Apnea - Natalia Manzano

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Avatar de Usuario
Fenton Akimbo
Mensajes: 13
Registrado: 08 Jul 2009 00:23

Apnea - Natalia Manzano

Mensaje por Fenton Akimbo » 09 Jul 2009 17:15

Imagen


Natalia Manzano (Almería, 1980). Realizó el primer ciclo de Filología Inglesa en la Universidad de Almería. Tras haber vivido algún tiempo en Italia (Nápoles, Brunico, Tarento) e Irlanda (Cork), ha trabajado como profesora de español como segunda lengua y ahora cursa 5º de Filología Italiana en la Universidad de Granada, ciudad en la que reside.

Ha colaborado en varias ocasiones con las revistas Tra di noi y Salamandria, Revista Literaria de Este Sur. También con los periódicos Campus y La voz de Almería, las revistas online La Huella Indeleble y el Kiosco de Poesía de La plaza humana (Asociación Diente de Oro), y los fanzines El Elefante Rosa (Granada), Zapatiños a Motor (Madrid) y Lagotera (La Laguna, Tenerife).

estudiatraducepersigue literaturas, lenguas extranjeras y enseñanza del español como segunda lengua en Granada. escribe y hace todo lo mencionado antes porque cree que el plurilingüismo y la literatura realmente pueden servir para cambiar de algún modo las cosas.
vivió en Almería, Madrid, Cork (Irlanda), Nápoles, Massafra, Brunico (Italia) y otras casualidades impredecibles. tuvo la suerte de contemplar vidas, desafíos, sorpresas, artistas interiores que hacen cuando quieren decir y toneladas de momentos que bastarían para revolver conciencias.
se lee hasta las paredes, escribe aún sin querer, porque no tiene más remedio. siempre que mira quiere ver.



Apnea -método de inmersión-(Gaviero Ediciones, Almería, 2005) es un libro joven e híbrido de la colección Troquel. Habla de las dificultades del individuo cuando encuentra unos esquemas establecidos, de sus necesidades, de las distintas formas que hay de escapar, reflexionar o afrontar todo eso en la juventud. Ha sido considerada una obra de microprosa poética y fue realizada con total libertad de edición y de contenidos.

Fuente: nataliamanzano.blogspot.com

"Apnea" es un libro híbrido entre prosa, poesía, microcuento, prosa poética... Imperfecto pero con imágenes muy estimulantes, con destellos tan fulgurantes como prometedores de una gran autora en ciernes.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


De "Apnea -método de inmersión-" (Gaviero Ed., Almería, 2005):



Las cucarachas anidaron en su corazón. No dijo nada ni hizo nada por alejarlas. Tenía miedo de quedarse solo.


disnea

Her sweet mocking mouth had one kiss on it
that Wendy could never get, there it was,
perfectly conspicuous in the righthand corner.
Peter Pan, J.M. Barrie


Nada era suficiente. Niña descarada.

Ni el viaje en tren, ni el vestido, ni la fiesta de cumpleaños, ni la muñeca, ni nada de todo eso.

Onda solía ser una niña de cuatro años que no encontraba lo que buscaba.

Le encantaba el mecerse en los árboles, tumbarse en la tercera rama y mirar arriba y abajo, correr en la plaza hasta caer rendida con una sonrisa sucia de barro entre los dedos. No quería sentarse derecha con las piernas juntas, ni callarse, ni comportarse como una señorita, ni jugar con la plancha de juguete que le habían regalado, ¿para qué iba a querer nadie planchar la ropa en serio o en broma, habiendo tantas historias de piratas o dragones que imaginar?

No quería saber nada de niñas con las uñas pintadas que te obligan a decir que tu color favorito es el rosa sin importarles si es verdad o no. Esas niñas que sonríen pero luego tratan de robarse los complementos de la barbie unas a otras. No conocen más cuentos que el de la princesa que se casa. Y lo repiten tantas veces... siempre con las mismas palabras. Para Onda sonaba más o menos así: Había una vez una princesa que no vivió ni una sola aventura. Quería ser rescatada así que se quedó muy quieta esperando. Aún siendo pequeña, Onda sabía que la princesa acabaría en una cocina lavando la ropa interior de un príncipe con barriga cervecera. Lo había visto en los padres de esas niñas.

Había intentado muchas veces aferrar la sonrisa de su madre, pero se le escapaba entres sus dedos como arena marina. Áspera, granulada como rocas diminutas y esquivas. Era una sonrisa mágica como el beso en la esquina de la boca de la madre de Wendy. Algo que estaba ahí aunque inalcanzable. Madurar consistía, por lo que había visto en los adultos, en darse por vencida.

Aquella tarde, al pasar junto al espejo grande del dormitorio, le devolvió la mirada una niña con coletas castañas muy parecida a ella. Sonreía. Pero en sus ojos había algo lleno de furia; un orgullo sobrecogedor. tan intenso que se asustó. Pensó que se trataba de una niña mala que vivía allí dentro. No miró más en mucho tiempo.



Si la arena fuese

azul

¿la berreríamos
fuera de casa?






nokia

en la escritura automática del
móvil sale sierva cuando escribo
siesta. no hay subjuntivo futuro.
pone reduciéndome en lugar de
seduciéndome

Responder