Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 10831
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por Sue_Storm » 28 Jun 2011 00:39

Imagen
YOUNG SÁNCHEZ
Ignacio Aldecoa

La historia de una promesa, un joven boxeador del que todos esperan los mayores triunfos. Fue llevada al cine en 1964 por Mario Camus, como podéis ver en el cartel de la película.

Este relato abre el miniclub mensual dedicado a Ignacio Aldecoa. Comentarios a partir del viernes 1 de julio, aquí :lista:
Imagen

Avatar de Usuario
fresa_charly
Vivo aquí
Mensajes: 11444
Registrado: 14 Ago 2007 19:44
Ubicación: Sentada ante el ordenador

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por fresa_charly » 01 Jul 2011 11:30

Espero que os guste este cuento, un poco más extenso que los que hemos leído últimamente, pero que no deja de ser cuento :wink:

Propuse leer los cuentos de Aldecoa porque es un autor apenas recordado, pero en su momento muy reconocido. Tal vez no haya superado el paso del tiempo porque los años 50 y 60 de la literatura española fueron complicados por la censura (y las autocensuras) y porque en los 60, el boom de la literatura latinamericana, dejó un poco en el limbo a los escritores que no tuvieron pujanza para adpatarse a esos nuevos tiempos (y él, por razones obvias -falleció en 1969- no pudo seguir publicando)

Este cuento de Young Sánchez es el suyo más conocido y el que más fama le dió, llevándose al cine como ya nos dice Sue en el post anterior. Y refleja lo que son los grandes temas de Aldecoa: la "lucha por la vida" (sí, lo sé, suena un poco rimbombante :lol: ); la miseria de la vida de la posguerra, anterior al despegue económico de los 60; los sueños de la gente pobre por salir adelante, sueños pequeños y resignados; la deseperación que nunca se convierte en rebeldía; la aceptación, con rabia contenida porque si explotas va a ser peor, de lo que ocurre; el ingenio para salir adelante...

Y su forma de escribir, descarnada, seca, tajante... pero sumamente poética en ocasiones, detalles que te deslumbran. Y el vocabulario :shock: es de los pocos autores que me obligan a consultar el diccionario (aunque algunas palabras seguro que se las inventa, porque no están :lol: :lol: :lol: )

Su otro cuento más conocido y que le dió más prestigio es Los pájaros de Baden Baden, pero como a mi no me gusta no lo he incluido en la selección del mes :cunao: También fue llevado al cine por Mario Camus

Y mis preferidos, los dos próximos... que ya comentaré :wink:

Espero que disfrutéis con la lectura :60:
Únete a nuestro Miniclub bimestral sobre FEMINISMO

Mi blog: Un país, un libro Voy a leer un libro de cada país del mundo

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por Ivanovich » 01 Jul 2011 11:49

Ah.. fuiste tú Fresa quien lo propuso. Excelente!!!

Jilguerillo, estoy dispuesto a pagar la pena de los infieles escribiendo sin demora, pero me ha gustado tanto que igual me paso de rollo, que lo sepáis, es deformación profesional me temo, sobre todo que lo sepa Primo :cunao: ….

Lo primero que resalto es lo “putamadre” que escribe Aldecoa, ¿a qué sí? se le nota el oficio largo, me gusta ese estilo realista sobrio y visual, el estilo de una época.

El comienzo del relato me parece magistral, el olor acre y a toalla del cuartillo del gimnasio, las frases y diálogos cortos y secos, que son crochets y uppercuts a la mandíbula, parece que uno estuviera allí escuchando el sonido de los guantes, el rechinar de las zapatillas en el la lona ….

Me ha encantado como el narrador va descubriendo al lector todos esos submundos al los que Young Sánchez pertenece, con el combate en lontananza como hilo conductor que mantiene la intriga justa, sin excesos, atmósferas en las que uno anticipa la derrota, siente el latido de la frustración de Young Sánchez. Esos mundos que son el útero protector de Young Sánchez y a la vez su angustia, que son el contrapunto del “ring” desconocido que le espera como la boca del lobo la noche de la velada mixta en Valencia (“voy sólo”, “viajes en segunda y hotel de segunda”).

Sí, porque a pesar de lo que uno pudiera imaginar en los primeros momentos, Young Sanchez no es un killer, es un pobre muchacho que siente la angustia de mundo del boxeo, es más el peso de la responsabilidad que la gloria del éxito; sí, porque no son los puños de Young Sánchez, son los puños de toda esa gente para salir del pozo del hambre y la miseria; Young Sánchez tiene que ganar el combate “para mi padre y su orgullo, para mi hermana y su esperanza, para mi madre y su tranquilidad” (el final tan magistral como el comienzo), tiene que ganar, no para él, no por su fama –en este sentido no es el prototipo de aquellos boxeadores que florecieron en esa época anterior a los años del desarrollismo en España, que llenaba los gimnasios de chavales con la esperanza de triunfar y salir de la pobreza- Young Sánchez tiene que ganar para los demás, para ellos, es su esperanza, y sabe que no puede defraudarles.

Es el ambiente de una época de frustración y privaciones, es por lo mismo la literatura de una época, es el cuarto del gimnasio “con olor a pared mohosa y toalla sucia”, la grasa del taller de reparación y la voz del jefe que “caía sobre los hombros del obrero y pesaba” , la casa humilde con el olor “de la comida y del carbón, de la mesa fregada con lejía” y la hermana fea, fea, fea … y la madre con las “trenzas de un rubio seco del color de estraza, la roña metida en los poros de la piel de las manos …”, y sólo Juana, la muchacha de la frutería, que no es más que un brillo fugaz, también contrapunto al resto que es casi miseria y asco, y están los amigos, no del todo amigos en la soledad de Young, y el padre orgulloso del hijo que tanto pesa en los hombros de Young “el elogio hasta el cansancio, hasta la antipatía, hasta la fuga”, y la cara del ex campeón, que es la metáfora de la derrota , “con mucha leña encima, las cejas peladas de cicatrices”.

El relato está plagado de detalles de calidad, la repetición de palabra como figura retórica para dar mayor énfasis a la idea ej. en el párrafo que habla de su hermana fea utiliza hasta 7 veces la palabra fea o fealdad, o más adelante cuando habla de la luna en la plaza, repite 4 o 5 veces la palabra “luna”, intercalando palabras sonoras como “plaza”, “luz” o “azul” que refuerza los sonidos.

Es un relato lleno de olores, “a cañería de desagüe”, “a pared mohosa y toalla sucia”, a “trapos húmedos y mesas fregadas con lejía”, un poco ”a sudor, a campesino de domingo”, pero también a “cereales, botica y ser humano”.

Y algunas referencias de Madrid, la capital, que entonces era mucha capital, referencias que quizá lo siguen siendo pero que suenan más a tiempos pasados: el tranvía, el marca, el cine de la Gran Vía, los juegos de chapas, la reciente posguerra, los Bisontes y los Peninsulares. En fin, todo en el relato sitúa al lector desde el primer momento, aunque luego le deja con ese final abierto.

Es la metáfora de la esperanza de escapar de ese pozo de hambre y miseria de la posguerra, quizá también la metáfora de la derrota, pero en eso ya cada lector es libre.

En fin, un cuento con muchísimos detalles que me ha parecido una maravilla. No sabía que lo hubieran adaptado al cine, pero no creo que muchos cuentos hayan merecido ese honor, lo que da medida, entre otras cosas, de la profundidad y la calidad del relato.

Avatar de Usuario
primopons
Foroadicto
Mensajes: 2566
Registrado: 26 Dic 2009 16:39

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por primopons » 01 Jul 2011 14:07

Todavía no he leído el cuento, pero me he asomado por aquí y ya me he llevado una alegría. Sue, tan cumplidora como siempre, abriendo el hilo; Fresa haciendo una estupenda presentación y defensa del autor, y el redivivo Ivanovich colgando un madrugador y prolijo comentario (que aún no he leído por razones obvias). ¿Se puede pedir más? :P

Por cierto, Ivano, ¿ya no pones tu recuento lector a modo de firma?

Avatar de Usuario
fahrenheit
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 287
Registrado: 31 Ene 2011 11:23

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por fahrenheit » 01 Jul 2011 17:32

Acabo de terminar el cuento y he de decir que, aunque me ha gustado en parte su forma de escribir, la historia no me ha enganchado nada. No sé si ha sido el ritmo, el tema... No sé (la verdad es que incluso me ha costado un poco terminarlo). Probaré el viernes que viene el siguiente cuento, a ver qué tal.

Avatar de Usuario
KatiaconK
No tengo vida social
Mensajes: 1969
Registrado: 13 Sep 2009 13:23
Ubicación: Barcelona

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por KatiaconK » 01 Jul 2011 20:10

Las primeras páginas me han costado, no por falta de interes sino por la forma de escribir de Aldecoa (veo que a Fresa también le ha pasado) y además, boxeo no tengo ni idea "hacían salón dos ligeros"...Pero poco a poco a medida que lees te haces con la forma, el tono y la crudeza. Es muy duro y directo como los boxeadores quizas esa es su intención ( no lo sé es lo primero que leo de él). La descripción de la madre... "La porquería en los nudillos, en las yemas de los dedos, en las palmas de las manos, en la muñecas. La porquería como un tatuaje" es la que más me ha impactado.
La verdad que me ha gustado la manera de escribir, es muy visual. El final
inacabado, lo único que no me ha sorprendido. Yo soy de las que piensa que pierde, demasiada responsabilidad para tanto miedo.

Avatar de Usuario
fresa_charly
Vivo aquí
Mensajes: 11444
Registrado: 14 Ago 2007 19:44
Ubicación: Sentada ante el ordenador

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por fresa_charly » 01 Jul 2011 21:23

KatiaconK escribió:El final
inacabado, lo único que no me ha sorprendido. Yo soy de las que piensa que pierde, demasiada responsabilidad para tanto miedo.


Yo también imagino ese final
le falta empuje para salir adelante, para vencer. No se ve -ni a él, ni a su familia, ni a sus compañeros, ni a nadie de sus conocidos- como triunfador; le imagino volviendo del combate perdido y, con la misma naturalidad, con la misma aceptación cansada y resignada, todos le dirán "la próxima vez será" y él dirá "sí, la próxima será"... y todo siue igual...


Es un cuento desesperanzador, hasta el punto de dejarte con una sensación agridulce, y en cierto modo incómoda... En esta nueva lectura me ha recordado los que leímos de Raymond Carver (a quien he conocido gracias a este minclub), personajes atrapados en una situación e la que no saben salir, pero que sueñan con hacerlo... aunque se quedan -la mayoría de las veces- en el sueño... Viven la vida a contrapié, llevándose por las circunstancias, si bien Young sí se esfuerza por cambiar las cosas... Ambos autores nos decriben de forma descarnada la realidad, aunque sí me paece Aldecoa más compasivo con sus personajes que Carver, al que nunca "vi" en la historia. Y esos finales abiertos, claro :lol:

Aldecoa es una gran escritor; poco puedo añadir al comentario de Ivanovich sobre este cuento. Maneja el idioma de una forma que a mi me encanta (Katiaconk en el próximo cuento sí que vamos a necesitar diccionario :lol: :lol: ), combinando crudeza con poesía, sequedad con armonía, creando un ritmo ondulante en sus historias, una cadencia que ni te corta la respiración por su sequedad, ni empalaga por su ternura (que en este cuento concretamente, no aparece mucho...)
Únete a nuestro Miniclub bimestral sobre FEMINISMO

Mi blog: Un país, un libro Voy a leer un libro de cada país del mundo

Avatar de Usuario
primopons
Foroadicto
Mensajes: 2566
Registrado: 26 Dic 2009 16:39

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por primopons » 02 Jul 2011 10:10

Pues este cuento me deja sensaciones contradictorias. El comienzo, al igual que a Ivanovich, a mí me parece muy bueno. La descripción de ese cuartucho ("axila del sótano") y del acicalamiento del protagonista está estupendamente, y anticipa algo que después se mantiene y que valoro muy en positivo: la capacidad expresiva del autor, el cómo con pocas palabras te transmite tantas imágenes, olores...

Pero el relato contiene un exceso de diálogos para mi gusto. En esto de los diálogos me he vuelto quisquilloso con los años. En mi infancia lectora, como a tanta gente, me encantaba que hubiera diálogos, pero ahora soy muy exigente. Me gustan los diálogos con enjundia, los que con pocas palabras definen la psicología del personaje, los que transmiten ideas, pensamientos, discusiones... Pero los diálogos de este cuento pertenecen a otra categoría, muy típica por cierto de la literatura española de esa época: son diálogos "costumbristas", diálogos de gente humilde, de frases cortas, diálogos cuya función primordial es el retrato social de una época. Y este tipo de diálogos no me hacen feliz. Enseguida empiezo a tener sensación de guión cinematográfico. El año pasado leí Celda 211 (Francisco Pérez Gandul) y me gustó bastante menos que la película. Retrata a la perfección el lenguaje carcelario, pero tanto diálogo... mejor en el cine.

Al igual que KatiaconK, sé poco o casi nada de boxeo, pero algún combate televisado he visto en mi infancia. Lo suficiente para convencerme de que Aldecoa retrata estupendamente los gestos. Por ejemplo: "Entonces el maestro dijo: <<basta>>. Y a los dos se les cayeron las manos pesadamente a lo largo del cuerpo". Es una imagen que tengo grabada, esa forma que tienen los púgiles -cuando ya no pueden con su alma y suena la campana de fin de asalto- de dejar caer a plomo los brazos. En cualquier caso, lo cierto es que el boxeo, junto a los toros, son los dos trampolines de ascenso económico para la gente humilde clásicos de esa época de posguerra (en el caso de los toros, también ascenso social); y en ese sentido, Aldecoa refleja muy bien cómo lo que desde fuera es visto como afición, desde dentro es visto más bien como necesidad y esperanza. Esto se nota especialmente en el propio protagonista, a cuyos pensamientos tenemos acceso, pudiendo comprobar que el deseo de no defraudar al vecindario y de dar una vida mejor a su familia están muy por encima de su afición (si es que la tiene) al boxeo.

Coincido con Ivanovich en que hay muchos detallitos de calidad. Uno de ellos que me gusta especialmente es el ojo pocho de Young Sánchez (¿Quién te ha puesto persiana en ese tragaluz?), símbolo del tributo que hay que pagar y que va llamando la atención (aunque de distintas formas) de todo el que se encuentra con el protagonista. El propio título del cuento es otro detalle que me gusta, esa unión de adjetivo inglés y apellido castizo. El final también me parece bien, ya que el hecho de...
poner el punto final justo cuando el combate va a empezar subraya magistralmente lo que de verdad interesaba retratar al escritor: no el combate, sino las expectativas creadas.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15631
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por jilguero » 02 Jul 2011 16:35

Ivanovich, con la de cosas que tienes para compartir y el entusiasmo contagioso con que lo haces ¿por qué te prodigas tan poco? :402:
Después de la minuciosidad con que ha analizado Ivanovich el relato y los comentarios adicionales de Fresa poco más nuevo vamos a poder decir los demás. :oops:
Si todo lo que escribe Aldecoa lo hace con una prosa de tanta calidad, creo que a partir de ahora lo voy a frecuentar. Me gusta la manera cortante, pero poética, que tiene de narrarnos la cruda realidad. Como ha comentado Fresa, nada más arrancar pensé: Carver en castellano. Con todo, la poesía con la que nos narra lo más sórdido y amargo de la vida, lo ditingue de este, le da un toque de dulzura que no encontré en Carver. Creo que el personaje de Paco y su barrio hubiera dado para una novela. Genial la descripción de la hermana. Genial las metáforas tan originales que usa, como los dos apuntadas por Primopons (¿Quién te ha puesto persiana en ese tragaluz?, o el cuartucho axila del sótano). Pese a que a Jilguero el boxeo no le interesa en absoluto, con este relato le ha pasado lo mismo que con los relatos de compadritos pendencieros de Borges. Es decir, que aún no interesándole el mundo, en sí, que describen, la forma en que lo hacen le da universalidad, trascienden las circunstancias, por lo que le acaba gustando, viviéndolo, interesándole. Aun más, Jilguero habrá de leérselo una segunda vez porque en esta primera, debido a la descripción de los ambientes tan visual e impactante, su mente ha volado a personajes reales con lo que se cruza a menudo en esta ciudad del Sur, donde según Paco “lo peor que le podía ocurrir en el mundo era ponerse enfermo en una de sus sórdidas pensiones, desmanteladas, cargadas de soledad”. ¡Ojala Jilguero supiera poner en prosa, tal como hace Aldecoa, lo que ve en la calle! ¡Ojala supiera cubrir de belleza, tal como a veces hace la luz del atardecer, los lugares más sórdidos y descarnados de la ciudad! ¡Qué envidia saber manejar nuestra lengua de esta manera!
Y por ponerle alguna pega, me alineo con Primopons: exceso de diálogos intranscendentes. Los cuales ayudan a recrear el ambiente, pero que tienen el peligro de, con el paso del tiempo, volver el texto anacrónico. En cambio, los sentimientos, los diálogos mentales, mucho más universales, envejecen mejor.
Y bueno, ya tengo ganas de leer el siguiente cuento, que es una señal mágnífica.... :D
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
primopons
Foroadicto
Mensajes: 2566
Registrado: 26 Dic 2009 16:39

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por primopons » 02 Jul 2011 18:47

Una duda: el ricachón al que va a visitar Young Sánchez por consejo del maestro... ¿es una especie de "mecenas" de boxeadores o es un mafiosillo que se dedica a comprar combates? Es que como conozco tan poco de ese mundo...

Y en cuanto a las comparaciones Aldecoa-Carver, yo veo a Aldecoa bastante más explícito. Con Carver había que adivinarlo casi todo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15631
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por jilguero » 02 Jul 2011 21:23

primopons escribió:Una duda: el ricachón al que va a visitar Young Sánchez por consejo del maestro... ¿es una especie de "mecenas" de boxeadores o es un mafiosillo que se dedica a comprar combates? Es que como conozco tan poco de ese mundo...

Y en cuanto a las comparaciones Aldecoa-Carver, yo veo a Aldecoa bastante más explícito. Con Carver había que adivinarlo casi todo.


Tampoco Jilguero tiene idea del mundo del boxeo, pero el individuo al que visitó le pareció un ricachón un tanto estrambótico y sobre todo morboso. Lo digo pro aquello de que le gustan los espectáculos donde hay sangre (peleas de gallos, boxeo...etc).
Y sí, Aldecoa es más explícito. El paralelismo viene más por el ambiente sórdido y claustrofóbico que describen ambos, así como porque lo hacen de manera muy cinematógrafica, con frase cortas pero evocadoras.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por Ivanovich » 03 Jul 2011 00:43

Entiendo lo que decís de los diálogos. A mi me pasa que "hojeo" un libro y si veo mucho diálogo digo uffff. Y sí, porque yo pienso que el diálogo es la suerte más complicada de la literatura (y más en un relato dónde no queda espacio para lo superfluo), es el momento en el que el autor esconde al narrador y suelta al personaje, lo deja "en pelotas" ahí delante del lector, en puro directo y sin protección, y por eso no me gusta mucho cuando se abusa, prefiero qeu se reserve para los momento clave. Pero sin embargo en este cuento de Aldecoa los diálogos no me han molestado, quizá porque son cortos y se integran bien en la narración, no sé, pero el caso es que me han gustado incluso.

En cuanto a la comparación con Carver, coincido en que son distintos en la narracion (el minimalismo de Carver no está en Aldecoa) pero parejos en el retrato de esos ambientes algo sórdidos, cada uno de su tiempo y lugar.

Por cierto, off topic, vengo de ver "Midnight in Paris", la útlima de Woody Allen, un homenaje a Paris y a los escritores, a los artistas del los años 20, me ha encantado, si podéis ir a verla...

Gracias jilguero

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15631
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por jilguero » 03 Jul 2011 18:19

Ivanovich escribió: yo pienso que el diálogo es la suerte más complicada de la literatura (y más en un relato dónde no queda espacio para lo superfluo), es el momento en el que el autor esconde al narrador y suelta al personaje, lo deja "en pelotas" ahí delante del lector, en puro directo y sin protección, y por eso no me gusta mucho cuando se abusa, prefiero qeu se reserve para los momento clave. Pero sin embargo en este cuento de Aldecoa los diálogos no me han molestado, quizá porque son cortos y se integran bien en la narración, no sé, pero el caso es que me han gustado incluso.


A mi no me han molestado precisamente por eso, proque son cortos, pero no siempre me han parecido necesarios.
Me da que pensar tu comentario sobre que el diálogo es la suerte más complicada de la literatura. Siempre he pensado que era una manera fácil de narrar, en contraposición al estilo indirecto. De ahí que siempre valore más un buen texto sin dialogos, por lo meritorio que me parece.



Ivanovich escribió:Por cierto, off topic, vengo de ver "Midnight in Paris", la útlima de Woody Allen, un homenaje a Paris y a los escritores, a los artistas del los años 20, me ha encantado, si podéis ir a verla...



Pues eso me trae a la memoria "Paris era una mujer",(Paris was a woman) un documental (no sé si es ese el título adecuado) que vi hace años y que me hizo sentir envidia de los que vivieron en esa época en Paris y participaron de esos círculos literarios
Última edición por jilguero el 03 Jul 2011 19:59, editado 1 vez en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Ivanovich
No tengo vida social
Mensajes: 2269
Registrado: 18 Oct 2007 12:21

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por Ivanovich » 03 Jul 2011 18:39

jilguero escribió:Simepre he pensado que era una manera fácil de narrar, en contraposición al estilo indirecto. De ahí que siempre valore más un buen texto sin dialogos, por lo meritorio que me parece.


mmm... quizá jiguero e ivanovich están más de acuerdo de lo que parece :lol:

Avatar de Usuario
Carmen Neke
Foroadicto
Mensajes: 3144
Registrado: 26 Oct 2008 20:24
Contactar:

Re: Young Sánchez - Ignacio Aldecoa

Mensaje por Carmen Neke » 17 Jul 2011 10:27

Me uno con retraso al miniclub. Hace algunos años leí unos cuentos de Ignacio Aldecoa que me dejaron la misma impresión que éste: un estupendo narrador, sobre todo un magnífico recreador de ambientes y caracteres, pero demasiado enfático a la hora de describir la miseria y la falta de perspectivas de las clases populares en la España de la postguerra. Miguel Hernández pidió en un precioso poema: "Dejadme la esperanza", pero eso es algo que Ignacio Aldecoa se niega a hacer en este relatos. A pesar de la ternura que demuestra sentir hacia sus criaturas, todo el cuento está construído en torno al combate final que no se nos va a narrar pero cuyo desenlace podemos adivinar con facilidad: el joven boxeador es un perdedor, viene de una familia de perdedores y de un barrio donde nunca nadie ha llegado a nada. Le falta carácter, le falta ambición, le falta envergadura, tan solo sabe crecerse ante la admiración de unos seres aún más patéticos que él. El autor ha condenado ya a sus personajes de antemano, de manera que estos no van a tener la más mínima oportunidad. Y esto es algo que no me gusta, porque hace que la perspectiva del narrador se dirija únicamente a los elementos que servirán para demostrar este presupuesto: la mugre de la madre, la fealdad de la hermana, el carácter apocado del padre. En el relato no cabe nada positivo porque el autor no quiere dejar lugar alguno a la esperanza, lo que acaba falseando el ambiente realista que se pretende crear.

Pero bueno, aún me quedan varios cuentos de Aldecoa por leer
:101:
«Ik bezat een talent voor nutteloosheid» (Ramsey Nasr)

Goodreads

Responder