Cartas de Saul Bellow

Aquellas maravillosas cartas.

Moderador: natura

bookhere
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 712
Registrado: 23 Sep 2009 23:03

Cartas de Saul Bellow

Mensaje por bookhere » 01 Dic 2011 23:09

Imagen
Las setecientas páginas recogen unas 700 cartas, dirigidas a familiares, colegas escritores, etc, entre ellos Philip Roth, John Cheever, Alfred Kazin, Lionel Trilling, Martin Amis, a lo largo de unos 70 años: encontramos los diferentes rostros del escritor a lo largo de su vida, su energía exuberante, sus ansiedades, aunque curiosamente predomina una voz calmada, contrapié de la voz de sus novelas, en perpetua lucha frontal contra el mundo.

Inteligencia y vitalidad conjugadas, Bellow, al que se otorgó el premio Nobel de literatura en 1976, muestra en estas cartas al humor como una guía continua en su camino por la existencia, un aliado en su lucha contra la locura del siglo XX.

No en vano una de sus mejores novelas, Herzog (1964), está compuesta básicamente de cartas que el personaje dirige a todo tipo de personajes de su tiempo. Tienen un interés peculiar las cartas dirigidas a Owen Barfield, un seguidor de las ideas de Rudolf Steiner, frente al que se muestra humilde, como un aprendiz en busca de iluminaciones magistrales, pero finalmente la decepción aparece y abandona esa senda, incapaz de amoldar la anarquía de la vida a un sistema de ideas cerrado.

Un personaje curioso es Allan Bloom, al que rendiría homenaje en su última y magnífica novela, Ravelstein.

En la siempre difícil relación con la crítica literaria, Bellow escribirá en una de estas cartas: "lo único que puedo desear a los críticos es la crucifixión".


José, de Laie Pau Claris
LIbrería Laie
editado por moderación
Cartas
SAUL BELLOW
"Una novela, como una carta, debería ser suelta, cubrir mucho terreno, avanzar rápidamente, asumir el riesgo de la inmortalidad y la decadencia. Me aparté de Flaubert, en la dirección de Walter Scott, Balzac y Dickens. Hice mi intento lo mejor que pude y ahora debo pagar el precio. Dejas que lleguen los errores. Dejas que permanezcan en el libro como los pecados permanecen en nuestras vidas. Espero que algunos remitan. Haré lo que pueda; el resto está en manos de Dios".
Alfabia publica las Cartas de Saul Bellow por primera vez en español. El libro, lejos de ser una mera compilación de anécdotas, se revela una obra de primerísima magnitud. Estas Cartas pueden leerse como la autobiografía que Saul Bellow nunca escribió y tienen además la altura, la intensi­dad, la inteligencia, la profunda dimensión moral y el hu­mor de sus novelas. Una correspondencia mantenida con autores del calibre de William Faulkner, Bernard Malamud, Philip Roth, Martin Amis, John Cheever, Ralph Ellison, James Salter, Cynthia Ozick..., también con críticos, pe­riodistas, amantes, amigos y familiares, conformando en su conjunto un vibrante y revelador autorretrato (literario, político, filosófico pero también emotivo y muy personal) de quien es sin duda uno de los grandes escritores nor­teamericanos del siglo pasado.

Comentarios
No es ninguna sorpresa que el gran novelista sea también un gran escritor de cartas. He leído el libro con voracidad en tres noches, como si acabara de tropezar con una obra maestra perdida de Saul Bellow recientemente descubierta.

PHILIP ROTH
En las Cartas, como en todo lo que escribió, Bellow nunca baja de cierto nivel, y ese nivel es estratosférico.

MARTIN AMIS
Las Cartas de Bellow son un auténtico tesoro oculto. Es fascinante ver tomar forma a uno de los grandes escritores americanos.

NATHAN ENGLANDER
Las cartas de Bellow son el otro lado del tapiz, y hasta aho­ra no se habían visto: enmarañadas, enredadas, con hilos colgando, el revés del diseño radiante. Dijo que sus novelas y sus relatos eran cartas-en-general de una personalidad oculta. Las cartas-en-particular recogidas aquí revelan los combates, los placeres, los anhelos la voluntad, la tarea heroica que produjeron cosas tan duraderas.

BENJAMIN TAYLOR
Reseñas
Querido Saul Bellow
AMELIA CASTILLA blogs.elpais.com 21/11/2011

Responder