El Misterio del Testamento Sorprendente (AHyL3I-22)

Desde las aventuras de Kika Superbruja hasta los mundos de Stephenie Meyer.

Moderadores: Ginebra, Felicity

Avatar de Usuario
Glourin
Lector ocasional
Mensajes: 48
Registrado: 04 Sep 2013 18:31

El Misterio del Testamento Sorprendente (AHyL3I-22)

Mensaje por Glourin » 20 Jul 2019 16:40

Imagen
Título original: Alfred Hitchcock and the Three Investigators: The Mistery of the Dead Man's Riddle
Autor: William Arden
Editorial: Molino (1984)
Año de edición: 1974 en primera edición americana
Clasificación: Juvenil

Sinopsis
Los tres investigadores es una serie de libros juveniles de misterio, que fue publicada en España por la Editorial Molino.
Estos libros narran las aventuras de Jupiter Jones, Pete Crenshaw y Bob Andrews, personajes creados por Robert Arthur. Otros autores como Mary V. Carey, William Arden y otros fueron escribiendo nuevos libros de esta colección tras la muerte de su creador. La serie se presentaba como Alfred Hitchcock y los tres investigadores. En otros países se han seguido creando nuevas aventuras hasta el día de hoy. También existen varias películas que adaptan algunas de las aventuras.

En esta ocasión los Tres Investigadores intentarán dar con la supuesta fortuna que un excéntrico escondió antes de morir. En su testamento, en lugar de pasar la fortuna a sus herederos (que son los clientes del trío de detectives), deja una serie de complicadas adivinanzas para que la halle quienquiera que sepa interpretarlas. El problema es que ese testamento sale en los periódicos y pronto toda la ciudad se lanza de cabeza a la caza del tesoro.

Opinión
Otra gran novela de la saga. Las adivinanzas son muy buenas y muy retorcidas (a pesar de haber sido alteradas en la traducción por la imposibilidad de mantener una coherencia con el original), y la caza del tesoro se hace realmente trepidante, sobretodo porque también aparecen misteriosos criminales en la búsqueda del tesoro y por si fuera poco las adivinanzas esconden varios ases en la manga que harán que Júpiter Jones sude la tinta gorda. Muy buena.

Responder