El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 23 Mar 2017 12:12

El cielo no responde

La Beata Juana, Cata, era creyente y no tuvo por ello el problema al que se enfrentan otros muchos. La otra mañana, sin ir más lejos, tuve una crisis momentánea de vértigo. Pero no como la sarasa por estar al borde de un bordillo, no, sino porque de repente me desperté, como le pasó a Pascal o a Sereno Williams**, en la cama como si fuese un náufrago que se despierta en una balsa, en medio de un mar infinito, que se le antoja además vacío, y al que encima no sabe cómo ha llegado.

Esa idea del aislamiento del hombre en medio de un universo que no entiende fue una de las preocupaciones de Albert Camus. Él nació en Argel, hijo de colonos franceses y se quedó huérfano de padre muy joven. Su infancia la pasó en uno de los barrios más pobres de Argel. Yo he leído alguna novela suya, ensayos (El del mito de Sísifo, en concreto, lo leo y lo releo sin cansarme nunca) y dos o tres obras de teatro.

Pero el otro día me enteré, por casualidad, de que era ante todo poeta (habré de buscar su poesía) y que, como tal, tenía una sensibilidad muy a flor de piel. Y hay quien afirma que su poesía está cargada de nostalgia justo a raíz de este suceso que le hizo caer en la cuenta de que, ante hechos que espantan a los hombres, el cielo no responde...

Ocurrió así. Un día paseaban Camus y un amigo por una calle junto al mar en Argelia. De pronto se encontraron con un apiñamiento de gente. En medio de la multitud, en el suelo estaba el cadáver de un niño árabe. Se hallaba ensangrentado y desfigurado, porque lo acababa de aplastar un autobús. La madre, a su lado, daba alaridos como loca. El padre se había quedado pasmado y permanecía inmóvil, incapaz de reaccionar. La gente en general miraba estupefacta el cuerpo del niño. Y Camus, que por entonces era solo un chaval de dieciséis años, pasados unos segundos, se apartó un poco del grupo, miró hacia arriba, levantó un brazo y, con el dedo índice, le señaló a su amigo un cielo azul y refulgente, que continuaba inalterado, mientras le decía: «Mira, el cielo no responde».

Y porque el cielo no le respondía, creyó en un mundo enteramente humano. Por eso, si bien al comienzo de su Mito de Sísifo nos dices: «Los dioses habían condenado a Sísifo a subir sin cesar una roca hasta la cima de una montaña desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso.»; al final del ensayo concluye: «Dejo a Sísifo al pie de la montaña. Se vuelve a encontrar siempre su carga […]. El esfuerzo mismo para llegar a las cimas basta para llenar un corazón de hombre. Hay que imaginarse a Sísifo dichoso.».

Yo creo, Cata, que eso le pasaba a Camus porque tenía alma de poeta. Y es que tener la sensibilidad a flor de piel es un don, sin duda, que permite a los poetas percibir lo que los demás no perciben. Pero también un arma que dispara a cada instante balas de nostalgia contra sí mismo: «Morimos a los cincuenta de una bala de nostalgia que nos disparamos al corazón a los veinte», nos dice Camus.

Y el otro día, al leer la anécdota que te he contado de Camus, me dije que, si eso hubiese ocurrido aquí, en Cádiz, a la mañana siguiente, en el buzón del bujío encontraríamos un nuevo
telegrama azul :chino: de nuestro poeta sin trompeta.
Sísifo.jpg
**«Cuando considero la corta duración de mi vida, absorbida en la eternidad precedente y siguiente, el pequeño espacio que ocupo e incluso que veo, abismado en la infinita inmensidad de los espacios que ignoro y que me ignoran, me espanto y me asombro de verme aquí y no allí…, y me espanto y me asombro de verme en esta cama y no en la otra.» (Juana Zumajo, modificado de Blaise Pascal y Sereno Williams)


***************************************************************************
Mira, Cata, a Camus le gustaba el mar tanto como a tí: :wink:

Creciendo con el mar mi pobreza ha sido fastuosa, luego he perdido el mar y todos los lujos me han parecido grises, la miseria intolerable. Desde entonces, espero. Aguardo que vuelvan las naves, la casa de aguas, el día límpido. Me lo tomo con calma, pongo mi mayor empeño en ser educado. Se me ve pasar por las hermosas calles de los sabios, admiro los paisajes, aplaudo como hacen todos, doy la mano, no soy yo el que habla. Se me alaba, sueño un poco. Se me ofende, apenas me sorprendo, después olvido y sonrío a quien me ultraja; o saludo con exceso de cortesía a quien me gusta. ¿Qué voy a hacer si tan sólo tengo memoria para una imagen? Finalmente me conminan a que diga quién soy. “Todavía nada, todavía nada…”.

(La mer au plus près, A. Camus).


Siempre he tenido la impresión de vivir en alta mar, amenazado, en el corazón de una felicidad real.[/color]
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por jilguero el 29 Mar 2017 17:40, editado 2 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4458
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Estrella de mar » 23 Mar 2017 16:01

Precioso homenaje, pajarillo. Que lluevan rosas blancas para nuestra Juana. :60:

Veo que tenemos nueva historia con otra Juana. :lol: La próxima vez te leo, que ahora mismo se me ha ocurrido una historia de un niño que tenía enchufes en vez de dedos y tengo que correr a escribirla. :mrgreen:

La semana pasada leí Tierra de los hombres y me acordé de ti, lindo trinaor. Menudas fatiguitas paso todavía cuando recuerdo el accidente que tuvieron en el que casi mueren de sed. Qué espanto.
Caletaaaaa, ¿dónde estás?
Justo a tu lao, polluelete. Pa lo que se me necesite y guste. :boese040:

Entoavía no he escrito ni media palabra. :? Estoy en bloqueo absoluto, pero a nuestra Cata pongo por testigo que este fin de semana me vuelvo a meter en el fregao.

:beso: :beso: :beso:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Mar 2017 19:51

Hola, estrella. Ya íbamos a dar cuenta de tu desaparición a las autoridades... :hola:

Jilguero, muy interesante este tal Camus. Voy a tener que hacerle un estrecho marquaje al tipo, que me está cayendo bien.

:palomitas:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Mar 2017 07:53

Menos mal, Cata, que este fin de semana nos cambian la hora. Lo digo porque cada día veo mejor el amanecer de la casa salinera de la Isla del Trocadero y se me ponen los pelos de punta de pensar que pueda entrever la silueta de Juana Zumajo. No debería ocurrir todavía, al menos eso creo yo, pero no sería la primera vez que me ocurre bordear la realidad... :007: Cuando termine El sueño de la Beata Juana te contaré lo que me ocurrió con el perrito de marras (el del sueño de la beata). Fue un momento mágico :chino: , que duda cabe, pero casi miedo me da recordarlo. :batman:

:chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete: :chupete:
Casa salinera en ruinas.jpg

No recuerdo cuándo fue la última vez que utilicé mi garganta para emitir un sonido. ¡Hace ya tanto…! Pero las palabras siguen resonando en el interior de mi cabeza y, cuando las junto en la forma adecuada, escucho el eco de mi antigua voz y eso me basta. De mi vida anterior apenas si recuerdo otra cosa que las lecturas a deshora y el deambular del día siguiente por las calles como una sonámbula. Leía mucho, leía de todo y los leía a todos; por supuesto, también a ellos. Pero a ellos los leí con tanto empeño y tan a menudo que, si quisiera, podría recitar de memoria muchos de sus textos. Ahora, en cambio, ya no leo. No necesito hacerlo. Soy Juana Zumajo, la voz que os habla sin voz desde la Isla del Trocadero. Esta casa salinera en ruinas es mi morada; Cleopatra, la urraca con mirada de aventurera, mi cómplice de silencio; y el eco de mi antigua voz, mi compañero de juego.

[...]

Cae la tarde y, desde esta balsa varada que es la Isla del Trocadero, veo cómo el sol se sumerge al otro lado de la bahía. Estoy agotada. Necesito que el eco de mi antigua voz se calle y que el continuo garabatear del pico de Cleopatra cese. Pero la urraca sigue moviendo la cabeza con una determinación extraña, como si supiera que su momento de gloria se aproxima y que este crepúsculo será el último que pase en mi compañía.
(de Los hilos de Ariadna)
[/color]
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Mar 2017 08:46

Estrella de mar escribió:

La semana pasada leí Tierra de los hombres y me acordé de ti, lindo trinaor. Menudas fatiguitas paso todavía cuando recuerdo el accidente que tuvieron en el que casi mueren de sed. Qué espanto.
¡Por fiiiin! :60:
Sí que pasaron fatiguitas, sí... Oye, ¿y no te gustó lo de la casa con las dos niñas y el nido de víboras? Esa escena y la idea que hay detrás de los patos silvestres y domésticos :ola: .
Un magnifico pato salvaje debió ser Saint Exupery.** :roll:


Oye, Niña Guadiana (creo que es el nombre más bonito y que mejor te va), ¿cuando no vas a llenar el pesebre? Tú sabes que somos de buen comer y aprovechamos tanto el grano como la paja. :mrgreen: Por cierto, Guadina significa el río de los patos (= niña del río de los patos :wink: ).

**Uy, Cata, creo que la vida de aventureras la vamos a tener apretadísima. Tendremos que empezar a vivir aventuras prontito :luf:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 24 Mar 2017 12:32

Lo próximo, Cata, prometo que será de Juana de Aza y más liviano, pero es que, cada vez que alguien habla del ruido de las olas me acuerdo de ti. :wink:
De nuevo Camus en ese largo poema en prosa poética La mer au plus près:

Espero mucho tiempo. A veces, tropiezo, pierdo la mano, el éxito se me escapa. Qué importa, estoy solo entonces. Me despierto así en la noche y, medio dormido, me parece escuchar un ruido de olas, la respiración de las aguas. Desvelado del todo, reconozco el viento en los ramajes y el rumor desgraciado de la ciudad desierta. Después, debo poner todo mi esfuerzo en esconder mi angustia o disfrazarla a la moda.

PD: por lo que veo, también él padecía de vértigo nocturno :cunao:
¿Sabes? Cuando un autor me engancha le temo porque desbarata todos mis planes. Esto de la lectura es una droga como cualquier otra. Eso sí, tiene de bueno que ayuda a a bordear la realidad de tal manera que al final ya no sabe uno lo que es real y lo que no. Ahora estoy deseando volver la ciudad de sal para recordar mejor, y lo malo es que no me acuerdo de cómo se llamaba el relato en que Camus me la mostró. :meditando:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 25 Mar 2017 12:36

Como estamos de fin de semana y últimamente he estado más densa, hoy te traigo al bujío una pamplina para colgarla en la pared. :mrgreen:

Es de cuando el petirrojo era un jilguerito más ingenuo o, cuando menos, más soñador :wink: .
En verano ya te colgué otro cuadrito de una abeja que había soñado a Ícaro. Creo que el de esta mosca racional lo podemos colgar al lado, son del mismo estilo. :D
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 27 Mar 2017 07:47

Buenoas días, Cata. Aunque sigo releyendo cosas del ese escritor profundo a quien el cielo no le respondía, he redescubierto un relato suyo lleno de ironía que me está resultando superdivertido. En cierto modo, estoy viendo reflejado a ese forero que tú tanto estimas y que tanta gracia poética tiene, e incluso he creído ver al petirrojo entre los de su círculo de discípulos. Verse reflajado y reírse de uno mismo, Cata creo que es mentalmente muy sano. Así que eso estoy haciendo. Esta tarde-noche te copiaré parrafaditas para que entiendas mejor de lo que te hablo. :wink:

Otra cosita, vamos a tener que dejar de hablar de patos salvajes porque ayer vi al petirrojo aleteando, como si fuera a levantar el vuelo. Y le temo porque cuando se le mete algo entre ceja y ceja es un poco como la mosca esa que solo está posada ... :luf:

PD: no he podido avanzar con Juana de Aza pero espero poderlo hacer pronto. :60:
Es que ando terminando la boa constrictor en cuyo estómago se halla El Jilguero de Sierva María. Pronto hará un año de que la barca del pescador fue de "madera por la orilla" y quiero acabarlo antes de ese día. Lo malo es que a la boa se le han atragantado los elefantes y me da que a cualquier lector le va a ocurrir lo mismo. :roll:


Dicho de Camus: "un hombre talentoso que, a través de sus textos, presentó un humanismo basado en el perfil irracional de su especie."
¡Chico sabio este Camus! Para qué engañarse, Cata, atrapados andamos en el mortal y rosa. Bueno, a lo mejor alguna mosca solo está posada, concedamosle el beneficio de la duda... :faga1:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 27 Mar 2017 15:01

Resulta, Cata, que echo un montón de menos a Raoul. Bueno, en realidad lo que echo de menos es leer textos suyos: la excelencia de su prosa y la elegancia de su humor. Tengo mono. Sí, eso es: tengo mono de sus textos. Algo, por cierto, que me pasa con poquísimos autores.

Pues bien, antes de ponerme de nuevo a trabajar, se me ha ocurrido bucear un poco por el foro a ver si está o ni siquiera está, me he encontrado la crítica suya a un libro y me traigo para el bujío un fragmento que dice mucho de sus principios y te diría que hasta da alguna pista sobre las razones de su silencio como escritor :roll: :

“Mirlo blanco, cisne negro” viene a ser un canto (esperemos que no de cisne) al hermoso y horrible oficio de escribir, a que la auténtica felicidad sólo puede venir de la fidelidad a uno mismo, de que la obligación moral del artista es ser el mejor artista que uno pueda ser sin renunciar a principios y a ideas, sin abatir la espada jamás, sin prostituir la pluma nunca y sin dejarse deducir por las sirenas, que más vale, en fin, una victoria pírrica que una victoria cínica, que en más se debe tener una derrota noble que un triunfo comprado, que no hay que hablar en vulgo para dar gusto, leñe y etc.. Aunque esto daría para todo un debate.

¡Raouuuuuul, vuelveeee...! :60:
Esta es la voz sin voz de Juana Zumajo clamando desde la Isla del Trocadero = la voz que clama en el desierto :desierto:
Última edición por jilguero el 27 Mar 2017 20:24, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 27 Mar 2017 19:39

Lo que me he vuelto a reir releyendo esto para seleccionar los parrafitos. :meparto:
Para ponerte en situación, este relato de Camus, que se sale de su línea habitual, nos narra la vida de un pintor parisino que el pobre vive con suma modestia en un pequeño apartamento, en compañía de su mujer y sus hijos. Él no valora demasiado lo que hace ni tiene tampoco grandes conocimientos de arte. Pero tiene cierto éxito y empiezan a salirle amigos y discípulos, que ven en sus cuadros lo que él no tenía ni idea. Y que además le obligan a esforzarse.
Creo que al dotado de cierta gracia poética el jilguerito y el petirrojo a veces le han debido dar tabarra de este tipo. :meparto:

Copio algunos fragmentos, sobre todo pensando en él :wink: :

Jonas o el artista trabajando
(de A. Camus)

A los amigos se agregaban a veces discípulos: es que Jonas ahora hacía escuela. Al principio se había sorprendido pues no veía qué cosa pudiera aprenderse de él, que tenía que descubrirlo todo. El artista que había en él se movía en las tinieblas; ¿cómo iba a enseñar los verdaderos caminos? Pero comprendió muy pronto que un discípulo no era por fuerza alguien que aspira a aprender algo. Por el contrario, lo más frecuente es que alguien se haga discípulo por el placer desinteresado de enseñar algo a su maestro.

Los discípulos de Jonas le explicaban largarmente lo que él había pintado y por qué lo había pintado. Jonas venía a descubrir así en su obra muchas intenciones que le sorprendían un poco y una multitud de cosas que no había puesto en la tela. Se creía pobre y, gracias a sus alumnos, se encontraba de pronto rico. A veces, frente a tantas riquezas hasta entonces desconocidas, lo asaltaba una pizca de orgullo. «Así y todo, es cierto —se decía—, aquel rostro que está en el último plano es lo que verdaderamente se ve. No comprendo bien lo que quieren decir cuando hablan de humanización indirecta; sin embargo, con este efecto he ido bastante lejos».

Los discípulos tenían además otro mérito: obligaban a Jonas a ser mucho más riguroso consigo mismo. En sus discursos lo ponian tan alto, y particularmente en lo tocante a su conciencia y a su capacidad de trabajo, que después de eso ya no le estaba permitida ninguna debilidad.

Por último, los discípulos ayudaban a Jonas de otra manera, al obligarle a que diera su opinión sobre las obras de ellos. Hasta esa época Jonas había tenido siempre la secreta vergüenza de su profunda incapacidad para juzgar una obra de arte. Se vio pues obligado a armarse con un arsenal de juicios, tan variado como el número do sus discípulos pues, como todos los artistas de la capital, ellos tenían al fin de cuentas cierto talento y cuando estaban allí presentes, Jonas tenía que determinar matices bastante diferentes para satisfacer a todos. Esta feliz obligación lo llevó pues a hacerse de un vocabulario y de opiniones sobre su arte. La natural benevolencia de Jonas no quedó agriada por este esfuerzo. Comprendió rápidamente que sus discípulos no le pedían críticas, sino tan sólo palabras de aliento, y si era posible, de elogio. Lo único importante era que los elogios fueran diferentes.

Además, sus discípulos le exigían que permaneciera fiel a su estética. Jonas, que pintaba largamente para recibir de tarde en tarde una especie de resplandor fugitivo donde la realidad surgía ante sus ojos con una luz virgen, solo se hacia una idea oscura de su propia estética... A Jonas le hubiera gustado a veces invocar el capricho, ese humilde amigo del artista. Pero el entrecejo fruncido de sus discípulos ante ciertas telas que se apartaban de su idea le obligaba a reflexionar un poco más sobre arte, y al final todo era beneficio neto.


Jonás me recuerda al niño de los enchufes y su perplejidad ante los consejos del amigo.

Terminado, Cata. Me ha encantado el relato, tiene muchas similitudes con los textos de Albatross, de quien soy una fiel seguidora por el humor socarrón, irónico, pero también por la ternura con la que trata a los perdedores. Y es que el Jonás de Camus es sin duda un perdedor (a los ojos de la sociedad, me refiero). :roll:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 29 Mar 2017 16:49

Un cachito más de la beata te he colgado.
Cuando lo termine, verás que es una historia sencilla, pero te contaré por qué y para quien escribí la primera versión. :wink:
La de gente que han sido ya barca de madera por la orilla :?


PD: Mira, Cata, una nueva pollada tenemos. Creo que se están preprando para darme otro veranito. Ya verás, le voy a tener que escribir otra Carta a Santa Catalina. Pero, para que Caleto no me tilde de falta de originalidad, esta vez será una carta "cerrada". No sé como :roll: , pero cerrada :meparto:
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 31 Mar 2017 10:31

Mira, Cata, a la vuelta del desayuno.
Son una preciosidad, da pena que crezcan. :D
Hay gatos pero no se atreven a acercarse. :wink:
No veas lo fieras que se ponen a veces las gallinas. :batman:
Pollitos.jpg
Al margen de esto, decirte que la primavera ya está aquí.
Inevitablemente, la primavera va teniendo cada vez más esquinitas rotas, pero sigue siendo primavera.
Y además, ahí están los versos de Salinas, para recordarte que:

Que hay otro ser por el que miro el mundo
porque me está queriendo con sus ojos.
Que hay otra voz con la que digo cosas
no sospechadas por mi gran silencio...

Dime, dime qué quieres que diga y lo digo, pero no me vayas a poner en un compromiso.
Que me tiras de la lengua y acabo diciendo cualquier cosa :wink:
[/color]
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15977
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 31 Mar 2017 15:42

No es por darte envidia, pero mira que preciosidad de día hace...
Tienen suerte Caleto y el petirrojito de haber emigrado a la tierra de Albatross. :wink:
Playita de las mujeres.jpg
Escucha, Cata, escucha cómo baten las olas :60: [/color]
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 5017
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por prófugo » 31 Mar 2017 15:53

Ufff..que envidia :cry:

Sabias, pajarillo..que para mi este nuevo concurso no será igual sin ti? :(

Enviado desde mi ALE-L21 mediante Tapatalk
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 31 Mar 2017 16:05

Anduve un tiempo en esa playa... de la mano de Li.

:icon_smile_blush:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Responder