Cuentos de una abuela - George Sand

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Responder
Avatar de Usuario
nosequé
Vivo aquí
Mensajes: 10456
Registrado: 08 Dic 2007 16:34
Ubicación: Espacio de lo posible

Cuentos de una abuela - George Sand

Mensaje por nosequé » 23 Jun 2013 10:12

Imagen
George Sand concibió estos tres cuentos (El castillo de Cumbrecorva, La reina Coax y La nube rosa) para deleite de su nieta Aurore, tratando además de inculcarle unos valores que, si a mediados del XIX resultaban revolucionarios, en el presente continúan siendo progresistas. El cuento de hadas, cuyos símbolos y arquetipos son el vehículo tradicional del acervo cultural, inconsciente pero esencial para que el individuo se integre e identifique dentro de la sociedad, adquiere, gracias a la pluma de la autora, nuevos contenidos acordes con el carácter inconformista y creativo de ésta. Sus cuentos reivindican a través de sus protagonistas, todas niñas, la igualdad entre los sexos y entre todos los seres humanos, y los derechos de cualquier niño a tener las cualidades propias de la infancia: curiosidad, espontaneidad, imaginación, ausencia de prejuicios, capacidad de aprendizaje

Fuente
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
Imagen

Avatar de Usuario
natura
Vivo aquí
Mensajes: 12156
Registrado: 19 Dic 2009 18:51
Ubicación: En tol centro... y pa dentro

Re: Cuentos de una abuela - George Sand

Mensaje por natura » 23 Jun 2013 11:36

¡Uy!, justo ayer, buscando otro de mis "pendientes" para un MC de Contemporánea, me encontré con este. Lo que no recuerdo es si lo he leido o no, pero la dedicatoria me gusta:

A mi nieta, Aurore Sand

La cuestión está en saber si las hadas existen o no. Estás en la edad en la que gusta lo maravilloso y bien quisiera yo que lo maravilloso fuera parte de la naturaleza, que tanto te gusta también.
Yo estoy convencida de que así es; de lo contrario, no podría contártelo.
Sólo queda por saber dónde se encuentran esos seres, llamados sobrenaturales, que son los genios y las hadas; de dónde vienen y adónde van, qué poder ejercen sobre nosostros y hacia dónde nos llevan. Muchas personas mayores no lo saben muy bien, y por eso quiero hacerles llegar las historias que te cuento antes de dormir.

Tu abuela.
La verdad esta en los números, pero el secreto en las palabras

Avatar de Usuario
nosequé
Vivo aquí
Mensajes: 10456
Registrado: 08 Dic 2007 16:34
Ubicación: Espacio de lo posible

Re: Cuentos de una abuela - George Sand

Mensaje por nosequé » 23 Jun 2013 12:10

Acabo de empezar y es algo más que un cuento para niños, está escrito de una manera deliciosamente cuidada para adultos.

:D
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
Imagen

Avatar de Usuario
nosequé
Vivo aquí
Mensajes: 10456
Registrado: 08 Dic 2007 16:34
Ubicación: Espacio de lo posible

Re: Cuentos de una abuela - George Sand

Mensaje por nosequé » 02 Jul 2013 20:23

Son cuentos para adultos, que hablan de sueños, de envidias, de deseos cumplidos y con mucha moralina.
La fealdad es algo que aparece cuando por dentro se es malo, los buenos son generosos y la fantasía está mezclada con fantasmas y ranas verdes.
Entretenido sin más, demasiado barroco para mi gusto y pensé que siendo la autora un mujer adelantada a su tiempo no ha sido lo suficiente para escribir unos cuentos más ligeros.
Al final Amandine Aurore Lucile Dupin, baronesa de Dudevant ha podido más que la mujer que se enamoró de Chopin.

:D :D
Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!
Imagen

Avatar de Usuario
natura
Vivo aquí
Mensajes: 12156
Registrado: 19 Dic 2009 18:51
Ubicación: En tol centro... y pa dentro

Re: Cuentos de una abuela - George Sand

Mensaje por natura » 02 Jul 2013 21:41

Vale. Sí que lo leí y saqué una conclusión parecida a la tuya: demasiada moralina y muy poco rompedora la autora considerando quién es. Muy conservadores y sositos.

:wink:
La verdad esta en los números, pero el secreto en las palabras

Responder