La primera Navidad de Agar (Microrrelato)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
Miss Darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 309
Registrado: 13 Mar 2013 10:56

La primera Navidad de Agar (Microrrelato)

Mensaje por Miss Darcy » 02 Ene 2015 09:28

La primera Navidad de Agar

Jerusalén, Junio año 0.

La joven levantó la piedra muy lentamente. Era una piedra pesada y demasiado grande para sus dedos, finos y delicados, más acostumbrados a los cuidados que a la rudeza del campo. Aún así, Agar levantó aún más la piedra y la lanzó con todas su fuerzas. Acertó de lleno y la cabeza de la serpiente desapareció bajo la gran roca. Tardó un buen rato en dar por muerto al animal y seguir su camino, aunque sabía que debía hacerlo pronto, sobre todo si pretendía llegar a su destino antes del anochecer. Conocía el camino perfectamente, ya que aquella no era la primera vez que viajaba a la ciudad santa, pero días atrás había recibido un mensaje de su primo anunciándole los peligros que acechaban a los viajeros en aquellos tiempos de perpetua guerra entre judíos y romanos. Los peligros se acentuaban al caer la noche, así que debía abandonar el camino en cuando el sol comenzará a ponerse.
Era una suerte que aquel acontecimientos fuese a ocurrir en verano, ya que los días eran más largos. Agar llevaba mucho camino acumulado en sus pies, pues su punto de partida había sido la ciudad de Babilonia, y su destino final, Belén, aunque antes de llegar hasta allí debía hacer una parada previa en la ciudad del templo. Secretamente, Agar quería ir hasta el mismo santuario para preguntarle a Dios porque había castigado a su estirpe con una maldición tan terrible, aún sabiendo de antemano de que jamás se atrevería a poner un pie en su interior. El templo estaría bien custodiado por los soldados del sanedrín y, al final, seguro que le faltaría valor para intentarlo.
La muchacha se pasó la mano por el rostro, empapado en sudor. Debía tener un aspecto terrible. Sus rizos oscuros estaban completamente apelmazados y su túnica de viaje tan llena de polvo como el resto de su cuerpo, tan solo sus ojos, negros y chispeantes, no habían sucumbido al abrasador sol del desierto.
A lo lejos, una figura borrosa se acercaba hacia ella. No conseguía adivinar quién era, pero su porte, el hecho de montar a caballo y de llevar otro de refresco, y la llamativa túnica dorada que vestía le indicaba, sin duda, de que era su primo el que se acercaba hasta ella. Agar sonrió complacida. Hacia cerca de cinco años que no veía a Abir pero había sido capaz de reconocerlo a lo lejos, tal y como acostumbraba a ocurrir cuando de niños recorrían juntos las maravillosas calles de Babilonia. Ya hacía cinco años desde que Abir se estableció en Jerusalén siguiendo los designios de su próspera compañía comercial.
Los mismos años que no se veían. Años que habían tornado en suspicacia lo que antes era absoluta complicidad. No en vano sus caminos se habían tornado completamente diferentes aunque su destino seguía siendo el mismo.

-¡Querida prima! —exclamó Abir desmontando con brío—. Jamás creí que te vería aquí en Jerusalén y mucho menos con los acontecimientos que aguardan al reino.
Agar sonrió y abrazó a su primo, aunque no contestó a sus insinuaciones.
- Espero que el viaje haya sido placentero.
-No ha sido del todo malo, pero la inseguridad de los caminos sigue siendo la misma de antes de que llegaran los romanos.
-Así es, y si encuentras mejoría alguna por Dios que ellos la acapararán de inmediato. Para Pilatos no hay nada provechoso en Judea que no sea de origen romano —se quejó Abir—. Pero basta ya de política. Hace unos meses que me llegó la noticia del nacimiento de tu hijo Moshe. ¿Es cierto eso?
-Tan cierto como el aire que respiramos primo. Mi único hijo es un varón.
-¿Es esa la razón por la que estás aquí precisamente ahora?
-Exacto. Esta es la única manera de solucionarlo.
Abir miró pensativo el horizonte antes de contestar.
-Intentaré ayudarte, prima. Pero me temo que no sirva de nada. Saben que estas aquí.
-¿Has hablado con ellos? —preguntó Agar, asustada por primera vez en mucho tiempo.
-Por supuesto que no —contestó Abir, temblando—, pero Miguel esta allí mismo, observándonos.

Agar miró hacia el pedregoso infinito que rodeaba los caminos de Jerusalén. A lo lejos una figura humana, con una espada en sus manos los miraba fijamente. Su mirada era profunda e inconfundible aun desde semejante distancia. Miguel desplegó las alas y desapareció de su vista. Su sola presencia dejaba claro su mensaje.

-Gracias a Dios —musitó Agar—. Ahora mismo no tengo fuerzas para enfrentarme con él
-Pues mucho me temo que ha venido para quedarse —comentó Abir montando en su caballo y ofreciendo su mano a su prima que subió al suyo de un salto.
-Estoy segura de ello. Tan segura como que nuestro encuentro seguro que no será amistoso —Abir no contestó, pero guió a los caballos hacia Jerusalén con gesto tenso.

La casa de Abir se encontraba en pleno barrio comercial de la ciudad, muy cerca de la puerta oriental, en una de las calles principales muy cercana al mercado de la seda, que era el género con el que mercadeaba este. Mercancía que lo había vuelto inmensurablemente rico.

-Este es mi hogar —anunció Abir con pompa. Sabía que la mansión en la que residía junto a su esposa Mira era la envidia de todos aquellos que posaban la vista sobre aquella magnífica construcción, de estilo mesopotámico, con la fachada forrada de azulejos azules y dorados.
¡Mira! ¡Sal a saludar a nuestra invitada!
En cuestión de segundos una mujer alta, con un prominente embarazo, salió envuelta en sedas. Detrás de ella tres niños de menos de siete años se escondían entre sus faldas.
-¡Agar! ¡Prima! —exclamó alargando sus brazos que tintinearon bajo el peso de sus joyas—. ¿Qué tal ha ido el viaje?

Mira me envolvió entre sus huesudos brazos mientras sus hijos entraban corriendo en la casa y se perdían en sus numerosas habitaciones.

-Son unos niños ruidosos pero encantadores. Pronto habrá que comenzar a enderezar su comportamiento, pero mientras que jueguen como niños que son. Pasa querida a nuestro salón principal. Nuestra criada, Hiba, nos ha preparado un buen refrigerio para aliviarte del sol abrasador. Si la sigues, te llevará hasta el baño que necesitas y en seguida charlaremos.

Después de una hora bajo las frías aguas de la enorme tina de barro que Hiba había preparado de forma tan diligente, Agar se sintió preparada para la cena. Incluso había dejado en un rincón unos ropajes de seda plateados para que pudiera vestirse después del baño y deshacerse de la túnica de viaje. Se sintió como nueva tras darle un poco de reposo a sus doloridos músculos. Se vistió despacio, sintiendo el tacto de las telas sobre su piel, se perfumó y arregló su cabello. Si debía discutir, quería al menos estar presentable.

Abir y Mira la esperaban descansando en el suntuoso salón de su casa. Las gotas que caían de la fuente cercana y la suave brisa creaban un ambiente de frescor que contrastaba con el terrible calor que había azotado las calles horas atrás. A pesar del ambiente apacible, los anfitriones desprendían una gran tensión, lo que le hizo pensar en lo peor.

-Miguel está aquí —explicó Abir señalando hacia la entrada envuelta en penumbra. Solo la luz de la luna que entraba por una amplia balconada alumbraba aquella estancia—. Quiere hablar contigo.
-Por supuesto —musitó, dirigiéndose hacia donde señalaba la mano de su primo. No era una costumbre para Agar que el mayor de los ángeles de Dios quisiera hablar con ella, pero tampoco era la primera vez. Y mucho se temía que no sería la última.
-Hija de Eva —musitó Miguel con un susurro. Para su sorpresa, a su lado se encontraba otro ángel, uno al que Agar aún no conocía—. Vengo a detener tus propósitos bajo orden misma de Dios, nuestro Señor.
-No he cometido crimen alguno —respondió Agar con un susurro.
-Pero lo albergas en tu corazón —respondió Miguel con su voz dura como el acero. A lo lejos observó a sus primos temblar como una hoja en una ventisca.
-Sí, pero son los vuestros los que me obligan a este crimen tan horrible, no lo olvides.
-Los ángeles caídos no son de los nuestros —musitó el otro ángel, mirándola con severidad—. Desobedecieron a Dios y nosotros los combatimos, y a todos los que los ayudan.
-No le debes ninguna explicación Rafael, es ella la que nos debe una a nosotros. Quiere matar al Hijo de Dios... y todo por un encargo de Ella.
-No llegará a tiempo —comentó Rafael—. El sol se está poniendo y es esta noche cuando ocurrirá el milagro. La estrella se prepara para relucir en el firmamento, los tres reyes están en camino. Esta es la noche marcada. Hoy nacerá el Mesías y tu no podrás hacer nada para evitarlo.
-¡Ella me prometió que liberaría a mi familia si acababa con el ahora que es vulnerable! —gritó Agar con todo el odio y toda la frustración que acumulaba.
-No condenarás a la humanidad —sentenció Miguel—. No te lo permitiremos.
-Ya no importa —comentó Rafael—, nunca llegará a tiempo, Belén se encuentra a días de camino. Para cuando llegue, La Sagrada Familia se habrá marchado y nunca los encontrarás.

Agar cayó en la cuenta de que jamás podría lograr su objetivo. No a causa de no llegar a tiempo o de que aquellos ángeles le impidieran alcanzarlo, sino por algo mucho más obvio, más profundo y por ende, imposible de soslayar. No podría matar al Hijo de Dios antes de que este cumpliera su cometido. ¿Podría ser ella la culpable de la condena de toda la humanidad?
La muchacha cayó de rodillas en el suelo y lloró amargamente lo que a ella le pareció una eternidad.

-Ya sabíais que no podría, ¿no es cierto? —sollozó suplicante mientras los dos ángeles la observaban impasibles—. Qui.. quiero ver el nacimiento... por favor... —pidió con lágrimas en los ojos.
-No te ha sido dado ese privilegio, pues tu corazón no lo merece. Pero a lo lejos podrás ver la estrella que marca el lugar exacto donde todo comienza —explicó Miguel, alzando el vuelo sin demora—. Nos volveremos a ver Agar, siempre te vigilaré a ti y a tu descendencia, y algún día nuestros caminos se cruzarán de nuevo.

Rafael dio un paso adelante y alzó su mano, como si tuviera la intención de consolarla aunque algo lo contuvo y retiró su mano.

-Toda tu vida penarás por el atroz crimen que habías planeado cometer, pero yo te hago una promesa hija de Eva —dijo Rafael, alzando sus alas de manera majestuosa—. Sé que quieres sanar a tu familia y, aunque tú no lo verás, con el devenir de los siglos lo conseguiréis. Te prometo que el día que una Hija de Eva, descendiente de tu linaje, encuentre el modo de librarse de la maldición yo estaré con ella y la ayudaré en todo lo que pueda.

Agar no pudo agradecer al ángel tan generosa oferta, pues el ser alado desapareció en un revuelo de plumas. Agar permaneció postrada de rodillas mientras observaba el horizonte.

A lo lejos, mientras todo estaba envuelto en la profunda oscuridad de la noche, un potente fulgor volcaba su luz en un punto concreto de la tierra de Israel.
Agar no podría imaginar exactamente lo que estaba ocurriendo, como nacería aquel niño tan especial que estaba a punto de cambiar la historia de la humanidad. En aquel punto de luz, en un humilde pesebre y envuelto en pañales, se encontraba el niño llamado a traer la paz al mundo con su mensaje. A la promesa de ese niño, al que Agar no había sido capaz de matar, retrasando su viaje sin apenas darse cuenta, se encomendó mientras gruesas lágrimas rodaban por sus mejillas. Con toda su alma deseó que la humanidad recordara aquella noche y no olvidara semejante promesa, sin saber que su deseo se cumpliría aunque deformado por el prisma del ser humano. Agar suspiró mientras sus ojos se inundaban con la potente luz que lo inundaba todo a su paso.

Ese niño algún día redimiría a la humanidad de sus pecados, y gracias a eso, Agar no perdía la esperanza de que su familia, más tarde o más temprano, también fuese redimida de los suyos.
:101: Leyendo: Crónicas de la Dragonlance

:user: Blog: http://librosplumasyte.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por joserc » 02 Ene 2015 10:01

Qué buena historia. Me he quedado con ganas de leer más. No sé si la segunda parte que dejas entrever se refiere a algo ya escrito o algo que tienes en mente. En todo caso, deberías escribirla. Yo diría que da para bastante más que un par de relatos.

En cuanto a la forma, las imágenes son muy buenas. Se ve perfectamente todo lo que escribes y los personajes están muy bien definidos. Los diálogos están acorde con la época. Quizá para mí un poco delicados, pero es que me gustan los relatos más crudos, cuestión personal.

Yo te animo a que desarrolles esta historia en algo más largo. Tanto lo que ha pasado antes (cómo ha llegado ahí), como lo que pasará en un futuro (lo has dejado de manera que puedes enlazar en varios momentos de las historia de la humanidad)

Me ha encantado, la verdad. Qué lástima que no llegaras a tiempo, pero mira la parte positiva: eres libre de ampliarlo. Tiene muchas posibilidades.

Esta es de esas historias que me producen envidia por no ocurrírseme a mi antes.

Gracias por compartirlo.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67731
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por lucia » 02 Ene 2015 15:45

¿Lo de Agar no es una de las historias de la Biblia? En cualquier caso, coincido con Joserc, la historia está bien y engancha, aunque formalmente tiene bastantes fallitos que corregir.

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por joserc » 02 Ene 2015 22:09

lucia escribió:¿Lo de Agar no es una de las historias de la Biblia? En cualquier caso, coincido con Joserc, la historia está bien y engancha, aunque formalmente tiene bastantes fallitos que corregir.
La biblia no es lo mío. A ver si me explica la autora de dónde ha partido.

Avatar de Usuario
Miss Darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 309
Registrado: 13 Mar 2013 10:56

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Miss Darcy » 03 Ene 2015 11:35

¡Hola! Gracias por comentar :)

La historia de Agar si es bíblica, pero se remonta a Abraham así que no tiene nada que ver con la historia. Tan sólo que me gustó el nombre y lo usé jeje.

Con respecto a lo que me comentabais antes, sí que es una idea previa para una novela que estoy escribiendo ahora pero que da un salto en el tiempo bastante grande :mrgreen: Podríamos decir que es la base que explica cosas que van a pasar siglos después, pero no deja de ser un episodio muy posterior al origen de todo :)

¡Gracias por los ánimos! De verdad que me ayudáis a seguir con la historia.

Por cierto, Lucía si quieres ayudarme con esos fallitos formales -ya sea por aquí o por mp- te lo agradezco porque son errores que me gustaría corregir :)

¡Un besazo a los dos! :60:
:101: Leyendo: Crónicas de la Dragonlance

:user: Blog: http://librosplumasyte.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67731
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por lucia » 03 Ene 2015 12:06

Lo tendré en cuenta para la próxima vez que cuelgues algo. De momento tengo tantas cosas que no he podido siquiera pedir para corregir alguno de los del recopilatorio :roll:

Avatar de Usuario
joserc
GANADOR del IV Concurso de relatos
Mensajes: 1490
Registrado: 17 Ago 2006 13:52
Ubicación: Madrid

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por joserc » 03 Ene 2015 13:22

Miss Darcy escribió:¡Hola! Gracias por comentar :)

La historia de Agar si es bíblica, pero se remonta a Abraham así que no tiene nada que ver con la historia. Tan sólo que me gustó el nombre y lo usé jeje.

Con respecto a lo que me comentabais antes, sí que es una idea previa para una novela que estoy escribiendo ahora pero que da un salto en el tiempo bastante grande :mrgreen: Podríamos decir que es la base que explica cosas que van a pasar siglos después, pero no deja de ser un episodio muy posterior al origen de todo :)

¡Gracias por los ánimos! De verdad que me ayudáis a seguir con la historia.

Por cierto, Lucía si quieres ayudarme con esos fallitos formales -ya sea por aquí o por mp- te lo agradezco porque son errores que me gustaría corregir :)

¡Un besazo a los dos! :60:

Pues tenme al corriente que quiero leer tu novela.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3905
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 03 Ene 2015 16:12

Me ha gustado mucho, enhorabuena. Si estuviese en el concurso sería ya de mis favoritos. No parece un relato, sino un cuento, y muy bonito.

Al hilo de lo que podrías ir limando y que comenta lucia, bueno, ando sin teclado a mano (espero poder responderte adecuadamente la semana que viene), pero hay comas mal colocadas y otras que faltan. Hay un "Hacia" en lugar de "Hacía cerca de cinco años...", un par "de que..." donde habrías de poner "que" y cosas por el estilo que no desmerecen el texto.

La mera concepción de la idea de esta historia es lo que me atrae. Claro, mi fascinación por los ángeles y su incursión en el devenir tiene mucha fuerza, por ahí ya me has ganado.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Miss Darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 309
Registrado: 13 Mar 2013 10:56

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Miss Darcy » 04 Ene 2015 10:21

Gracias Tolomew, me fijaré en lo que has dicho y le daré un repaso general cuando tenga un momentillo :)

¡Me alegra que te guste! :alegria:

un abrazo :60:
:101: Leyendo: Crónicas de la Dragonlance

:user: Blog: http://librosplumasyte.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10951
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Gavalia » 04 Ene 2015 23:26

Yo creo que si lo dejas un par de días sin leer y después lo lees con calma tu misma verás los errores que te comentan. Son bastante evidentes y sabes escribir de eso no hay duda, así que no te resultará tan difícil encontrarlos. en cuanto a las comas es cuestión de que leas en voz alta lo que escribes y que la regla siempre sea, al menos desde mi punto de vista, usar las menos comas posibles. No será muy ortodoxo de acuerdo, pero simplifica bastante las cosas y no se embarulla tanto el texto. Esto es fácil decirlo, soy un vivo ejemplo de hacerlo mal, pero algo si que he mejorado en ese aspecto.
Volviendo al relato que es de lo que se trata, creo que la idea es buena y que la desarrollas estupéndamente. Me gusta el ritmo de todo el conjunto que mejora claramente en su parte final o más bien desde que aparecen los Ángeles.
¿Sabías que Gavalia es el nombre de un Ángel? Escríbelo en el google y descubrirás mi verdadera identidad. :cunao:
Los relatos bíblicos me atraen como la miel al oso y alguno tengo por el estilo de perfil navideño también.
En fin, que ha sido interesante leerte y veamos si espabilas y llegas a tiempo a los concursos... ¡Hombre ya! :60:
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Miss Darcy
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 309
Registrado: 13 Mar 2013 10:56

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Miss Darcy » 06 Ene 2015 21:41

¡Gracias Gavalia! Aplicaré tu consejo de leer los relatos en voz alta :)
:101: Leyendo: Crónicas de la Dragonlance

:user: Blog: http://librosplumasyte.blogspot.com.es/

Avatar de Usuario
Gisso
Vivo aquí
Mensajes: 9221
Registrado: 02 Jul 2011 12:23
Ubicación: En la puta mierda

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Gisso » 28 Ene 2015 20:30

Pues casi me olvido de ti, Miss Darcy.
Por mí parte, no me ha gustado tanto como a los demás. La historia está trabajada, aunque tiene algún fallito formal, pero se me queda algo desangelado, como si me faltaran piezas de la historia. Y por lo que he visto después, parece que esto es solo el preámbulo. Por otro lado, me esperaba algo un poco más épico cuando se encuentra con los dos ángeles o ver una lucha interior, ya que se retrasa a proposito para no llegar a tiempo. Y, ¿quién es Ella :cunao: ? No está mal, pero creo que necesitaría un pulido.

:60:

PD: De todas formas, piensa que tan solo es mi opinión personal :wink:

Avatar de Usuario
Nínive
Arquera
Mensajes: 6901
Registrado: 09 May 2011 15:53
Ubicación: En un hospital de campaña...

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Nínive » 31 Ene 2015 19:24

Esta historia, como preludio de otra cosa, está muy bien.
Peerooo... no termino de entender a la protagonista ni por qué va a ver a su primo si su misión es matar al hijo de Dios. Aunque haya ralentizado el viaje a propósito, su interés por ver al Ángel ( y discutir con él) no queda claro.
Muchos flecos sueltos, que se explicarán después, supongo, pero el principal fallo que el vez es esa motivación.
Ya nos informarás de cómo va el proyecto. :60: :60:
Mi página: Curvas de tinta y tatuajes del alma

Y el aullido del lobo negro se coló bajo la piel nevada de la loba...

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53730
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Sinkim » 01 Feb 2015 12:06

¡Una historia muy chula, Miss Darcy! Me he quedado con ganas de saber cual era exactamente la maldición de la que hablas :D

Me ha gustado el detalle de que hayas tenido en cuenta lo que dicen de que el nacimiento de Jesús no fue en Diciembre :lol: La aparición de los ángeles me ha gustado mucho, sobre todo la frase de Rafael y como le promete estar con su familia cuando pueda romper la maldición :D Hubiera estado bien que incluyeras algún ejemplo de como perdió el tiempo para asegurarse de no llegar a tiempo, ayudando a algún anciano con su carga o a un niño perdido... Incluso podrías haber puesto que esos retrasos habían sido colocados adrede por los ángeles, sabedores de que su gran corazón le impediría pasar de largo y dejarles sin ayuda :lol:

Un par de detalles que podrías mirar es lo de las famosas repeticiones de palabras, yo no me suelo fijar en esas cosas y, aún así, este par de frases me han saltado a los ojos:
-Estoy segura de ello. Tan segura como que nuestro encuentro seguro que no será amistoso —Abir no contestó, pero guió a los caballos hacia Jerusalén con gesto tenso.

La casa de Abir se encontraba en pleno barrio comercial de la ciudad, muy cerca de la puerta oriental, en una de las calles principales muy cercana al mercado de la seda, que era el género con el que mercadeaba este. Mercancía que lo había vuelto inmensurablemente rico.
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Felicity
Comité de bienvenida
Mensajes: 48805
Registrado: 28 Jul 2006 11:52
Ubicación: La cala más perdida de Eivissa.
Contactar:

Re: La primera Navidad de Agar (relato corto)

Mensaje por Felicity » 02 Feb 2015 11:45

Planto Banderita para leerla con calma :60:
Recuento 2019
Hay un momento en la vida, en el que tienes que dejar de vivir y empezar a sobrevivir...

Responder