Pedro Salinas

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... ¡eres tú!

Moderadores: Tessia, sergio,

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40325
Registrado: 15 May 2005 21:51

Pedro Salinas

Mensaje por madison » 24 Jul 2005 01:28

Imagen

Incluyo una biografis y una pequeña reseña sobre la obra de Salinas uno de los Grandes poetas de nuestra historia.....(Julia)

Hijo de un comerciante en géneros, Pedro Salinas Elmas, y de Soledad Serrano Fernández. Estudió derecho y filosofía y letras. Su vida estuvo dedicada a la docencia universitaria, que comenzó como lector de español en La Sorbona desde 1914 a 1917; allí se doctoró en Letras y adquirió un gran amor por la obra de Marcel Proust, cuyo À la recherche du temps perdu tradujo al castellano íntegramente. Se casó en 1915 con Margarita Bonmatí Botella, una alicantina natural de Santa Pola e hija de un industrial con destilerías en Argel. Salinas le escribió cada día una carta de amor y ese epistolario fue recogido en Cartas de amor a Margarita (1912-1915) por su hija Soledad Salinas; también tuvo otro hijo, Jaime Salinas, editor y escritor, que ha ganado el premio Comillas de biografía por su libro Travesías: Memorias (1925-1955). En 1918 Pedro gana una cátedra en la Universidad de Sevilla (donde tuvo como alumno a Luis Cernuda) y entre 1922 y 1923 enseñó en Cambridge; pasó luego a la Murcia (1923-1925). En 1925 publicó una versión modernizada del Cantar de Mio Cid. En 1926 pasó a la de Madrid donde fundará en 1932 la revista Índice Literario para dar cuenta de las novedades literarias hispánicas. También escribió en Los Cuatro Vientos. Entre 1928 y 1936 fue investigador del Centro de Estudios Históricos, donde se encargó de la sección de literatura moderna. Fue nombrado profesor de la Escuela Central de Idiomas y secretario general de la Universidad Internacional de Verano de Santander. Allí conoció en el verano de 1932 a una estudiante norteamaricana, Katherine Whitmore, que sería luego profesora de lengua y literatura española en Berkeley y Northampton, Massachusetts; ella as la destinataria de su trilogía poética La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento; este romance se mantuvo aún cuando Katherine regresó a Estados Unidos para proseguir sus estudios, en forma epistolar; volvió para el curso académico 1934-1935, pero la mujer de Salinas descubrió el affaire e intentó suicidarse. Ante esto Katherine intentó poner fin a la relación, pero la Guerra Civil y el exilio del vate en Norteamérica, dificultaron estos propósitos; de todas formas, en 1939 Katherine se casó con su colega Brewer Whitmore y, aunque tuvo aún esporádicas noticias sobre Salinas, la conexión se rompió definitivamente. Se vieron por última vez en 1951, y Katherine falleció en 1982; autorizó sin embargo la publicación de su Epistolario con Salinas, guardado en la biblioteca de la Universidad de Harvard, siempre que fuera 20 años después de su muerte y se omitieran las que ella le envió. Las de Salinas son unas trescientas, testimonio de una relación que duró quince años hasta que concluyó en 1947.

Pedro Salinas pasó algunas vacaciones de verano en un pueblo de Alicante, Altet, pedanía de Elche, donde su mujer poseía una hacienda familiar, de nombre "Lo Cruz". Sostuvo una temprana, duradera y gran amistad con Jorge Guillén, de trayectoria muy parecida a la suya y con quien inició un activo epistolario que también ha sido publicado. Menos conocida es la amistad que sostuvo con Miguel Hernández, cuyo libro Perito en lunas saludó y promocionó en una reseña publicada en Índice literario, núm. 2 de 1933.

La Guerra Civil Española le sorprende en Santander como secretario en la Universidad Internacional de Verano (lo fue entre 1933 y 1936). Marcha a América para enseñar en la universidad de Wellesley College y en la Johns Hopkins University de Baltimore, en Estados Unidos. En el verano de 1943 se trasladó a la Universidad de Puerto Rico. En 1946 regresa a su cátedra de la Universidad Johns Hopkins. Fallece en Boston el 4 de diciembre de 1951 y está enterrado en San Juan de Puerto Rico.

Poesía

Define la poesía como un ahondamiento en la realidad, "una aventura hacia lo absoluto. Se llega más o menos cerca, se recorre más o menos camino: eso es todo". Reduce a tres los elementos de su creación: "Estimo en la poesía, sobre todo, la autenticidad. Luego, la belleza. Después, el ingenio" Y en efecto, en Salinas el sentimiento y la inteligencia se hermanan de modo singular: cada uno permite ahondar en el otro. De ahí que, según Leo Spitzer, la principal característica de su arte consista en el "conceptismo interior", que se manifiesta en paradojas y condensación de conceptos. Prefiere los versos cortos y sobre todo la silva, y renuncia casi siempre a la rima. La aparente sencillez de sus versos hizo que Lorca les llamase prosías.

La obra poética de Salinas suele dividirse en tres etapas:

La etapa inicial (1923-32) está marcada por la influencia de la poesía pura de Juan Ramón Jiménez y los ecos de las vanguardias futurista y ultraísta. La idea de la depuración y perfección poéticas y el protagonismo que van cobrando en ella los temas amorosos perfilan lo que será su etapa de plenitud. Pertenecen a esta etapa Presagios (1923), Seguro azar (1929) y Fábula y signo (1931).
La etapa de plenitud (1933-39) está formada por la trilogía amorosa inspirada en su amor por una estudiante estadounidense que conoció en España: La voz a ti debida, cuyo título está tomado de un verso de la Égloga tercera de Garcilaso de la Vega, Razón de amor y Largo lamento, cuyo título está tomado de un verso de Gustavo Adolfo Bécquer. Todos estos versos están escritos en heptasílabos blancos o sin rima, pero progresivamente van añadiéndose endecasílabos hasta que la proporción se invierte en el último libro. Se usa frecuentemente de la enumeración y existe cierto tono conceptista ("Todo quiere ser dos", "Serás, amor, un largo adiós que no se acaba" etc...)
La voz a ti debida (1933) presenta la historia de una pasión amorosa, desde su nacimiento hasta el final.
Razón de amor (1936) examina lo que queda del amor cuando éste acaba. La pasión y el dolor de la separación son, por lo tanto, los temas centrales del libro.
Largo lamento (1939) continúa la línea marcada en las obras anteriores.
La etapa del exilio (1940-51) está formada por El contemplado (1946), extenso poema en que dialoga con el mar de San Juan de Puerto Rico; Todo más claro y otros poemas (1949), donde trata el tema de la creación a través de la palabra, y su obra póstuma Confianza (1955), afirmación gozosa de la realidad vivida.

Prosa

Su trayectoria prosística comienza con Vísperas del gozo (1926), obra inscrita en la línea vanguardista de la época. Salinas abandona la narrativa durante veinticinco años, y sólo al final de su vida se reincorpora a ella con La bomba increíble (1950), novela sobre los horrores de la bomba atómica, y El desnudo impecable y otras narraciones (1951).

Su depurada formación universitaria y su agudo sentido crítico fueron esenciales en los ensayos sobre literatura -Literatura española. Siglo XX (1940), Jorge Manrique o tradición y originalidad (1947), La poesía de Rubén Darío (1948)- y en las ediciones de Fray Luis de Granada y San Juan de la Cruz




....¿Y las alas, las alas?
¿Cómo pudimos olvidarlas? Di.
De tanto ir por las calles
a comprar trajes, humos o violetas,
o a buscar un empleo en una estrella;
de tanto ir sobre ruedas,
matando, por matar, paisajes verdes
que se quedan atrás como cadáveres
creíste que el andar era tu modo
de atravesar la vida, o algún coche
color de primavera que comienza.
Se te olvidan las alas que te he dado y no usas.
Y al mirar a los pájaros o a ángeles,
criaturas extrañas te paracen
y no puedes venir a donde te espero
por no tener ya fe en lo que te dije:
que lo que tiene vuelo siempre vuela.....

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40325
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 25 Ago 2005 11:45

Perdóname por ir así buscándote
tan torpemente, dentro
de ti.

Perdóname el dolor, alguna vez.
Es que quiero sacar
de ti tu mejor tú.

Ese que no te viste y que yo veo,
nadador por tu fondo, preciosísimo.
Y cogerlo
y tenerlo yo en alto como tiene
el árbol la luz última
que le ha encontrado al sol.
Y entonces tú
en su busca vendrías, a lo alto.
Para llegar a él
subida sobre ti, como te quiero,
tocando ya tan solo a tu pasado
con las puntas rosadas de tus pies,
en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo
de ti a ti misma.

Y que mi amor entonces, le conteste
la nueva criatura que tú eras.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44597
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Mensaje por julia » 28 Sep 2006 13:33

LA VOZ A TI DEBIDA
Versos 102 a 126

¡Si me llamaras, sí;
si me llamaras!
Lo dejaría todo,
todo lo tiraría:
los precios, los catálogos,
el azul del océano en los mapas,
los días y sus noches,
los telegramas viejos
y un amor.
Tú, que no eres mi amor,
¡si me llamaras!
Y aún espero tu voz:
telescopios abajo,
desde la estrella,
por espejos, por túneles,
por los años bisiestos
puede venir. No sé por dónde.
Desde el prodigio, siempre.
Porque si tú me llamas
«¡si me llamaras, sí, si me llamaras!»
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: «No te vayas».
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
Protos
Foroadicto
Mensajes: 4790
Registrado: 27 Sep 2006 17:09
Ubicación: Hic et nunc

Mensaje por Protos » 28 Sep 2006 19:51

No quiero que te vayas,
dolor, última forma
de amar. Me estoy sintiendo
vivir cuando me dueles
no en ti, aquí, más lejos:
en la tierra, en el año
de donde vienes tú,
en el amor con ella
y todo lo que fue.
en esa realidad
hundida que se niega
a sí misma se empeña
en que nunca ha existido,
que sólo fue un pretexto
mío para vivir.
Si tú no me quedaras,
dolor, irrefutable,
yo me lo creería;
pero me quedas tú.

Tu verdad me asegura
que nada fue mentira.
Y mientras yo te sienta,
tu me serás, dolor,
la prueba de otra vida
en que no me dolías.
La gran prueba, a lo lejos,
de que existió, que existe,
de que me quiso, sí,
de que aún la estoy queriendo.


Magnífico, Salinas.
"Cuando la mente puede, el cuerpo le sigue."

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Mensaje por Katia » 24 Ene 2008 19:57

Subo este hilo porque ...

Pedro Salinas es mi debilidad. ¡Excelente! (y ahora mismo le doy el máximo de estrellas)

CONFIANZA
Mientras haya
alguna ventana abierta,
ojos que vuelven del sueño,
otra mañana que empieza.
Mar con olas trajineras
—mientras haya—
trajinantes de alegrías,
llevándolas y trayéndolas.
Lino para la hilandera,
árboles que se aventuren,
—mientras haya—
y viento para la vela.
Jazmín, clavel, azucena,
donde están, y donde no
en los nombres que los mientan.
Mientras haya
sombras que la sombra niegan,
pruebas de luz, de que es luz
todo el mundo, menos ellas.
Agua como se la quiera
—mientras haya—
voluble por el arroyo,
fidelísima en la alberca.
Tanta fronda en la sauceda,
tanto pájaro en las ramas
—mientras haya—
tanto canto en la oropéndola.
Un mediodía que acepta
serenamente su sino
que la tarde le revela.
Mientras haya
quien entienda la hoja seca,
falsa elegía, preludio
distante a la primavera.
Colores que a sus ausencias
—mientras haya—
siguiendo a la luz se marchan
y siguiéndola regresan.
Diosas que pasan ligeras
pero se dejan un alma
—mientras haya—
señalada con sus huellas.
Memoria que le convenza
a esta tarde que se muere
de que nunca estará muerta.
Mientras haya
trasluces en la tiniebla,
claridades en secreto,
noches que lo son apenas.
Susurros de estrella a estrella
—mientras haya—
Casiopea que pregunta
y Cisne que la contesta.
Tantas palabras que esperan,
invenciones, clareando
—mientras haya—
amanecer de poema.
Mientras haya
lo que hubo ayer, lo que hay hoy,
lo que venga.


Baltimore, 1942 - Puerto Rico, 1944.

Pedro Salinas, 1950
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Mensaje por Katia » 24 Ene 2008 20:04

FE MÍA

No me fío de la rosa
de papel,
tantas veces que la hice
yo con mis manos.
Ni me fío de la otra
rosa verdadera,
hija del sol y sazón,
la prometida del viento.
De ti que nunca te hice,
de ti que nunca te hicieron,
de ti me fío, redondo
seguro azar.
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Mensaje por Katia » 24 Ene 2008 20:06

AYER TE BESÉ EN LOS LABIOS...

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más. El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada ya,
para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.

Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no...
-¿Adónde se me ha escapado?-.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Katia
Vivo aquí
Mensajes: 6474
Registrado: 14 Dic 2007 21:20

Mensaje por Katia » 24 Ene 2008 20:07

DAME TU LIBERTAD...

Dame tu libertad.
No quiero tu fatiga,
no, ni tus hojas secas,
tu sueño, ojos cerrados.
Ven a mí desde ti,
no desde tu cansancio
de ti. Quiero sentirla.
Tu libertad me trae,
igual que un viento universal,
un olor de maderas
remotas de tus muebles,
una bandada de visiones
que tú veías
cuando en el colmo de tu libertad
cerrabas ya los ojos.
¡Qué hermosa tú libre y en pie!
Si tú me das tu libertad me das tus años
blancos, limpios y agudos como dientes,
me das el tiempo en que tú la gozabas.
Quiero sentirla como siente el agua
del puerto, pensativa,
en las quillas inmóviles
el alta mar. La turbulencia sacra.
Sentirla,
vuelo parado,
igual que en sosegado soto
siente la rama
donde el ave se posa,
el ardor de volar, la lucha terca
contra las dimensiones en azul.
Descánsala hoy en mí: la gozaré
con un temblor de hoja en que se paran
gotas del cielo al suelo.
La quiero
para soltarla, solamente.
No tengo cárcel para ti en mi ser.
Tu libertad te guarda para mí.
La soltaré otra vez, y por el cielo,
por el mar, por el tiempo,
veré cómo se marcha hacia su sino.
Si su sino soy yo, te está esperando.
La amabilidad sólo puede esperarse de los fuertes, son los débiles los que son crueles (Leo Rosten)

Lee mi novela El colisionador de hadrones

Blog: Oceanica

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40325
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 24 Ene 2008 20:25

Que bien que hayas subido este hilo.
leer poesia de Salinas es sentir algo que no se puede explicar.

Avatar de Usuario
El Ekilibrio
No puedo evitarlo
Mensajes: 16701
Registrado: 24 Abr 2006 19:03
Ubicación: Sociedad protectora de animales y barcomaris
Contactar:

Mensaje por El Ekilibrio » 25 Ene 2008 12:46

Me encanta como escribe Salinas.

Sus contemporáneos, con toda la razón del mundo desde el punto de vista de ellos, le criticaron ferozmente que fuera tan poco comprometido con el momento histórico de España. Le acusaban que vivía en una burbuja.
Estas acusaciones venían debidas a que en 'petit comité' se vé que ponía a parir fuera el que fuera el gobierno existente; pero en cambio en su obra sólo aparecía un existencialismo dulzón (como tónica general)
Se ve que era un perlas (en mi jerga: un amante excepcional).

Ha habido infinidad de autores que jamas se han posicionado políticamente: El caso de Salinas es particular porque fué el único que no lo hizo en su momento.
egoismo, pasotismo, innecesidad...¿alguna teoría?

EDITO:
Quiero pedir excusas. Quiero decir que me hago mayor. aunque no sirva de excusa. Me refería a Jorge Guillén y no a Pedro Salinas. Mi mente me jugó una mala pasada. Ahora al verlo casi me da un síncope.

Saludos con abrazo de excusa.
Última edición por El Ekilibrio el 28 Ene 2008 10:10, editado 1 vez en total.
Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia
Imagen
http://elekilibrio.blogspot.com/
CAMPAÑA PARA PAGAR LOS ESTUDIOS DE BARCOMARI

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44597
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Mensaje por julia » 25 Ene 2008 13:59

De la generacion del 27 el unico con militancia politica definida era Alberti, y por influencia se su mujer. El y Neruda perseguian a los otros para que se posicionaran sin conseguirlo.
Eran liberales pero no de ideologia militante.
Rosales cuenta, en la entrevista de A fondo que jamas se temio por ejemplo por la vida de Federico, ni su familia ni la de el, porque nunca habia hecho declariones politicas, a final fue una decision personal de un tarado que quiso ascender en el poder y casi se carga tambien al mismo Rosales, con rencillas personales con la familia Lorca y con la Rosales.
Pero parece que la muerte de Lorca haya posicionado a toda la generacion y se les exija que fueran comprometidos con el otro bando.

Tambien _Damaso Alonso se quedo, y otros.
LA intelectualidad de la posguerra dentro del pais fue mucho mas brillante de lo que se piensa. Y el que no hicieran declaraciones grandilocuentes no quiere decir que apoyaran al Regimen.

En cuanto a poesia nihilista mas fuerte que los hijos de la Ira y el otro libro de Aleixandre de cuyo nombre ahora a sin mirarlo no me acuerdo.

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40325
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 25 Ene 2008 14:42

No se, pero hay una carta que escribe a su mujer desde America y ahí dice lo dificil que es para él estar lejos de su pais, está enfadado por todas las desgracias por las que tuvieron que pasar toda su generación....
a demás de su poesía me gusta mucho sus epístolas.
para mi Salinas y Cernuda son lo mejor de aquella generación :wink:

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Mensaje por nosin » 25 Ene 2008 14:45

julia escribió:En cuanto a poesia nihilista mas fuerte que los hijos de la Ira y el otro libro de Aleixandre de cuyo nombre ahora a sin mirarlo no me acuerdo.
El que dices de Aleixandre puede ser Ámbito, publicada en el 27.

El ramillete de escritores que había en el momento de desatarse la guerra civil se estaba considerando un nuevo Siglo de oro de la literatura española. También se queda Jorge Guillén, que es del estilo literario de Salinas en cuanto a influencia de las vanguardias, poesía deshumanizada en tanto que trata los los temas humanos, pero sin desmesura pasional. Es una poesía más intelectual que emotiva y, de hecho, por esa tendencia Salinas y Guillén no se suman a la corriente de poesía social que postula que la poesía no está al margen de la sociedad y debe tomar partido etc...

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40325
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 25 Ene 2008 14:47

El caso es que había una serie de personas formidables y todo se fué al carajo por la política :?

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Mensaje por nosin » 25 Ene 2008 15:27

madison escribió:El caso es que había una serie de personas formidables y todo se fué al carajo por la política :?
Sí. Es muy triste, Madison. Había en ese momento una ebullición cultural tremenda y venían con una trayectoria muy rica e incluso se estaban ya adoptando influencias europeas en muchos aspectos... en fin. Ando estos días con la generación del 27 y me entra una tristeza tremenda del hachazo que supuso la guerra en el plano literario (por no decir otros, claro). Cuando llego a Lorca, imagínate... Matar un ruiseñor es el simil que me viene a la cabeza. Muy triste. Así que, la influencia posterior de la guerra en la obra de los escritores es inevitable, al hilo de una especie de reproche que hacía no recuerdo qué crítico acerca de la obra de Ángel González, que también padeció miserias varias a consecuencia del tema y que, precisamente, no es uno de los autores, ni mucho menos, que refleje el tema social del momento. Hay otros como Alberti más destapados y Lorca, sin embargo, tocaba el tema social de una manera mucho más velada :( :( :( :( :(

Responder