7 cuentos crudos - Ricardo Gómez

Desde las aventuras de Kika Superbruja hasta los mundos de Stephenie Meyer.

Moderadores: Ginebra, Felicity

Avatar de Usuario
eskarina
Foroadicto
Mensajes: 3744
Registrado: 19 Ene 2006 09:36

7 cuentos crudos - Ricardo Gómez

Mensaje por eskarina » 30 Jun 2009 17:26

Imagen

Título original: 7 cuentos crudos
Autor: Ricardo Gómez
Editorial: SM
Año de edición: 2007
Clasificación: Juvenil

Sinopsis:

Siete cuentos crudos
(Aunque este no sea un buen sitio para nacer)
Editorial SM, 2007. Ilustraciones de Juan Ramón Alonso.

CRUDO: Dícese de los comestibles que no están preparados por la acción del fuego, de los que no están hasta el punto conveniente, de los que no son de fácil digestión. Áspero, sin miramientos.

Sinónimos: descarnado, frío, riguroso, duro, tierno, realista, destemplado, severo.

¿Cómo crees que sería tu vida en Beirut bajo las bombas? ¿Qué crees que harían tus padres para sobrevivir hace un millón de años? ¿Qué sería de tus hermanos en un país sembrado de minas?

La clave está en el “aunque”. Porque AUNQUE pueda parecer que estas son historias duras y descarnadas; AUNQUE el autor nos presente la realidad sin muchos miramientos: AUNQUE parezcan situaciones difíciles de digerir… los personajes de estos cuentos viven la vida (su vida) son intensidad, con alegría y esperanza.

AUNQUE, visto desde fuera, este mundo nuestro “no sea un buen sitio para nacer”.


Contiene los relatos:
El perro de Goya en Beirut
El hombre que abrió camino al mar
El cartero de Bagdag
El primer libro de la selva
Mamá, cómpramé un cocodrilo
La ofrenda del señor Man
El fantasma del Capitán Cook

Son cuentos orientados a chavales a partir de 12 años, pero que también les pueden gustar a niños algo más jóvenes. Y a mí, que ya pasé de los 12 hace tiempo :P me han encantado.
Hay relatos más tristes, más entrañables, otros más simpáticos, y todos orientados a hacerte reflexionar sobre las consecuencias de las guerras, pero también sobre la gran capacidad que tenemos para sobrevivir en situaciones adversas.
Precioso, de verdad. Y además tiene unas ilustraciones a toda página magníficas.
Si las cosas nunca cambiaran, no habrí­a mariposas.

Responder