Dolores

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10944
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Dolores

Mensaje por Gavalia » 08 Abr 2011 22:45

Las visitas no son mi fuerte. Sobre todo cuando me las hacen de forma imprevista. Incluso siendo consciente de ellas, pasa que de repente se pueden tornar peligrosamente agradables, inesperadas y desde luego caprichosas con el destino. Este es el caso de la visita que me hizo mi prima Dolores.

Sabía que ella estaba a punto de llegar. Tenía que ir a buscarla a la estación de autobuses. Por lo visto odiaba el tren. En un alarde de generosidad para con la sangre. Pedí al equipo de trabajo que prescindiera de mí durante toda la jornada a fin de atenderla debidamente. Mi única pretensión era que cuando ésta regresara al pueblo, no despotricara sobre mi actitud ante la familia y en especial ante la abuela Josefa. Matriarca de las de antaño con una colleja siempre apunto en su poderosa mano diestra. Mi nuca fue testigo de ello durante muchos años.

Tenía la casa como la cueva de un oso. Así que debía adecentar el incomparable marco de mi guarida. Testigos de mis tropelías como soltero, o mejor dicho viudo; Los goterones de aceite y cerveza por doquier que adornaban desenfadadamente la mayor parte del salón. Me preocupaba mucho lo que Dolores pudiera pensar sobre mi modo de vida y lo que es peor, que se lo dijera a la abuela a su vuelta. Con estos pensamientos me puse en marcha, y nunca mejor dicho, porque cuando me quise dar cuenta, únicamente contaba con una bayeta deshilachada y una escoba vieja. Escaso kit de limpieza para las damas de acuerdo. Más es todo lo que le hace falta a un hombre para mantener la mierda a raya. Debemos entender, que al menos ese es mi caso. Y el de de mi amigo Paco…que leñe!!, también. Pensándolo bien con Alberto pasaba exactamente igual. Supongo que es el perfil de una gran mayoría de solteros. Por tanto mi masculina mente me excusa virilmente de cualquier culpa.

Me cambié el pijama por un atuendo más apropiado para salir a la calle. La verdad es que en eso no tengo demasiados problemas. Mi ropero mantiene una línea concreta en su estilo. Como le suelo decir a Fabián el portero de la casa.--Se trata de ponerle personalidad al asunto, Fabián. Así de sencillo, y así de fácil. Me pone de mala leche la obviedad en el vestir. Y no hablo de ropa estilizada y cara. Es simplemente tener estilo. Y aunque me esté mal decirlo. De eso no me falta. O eso dicen los que me conocen.

Momentos después me encontraba en el rellano de la entrada hablando con Fabián y explicándole por encima la situación al respecto de la falta de higiene en la lobera y la necesidad de su bendita ayuda. El semblante de Fabián empalideció ante la creencia de que tendría que meterse en faena. Para su tranquilidad le conté lo de la visita de mi prima y pareció muy interesado por la atención que me prestaba cuando hablaba de ella. El bueno de Fabián estaba casado con Manuela. Pero eso no es óbice según él, para no poder disfrutar de las cosas bellas, y las mujeres desde luego lo eran. Pero sobre todo el sexo. Así que le encantaban las revistas pornográficas, bellas según Fabián, y educativas al fin y al cabo a tenor de cómo lo exponía.
La verdad es que empecé a preocuparme por mi prima y su futuro informe al alto mando al respecto de mi entorno. La ayuda que pretendía de Fabián era precisamente que debía de comportarse con más moderación durante la visita de mi prima, que no duraría más de un par de días y que más le valía comportarse. Aunque sinceramente si era la misma prima que recordaba. Debería ser una réplica de la abuela con cincuenta años menos. Una mujer tradicional y aldeana de costumbres reservadas a cuenta del recato impuesto por la cristianísima abuela Josefa. De ahí mi preocupación por Fabián.

Abandoné el portal y me dirigí hacia el coche. Calculé unos treinta minutos en llegar al carrefour. Otros treinta en regresar. Y una media hora más o menos, para comprar además de jabones y legías apropiados para la misión. Todo lo necesario para hacer frente dignamente a las posibles necesidades de Dolores. Aun así, pensé que podía permitirme el tiempo de desayunar cómodamente en el bar de Domingo, sus tostadas eran excelentes. Y Dolores no llegaría hasta después del almuerzo. Así quedamos por teléfono la tarde anterior. De forma que ella me llamaría al móvil cuando estuviera llegando a la estación. Tenía tiempo de sobra. Eran tan solo las nueve de la mañana en ese momento.






Me enamoré de ella en cuanto abrí la puerta del baño. Me la encontré de tal guisa, que debí de parecerle un idiota pasmado ante semejante prodigio de señora. Creo que no llegué a babear demasiado ostentosamente en aquel instante y aunque fuera mi prima la del recato. Más bien parecía una ninfa salida de un cuento, o de una de las revistas pornográficas de Fabián. Me sentí algo angustiado al recordarlo.

Lucía camisa blanca arrugada de tres tallas superior a la que le correspondía. Estaba claro que había estado registrando en las interioridades de mi armario. Le quedaba tan holgadamente bien como jamás pensé que podría sentar una camisa grande a nadie.
Sentada en el borde de la bañera y apoyando una pierna en el bidé, se pintaba las uñas de unos pies que eran tan pequeños como perfectos. Su melena negra como el azabache, caía en una cascada sobre su hombro derecho y descubierto, que al inclinarse a su orden ahuecaba la camisa hasta divisar un turgente pecho coronado por un aureola de sensualidad que me arrebataba por completo. El ángulo formado por su pierna en el apoyo. Dejaba apenas entrever el comienzo de un perfilado muslo que se adentraba en la profundidad de su femineidad velada por la holgada camisa. Ocultaba lo que no tapaba. Traslucía lo que mi enferma mente dibujaba. Con mirada encandilada y en un intento fútil por parecer tranquilo. Comencé a balbucear como un tonto del culo.

Yo había vuelto de mis andanzas comerciales en el Carrefour sobre las doce del mediodía dispuesto a batallar con la suciedad de mi casa. Cuando llegué y por raro que fuera, Fabián no estaba en su cuchitril como era su costumbre a esas horas. Supuse que estaría cambiando alguna bombilla o cualquier otro asunto del mantenimiento de la finca. Así que no pude recordarle de nuevo mis miedos a cuenta de la visita.

Entré en casa y dejé las bolsas en la cocina. Me puse un mantel a modo de delantal. Ceñido por la cintura con mi propio cinturón para que quedase bien sujeto. Me coloqué los guantes y una mascarilla que me dijo el vendedor. Señor, son cosa fina para protegerse de bacterias y bichejos varios, que seguro anidarían en mi solitaria lobera. Bueno esto último no lo dijo. Lo pensé yo solito. Con un cubo en la mano y unos trapos entre el delantal y mis pantalones, me dirigí al cuarto de baño resuelto. Empezaría por allí. Abrí la puerta sin pensármelo.

- Coño Dolores!!...
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Eleanis
No tengo vida social
Mensajes: 2173
Registrado: 05 Abr 2010 04:38
Ubicación: entre los arbustos y la hojarasca...

Re: Dolores

Mensaje por Eleanis » 08 Abr 2011 23:37

Qué bueno, socio. Los apurones del prota de tu relato me recuerdan un poco a los míos cuando mi esposa viene a visitarme. La escena de la prima con la camisa holgada, el pelo negro y largo sobre el hombro, su pequeño y perfecto pie sobre el vidé, y el pecho asomándosele fue de lo que más me gustó, y pude verlo, creo, tal cual lo imaginaste, es decir con la misma mente lasciva :mrgreen: El final, cambiado de lugar, al principio me confundió un poco, pero al terminar el relato todo encajó en su sitio, y pude imaginar la cara de estupor del prota al entrar en el cuarto de baño, ataviado como estaba, y encontrarse con su prima totalmente distinta a la que recordaba.
Un abrazo, amigo :wink:
El tiempo es arte

Avatar de Usuario
Redspark
Foroadicto
Mensajes: 4169
Registrado: 11 Dic 2006 21:43
Ubicación: 40.21 N, 4.24 O

Re: Dolores

Mensaje por Redspark » 08 Abr 2011 23:41

Yo también he visto a Dolores en el baño. Magnífico relato, Gavalia. :eusa_clap:

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12729
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: Dolores

Mensaje por Berlín » 08 Abr 2011 23:41

señor Gavalia, tiene usté un MP mio. :mrgreen:

pero mañana le cuento más.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12729
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: Dolores

Mensaje por Berlín » 09 Abr 2011 09:48

Gav:
Te pongo un ejemplo de lo que te he comentado anteriormente sobre el tema de que cortas las frases por la mitad y le colocas un punto:

Sabía que ella estaba a punto de llegar. Tenía que ir a buscarla a la estación de autobuses. Por lo visto odiaba el tren. En un alarde de generosidad para con la sangre.(1) Pedí al equipo de trabajo que prescindiera de mí durante toda la jornada(2) a fin de atenderla debidamente.

1 Aquí tenías colocado un punto y seguido, a mi particularmente me parece mucho mejor colocar una coma, para no partir la frase por la mitad.

2 Aquí pondría otra coma, pero igual tampoco es esencial.
----------------------
Creo que tengo una página donde se habla de los puntos, puntos y comas y estas vainas que me pasó Eleanis, porque yo también soy un desastre con la puntuación.

Por lo demás, tu relato Dolores a mi personalmente me ha gustado mucho, en serio. La descripción de Lola en el baño me ha parecido de lo más sensual. Y bueno, los hombres sois un desastre ¡que se le va ha hacer!

un hombre y una bayeta.
un hombre y una fregona.
un hombre y una pila de platos por lavar.
un hombre y una lavadora.
un hombre, una sartén, y un huevo frito...ummmm
:shock:
pero esto es otra historia...

amor eterno de tu gata infiel
:wink:
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Eleanis
No tengo vida social
Mensajes: 2173
Registrado: 05 Abr 2010 04:38
Ubicación: entre los arbustos y la hojarasca...

Re: Dolores

Mensaje por Eleanis » 09 Abr 2011 16:15

Berlín escribió:----------------------
Y bueno, los hombres sois un desastre ¡que se le va ha hacer!

un hombre y una bayeta.
un hombre y una fregona.
un hombre y una pila de platos por lavar.
un hombre y una lavadora.
un hombre, una sartén, y un huevo frito...ummmm
:shock:
pero esto es otra historia...


amor eterno de tu gata infiel
:wink:


Podría agregar, por experiencia personal:

Todas las cosas de un armario puestas sobre el piso durante semanas, mientras limpio el dichoso armario :cunao:
La mesa del salón comedor ocupada de un extremo al otro por diarios, revistas, cajas de té vacías, vasos usados hace varios días, botellas vacías de agua mineral, envases vacíos, por la mitad y completos de galletitas, una tartera sucia, dos repasadores hechos un bollo, una factura de rentas y otra de agua, y otras cosas debajo de las anteriores que no alcanzo a ver :boese040:
Infinidad de piedras, frascos vacíos y llenos de piedras, cajas plásticas en desuso, pegamentos, cintas de embalar, floreros, alimentos para peces, carpetas de cursos, lapiceros con lapiceras que ya no escriben y un etcétera larguísimo sobre los muebles :roll:
La cama sin tender ad eternum :shock:
La nevera con un glaciar en el congelador :o
Y una libertad sin límites 8)

:hola: :60:
El tiempo es arte

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12729
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: Dolores

Mensaje por Berlín » 09 Abr 2011 16:20

:ojos4:

socio, te daba yo con el látigo.

que paciencia tiene esa mujer que a veces te visita...

una santa es.

si, si, te digo a ti, julio de mis entretelas.

Gavalia, perdona, pero es que se lo tenía que decir. :oops:
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4413
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: Dolores

Mensaje por Estrella de mar » 09 Abr 2011 18:34

:biglaugh3: :biglaugh3: :biglaugh3:
Muy bueno, Gav :!:
Lo que no me ha quedado muy claro es si te sentías atraído por tu prima. :roll: :cunao:
En cuanto a la pulcritud de vuestras cuevas y hábitos... mejor no comento, sólo digo que no me lo esperaba de vosotros. :? :mrgreen:
¿Os falta el gen de la limpieza, o qué? :icon_no_tenteras: :mrgreen:
Eleanisito, estoy de acuerdo con Ber, tu mujer es una santa. Es más, yo propondría la canonización. :roll: :mrgreen:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67375
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Dolores

Mensaje por lucia » 09 Abr 2011 22:36

La Dolores al menos no se dedicó a limpiar nada antes de pintarse las uñas :lol: ¿Cómo consiguió entrar?

Avatar de Usuario
Eleanis
No tengo vida social
Mensajes: 2173
Registrado: 05 Abr 2010 04:38
Ubicación: entre los arbustos y la hojarasca...

Re: Dolores

Mensaje por Eleanis » 09 Abr 2011 23:21

lucia escribió:La Dolores al menos no se dedicó a limpiar nada antes de pintarse las uñas :lol: ¿Cómo consiguió entrar?


Sedujo a Fabián, el portero, para que le franquease la puerta :mrgreen: (Lo sé porque la estaba espiando :wink: )
El tiempo es arte

Avatar de Usuario
Eleanis
No tengo vida social
Mensajes: 2173
Registrado: 05 Abr 2010 04:38
Ubicación: entre los arbustos y la hojarasca...

Re: Dolores

Mensaje por Eleanis » 09 Abr 2011 23:30

Queridas Berlín y Estrella :60: (No creo que esto sea desvirtuar el hilo, sino más bien enriquecerlo). Me parece que ustedes, las ellas, vienen de fábrica con el gen de La ley y el orden, mientras nosotros, los otros, en el mismo lugarcito del cromosoma, tenemos el gen de La libertad :cunao: (Y me van a dar con un caño, estoy seguro...)

En cuanto a la canonización de esa mujer que me visita, propongo el nombre de la Santa de los Cielos (o la Santa Voladora) :mrgreen:

Abracitos para las dos :60: :60:
El tiempo es arte

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10944
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: Dolores

Mensaje por Gavalia » 09 Abr 2011 23:52

8) Pelín asombrado si que me ando con vuestros comentarios. No estaba muy seguro de si funcionaría con tan poco desarrollo de la historia.
Para mi es un puntazo que entre Red y diga que le gustó. Que Eleanis me preste su tiempo a sabiendas de mis limitaciones ortográficas y sin decir nada el jodío las torna ánimos. Gracias maestro. Berlin que me deleita con su interés por ayudarme a mejorar y espero lo consiga sin regañarme demasiado. :beso: Bueno aun espero a mi pigmaliona personal Kassi que dice que no le gusta que la llame sabia....pero leñe...es que lo es. :60: Estrella me alegra que te guste preciosa y como le decía a Berlín por MP....tú que crees :boese040:
Y la jefa que chicos? No me ha regañado y eso me preocupa...habré mejorado o ha decidido que no vale la pena seguir intentándolo? :meditando:
Que sepas que la figura de Fabián nació solo para cumplir el pronóstico de Eleanis.
Bueno tengo el desarrollo de la siguiente en el coco. Veremos cuando me pongo.
En cuanto a lo de nuestra forma de ser. No sé..yo no tengo ningún problema con ella. Lo que hago es que ciertas tareas alguien las haga por mí. :oops: No es especialmente caro y si muy descansado... :meparto:
GRACIAS !!!! :60:
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Avatar de Usuario
Berlín
Vivo aquí
Mensajes: 12729
Registrado: 04 Ago 2009 10:07
Ubicación: Barcelona, la más bonita del mundo.

Re: Dolores

Mensaje por Berlín » 10 Abr 2011 10:49

Si te regaño es porque tú me lo has pedido, que eres pelin masoca, nene.
De todas formas sólo es mi punto de vista, porque yo tengo enormes fallos ortográficos todavía...
Creo que deberías aprender de los consejos de Eleanis, que es un sabio, más que de los míos.

Pero pienso que ha escribir se aprende escribiendo. Como todo en la vida. Práctica, fijarse mucho, y sobre todo dar un buen repaso antes de colgarlo. Siempre se puede escapar algún error, pero eso ya son daños colaterales jaja

de todas formas el talento ya lo tienes, así que ... :hola:


y la historia me ha gustado mucho, que lo sepas.
Última edición por Berlín el 10 Abr 2011 11:54, editado 1 vez en total.
"Que escribir y respirar no sean dos ritmos diferentes"
http://siguiendolospasosdebarro.blogspot.com/

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67375
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Dolores

Mensaje por lucia » 10 Abr 2011 11:45

Al menos ya dejas un espacio detrás de la mayoría de puntos y comas, así que algo hemos conseguido :mrgreen:

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10944
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: Dolores

Mensaje por Gavalia » 10 Abr 2011 17:44

- Coño Dolores!!!...- mi soltura en el verbo cuando menos quedó patente ante aquellos dos ojos de color verde esmeralda, que me asían con un etéreo hilo de plata que me esclavizaba, y una mirada que me taladraba con la eficiencia de un oculto hechizo. Nunca supe bien como pasó todo. Por qué actué de modo tan torpe y absurdo. Al rememorarlo aún me muero de la vergüenza. Más fuera hechizo o sorpresa y nervios. Así pasó y así os lo cuento-

-Leñe!!! primo, que susto por dios!!! Dame un beso guapo.-tintinearon campanas en su tono-

Jamás escuché voz más dulce para el oído que aquella con ese inimitable y entrañable deje de pueblo, incluido su inevitable Leñe!!! de final o de principio, siempre presente en cualquier conversación entre los vecinos de Setenil de las Bodegas. Pueblo de la serranía de Cádiz, famoso por sus cuestas, su calor impenitente y su folclórica Semana Santa por supuesto-

Lo cierto es que me puse muy nervioso y cerré con apresurada violencia la puerta. Tan rápido fue el movimiento al tirar del pomo hacia mí, que olvidé que mi cabeza se encontraba entre la susodicha y el marco que la sustentaba, con lo que conseguí darme un portazo importante y directo en la geta, que me hizo ver las estrellas. Curiósamente encontraba consuelo en sujetar y apretar con todas mis fuerzas el puñetero pomo, como si lo tuviera soldado a la mano, mientras retenía para mis adentros una importante maldición y una patada a la muy puta de la puerta.

- Pero bueno, querido primo cuanto tiempo. Ya veo que eres tan tímido como siempre. Pasa tonto y dame un beso que somos familia leñe!!! Vaya pinta tienes jodío-comentaba con tono simpático tras la puerta, mientras intentaba a su vez girar el pomo desde su lado, tirando con fuerza para abrirla, y que yo sujetaba con el alma puesta en ello, pero sin darme la menor cuenta de que lo hacía. Lo juro por éstas!!!-

Cuando solté el pomo, la puerta se abrió hacia dentro con fuerza y –dios de mi vida!!!-acabó en las narices de una sorprendida Dolores, que se llevó las manos al rostro con un grito de sincero dolor por aplastamiento nasal-Glorioso empate el nuestro- Yo en ese momento no sabía bien si salir corriendo y que me tragara la tierra. O por el contrario obviar por un momento mi solidario dolor nasal y mi falta de prudencia para con mi primita y entrar presto en su ayuda. Opté por lo de caballero al rescate de su dama y la rueda del destino para mi desgracia, se puso en marcha de nuevo.

- Leñe!!! Dolores. Lo siento. Joder... ¿Te has hecho mucho daño? Deja que te ayude...

Salté dentro del baño llevado por mi ímpetu protector, característico de mi sangre pueblerina de antigua familia de bandoleros de la sierra, y en plan Curro Giménez, asalté el espacio que nos separaba con la intención de alcanzarle una toalla limpia del armario situado a su izquierda- La hemorragia se anunciaba en un pequeño reguerillo de sangre que se deslizaba impenitente hacia sus labios rojos como las cerezas. Se destacaban en su hermoso rostro como una ondulante e insinuante Cordillera, que disputara la supremacía del color escarlata con la metálica sangre que se les acercaba. Dolores no apartaba las manos de su cara como si le hubiera caído el aceite de una tina hirviendo. Se quejaba la pobre revolviéndose nerviosa con su dolor y un ai!!, ai!!, ai!!!...Que me llegaba al alma. Gemía pensamente la pobre desesperada. Al ser un baño con tan poco espacio, una buena excusa donde las haya para mi torpeza, y unido al ímpetu de mi presurosa reacción por ayudarla, cuando me giré hacia ella para darle la toalla. La golpeé con mi hombro en su frente, justo en el momento en que ella lastimera buscaba ya mi fútil consuelo con la cabeza baja y las manos envolviendo su dolor. Intentó sujetarse agarrándose a mi camisa para no caer hacia atrás. Yo trastabillaba hacia ella torpemente en tan poco espacio y tropezamos ambos finalmente con la taza del wáter situada estratégicamente a mi derecha...no sé como lo hice, aun lo estoy estudiando. El caso es que acabé a horcajadas sobre ella...

- Me he visto en situaciones raras primo pero como ésta...de verdad que nunca. Podrías apartarte de encima un momento?-su voz era calma. Su mirada penetrante. Había pasado de cálida, a segura y amenazante, me produjo más miedo que si me hubiera insultado con todos los epítetos desafortunados que se le hubieran ocurrido en semejante trance. La abuela me miraba en ese momento y no podía superar la sensación de que en cualquier momento me llegaría sin avisar por algún lado una dolorosa y humillante colleja-

Me sentí ridículo y excitado como nunca lo estuve y me amonesté interiormente por ello al sentir su duro vientre bajo mis nalgas. La camisa abierta totalmente y sus pechos invalidando los esfuerzos de Newton por explicarme la Ley de la gravedad, pero al parecer no sus excepciones, como era el caso. Quizá falté ese día a clase, porque la observación empírica de los hechos, enturbiaba con terquedad mis cortas entendederas. Las hilanderas se lo estaban pasando bomba con nosotros y éramos protagonistas sin duda alguna de uno de sus ratos de tertulia, fumando y bebiendo sabe dios que hiervas. Me faltó tiempo para levantarme, pero con tan mala fortuna, que me di con la cabeza en el lavabo y caí despatarrado sobre la cortina del baño. Los enganches de plástico saltaron como si fueran confeti en una fiesta. La cortina me cubrió por completo. Tierra trágame de una puta vez. Te lo ruego...me hundía irremediablemente en el fondo de la bañera.

Dolores se acercó rauda para echarme una mano mientras sangraba profusamente por la nariz. Ya no gemía. Se reía alocadamente de la triste y ridícula imagen que su primo mostraba. Ataviado con un mantel que hacía de delantal. Una mascarilla que embozaba mi rostro y se había movido hasta mi frente dándome un aspecto de clon. Y regado por multitud de cosas pequeñas de plástico adornando la ridícula escena de mi pelea con la cortina que intentaba devorarme de vergüenza. La jodía de Dolores no paraba de reírse de mi frustración por no poder salir de la bañera, mientras me retorcía como una culebra en su interior.
Se agachó como bien pudo para ayudarme y al doblar su cintura hacia mi defenestrada pose, no pude evitar encontrarme de lleno con dos tetas descaradas que asomaban bailarinas ante mi dispersamente atenta mirada.

-Primo estás bien?-me preguntaba algo entrecortada por una risilla incontrolada -

Más el primo no escuchaba nada. Mis sentidos estaban congelados ante el ofrecimiento inesperado. Es curioso como reaccionamos los hombres en según que situaciones. Pasamos del dolor a la abstracción más absoluta ante los rigores de la carne. Supongo que la escasez continua de ella, tendría algo que ver, digo yo. Pues mi rostro de bobo sin habla era un libro demasiado abierto para cualquiera que lo estuviera leyendo. Lo disimulaba estupendamente la muy condenada. Pero lo leía. Vaya si leía. Su mirada se tornó pícara.

Por fin logramos salir del cuarto de baño, que más parecía un campo de batalla, que zona de abluciones, intimidad y relajo. Dolores me sujetaba por la cintura mientras yo me dejaba llevar como un herido de guerra reconfortado con sus atenciones táctiles hasta mi cuarto. Que sorprendentemente cuando me fije, ya no parecía mi cuarto, si no el de un ser extraño, venido seguramente de Venus o más bien de Setenil de las Bodegas. Bendito pueblo. ¿Como cojones había entrado Dolores en casa? El inefable rostro de Fabián acudió presto a mi cerebro. Maldito cabronazo salido pensé, antes de recostarme sobre el generoso regazo de mi prima Dolores, después de que me ayudara a sentarme en el borde de una más que sugerente cama. Tuve que volver a reprenderme, claro.
-¡Qué felices éramos hace quince años!
-Pero si en ese entonces no nos conocíamos.
-Por eso María, por eso... 8)

Responder