El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 Sep 2018 14:39

Gretogarbo escribió:
jilguero escribió:... enhorabuena por ese éxito a los padres de los volantones y a su cuidador!
Simplemente a los padres. El cuidador se limita a limpiar nidos y aportar material para los nidales de vez en cuando, barrer restos de semillas semanalmente y reponer agua y comida diariamente. Mi intervención en las nidadas es nula.

Hombre, mantener una ambiente saludable y tenerlos bien alimentados si creo que es una premisa necesaria para que las nidadas sean exitosas. Lo digo por lógica ya que nunca he tenido una pajarera real, todo lo más alguna jaulita con canarios o jilgueros en el época en que mi familia no era la de Durrel pero se le parecía :D. Sinceramente, cuando vuelvo al vista a atrás, me digo que ¡cuánta paciencia tuvo y qué compresiva fue mi madre con todos nosotros! :chino:

Me pica la curiosidad, Greto: ¿por qué te decidiste por ser criador de diamantes mandarines? ¿Qué te llevo a escogerlos a ellos?
Igual te lo he preguntado ya, pero he olvidado la respuesta :roll:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 550
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 05 Sep 2018 15:44

jilguero escribió:Pues ahora, Edgardo, esta manifestación diversa de la lucha por la vida, esas diatomeas encerradas en sus cofrecillos silíceos y esas hiedras abriéndose camino en la herida de las rocas de tu poema, me han hecho pensar en este dolor y en este miedo universal de lo vivo del que nos habla Umbral :wink::

Sufro como hombre, a la medida del hombre, con mis recursos y mi mecánica de hombre, pero dentro de mí, dentro de ese sufrimiento, hay algo más sufriente, una pulpa casi submarina de sollozo, un fondo último y retráctil de dolor al que temo descender, que no me atrevo a tocar. Es ya un sufrimiento como vegetal, el gemido de la flor rota —ya se sabe que las plantas gimen—, un dolor no humano, un miedo anterior al hombre, una medusa de espanto, no sé. Lo más sensible y doliente de lo vivo, el cartílago marino y vegetal, sin otra conciencia que el dolor, donde algo pulsa infinitamente, muy por debajo de mi dolor racional, mediocre, de hombre que sufre.

PD: me da que pensar ese asociar mediocre con lo racional :roll:.

Sorprendido quedo, Señora mía, con las palabras que vierte este señor. Me lleva a releer y muero en el intento las veces justas para sacar gozo y compartimiento. Imagino el dolor del Sol, o de los peces, imagino el sufrimiento de un abejorro. Entiendo que es un evento natural, muy natural, totalmente alejado del sufrimiento que yo conozco. Esto es otro sistema de eventos encadenados entre sí para gestar algo, quizá sea esto el verdadero Génesis, el Génesis que ocurre a cada instante, porque solo existe el instante en la natural naturaleza. Mi perra Sombra me mira con atención y manifiesta su sobriedad, bebe agua para respirar, el oxígeno también llega por el agua, desea un instante pleno, y sufre cuando necesita sufrir, duele cuando un elemento agrede, y al instante olvida, pero graba, como la célula, graba como la célula, y nace la memoria, y nace el recuerdo. Umbral, Umbral, quién eres que sabes tanto, de dónde sacas tu recuerdo que trasciende lo humano permitido, sombrío recuerdo de la genética subsecuente, de la genética recóndita, o de lo recóndito de la genética. Primero existo, luego pienso, luego vivo.

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 550
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 05 Sep 2018 15:59

Señora, mía, ¡mire lo que le traje! Espero sea de su agrado.

.

RÉQUIEM POR UNA CIGARRA. CIEN AÑOS.

Quiero vivir en ti, tres días,
tres días nada más.

El primer día
que sea para salvar la noche
y dejar en ti mi rastro genético,
como lo deja la célula en las nuevas generaciones.
El tiempo graba en mármol su poesía.

En el día segundo,
tras descansar,
saldré al campo.
Como un niño viajaré, en un apasionante carrusel
sin fin
luego volveré a tu remanso.

Y en el tercer día,
invocaré a la reina de todas las necesidades: la muerte,

es un principio del cual debo aprender,
una cita con el destino: quizá resucitar.

Como si hubiese vivido cien años,
sin faltar a la verdad.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 07:58

¡Buenos días, Cata! Mira lo que estoy reciclando.

Mariposa colibrí.jpg
Mariposa colibrí.jpg (51.98 KiB) Visto 308 veces

Es un ejemplar de mariposa o esfinge colibrí, Macroglossum stellatarum. Me al encontré ya muerta en un pasillo de este centro el viernes pasado, pero todavía no estaba absolutamente rígida y le he podido desplegar las alas. Las superiores las tiene estropeadas, supongo que de los aleteos finales e inútiles intentando levantar el vuelo del suelo antes de morir. La meteré en una cajita para que adorne mi casa por unos años antes de cumplir el mandato bíblico de convertirse en polvo y ser posibilidad de nueva vida.

Todavía recuerdo mi primer encuentro con ella, rodeada del blanco y el azul de Santorini. Estábamos en la playa de Monolithos, porque en la guía del Trotamundos había leído que allí había unas rocas volcánicas que el viento hacía silbar componiendo una especie de melodía sideral. A mí aquello me entusiasmó y me empeñé en ir. El lugar fue una decepción y, por más que lo intenté, no conseguí escuchar "nadena". Pero decidimos quedarnos a comer en un garito y allí me estaba esperando la sorpresa del día. Cerca de nuestra mesa, había una tapia con unas enredaderas floridas y de repente vimos lo que parecía un colibrí. Seguimos con la vista sus ires y venires, desconcertados, confusos, incrédulos ante la idea de que en la isla griega pudiera haber una especie de colibrí. En algún momento en que el aleteo se volvió menos acelerado, ya le vimos cierta pinta de mariposa nocturna. No eran tiempos de móviles ni internet y hubimos de esperar a nuestro regreso a España para enterarnos de que habíamos visto una esfinge colibrí.


Enlace


Tener, pues, en casa esta esfinge será en cierto modo tener en casa ese momento mágico de mi primer encuentro con ella en una lejana isla del Mediterráneo. Una isla asociada a la voz de esta mujer...


Enlace
Lo siento, Greto, pero es esta la canción que allí escuché y por ello mi preferida :wink:

Última edición por jilguero el 06 Sep 2018 08:35, editado 2 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 08:17

Mira qué curioso, Edgardo. Mencionas en tu réquiem a la cigarra "dejar en ti mi rastro genético, como lo deja la célula en las nuevas generaciones.", y justo ayer me decía Umbral "Entretanto, se tienden puentes sobre el mar o se levantan escaleras hasta la cúpula del aire. Pero lo único cierto es la cloaca sexual que cada noche inunda el mundo. Una realidad zoológica y apestosa. Avergonzados de la elementalidad de todo esto, que no es sino una dinámica de rebaño, hemos hecho lirismo, filosofía, complicación y metafísica. Lo he repetido más de una vez: toda la cultura no es sino el esfuerzo desesperado del hombre por dignificarse a sí mismo, por estofarse de trascendencia. La religión quiere darnos un alma y la cultura quiere darnos un traje.". Y luego añade: "Viene un tiempo de degradaciones, todo es póstumo, la vida ha durado ya excesivamente y los políticos consuman sus traiciones cada mañana sin convicción ni arte, pues el pájaro en la rama y el reloj en la torre no hacen otra cosa que esperar el desmoronamiento final, el suspiro de la galaxia que nos libere a todos de las leyes de la herencia y nos devuelva a la relatividad y la nada.".

Obviamente, estaba en una etapa pesimista por la muerte de su hijo. Pero justo por ello tenía la clarividencia que da mirar la realidad sin el lirismo con el que la solemos embellecer :wink:. Y que conste que soy aférrima defensora de que vayamos vestidos con el traje de la cultura. Eso sí, sin engreimientos, sin vanidad, siendo conscientes de que somos una especie más y, como el resto, esclavas de la Vida, por lo que nos regimos, en esencia, por esa necesidad imperiosa de dejar el rastro genético del que nos hablas en tu poema.

Gracias por compartir tus textos :60:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6044
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: En tránsito

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 06 Sep 2018 09:38

jilguero escribió:Me pica la curiosidad, Greto: ¿por qué te decidiste por ser criador de diamantes mandarines? ¿Qué te llevo a escogerlos a ellos?
Muy sencillo.

Cuando compré la finca en la que vivo actualmente, había un galpón que los anteriores dueños habían utilizado como gallinero y conejero. Yo era criador aficionado de canarios, así que adapté ese habitáculo como pajarera. Allí revolotearon felices los canarios hasta que un día... vi en su interior un extraño pajarillo de vistosos colores. A día de hoy sigo sin saber cómo logró entrar allí, porque por más que revisé la instalación no encontré un agujero por el que hubiese podido colarse. Tampoco nunca antes, ni nunca después, había visto esa especie de ave volando en libertad por mi zona. El caso es que lo identifiqué valiéndome de internet: era un macho de diamante mandarín.

Imagen

Al día siguiente fui a una pajarería y compré una hembra.

Imagen

Apenas un par de minutos después de soltarla en la pajarera... vinieron los primeros polvos.

Imagen

Y de ellos, los primeros lodos,...

Imagen

... hasta hoy.

Imagen

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 09:49

Vamos, que te eligieron ellos a tí :cunao:.
La historia de estos diamantes mandarines, aparecidos en parte por "generación espontánea" en tu recuncho, merecen no perderse: la voy a indexar :wink:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6044
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: En tránsito

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 06 Sep 2018 09:50

jilguero escribió:Es un ejemplar de mariposa o esfinge colibrí, Macroglossum stellatarum.
¡Espectacular! Tengo el recuerdo de haber visto algún ejemplar muerto de esa polilla, pero supongo que nunca lo he visto volando porque la imagen sería inolvidable.

jilguero escribió:
Lo siento, Greto, pero es esta la canción que allí escuché y por ello mi preferida...
Nada más lejos de mi voluntad que cambiar tus gustos, y mucho menos cuando están ligados a tus sentimientos.

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6044
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: En tránsito

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 06 Sep 2018 10:08

jilguero escribió:Vamos, que te eligieron ellos a tí...
No es para menos. Aquel diamante, nacido en cautividad y escapado de alguna jaula, debió sospechar que la vida en libertad tenía sus riesgos y que difícilmente iba a morir de viejo, como la hembra de hace un par de días. Llegado a la pajarera, vio comida al alcance del pico sin esforzarse en buscarla, descubrió algún recoveco en la voladera, que todavía debe existir a día de hoy, por el que le fue sencillo entrar pero imposible salir, y no lamentó quedarse a vivir allí. Además, alguien le puso a tiro, en apenas veinticuatro horas, una compañera con la cual dar rienda suelta al apetito carnal, así que miel sobre hojuelas.

Avatar de Usuario
hexagono69
Foroadicto
Mensajes: 4888
Registrado: 10 Jun 2013 10:40

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 06 Sep 2018 10:15

jilguero escribió:Mira qué curioso, Edgardo. Mencionas en tu réquiem a la cigarra "dejar en ti mi rastro genético, como lo deja la célula en las nuevas generaciones.", y justo ayer me decía Umbral "Entretanto, se tienden puentes sobre el mar o se levantan escaleras hasta la cúpula del aire. Pero lo único cierto es la cloaca sexual que cada noche inunda el mundo. Una realidad zoológica y apestosa. Avergonzados de la elementalidad de todo esto, que no es sino una dinámica de rebaño, hemos hecho lirismo, filosofía, complicación y metafísica. Lo he repetido más de una vez: toda la cultura no es sino el esfuerzo desesperado del hombre por dignificarse a sí mismo, por estofarse de trascendencia. La religión quiere darnos un alma y la cultura quiere darnos un traje.". Y luego añade: "Viene un tiempo de degradaciones, todo es póstumo, la vida ha durado ya excesivamente y los políticos consuman sus traiciones cada mañana sin convicción ni arte, pues el pájaro en la rama y el reloj en la torre no hacen otra cosa que esperar el desmoronamiento final, el suspiro de la galaxia que nos libere a todos de las leyes de la herencia y nos devuelva a la relatividad y la nada.".

Obviamente, estaba en una etapa pesimista por la muerte de su hijo. Pero justo por ello tenía la clarividencia que da mirar la realidad sin el lirismo con el que la solemos embellecer :wink:. Y que conste que soy aférrima defensora de que vayamos vestidos con el traje de la cultura. Eso sí, sin engreimientos, sin vanidad, siendo conscientes de que somos una especie más y, como el resto, esclavas de la Vida, por lo que nos regimos, en esencia, por esa necesidad imperiosa de dejar el rastro genético del que nos hablas en tu poema.

Gracias por compartir tus textos :60:.



Si, sin duda Umbral estaba herido de muerte por su difunto hijo pero también se nota que es un literato y que todo lo recicla en esa onda no puede evitarlo ni quiere, y esas bellas palabras nos hablan de la eterna decadencia de lo que un día fue eterna juventud y hoy va camino del fin, se pueden aplicar a la caída del Imperio Romano o a cualquier decadencia; la esencia de color amarillento de la decadencia de un néctar muy preciado por los estetas, unido al dolor y a la melancolía.


Ah disculpa este comentario, Esclavas de la vida, me suena fatal me recuerda a esclavas de Jesus, esclavas de la Santa Cruz, esclavas de la corona de espinas, esclavas adoradoras de San Cosme ....etc lo siento pero es asi dentro de mi petrificada mente. :cunao:
Bailando la danza de la luna de plata.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 10:47

hexagono69 escribió:Si, sin duda Umbral estaba herido de muerte por su difunto hijo pero también se nota que es un literato y que todo lo recicla en esa onda no puede evitarlo ni quiere, y esas bellas palabras nos hablan de la eterna decadencia de lo que un día fue eterna juventud y hoy va camino del fin, se pueden aplicar a la caída del Imperio Romano o a cualquier decadencia; la esencia de color amarillento de la decadencia de un néctar muy preciado por los estetas, unido al dolor y a la melancolía.

Tienes mucha razón, Hexa. Esto está extraido de lo que él consideraba un diario intimo pero era consciente de que ya no se podía quitar el traje de la cultura: "¿Por qué se escribe un diario íntimo? No por vanidad, ya, a estas alturas y en mi caso, ni por egocentrismo, ni por vedetismo, sino por buscar la sencillez última, por huir de ese artificio que en último extremo suponen todos los géneros literarios. No quiere uno que entre el lector y él haya trucos de novela, efectos de poema, trampas del oficio, y se apela al diario íntimo, como a las memorias. Pero las memorias aún están embellecidas por la niebla del recuerdo. El diario íntimo, en cambio, es lo inmediato, el presente exasperado, la confesión no sólo sincera, sino urgente. Lo que pasa luego —y ésta es la gran enseñanza de los diarios íntimos— es que no somos capaces ya de sencillez, de elementalidad. Hemos perdido el paraíso, estamos maleados por la cultura, no podemos hacernos como uno de esos pequeñuelos, y resulta que el diario íntimo se llena de lirismos, de lucimientos, de improvisaciones muy preparadas".

Por cierto, tiene un fragmento de cuando descubrimos que ya no solo somos el vivo sino también el muerto, que me ha encantado: "Uno se va acostumbrando a convivir con su cadáver. Es incómodo pero a todo se hace uno. Piensas que bueno, que peor sería tener una joroba o una enfermedad molesta. Mas resulta que la cosa no para ahí. Cuando ya has presentado el cadáver en sociedad, cuando lo llevas a todas partes, como un familiar incómodo, cuando ya todo el mundo sabe que eres tú y tu muerto, que eres tu mitad muerta y tu mitad viva, resulta que un día descubres, en el retrete o en un taxi, que ya eres sólo muerto, todo muerto, que el muerto te ha suplantado, y sobreviene el horror, porque ya no soy un vivo soportando a un muerto, conviviendo con él, sino un muerto que se acuerda de aquel vivo como de un amigo lejano y alegre, demasiado alegre, que más vale haya desaparecido para siempre. No sé si he llegado a eso.
En todo caso, el muerto y yo estamos ahora, quizás, en un momento de relaciones estables, como un matrimonio aburrido, estúpido e irremediable. Cuando se me pierde un pañuelo, cuando no me pongo la camisa que me gusta, cuando cojo un libro que no me interesa, digo: «Esto es cosa del muerto». El muerto va mandando en mi vida y no sabe, el muy estúpido, que acabando conmigo acaba con los dos.
".

Me parece genial. Pero ya no sigo que no os quiero cansar.


hexagono69 escribió:Ah disculpa este comentario, Esclavas de la vida, me suena fatal me recuerda a esclavas de Jesus, esclavas de la Santa Cruz, esclavas de la corona de espinas, esclavas adoradoras de San Cosme ....etc lo siento pero es asi dentro de mi petrificada mente. :cunao:

Oye, esta vez el tema no lo he sacado yo, que conste en acta :lista:, que yo suelo cumplir mis promesas (o al menos lo intento) :mrgreen:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 11:36

Gretogarbo escribió:
jilguero escribió:Vamos, que te eligieron ellos a tí...
No es para menos. Aquel diamante, nacido en cautividad y escapado de alguna jaula, debió sospechar que la vida en libertad tenía sus riesgos y que difícilmente iba a morir de viejo, como la hembra de hace un par de días. Llegado a la pajarera, vio comida al alcance del pico sin esforzarse en buscarla, descubrió algún recoveco en la voladera, que todavía debe existir a día de hoy, por el que le fue sencillo entrar pero imposible salir, y no lamentó quedarse a vivir allí. Además, alguien le puso a tiro, en apenas veinticuatro horas, una compañera con la cual dar rienda suelta al apetito carnal, así que miel sobre hojuelas.

Hombre, es que si tenía cobijo, comida y en 24 horas hembra sin competencia igual nunca intentó salir :cunao:.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
hexagono69
Foroadicto
Mensajes: 4888
Registrado: 10 Jun 2013 10:40

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 06 Sep 2018 11:59

jilguero escribió:
hexagono69 escribió:Si, sin duda Umbral estaba herido de muerte por su difunto hijo pero también se nota que es un literato y que todo lo recicla en esa onda no puede evitarlo ni quiere, y esas bellas palabras nos hablan de la eterna decadencia de lo que un día fue eterna juventud y hoy va camino del fin, se pueden aplicar a la caída del Imperio Romano o a cualquier decadencia; la esencia de color amarillento de la decadencia de un néctar muy preciado por los estetas, unido al dolor y a la melancolía.

Tienes mucha razón, Hexa. Esto está extraido de lo que él consideraba un diario intimo pero era consciente de que ya no se podía quitar el traje de la cultura: "¿Por qué se escribe un diario íntimo? No por vanidad, ya, a estas alturas y en mi caso, ni por egocentrismo, ni por vedetismo, sino por buscar la sencillez última, por huir de ese artificio que en último extremo suponen todos los géneros literarios. No quiere uno que entre el lector y él haya trucos de novela, efectos de poema, trampas del oficio, y se apela al diario íntimo, como a las memorias. Pero las memorias aún están embellecidas por la niebla del recuerdo. El diario íntimo, en cambio, es lo inmediato, el presente exasperado, la confesión no sólo sincera, sino urgente. Lo que pasa luego —y ésta es la gran enseñanza de los diarios íntimos— es que no somos capaces ya de sencillez, de elementalidad. Hemos perdido el paraíso, estamos maleados por la cultura, no podemos hacernos como uno de esos pequeñuelos, y resulta que el diario íntimo se llena de lirismos, de lucimientos, de improvisaciones muy preparadas".

Por cierto, tiene un fragmento de cuando descubrimos que ya no solo somos el vivo sino también el muerto, que me ha encantado: "Uno se va acostumbrando a convivir con su cadáver. Es incómodo pero a todo se hace uno. Piensas que bueno, que peor sería tener una joroba o una enfermedad molesta. Mas resulta que la cosa no para ahí. Cuando ya has presentado el cadáver en sociedad, cuando lo llevas a todas partes, como un familiar incómodo, cuando ya todo el mundo sabe que eres tú y tu muerto, que eres tu mitad muerta y tu mitad viva, resulta que un día descubres, en el retrete o en un taxi, que ya eres sólo muerto, todo muerto, que el muerto te ha suplantado, y sobreviene el horror, porque ya no soy un vivo soportando a un muerto, conviviendo con él, sino un muerto que se acuerda de aquel vivo como de un amigo lejano y alegre, demasiado alegre, que más vale haya desaparecido para siempre. No sé si he llegado a eso.
En todo caso, el muerto y yo estamos ahora, quizás, en un momento de relaciones estables, como un matrimonio aburrido, estúpido e irremediable. Cuando se me pierde un pañuelo, cuando no me pongo la camisa que me gusta, cuando cojo un libro que no me interesa, digo: «Esto es cosa del muerto». El muerto va mandando en mi vida y no sabe, el muy estúpido, que acabando conmigo acaba con los dos.
".

Me parece genial. Pero ya no sigo que no os quiero cansar.


hexagono69 escribió:Ah disculpa este comentario, Esclavas de la vida, me suena fatal me recuerda a esclavas de Jesus, esclavas de la Santa Cruz, esclavas de la corona de espinas, esclavas adoradoras de San Cosme ....etc lo siento pero es asi dentro de mi petrificada mente. :cunao:

Oye, esta vez el tema no lo he sacado yo, que conste en acta :lista:, que yo suelo cumplir mis promesas (o al menos lo intento) :mrgreen:.


Un fragmento maravilloso jilguero pura delicia, tan perfecto o mas que un cuadro de Da Vinci o una escultura de Miguel Angel. :hola:
Bailando la danza de la luna de plata.

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6044
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: En tránsito

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 06 Sep 2018 12:54

Mira, jilguero, que encontré leyendo La uruguaya, de Pedro Mairal.

Vi de lejos el bodegón de Santa Catalina con su toldo amarillo. Pasé junto a una construcción a medio demoler, con las paredes grafiteadas, crucé la calle y entré. Había un par de clientes almorzando. Guerra todavía no estaba. Saludé y elegí una mesa afuera, mirando hacia el lado en que ella iba a venir caminando. Decían que a veces el presidente Mujica iba a comer ahí. Quedaba cerca del edificio del poder ejecutivo y era un lugar acorde con su estilo sencillo y popular: un bodegón antiguo sin pretensiones, con sillas de aluminio en la vereda y comida honesta. Se estaba bien a la sombra del toldo, Cata, en ese bar con el nombre de tu santa, esperando a una mujer a la que había visto dos veces en mi vida. La primera vez en enero y la segunda en ese mismo bar, en marzo.

Edito para eliminar una tilde que no debe figurar pero que puede verse en la siguiente cita de jilguero.
Última edición por Gretogarbo el 07 Sep 2018 09:33, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 13917
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Sep 2018 15:01

Gretogarbo escribió:Mira, jilguero, qué encontré leyendo La uruguaya, de Pedro Mairal.

Vi de lejos el bodegón de Santa Catalina con su toldo amarillo. Pasé junto a una construcción a medio demoler, con las paredes grafiteadas, crucé la calle y entré. Había un par de clientes almorzando. Guerra todavía no estaba. Saludé y elegí una mesa afuera, mirando hacia el lado en que ella iba a venir caminando. Decían que a veces el presidente Mujica iba a comer ahí. Quedaba cerca del edificio del poder ejecutivo y era un lugar acorde con su estilo sencillo y popular: un bodegón antiguo sin pretensiones, con sillas de aluminio en la vereda y comida honesta. Se estaba bien a la sombra del toldo, Cata, en ese bar con el nombre de tu santa, esperando a una mujer a la que había visto dos veces en mi vida. La primera vez en enero y la segunda en ese mismo bar, en marzo.

:shock: :shock: :shock:
Oye, Cata, tienes un Alter ego literario y nosotras sin saberlo. Pero ya te digo yo que no hay color, que cómo se va a comparar un simple bodegón con un bujío en medio de un berenjenal :wink:.

Greto, ¿merece la pena? Como aparezcan berenjenas nos a avisas. Por cierto, se va a cercando ya la fecha en la que, para celebrar el cumpleaños de la anfitriona, tendemos en el bujío 12 horas de exposición conjunta de las dos versiones del cuadro de la Mártir de las Ciencias y las Letras: la de Santa Cata y la de Santa Lilaila :clown:.
Última edición por jilguero el 06 Sep 2018 15:30, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder