Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Mister_Sogad » 12 Nov 2015 12:33

PRUEBA DE TORMENTA

Estaba nervioso y se sentía vulnerable. A pesar de sus esfuerzos por mantener la serenidad las cosas no estaban saliendo como había esperado. Sabía que aquella prueba era demasiado importante, no solo porque pudiera otorgarle un estatus mayor en su tribu, si no porque los Hermanos Celestes habían decidido estar presentes. Si el Gran Dios de la Tormenta así lo quería podía formar parte de esos poderosos guerreros, los Cimeras Negras, y ese simple conocimiento le daba vértigo.

Captó un movimiento a su izquierda e inmediatamente se encorvó más para tratar de esconderse entre la hierba alta. Su respiración se agitó un poco, pero logró mantenerse quieto el tiempo suficiente hasta descubrir un gamúe que, sin notar su presencia, siguió su camino despreocupado. Sus músculos se relajaron, Chuluun sabía que el resto de participantes de las pruebas debían estar pasando por lo mismo, pero tenía la desagradable sensación de que él lo estaba haciendo muy mal.

La estación de tormentas estaba a punto de acabarse, sobre su cabeza el cielo plomizo cargado de agua y electricidad no tardaría en desatar su poder y sería otra jornada más perdida. Se irguió un poco, de manera que pudiera otear por encima de la hierba gris, y decidido se lanzó a la carrera en una dirección al azar. Lo importante era mantenerse en movimiento, no pensar demasiado y tratar de superar los objetivos impuestos. Mientras trotaba con movimientos ágiles fue incapaz de alejar los pensamientos que le estaban haciendo perder las pruebas y eso lo contrariaba. A su derecha vio un reducido grupo de carbales y redujo la velocidad, quizá aquella era la respuesta. Tal vez haber perdido estos dos días sin resultados era por haber evitado el camino de los sueños.

Pero someter el alma de un carbal era peligroso. Solo había tenido un viaje carbalar en su vida, y aún se le encogía el estómago cuando lo recordaba. Aquel sueño místico lo había marcado, para bien y para mal, pues gracias a él también había logrado dar forma definitiva a su animal tótem. Sin embargo, sus sueños eran inquietos, ya no recordaba la etapa de su vida en que despertaba completamente tranquilo y feliz. Pero no veía otra solución posible, el reino de los sueños era la respuesta, lo intuía.

Aguzó la vista mientras se acercaba sigilosamente a la pequeña manada equina, primero debía asegurarse de que no hubiera algún depredador acechando a los animales. Convencido de que no había peligro centró su atención para seleccionar al más indicado para lo que quería hacer. Estaba de suerte, era una manada de sementales, la mayoría jóvenes y temperamentales, ejemplos extremos de su salvaje especie; había también un par de machos adultos, de buena planta, rezumando fuerza y seguridad. Desechó estos últimos sin pensarlo demasiado, solo cuando él mismo fuera mayor podría someter aquel tipo de ejemplares. Incluso un carbal joven le iba a dar problemas, estaba seguro.

Se aseguró de que el kiliç se mantendría firmemente sujeto a su espalda antes de desenrollar la cuerda. Le tenía demasiado aprecio a la cimitarra para perderla mientras trataba de enlazar al animal. Con la cuerda en una mano y la lanza en la otra se lanzó en una carrera desenfrenada en pos de la manada. Los carbales, sorprendidos, quedaron un momento en suspenso para inmediatamente desbandarse en todas direcciones. Chuluun no perdió de vista a su objetivo, un ruano azulado al que, durante el momento de sorpresa en que se había quedado paralizado, logró enlazar por el cuello en su primer intento. Ahora venía lo más complicado, mientras el carbal reaccionaba saltando y golpeando con sus cascos al aire, debía tratar de trabar sus patas para derribarlo sin hacerle daño a él ni a sí mismo. Los nervios le jugaron una mala pasada y falló la primera ocasión, la segunda fue aún peor, el carbal logró tirarlo al suelo tras dar una fuerte sacudida a la cuerda y a punto estuvo de pisotearlo. Pero él tenía suficiente experiencia gracias a las incursiones de su tribu como para aprovechar aquella situación desfavorable, así que desde el suelo su tercera intentona dio en el blanco, con el asta de la lanza trabó las patas delanteras del animal justo cuando este trataba de alejarse y tropezó cayendo. Sin un respiro Chuluun se lanzó a la cara del equino y le tapó los ojos mientras sus piernas se aferraban a las patas delanteras para mantenerlas aprisionadas. A pesar de los fuertes movimientos del animal, que lanzaba al aire coces con las patas traseras, logró mantenerlo en el suelo entonando junto a su oreja el “canto de serenación” hasta que se tranquilizó poco a poco.

Cuando lo creyó conveniente se levantó y dejó que el animal hiciera lo mismo. Aunque parecía tranquilo no se confió y echó mano del saquito de especia amarilla, cogió un puñado y sopló sobre los belfos del carbal. El equino echó la cabeza hacia atrás e hizo amago de encabritarse, pero con palabras suaves logró contenerlo hasta que la especia hizo su efecto. El animal entró en una especie de duermevela, sus movimientos se ralentizaron y bajó la cabeza. Pronto quedaría dormido, así que Chuluun soltó la cuerda y dio comienzo a los preparativos. Volvió a coger el saquito de las especias y esta vez usó la de color púrpura, la más preciada. Con ella dibujó un círculo alrededor del carbal y de sí mismo, así mantendría fuera a los depredadores. Era un enorme gasto teniendo en cuenta lo que le costaba a un muchacho como él hacerse con la "especia escudo", pero su tribu contaba con él para superar las pruebas y estaba decidido a hacer lo que fuera posible.

Acabado el círculo protector se preparó para la conexión, se despojó de las armas y la ropa, y se abrazó al cuello del carbal. La piel del animal era perfecta, parecía del color de la tormenta, lo que era muy apropiado. Empezó a acariciarlo con movimientos lentos y repitió el canto en susurros. Cerró los ojos y se concentró en acompasar su respiración con la del equino. Sin apenas darse cuenta dio comienzo a un acompasado vaivén al que de inmediato se sumó el carbal. Se amodorró y se dejó vencer por el sueño; los latidos de ambos se abrazaron y avanzaron juntos por el camino de los espíritus.


Chuluun oía lejano el TUM TUM, las formas a su alrededor comenzaron a aclararse, pero seguía todo borroso. Sabía que las cosas eran así, pero se le escapaba por qué. Poco a poco su conciencia se abrió paso y recordó que estaba en un sueño, había conectado con el carbal. Eso lo tranquilizó, el sendero de los sueños era siempre confuso, al menos para alguien como él, que no era un chamán y tan solo podía ser un mero espectador de lo que los espíritus quisieran mostrarle.

Se sentía pesado, como si estuviera hundido bajo el agua del lago
Neike. Sus ojos revisaron intrigados sus brazos y manos, fascinado descubrió que su cuerpo parecía transparentarse, algo a lo que aún no se había habituado. De pronto, poco a poco, todo a su alrededor fue ganando en nitidez. A sus pies arena negra, salpicada aquí y allá de las formas irregulares de pequeñas rocas erosionadas por la fuerza del viento. A pocos pasos a la izquierda la forma de un árbol muerto dejaba entrever el interior de su tronco. Escarabajos negros como la noche correteaban de arriba abajo creando un pequeño riachuelo de destellos irisados. Su mirada quedó atrapada lo que le pareció una eternidad por aquel extraño baile cuyo movimiento sugería palabras de un lenguaje extraño.

Fue liberado del embrujo por el húmedo trazo de una lengua en su mano. Bajó sus ojos hasta tropezar con la familiar figura de su animal tótem. El
labir de pelaje anaranjado le insufló resolución y volvió a ponerse en movimiento.

Las dunas se sucedían sin que sus piernas sintieran el esfuerzo, mientras en el cielo blanquecino el día y la noche se turnaban a gran velocidad. A su lado, pegado a su pierna, el cánido avanzaba como si flotara sobre el aire. El descubrimiento de ruinas medio enterradas detuvo su viaje. Las estructuras eran desconocidas para él, parecían más restos óseos estilizados trabajados para crear formas arquitectónicas caprichosas, casi al azar. Por un instante sus ojos se velaron, a su alrededor comenzó un baile de formas sinuosas a gran velocidad y cuando todo se detuvo apareció ante él un edificio nacarado.

El
labir no dudó en penetrar en el lugar, Chuluun lo siguió un tanto preocupado. Sentía que algo estaba mal. En cuanto traspasó el umbral una presencia malévola en el aire hizo que su propia esencia titilara. A su alrededor paredes de color hueso aparecían revestidas con los sinuosos trazos de un cincel enloquecido, cada línea enmascaraba un poder oscuro y extraño. Sus ojos fueron atraídos hacia el final de una larga escalera que se perdía en las sombras. Mientras trataba de atravesar aquella oscuridad con su mirada un ser de un morado oleoso se materializó en medio de los escalones.

Era un ente femenino, sin embargo su curvilíneo cuerpo desnudo era demasiado estilizado para ser humano. Los rasgos afilados, la piel aceitosa y la sonrisa endemoniada lo tentaron por un instante, pero su sensualidad se vio cercenada por una forma anaranjada que la atacó con violencia.
Chuluun sacudió la cabeza con fuerza tratando de volver a dominar su propio cuerpo. El ruido de la feroz lucha acabó por espabilarlo y, con un nudo en el estómago, fue testigo de cómo su animal tótem era lanzado con fiereza hasta estrellarse en una de las paredes óseas.

El ente comenzó a reírse y el sonido reverberó por toda la estructura. Con esa desagradable cadencia de fondo
Chuluun se acercó poco a poco al labir mientras trataba de no perder de vista al monstruo femenino. El cánido parecía malherido, su forma, que siempre había sido nítida, comenzaba a transparentarse, de igual modo a como el propio Chuluun se veía siempre que caminaba por el sendero de los sueños. Las implicaciones de aquello no le pasaron desapercibidas, si su animal tótem perdía completamente su corporeidad desaparecería para siempre.

La ira lo invadió mientras veía los penosos intentos del
labir por incorporarse. Sabía que era una estupidez, pero su mano buscó el kiliç a su espalda. Puede que en la realidad, allá donde su cuerpo y el del carbal seguían su rítmico vaivén, estuviera desnudo, pero en el reino onírico él se encontraba vestido con sus ropas de guerrero, y su cimitarra estaba ahí, enfundada a su espalda.

Apretó la empuñadura y tiró de ella hasta colocarla frente a sí, con un gruñido constató que el
kiliç era también semitransparente. No importaba, había tomado una decisión. Lanzó una mirada retadora al ser y antes de dar un paso hacia ella ya la tenía ante sí. Su cuerpo se congeló, ni siquiera la había visto moverse. A escasos centímetros de su rostro los ojos almendrados refulgían con el color de la plata; los labios, arqueados en una sonrisa lasciva, dejaban mostrar unos dientes afilados y puntiagudos.

Con un esfuerzo logró devolver resolución y movimiento a su cuerpo, y lanzó un tajo con el
kiliç al cuello de la entidad monstruosa. La hoja de la cimitarra simplemente se diluyó como el humo cuando se topó con el cuerpo aceitado, y el ente, aquel odioso ser que mostraba una frágil desnudez del todo engañosa, volvió a reír con sorna mientras lo aferraba del cuello y lo levantaba del suelo sin esfuerzo.

Los dedos se convirtieron en garras que torturaban su garganta. Comenzó a notar cómo se asfixiaba e intentó débilmente aferrar con sus propias manos el rostro del ser. Cuando comenzaron a aparecer puntitos negros en su visión periférica vio como se formaba una intensa luz en la barbilla del ente. Esta, sorprendida, también se fijó en la iluminación que empezaba a generarse en su cuerpo. De improviso ambos fueron lanzados con un fuerte estruendo por los aires.

Su cuerpo se estrelló a unos pocos pasos del inicio de la escalera, al ser no podía verlo pero sí a la nueva enorme figura que estaba enmarcada en el quicio de la puerta. Era un Hermano Celeste, estaba seguro de ello. Un
Cimera Negra.

El gigante poseía un cuerpo completamente nítido. Su cara, y los retales de piel que podía entrever a través de la túnica oscura que llevaba, estaba jalonada de tatuajes negros con destellos azulados. En sus manos rielaban pequeños rayos de luz que perdían intensidad poco a poco.

—Volverá, debes prepararte.


Chuluun asintió y se levantó. El Cimera Negra se acercó primero al labir, que casi había desaparecido. Simplemente posó sus manos sobre el pelaje anaranjado y el cánido comenzó a cambiar, su forma se materializó nítidamente de nuevo, dobló su tamaño y el naranja pasó a transmutarse en un gris oscuro.

Luego le tocó a él, el Hermano Celeste posó su enorme mano sobre su pecho y los rayos azules lo envolvieron un instante. Notó como su cuerpo se llenaba de poder. Cuando el
Cimera Negra se alejó y se inclinó a recoger algo del suelo Chuluun se contempló las manos, ahora no era semitransparente y sus antebrazos estaban surcados por finas hebras negras cuyos bordes latían de un intenso azul eléctrico antes de apagarse lentamente.

Miró al gigante con intención de interrogarle, pero las palabras murieron antes de nacer al observar lo que este sujetaba en las manos. Su
kiliç, que momentos antes no era más que una empuñadura desdibujada a punto de desaparecer, ahora era un arma completa, con la hoja más larga y más ancha que antes, pero con las inconfundibles marcas de su vieja y querida cimitarra. El Cimera Negra le pasó el arma y entonces la sopesó en su mano, sorprendentemente no notaba un mayor peso, y en la hoja, justo cuando su mano se cerraba en la empuñadura, se formó una vaporosa niebla jalonada de energía estática.

Embelesado apenas se dio cuenta de que el gigante se marchaba de nuevo por la puerta. Inquisitivo quiso pedirle explicaciones, necesitaba saber. Pero tan solo recibió unas palabras antes de que el Hermano Celeste desapareciera por la puerta cerrándola tras de sí.

—Debes vencer al demonio si quieres pasar esta prueba. Utiliza lo que te ha sido otorgado.

_____________________________________________________________________________

Notas:
- Carbal: es un animal que me he inventado. Digamos que se acerca a parecer un caballo, en este caso concreto un caballo salvaje de las estepas centroeuropeas o asiáticas, que normalmente son pequeños.
- Chuluun: es el nombre del protagonista, pero está sacado de la realidad, o eso creo. Es un nombre mongol que significa "piedra". Aunque repito, no estoy cien por cien seguro. Lo elegí por el tema del color, pensando en una piedra gris, color que asocio a la tormenta.
- Cimeras Negras: son un capítulo de Marines Espaciales creado por mí. (Icónicos de Warhammer 40000, los Marines Espaciales son humanos alterados genéticamente. Son más grandes que un humano, con una desarrollada musculatura y, sobre todo, una miríada de órganos “especiales”, por ejemplo poseen un corazón secundario).
- Gamúe: es un animal que me he inventado. Digamos que se acerca a parecer un gamo o similar.
- Hermanos Celestes: hace alusión a los Marines Espaciales, en este caso concreto, al capítulo de los Cimeras Negras. En una sociedad tribal como la que aquí señalo, los Marines Espaciales deben verse como algo muy especial, algo que viene o proviene de las estrellas.
- Kiliç: es un tipo de cimitarra o alfange típico de los denominados turco-mongoles, de gavilanes rectos y empuñadura recurvada hacia la hoja, posee una hoja curva de un solo filo y contrafilo en su último tercio, el cual es ligeramente más ancho que la hoja (a dicha anchura se le dice "yelman").
- Labir: es un animal que me he inventado. Digamos que se acerca a parecer un lobo. Cuando en el relato es anaranjado sería similar a un lobo europeo más bien pequeño (como los ibéricos por ejemplo), cuando acaba siendo gris oscuro sería más cercano a un lobo siberiano, grande, pelaje espeso y de buena planta. En todo caso en mim mente es una raza de lobo de un planeta distinto a la Tierra, para mí un labir será siempre más grande y de rasgos algo distintos, más afilados.
- Lago Neike: un lugar de mi invención.
- Ruano azulado: Es un "tipo de color" de pelaje, en este caso para un equino. Un ruano azul es un color raro. El caballo tiene patas negras, crín negra y la cola, a menudo también negra. El cuerpo, especialmente alrededor del abdomen y los flancos, tiene una amplia dispersión de pelos blancos (llamado roaning) lo que hace que el pelaje a la luz parezca azul. Es un aspecto único, y se puede distinguir de otros ruanos porque no hay pelos rojos. // En el relato es importante este color para el protagonista por el tema de la tormenta, que es algo especial para su cultura así, el pelaje ruano azul parece un cielo tormentoso.
- Tótem animal o animal-tótem: es un tema chamánico, al menos en este caso. Hablo de creencias de la realidad, no inventado por mí, ojo. Se dice que todos tenemos un animal tótem, pero que puede costar bastante descubrir. No puedo explicar demasiado porque poco sé del tema, solo diré que una de las maneras de saber cual es tu animal tótem es por medio de los sueños o la meditación. ¿Para qué sirven?, ya digo que sé poco, pero yo diría que posiblemente refuerzan la seguridad en uno mismo, ayudando por ejemplo a tomar decisiones o señalando problemas y soluciones, todo ello en los sueños, que luego cada uno debe saber extrapolar a la realidad.


Este es un caballo con pelaje ruano azulado:

Imagen

Imagen
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 14 Nov 2015 18:44

Aquí estoy yo.

:mrgreen:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Isma » 14 Nov 2015 19:12

Voy a dejar una banderita para leerlo cuando tenga tiempo :164nyu:.

Shhh... que no se entere el jiguero...

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Mister_Sogad » 15 Nov 2015 12:45

:shock:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68154
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por lucia » 15 Nov 2015 19:53

¿No pensarás dejarnos a medias? :colleja:

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Isma » 15 Nov 2015 21:35

Pues me ha gustado mucho. Lo que más, el ritmo. Creo que narras muy bien las secuencias de acción. La captura del poni está muy bien descrita, así como el proceso por el que Cthulhú entra en el reino onírico. Salvo los nombres, la verdad, todo lo que describes podría ser aplicable a una tribu india tanto como a los clanes de Warhammer que indicas. Aprovecho para decir que me encanta que estés creando tu propia variante...

Me ha descuadrado que, en el dominio espiritual, no hay signo alguno del poni. ¿Qué ha pasado con él? ¿Solo tienen representación los seres conscientes? ¿O es que solo usa al poni como foco de entrada? El lobo que tiene por totem juega un papel secundario y me hubiera gustado que se comunicara con el personaje más, quizás incluso en el plano real. Por otra parte, la descripción de entrada al reino me ha gustado mucho.

También me gusta que uses la densidad "espiritual" para indicar mayor o menor fortaleza. Quizás puedas aprovechar otro concepto, y es que, en otras historias, la fortaleza en el plano espiritual depende de la fuerza de voluntad.

Cosas que me han gustado menos:
- El TUM TUM como onomatopeya
- Al arranque, una pequeña falta. "...un estatus mayor en su tribu, si no porque los Hermanos Celeste..."
- La separación entre frases, que a veces -no siempre- concatenas en exceso con comas
lucia escribió:¿No pensarás dejarnos a medias? :colleja:
Mister Sogad, un consejo: jamás dejes a ninguna mujer a medias...

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 15 Nov 2015 21:46

Tigre, amigo, te están dando la de cal... la de arena te la traigo yo más adelante porque a mí no me gustó tanto :comp punch: (al menos en las dos primeras lecturas).

Lo dejo reposar y cuando lo vuelva a leer te digo, que no me gusta precipitarme :dragon: .
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Mister_Sogad » 15 Nov 2015 23:14

lucia escribió:¿No pensarás dejarnos a medias? :colleja:
Me conoces ya lo suficiente Lucía. Lo siento. Pero muchas gracias por leerlo. :60:
Isma escribió:Pues me ha gustado mucho. Lo que más, el ritmo. Creo que narras muy bien las secuencias de acción. La captura del poni está muy bien descrita, así como el proceso por el que Cthulhú entra en el reino onírico. Salvo los nombres, la verdad, todo lo que describes podría ser aplicable a una tribu india tanto como a los clanes de Warhammer que indicas. Aprovecho para decir que me encanta que estés creando tu propia variante...

Me ha descuadrado que, en el dominio espiritual, no hay signo alguno del poni. ¿Qué ha pasado con él? ¿Solo tienen representación los seres conscientes? ¿O es que solo usa al poni como foco de entrada? El lobo que tiene por totem juega un papel secundario y me hubiera gustado que se comunicara con el personaje más, quizás incluso en el plano real. Por otra parte, la descripción de entrada al reino me ha gustado mucho.

También me gusta que uses la densidad "espiritual" para indicar mayor o menor fortaleza. Quizás puedas aprovechar otro concepto, y es que, en otras historias, la fortaleza en el plano espiritual depende de la fuerza de voluntad.

Cosas que me han gustado menos:
- El TUM TUM como onomatopeya
- Al arranque, una pequeña falta. "...un estatus mayor en su tribu, si no porque los Hermanos Celeste..."
- La separación entre frases, que a veces -no siempre- concatenas en exceso con comas
lucia escribió:¿No pensarás dejarnos a medias? :colleja:
Mister Sogad, un consejo: jamás dejes a ninguna mujer a medias...
Cuando vi que Tolo plantaba banderita y justo más abajo hacias tú lo mismo me dije "Ya verás, ya". Esperaba comentarios más negativos la verdad (bueno los de Tolo lo serán por lo que dice), porque esto es Warhammer, y me refiero a que yo me libero escribiendo en estos mundos (fantasy/ medieval, 40000/cifi) por lo que no ando pensando en cuidar tanto el relato y sí en transmitir lo que quiero transmitir.

Primero, ¿Cthulhú? :lol: :lol:

Bueno en este caso he tratado de que no fueran indios, de hecho el relato lo escribí no mucho después del de El Secreto del Agua, y antes de que se destaparan los relatos en sí. Me refiero a que no había leído tu Praderas de Viento (y menos mal, me hubiera dejado influir mucho, pero mucho), luego cuando lo leí estuve a punto de cambiar este relato gracias a tus grandísimas ideas, pero me mantuve firme y lo mandé como estaba (era para concurso de relatos de Warhammer 40000). Retomo, digo que no son indios exactamente, después de jugar con lo indio en la leyenda de El Secreto del Agua aposté por seguir la línea espiritual pero cambiando el sitio, y se me ocurrió "irme" a Asia. Claro, también era porque precisamente los Cimeras Negras los he creado con un fondo mongol (esto tiene una explicación más amplia, pero no quiero aburrir, digamos que la idea en realidad es en base a trasfondo oficial de ese mundo cifi), pero podía haber elegido otros ejércitos, simplemente me gustaba la idea.

Lo de crear mi propia variante... llevo decenas de ejércitos creados, con su trasfondo, imágenes e ideas propias, una locura que empecé hace más de dos años, y de nuevo por no aburrir no me extenderé, digamos que gracias a todo lo creado (y sigo creando) tengo un enorme baúl del que tirar para crear relatos en base a todo eso, en este caso los Cimeras Negras son solo uno de esos ejércitos, el más indicado para el tema espiritual, pero no el único unido a aspectos tribales, y tampoco es mi favorito.

Ay, sabía que lo de que el carbal no apareciera en el reino espiritual tendría su crítica, pero curiosamente no me lo han señalado en el sitio para el que cree el relato. Lo explico: en principio pensé en hacer que fuera necesaria una muerte para conectar con el mundo de los espíritus, pero luego lo deseché, no quería dañar al carbal porque... bueno, digamos que la sociedad tribal a la que hago referencia es muy afín a la mongola, huna y similares, y hacer daño a un equino como que no pegaba. Por eso lo cambié y el carbal es solo un vínculo (o como tu dices un foco), una llave si acaso para el mundo de los sueños, y de hecho es la mejor llave según la idea que yo tenía en mente, por eso al protagonista le viene perfecto. (En realidad esto tiene una explicación más compleja, pero me metería en temas de trasfondo de Warhammer 40000 y mis propios retoques a dicho trasfondo y no quiero aburrir, ya digo).

El labir tenía que ser secundario porque... bueno digamos que mi protagonista aún no ha desarrollado su potencial. Es que no quiero aburrir, y ya se que soy pesado, pero diré que en warhammer 40000 existe un plano paralelo al real, el llamado Inmaterium o la Disformidad, es un plano en el que existen los entes demoníacos y otros horrores. Yo he decidido que ese plano, para la tribu que aquí he creado, sea el reino de los espíritus, o que ellos lo llamen así. Pero, ¿quién puede entrar en el Inmaterium?, digamos que se puede entrar de dos modos, físicamente y psíquicamente, aunque para ambas cosas son necesarias una serie de cuestiones psíquicas. El caso es que un humano normal para entrar físicamente necesita que alguien o algo le haga entrar (en Warhammer 40000 los viajes espaciales largos se realizan por el Inmaterium, en las naves debe haber un psíquico que abra el portal y navegue por ahí); pero para entrar psíquicamente es más simple, cualquiera podría ser atraído por un ente malvado o, como en el caso que he decidido yo hacer, por medio de "elementos tocados por la Disformidad", como puede ser un animal con proyección en el Inmaterium, como en este caso el carbal. Lo sé, lo sé, complicado, pero no me quiero extender (y a pesar de todo estoy escribiendo un ladrillo, disculpa Isma, espero que al menos te resulte interesante).

Así pues, Chuluun no es psíquico, o no por el momento, por lo que no puede entrar por sí mismo en el Inmaterium, por eso utiliza un carbal, un animal que yo me invento y que hago que sea un vínculo o una llave para cruzar a un plano paralelo. ¿El problema?, que el Inmaterium es un lugar lleno de peligros y donde cualquiera puede volverse loco, ser engullido por un demonio (o su alma), o algo por el estilo, y ahí es donde encaja lo de los animales-totem (o yo lo hago encajar), son como guías psíquicos, como guardianes, pero aún así el que no es psíquico solo puede proyectar un eco de si mismo bastante débil.

Y de ahí viene lo de la densidad espiritual, me sedujo la idea de mostrar de ese modo que Chuluun no era psíquico, o al menos no todavía, por lo que solo podía observar y era su animal-tótem el que podía actuar si algo sucedía. Pero un Cimera Negra (que es un Marine Espacial) puede ser un psíquico, o al menos ser entrenado para ello si tiene afinidad con lo psíquico, por lo que un Cimera Negra no proyecta un simple eco, sino que su cuerpo o su alma aparece nítida, completa, y puede enfrentar tranquilamente los peligros. Aquí pues, el Cimera Negra ha elegido a Chuluun para ponerlo a prueba, puede que él mismo haya atraído al demonio para llevar a cabo la prueba, pero antes de que Chuluun se enfrente seriamente al demonio debe... digamos despertar su yo psíquico, y eso es lo que relato aquí. Al animal-tótem simplemente le da más poder.

Claro, yo me he tomado muchas libertades respecto al trasfondo de este universo cifi, pero creo que logro explicar todo de manera que cuadre.

Lo que no te ha gustado:
- El TUM TUM fue una absoluta ida de pinza, me gustó cuando pensé en el corazón del carbal y que Chuluun se "aferrara" al sonido para aparecer en el reino espiritual, y me fue imposible no meter la onomatopeya.
- Lo del "si no", me estoy dando cuenta que últimamente caigo mucho en el error, no sé por qué es.
- Lo de las frases y las comas... creo que es por el ritmo, tengo un ritmo en la cabeza y a veces elijo (uy que mal suena) los signos en base a ese ritmo. O también es que soy un desastre con los signos de puntuación. :?

Me alegra mucho que te haya gustado el relato, yo reconozco que me lo pasé bien ideándolo, pues me liberé de lo que había tenido que pensar para El secreto del agua, de hecho fue un gustazo.

Muchas gracias Isma. :60: :60:

P.D: puuff a Lucía la he dejado a medias muchísimas veces. Y hablamos de relatos, ojo. :cunao:
Tolomew Dewhust escribió:Tigre, amigo, te están dando la de cal... la de arena te la traigo yo más adelante porque a mí no me gustó tanto :comp punch: (al menos en las dos primeras lecturas).

Lo dejo reposar y cuando lo vuelva a leer te digo, que no me gusta precipitarme :dragon: .
No hay problema, tú ataca. :dragon:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Isma » 16 Nov 2015 00:14

Pues sí que me ha resultado interesante. No conozco nada del trasfondo de warhammer y me llama la atención como mundo fantástico. Gracias por la explicación, ahora conozco un poquito más de este universo.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68154
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por lucia » 16 Nov 2015 19:22

Porque te conozco te has llevado la colleja sin esperar a la respuesta :lol:

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Mister_Sogad » 17 Nov 2015 12:01

Gracias Isma. :60:

Lo sé Lucía, lo sé. :mrgreen: :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Nov 2015 09:55

:hola: Ahora sí, leído con más calma (ayer me tuviste trabajando hasta altas horas de la noche :lista:).

Entretenido e interesante. Como además supone mi primer acercamiento al mundo Warhammer 40k, tendría que añadir: chocante. Y lo digo porque, sin saber nada de ese juego, me lo imaginaba más tipo Fallout, en el que los protas son marines que pilotan robots enormes como en la peli esa de Pacific Rim.

Despojado entonces de prejuicios me ha gustado sobre todo la primera mitad del relato, la caza y posterior sometimiento del carbal por parte de Chuluun. Y, como soy mucho de buscar referencias, ha sido inevitable el asociarlo a la conexión neuronal (Tsahaylu) que realizan los Na´vi de Avatar con los dragones ikram...
ikram avatar.png
El paseo del prota por el reino espiritual, aparte del meollo (animal tótem, breve lucha con el demonio y aparición del Cimera Negra), no sé... igual con menos palabras y siendo más contundente se podría contar lo mismo, manteniendo el interés. Ya te digo que lo que cuentas me interesa, y también quiero saber cómo continúa, pero se me hizo un pelín largo para el grano que había :wink:. Y has perdido una oportunidad única para ponernos los dientes largos describiendo a la diablesa :boese040: en plan chica guapa universitaria y rabito...

Por cierto, vaya cacao que tengo, tenemos una especie de tribu indígena asiática que caza ponis o caballos con los que conectan con el reino de los espíritus, pero... son guiados o reciben un cable de los Marines espaciales que son como el Jefe Maestro de Halo, ¿no?
halo.jpg
:dragon: ¡Menudo universo paralelo!

Oye, que me tienes investigando en la wiki sobre warhammer...
Acabado el círculo protector se preparó para la conexión, se despojó de las armas y la ropa, y se abrazó al cuello del carbal. La piel del animal era perfecta, parecía del color de la tormenta, lo que era muy apropiado - Hay frases que no termino de encajar, como esta. ¿De qué color era la piel? Lo de la contundencia que mencionaba antes iba en este sentido, por ejemplo: ...abrazó el cuello del carbal. Su piel era una tormenta. :60:

EDITO: creo que lo importante para ti aquí era contarnos la historia, vamos, estoy convencido de ello, así que no me hagas caso en esto último. Además, seguro que donde lo publicas no miran tanto la prosa sino el contenido, fijo. :60: Y aquí ya sabemos que cuando te pones en plan Tolo, que diga... cursi, lo bordas :cunao:.
No tiene los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
Mister_Sogad
Foroadicto
Mensajes: 3292
Registrado: 20 Dic 2009 10:04
Ubicación: Perdido en mis pensamientos

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Mister_Sogad » 23 Nov 2015 12:04

Llevo un par de días enfermo así que no sé sí podré estar a tono para contestarte Tolo, pero enrollarme seguro que me enrollo.

Primero te agradezco la lectura, yo sé que no es fácil leer fanfics y que hay cosas que siempre se pierden, aunque yo intento dejarlo todo lo más claro posible (lo del ruano se me ha escapado, aunque eso no es de Warhammer 40k).

A ver, en realidad yo me he tomado una libertad enorme en el relato con respecto a Warhammer 40000, pues esto que he relatado no es para nada lo habitual, simplemente hay que tener en cuenta que es un universo enorme con infinidad de planetas, un gran porcentaje de los cuales están habitados por humanos (por conquista o colonización), peeero el nivel de civilización de esos planetas y sus sociedades no es homogéneo, eso significa que puede haber planetas tribales (chozas y nada de tecnología) frente a planetas avanzados tecnológicamente. Es raro, pero es por la idiosincracia del Imperio del Hombre, que es capaz de mantener una determinada civilización solo por conseguir una cosa, o mantenerla sin avanzar para evitar algún problema, de hecho es capaz de destruir un planeta completo si cree que en su interior ya está extendida la mancha del Caos (el mal definitivo en Warhammer 40k). Y ya ni hablemos de las autoridades que se pongan al frente de un sistema o de un planeta.

Yo me aprovecho de eso y mi escenario es un planeta tribal. Peeero meto en juego a los Cimeras Negras, que es un capítulo de Marines Espaciales de mi invención. Los Marines Espaciales son humanos alterados genéticamente, una especie de superguerreros, pero que van a su bola, es decir, la única autoridad que reconocen es la del propio Emperador de la Humanidad o, en su defecto a los Altos Señores de Terra que representan a dicho Emperador. [El Emperador está en estado vegetativo, el hilo de vida que le queda es necesario pues es un poderoso psíquico que digamos emana una luz psíquica, como un faro, y es gracias a dicho faro que cualquier psíquico puede viajar por el espacio disforme (Inmaterium/Disformidad/universo paralelo), única manera de realizar viajes a gran velocidad por la galaxia para los humanos. Se dice que millones de psíquicos deben morir para mantener con vida al Emperador cada poco tiempo].

Los Marines van a su bola, ok, son como mini ejércitos de comando que tienen entidad propia, se ocupan de sus propios suministros, armamento, y un largo etcétera, incluido el reclutamiento de los nuevos miembros; y ahí entran los planetas del universo, es decir, un capítulo de Marines Espaciales recluta entre la población humana, y hay capítulos que solo reclutan en un sistema determinado o en un planeta determinado. A veces a un capítulo se le asigna un planeta, para que viva en él, lo cuide y reclute. Yo he decidido que los Cimeras Negras tengan su "planeta natal" en un planeta tribal, y por eso puede jugar con las ideas que he vertido en el relato. ¡Qué hacen los Marines Espaciales? se crearon solo paar la guerra, así que guerrean por el Imperio del Hombre, aunque cada capítulo puede hacerlo de manera distinta, por ejemplo los hay que no les importa que mueran millones de humanos inocentes si con eso logran acabar con el enemigo, otros piensan loc ontrario siendo caapces de morir solo pro salvar a los humanos inocentes, incluso otros solo entienden la guerra como una manera de erradicar del universo a las razas alienígenas no humanas.

Los humanos que son reclutados por los Marines Espaciales deben pasar una serie de pruebas, y dependiendo de cada capítulo pueden ser físicas, psíquicas, letales, etc, etc; si un humano pasa la prueba empieza un proceso de "alteración", se le implantan órganos especiales (bueno, lo más importante es la llamada semilla genética, pero también se le meten muchas cosas más), se le estimula psíquicamente, y si logra superar esos cambios y demás pruebas que le vayan haciendo por el camino, pasa a ser un Marine Espacial. Yo, nuevamente, he apostado por lo que yo quería sacar, que era lo psíquico, en este caso sería como una primera prueba que los Cimeras Negras hacen a un posible candidato a convertise en uno de ellos.

[Un apunte: en Warhammer 40000 la sociedad humana no utiliza robots o androides, en lugar de eso se usan servidores, que son humanos con partes biónicas, muchas veces lobotomizados, etc, o bien máquinas que poseen un alma (tanques, naves,...), ya sé que suena raro, pero se supone que hubo una guerra en tiempos muy antiguos entre la Humandiad y los robots y tras ganar por los perlos la Humanidad teme enormemente el poder de la IA, por eso prefieren a humanos mecanizados y no a robots. Em, hay una "raza" en el universo de Warhammer 40k que está formado por robots, restos de aquella enorme guerra que están en suspenso hasta que son despertados y se lía parda].

Aunque no tenía en mente yo la película Avatar para lo de la conexión neuronal, me parece muy cercano a mi idea. Como le señalé a Isma, al principio pensé en establecer la conexión por medio de una muerte, pero luego lo deseché, y simplemente decidí que el carbal era solo un vínculo o llave al plano paralelo (Disformidad/Inmaterium).

El viaje está narrado de manera larga porque quería recrearme, es quizá una tonteria, pero para mí el alma del relato es esa; aunque sé que para muchos el meollo debe ser llegar a un punto yo me he acostumbrado a desarrollar el "mientras" y no tanto el "fin". Me encanta narrar solo escenas, lo que visualizo en al mente, aunque no llegue a ningún lado.

Lo de detallar a la diablesa lo acaricié un buen rato, pero al final pensé que ya había utilizado ese recurso unas cuantas veces (en Warhammer Fantasy/Warhammer 40000) y si no fuera porque a mí el dios del Caos (hay cuatro grandes dioses del Caos) que me gusta en Warhammer está ligado a entes femeninos casi siempre, el ente hubiera acabado siendo macho.

El cacao mental es normal, yo he tensado bastante la cuerda, en este caso depende de si uno entiendo o no lo que he jugado con el trasfondo de Warhammer 40k, por eso no te preocupes si no lo has pillado. Digamos que aunque Chuluun ya ha hecho viajes espirituales, hasta ahora solo era un espectador, pero los Cimeras Negras pueden darle una entidad más importante en el reino de los sueños con una ayudita, en este caso puede que el Cimera Negra solo haya "despertado" su yo psíquico latente para ponerle a prueba.

Respecto al universo paralelo que le señalo a Isma, el Inmaterium o la Disformidad, es que tiene su miga. :mrgreen:

Lo del color de la piel del carbal es cierto que se me pasó, lo dí por hecho y es un error, debí hacer lo mismo que con el kiliç, que cada dos por tres voy aclarando que es un tipo de cimitarra.
Ay, el tema de los concursos de Warhammer. Es un caso a parte de los que hacemos por aquí. Pondré de ejemplo el concurso para el que hice este relato: el organizador era yo, al final nos presentamos solo tres al concurso (y por los pelos), y las votaciones suelen ser muy muy escuetas (gracias a que yo me enrollo unos cuantos empiezan a hacer como yo y se alargan un poco).

Lo de la importancia de la prosa... demonios, llevo participando en concursos de Warhammer desde hace años, y he ganado muy muy pocos, pero siempre me dicen lo mismo: el mejor escrito pero le falla algo, ya sea la originalidad, el que no sea de mucha acción, etc. En Warhammer lo importante es Warhammer, no importa cómo lo cuentes, si no si aciertas en contar lo que interesa.

Pero vamos que yo sigo encantado haciendo estos relatos, he aprendido mucho, experimentado mucho y como ves el marco es de lo más interesante.
Gracias por leerlo Tolo. :60: :60:
Imagen Pon un tigre en tu vida.

Avatar de Usuario
Isma
Vivo aquí
Mensajes: 6160
Registrado: 01 Abr 2010 21:28
Contactar:

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Isma » 23 Nov 2015 12:48

Bueno, yo coincido bastante con lo que comentas acerca del disfrute narrativo. Quizás no esté ahí el famoso "conflicto" que debe tener un relato. Pero durante esas escenas narrativas es donde yo disfruto, y el lector, a un nivel más o menos consciente, se da cuenta de ello. En el caso de tu relato, lo que más recuerdo yo, precisamente, es esa fluidez narrativa durante la escena de la caza.

Leyendo tu respuesta me he dado cuenta de que el Imperio que mencionas no es estrictamente bueno (en contraposición a ese Caos que parece ser la maldad absoluta), sino que es lo que en los tiempos del AD&D se denominaba alineamiento Legal Neutral. Por decirlo de otra manera, representa el Orden, pero no un orden bueno ni malo. Imagino que cumple sus leyes, pero como tú dices, no tiene reparos en aniquilar a millones para mantenerlas.

Me gustan tus explicaciones sobre ese mundo :).

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3924
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: Prueba de tormenta (Ciencia ficción/Warhammer 40000)

Mensaje por Tolomew Dewhust » 23 Nov 2015 13:02

Tigre, me hubiera gustado que te explayaras un poquito más... :lengua:
Lo de tigre es porque veo que lucia está que lo tira con los bajo nick... a ver si cuela :wink:
No, en serio, un mundo fascinante. Ahora recuerdo que tenías otro warhammer por ahí y que te dije que lo leería... A ver si lo recupero. Y, en cuanto a este que nos ocupa, a ver si hablo con Rebe, mi secretaria, te hago un hueco esta tarde para leer el tocho que has mandado (menos mal que vienes de estar unos días pachucho) y ya te doy la contra réplica... :dragon:
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Responder