Entradas de un diario inexistente

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
eee
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 867
Registrado: 22 May 2007 14:00

Mensaje por eee » 12 Jul 2007 15:37

holas Herman

lo de las hormigas
me hizo recordar algo que leí hace poco
"Física del amor"
Remy de Gourmont
el menciona ese libro de Maeterlink también

y lo del arte
en lo que a mí respecta
prefiero la música en vivo
las construcciones antiguas
y al hombre que intenta volar con un par
de alitas... jejejeje

aaaa....
y el león mata al hombre
porque es su instinto
es algo natural
mientras que bush y putin
son un par de aberraciones
que ordenan matar

salud(os) :D

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 16 Jul 2007 18:15

13.- a.- Una partida de tenis. Hace años que no jugaba.
Como en un duelo romántico me da a elegir el arma; la raqueta. Tiene una bolsa grande con cinco o seis; de profesional. No me dejo impresionar. Hacemos ejercicios de calentamiento: estiramientos, sentadillas, saltitos. Hago movimientos de golpeo de estilo perfecto. Él se ríe esperando a que exista una bola de por medio.
Peloteamos. En mi primer golpe, la pelota no llega a la red. La siguiente la envío contra la malla, a cuatro metros del suelo. Pero enseguida comienzo a recordar las sensaciones de un buen revés: sólo las sensaciones. Me molesta que su golpe suene mejor que el mío. El suyo es un “flop” eléctrico, seco, violento. El mío es un “clin” flojo, apocado. Con su “flop” la pelota viene tensa y dura. Pero con mi “clin” vuelve blanda y aburrida.
De todas formas voy sintiéndome mejor. La bola corre más que al principio e incluso algunas pasan inalcanzables para él.
Mi mejor baza: la moral.

-Nada más me falta recuperar el gesto para darte una paliza. En cualquier caso, con un mes de entrenamiento intensivo, te daré guerra.

Él no para de reír.

-Eso que dices es un insulto para el tenis, para los profesores y para mí.
Decido arriesgarme.
-Venga. Un partidito.
Prepara el punto de “a ver quién saca” con el fastidio de un trámite burocrático. Me regala el poder sacar primero.
Falla su primer golpe al querer lanzar un cañonazo. El segundo punto me lo anoto con un sorpresivo ace. Lo festejo casi como un gol... ¡Me hace ocho puntos seguidos! Luego, los juegos van cayendo con rapidez: 3-0, 4-0, 5-0, 6-0.
Volvemos a pelotear.
Le digo que seguramente me apuntaré a clases de tenis y que en un mes me volveré a enfrentar a él. Sólo me queda pillar el gesto. Me vuelve a decir que insulto a toda lógica. Esta vez creo que tiene razón pero por supuesto no le digo nada.

b.- Los turcos venden seda; los venecianos especias; los portugueses canela; los españoles, el oro americano y la lana de castilla; los flamencos paños... Nosotros vendemos humo y el negocio marcha viento en popa.
Un Cardenal del XVII. De mi libro de anotaciones.


pdta. eee; el león es inocente por partida doble. Sólo hace el papel de león. El hombre es doblemente malvado.
Un saludo.

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 19 Jul 2007 23:58

14.- Acabo la lectura del libro "Tempestades de Acero". Valoro todo su mérito pero acabo atragantado. Como cuando nos quieren vender un jugador de fútbol o un equipo y nos ponen cientos de goles todos seguidos: cansa un poco tanta dicha.
Tanta redacción del horror nos hace inmunes.

Encuentro perlas luminosas de vez en cuando: “No es en las horas más ruidosas cuando el Horror recorre el campo de batalla”.

Por la tarde visita a la librería a buscar su libro “El Tirachinas”. No lo tienen.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67695
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 20 Jul 2007 11:33

Como cuando entras en la web dela FNAC, que no encuentras casi ná.

Por cierto, con lo del tenis me has recordado la de tiempo que hace que no juego. Creo que todos mis golpes serían clins :lol:

Avatar de Usuario
eee
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 867
Registrado: 22 May 2007 14:00

Mensaje por eee » 24 Jul 2007 18:49

el deporte
y la cabezonería
de escribir
no suelen llevarse bien

salud(os)

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 27 Jul 2007 19:02

15.- a.- Hoy veintisiete de julio acaban de inaugurar, por fin, el tren ligero que nos une a Madrid. Catorce kilómetros; cuarenta minutos. Creo que podría llegar antes en bicicleta... Seguro a pesar de las cuestas.
Hoy, ya inaugurado, he visto pasar uno. Vacío. Quizá me equivoque pero creo que será un fracaso. Pienso en una nueva utilidad: que lo sierren por la mitad, a lo largo, y pongan campanillas para que la toquen los niños. Un trenecito turístico para ir al pueblo, al cine, al parque, a la gran ciudad.

b.- Veo que han pasado por Madrid George Benson y All Jarreau. Al no haber podido asistir me he vengado y me he comprado el disco Givin´it up. En el coche, conduciendo y escuchando el disco boto, canto, chasco los dedos, sonrío. Qué poder de transmitir felicidad tiene a veces la música.


eee, podría poner varios ejemplos para desmentir eso pero hoy no tengo tiempo. Un saludo.
Última edición por HERMANN el 28 Jul 2007 14:44, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67695
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 28 Jul 2007 13:56

HERMANN escribió:15.- a.- Hoy veintisiete de julio acaban de inaugurar, por fin, el tren ligero que nos une a Madrid. Catorce kilómetros; cuarenta minutos. Creo que podría llegar antes en bicicleta... Seguro a pesar de las cuestas.

¡Qué fuerte!

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 28 Jul 2007 14:46

lucia escribió:
HERMANN escribió:15.- a.- Hoy veintisiete de julio acaban de inaugurar, por fin, el tren ligero que nos une a Madrid. Catorce kilómetros; cuarenta minutos. Creo que podría llegar antes en bicicleta... Seguro a pesar de las cuestas.

¡Qué fuerte!


No lo decía por estar fuerte, que también, sino por ser más lento que el caballo del malo. :)

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67695
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 28 Jul 2007 15:23

Pues eso es lo que me parece fuerte. Porque debería tardar la mitad, salvo que tenga paradas cada 500m :roll:

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 01 Ago 2007 23:19

16.- Tres cuarenta y cinco de la mañana. “El vello púbico es una almohadilla ancestral que sirve para acomodar el rastro de olor que atraerá o alejará a una pareja sexual”.
¿Por qué se me ocurre esta frase precisamente a las tres cuarenta y cinco de la mañana? No lo sé, pero no puedo dejar de darle vueltas. “¿Ancestral? ¿ya no tiene su función? ¿acomodar? ¿y qué más dará?” Prosigo con el martilleo hasta las seis que es cuando caigo rendido.
Por la mañana intento darme una explicación. ¿Estaba excitado? No. ¿Algún sueño relacionado? No lo recuerdo. ¿Alguna visión? La tarde anterior. Una bañista de cuerpo neumático y poses lúbricas, pero a la que no le vi ni por un asomo ningún vello púbico.
Deseos de que desaparezca de una vez esta visión, de que desaparezca este insomnio.

Avatar de Usuario
eee
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 867
Registrado: 22 May 2007 14:00

Mensaje por eee » 03 Ago 2007 11:21

las madrugadas son tan especiales a veces

aunque
creo que con las constumbres actuales
si se puede detectar algún olor
de la almohadilla ancestral...
:lol:

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 10 Ago 2007 18:44

17.- a.- Cena en el patio, en el cenador. Velitas. Rosas y jazmines que abandonan el perfume acumulado durante el día. El firmamento estrellado. La luna inunda de plata las cosas y una ligera brisa veraniega nos hace a veces cerrar los ojos. Vino blanco helado... y todas esas cosas encantadoras de la burguesía.
Por esta vez renunciamos a las barbacoas llenas de grasa y de pesadas digestiones; de nudillos tostados y calores superpuestos. Esta noche cena de ensaladas. Fáciles y rápidas de hacer.

De mango: pelar el mango –que esté maduro, es decir, en su punto- y partirlo como papas fritas. Queso mozzarella en taquitos y lomo ibérico en tiritas, todo a partes iguales. Se riega con aceite virgen extra y un poco de sal.

De ahumados: en una fuente hacer una cama de rodajas finas de tomates raf. Picar cebolla y extender sobre el tomate; se añade aceite y sal. Poner encima una capa de salmón y bacalao ahumados.

De rúcula: La rúcula se lava y se corta, quitándole los tallos. Se le añade pipas de girasol (peladas, por supuesto). Se cortan lasquitas de queso parmesano. Se añade sal, aceite y una pizca de vinagre.

Para acabar, el postre de las visitas y el tomarse una copa de más sabiendo que no se ha de conducir.
Amanece y el verano sigue transcurriendo rápido.

b.- Leo en “La Función del Orgasmo” de Wilhelm Reich: “No tenemos relaciones sexuales con el fin de producir hijos, sino porque la congestión de fluido produce una carga bioeléctrica en los órganos genitales y presiona para ser descargado. Esto es acompañado por la expulsión de las sustancias sexuales. En otras palabras, no se trata de la sexualidad al servicio de la procreación, sino de que la procreación es, en sí, un resultado incidental del proceso tensión-carga en los genitales. Este hecho constituye una desilusión para los adherentes a una filosofía moral eugenésica, pero sin embargo es un hecho”

O sea; dicho de manera sencilla: En el amor la naturaleza pone el talento y las personas, las exquisitas tonterías.

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Mensaje por nosin » 11 Ago 2007 01:06

Wilhelm Reich
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Wilhelm Reich (24 de marzo de 1897-3 de noviembre de 1957) fue un médico austriaco. Participó en la Sociedad Psicoanalítica de Viena, siendo inicialmente un discípulo de Freud, aunque con los años, alcanzó una madurez tal que supuso un cambio, si no radical, bastante apreciable en cuanto a sus teorías sobre el psicoanálisis. De sus estudios de Freud, los puntos que más le interesaron fueron el inconsciente, la neurosis y la libido.


Esas cosas tan raras que lees... Nos han revelado estos psicoanalistas muchas curiosidades del comportamiento humano. Sobre todo, abrir esa brecha, diría yo. Pero algunos planteamientos que sostenían, qué enrevesados se nos hacen ahora (no me refiero expresamente a tu lectura) Es curioso leer estas cosas, en cualquier caso.

Saludos, HERMANN.

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 14 Ago 2007 18:26

18.-a.- No paran de sonar las mismas canciones en la emisora. Una y otra vez. Le he lanzado algo más que indirectas al compañero que maneja la radio pero no se da por aludido. En una visita suya al baño busco en el dial Radio Clásica. Se escuchan algunos Impromptus de Shubert. Cuando llega él se queda parado. “¿Quién se ha muerto?”. Enseguida pone de nuevo la emisora en la que los locutores se van al bar. Canciones repetidas una y otra vez, machaconamente.
Hace pocos días llevaba a mi hija en el coche. Puse unas arias de Haendel preciosas con el sonido alto. René Jacob a pleno pulmón. Me pidió que subiera las ventanillas. Quise saber el porqué. "Porque me da vergüenza que me vean con esta música".
Desisto. Ya no intento explicar nada. Dejo que ponga la canción del verano. Esa en la que ella mueve las caderas y dice no sé qué de sus pies.

b.- Dentro de unos días emprendemos el viaje de vacaciones. Pereza. Yo sería de esos que cogen el zurrón y se ponen en camino al instante: una muda, un libro y un mapa. Pero no; ahora hay que tener mil detalles en cuenta. Preparar un sinfín de ropas por si acaso hace frío, llueve o hace mucho calor. Calzado para cada ocasión. El cochecito, la comida para el camino, la reserva del hotel, el plan establecido, el presupuesto acordado, los lugares a visitar... Playas infestadas de bañistas tostándose al sol. Con mi bolsa de bañadores, la sombrilla, las sillitas, buscando un trozo de arena.
Hace poco leí unas cosas de Freud y decía que la suya era una sociedad enferma. ¿Acaso la nuestra no lo es? ¿No ha sido cada sociedad humana una sociedad enferma?

He recordado la lectura que me hizo feliz hace unos cuantos veranos. “El Capitán Richard F. Burton” la imprescindible biografía que escribió Edward Rice sobre el explorador. Decía aquél en su diario:
“Uno de los momentos de mayor alborozo en la vida del hombre, creo yo, es el momento de emprender un largo viaje hacia tierras ignotas. Desperezándose, despojándose con un poderoso esfuerzo de todas las trabas que nos impone el Hábito, el plúmbeo peso de la Rutina, el manto de tantas Cuitas y la esclavitud del Hogar, uno vuelve a sentirse de nuevo mucho más feliz. Fluye la sangre por las venas con el ritmo vivaz de la infancia... Un viaje, de hecho atrae a la Imaginación, a la Memoria y a la Esperanza, las Tres Gracias de nuestra esencia Moral...”

Definitivamente no es uno de los momentos de mayor alborozo el preparar las vacaciones de un sufrido turista. Las tierras son conocidas y están llenas de personas.

Muchas veces he dicho medio en broma que mucha gente se marcha de vacaciones por el qué dirán. ¡Cuántos viajes se convierten en fuente de incordios, molestias y frustraciones!
No se puede negar que se comienzan con cierta alegría pero ¿No se siente una emoción indescriptible cuando introducimos la llave de nuestra casa después de unas semanas ausentes?


Nosin, no es que lea cosas raras es que a veces -como diría mi admirado León Bloy- intento huir de los lugares comunes. Un saludo.

HERMANN
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 728
Registrado: 03 Jul 2005 01:22
Ubicación: MADRID

Mensaje por HERMANN » 18 Ago 2007 18:38

18.- a.- Visita al Museo Municipal. La fachada es una obra de arte del barroco español construida en el s. XVIII. El Museo tiene importantes colecciones que muestran la evolución histórica y urbanística de la ciudad. Pero no he ido a ver todo eso. Voy a ver una exposición temporal sobre los Baroja. Fabulosa familia que supo abarcar infinidad de inquietudes artísticas y cuyos miembros fueron protagonistas de la generación del 98 en las tertulias y vida cultural madrileña.

Lo que más me ha llamado la atención: Los retratos de Pío Baroja pintados por su tío Ricardo, los dibujos encantadores a rotulador de Julio Caro sobre lugares de Madrid–curioso que esos dibujos se fueran llenando de más color según iba él envejeciendo-, las primeras ediciones de Pío, Julio y Ricardo. El padre de Julio se llamaba Rafael Caro Raggio importante editor de su época, labor continuada por su hijo Pío Caro.

En la librería del final contemplo el montón de novelas de Pío Baroja editadas en esa editorial. Libros nuevos con aspecto de viejos; deliciosamente antiguos en apariencia. El corazón se llena de alegría al descubrir las ansiadas memorias de Julio Caro Baroja: Los Baroja. Es un libro caro, grande, de tapa dura. Tipografía atractiva y papel de calidad. Contemplo el saldo de mi cartera y a pesar de comprobar que saldré desplumado, lo compro.

En uno de los recortes de periódico que se publicaron con motivo de estas memorias Julio escribe: “Me extraña haber vivido tanto”. “No sé si a otros les pasará lo mismo: pero a mí me asombra haber vivido tanto, me asombra lo que ha pasado durante mi época, y me asombra también el modo como he visto repartidos en derredor males y bienes, sin orden ni concierto. Por qué? ¿Para qué?...”

b.- De mis anotaciones en la agenda verde:
“En realidad Lawrence (de Arabia) no deseaba nada en absoluto. Es prodigiosamente difícil ser un hombre que no quiere nada”. André Malraux.
Curiosa la definición de un hombre: nosotros que somos materia repleta de deseos.

“Cuando Malraux preguntó a un cura viejo lo que había aprendido acerca de la naturaleza humana después de pasarse la vida oyendo confesiones de la gente, el hombre le respondió: `Fundamentalmente, no hay adultos´”. Simón Leys.
Vamos modificando la naturaleza de nuestros deseos, el precio de nuestros entretenimientos, pero la esencia permanece: la búsqueda de una felicidad que siempre nos esquiva.

Responder