Bajo la almohada

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
jose manuel saiz
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 668
Registrado: 20 Sep 2013 17:53

Bajo la almohada

Mensaje por jose manuel saiz » 27 Jul 2018 19:29

BAJO LA ALMOHADA

De niño amaba
la noche y el silencio.
Cuando tenía frío, poco sueño
(o, incluso, si algo bueno
sucedía),
metía la cabeza bajo la almohada.
Me arropaba,
me recogía,
me imaginaba dentro
de un mundo
o un vientre,
muy cálido y sereno.
No oía nada.
No veía.
Ya no sentía el frío
terrible de la casa.
Permanecía así.
Permanecía así.
Y oraba, en esa paz,
a mi manera
(como si hubiera alguien,
más allá,
que me escuchaba).


No sé por qué me adentro
ahora en estas cosas,
ni acierto a ver la causa
que alumbra este recuerdo.

Es otro tiempo.
Ya no hace un frío
terrible en esta casa,
ni añoro el vientre
ficticio de una cama.
Pero aún sigo amando
la noche y su silencio
(y siento que algo bueno
la vida me depara).
Por eso a veces oro
un rato entre las sábanas:
agradecido a un mundo
que siempre sentí dentro
y para oír rezar, a su manera,
a un niño que está bajo mi almohada.


--oOo--
Última edición por jose manuel saiz el 01 Ago 2018 11:22, editado 9 veces en total.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 65398
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Bajo la almohada

Mensaje por lucia » 27 Jul 2018 20:24

Será que tienes calor y el exceso del mismo te ha hecho pensar en esos días fríos y en el niño que fuiste :cunao:

Avatar de Usuario
jose manuel saiz
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 668
Registrado: 20 Sep 2013 17:53

Re: Bajo la almohada

Mensaje por jose manuel saiz » 28 Jul 2018 10:23

lucia escribió:Será que tienes calor y el exceso del mismo te ha hecho pensar en esos días fríos y en el niño que fuiste :cunao:


Pero es otro tipo de calor.
Gracias por comentar, Lucía.
J. Manuel

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 550
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Contactar:

Re: Bajo la almohada

Mensaje por Edgardo Benitez » 17 Ago 2018 14:28

En un momento de la vida regresamos a la niñez, y qué bueno.

Responder