R-Type

Para hablar sobre juegos de ordenador, PSP, Xbox, etc.

Moderador: Allbuss

Avatar de Usuario
L'enfant terrible
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 550
Registrado: 07 Dic 2008 23:23
Ubicación: Sumergido en los océanos de metano de la luna Titán

R-Type

Mensaje por L'enfant terrible » 28 Mar 2009 19:12

Contaba yo con unos ocho o nueve años de edad cuando pusieron esta recreativa en uno de los bares que solía frecuentar a esa tierna edad.
Huelga decir que los frecuentaba para jugar a las máquinas que en ellos hubiera, no para pedir Johnny Walker's.

Imagen

En aquella época yo estaba un poco obsesionado con las recreativas, y la culminación se produjo cuando mi padre me regaló quinientas pesetas y yo me las fundí con un amigo en una tarde en que faltamos al colegio.

Fuimos de bar en bar probando todas las máquinas de la ciudad, desde el Altered Beast hasta el New Zealand Story.

Imagen

Total, lo peor fue un día en que el butanero llegó a mi casa (no, no era Nacho Vidal disfrazado, aunque reconozco que la escena daría para otro hilo) y mi madre no tenía dinero en ese momento, así que fue directa a mi hucha a por las quinientas pesetas para pedírmelas prestadas.
Lo que armé allí dando saltos delante de la hucha interponiéndome entre ella y mi madre para que no las cogiera (ésa era la versión oficial) fue para grabarlo.

Imagen

Volviendo al tema que nos ocupa y dejando al margen mi incipiente ludopatía, la recreativa de R-Type fue para mí como acariciar el lomo del caballo blanco sobre el que Cristo volverá a la Tierra.

Imagen
¿Dónde se ha visto mejor rayo que éste, hostia?

Pasar de ser el niño que miraba a los mayores avanzar pantallas y obtener rayos cada vez más mortíferos a ser el mayor que disfrutaba lanzando esos rayos y tenía a niños mirándole fue un gran avance en mi involución como ser humano.

Nunca superé la 4ª pantalla, y a la serpiente que ejercía de final boss en la 2ª pantalla no la mataba nunca, sino que me quedaba con la nave en una esquina en la cual sus disparos no me alcanzaban de ninguna manera y, pasado un rato, el sistema me daba la pantalla como superada (la serpiente moría de asco, supongo).
Pero, al menos, los cinco duros me duraban bastante tiempo.

Imagen
Nunca pasé de aquí

Como curiosidad, más de diez años después compré en un viaje a Suecia el juego para Playstation, y en la primera partida volví a llegarme a la 4ª pantalla, señal de que mi destreza había aumentado durante esa década de forma considerable.
Imagen

Responder