El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15797
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Abr 2019 09:15


Como aves limícolas picoteando en el fango…

Leyendo anoche, Cata, un ensayo que me habían recomendado de Eloy Tizón, y en el que se establece un curioso paralelismo entre obras literarias que he leído y que me han dejado huella, si bien unas me han gustado más que otras, me topé con el verbo “esperar” y, sin poder evitarlo, se me vino a la cabeza ese “esperando” que, según parece, Greto tiene desde el principio de los tiempos (al menos de los tiempos foriles) por ubicación.

Pero antes de proceder a citarte algunas frases del ensayo que lleva por título Fango y mermelada, deseo aclararte que los libros de los que se habla en él son El desierto de los tártaros, de Dino Buzzati, cuyo protagonista es Giovanni Drogo que vive en un cuartel avanzado a la espera de un enemigo, los tártaros, que no llega; La montaña mágica de Tomás Mann, cuyo protagonista Hans Castorp está recluido en un hospital alpino a la espera quizás de una curación que tampoco llega; Esperando a Godot, una obra de teatro de Samuel Beckett , en la que dos vagabundos aguardan a un misterioso personaje, llamado Godot, que igualmente nunca aparece; y cerrando el círculo del paralelismo El ángel exterminador de Buñuel, cuyo título original, según se nos dice en el texto, iba a ser Los invitados de la calle Providencia.

Entre otras cosas, Cata, dice el ensayista: ”Giovanni Drogo, Hans Castorp, los invitados a la cena de Buñuel, nosotros mismos, todos somos a nuestra manera náufragos de la calle Providencia, es decir: gente que no puede salir. Gente que quiere irse y no puede. Personas confinadas. Somos gente que espera. Esperamos algo, un permiso, las vacaciones, el alta médica o la firma del jefe. Esperando a Godot se nos pasó el siglo XX y no nos dimos ni cuenta. […] Esperar a Godot es el conjuro que suspende todas las dudas, todos los recelos, todas las impaciencias, la fórmula secreta que hace que el tiempo quede en suspenso y se paralice, las manecillas de los relojes se atrofien, igual que sucedía en el sanatorio de Thomas Mann, en el cuartel de Dino Buzzati o en el comedor de Luis Buñuel. Lugares en los que el tiempo se atasca, no fluye, la vida cobra su aspecto vegetativo o como soñado… […] Cuerpos a la espera de algo. Pasos en la oscuridad. Un dolencia pequeña, insignificante, que ocupa toda la vida. Relojes detenidos. ¿Fracaso? Ni siquiera llega a tanto. Poca cosa, no tiene nombre, es solo fango y mermelada.”.

Y ese verbo “esperar” tan reiterado en el ensayo se ha unido en mi cabeza a ese “esperando” del xirín, aun a pesar de que sabemos, porque Greto nos lo ha dicho a menudo, que el xirín no espera nada y que ese gerundio solo puede estar dicho en el sentido físico y literal de la palabra, y no en el más metafórico y existencial con el que lo dice Tizón. Pero una vez más el azar se ha disfrazado de Ariadna y ha unido con esos hilos intangibles que son las palabras tiempos y lugares inconexos en apariencia, pero entre los que podrían existir, por qué no, ocultos pasadizos.

Y es que anoche, Cata, leyendo las palabras de Eloy Tizón me dio por pensar que tanto el recuncho del xirín como este berenjenal bujiano podrían estar también entre esos lugares mágicos en los que las manecillas de los relojes se atrofian, y que nosotros, los bujianos, no somos más que aves limícolas de paso que han decidido tomarse un descanso y, una vez posadas en tierra, picotean en el fango a la espera de dar con esa ilusoria y prometida mermelada.




Enlace
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15797
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Abr 2019 09:37

Gretogarbo escribió:
23 Abr 2019 09:28
yo también vi el primer golondrínido de la temporada el viernes pasado, mientras charlaba con un vecino en la puerta de mi recuncho. Uno, sólo uno.
Pues no veas qué dilema es eso de no saber si era un viudo o una viuda; y una lástima que no decidiera quedarse a formar parte de tu recuncho.
Gretogarbo escribió:
23 Abr 2019 09:28
el abuelo todavía debe esperarnos. Y si comienzas tú con Los miserables en esa semana de asueto, quizás hasta acabemos juntos la lectura.
Pues, si nada lo remedia, esta noche empezaré a leer a don Víctor, cuya prosa clara, después de comerme el coco con la Duras, y de que me haya puesto "in the mood for" decir pamplinas como la que antecede a este mensaje, será para mi mente como un remanso.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7389
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 24 Abr 2019 11:14

Mucho que comentar.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:37
Pues no veas qué dilema es eso de no saber si era un viudo o una viuda; y una lástima que no decidiera quedarse a formar parte de tu recuncho.
Bueno, no sé si era un viudo o una viuda. Quizás ninguna de las dos cosas, sino que fuese un miembro de una pareja que se haya adelantado en la migración al otro (¿viajan en pareja las golondrinas?, no lo sé), o una cría del año pasado que todavía no se haya enamorado. Por cierto, ninguna golondrina ha elegido jamás mi recuncho como hogar pero anidan a escasos 200 metros.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:37
... si nada lo remedia, esta noche empezaré a leer a don Víctor, cuya prosa clara, después de comerme el coco con la Duras, y de que me haya puesto "in the mood for" decir pamplinas como la que antecede a este mensaje, será para mi mente como un remanso.
En que la prosa es clara no te equivocas cuando del desarrollo de la acción se trata, pero pongo sobre aviso de que párrafos, incluso páginas enteras y varias hojas seguidas, de reflexiones, pensamientos, descripciones y demostración de conocimientos históricos y sociales no te van a faltar.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:15
Leyendo anoche, Cata, un ensayo... me topé con el verbo “esperar” y, sin poder evitarlo, se me vino a la cabeza ese “esperando” que, según parece, Greto tiene desde el principio de los tiempos (al menos de los tiempos foriles) por ubicación.
Desde mis inicios en este foro, no, pero sí desde hace ya un tiempo.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:15
... los libros de los que se habla en él son...
No he leído ni uno solo de esos libros. Ni siquiera recuerdo haber visto la película de Buñuel. Penoso por mi parte.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:15
... sabemos... que el xirín no espera nada y que ese gerundio solo puede estar dicho en el sentido físico y literal de la palabra,...
Absolutamente nada pero precisamente por no esperar nada, casi todo lo que me llega y llegue será bien recibido siempre y cuando me permita continuar...
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:15
Pero una vez más el azar se ha disfrazado de Ariadna y ha unido con esos hilos intangibles que son las palabras tiempos y lugares inconexos en apariencia, pero entre los que podrían existir, por qué no, ocultos pasadizos.
... esperando a la puerta de esos ocultos pasadizos que sí, existen. Quizás ayer se abriese uno de ellos cuando ambos, tú en tus reflexiones, y yo en mi duermevela, escuchásemos al unísono ese tema de Caetano Veloso que no conocía y que me impactó. He puesto el vídeo oficial aquí.
jilguero escribió:
24 Abr 2019 09:15
... tanto el recuncho del xirín como este berenjenal bujiano podrían estar también entre esos lugares mágicos en los que las manecillas de los relojes se atrofian, y que nosotros, los bujianos, no somos más que aves limícolas de paso que han decidido tomarse un descanso...
Para mí, este bujío es el grato lugar de conversación que antes tenía por otros medios y con otras personas y que, por circunstancias varias, ya no tengo. Aquí me siento muy a gusto porque sus puertas están siempre abiertas, tanto para llegar como para salir, sin horario, y sus sillones son muy cómodos. Gracias.

Es deliciosa toda tu reflexión de Como aves limícolas picoteando en el fango..., apoyándote en las palabras de Eloy Tizón plasmadas en ese ensayo. Para mí es muy placentero, siempre, leerte, jilguero, sean pamplinas ficticias o lo que bulle en tu cabeza.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15797
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Abr 2019 12:29

La de Mann, tiene luces (la cotidianidad en el sanatorio me encantó) y sombras (las discusiones filosóficas demasiado prolijas y que se me hicieron muy pesadas). Y la de Godot está bien como pecado de juventud, ahora no sé que pensaría más allá de su significado metafórico. En cambio, El desierto de los tártaro, Greto, creo que te podría gustar. Llega un momento en que Giovanni Drogo muestra ante la vida una actitud que en cierto modo se parece a la que adopta ese xirín que ya no es das bibliotecas sino más bien un xirín que jardinea en la tierra de su recuncho y en la de su propia cabeza.

Momento en que Drogo se enfrenta a las murallas del destacamento al que ha sido destinado: "No era imponente la Fortaleza Bastiani, con sus bajas murallas, ni hermosa en cierto modo, ni pintoresca con torres y bastiones; absolutamente nada que consolase de su desnudez, que recordase las cosas dulces de la vida. Y, sin embargo, como la noche anterior desde el fondo de la garganta, Drogo la miraba hipnotizado y en su corazón entraba una inexplicable excitación.” [...] “También Ortiz se había quedado inmóvil y miraba intensamente las amarillas murallas. Sí, él, que vivía allí desde hacía dieciocho años, las contemplaba, casi hechizado, como si volviera a ver un prodigio. Parecía no cansarse de remirarlas y una vaga sonrisa, de alegría y tristeza al tiempo, iluminaba lentamente su rostro.”

PD: Greto, si me lees, corrige por favor ese "das las" del pájaro en tu cita, gracias.
Última edición por jilguero el 24 Abr 2019 14:43, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7389
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 24 Abr 2019 12:37

jilguero escribió:
24 Abr 2019 12:29
... ese xirín que ya no es das las bibliotecas sino más bien un xirín que jardinea en la tierra de su recuncho y en la de su propia cabeza.
Cierto, aunque hago buen uso de los fondos de las bibliotecas para, luego, jardinear en mi recuncho.

El desierto de los tártaros está anotado en mi pequeña agenda de potenciales ambrosías desde hace un tiempo. No sé si directa y abiertamente o indirectamente a través de tus comentarios ya me lo habías recomendado. Gracias.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4429
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Estrella de mar » 24 Abr 2019 14:52

jilguero escribió:
23 Abr 2019 21:18

Pero tal vez sea bueno empezar por el principio. A ver, Niña Guadiana, ¿tenías las gafas puestas?
:meparto: No. :meparto:
jilguero escribió:
23 Abr 2019 21:18
¿distingues bien los colores? :roll:
Eso sí. Los distingo perfestísimamente. :boese040: Lo mío es miopía.
Era un pájaro, no un ave. :15:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7389
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 24 Abr 2019 15:00

Estrella de mar escribió:
24 Abr 2019 14:52
Lo mío es miopía.
Pues por propia experiencia, los miopes no distinguimos un algo rosa de un algo negro.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4429
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Estrella de mar » 24 Abr 2019 15:12

Yo sí que distingo un rosa de un negro, Gretillo. :boese040: Además, ya os digo que este era un rosa muy vivo, por eso me llamó la atención.
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 7389
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 24 Abr 2019 15:17

Estrella de mar escribió:
24 Abr 2019 15:12
Yo sí que distingo un rosa de un negro,...
Nunca me tomes al pie de la letra. Era un hablar por no estar callado.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4429
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Estrella de mar » 24 Abr 2019 15:26

Gretogarbo escribió:
24 Abr 2019 15:17
]Nunca me tomes al pie de la letra. Era un hablar por no estar callado.
Enterada. :boese040:

A ver si tengo suerte y puedo volverlo a ver para grabarlo. Ahora, como me digáis que es una cometa me meo toa. :mrgreen:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 5298
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por magali » 24 Abr 2019 15:53

Hablando de esperas me he acordado de un cuento de Borges titulado La espera por si no lo conocéis y os interesa os dejo el enlace: https://www.literatura.uX/borges/laespera.html

uX=us
Jorge Luis Borges
(1899–1986)


La espera
(El Aleph (1949)

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15797
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Abr 2019 16:21

magali escribió:
24 Abr 2019 15:53
Hablando de esperas me he acordado de un cuento de Borges titulado La espera por si no lo conocéis y os interesa os dejo el enlace: https://www.literatura.uX/borges/laespera.html

uX=us
Jorge Luis Borges
(1899–1986)


La espera
(El Aleph (1949)
Gracias. Se supone que lo había leído, pero no me acordaba de nada. Si bien me ha hecho acordarme de este otro que también tiene que ver con la espera y se llama El fin.
https://www.literatura.uX/borges/elfin.html

He puesto también una "X" en vez de la "s" en el enlace
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 5298
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por magali » 24 Abr 2019 16:41

jilguero escribió:
24 Abr 2019 16:21
Gracias. Se supone que lo había leído, pero no me acordaba de nada. Si bien me ha hecho acordarme de este otro que también tiene que ver con la espera y se llama El fin.
https://www.literatura.uX/borges/elfin.html

He puesto también una "X" en vez de la "s" en el enlace

[/quote]

Pues este también lo he apuntado, porque me gustan todos los de Borges. Y tampoco me acordaba de él :roll: .

Avatar de Usuario
magali
Vivo aquí
Mensajes: 5298
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por magali » 24 Abr 2019 16:42

jilguero escribió:
24 Abr 2019 16:21


Gracias. Se supone que lo había leído, pero no me acordaba de nada. Si bien me ha hecho acordarme de este otro que también tiene que ver con la espera y se llama El fin.
https://www.literatura.uX/borges/elfin.html

He puesto también una "X" en vez de la "s" en el enlace
Pues este también lo he apuntado, porque me gustan todos los de Borges. Y tampoco me acordaba de él :roll: .

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15797
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 25 Abr 2019 08:28

Estrella de mar escribió:
24 Abr 2019 15:26
A ver si tengo suerte y puedo volverlo a ver para grabarlo. Ahora, como me digáis que es una cometa me meo toa.
Pues ten cerca la escupidera por si acaso.
Estrella de mar escribió:
24 Abr 2019 14:52
Era un pájaro, no un ave.
:roll: Si pudieras concretar un poco más esta afirmación para saber qué estamos buscando, se agradecería


Hablando de otra cosa, Cata, ¡qué bien lo hacía Delibes! Lo digo porque hoy me he despertado pensando en el Senderines, en ese niño solitario y al que, sin embargo, nos lo podemos imaginar jugando feliz entre los trigales y con la sombra inmóvil del cernícalo por toda compañía:

El niño jugaba en el camino, junto a la casa blanca, bajo el sol, y sobre los trigales, a su derecha, el cernícalo aleteaba sin avanzar, como si flotase en el aire, cazando insectos. La tarde cubría la cuenca compasivamente y el hombre que venía de la falda de los cerros, con la vieja chaqueta desmayada sobre los hombros, pasó por su lado, sin mirarle, empujó con el pie la puerta de la casa y casi a ciegas se desnudó y se desplomó en el lecho sin abrirlo. Al momento, casi sin transición, empezó a roncar arrítmicamente.

El Senderines, el niño, le siguió con los ojos hasta perderle en el oscuro agujero de la puerta; al cabo reanudó sus juegos.


El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder