Los crímenes del amor - Sade

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Responder
Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Los crímenes del amor - Sade

Mensaje por 1452 » 28 Abr 2013 23:17

Imagen

En 1790, un año después del estallido de la Revolución francesa, el marqués de Sade es puesto en libertad en el manicomio de Charenton, donde había sido trasladado desde la prisión de la Bastilla. Entre 1787 y 1788 Sade había redactado en veinte cuadernos una serie de narraciones ordenadas de manera que a una “aventura pícara” siguiera una aventura seria o trágica. Al quedar en libertad y acuciado por necesidades económicas, Sade decide a instancias de su editor relegar estas historias y dar a la imprenta en su lugar una serie de novelas libertinas anónimas, de cuya paternidad renegará una y otra vez, como La filosofía en el tocador y La Nueva Justine. Pero en los años siguientes, sus pretensiones literarias y un afán por salir del anonimato le mueven a preparar meticulosamente las once “nouvelles” que van a formar Los crímenes del amor.

La obra aparecerá en 1800, y es la primera que publica con su nombre. Para poder inscribirlo en la cubierta, Sade ha tenido que suprimir términos escandalosos, “escabrosos o impíos” de labios de sus libertinos: el erotismo inicial queda suavizado ante el temor a ser acusado de indecencia por la censura. Abre la colección, que se publica por primera vez íntegra en castellano (incluidos los fragmentos suprimidos por el autor), una trama basada en un hecho histórico, Juliette y Raunai, y conforme avanza el volumen, Sade se va liberando de la descripción y comienza a ofrecer personajes cada vez más monstruosos. Así, a partir del relato Rodrigo, o la torre encantada se abre paso el tema del incesto, que alcanza alturas trágicas y edípicas en las últimas historias. Incesto buscado como forma suprema del amor en Ernestina, o cometido por error en Florville y Courval, o el fatalismo. El “divino marqués” logra una negrura ambiental y psicológica propia de la novela gótica en estos relatos, que describen el viaje de la pasión hacia el crimen.
Valdemar
Última edición por 1452 el 28 Abr 2013 23:25, editado 1 vez en total.
Imagen

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Los crímenes del amor - Sade

Mensaje por 1452 » 28 Abr 2013 23:19

Se me están acumulando los libros de relatos —tengo uno a medio leer y otro por empezar—, pero como el sinvergüenza de siete suelas me ha llevado hasta Sade, me han entrado ganas de leer algo de él.
Imagen

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Los crímenes del amor - Sade

Mensaje por 1452 » 07 May 2013 21:55

Me está empezando a parecer un poco pesado Sade con tanta lección de moralidad, y con tanto malo tan malo y tanto bueno tan bueno, y ya del amor, que resulta tan extremadamente empalagoso, mejor ni hablar, a ver si mejora un poco la cosa. No obstante, entiendo que esto en la época en la que fue escrito, e incluso mucho tiempo después, debió de resultar increíblemente audaz.
Imagen

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Los crímenes del amor - Sade

Mensaje por 1452 » 08 May 2013 10:29

Pues le he dado otro relato de margen, pero seguimos estancados en la misma fórmula que ya me resulta extremadamente aburrida: pareja enamorada que tiene que esperar por una u otra cosa para casarse, se ve amenazada por otro u otros que quieren tener a toda costa a la chica, al chico, o a los dos. Quizás leyendo un relato de vez en cuando no resultara tan cansino, pero leyéndolos seguidos me parece estar leyendo lo mismo una y otra vez sin apenas variación.

¿Hay que quemar a Sade - Simone de Beauvoir escribió:¿Quién podría vanagloriarse de ensalzar la virtud cuando no la rodean los oscuros rasgos del vicio? Mas se propone lo contrario: ¿cómo mostrar todos los atractivos del vicio si el lector no ha caído en el espejismo del bien? Mayor voluptuosidad descúbrese engañando a gentes ingenuas que ofendiéndolas y trazando sobre el papel perífrasis azucaradas. Sade debe haber experimentado todo los placeres del fraude. Por desgracia, se divierte más de lo que nos divierte.

Amén.
Imagen

Responder