El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Giada, Sue_Storm

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 10819
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Sue_Storm » 08 Feb 2016 14:29

Imagen
EL GILGUL DE PARK AVENUE
Nathan Englander

Este relato de Nathan Englander (Long Island, 1970) nacido en una comunidad ortodoxa judía de Nueva York y luego residente en Israel por varios años, fue publicado en la revista The New Yorker y después incluido en su libro Para el alivio de insoportables impulsos. Puro humor judío, con su toque desconcertante. A ver qué os parece. Los comentarios, a partir del viernes día 12, aquí, en este hilo :lista:

(Ilustración: filacterias o tefillin, utilizadas por los judíos ortodoxos en la oración diaria.)
Imagen

Avatar de Usuario
yarin68
Lector
Mensajes: 96
Registrado: 17 Ene 2016 19:24
Ubicación: Bruselas
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por yarin68 » 12 Feb 2016 13:09

Me ha encantado :D , y no sabría por dónde empezar a comentar.

He leído por Wikipedia y otros sitios que el autor nació y creció en una comunidad judía ortodoxa y escribe a menudo sobre su fe, como lo hace en este relato. Me gusta mucho como presenta el impacto de las reglas del judaísmo ortodoxo en la interacción cotidiana entre personas observantes y no observantes de esas normas. Parece que deberia ser algo más anodino, pero no.

Uno de los puntos claves del cuento es la frase: "¿por qué la gente que descubre la religión tiene que ser tan extremada?". Al llegar a este punto, pensé que el escritor abre el camino hacia un "final feliz": si el protagonista se rinde a la aparente lógica de la cuestión y se conforma con hacerse "judío ma-non-troppo", su mujer se adaptaria y y seguirían siendo felices y comiendo perdices. Pero, desde el punto de vista de la trama, me gusta que ese final, que parece posible durante la mayor parte del relato, se frustra en sus últimas páginas - en las últimas líneas le protagonista aspira a ser amado aun en su observancia de la Ley, amado por lo que es, su alma, su yo-. Él sigue siendo él. Hace pensar al lector, lo pone en la posición de Sue.

El relato también me gusta porque creo que la forma en la que describe el fenómeno de la conversión sirve más allá del ámbito religioso: primero, una epifanía (descubrimiento de su "verdadero" yo), luego, el esfuerzo por integrarse en la nueva comunidad y seguir todas reglas al pie de la letra - la clásica "furia del converso", que no es exclusiva de la religión.

En fin, estas y muchás más cosas. Esperando impaciente a ver qué pensais los demás.

Avatar de Usuario
Carmen Neke
Foroadicto
Mensajes: 3144
Registrado: 26 Oct 2008 20:24
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Carmen Neke » 12 Feb 2016 13:23

Yo me lo tengo que releer, porque la primera lectura (quizás demasiado precipitada) me ha desconcertado bastante, no me queda claro hasta qué punto me puedo tomar en serio la conversión del protagonista y el guía espiritual tan poco convencional que se busca. Me gusta el humor del relato, pero no termino de pillarle el tono: ¿paródico, irónico, burlón, sarcástico, resignado? A ver si una segunda lectura me aclara el asunto.
«Ik bezat een talent voor nutteloosheid» (Ramsey Nasr)

Goodreads

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15528
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por jilguero » 12 Feb 2016 18:01

:hola:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
cosimo
No tengo vida social
Mensajes: 1195
Registrado: 06 Ago 2008 22:47

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por cosimo » 12 Feb 2016 21:05

Igual que @Carmen,no encontré clara la dirección.
Creo que juega con una ironía privada que me
mantuvo ajeno al tema.Espero releerlo a ver si
capta mi interes.Es bastante localista el escenario
tipico de un NY de Woody Allen,con psicoanalista
y todo.

Avatar de Usuario
Giada
Vivo aquí
Mensajes: 19430
Registrado: 15 Ene 2009 14:37
Ubicación: In bilico tra tutti i miei vorrei

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Giada » 12 Feb 2016 22:53

Pues a mí ni fu ni fa, sinceramente.
No me he metido en el relato en ningún momento :(
Imagen


Il più grande spettacolo dopo il Big Bang siamo noi; io e te
Sólo está vivo lo que está lleno de contradicciones


Recuento 2019

Avatar de Usuario
Carmen Neke
Foroadicto
Mensajes: 3144
Registrado: 26 Oct 2008 20:24
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Carmen Neke » 13 Feb 2016 09:22

Tras volver a leer el relato, su contenido se me ha quedado más claro pero por desgracia eso no ha hecho que me guste más. Eso sí, mi más sincera enhorabuena al traductor que ha hecho un trabajo absolutamente impecable, explicando además de manera muy poco intrusiva conceptos que en el original en inglés se daban por supuestos (por ejemplo que el Labour Day o día del trabajo en América es el uno de septiembre, día después del cual una mujer que se precie no llevará zapatos o bolsos blancos :lol: )

Pero volviendo al cuento y a su tema central que es el judaísmo. Aquí en Amberes hay una gran comunidad judía, mejor dicho hay dos grandes comunidades judías: la primera y más visible, la de los judíos ortodoxos con sus abrigos negros, sombreros, rizos, etc. Y la menos visible, la de los judíos "normales" o "modernos" que como cualquier otra persona que practique (o no) su religión de manera privada son difíciles de distinguir por su comportamiento, forma de vestir u otras características. A los primeros solamente los conozco de vista porque son un grupo muy cerrado que no se relaciona con gente de fuera de su entorno, de los segundos he conocido ya a bastantes en mis clases de español y se suelen caracterizar por un gran sentido del humor y un enorme aprecio por la buena cocina, además de ser bastante buenos cocineros. Justamente una señora judía de este segundo grupo me comentó una vez que, a los ojos de los judíos ortodoxos, ella y los suyos no eran judíos de verdad.

Y esto es lo que para mi gusto no funciona en el cuento: ¿para ser judío de verdad hay que llevar ropa de un determinado material y no apretar los botones del ascensor el sábado? ¿Los judíos que sí hacen esas cosas son menos judíos, como se insinúa con respecto de los vecinos cuya hija va a "una universidad normal y tiene un novio negro"? Como planteamiento cómico funciona bastante bien, pero el desarrollo del cuento hace ver que no es un planteamiento cómico sino una cuestión metafísica para el protagonista, que después de su epifanía siente la necesidad de seguir todas esas reglas aunque esto le suponga convertirse en un mártir social y doméstico. Me parece que el relato pretende denunciar la intolerancia hacia esas manifestaciones extremas de religiosidad, y este planteamiento huele demasiado a victimismo para mi gusto.
«Ik bezat een talent voor nutteloosheid» (Ramsey Nasr)

Goodreads

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 10819
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Sue_Storm » 13 Feb 2016 12:57

Carmen, eso lo hacen efectivamente los judíos ortodoxos, que llevan las prácticas externas de su fe al extremo más estricto. Como en cualquier religión, hay también otras formas de vivirla, y de respetar el sabbath o realizar las oraciones diarias sin llegar a esa clase de... exageraciones, diría yo, aunque allá cada cual, por supuesto. En el mismo relato se apunta, cuando la esposa del protagonista le pregunta si él no puede ser como tal familia vecina, que son judíos pero no ortodoxos. No es que sean "menos judíos", yo creo que son opciones. Y puede que los primeros miren a los segundos como "menos judíos", pero eso sí que es un prejuicio :-D

Yo lo que estuve pensando durante todo el desarrollo del cuento es
que el rabino sería un estafador que se proponía engañar al protagonista aprovechándose de su buena fe.
Como no iba por ahí, me quedé algo desconcertada con el final, aunque una relectura ya me hizo captar el verdadero tono. En general me ha parecido una buena historia, sarcástica y divertida. No la voy a olvidar fácilmente.
Imagen

Avatar de Usuario
Carmen Neke
Foroadicto
Mensajes: 3144
Registrado: 26 Oct 2008 20:24
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Carmen Neke » 13 Feb 2016 13:27

Sue_Storm escribió: En el mismo relato se apunta, cuando la esposa del protagonista le pregunta si él no puede ser como tal familia vecina, que son judíos pero no ortodoxos. No es que sean "menos judíos", yo creo que son opciones.
Ya, pero es que es el propio protagonista del relato
el que les roba a esos mismos vecinos la cajita de encima de la puerta para ponerla en la suya, justamente porque esos vecinos "no la usaban" (o sea, ninguneando su judaísmo).
«Ik bezat een talent voor nutteloosheid» (Ramsey Nasr)

Goodreads

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14233
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Arden » 13 Feb 2016 15:52

A mí me encantó el relato, y me ha vuelto a encantar con la relectura, creo que es una gran muestra del humor judío, y más específicamente del humor judío neoyorquino. Ya me estoy imaginando a Woody Allen interpretando a ese hombre al que de repente se le ha relevado su alma judía.

Evidentemente tiene muchos chistes que pueden pasar desapercibidos, pero creo que en general se pueden apreciar por cualquiera.

Es importante, claro está, saber la diferencia entre un judío ortodoxo de uno que no lo es. En el judaísmo no hay solo esa diferencia, hay bastantes formas de manifestar el judaísmo, por decirlo de alguna forma, no solo entre ortodoxo y no ortodoxo, dentro de cada uno también hay diferencias por lo que yo sé.

Nada más comenzar el relato Charles Lager supo que "había una neshoma yídish actuando en su interior". Neshoma significa alma, y yídish es la lengua utilizada por las comunidades judeo alemanas y eslavas mayoritariamente, y por los ortodoxos en general, los cuales entendían que no podían utilizar hebreo por ser una lengua sagrada y se debía utilizar solamente para los escritos sagrados.

Así entendemos que el alma que transmigró al cuerpo de Charles es la un ortodoxo, es decir que no es que de repente se dé cuenta de que es judío sin más sino de que es judío ortodoxo. El título del cuento es el "gilgul" de Park Avenue, es decir el transmigrador de almas de Park Avenue. En sí todo encierra un chiste, contrasta el término antiguo y religioso "gilgul" como algo tan moderno y norteamericano como Park Avenue. De hecho esa epifanía del protagonista se produce en un taxi, con lo que el autor ya lo cataloga como "anécdota neoyorquina de primera línea", ya que los taxis de NY son famosos porque han ocurrido en ellos todo tipo de anécdotas.

Cuando llega a casa vemos que se trata de una pareja mayor de profesionales de clase media-alta, con asistenta, trabajos en la City, y enseguida intervienen las alusiones al psiquiatra, con el que Charles lleva un tratamiento del que el autor no revela el tiempo sino el dinero, 15.000 $, de hecho la burla al psiquiatra en varias ocasiones viene por ahí, como un saca dinero.

Después al buscar dónde le pueden ayudar, el autor de burla de la manía americana de los nombres rimbombantes y del uso de los acrónimos: Centro Místico Judío de Salvación de Royal Hills o CMJSR-H, que contrasta con el desván lleno de cachivaches del rabino.

Muchas alusiones al carácter judío: "Ya tan judío...Haciendo preguntas que usted mismo se ha respondido ya". La alusión al "orgullo judío" con un paralelismo que creo evidente con el "orgullo gay", de hecho a continuación viene la "salida del armario" como judío delante de su esposa, en una situación hilarante porque ella acababa de ir al dentista y tiene la cara medio paralizada y se le cae la baba, de hecho ella después le reprocha (Si piensas que te perdonaré algún día por empezar con esto cuando yo estaba imposibilitada por la Novocaína...atacarme así cuando apenas podía hablar).

Ella evidentemente
no cree en tal transmigración de almas, simplemente piensa que a su esposo le ha dado la crisis de la madurez, pero ella esperaba y ahí varios chistes más, el que se hiciera vegetariano o demócrata liberal,
planteando sí, la cuestión del judaísmo, ¿por qué tan judío? De hecho se llega a hacer alusión al aspecto del rabino que parece que no haya salido de Brooklyn, porque es allí donde están los judíos ortodoxos. La cuestión que plantea la esposa es ¿Se es más judío por seguir el judaísmo ortodoxo o el ultraortodoxo, una forma de vestir o de llevar los rizos del pelo, que entronca con la Europa oriental del S. XVIII o se puede ser judío llevando una vida normal en la modernidad? Lo que ella le reprocha no es sin más su judaísmo sino que precisamente le haya tocado ser ortodoxo, con todo lo que conlleva en incomodidad en la vida actual, y ahí aprovecha para satirizar diversas costumbres judías, la escena del ascensor es muy divertida.

No creo que el autor quiera discriminar a los ortodoxos, simplemente utilizar sus particularidades para mover a la risa, con la opinión que creo se puede deducir de que no se es más judío por vestir o comer determinadas prendas o comidas o realizar determinados actos. Y de hecho, se ve en la escena del robo
de la mezuzah, porque "no la utilizaban", y prácticamente lo que hace es calificar a los vecinos como no judíos señalando dos hechos: "me invitó a entrar para ver su árbol de Navidad" y "su hija sale con un negro", el contraste es evidente, porque si bien la primera podría denotar su irreligiosidad judía, aunque el árbol de Navidad en muchos sitios ya ha dejado de tener un simbolismo religioso, contrasta con el de que la hija salga con un negro... :D
De hecho, hay momentos muy divertidos. Charles tiene que leer muchos textos para aprender el judaísmo, pero entre ellos está QBVII de León Uris, que es un best seller, y no un texto religioso.

La escena de la cena es buenísima, desde los comentarios de ella quejándose del precio de la comida, y de la sal, y el reproche de Charles a su esposa diciendo que "cada vez más, eres tú quién habla como un judío", al mismo tiempo que saca un yarmulke, que solo es obligatorio en la sinagoga, lo que mueve a risa también en esa competición que tiene él por ser más judío que nadie.

La parte final digamos es la que menos me ha convencido. Yo entiendo el final como
que lo van a intentar, que él quiere que ella lo quiera tal como es, incluso con el cambio, que solo afectaba a su alma pero no a él mismo que sigue siendo igual.
Yo he entendido lo contrario a Carmeneke, no creo que el autor pretenda denunciar una intolerancia a los ultraortodoxos, sino todo lo contrario, mostrar en un primer plano la dificultad de vivir conforme a una creencia que dicta normas para todo absolutamente, y que no están acordes con la vida moderna y con el entorno que te rodea, de ahí que los ultraortodoxos vivan normalmente en un mismo entorno, ridiculizando esas absurdas normas, y lo que mueve a risa es precisamente hacer ver ese contraste respecto de la esposa, a la que todo esto le pilla de nuevo y lo considera una locura de él.
¡No pasarán! de Vittorio Giardino. Los normandos en Sicilia de John Julius Norwich.

Avatar de Usuario
Pipeline
Lector voraz
Mensajes: 144
Registrado: 14 Jun 2015 17:56
Ubicación: La Mancha
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Pipeline » 13 Feb 2016 18:44

Yo también pensaba en Woody Allen al leerlo... sobre todo pensaba en lo que podía haber sido este relato en sus manos y no en las de Englander. Es divertido, pero no lleva la parodia al límite, es incluso benevolente con ese paranoico que un buen día se cree judío y hay en ciertas partes un tufillo moralista y trascendente del que carece Allen, que es pura provocación.

Charles, como el que se cree Napoleón, sufre un tipo de paranoia. De hecho, se menciona que lleva un tiempo recibiendo tratamiento psiquiátrico y el médico aparece en breves momentos, muy desaprovechados, porque podía haber metido más baza. Charles atraviesa una crisis existencial y la resuelve de esa manera tan extravagante, así lo deduce su mujer, con fina perspicacia. Luego está esa visión mágica, que seguramente es la verdadera intención del autor: la epifanía de Charles es real, porque en Nueva York, ya sabemos, todo es posible.

Sobre el tema ortodoxo, no se cuál es la intención del autor, ya se han apuntado ideas muy coherentes sobre la cuestión. Quizá es reflexionar sobre la identidad judía y la fricción entre los que siguen la ortodoxia y los que no. La escena del robo es crucial en este sentido, hay tanta hipocresía por parte de los vecinos como intolerancia por parte de Charles. Hay también un contraste interesante, porque Charles admite sin ambages su alma judía, pero tiene problemas a la hora de aplicar las normas ultra-ortodoxas y gestionar el impacto de su nueva identidad en la convivencia con su mujer.

Me ha dejado un cierto regusto amargo esa escena final con toda la parafernalia de la cena en la papelera y la locura de Charles que sigue su curso, me parece deprimente.

Un placer compartir lecturas con vosotros.
La vida y los sueños son hojas de un mismo libro

Avatar de Usuario
yarin68
Lector
Mensajes: 96
Registrado: 17 Ene 2016 19:24
Ubicación: Bruselas
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por yarin68 » 13 Feb 2016 20:39

Lo del Gilgul no lo había entendido - por pereza. El relato me olía a rencarnación, pero claro, si me hubiera molestado en buscar lo que quería decir Gilgul, habría caído antes. :oops:

Leyendo vuestros comentarios me doy cuenta de que había más humor del que yo había captado. Pero a mi me ha parecido una historia más seria que cómico - lo veo más como lo describe Pipeline: más trasfondo moral que parodia. Me da la impresión de que el autor no pretende rechazar el judaísmo ortodoxo en el que se crio(aunque no se corta un pelo en presentar los absurdos de ciertas reglas), sino decir: vale, son inútilmente exagerados, ilógicamente complicados y de compañía difícil - ¿pero eso excluye que un no-practicante pueda amar a un practicante?

Me lo estoy pasando genial participando en este foro. Gracias.

PS: ya veo que no soy el único forero en Bélgica - saludos a Amberes desde Bruselas.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15528
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por jilguero » 13 Feb 2016 21:21

Después de leer vuestras interesantes aportaciones llego a la conclusión de que he hecho una lectura mucho más superficial y diría que con una visión parecida a la de Sue. Es decir, me resultaba todo tan, tan exagerado, que me lo he tomado como lo suelo hacer con las ocurrencias de Woody Allen, de quien lógicamente me he acordado (tal como os ha pasado a otros). Y en todo momento he penado que el rabino era un farsante que, conocedor de las paranoias de los neoyorquinos, se había instalado allí para ganarse la vida a costa de los más ingenuos. Vamos, si no llego a leer vuestros comentarios, pues así me lo seguiría tomando.

Salvo el comienzo que me parecía demasiado esperpéntico, el resto me ha resultado muy divertido, especialmente la cena y la charla con la mujer recién venida del dentista. Pero, después de haberlo leído en tono jocoso, me ha pasado igual que a Sue en su primera lectura, que el final me ha desconcertado. Solo en ese momento he sido consciente de que Charles iba en serio y estaba sufriendo. Por eso, la intención del autor, si es que la tiene, no me queda clara. Por un lado, da la sensación de que, como comenta Arden, intenta mostrar lo difícil que lo tienen en el mundo moderno actual quienes son creyentes muy ortodoxos para actuar de acuerdo a sus principios. Pero, por otro, lo hace en un tono tan jocoso que parece que quisiera ridiculizarlos. :roll:

Conclusión, si pretendía ridiculizar a los creyentes muy ortodoxos, el texto está muy logrado, pero el final desentona. Y si pretendía mostrarnos sus dificultades creo que se le ha pasado un poco la mano con el humor. En cualquier caso, he pasado un buen rato leyéndolo. :D
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14233
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Arden » 13 Feb 2016 21:57

Jilguero a mi entender las dos cosas no están reñidas y se pueden pretender las dos al mismo tiempo, por un lado la parodia, que si es solo eso se puede quedar corto, pero por otra también las dificultades de seguir la religión judía en su variante ultraortodoxa si no estás metido dentro de ese ambiente, barrio, familias etc...

Yo le veo un punto de compasión al final hacia el protagonista, lo que hace que el sentido de que el relato solo pretenda ser una parodia no lo veo claro.
¡No pasarán! de Vittorio Giardino. Los normandos en Sicilia de John Julius Norwich.

Avatar de Usuario
Carmen Neke
Foroadicto
Mensajes: 3144
Registrado: 26 Oct 2008 20:24
Contactar:

Re: El gilgul de Park Avenue - Nathan Englander

Mensaje por Carmen Neke » 14 Feb 2016 10:50

yarin68 escribió:PS: ya veo que no soy el único forero en Bélgica - saludos a Amberes desde Bruselas.
:hola:
Van Brussel, ocharme!!! :mrgreen:
«Ik bezat een talent voor nutteloosheid» (Ramsey Nasr)

Goodreads

Responder