El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 02 Abr 2020 20:46


Punta Camarinal


Punta de Camarinal (Cádiz).jpg

Mi querido amigo:

Hoy me he vuelto a despertar oliendo a mar y a tierra, y sintiendo sobre los hombros esa ingravidez con la que me obsequiaste en nuestra última visita a Punta Camarinal. ¿Recuerdas? La víspera ya habíamos correteado juntos sobre la blanca duna. Pero cuando abrí los ojos aquella mañana sentí un deseo inopinado de pasear contigo por los acantilados. Durante el desayuno me regodeé anticipadamente con la idea de tu presencia. No sería, con todo, hasta que me hallaba caminando al borde del roquedal que noté cómo reposabas tu ingrávido brazo sobre mis hombros y me estremecí.

Nunca fuiste romántico ni de fijarte en los detalles, por lo que tal vez ya no recuerdes cómo fue aquel primer instante frente al mar. No creo, sin embargo, que hayas olvidado las palabras que, nada más sentir el impalpable roce de tu brazo, te susurré al oído. No eran palabras nuevas entre nosotros. No. Pero aquella mañana, después del largo silencio, sonaron tan prístinas que estoy segura de que no pudiste evitar que se te grabaran en el corazón. De todas formas, es lo que vieron mis ojos, lo que ellos miraron para ti, lo que no quiero que olvidemos…

Era una mañana luminosa y alegre, como otras muchas de las que hemos pasado juntos en la ensenada de Baelo Claudia. La suave brisa de poniente me aliviaba del esfuerzo de la subida. Lamenté que algunas margaritas tardías salpicaran de amarillo los resecos roquedales, pues de inmediato la dichosa alergia hizo que empezara a moquear y que los ojos se me irritasen. Y fue así, con el pañuelo en la mano y los ojos irritados, cómo llegué al término de la cuesta.

La meseta, tapizada de brezos, tojos y enebros, se extendía solitaria ante nosotros. Entre los matorrales serpenteaban confusos los senderos. Elegí uno que prometía aproximarnos más rápidamente al filo de los abruptos acantilados. Y mientras lo recorría, mis ojos escudriñaron cada palmo de vegetación en busca de algún escarabajo nuevo con que obsequiar más adelante al Padre Fernando. Ensimismada en aquel quehacer de entomóloga, me olvidé por un rato del motivo que me había llevado a Punta Camarinal.

Sí, no te lo voy a negar: ¡me olvidé de ti...!

Fue un rastreo despreocupado y placentero, pero también asaz infructuoso. Los pocos coleópteros que encontré los tenía ya el dominico en sus cajas acristaladas y dejé que siguieran viviendo en paz. Un insecto palo, frágil y elegante, estuvo a punto de correr peor suerte. Una vez lo encerré en la improvisada prisión de vidrio, fui testigo de sus esfuerzos inútiles por trepar por sus resbaladizas paredes. Lo estuve observando un rato con cierto distanciamiento, pero al cabo su tesón en su intento de escapar me ablandó y lo puse de nuevo en libertad.

Seguí recorriendo el sendero con absorta placidez hasta que una chaqueta abandonada entre el matorral despertó a la miss marple que desde la infancia llevo dentro. Por supuesto, no la toqué —¡podría destruir alguna pista esencial!—, pero las preguntas se sucedieron las unas a la otra en el interior de mi cabeza: ¿cuánto tiempo podía llevar a la intemperie?, ¿de quién sería?, ¿por qué la habría abandonado?, ¿debería mirar en sus bolsillos?... Y entonces, de súbito, te recordé.

Sí, recordé que, de haber estado tú allí, el niño impetuoso e irreflexivo que siempre has sido, la habría desplazado de un lado para otro con el pie, luego la habrías izado en la punta de un palo a modo de trofeo y, como colofón a tu gesta, la habrías despeñado por el acantilado. Pero no era aquel trozo de tela ajada por el sol lo que mis ojos habían ido a mirar para ti. Levanté, pues, la vista y, al hacerlo, no me quedó otro remedio que contener la respiración.

Sin darme cuenta, había llegado al borde del precipicio y me encontraba rodeada de azules veraniegos. Justo delante mía, una inmensa llanura de un azul marino intenso y puro; en lontananza, una línea turquesa nítida, perfecta, delimitando el mar del cielo; y un poco más arriba, un azul celeste de canastilla de niño pequeño en un cielo brillante, luminoso, en el que se deslizaban con lentitud alguna que otra nube deshilachada.

La brisa continuaba siendo fresca, de poniente, y olía a mar y a tierra. Contuve el aliento y deseé con todas mis fuerzas que el tiempo se detuviera. Miraba toda aquella belleza inabarcable para ti y me produjo un gran gozo notar que tú habías comenzado a regocijarte con ella. También lo hice yo. Y fue entonces cuando un suave roce, cálido y deseado, hizo que mis hombros se estremecieran, y que mis labios te susurraran al oído lo que ya te estaba diciendo con mis ojos.



Fdo: Eleonor




Azules de verano.jpg




*****


Imágenes de la costa rocosa de esa zona, con vista de Punta Camarinal y su faro al fondo (al principio y en algún otro momento)

phpBB [media]

Enlace
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por jilguero el 03 Abr 2020 09:46, editado 5 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 778
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 03 Abr 2020 03:58

No encuentro la direccion de tu correo electrónico. ¿A ver si...?

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 03 Abr 2020 08:52

jilguero escribió:
02 Abr 2020 15:22
... su autor es Lorenzo Quinn (a quien no conocía de nada).
¿Y no se te parece a alguien muy conocido, jilguero?

Imagen
jilguero escribió:
02 Abr 2020 20:17
Mi optimismo está un poco alicaído pero no tanto por el confinamiento, que lo sobrellevo relativamente bien (de momento), como por el desastre sanitario y social (paro a gogó) en que estamos inmersos.
Pues mira, a mí me pasa lo mismo. Nadie está libre de pillar el puto SARS-CoV-2 aunque los míos y yo nos sentimos relativamente seguros en este confinamiento rural en el que vivimos. Pero la etapa postcovid 19 va a ser un desastre social a todos los niveles. Nada va a ser igual después de esta pandemia.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6520
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: ubiculandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 03 Abr 2020 09:42

Si se parece bastante a su famoso padre. :)
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 03 Abr 2020 10:49

Edgardo Benitez escribió:
03 Abr 2020 03:58
No encuentro la direccion de tu correo electrónico. ¿A ver si...?
A ver si ahora la encuentras :wink:.
Gretogarbo escribió:
03 Abr 2020 08:52
¿Y no se te parece a alguien muy conocido, jilguero?
hexagono69 escribió:
03 Abr 2020 09:42
Si se parece bastante a su famoso padre.
Pues he tenido que mirarlo porque no caía. La imagen que tengo del padre es esta otra, donde hay cierto parecido pero no tan obvio.
phpBB [media]

Enlace
Gretogarbo escribió:
03 Abr 2020 08:52
Pues mira, a mí me pasa lo mismo. Nadie está libre de pillar el puto SARS-CoV-2 aunque los míos y yo nos sentimos relativamente seguros en este confinamiento rural en el que vivimos. Pero la etapa postcovid 19 va a ser un desastre social a todos los niveles. Nada va a ser igual después de esta pandemia.
Sí, además, ver que todavía hay quien anda haciendo propaganda política, incluso entre la gente de a pie (imitando a sus lideres ideológicos), me revuelve el estómago. En un momento así, más que nunca somos todos iguales.

****


Eleonor, Cata, se ha empeñado en que te colgara otra cartita. Yo le he dicho que es sosa salvo para ella, pero como estamos todos confinados creo que también tiene derecho a expandirse un poco. A cambio, luego, te contaré cosas sobre esa ensenada, en general, y sobre esa punta, en particular.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 03 Abr 2020 11:06

jilguero escribió:
03 Abr 2020 10:49
... hay cierto parecido pero no tan obvio.
Esto de los parecidos es muy personal, pero para mí se parecen un montón. Mira al padre, de joven.

Imagen
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 03 Abr 2020 21:11

Gretogarbo escribió:
03 Abr 2020 11:06
Esto de los parecidos es muy personal, pero para mí se parecen un montón. Mira al padre, de joven.
Sí, los ojos no te lo niego, pero la nariz es la de su madre (jajaja, búscala).
*****


Te iba a hablar, Cata, de la cala de Baelo Claudia y de la Punta Camarinal, pero acabo de leer en un cuento de Nabokov, Navidad, en el que hace una bella descripción del nacimiento de una mariposa y he decidido colgarte esta y dejar lo otro para mañana. Te pongo en contexto, un padre cuyo hijo acaba de morir. El niño era aficionado a cazar mariposas y luego conservarlas pinchadas en cajas entomológicas, que tienen la tapa de cristal. El padre, lleno de pena se retira a pasar solo la Navidad a la casa de verano donde el niño solía cazar las mariposas. Es pleno invierno, pues, y hace mucho frío (estamos en Rusia), con lo cual solo está caliente la habitación donde está él viviendo. Pero una tarde hace una incursión a la habitación del niño, que está gélida, y, entre todos sus aperos entomológicos, ve una caja de galletas en cuyo interior está el capullo de una mariposa de la que justo el niño se acordó en sus últimas horas, si bien se consoló pensando que la crisálida de dentro estaría ya muerta. Y se lleva la caja de galletas a la habitación con fuego en la chimenea, que es donde él se ha acomodado:

En ese preciso momento se oyó un chasquido -un ruido débil como el de una goma que se estira hasta romperse.

Sleptsov abrió los ojos. El gusano de seda en su lata de galletas había estallado, y una criatura negra y toda arrugada, del tamaño de un ratón, reptaba por la pared por encima de la mesa. Se detuvo, asido a la superficie con sus seis patas velludas, y empezó a palpitar de forma extraña. Había surgido de su crisálida debido a que un hombre, vencido por el dolor, había llevado una lata hasta su habitación caldeada, y el calor había penetrado su envoltura tensa de hojas de seda; había esperado aquel momento durante tanto tiempo, había reunido toda su fuerza con tal furor, que ahora, habiendo conseguido surgir a la vida, no hacía sino desparramarse lenta y milagrosamente. Poco a poco los tejidos arrugados, las extremidades de terciopelo se fueron desplegando; las venas en forma de abanico se fueron fortaleciendo al llenarse de aire.

Imperceptiblemente, se transformó en una cosa alada, de la misma forma en la que un rostro que está madurando se convierte imperceptiblemente en un rostro bello. Y sus alas -todavía débiles, todavía húmedas- no dejaban de crecer y deesplegarse, y ahora ya habían llegado a desarrollarse hasta el límite que Dios les había puesto, y allí, en la pared, en lugar de un terrón minúsculo de vida, en lugar de un ratón oscuro, lo que había era una gran mariposa Attacus como esas que vuelan, como pájaros, en torno a las lámparas en el crepúsculo de la India.

Y entonces, aquellas poderosas alas negras, cada una con su mancha vidriosa y su vello púrpura enganchado al polvo de sus bordes, respiraron a fondo bajo el impulso de una felicidad tierna, devastadora, casi humana.


Attacus.jpg
No sé si sería esta especie u otra parecida, lo digo porque la descripción del color no coincide pero también puede ser porque recién nacida y húmeda todavía no tenga todo su colorido.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 04 Abr 2020 09:33

jilguero escribió:
03 Abr 2020 21:11
Sí, los ojos no te lo niego, pero la nariz es la de su madre...
¡Leches, tú vas a los detalles! Yo no hablé de parecidos por partes sino en general.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 04 Abr 2020 16:26

Gretogarbo escribió:
04 Abr 2020 09:33
¡Leches, tú vas a los detalles! Yo no hablé de parecidos por partes sino en general.
No ha sido con la intención de ser quisquillosa, sino porque la nariz del padre es para mí un rasgo muy característico de él.
*****


Para no quedarnos solo con la carta de Eleonor, llena de significado para ella, pero no para los demás, te voy a hablar, Cata, de ese enclave que tan bien conoce Jilguero, como en su momento ya le dije a Greto . En la ensenada de Bolonia están las ruinas de Baelo Claudia y la gran duna al fondo justo antes de la Punta de Camarinal, de la que nos ha hablado Eleonor. El agua está allí fría y con un rincón de fondo rocoso donde con unas gafas de tubo se pueden ver preciosidades. También yo tengo magníficos recuerdos de días de acampada libre, a veces con tienda, otras con un saco a pelo**, durmiendo entre los pinos; de días de un sol deslumbrante buscando la sombra de las escasas retamas que hay en la gran duna y con el azul del mar delante, viendo los pictogramas trazados por las patas y el abdomen de los escarabajos en la arena de la duna, o bajando al otro lado, donde se deja de escuchar el mar y tiene uno la sensación de haberse quedado sorda. Y fue también allí donde conocí a la hormiga león.

Pues bien, las ruinas de Baelo Claudia (Belon era su nombre antiguo) son las de un emporio romano que se asentó sobre una colonia fenicia previa con un puerto comercial importante en las rutas por el Mediterráneo ya que se encuentra muy próximo al Estrecho de Gibraltar. Ya en la etapa romana fue afamada por su industria de salazón y producción de gárum, la salsa elaborada fermentando las tripas y otros desechos del atún y con especias propias de la zona, de cuya preparación justo Santa Lilaila de Éfeso era experta. Para que te hagas idea de la importancia que tuvo en su momento decirte que la menciona el geógrafo e historiados Estrabón: “Belon es el puerto donde generalmente se embarca hasta Tingis -Tánger-, en Maurusia. Es también un emporio que tiene fábricas de salazón”.

Baelo-Claudia-Cádiz-Spain.jpg
(restos de las ruinas y al fondo la Punta Camarinal)


La verdad es que están bastante bien conservados los restos de la factoría de salazones y de las piletas donde se fermentaba el pescado para hacer la salsa gárum. Pues bien, para construir Baelo Claudia los romanos sacaron parte de la piedra justo de la Punta Camarinal, que aquella mañana visitó Eleonor. Es una zona agreste, con bastante matorral y donde a veces hay que abrirse camino entre la vegetación, por eso no hay un único sendero, sino muchos conatos de senderillos mejor o peor abiertos según en número de gente que haya pasado. Y cerca del acantilado, hay tumbas antropomorfas excavadas en la roca ostionera, que no se sabe seguro de cuando son (se supone que del periodo hispanovisigodo), lo que pasa que están muy deterioradas y no siempre es fácil saber que lo son.

Canteras.jpg
(los tajos de las canteras de Punta Camarinal en parte recubiertos por vegetación)

Lo que si son evidentes, en cambio, son los tajos de las antiguas canteras, de donde, como ya te he comentado, los romanos sacaron trozos enormes de piedra para hacer elementos de sustento de los edificios, como columnas, dinteles, capiteles y apeos. Se cree que las grandes piedras las bajaban al mar por rampas desde la cantera y luego la llevaban en barca hasta la playa.

En fin, Cata, que es una ensenada muy recomendable para hacer una visita, aunque ya no es lo que era, en los tiempos en los que yo iba de estudiante y no había nadie ni nada, salvo una chamizo donde te daban de comer pescado recién pescado.

8a5435825222bed8bc71cc2f273d23be_720x560.jpg
(vista de parte de la ensenada y del pinar desde arriba de la duna que hay justo antes de Punta Camarinal y con África al fondo)


** Otro día te hablaré de la hazaña con una amiga de recorrernos en solitario toda la costa desde Tarifa hasta Bolonia.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Última edición por jilguero el 10 Abr 2020 12:11, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6520
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: ubiculandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 04 Abr 2020 18:19

Un breve.

"El confinamiento del Paludio"

Que era raro nadie lo negaría pero hasta que que no llegó el gran confinamiento no se aceleró la tendencia hacia la pequeñez extrema y el dejar de existir.

No se fue a la Nada porque la nada no existe (igual que el cielo y el infierno esos espacios de tramoya que tanto gustan al público en general) :cunao:

Os pongo música de la que le gustaba a Paludio que buena gente fue mientras era.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=kmSvTxlR ... uA&index=2[/youtube]
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Avatar de Usuario
hexagono69
Vivo aquí
Mensajes: 6520
Registrado: 10 Jun 2013 10:40
Ubicación: ubiculandia

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por hexagono69 » 04 Abr 2020 18:56

Gretogarbo escribió:
03 Abr 2020 08:52
jilguero escribió:
02 Abr 2020 15:22
... su autor es Lorenzo Quinn (a quien no conocía de nada).
¿Y no se te parece a alguien muy conocido, jilguero?

Imagen
jilguero escribió:
02 Abr 2020 20:17
Mi optimismo está un poco alicaído pero no tanto por el confinamiento, que lo sobrellevo relativamente bien (de momento), como por el desastre sanitario y social (paro a gogó) en que estamos inmersos.
Pues mira, a mí me pasa lo mismo. Nadie está libre de pillar el puto SARS-CoV-2 aunque los míos y yo nos sentimos relativamente seguros en este confinamiento rural en el que vivimos. Pero la etapa postcovid 19 va a ser un desastre social a todos los niveles. Nada va a ser igual después de esta pandemia.
Si, que se parece a su padre y a su madre nadie lo negaría fehacientemente pero que su obra tenga la mas mínima similitud con la del gran Dali, es otra cuestión la misma que mi parecido con Greta Garbo, osea nada de nada, y como ya sabemos la nada no existe- :mrgreen:
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 05 Abr 2020 18:43

hexagono69 escribió:
04 Abr 2020 18:19
"El confinamiento de Paludio"

Que era raro nadie lo negaría pero hasta que que no llegó el gran confinamiento no se aceleró la tendencia hacia la pequeñez extrema y el dejar de existir.

No se fue a la Nada porque la nada no existe (igual que el cielo y el infierno esos espacios de tramoya que tanto gustan al público en general)

Os pongo música de la que le gustaba a Paludio que buena gente fue mientras era.
Ya está en el índice tu micro de Paludio :wink:. Sí que era raro el tal Paludio :D
hexagono69 escribió:
04 Abr 2020 18:56
pero que su obra tenga la mas mínima similitud con la del gran Dali,
Comprendido, Hexa, comprendido. Ya le he dado al pájaro una :colleja: de tu parte.

PD: Cata, se nos fue... :?

phpBB [media]

Enlace
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Abr 2020 10:52

Buenos y lluviosos días, Cata.

Dado que estamos en situación de pandemia, un bujiano muy previsor ha propuesto que tengamos una zona con las medidas de seguridad necesarias para aquellos bujianos que tengan síntomas de estar padeciendo el Covid-19. Y ha gestionado el uso temporal de esta magnifica torre con vistas al genuino bujío como anexo de confinamiento de este chiringuito. :cunao:

Torre de confinamineto.jpg

Así que cualquier bujiano que tenga sospechas de estar contagiado, que se abstenga estos días de sentarse en las butacas berejena del patio, las cuales llevan ya días colocadas a dos metros unas de otras por motivos de seguridad:

Imagen
Imagen

En su lugar, que se acomoden por favor en uno de los habitáculos de la torre acondicionados para tal función, en los que encontrarán una cómoda mecedora berenjena y avituallamiento variado. Gracias.

No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 8160
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por Gretogarbo » 06 Abr 2020 11:40

Oye, pues me parece muy acertado, jilguero. ¿Tienes kits de test rápidos para ir separando a tus bujianos?
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17272
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 06 Abr 2020 11:47

Gretogarbo escribió:
06 Abr 2020 11:40
Oye, pues me parece muy acertado, jilguero. ¿Tienes kits de test rápidos para ir separando a tus bujianos?
No, Greto, por más que se lo he pedido al Ministerio de Sanidad, no considera que nuestro bujío preste un servicio esencial y de momento seguimos en cola. Pero Cata y servidora confiamos en la responsabilidad de todos y cada uno de los bujianos para que, según sea su estado de coronamiento, tengan a bien pasar a sentarse en el patio (manteniendo las distancias reglamentarias, por supuesto) o bien acomodarse en la torre de marras.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder