El primer párrafo de una novela

Noticias, curiosidades y recursos sobre la literatura y el mundo que gira a su alrededor.

Moderadores: fresa_charly, sergio88

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

El primer párrafo de una novela

Mensaje por Ivanovich » 13 Ene 2008 11:46

Es posible que exista algún hilo abierto, si es así se fusiona y rescata .... y si no hay hilo pues ahí va la propuesta, escribir el primer párrafo de un libro. Uno de los mayores placeres para un lector es sentarse en el rincón preferido, con la luz justa, acariciar las tapas del libro, abrir por la primera página y empezar a leer.....


Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en un plan de prometerlo todo. "No dejes de ir a visitarlo -me recomendó. Se llama de este modo y de este otro. Estoy segura de que le dara gusto conocerte." Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después de que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas.
Todavía antes me había dicho:
-No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a darme y nunca me dio... El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro.
-Así lo haré, madre.
....


Pedro Páramo, Juan Rulfo (México), año de publicación 1955

G.A.
Vivo aquí
Mensajes: 13500
Registrado: 02 Ene 2006 11:49

Mensaje por G.A. » 13 Ene 2008 12:04

Era el primer día de curso en la escuela de Obaba. La nueva maestra andaba de pupitre en pupitre con la lista de los alumnos en la mano. "¿Y tú? ¿Cómo te llamas?", preguntó al llegar a mí. "José -respondí-, pero todo el mundo me llama Joseba". "Muy bien." La maestra se dirigió a mi compañero de pupitre, el último que le quedaba por preguntar: "¿Y tú? ¿Qué nombre tienes?". El muchacho respondió imitando mi manera de hablar: "Yo soy David, pero todo el mundo me llama el hijo del acordeonista". Nuestros compañeros, niños y niñas de ocho o nueve años de eedad, acogieron la respuesta con risitas. "¿Y eso? ¿Tu padre es acordeonista?" David asintió. "A mí me encanta la música -dijo la maestra-. Un día traeremos a tu padre a la escuela para que nos dé un pequeño concierto". Parecía muy contenta, como si acabara de recibir una noticia maravillosa. "También David sabe tocar el acordeón. Es un artista", dije yo. La maestra puso cara de asombro: "¿De verdad?". David me dio un codazo. "Sí, es verdad -afirmé-. Además tiene el acordeón ahí mismo, en la entrada. Después de la escuela suele ir a ensayar con su padre". Me costó terminar, porque David quiso taparme la boca. "¡Sería precioso escuchar un poco de música! -exclamó la maestra-. ¿Por qué no nos ofreces una pieza? Te lo pido por favor".

El hijo del acordeonista. Bernardo Atxaga. 2003.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 66842
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 13 Ene 2008 12:04

Había algo parecido, pero era un juego y había que descubrir qué libro era por el primer párrafo.

Avatar de Usuario
isabelita
No tengo vida social
Mensajes: 1993
Registrado: 30 Ago 2007 23:01
Ubicación: Éste tiene que ser mi año

Mensaje por isabelita » 13 Ene 2008 12:14

Pues eso estaría muy bien, lo de adivinar de qué libro se trata. Lucia, ¿sabemos en qué hilo está?
Recuento 2018
:101: :101: "Fin de guardia" - Stephen King

Avatar de Usuario
Maider
La Barrikera
Mensajes: 11609
Registrado: 19 May 2006 00:22

Mensaje por Maider » 13 Ene 2008 16:05

El principio del que estoy leyendo: Psiquiatras, psicólogos y otros enfermos de Rodrigo Muñoz Avia :lol:

Hola. Me llamo Rodrigo Montalvo Letellier. Antes de ir al psiquiatra yo era una persona feliz. Ahora soy disléxico, obsesivo, depresivo y tengo diemo a la muerte, o sea, miedo. En el psiquiatra he aprendido que la palabra felicidad es una convención que carece de sentido. He aprendido que el hecho de volver a ser feliz algún día no sólo es imposible, sino completamente imposible. Ahora me pregunto más cosas de las que me gustaría: sobre la muerte y sobre la vida.
The Show Must Go On
Imagen

Avatar de Usuario
MrMarlowe
Lector voraz
Mensajes: 103
Registrado: 11 Jul 2007 16:00
Ubicación: Bogotá

Mensaje por MrMarlowe » 13 Ene 2008 17:48

Me ha llamado la atención este foro, así que estuve buscando el comienzo (casi que legendario) de Moby Dick. Encontré una vieja traducción de Bruguera que aquí transcribo:

Supongamos que me llamo Ishmael. Hace algunos años, sin precisar cuántos, encontrándome apenas sin dinero y no teniendo nada que hacer en tierra, sentí deseos de navegar nuevamente y de volver a ver el mundo del agua. Es mi manera de curarme del aburrimiento y de purgarme la sangre. Cuando siento que se me forman unos amargos pliegues alrededor de la boca, cuando mi alma se convierte en un lluvioso y húmedo noviembre, cuando me sorprendo absorto ante el escaparate de una tienda de pompas fúnebres o siguiendo los entierros que encuentro a mi paso, y sobre todo cuando el tedio se apodera de mi hasta el extremo de verme descender a la calle y emprenderla manotazos con los sombreros de las gentes, entonces, me doy cuenta de que ha llegado la hora de marcharme. Esto remplaza en mí al suicidio. El filósofo Catón necesitó de un gran valor para arrojarse sobre su espada. A mí, sin embargo, me basta con embarcarme. Todos los hombres en alguna época de su vida, han tenido la misma sed de océano que yo.

Moby Dick
Herman Melville


Un Saludo.
Uno es su niñez, su familia, unos cuantos amigos, algunos amores y bastantes fastidios.
-Sergio Pitol
http://mrmarloweoffice.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Fley
GANADOR del III Concurso de relatos
Mensajes: 2871
Registrado: 20 Dic 2007 14:36

Mensaje por Fley » 13 Ene 2008 18:28

El día había amanecido fresco y despejado, con un frío vivificante que señalaba el final del verano. Se pusieron en marcha con la aurora para ver la decapitación de un hombre. Eran veinte en total, y Bran cabalgaba entre ellos, nervioso y emocionado. Era la primera vez que lo consideraban suficientemente mayor para acompañar a su padre y a sus hermanos a presenciar la justicia del rey. Corría el noveno año de verano, y el séptimo de la vida de Bran.

El primer párrafo de Juego de Tronos, primer libro de Canción de Hielo y Fuego de George RR Martin. El último libro que he leído que más me ha llamado la atención y me ha devuelto la esperanza de que la fantasía puede estar escrita dirigida a adultos.

Avatar de Usuario
Hypathia
La jabata
Mensajes: 14242
Registrado: 22 Jul 2007 17:19
Contactar:

Mensaje por Hypathia » 13 Ene 2008 18:37

Lo mejor sería escribir los acontecimientos cotidianamente. Llevar un diario para comprenderlos. No dejar escapar los matices, los hechos menudos, aunque parezcan fruslerías, y sobre todo clasificarlos. Es preciso decir cómo veo esta mesa, la calle, la gente, mi paquete de tabaco, ya que es esto lo que ha cambiado. Es preciso determinar exactamente el alcance y la naturaleza de este cambio.
Por ejemplo, ésta es una caja de cartón que contiene la botella de tinta. Habría que tratar de decir cómo la veía antes y cómo la*(1) ahora. ¡Bueno! Es un paralelepípedo rectángulo; se recorta sobre... es estúpido, no hay nada que decir. Pienso qué éste es el peligro de llevar un diario: se exagera todo, uno está al acecho, forzando continuamente la verdad. Por otra parte, es cierto que de un momento a otro —y precisamente a propósito de esta caja o de otro objeto cualquiera—, puedo recuperar la impresión de ante ayer. Debo estar siempre preparado, o se me escurrirá una vez más entre los dedos. No *(2) nada, sino anotar con cuidado y prolijo detalle todo lo que se produce.



* (1) Espacio en blanco
* (2) Hay una palabra tachada (quizá “forzar” o “forjar”); otra, agregada encima, es ilegible.


La nausea, Jean Paul Sartre.

Avatar de Usuario
Ceinwyn
No tengo vida social
Mensajes: 2348
Registrado: 04 Nov 2005 21:35
Ubicación: Donde da la vuelta el aire

Mensaje por Ceinwyn » 14 Ene 2008 10:32

Ahora mismo, el que tengo delante, que espero poder comenzar pronto:

Estoy sentado sobre una piedra pulida por millones de gotas de agua de lluvia; pulida como un cráneo pelado. Es una piedra blancuzca, llena de poros. Arde con el sol y suda con la humedad. Enfrente de mi, a treinta metros escasos, está la vieja higuera, con sus raíces retorcidas como venas de abuelo robusto, con sus ramas contorsionadas, repletas de hojas carnosas, tréboles carcomidos. Al otro lado del arroyo, salvando el barranco, trepando cuesta arriba, están los restos de la Kábila.


"La Ruta"- La forja de un rebelde- Arturo Barea.
Silba la calandria y nos sorprende en vela,
amuchados, con ganas de seguir.

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40340
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 14 Ene 2008 12:49

No hace mucho experimenté en un ateneo la sensación de que el conferenciante había elegido un tema que le era absolutamente desconocido y por tanto no conseguía interesarme tanto como hubiera sido de esperar. Hablaba de cosas de las que no estaba convencido y sus argumentos eran débiles y simples. Además no había un pensamiento central o centralizador a lo largo de la conferencia. Hubiera preferido que hablara de sus experiencias más íntimas, como hace el poeta.....

Desobediencia Civil
Henry D. Thoreau

Avatar de Usuario
ann_darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 345
Registrado: 05 Jul 2007 06:43
Ubicación: Donde quiera que haya un buen libro... y donde esté Mr. Darcy
Contactar:

Mensaje por ann_darcy » 14 Ene 2008 20:09

Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero, en posesion de una gran fortuna, necesita buscar una esposa.

Orgullo y Prejuicio
Jane Austen
Imagen

Avatar de Usuario
Arwen_77
Vivo aquí
Mensajes: 13557
Registrado: 23 Sep 2007 20:49
Ubicación: Comunidad de Madrid

Mensaje por Arwen_77 » 14 Ene 2008 22:27

Este no podía dejar de ponerlo, Clarín "enfocando" la ciudad de Vetusta.

La heroica ciudad dormía la siesta. El viento Sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles. Cual turbas de pilluelos, aquellas migajas de la basura, aquellas sobras de todo se juntaban en un montón, parábanse como dormidas un momento y brincaban de nuevo sobresaltadas, dispersándose, trepando unas por las paredes hasta los cristales temblorosos de los faroles, otras hasta los carteles de papel mal pegado a las esquinas, y había pluma que llegaba a un tercer piso, y arenilla que se incrustaba para días, o para años, en la vidriera de un escaparate, agarrada a un plomo.

La Regenta
Leopoldo Alas "Clarín"
:101: Elantris - Brandon Sanderson

Ama y haz lo que quieras
Recuento 2019

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

Mensaje por Ivanovich » 14 Ene 2008 23:15

Gracias Arwen, todo esto que copiamos son recuerdos....

¿Encontraría a la Maga? Tantas veces me había bastado asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti, y apenas la luz de ceniza y olivo que flota sobre el río me dejaba distinguir las formas, ya su silueta delgada se inscribía en el Pont des Arts, a veces andando de un lado a otro, a veces detenida en el pretil de hierro, inclinada sobre el agua. Y era tan natural cruzar la calle, subir los peldaños del puente, entrar en su delgada cintura y acercarme a la Maga que sonreía sin sorpresa, convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico.

Rayuela, Julio Cortazar (Argentina), año de publicación 1963

G.A.
Vivo aquí
Mensajes: 13500
Registrado: 02 Ene 2006 11:49

Mensaje por G.A. » 14 Ene 2008 23:33

El Charolito sólo se fiaba de su polla. Era lo único del mundo que nunca le daría por el culo. Con arreglo a esto, es posible imaginarle la noche de autos, adentrándose en la residencial: lleva el culo prieto, el ojo avizor y la pestaña alerta. Su andar, burlón de gracia y chiste, tiene eso que llaman guapura y que tantos suspiros obliga. Los zapatos van lustrados y arrojan un soniquete que preña de ecos lo oscuro, que nos anuncia su salvaje cercanía. También su turbio origen.


Sed de champán. Montero Glez. 1999.

Avatar de Usuario
Andromeda
Vivo aquí
Mensajes: 7672
Registrado: 18 Oct 2007 20:56
Ubicación: Al otro lado del mar
Contactar:

Mensaje por Andromeda » 15 Ene 2008 03:03

Gracias Iván, lindo hilo e iniciado con Rulfo pues más todavía. :D

LEES ESE ANUNCIO: UNA OFERTA DE ESA NATURALEZA no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. parece dirigido a ti, a nadie más. Distraído, dejas que la ceniza del cigarro caiga dentro de la taza de té que has estado bebiendo en este cafetín sucio y barato. Tú releerás. Se solicita historiador joven. Ordenado. Escrupuloso. Conocedor de la lengua francesa. Conocimiento perfecto, coloquial. Capaz de desempeñar labores de secretario. Juventud, conocimiento del francés, preferible si ha vivido en Francia algún tiempo. Tres mil pesos mensuales, comida y recámara cómoda, asoleada, apropiada.
Sólo falta tu nombre. Sólo falta que las letras más negras y llamativas del aviso informen: Felipe Montero.



Aura, de Carlos Fuentes. México, 1962.
Imagen

Responder