Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Lun Dic 10, 2018 8:42 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Reinaldo Arenas
NotaPublicado: Vie Mar 02, 2018 11:07 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Dic 19, 2009 7:51 pm
Mensajes: 11568
Ubicación: En tol centro... y pa dentro
Reinaldo Arenas
(16 de julio de 1943, Holguín, Cuba - 7 de diciembre de 1990 o 6 de diciembre de 1990, Nueva York, Estados Unidos)

Imagen

Novelista, dramaturgo y poeta cubano conocido por sus obras mágico-realistas y su oposición al gobierno de Fidel Castro.

Biografía

Arenas nació en el campo, en Aguas Claras (en la parte norte de la provincia de Oriente (Cuba)) y más tarde su familia se mudó a Holguín. Su adolescencia campesina y precoz se vio marcada por el manifiesto enfrentamiento contra la dictadura de Batista. Colaboró con la revolución cubana, hasta que, debido a la exclusión a que fue sometido, optó por la disidencia. Su presencia pública e intelectual le granjeó marcadas antipatías en las más altas instancias del Estado, lo cual, unido a su homosexualidad, provocó una implacable y manifiesta persecución en su contra.

En toda su vida, Arenas sólo pudo publicar un libro en Cuba: Celestino antes del alba, que agotó su primera edición en una semana y no pudo reeditarse. Esta primera novela inicia una pentagonía sobre la Revolución que continúa con El palacio de las blanquísimas mofetas, Otra vez el mar, El asalto y El color del verano, novelas en las que expresa su inicial entusiasmo y posterior desengaño, especialmente en Otra vez el mar, hasta concluir en una parodia grotesca, carnavalesca y festiva de la misma en El color del verano, ambientada en 1999, durante los festejos por los cincuenta años del triunfo de la Revolución.

Reinaldo Arenas sufrió persecución no solamente por su abierta homosexualidad, sino por su crítica al gobierno, que le cerró muchas posibilidad de desarrollo como escritor e intelectual durante los años de mayor ostracismo cultural y sectarismo en la isla.1​2​3​

En una entrevista publicada en Mayo del 2017 en la revista on-line de crónica El Estornudo (revista que, por su contenido crítico, vio cesado su acceso en Febrero del 2018)4​, la hija de Raúl Castro, Mariel Castro, directora del CENESEX desde el año 2000 (Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba), señaló que el caso de Arenas había sido manipulado por el mismo para engrandecer el personaje:

"Reinaldo Arenas fue un buen escritor cubano pero el cine sobre dimensionó su figura. He podido conversar con una mujer con la que tuvo un hijo y con personas muy cercanas a él y todos coinciden en que fue una pena lo que hizo. Comercializó con su libro al salir de Cuba, metiendo alguna mentira para engrandecer al personaje que creó. Fue expulsado de la universidad por una situación de “fraude escolar” y estuvo en la cárcel por un oscuro asunto de abuso sexual infantil. Eso no lo cuenta en su libro. Es cierto que sus obras no se publican en Cuba pero no porque estén prohibidas sino porque el propio Reinaldo Arenas dejó un testamento en el que expresaba su voluntad de que no pudieran publicarse".5​

Contemporáneo y amigo de José Lezama Lima y Virgilio Piñera, fue encarcelado en condiciones muy duras, llegando a admitir lo inconfesable y a renegar de sí mismo. Ello provocó, en la sensible personalidad del escritor, un arrepentimiento que fue más allá de los muros de la prisión de El Morro (entre 1974 y 1976), calando tan hondo en su corazón que acabó por odiar todo cuanto le rodeaba. En esta época escribió su autobiografía, titulada Antes que anochezca.

Durante los años setenta, intentó en varias ocasiones escapar de la opresión política, pero falló. Finalmente en 1980 salió del país cuando Fidel Castro autorizó un éxodo masivo de disidentes y otras personas consideradas indeseables a través de Mariel (véase Éxodo del Mariel). Por la prohibición que pesaba sobre su trabajo, Arenas no tenía autorización para salir, pero logró hacerlo cambiando su primer apellido por Arinas.

Desplegó desde este momento, y en el exilio nunca aceptado de Nueva York por el conservadurismo y la homofobia de los cubanos exiliados ligados al Partido Republicano en Florida, una profunda visión intelectual de la existencia enmarcada entre la expresión poética más hermosa y la más amarga derrota del desencanto.

Estableció su residencia en Nueva York, donde en 1987 le fue diagnosticado el virus del sida.

El 7 de diciembre de 1990, Arenas enfermo de SIDA se suicidó. Envió a la prensa y a sus amigos una sentida carta de despedida, en la que culpaba a Fidel Castro de todos los sufrimientos que padeció en el exilio.

Wikipedia

Obra
Novelas

Autobiografía

Narrativa breve
    Con los ojos cerrados (1972)
    Termina el desfile (1981)

Antologías poéticas
    El central (1981)
    Voluntad de vivir manifestándose (1989)
    Inferno, poesía completa con prólogo de Juan Abreu (2001)

Ensayo
    Necesidad de libertad (1986)

Teatro
    Cinco obras de teatro bajo el título Persecución (1986)

_________________
No estoy aceptando las cosas que no puedo cambiar, estoy cambiando las cosas que no puedo aceptar - Angela Davis


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Mar 03, 2018 7:59 pm 
Desconectado
Lector voraz
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Dic 12, 2017 9:54 am
Mensajes: 190
Ubicación: Menorca (España)
Para los interesados en leer su "pentagonía".
Un muy buen texto, escrito por Ana Pellicer, del Centro Virtual Cervantes:

La Pentagonía de Reinaldo Arenas:
del susurro al alarido
Por Ana Pellicer

Para entender la obra de Reinaldo Arenas es imprescindible situarla en su momento histórico. Profundamente lírico y hermético, al mismo tiempo, su obra y su personalidad creadora se han visto muy determinadas por las circunstancias externas. Esa es otra de las paradojas y contradicciones que lo rodean; aunque su escritura emana de su mundo interior, el contexto la altera hasta límites insospechados. Podemos rastrear cada momento de la obra areniana a través de las cinco novelas de la Pentagonía, que se puede leer como un único libro. Arenas habla de un único personaje, el autor-testigo, que se transforma y reaparece simbolizando al hombre que lucha contra la intolerancia y busca la libertad. En cada novela el protagonista muere, porque para el autor la muerte es insoslayable y el hombre, un ser condenado a la «agonía» (de esta concepción nace el término inventado Pentagonía).

A lo largo de las cinco novelas hay una evolución formal, de contenidos y de tono. La primera obra del ciclo, Celestino antes del alba, es lírica y surrealista, en ella un niño poeta, distinto a los demás, lucha contra el rechazo con las únicas armas que conoce: la puerilidad, la libertad creativa y la imaginación. Huye del infierno familiar refugiándose en la poesía, escrita compulsivamente en las cortezas de los árboles. La novela habla también de la miseria, física y espiritual, y critica los atavismos de la Cuba rural; machismo acérrimo, maltrato a la mujer y violencia.

En la segunda, El palacio de las blanquísimas mofetas, el protagonista es un joven adolescente, Fortunato, que aborrece la mediocridad y la falta de salidas en una sociedad estancada. Hay ya un salto palpable de lo mítico a lo histórico y unas reivindicaciones político-sociales concretas que no aparecían en la novela anterior.

Otra vez el mar, la tercera novela, aborda dos temas fundamentales: el desencanto político y existencial del individuo con la Revolución, y el mar. Aquí aparece por primera vez un protagonista que no es exactamente el álter ego del autor, aunque para construirlo se basó en las contradicciones morales sufridas en los primeros años de la Revolución, cuando el «hombre nuevo» debía ser el prototipo de «macho» caribeño y el joven Arenas luchaba contra sus verdaderos instintos sexuales. La novela empieza y termina con esas dos palabras: «El mar». En realidad, toda la obra areniana está recorrida por la omnipresencia del mar como signo de identidad insular y metáfora del destino cubano. Es el principio y el fin, la libertad y el límite. La profundidad psicológica del personaje de Héctor, atrapado por la hipocresía y el miedo, da lugar a un texto furioso y apasionado que llega al límite de la experimentación formal. Al final, el personaje-guía se suicida: la escritura es una vez más la representación del grito vital.

El asalto fue escrita en cuarto lugar aunque en la estructura preconcebida de la Pentagonía sea la quinta entrega. El autor empezó la novela en La Habana en 1974, pero la terminó en 1988, ya en el exilio. Se desarrolla en un escenario futurista y deshumanizado en el que las grandes obsesiones arenianas, la madre y la libertad, son los temas centrales. El protagonista busca incansablemente a su madre para matarla, porque cada vez se parece más a ella. Al final, descubre que su madre y el tirano que domina con mano férrea ese mundo automatizado son la misma persona y en un ataque de furia acaba con ella/él. Paródica y pesimista, hace un retrato hiperbólico del futuro de la utopía comunista.

Desde su llegada a los EE. UU., Arenas abandona la autocensura y se dedica a reescribir febrilmente su obra. Además, decide «gritar» y lleva a cabo una labor eminentemente política contra el castrismo. En estos años de furia y de frenética actividad contrarreloj, luchando por robarle minutos a la muerte, conseguirá terminar la Pentagonía. En 1990, poco antes morir, concluye su novela más extensa y heterogénea, El color del verano, verdadero texto testamentario y «póstumo», en palabras de la crítica Carmen Valcárcel. En ella retrata la vida clandestina y el submundo homosexual habanero de los setenta. Según la mayor parte de la crítica, es el texto definitivo que resume su universo literario. Continúa, desde el punto de vista temático, formal y ambiental, la estela inaugurada por Otra vez el mar. Pero hay dos factores externos que condicionan la escritura: la perspectiva que aporta el exilio y la que añade la conciencia de un final seguro y cercano (está enfermo de sida). Arenas escribe ya desde la muerte y con sus últimas fuerzas se revive a sí mismo. Cuando la vida se escapa, la literatura aparece como salvadora. Desde el lecho de la agonía, en un humilde apartamento neoyorquino, Arenas reconstruye su propio personaje que ya sólo vive en la ficción y gracias a esta escritura catártica vuelve a las playas cubanas y a las experiencias sexuales desenfrenadas. La línea vida-literatura es ya invisible, el personaje y el autor se han fusionado.

Para terminar podemos plantear un punto de partida: la gran obra que se ha de analizar es Reinaldo Arenas como conjunto, como gran personaje creado y alimentado línea a línea por él mismo; sin poder (ni querer) separar vida y literatura, aventuras reales y novelescas, miedos poéticos y excentricidades cotidianas. Su manera apasionada de enfrentar la vida dio como resultado una obra literaria igualmente apasionada y tragicómica. En su afán de no tomar nada en serio, en su intento de conjurar la existencia a través del humor y la carcajada cruel, nos dejó un gran texto que refleja fielmente su pulsión vitalista. Escribió hasta el límite de sus fuerzas y nos entregó su último aliento exagerado, irónico, vengativo y tierno. Literatura escrita con sangre, sudor y lágrimas.


¡Salud y buen viento!

_________________
Me compro una docena de libros cuando tengo dinero para comprar un traje.
Blog
Recuento 2018


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Mar 05, 2018 10:16 am 
Desconectado
Vivo aquí

Registrado: Jue Feb 19, 2009 3:28 pm
Mensajes: 42470
Ubicación: Al lado del Torico.
Es un autor, como otros cubanos en el exilio, que me han atraído durante tiempo, pero que dejé de leer, quizás, porque recalé en otras literaturas.

Agradezco que se le haya abierto el hilo, porque independiente de su personalidad y de su compromiso político tiene una calidad literaria enorme, por ejemplo, en Celestino antes del alba. Está muy bien que se ponga esta biografía, donde aparecen sus claros y sus oscuros. Siempre he pensado que Antes que anochezca no es una autobiografía al uso, sino una terapia ante una situación estresante, :roll:

También, muy sugerente el artículo que nos transcribe Buccan :60:

_________________
Pasado: 377A, madera de héroe de Miguel Delibes.

Presente: Mientras agonizo de William Faulkner.

Futuro: Orgullo y prejuicio de Jane Austen.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Mar 07, 2018 12:47 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Oct 28, 2008 9:59 am
Mensajes: 13580
No me he atrevido aún con su pentalogía, sí he leído sus magníficas memorias, y un pequeño libro que me impactó: Arturo, la estrella más brillante. ¡Qué exuberancia! ¡Qué barroquismo! Me costó leerlo pero lo terminé con una gran satisfacción.

No sé qué tienen algunos autores cubanos para ser tan diferentes y tener tal riqueza de léxico. Estoy terminando El pan dormido de Soler Puig y ha sido toda una experiencia.

_________________
La edad de la penumbra de Catherine Nixey. Heridas del viento de Virginia Mendoza. El polvo y el oro de Julio Travieso Serrano.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Mar 07, 2018 12:58 pm 
Desconectado
Vivo aquí

Registrado: Jue Feb 19, 2009 3:28 pm
Mensajes: 42470
Ubicación: Al lado del Torico.
Arden escribió:
No me he atrevido aún con su pentalogía, sí he leído sus magníficas memorias, y un pequeño libro que me impactó: Arturo, la estrella más brillante. ¡Qué exuberancia! ¡Qué barroquismo! Me costó leerlo pero lo terminé con una gran satisfacción.

No sé qué tienen algunos autores cubanos para ser tan diferentes y tener tal riqueza de léxico. Estoy terminando El pan dormido de Soler Puig y ha sido toda una experiencia.


Ese barroquismo, pienso, es fruto de su deseo de lírica ante una dictadura férrea, de manera que el mensaje necesita de una especial vía de comunicación, sobre todo, en la forma literaria. Este aspecto lo he visto en todos los escritores cubanos que he leído y, si me apuras, en algunas parte de la novela que estoy leyendo de Leonardo Padura, :wink:

_________________
Pasado: 377A, madera de héroe de Miguel Delibes.

Presente: Mientras agonizo de William Faulkner.

Futuro: Orgullo y prejuicio de Jane Austen.


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 


Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España