Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Dom Ene 21, 2018 11:10 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 48 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: Lun Oct 23, 2017 5:15 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 6:50 pm
Mensajes: 60802
El pastor

Aovillado en el sofá del salón el ensimismado pastor miraba sin ver a través de una sucia ventana. La nívea luz de la mañana bañaba su cara contorsionada por el horror y arrancaba destellos del cañón de la escopeta que descansaba sobre su regazo. La terrible tormenta que llevaba asolando Huesca toda la semana por fin había cesado, y la inmaculada nieve cubría el Pico Maldito.
La cabaña del pastor se encontraba en mitad de la montaña y, exceptuando dos o tres alpinistas al año que se acercaban a saludarle de camino a la cumbre, su soledad era total. La compañía de Trunk, un mastín de cuatro años, y la de sus ovejas lanudas le era suficiente. Nunca había soportado a la gente y, con el paso de los años, su misantropía había ido a más. Por lo menos, le quedaba el consuelo de que aún no había llegado al nivel de Lucas, el ermitaño que vivía en una diminuta choza casi en lo más alto de la montaña.
En los diez años que llevaba siendo pastor solo había hablado con Lucas las cuatro veces que había aparecido en la puerta de su cabaña con una oveja perdida. Habían sido conversaciones muy cortas porque siempre rechazaba el café y los agradecimientos que Juan le ofrecía. Algo que, en su fuero interno, agradecía, el olor que desprendía siempre lo hacía retroceder asqueado. Aunque para la sensible nariz de Trunk, y Vack antes que él, era mucho peor y los pobres no dejaban de ladrar y de gruñir hasta que el hombre se alejaba de la cabaña.
La vida de Juan había transcurrido apaciblemente en la montaña con su soledad y sus escasos viajes a la ciudad para comprar suministros y vender la lana de las ovejas. Tras la muerte de su amada esposa, había decido venderlo todo. Dar un cambio radical a su vida, alejarse de la falsedad y las mentiras que le rodeaban y aprender a vivir solo con lo mínimo. De su esposa solo conservaba unas cuantas fotos y su alianza de boda que llevaba en el meñique de la mano izquierda, porque, aunque algo holgado, era el único dedo en el que podía ponérselo. Al principio, no había sido nada fácil, pero había perseverado, había aprendido todo lo necesario y, al final, había encontrado un equilibrio y una paz que no recordaba haber sentido nunca. De hecho, a veces hasta tenía la sensación de que el espíritu de su adorada Ana velaba por él y le sonreía desde el más allá. Por desgracia, todo eso había cambiado hacía unas pocas horas.
La tormenta de nieve estaba en su apogeo cuando los ladridos de Trunk le habían despertado del duermevela en que el fuerte viento le mantenía. Se extrañó porque era un perro acostumbrado a los truenos y relámpagos y al que era muy difícil asustar. Rápidamente, se levantó, se puso el abrigo y los zapatos, agarró una linterna y bajó al establo para descubrir qué sucedía, rezando porque la tormenta no hubiera roto alguna de las ventanas.
Debido a la ventisca las placas solares llevaban días inactivas y la única luz con la podía contar era la de las velas y la de una linterna. Las escaleras de piedra estaban algo desgatadas por el paso del tiempo, pero todavía aguantaban tan firmes como el día que se construyeron. A medio camino un lastimero gañido ascendió premonitorio congelando, aún más, la sangre del hombre. Bajó los últimos peldaños a la carrera y casi tropezó con el cuerpo de una oveja degollada; la sangre aún goteaba de su cuello y su boca jadeaba con los últimos estertores de la muerte.
Aún no se había recuperado de la impresión cuando un gemido le hizo girarse hacía una de las esquinas. La trémula luz de la linterna se posó sobre un exangüe Trunk que yacía en el suelo con tronco marcado por cuatro heridas producidas por un enorme zarpazo. En ese momento, Juan se dio cuenta de que un lobo había entrado en el establo. No era muy normal verlos, pero tampoco era algo infrecuente, durante los últimos años había visto algunos, pero siempre a distancia y sin que llegaran a amenazar a su rebaño. Por lo visto, el temporal había obligado a uno de ellos a buscar comida donde nunca antes se habían atrevido.
Poco a poco, Juan se levantó y empezó a barrer el recinto con el haz de la linterna. Mientras lo deslizaba sobre las asustadas ovejas que se hacinaban una contra otra, se iba moviendo muy despacio con la espalda pegada a la pared tanteando, buscando sin mirar, lo que, sí mal no recordaba… Sí, ahí estaba, su mano se cerró sobre el mango de la horca que usaba para apilar la paja.
Con un arma en la mano sintió que la seguridad volvía y el entrenamiento de su pasado como agente de la Guardia Civil se impuso. La linterna se detuvo cuando un par de ojos amarillos reflejaron su luz. El lobo era inmenso, el pastor nunca había visto uno de ese tamaño, y completamente blanco, solo la sangre daba algo de color a su pelaje.
Al verse descubierto gruñó y comenzó a acercarse a su enemigo. Juan estaba preparado y, en vez de esperar, cargó contra él clavándole las púas de la horca en el cuello. Sorprendentemente, la bestia no retrocedió, sino que, con una fuerza impensable, se removió y le obligó a soltar el arma mientras perdía el equilibrio y caía al suelo. Unos cuantos movimientos bruscos más fueron suficientes para que la horca saliera despedida.
Sangrando abundantemente del cuello, el lobo se volvió hacía Juan que se quedó paralizado ante el odio que rezumaba de esos ojos dorados. Un gruñido fue el único aviso antes de que saltara con sus dientes buscando el cuello desprotegido del hombre. Por fortuna, ese momento fue suficiente para que, instintivamente, se protegiera levantando el brazo derecho, por lo que los afilados colmillos solo se cerraron sobre su antebrazo.
El grito de dolor resonó en todo el establo, pero la agonía también exacerbó al guerrero que llevaba dentro y, con su mano izquierda, intentó abrir la mandíbula del canido. Los afilados dientes desgarraron su mano y la sangre empezó a deslizarse por sus dedos, aun así, no se rindió, siguió presionando, tratando de forzar al lobo a soltarle.
De repente, sintió que la alianza de plata de Ana se liberaba de su dedo y resbalaba por la garganta del animal. Aullando de una forma escalofriante, la bestia soltó su presa y empezó a retorcerse de dolor en el suelo. Sus gemidos eran casi humanos y, por un instante, le hicieron titubear, pero no era momento para dudas. Se levantó, sujetándose el brazo herido, y, con ayuda de la linterna, encontró el hacha que usaba para cortar la leña. Con decisión, se acercó al lobo que continuaba retorciéndose de dolor, y cercenó su cabeza con un contundente y certero tajo.
La cabeza rodó dejando un rastro de sangre en el suelo de piedra y un tintineo metálico señaló el lugar donde el anillo cayó al suelo tras desprenderse de la garganta en la que se había quedado atascada.
Mientras se agachaba a recoger el anillo, pensando que ya había terminado todo, un movimiento llamó su atención. La cabeza y el cuerpo del cadáver estaban titilando y donde antes había un animal ahora se encontraba el cuerpo decapitado de Lucas, el ermitaño. Por mucho que supiera que era imposible no podía negar lo que veían sus ojos, había matado a un hombre lobo. Sus labios aún estaban manchados de sangre y sus ojos todavía mantenían el amarillo en sus iris.
Horas después, Juan seguía sentado en el sofá donde había caído tras limpiar y vendar sus heridas y las de Trunk que, por suerte, no eran tan graves como le habían parecido a primera vista. Limpiar el suelo, cerrar la ventana rota por la que había entrado el lobo y enterrar el cuerpo le había tenido entretenido unas cuantas horas y le había impedido pararse a reflexionar sobre todo lo que había sucedido. Pero ahora no había nada que bloqueara el caudal de pensamientos que desfilaban por su mente.
Estaba claro que Lucas era un hombre lobo y que le había mordido, por lo que, si las leyendas eran ciertas, durante la próxima luna llena el mismo se convertiría en uno. Además, a no ser que encontrara algún modo de evitarlo, Trunk y sus ovejas morirían. Juan no estaba seguro de si sería capaz de vivir sabiendo que durante varios días al mes se iba a convertir en una bestia sin control. Aunque aún tenía que confirmar ese último punto porque durante años Lucas había sido su vecino y nunca había provocado ningún problema. Es posible que, en cierta medida, el hombre pudiera controlar al lobo. La duda le carcomía por dentro mientras acariciaba el gatillo de la escopeta y pensaba en la única forma conocida de acabar con la maldición del hombre lobo. Afortunadamente, todavía le quedaba un mes para tener que tomar una decisión.

_________________
¿Conoces el canal Youtube del foro? Podrás ver mesas de jornadas anteriores y escuchar micros.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Oct 27, 2017 2:05 pm 
Desconectado
Dragonet
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Nov 14, 2008 1:54 pm
Mensajes: 52146
Ubicación: Logroño
Una historia sencilla de hombres lobos, me ha gustado que esté ambientada en España y que el final sea abierto a la espera de lo que decida el protagonista :lol:

El hecho de que acabe como empieza me parece un buen detalle :lol: :lol:

Es una pena que el protagonista haya tenido que matar a un pobre lobito que simplemente tenía hambre, más vale que los del Seprona no se pasen a hacerle una visita :twisted: :twisted: :cunao: :cunao:

_________________
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Oct 27, 2017 2:15 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 01, 2010 8:28 pm
Mensajes: 5919
Un relato bastante pulcro. Es conciso en lo que busca y por eso se hace corto, lo que está bien: quiere decir que el lector se hubiera quedado con las ganas de más. Me gusta el entorno bucólico, que se presta para el terror; a la tormenta se le podía haber sacado más jugo, recalcando el aislamiento y la incertidumbre. Pero bueno. Hay detalles que también sugiero mejorar. Por ejemplo, cuando dices que el lobo aulló "de manera escalofriante". Yo prefiero que no se diga tan explícito, hazme ver que el aullido daba miedo... Los elementos que se presentan tienen su lugar en la historia, como el anillo de plata, o el mismo hermitaño. Me gusta que los planes salgan bien :007: (no encuentro a Aníbal con el puro).

Una frase a mejorar: "Algo que, en su fuero interno, agradecía, el olor que desprendía siempre lo hacía retroceder asqueado. ". He tenido que leerla varias veces, quizás por la disposición de las comas.

En conjunto bien, correcto y entretenido. Pero miedo, lo que se dice miedo, no vamos a pasar en este concurso :lol:.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Oct 27, 2017 2:17 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 01, 2010 8:28 pm
Mensajes: 5919
Sinkim escribió:
Es una pena que el protagonista haya tenido que matar a un pobre lobito que simplemente tenía hambre, más vale que los del Seprona no se pasen a hacerle una visita :twisted: :twisted: :cunao: :cunao:

Pues sí, el pobre animalico se resguarda del temporal en el establo, y encima el pastor le mete groseramente la mano en la boca. Descontando que la cabaña estaba hecha un asco, con ovejas muertas por todos lados...


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Oct 28, 2017 1:47 am 
Desconectado
Lector ocasional
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Jul 07, 2017 12:31 am
Mensajes: 25
El relato está enmarcado en un contexto correcto y bien presentado. También a mí me parece un acierto que termine con la imagen inicial, pero por lo demás me parece una versión más de la leyenda del lobizón y el terror apenas aparece al final con la incertidumbre del protagonista. Por otra parte no me parece creíble la pelea y, salvo por lo que es de plata, no se entiende el efecto del anillo en tremenda bestia. Gracias por compartirlo y suerte


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Oct 28, 2017 3:37 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 01, 2010 8:28 pm
Mensajes: 5919
Ah, y no creo que sea buena idea terminar con un "afortunadamente". Así casi parece una suerte que tenga la maldición...


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Oct 29, 2017 8:34 pm 
Desconectado
Me estoy empezando a viciar
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Oct 23, 2015 5:28 pm
Mensajes: 470
Hola aut@r :hola:

Tu relato era obvio que iba de hombres lobo desde el principio, por lo menos así me pareció a mi cuando rellené las temáticas de la loca excell.
Aún así, creo que está muy bien escrito y consigue llegar el suspense durante toda la historia.

Me ha gustado mucho el principio
Citar:
Aovillado en el sofá del salón el ensimismado pastor miraba sin ver a través de una sucia ventana. La nívea luz de la mañana bañaba su cara contorsionada por el horror y arrancaba destellos del cañón de la escopeta que descansaba sobre su regazo.

Creo que engancha y está muy bien enmarcado en la temática de terror.

Aunque los hombres lobo están ya bastante usados, lo has llevado muy bien, con buenas descripciones y buen ritmo.

Originalidad poca pero me gustaría resaltar esa inquietud que abre y cierra el relato. Acabar con las leyendas o continuarlas. Eso es lo que más me ha atraído de tu relato.

Esa palabra final tan cuestionada, "afortunadamente", yo le he visto su tono sarcástico y a mi me ha gustado.

En resumen, otro relato más de hombres lobo, bien llevado, entretenido y con buen suspense. Sencillo pero al grano.

Gracias por compartirlo para que la leyenda de los hombres lobo no muera nunca. :D


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Oct 29, 2017 11:07 pm 
Desconectado
No tengo vida social
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Feb 07, 2017 6:02 pm
Mensajes: 1182
Ubicación: Tucumán - Argentina
Tenés buen oficio con las letras, escribidor/a  La historia se lee sin tropiezos, (salvo la que te señala Isma, que te ha quedado algo torcida) y la ambientación es tan buena que uno puede sentirse dentro de esa cabaña aislada y gélida. Cierto que los relatos del hombre lobo son bastante comunes y éste no tiene ingredientes nuevos que lo hagan especial, pero se ve detrás una forma muy solvente de narrar. Me gustaría que se hubiera aclarado algo el hecho de que el lobizón anterior no se comiera antes ninguna oveja, y peor aún, que haya devuelto las perdidas. ¿Habría sucedido algo diferente esta vez, que lo hubiera hecho cambiar de hábito? Esa podría haber sido una veta para introducir originalidad en esta versión licantrópica.
¡Buen narrador! Sospecho que gastaré puntos en tu pastorcito casi suicida... :palomitas:


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Oct 29, 2017 11:56 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Jul 23, 2014 10:13 pm
Mensajes: 2657
Ubicación: Entre líneas
Me ha gustado ver en un mismo párrafo las palabras "aovillado" y "nívea" :lol:

Al lío: buena historia de hombres-lobo, te agradezco que nos hayas traído la temática. :D
Sin embargo, los puntos que he visto más flojitos son a mi modo de ver un final demasiado abierto y además en la narración abusas un poco del porque. Creo que lo mejor es dejar que el lector deduzca sin justificar ni dar tanta explicación.

De todas formas el conjunto es chulo y se agradece su lectura :hola:

_________________
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Oct 31, 2017 10:58 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Jul 03, 2008 12:32 pm
Mensajes: 10728
Ubicación: a saber....
El hombre lobo ataca una vez más. Una figura tan recurrente en el género que hace muy complicado ser original con él. La historia que cuenta el presente trabajo es demasiado simple. Nada nuevo en el horizonte y eso le resta más que suma. Sin embargo, la redacción es excelente y me ha convencido de principio a final. El uso de palabras claves, para los más veteranos en el foro, facilita la identificación del autor o autora, pero esto es lo de menos pues pasa a ser anécdota. No se me ocurre mucho más que valorar de esta corta historia.
Entiendo lo que me cuenta aunque no me dice nada nuevo, pero eso si,  me gusta y mucho como lo cuenta, en ese apartado aprueba de sobra.
De momento te pongo un 6 sobre 10 con intención de subirte la nota en una segunda relectura. Un saludo y suerte.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mar Oct 31, 2017 11:11 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 01, 2010 8:28 pm
Mensajes: 5919
Gavalia escribió:
El uso de palabras claves, para los más veteranos en el foro, facilita la identificación del autor o autora
Mira el tio, lo dice como si los más veteranos fueran otros distintos de él mismo :cunao:.

Yo no identifico al autor. Ya me he equivocado muchas veces en el pasado.


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Nov 01, 2017 7:01 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Jul 02, 2011 11:23 am
Mensajes: 8657
Ubicación: En algún lugar entre Lothlorien y Solaris.
Desde luego, poner en el primer párrafo, casi en la primera frase, un níveo y un aovillado es terrorífico ya por sí solo :noooo:

Fuera bromas, es un relato bastante sencillito, con algún momento angustioso pero que no rompe esquema alguno. Es más, pensaba que una vez mordido te ibas a centrar en los pensamientos y en el día a día de Juan y creo que esto podría haber dado mucho de sí, una locura terrorífica durante la espera a la próxima luna llena y, sin embargo, se acaba y ya. Una pena, no está mal escrito pero creo que se puede sacar más de esta historia.

_________________
Mi último relatillo en el foro (enlace): Gotitas que contienen (El Lupanar de los Sueños II)


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Nov 01, 2017 10:03 pm 
Desconectado
Arquera
Avatar de Usuario

Registrado: Lun May 09, 2011 2:53 pm
Mensajes: 6732
Ubicación: En un hospital de campaña...
Lo único que se me ocurre decir de la historia es que es correcta. Es decir, está bastante escrito, la narración está lograda y la historia no es del todo plana porque comienza en un extrema res parcial, pero el cuerpo del relato sí lo es.

No entiendo muy bien lo del anillo del plata. Las leyendas hablan de balas de plata, pudiera ver un cuchillo o similar, pero atragantarse con un anillo... no sé. La pelea (si el lobo es tan grande y tan terrorífico no me cuadra mucho) y que el perro sobreviva, tampoco (te ha perdido tu buen corazón ahí)

El resto va bien. Es un relato bastante apañado.

Un abrazo. :60:

_________________
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Mié Nov 01, 2017 11:11 pm 
Desconectado
Foroadicto
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Jul 23, 2014 10:13 pm
Mensajes: 2657
Ubicación: Entre líneas
No conocía ese recurso literario, Nini. Mejor dicho, no le ponía nombre.
Lo que se aprende por aquí :D

_________________
"Yo no sigo a Tanis. Sólo vamos en la misma dirección" (Raistlin Majere)

Runners aquí: che-niata


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Jue Nov 02, 2017 10:49 am 
Desconectado
No tengo vida social
Avatar de Usuario

Registrado: Sab Oct 15, 2016 11:17 am
Mensajes: 1419
Ubicación: Tenerife
Querido autor, querida autora:

Este relato me trae sensaciones encontradas. Por una parte, está muy bien escrito, tiene un buen sentido del ritmo, describe con soltura las circunstancias y va directo al grano, como debe ser un relato corto.

El problema es que las dos partes más importantes de cualquier texto, el principio y el final, me parecen francamente mejorables.

Me explico:

El principio se lee a trompicones, como si quisieras usar un lenguaje ampuloso en el que, además, faltan ciertas comas y el orden de las palabras no termina de encontrar su sitio. Si tuviera que adivinarlo, diría que empezaste a escribir un inicio muy elaborado, después continuaste escribiendo de forma más sobria y luego no reparaste en adaptar el comienzo para que el estilo fuera similar.

Y el final me parece demasiado largo y explicativo. El enorme impacto que dejas con el descubrimiento del ermitaño-hombre-lobo se desvanece con demasiada rapidez ante tanta reflexión del hombre. Creo que una frase, a lo sumo dos, hubiera estado bien.

De todos modos, para que veas que has hecho un buen trabajo, reconozco que es de los relatos que más me ha hecho revolverme en mi asiento mientras leía.

Creo que este relato tiene mimbres para estar arriba, y seguramente se lleve unos cuantos votos por mi parte, pero tenía opciones para ser el mejor.

¡Mucha suerte y gracias por compartirlo :60: !

_________________
"La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor"

¡Ya puedes visitar mi sitio web!


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 48 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España