestro modo de vida, si ellos y ellas caen en manos de las autoridades de los seres inferiores, descubrirán la existencia de nuestra república y nos declararán la guerra, que por cierto ganaremos. Pero nuestra intención nunca ha sido destruir al resto de la humanidad; ellos se extinguirán solos producto de la selección natural, que no debemos alterar de ningún modo porque cualquier daño al planeta nos lo haremos a nosotros mismos. Al final sólo prevaleceremos nosotros, luego el superhombre. Es más, ya no puedo revocar la orden de autodestrucción; ese comando no existe, por lo que sólo cuesta rezar por las almas de nuestros guerreros.


-¿Antes de programar a nuestra computadora central con esos comandos, nunca tomo en cuenta que de todas formas habrían miles de testigos que nos podrían ver, que sus rústicos medios de comunicación podrían revelarnos a sus gobiernos?


-Ja, ese asunto es lo de menos, ya verás que dentro de unos días todo esto les parecerá tan increíble a sus pequeñas mentes que creerán haberlo alucinado. Los daños colaterales son muy difíciles de evitar, pero si rescato a nuestra gente, será aún peor.


Mengele se aleja de Hagen y cuando ya estaba como a unos seis metros de distancia Hagen dice un leve murmullo con los dientes contraídos.


-Inhumano miserable....


-Mi querido Hagen, si no estás de acuerdo con mi liderazgo, puedes utilizar la cláusula Herman que está contemplada en la constitución y retarme a un duelo a muerte para definir quién de nosotros termina siendo el presidente de la república


En un fugaz parpadeo Hagen mira de reojo hacia atrás, pero éste, que ahora se encontraba a un costado de él. Le dice lo siguiente.
-Pero sabes muy bien que no aceptaré porque todavía me eres muy útil, es difícil conseguir un asistente como tú.


Mengele volvía a retirarse caminando y al rato volvió a girar la mirada a Hagen y dijo.


-No te preocupes Hagen, aún no he logrado descubrir el secreto de la inmortalidad, así que puedes pensar en presentar tu candidatura en las elecciones generales dentro de diez años, tal vez me ganes dentro de doscientos años, jujujajajajajaja


Mientras Mengele reanudaba su retirada, Hagen pensó con sus dientes contraídos y sonrisa de furia disimulada.


-Juro que antes de cumplir los ciento sesenta años yo te voy a derrocar, brujo.


En diversas partes de Sudamérica los ciudadanos comunes están siendo confrontados por gigantescos humanoides malheridos que salían de destrozadas naves. Sus autoridades trataban de detenerlos con sus débiles armas, pero eran incapaces de darse cuenta que aquellos trajes de una sola pieza tenían la propiedad de absorber los impactos de sus balas causando muy agudos dolores pero sin matarlos y a la vez que respondían con su descomunal fuerza y rayos desintegradores; luego eran apabullados por lo que parecía una especie de rayo que en esos momentos fortuitos salvaba a las víctimas. Todas las imágenes aparecían en youtube y los noticiarios.


De las naves destrozadas salían disparadas ráfagas de rayos desintegradores que en lugar de matar a los intrusos lo hacían con los humanoides seguido de una explosión en forma de hongo sin tallo que se expandía rápidamente por todo el perímetro donde estaba la nave y varios metros alrededor, para ser absorbidas luego por un pequeño agujero negro de corta duración que además de frenar la explosión la hacían retroceder hasta que se desintegraba por completo, dejando en el lugar una mancha quemada en forma de base de nave espacial. Los infortunados que no murieron a causa de los gigantescos humanoides terminaron desintegrados por aquella explosión nuclear controlada; el propio Ceferino fue separado de sus rivales por la onda expansiva de la bomba que también le causó ceguera, pero segundos después sus ojos se auto sanaron por completo como si tuviera poderes regenerativos.


Mientras, en el palacio presidencial de Casa Rosada, el presidente argentino llama a su alto mando


- General Giorgio Cavani ¿Vos sabe qué pasó?


Aún no su excelencia, parecía una escena de la guerra de los mundos donde muchos compatriotas perdieron la vida brutalmente y luego estos gigantes se desintegran en medio de una gran luz blanca que aparece y desaparece.


- ¿Cuál es el saldo de víctimas?


-Creemos que de mil personas y nuestros contadores geiger detectaron leves niveles de radiación en aquellos lugares.


-Ordena un comunicado que diga que algún bromista hacker quizo desinformar la población, con una supuesta invasión extraterrestre.
- ¿Vos está loco?, las imágenes se han distribuido a todo el mundo incluso en CNN, hay testigos y las víctimas son ciudadanos argentinos que aparecen en el registro público.



-Nosotros no podemos explicar lo que pasó y si alarmo a la población con supuestos buzos gigantes asesinos voy a perder la reelección; esta es una orden o lo voy a destituir a usted como voy a hacer con mi ministro de comunicaciones por supuestamente no darse cuenta que fue todo un montaje mi querido general.



- Sí, su excelencia.



Continuará




































Notas
1. Isaac Newton: Científico británico descubridor de la ley de gravitación universal. Cuenta el mito que la descubrió luego de ver caer una manzana de un árbol
2. Ground: En términos de electrónica, ground o tierra hace referencia al punto en los circuitos electrónicos en el que se miden los voltajes, un camino común de retorno para corriente eléctrica o una conexión directa a tierra.
3. Ngenchen: Es el dios único de los mapuches
4. Marichiwew: El grito de guerra mapuche
5. Wekufe: Según los mapuches, son las almas en pena que aún no han ido al lugar de instrucción y por eso le causan agravio a los vivos. No son considerados seres buenos.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Dic 14, 2017 2:00 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 63844
Pensé que Mengele había muerto cuando se cayó la nave al convertir a Ceferino en caballo... Eso tendrías que dejarlo más claro.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Ene 14, 2018 3:29 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Gracias por tu comentario


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Ene 24, 2018 11:28 pm 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
https://4.bp.blogspot.com/-vOSd7Bk431o/WKTIHYnQCuI/AAAAAAAAF4s/0GdGqkElwnQZkoaGz9nn1hV2sfRkTKhEgCK4B/s1600/LetrerodeRel%25C3%25A1mpagoelcaballo.jpg



Capítulo VI


Ceferino invade Nueva Thule


Apenas unos cuantos segundos después de que recuperara milagrosamente la vista, tuvo nuevamente otra de sus visiones remotas, esta vez del archipiélago de Nueva Thule y logró contemplar las muchas instalaciones que había en sus islas además de sus habitantes. Utilizando los campos electromagnéticos del planeta se elevó por primera vez a los cielos como si por fin estuviera en facultad de usar todos sus poderes y se transportó hacia allá muy velozmente, tratando de localizar la isla Frienship. Pero la isla no estaba donde su visión remota le indicó y por más que utilizó este recurso nuevamente sólo sirvió para descubrirle todas las demás instalaciones en las otras islas
¿Dónde estás maldita sea?, ¿por qué puedo recibir todas las señales electromagnéticas que vienen de ti pero no encuentro tu posición geográfica si eso debería ser más que obvio?



Mientras tanto Sigfried Mengele lo veía desde una pantalla holográfica.


-Jujujajajajajajaja, ese tonto cree que logrará encontrar nuestra bella capital, pero no se imagina lo que le espera.


En ese lapso de tiempo aparecieron de la nada una flotilla de naves espaciales para rematarlo, a lo cual Ceferino no vaciló y utilizando su velocidad de Relámpago sorprendió a una de ellas; la atravesó con su casi indestructible cuerpo haciéndola explotar en el acto con todos sus restos cayendo en el mar.


- ¡¡¡Che, ¿con que quieren un pedazo de mí?, tenéis que probar primero!!!!!



Ceferino intentó sin éxito derribar a las demás naves, que demostraron ser un adversario más digno de lo que se imaginaba principalmente porque se movían tan rápido como él, a la vez que trataba de esquivar sus mortíferos rayos phaser, de los cuáles conocía bien su efecto. Todas realizaban maniobras evasivas sin llegar completamente a la velocidad de la luz porque eso les estorbaría, ya que si iban demasiado rápido les sería más difícil controlar la nave y tendrían una mayor imprecisión en los disparos. Sin embargo, todas seguían rodeando al caballo volador.


Una de las naves se logró poner justo en frente de él, lo que no le dio a Ceferino suficiente tiempo para reaccionar. Ceferino creyendo que llegaba su fin, cerró los ojos justo antes de que esta disparara su phaser, pero sin darse cuenta logró proyectar un campo de fuerza que hizo rebotar el rayo haciéndolo volver a la nave que lo disparó y esta se disolvió en el acto. Luego escuchó con su agudo sentido auditivo una nave que iba a embestir contra él y la llegó a golpear con sus poderosas patas traseras justo a tiempo, dejándola en malas condiciones. La imagen holográfica de Aku Sakata, gran almirante de la armada espacial aparecía frente a Mengele.


-Mi presidente, solicito permiso para que se realice un aterrizaje forzoso en una de las islas, una de las naves está al borde del colapso.


-Permiso concedido, jer Sakata ordene a la primera flota de defensa de Nueva Thule que cubra la retirada del piloto.

-Sí señor


Eso fue precisamente lo que hicieron por medio de sus maniobras y rayos phaser, que mantuvieron ocupada a la bestia mientras la humeante nave se retiraba.


En ese lapso, Ceferino realizó otro acto increíble al probar sus poderes electromagnéticos en una de las naves, que logró mover con su descomunal fuerza y estrellarla contra otra haciéndolas estallar en el acto. La nave más cercana a la colisión al estar bien protegida con su campo de fuerza sólo quedó seriamente averiada, mientras otra menos cercana sufrió un alto bajón de energía en el suyo sin sufrir aún serios daños. Sin embargo, eran varias docenas de naves veloces iban cercana a la luz, pero lo suficientemente maniobrables como para seguir siendo un digno rival del equino.


En medio de la refriega y mientras se defendía de los rayos phaser, los torpedos de fotones y las embestidas de aquellas naves con sus barreras electromagnéticas además de buenos reflejos, la poderosa bestia logró divisar una base militar en una de las islas. Se dirigió hacia a velocidad de relámpago, atravesando el campo de fuerza que la protegía con suma facilidad logrando destruir toda la instalación por completo; aquella proeza hizo que Hagen admitiera lo siguiente.


-Esa barrera era lo suficientemente poderosa como para detener un transbordador espacial a toda marcha de los seres inferiores, ¿señor me escuchó?


-Computadora, deme acceso a la red para dar un mensaje en cadena nacional.


-Oh discúlpeme, usted está otra vez cien por ciento fríamente concentrado en lo que hace, así que con su permiso me retiro


-Acceso concedido – respondió la computadora


-Ciudadanos de Nueva Thule, les habla su presidente Sigfried Mengele, para anunciarles que estamos ante una situación de guerra en nuestro propio territorio. Por favor tomar todas las rutas de evacuación existentes, tal como se han realizado en los múltiples simulacros. Serán escoltados por los miembros de la guardia insular de Nueva Thule y el servicio nacional de emergencias hacia nuestros refugios subterráneos a prueba de desastres. Gracias por su comprensión.


-Computadora comuníqueme con el comandante de las fuerzas terrestres Adolf Hindenburg.


-Enseguida presidente.


Mientras Sigfried seguía fríamente concentrado en acabar con Ceferino, Hagen se retiraba discreta pero rápidamente del lugar con toda la agilidad que le permitía ser un omega sapiens. Cuando ya estaba unos pasos fuera de la entrada del laboratorio, le apareció el holograma en tamaño natural de su líder.


¿Hagen, me pensabas abandonar tan discretamente mientras más te necesitaba?


Vacila pero justo a tiempo reacciona para hablar


- No señor, yo sería incapaz de eso, pero no creí que yo fuese tan necesario en ese momento.


-Pues ahora sí te voy a hacer necesario, reúne a los mejores especialistas de Nueva Thule y quiero que en tres días me tengan los planos completos de un sistema aislante de alto voltaje para contener a esta bestia atronadora.


- Señor esto generalmente tomaría semanas, yo no creo....


-Pues esto es una emergencia nacional y si tienes una idea mejor dímela ahora.


-Yo propongo que....


- Tu tono no me convence ¡¡Una orden es una orden!!!


Con aire de resignación Hagen responde


- Lo que usted diga jer presidente


-Computadora fin de transmisión, espero que lo hagas Hagen o sino tú serás mi próximo…


Hizo un chasquido en el puño


-¿Ésta insinuando algo su excelencia?


La voz venía del holograma que estaba detrás de él, que proyectaba la figura del general de las fuerzas terrestres de Nueva Thule, a quien Sigfried se supone que debía impartir órdenes en ese momento. Aunque todos los de su pueblo estaban genéticamente alterados para ser casi super humanos, Basil apenas pudo escuchar los murmullos de Mengele.


-Nada, absolutamente nada


Una profunda mirada intimidante de ojos azules se clavo en el rostro de Basil


-Ejem, prefiero concentrarme en la crisis que nos atañe, ¿señor cuál es su orden?


-Comandante Hindenburg, ¿cuál es el estado de nuestras defensas y nuestras instalaciones ante el ataque de nuestro enemigo?


-Lo que le voy a comunicar no es muy alentador, ya que por primera vez en nuestra historia un enemigo logra penetrar las defensas del archipiélago pero lo más inusual es que está causando daños considerables….


-¿De qué porcentaje estamos hablando?


-De aproximadamente un seis por ciento de destrucción y en diez minutos rebasará el once por ciento. Estamos intentando desintegrar esa cosa con rayos phaser que hasta ahora han sido ineficaces y si disparamos lo torpedos de protón causaremos tanto o más daño colateral que lo que está provocando eso.


- Es hora de activar el cinturón de defensa de Nueva Thule.


-Pero eso no se ha realizado nunca, usted mismo dijo que los seres inferiores jamás nos podrían invadir con su caduca tecnología, eso sólo estaría reservado a amenazas de civilizaciones más avanzadas.


- Es una orden, computadora, comuníqueme con los titulares de marina y fuerza aérea ya!!, es hora de que todos apretemos el botón índigo.


El botón índigo era el que activaba el cinturón de defensa de Nueva Thule, un artilugio de ingeniería de punta que transformaba todo el archipiélago en una super fortaleza. Las edificaciones civiles cambiaban de forma muy rápidamente como si se tratarán de gigantescos juguetes de armar en donde se observaban como diversas partes por medio de mecanismos y engranajes existentes en sus estructuras se compactaban o cambiaban de forma para dar lugar a torretas, torres de vigilancia, techados vanguardistas que se abrían dejando espacio para que subieran a la superficie poderosos cañones de tecnología aeroespacial; edificios que se movían hacia un lado dejando visible en el borde en que se encontraban unas ranuras de cierto grosor de donde ascendían unas murallas de un metal desconocido. Pero para activarlo se requería del comandante de fuerzas terrestres, el de fuerzas navales, el de la fuerza aérea y el propio presidente. Con todo listo, Mengele dio la orden.



- ¡¡¡Fuego!!!!


El cielo se cubrió de interminables misiles de protones que iban disparados hacia el caballo, que descubrió que su potente campo de fuerza electromagnético apenas le bastaba para poder protegerlo de los impactos de esas armas y las que lograba evadir se regresaban a su dirección. Pero lo más impresionante de todo fue que toda el área en donde se encontraba en archipiélago se cubrió de un gigantesco campo de fuerza generado desde la luna que para un observador desde afuera sólo se contemplaría la vista panorámica del paisaje, pero para cualquier infortunado que se encontrase adentro el cielo se vería de color naranja. Tanto la luna como el archipiélago estaban protegidos por este.


- Jujujajajajja, veamos qué te parece éste nuevo juego, fenómeno


- ¿Por Ngenchen que es esto?


Frente a él se proyecto una gigantesca imagen holográfica de Mengele que parecía estar parado en el mar mientras lo mira fijamente con sus inmensos ojos. Una repentina pausa se dio en las hostilidades, como si ese ser que ahora semejaba una deidad hubiera paralizado todo con su poder


-Eso mi querida bestia es nuestro cinturón de defensa, está diseñado para acabar tanto con amenazas externas como internas. Lo tenía reservado para un enemigo extraterrestre pero tú eres el primer voluntario que tendrá el honor de estrenarlo y por cierto tuviste suerte de no estar en el área en donde se activo la barrera, ahora mismo serías carbón. Tienes diez segundos para decidir rendirte, te prometo que mis experimentos contigo serán lo menos dolorosos posibles, quizá en una de esas recuperes tu cuerpo.


Ceferino le escupe saliva directo a la cara y responde


-Vos crees que después de lo que me hiciste sufrir pienso entregarme de esa forma, pues te diré mi respuesta, ¡¡¡jamás me rendiré maldito desgraciado!!


-Eres tan predecible como cualquier niñito jugando al héroe, ¡¡pues entonces vamos a jugar, abran fuego y que siga la fiesta!!, jujujajajajajajaja


Luego de que se desvaneció el holograma continuaron los disparos de torpedos de protones que fallaban o eran destruidos por él, de rayos de todo tipo que no daban a nada y las acciones de un híbrido caballo/humano con poderes electromagnéticos muy audaz. Por donde iba era acosado por las naves espaciales o disparos de toda clase de armas y si trataba de embestir a una isla interminables ráfagas de torpedos iban hacia él. Se estaba cansando y dentro de poco su barrera electromagnética no le serviría de mucha protección, además que de todas maneras tenía en todo su cuerpo heridas de distinta gravedad. Fue así que opto por la única decisión posible: escapar.


Intentó embestir contra la barrera naranja como si de un relámpago se tratara, pero terminó rebotando como pelota de goma y casi se estrella con el mar reaccionando justo a tiempo para levitar a unos cuantos centímetros por encima de él. Al ver lo imposible que parecía tal hazaña, se le ocurrió una idea descabellada pero esperaba que eso funcionase; levitó hacia arriba hasta el límite de la barrera como si quisiera ser un blanco fácil. Todos los rayos y los torpedos iban hacia él. Un Basil Hindenburg con una sonrisa triunfal dijo lo siguiente.
- ¡¡¡Ahora sí lo tenemos jefe!!!!


Pero Mengele se limitaba a observar a la bestia fijamente con mirada serena y expresión de delirio.



-Sé que nunca he intentado algo como esto, es más, ni siquiera entiendo muy bien cómo lo haré. Pero también sé que esta primera vez podría ser la última, así que lo voy a hacer. Amado Ngenchen, a ti te suplico en esta hora de mi muerte que me des el valor y la entereza para acometer esta locura y si aún así no tengo éxito, por nada del mundo permitas que Mengele siga haciendo daño a mi familia y a mi gente. Ahora sí es momento de ir a la carga ¡¡Marichiwew!!


En el último instante en que lo iban a alcanzar, giró como si se tratara de una gigantesca retroexcavadora de luz siendo de esa forma que subió hacia la barrera, seguido de la lluvia de torpedos y rayos que iban detrás de él pero que al hacer contacto con la barrera explotaban de modo que fueron estallando uno tras otro mientras seguían a la bestia, lo que minaba poco a poco la resistencia de la barrera. Entre Ceferino que era la punta y la cadena de explosiones se podía contemplar un espectáculo de luces que semejaban un cometa que atravesaba un cielo naranja, hasta que al fin pudo escapar, sorprendiendo a todos mientras Mengele seguía mirando con expresión de delirio.


El problema fue que el caballo se elevó tan rápido al cielo que quedó suspendido a la misma altura que los satélites sobrevuelan la tierra, lo que causaba que estuviera quedándose rápidamente sin oxígeno y en su desesperación ni siquiera usó su visión remota para ver a donde ir; en eso regresó como relámpago a la tierra para estrellarse contra un iceberg que en ese momento se dirigía hacia el Perú vía la corriente de Humbolt. La poderosa bestia queda atrapada entre los grandes escombros que causó, inconsciente pero vivo. Y mientras sus heridas sanaban a una rapidez escalofriante, empezó a cantar mientras dormía O sole mío.



En sus sueños rememoraba aquella vez que él y su hermana participaron en un recital en Roma durante su participación en el concurso internacional Luciano Pavarotti. Ceferino tocaba el piano mientras su hermana cantaba a su lado aquella canción pero de forma tal que parecía más la voz de una cantante de ópera consagrada de más edad. La canción era O sole mío. Recordó el momento en que los anunciaron ganadores, la premiación, de cómo los colmaron de honores hasta recibir del propio presidente de Argentina la mayor condecoración que les podía ofrecer en su país y el titular que salió al día siguiente en un periódico local con una foto de ellos dos con su padre al fondo, Sigfried Mengele a la derecha y el presidente a la izquierda; todos con amplias sonrisas en sus rostros y el titular decía: “Pareja de niños mapuches que ganaron el Luciano Pavarotti son condecorados en la Casa Rosada por el presidente”.



Igualmente en otro lugar de la Patagonia alguien tuvo el mismo sueño: una hermosa niña mapuche acostada boca arriba en su cama, con una pijama sin mangas ni cuello que dejaba al descubierto parte de su atlético cuerpo, la manta arrugada cubriéndola hasta el pecho y la tenue luz del nuevo día filtrándose por los marcos de su ventana francesa que estaba alcanzando los extremos de la cama pero de una manera muy pausada; tal vez era la propia naturaleza que movida por la compasión no la quería despertar. Pero para bien o para mal, nada de esto impidió que levantara todas sus extremidades superiores a la vez que lanzaba un grito de alerta que rompió la armonía del silencio.
-¡¡Ceferino!!


Continuará


Última edición por Meru el Dom Mar 04, 2018 5:45 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Ene 27, 2018 6:23 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 63844
Muy buena la imagen de los edificios retorciéndose en plan transformer :cunao:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Mar 04, 2018 5:45 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Imagen



Capítulo VII


En busca de Ceferino


Kahena era un nombre muy extraño para una mapuche; su padre le había puesto aquel en honor de una reina bereber con fama de mística que murió resistiendo la invasión de su país por parte de un ejército musulmán. Se había despertado de su cama sobresaltada, luego de tener un sueño que le recordó aquella vez que junto con su hermano habían ganado el concurso Luciano Pavarotti de recitales. Abrió las puertas de madera que cerraban su ventana desde donde se contemplaban los establos de los caballos y más allá se podían apreciar de manera borrosa los picos de las cadenas montañosas más noroeste por la cordillera de los Andes, los valles y los coloridos paisajes de la campiña patagónica bañados por los primeros rayos de sol. Esa visión permitió por un momento despreocuparse de sus inquietudes cuando de repente apareció la cabeza su yegua color chocolate oscuro por el espacio abierto de su ventana a salpicarle con su lengua.


-Je, je, Mariposa gracias pero me estás haciendo cosquillas (la yegua responde con un relincho suave), te veré luego que tengo que ir a la escuela.


Procedió a bañarse en el baño comunitario, que tenía varias duchas e inodoros muy limpios. Y es que el área en donde se encontraba el rancho de su familia estaba dentro de la frontera entre la Patagonia norte y sur, de modo que todavía era un área habitable en donde se podía cubrir las necesidades básicas. También era un hostal de campo para turistas administrado por la tribu Tahiel de origen mapuche. El agua potable provenía en parte del Río Negro, que era el límite natural entre las provincias del norte y la Patagonia, los numerosos pozos subterráneos de donde se sacaba el agua por medio de rudimentarios grifos y un gran tan que almacenaba la que caía de la lluvia.


Tras haberse arreglado y puesto el uniforme de la escuela del doctor Mengele se dirigió al lugar más amplio del rancho; una sección que de gallinero con el tiempo pasó a ser un comedor con amplias mesas rectangulares abarrotadas de sillas para comodidad tanto de huéspedes como de gente de la tribu. En la mesa central al fondo, delante de un gran cuadro antiguo que muestra una batalla entre mapuches y soldados argentinos del siglo diecinueve, se sentaba el gran patriarca, el toqui Pelantaro Tahiel, un hombre alto para cualquier raza y con cicatrices de guerra visibles hasta en la cara. La niña salió corriendo hacia él para envolverlo en un fortísimo y tierno abrazo que llamo la atención de los presentes, huéspedes incluidos.


- ¡¡¡¡Papi!!! – Gritó bañándolo de besos-, veo que ordenaste cambiar el viejo cuadro de lugar.
-Hija mía, esto lo hago para honrar nuestro, de ese modo en este concurrido lugar todos los miembros de la tribu rememoraran la batalla que nos permitió establecernos aquí, al lado de ese pequeño río helado que nos provee de agua y irriga nuestras fértiles tierras.


La batalla sucedió a finales del siglo diecinueve, cuando las nacientes república argentinas y chilenas querían resolver de una vez por todas el problema mapuche; aquellas indómitas tribus que ni el otrora todopoderoso imperio español logró sojuzgar. Fue una campaña en donde se utilizaron armas modernas, estrategias y sobre todo el contrabando de licor para poder debilitar la voluntad de estos guerreros.



Una de las figuras que más sobresalió en el conflicto el toqui Jerónimo Tahiel, tatarabuelo del actual, a quien le tocó defender sus tierras del ataque del hombre blanco. En la batalla decisiva logró burlar la ventaja numérica y tecnológica del adversario utilizando su buen conocimiento del terreno para tender una feroz emboscada, llegando a matar al general Humberto Mata, descendiente directo del prócer de la independencia San Martín. Esto obligó al gobierno argentino a firmar un acuerdo de paz con el toqui. Él fue un vencedor generoso, no quiso independizarse de Argentina; sólo le bastaba que le reconocieran el derecho de su tribu a preservar su tierra y a trabajarla.


-JerónimoTahiel fue un gran hombre


-Y el más grande de nuestros toquis, espero lograr emularlo, pero vos no te levantaste temprano para hablar de tu bisabuelo.


- Tenes razón, anoche volví a soñar con Ceferino.


Su padre se levanto de su silla y la envolvió con un caluroso abrazo


- Hija mía, sé que eso te aflige demasiado.


Sin embargo, parecía que la guerra de dos siglos atrás no había terminado, ya que las manos del toqui parecían algo más gruesas incluso para un hombre de su inmenso tamaño; tuvieron que coserles fragmentos de piel en sus sangrantes heridas producto de una seria escaramuza que lo enfrentó contra unos gauchos argentinos, por un asunto complicado de tierras de pasto para ganado. Incluso tenía una cicatriz en la cara que cruzaba su rostro diagonalmente desde su ojo izquierdo hasta la comisura del labio derecho que parecía una lengua de fuego. En la tribu Tahiel las personas que ganaban cicatrices en combate eran muy respetadas, es por eso que debido a la forma de la herida en el rostro al señor Pelantaro lo apodaban sus congéneres con el nombre de.


-Llamarada fulminante ¿De verdad debemos dejar de buscar?


Había tomado el periódico del día que el señor Tahiel tenía al lado del desayuno para mostrarle el titular que decía: “Gobierno da por muerto a joven mapuche ganador del Luciano Pavarotti”, con la foto de Ceferino al fondo. Mientras ella hacía esto, todos los demás miembros de la tribu que estaban en el resto de las mesas voltearon la mirada del desayuno hacia ella y el toqui debido al sugestivo diálogo entre Kahena y él, en espera de la conclusión de aquel diálogo. En ese momento el toqui enciende la pantalla de plasma que está al fondo con su control remoto, cambia una serie de canales hasta que da con un programa de noticias en donde una voz femenina de periodista habla de Ceferino mientras presentan videos viejos de cuando gano varios concursos.


-El joven mapuche Ceferino Tahiel, orgullo de los suyos y gloria del país ha sido declarado oficialmente muerto, lo que sumado a las frías temperaturas que experimenta la región patagónica en estos últimos tiempos, dan por terminado las labores de búsqueda. Cabe señalar que este no ha sido el único caso de desapariciones que se ha dado en esa región, pero sí es el primer caso significativo, lo que enciende las alarmas dentro de las más altas esferas de poder al no saber qué hacer…


El ulmen apaga el aparato casi al mismo tiempo que se escucha el sonido un convoy de vehículos cuatro por cuatro.


-Para ellos ha terminado, pero para vosotros no, somos mapuches y no conocemos el miedo. Desde hoy comenzaremos la búsqueda, ahora vos tenes que irte con los demás que ya vinieron los transportes de la escuela Germano-mapuche.

Ella y otros mapuches adolescentes en edades que variaban de los seis a los dieciocho años se montaron en una caravana de grandes vehículos cuatro por cuatro grises, con cuatro puertas cada uno, amplio espacio, ventanas semi ahumadas y con la insignia de la escuela de Mengele en la puerta. Ese día la niña tenía que leer una composición escrita por ella para ganar una nota, siendo el tema que escogió su hermano Ceferino. La clase se estaba desarrollando en el dialecto mapuche de los niños/as.


-Hoy voy a hablarles sobre mi hermano Ceferino, tal vez ustedes lo conozcan, ya que él y yo hemos participado en numerosos concursos representando a Argentina y nuestra nación. Con él yo aprendí muchas cosas como atrapar novillos con el lazo, a disparar una flecha al blanco, a imitar el sonido de pájaros e insectos, incluso juntos nos leímos un manual de robótica básica y desde entonces hemos creado uno que otro robot. Pero fue un día como hoy hace ya tres semanas, mientras estábamos cuidando el ganado -mientras leía esto sollozaba y le salían lágrimas de sus ojos-, me dijo que lo esperara mientras hacía regresar unos hatos que se iban en desbandada y entonces……


Rompió en llanto, cayendo de rodillas en el piso y enjugando con sus lágrimas su cuaderno. La maestra se agacho para consolarla.


-No llores niña, sé que es un recuerdo triste y es preferible que abandones la clase momentáneamente hasta que te sientas cómoda para regresar


-Snifff, gracia…graciaasss maestra, snifff, sniff


Luego de finalizadas las horas de clase la maestra se va a un rincón oscuro entre los camerinos, extiende su brazo izquierdo que tiene una llamativa pulsera, de la que sale proyectada la imagen en tamaño normal de Sigfried Mengele. Ambos hablan en alemán.


-Señor Mengele, disculpe que lo moleste pero tengo una información que le puede interesar.


- Dime cariño


-Se me ocurrió que para poder atrapar a su monstruo podríamos usar a la hermana del muchacho llamado Ceferino.



-Ceferino, hummm…, ya lo recuerdo….


En ese mismo instante la mente de Sigfried se remonta a un mes atrás cuando el híbrido caballo/niño escapó de su república de Nueva Thule. Lo narrado ocurrió justo después de que Ceferino escapo de Nueva Thule.


-Es increíble señor, ¡¡¡¡se ha escapado!!!


-Por increíble que parezca señor Hindenburg, eso cabía en las posibilidades.


-Pero pudimos evitar la destrucción de Nueva Thule con éxito señor!!!


-Ejem.., tengo que discrepar con usted mi querido Hank, pero ese éxito se debió simplemente porque fuimos al límite de nuestras posibilidades!!!, no hay garantía de que podamos protegernos de cualquier ataque esporádico que realice en un futuro esa bestia. Apenas pudimos prevenir ese de tipo masivo y no significa que no logremos un éxito así sin utilizar un alto porcentaje de nuestras fuentes de energía o arriesgar la vida de un buen número de nuestras fuerzas.


-Pe…, pero


-¡Informe de daños, ahora!!


-Hemos sufrido daños en un quince por ciento tanto en infraestructura como en personal, aún así Nueva Thule puede funcionar en su mayor parte en normalidad.


-Comandantes de tierra, mar y aire, necesito sus recuentos de bajas.


Estaban frente a él los hologramas tridimensionales de los tres convocados. La primera en hablar fue Marina Di Mare, la comandante de fuerzas anfibias.


-La batalla se realizo en su mayoría en la superficie y en el aire, de modo que nuestras fuerzas no vieron mucha acción; apenas fueron unas cuatro hidronaves destruidas con sus respectivos pilotos y copilotos además de una experimental…


- Lo único diferente en tu caso es que todo fue menos grave, sin embargo si las fuerzas anfibias hubieran participado más en la batalla otro hubiera sido el resultado. Sólo te disculpo porque es la primera vez que utilizamos el cinturón de defensa de modo que no hubo mejor coordinación. Encárgate de las condolencias a los caídos.


- Sus órdenes serán cumplidas.


- ¿Señor Hindenburg?


-Hemos perdido como treinta baterías antiaéreas, doscientos vehículos terrestres, treinta cañones pesados y mil tropas de infantería.


Sigfried pregunto de forma calmada, en un tono que cortaba el aire


-¿Cómo es que esto fue posible?


-¡¡Fue un ataque tipo blizkrieg pero a la velocidad de la luz!!!


- ¡¡Pues vas a reparar eso ya!!


- Nos tomara meses volver al nivel de fuerza que teníamos antes del ataque...


-Te daré tres y te sugiero para comenzar más rápido que des inicio a una campaña masiva de reclutamiento, esa bestia es un asunto de seguridad muy serio.


- Una orden es una orden, señor.


El último que faltaba en hablar era el holograma de Aku Tanaka, que parecía una estatua mientras sus compañeros de la línea de mando lo miraban con atención. Evidentemente estaba lleno de pánico y sabía que no era necesario que le recordaran lo que tenía que hacer.


- Ejem, ejem..., lamento decir que la fuerza aérea resultó ser la más castigada durante el ataque debido a que les tocó la mayor carga de la batalla, ya que casi toda de la acción se realizo en el aire. Perdimos un total de cien aeronaves junto con sus doscientos pilotos, además de tres mil tropas aerotransportadas que iban en naves de transporte masivo que iban a las debilitadas posiciones de islas Goehring….


Sigfried frunce el entrecejo e interrumpe.


-Eso por sí sólo es un verdadero desastre, pero hay algo que has pasado por alto, habla ya.


-Perdimos a dos de nuestros mejores pilotos, uno era Johann Schaubb…


-Esa joven promesa, que triste, ¿y quién era el otro?


Tanaka pareció vacilar por un momento, pero ante la mirada inquisitiva de Mengele tuvo que decir…


-Es Ludmilla Meister


-¿Ludmila qué?


- Meee, Meme, digo Meister.


-¿Es la misma Ludmila Meister que fue la mejor de la academia y que pasó sin ser detectada tres veces por el área cincuenta y uno?


- Me temo que sí.

Al oír esto, Mengele cerró sus puños. Cuando todos estaban esperando un verdadero estallido de ira, de repente, él se relajo, bajo lentamente los antebrazos y levantó su juvenil rostro al aire para decir.


-Dejaste que muriera nuestro mejor piloto.


-Jer Mengele, no es mi culpa que ella quisiera combatir en primera línea, además murió salvando a tres compañeros.
-¿Qué no recuerdas cuál es la primera regla del manual de fuerzas élite?


-Sí, evitar en lo posible comprometerlas en combate abierto a menos que sea estrictamente necesario.


-En lo concerniente a ti no me has demostrado aún lo mejor tuyo como comandante de la fuerza aérea como sí lo hiciste cuando fuiste el as de la academia; Aku, el castigo que mereces es tan severo que es mejor que te lo guarde para una próxima vez.


-Tanaka da un bufido de alivio mal disimulado


- Si se repite dejaré mi cargo a disposición


-¡¡No!!, eso sería demasiado bueno para ti


Hubo un silencio sepulcral en todo el laboratorio e incluso entre los otros miembros del alto mando proyectados en hologramas


-Bien, es hora de desactivar el cinturón de defensa, pueden retirarse


En ese momento Mengele pensó en voz silenciosa…


-Inepto, te castigaré cuando tu reemplazo regrese de su misión a varios años luz de aquí y sólo entonces lo único que desearas es estar muerto….


Aparece el holograma de Hagen.
- Señor, acabamos de fabricar el primer prototipo de la armadura electromagnética.


-Bien, muy bien, muéstrame las imágenes


Aparecen las imágenes de una armadura cibernética de gran tamaño que parecía un robot pero sin rostro. Todo era impresionante.


-Hummm, me impresionas ¿Pero qué tan efectiva es?


-Su efectividad aún ronda al ochenta por ciento, todavía se debilita un poco con descargas de doce mil voltios y apenas estamos introduciéndole los códigos de armas; necesitaremos más tiempo.


-Pues tienes sólo cinco días más, no podemos darle ventaja a esa bestia -de repente se lleva su dedo índice al mentón y luego dice-, una cosa más: necesito que recolectes el ADN de de Ludmila Meister que está regado en el área de la batalla.


-¿Ludmila Meister murió? -pregunta Hagen con expresión de sorpresa, pero luego la cambia por una más seria al ver la expresión inquisidora de Mengele-, discúlpeme señor, esto, quise decir que va a ser una labor muy ardua, ¿por qué necesita su ADN?


-¿Puedes clonar a Ludmila?


-Con el debido respeto pero debo discrepar seriamente con usted: la última vez que clonamos a alguien ese ser ya era un anciano a los setenta años, tardaríamos un siglo en perfeccionar el proceso. Hágame lo que quiera señor presidente, pero no puedo tomarme ese riesgo.


-Tu duda es razonable por eso no te cuestionaré, ¿qué te parece si intentas introducir el ADN de Ludmila en el de nuestros pilotos?


-Eso jamás se ha intentado.


-Siempre hay una primera vez, ¿o lo vas a hacer o quieres que nos vuelva a suceder esto?


Sigfried proyecta en el laboratorio de Hagen las imágenes holográficas de los daños causados por el híbrido humano/caballo.


-Daré la orden de proceder, ¡¡salve Mengele y Nueva Thule!!


Luego de desaparecido el holograma de Hagen, uno de los tantos jóvenes científicos que asisten al presidente en su laboratorio se le acerca y le dice.


-Es obvio que a usted le preocupa ese engendro, ¿no cree que sería mejor organizar una fuerza élite de reconocimiento para capturarlo?


En tono enérgico y decidido, él responde


Tienes razón, lo voy a…


Pero no termina lo que iba a decir; en lugar de eso contrae el rostro cerrando los ojos, se lleva la mano a la cabeza hasta cubrir el rostro - un juego de hologramas que Mengele usaba a menudo para ocultar sus estados emocionales en público-. Sin embargo, lo único que podían ver sus subalternos era a un Mengele parado como coloso inconmovible, los ojos cerrados, cabeza levente alzada y las manos agarradas contra su espalda, mientras el verdadero realiza los gestos antes mencionados. Luego menea la cabeza, baja la mano y en expresión más relajada comienza a hablar; en cambio sus subalternos lo único que ven es a su presidente en la misma posición que lo vieron, la cabeza levemente alzada abriendo los ojos y pronunciando palabras. Esto es lo que dijo


-Eso no será necesario, su obsesión lo regresará hacia nosotros - de su anillo sale la imagen tridimensional de la bestia y con una gran sonrisa de delirio prosigue - , ¿es un digno espécimen no te parece?, imagínate lo que aprenderíamos de él.


En ese instante, Sigfried abre los ojos y deja de recordar. Está nuevamente en sus aposentos privados realizando una conversación holográfica con la maestra de Kahena.


-Señor, ¿le sucede algo?


-Nada, en lo absoluto, sólo pensaba en las salchichas frankfurters que debe haber preparado mi esposa. No me parece muy ético lo que me sugeriste, ¿para qué querríamos secuestrar a una pobre e inocente niña?, jujujujajajaja


-Señor, ¿cuál de todas sus esposas?


Al escucharla Mengele se indigna.


- La más joven.


- Su excelencia, disculpe mi atrevida pregunta


- Te disculpo, volviendo al tema, ¿estábamos hablando de aquella niña?


- Voy a presentársela a continuación.


Mengele presencia la imagen de Kahena en el momento en que estaba en la clase dando una charla sobre su hermano Ceferino.


-Kahena es la segunda mejor estudiante del colegio, pero en ese discurso estaba muy inspirada. No, no vamos a usarla de cebo; ocúpate de ella y de su sufrimiento, necesitara todo el cariño posible.


-Desde luego mi señor, de todas formas, lo mantendré informado ¡¡¡Salve Mengele!!!!


Tras el fin de la transmisión, él pensó en voz alta.


Claro que me mantendrás informado, eres una muy buena maestra Silvia. ¿Pero cómo no pude haber pensado en la niña? Ella también es un buen espécimen.


Mientras tanto, en la Patagonia, los guerreros del ulmen Pelantaro Tahiel continuaban su búsqueda de Ceferino por toda esa tierra afrontando todo tipo de peligros, sin bajar el ánimo indómito que tenían y siguieron así aún cuando el gobierno argentino lo declaró muerto. Sin embargo, parecía que se lo había tragado la tierra porque no lo encontraban, por más que lo buscasen, pero continuaban buscando y buscando; incluso cuando varios de sus guerreros también desaparecieron misteriosamente. El asunto se complicó cuando fueron sesenta de ellos.


Cierto día al atardecer, llegaron todos los jinetes de la tribu y los que iban un poco más cómodos en alguno que otro vehículo todo terreno a presentarse a la entrada del feudo Tahiel, donde los esperaba el gran toqui. Una joven que parecía de alto rango entre ellos se dirigió hacia donde él estaba arrodillándose en el acto.


-Levántate, veo que están muy desanimados.


-Oh gran toqui, hemos perdido diez más de nuestros mejores guerreros en esta búsqueda. Vos perdóneme, pero no creemos que valga la pena perder más de nosotros por un hermano muerto, aunque Ceferino valía por mil lunas.


Con lágrimas en los ojos, el gran toqui alzo sus brazos al cielo agarrando la lanza en esa misma dirección y dijo
-Tus ruegos fueron escuchados oh valiente guerrera, ¡¡Tengo la triste noticia de anunciar que suspendo la búsqueda de mi hijo Ceferino!!!


Al mismo tiempo golpeo el extremo sin punta de la lanza contra el suelo y Kahena que estaba al lado suyo lo abrazó y se puso a llorar.


Pasaban los días y las noches y Kahena no dejaba de pensar en Ceferino, especialmente cuando le tocaba dormir. En la escuela su rendimiento aunque satisfactorio no era el mismo por más que se esforzó, igual se podía decir de sus relaciones interpersonales. Se volvió muy común que ganara B en cada evaluación, en lugar de A o A+ como acostumbraba hacer. Cierto día fue citada por Júpiter Stein, uno de los alias de Sigfried Mengele.


-Kahena, tu rendimiento ha bajado mucho


-Lo sé, usted perdóneme.


-Es por tu hermano, ¿verdad?


Sólo basto su nombre para que rompiera en llanto.


Días después, durante los funerales de Ceferino y los setenta guerreros desaparecidos, a Kahena se le veía salir ríos de lágrimas. Son siete días de rituales mapuches, incluyendo las fogatas en donde se hacía ruido para espantar a los espíritus malignos que querían apoderarse del cuerpo de los difuntos, además de los discursos leídos por seres allegados. Luego le llegó el turno al hermano mayor de Ceferino y Kahena, el futuro toqui Kintuñango Tahiel.


-Sí ese era mi hermano, el valiente Ceferino. Cho todavía recuerdo el año pasado, cuando me caí del caballo mientras cuidaba el ganado. Estuve a punto de morir aplastado por una robusta res, cuando Ceferino, en un alarde de destreza para un niño de su edad, enlazó el cuello de la bestia desde su caballo y lo pudo detener. Apenas pude creer que fui salvado por mi pequeño hermano, Cho un hombre grande y él un niño pequeño, sniff, sniff. Si cho no fuera el sucesor de mi padre estoy seguro que Ceferino lo sería, sniff.


- ¡¡¡¡Eso no es cierto hermanito, Ceferino no está muerto!!!!, lo siento en mi alma y mi corazón, por eso mañana al rallar en alba lo buscaré!!!!


Se fue corriendo de allí manifestando un profundo llanto. Todos los presentes quedaron callados y estupefactos luego de ver la manifestación de la niña.


A la mañana siguiente Kahena está montada en su yegua, mientras conversaba con su padre y madre, en los límites de la entrada al feudo Tahiel.


-¡¡¡Hija mía desiste!!!, me vas a causar más dolor de la que puedo soportar luego de la muerte de Ceferino.
Madre, él no está muerto, así lo siento en mi corazón y lo encontraré. Mas si no llegara a tener éxito, quiero morir siendo una hija digna de mi tribu.


-¡¡¡¡¡Noooooooooooo!!!!! - entra en llanto abrazando muy fuertemente a su esposo


Pelantaro le dijo lo siguiente a su hija


-Es muy loable tu decisión, pero no la comparto tampoco. Vos entended que perdimos a setenta de nuestros mejores guerreros en el sur; no es que temamos a la muerte, pero si arriesgaba a nuestra gente a una búsqueda sin sentido pondría en peligro la existencia de la tribu. Niña, escúchame, vas a ahogar a tu madre en un lago de lágrimas y a mí me atravesaras el corazón con la lanza de tu audacia. No es que Ceferino no sea un hijo maravilloso, pero encontrarlo es tarea de dioses.


-Quiero ser una digna hija de mi también necio padre, que luchó él sólo contra cuarenta gauchos del norte en justa desigual y brutal, además Ceferino está vivo, vos lo sentís también.


- Esa necedad casi me cuesta la vida, pero veo que no te podré detener. Ve en paz hija mía, la indomable sangre mapuche corre por tus venas y estoy orgulloso de ti. Que Ngenchen te bendiga.


Y mientras Kahena cabalga hacia el horizonte, su madre llora desconsolada en el hombro de su esposo el toqui y dice.


- ¿Pelantaro por qué la dejaste ir?, ¿que vos no te basta haber perdido setenta de los nuestros además de Ceferino para que ahora sea Kahena?, ¿es que no amas a tu hija?


-Compréndeme mujer: yo podría haberla detenido personalmente y no sería difícil, pero jamás podría doblegar su corazón; ese fuego que siente en su alma no se apagará hasta que encuentre a su amado hermano o muera en el intento. Ambos son muy unidos desde el día que se conocieron.


La mujer, aún enjugándose las lágrimas, dijo lo siguiente.


- Snif, pues entonces, que Cristo la proteja.


Al otro lado de Sudamérica, enterrado en los hielos de un iceberg, Ceferino despertaba. Al despertar se da cuenta que todavía es un caballo y está cubierto de gruesas capas amontonadas de hielo.


-¡¡¡¡No puede ser, todavía tengo el cuerpo de Centella y estoy adolorido!!!, ¡¡¡nazi infeliz, voy a hacer que me hagas normal de nuevo!!!!!!!!


Se levanta y con una descomunal fuerza logra echar a un lado las densas capas de hielo que lo cubrieron después de estrellarse. Repentinamente logra recibir las diversas señales de radio, televisión e internet y en todos los mensajes y programas aparece una fecha.


- ¡¡¡¡No puede ser, he estado inconsciente dos meses!!!!!


Se levanta del suelo y levita en el aire, logrando luego unas maniobras aéreas casi imposibles de realizar. Todo le es fácil, dado a que puede dejarse llevar por el campo electromagnético de la tierra.


- ¡¡Marichiwew, al menos ser así tienes sus ventajas!!, con estos nuevos poderes juro Mengele que me vengaré de ti y luego te haré rogar que te permita regresarme a mi cuerpo de nuevo.


Continuara


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Mar 09, 2018 10:10 am 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 63844
Mira que te gusta lo telenovelero y melodramático en los diálogos :lol: :lol:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Mar 20, 2018 4:56 am 
Desconectado
Lector

Registrado: Sab Feb 04, 2012 5:48 am
Mensajes: 78
Ubicación: elpregoneresilencioso.blogspot.com
Por lo menos no te deje indiferente ;)


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Mar 21, 2018 5:23 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 63844
Ya sabes que me divierto mucho leyéndote :D


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 15 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España