El bujío de Santa Catalina (Bordeando la realidad)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 11 Jun 2017 14:15

Edgardo Benitez escribió: Viejas amistades

Se olvidaron los afectos y se frunció el ceño. Mordieron la manzana tal fruta perversa, inocentes como candelabro en la noche de su velatorio. Imposible es no renegar del instante cuando encuentras cómplices amigos en pie de muerte.

Sollozaban, languidecían tan niños en cuna, a modo del encanto del jilguero.

Perfectos imbéciles.

Es la noche y los puños no se detenían, tal mariposas volaban, se mandaban a la mierda el pellejo y los ornamentos, y se allegaban las lágrimas, los llantos, las ofensas...

¿Quién dijo odio? o temor, o miedo a dañar al otro árbol caído.

Es tiempo baldío y necesario a la vez. Encuentro de dos que un día hundieron sus copas en risas amables, y ahora, los arrastra el soplo del resentimiento, del celo. ¿Quién se quedará con ella?, ¿el mejor postor?, ¿el que calza más vaina del machete?, ¿el que ensilla mejor su garañón y hace su mejor giro completo? ¿Quién se quedará con ella?, les pregunto, si ambos son igual de atolondrados. Son los mejores postores de la navaja, cuchilleros empedernidos, los grandes dueños de la botella de guaro puro. ¿Quién se quedara con ella?, les pregunto de nuevo, ¿el que le ofrezca más rasguños en las paredes de la celda? ¿El que escriba más cruces en las entradas del panteón?

¡Imbéciles!

Permítanle a ella que decida y diga, a quién de los dos, le extenderá el brazo para caminar por la ciudad, para quién soltará su cabello antes de acostarse y a quién le dará sus labios en noches de pasión y lluvia.

Vaya postores. Desgraciados, tontos ingenuos, como la muerte viva.

¡Tercos!, ¡necios!, permitan que ella les diga la verdad. Así que no deben extrañarse cuando vean que ella venga hasta mis brazos y entonces puedan ustedes morir en paz, los dos.


Viejas amistades (réplica jilgueril)

Abandonaron el edén antes de tiempo y, como niños encabritados, fruncieron el ceño.

Los dedos que un día sellaron con sangre un pacto de amistad eterna se convierten ahora en puños rivales que, cegados por el rencor, revolotean como mariposas.

Ella fue una más cuando trepaban a los árboles para espoliar los nidos de los zorzales. Y una más a la hora de buscar el antiguo venero entre la maleza del baldío; o a la hora de buscar monedas fenicias entre las ánforas enterradas en la playa.

Pero la que antaño fuera una más incluso cuando compartían los caramelos chupados o, a imitación de las madres, se lamían los unos a los otros las rodillas desolladas, de un día para otro se ha convertido en disputado trofeo. Porque es por su causa por lo que los dos mosqueteros de pacotilla muerden el polvo y se relamen el sudor y las lágrimas de los labios.

¿Quién se quedará con ella? ¿El que sea tan mezquino de seguir golpeando al árbol caído, o el que tenga en la boca la víbora más venenosa y diga los mayores insultos?, se pregunta con jactancia el tercero en discordia.

«¿Sois tan necios de creer que ella pondrá flores sobre el panteón del abatido o que visitará en la cárcel al vencedor? ¿Por qué no dejan que sea ella quien decida y pronuncie el nombre de su futuro compañero de juego?», les dice con displicencia a los dos más impulsivos mientras se revuelcan por el suelo.

«¡No sean tan imbéciles! No sean tan ingenuos de disputarse un botín que no les pertenece. Dejen que ella les diga la verdad. Que les diga que serán mis manos las que desaten la lazada de su trenza y mis brazos los que la estrechen esta la noche.», añade con orgullo.

Y mientras abajo ellos juegan a ser los adultos que nunca serán, ella se asoma al balcón de la recién estrenada prisión de pasiones empuñando unas tijeras. Ladea la cabeza y, ante la mirada atónita del más necio de todos ―un ególatra que mira con desprecio a los otros porque se cree mejor que ellos―, la niña deja de ser niña y se corta de cuajo la trenza.

«¡Ahí tienen su trofeo tan preciado! Sigan disputándoselo hasta que caiga la noche y descubran que he cerrado mi puerta con tranca. Repártanse mi pelo y guárdenlo en un relicario porque eso es todo lo que poseerán de mí», les espeta la nueva mujer a quienes hasta hace nada fueron sus inseparables compañeros de juego.
Última edición por jilguero el 12 Jun 2017 12:29, editado 2 veces en total.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 701
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 11 Jun 2017 16:27

De sopetón hubiese caído de la silla de no haberme agarrado de los pocos pelos que aún me quedan. Es que ha sido grata sorpresa que me ha causado leer tu tan esperada replica, tan llenas de certeza agro mensurada y grácil palabra. No hay duda que como decía mi recién enterrada y bendecida abuela “del plato a la boca se cae la sopa”, y recuerdo bien cuando nos recontra explicaba la cosa cuando se daba la vuelta para retirar alguna olla de la hornilla que urgente la llamaba y volvía luego con su vieja escuela soltando palabras al aire como sin interesar. Y digo esto por la tan famosa replica tuya que nos reza cambiar a una moza bien oliente por un escapulario con sus pelos es una cínica respuesta como el trancazo que les dio en sus propias narices.


Ahora que he puesto un pie en el El bujío —y no sé si me permitirás poner el otro—, me quedaré pensando en la extraña posibilidad de seguir imaginando las historias de la Cata y el Caleto que según creo seguirá dando mucho de qué hablar en sus lindos sueños.
Como mismamente -con adverbio y todo- me enseñó la Abue a no hacer visita sin Ofrenda, te traje unas letras para que comiences la fiesta.

El regreso



¿Recuerdas la carretera a Santa Ana, cundida de arboles de San Andrés? Un ramillete de árboles de flores amarillas pasando a nuestro lado. Lo vivíamos en mayo cuando viajábamos a la finca; con interés esperábamos esas fechas. La carretera alfombrada de pétalos amarillos.
Detenía el coche y respirábamos juntos el aroma. Pero vos eras una loca con los brazos en alto saltando de alegría, tu sonrisa y tus ojos entre abiertos hablaban del ensueño. Me gustaba ver cómo te saltaba el pecho cuando corrías y dabas vueltas para recibir la lluvia de flores que los árboles soltaban.
Y recuerdo cuando al oído me murmurabas que la tierra era perfecta para sublimar nuestro regalo natural.
_____-

De Emérita, nuestra criada
Por mi propia experiencia sé que nuestro campesino es noble por naturaleza y el deseo de servir a los demás es innato, pero también lleva innato, el espíritu del indígena indomable y rebelde cuando se le pretende agobiar para mancillar su dignidad; entonces se convierte en un arma letal capaz de mortificar a la fuerza opresora que lo somete.
Ella manejaba un nudo de llaves atadas fuertemente a su vestido con las que abría las puertas de las habitaciones de la casa. Su atuendo era típico de los campesinos en la zona: zaraza en colores fuertes y alegres, con diseños sencillos. Falda fruncida que caía hasta los tobillos con encaje color claro, y la blusa de la misma tela, mangas plegadas con el mismo tipo de ornamento de alforzas y encajes que revelaban sus anchas espaldas, propias de una trabajadora del campo. Con un chal de tafetán negro, y sus collares de múltiples colores, adornados por un escapulario consagrado. Para montar no renunciaba a sus botas de cuero aceitado color negro que compraba en Sonsonate. Toda una moda.
----------




Al llegar a casa, desmonté del caballo y entré con sumo cuidado. Asomé por la puerta entreabierta para buscar a mi madre. Crucé el salón grande y en el instante la alcancé a ver. Se encontraba de espaldas mientras veía hacia el horizonte de la hacienda. Apoyada con ambas manos sobre su bastón y con la pose de un personaje importante. La distinguí con una paz envidiable. La mirada alta, semejante a una adivina del tiempo. En realidad, observaba la pequeña laguna del estero que se encontraba frente a la casa, ya que ahí se hospedaba mucha garza blanca, garza nocturna y el garzón. También el colibrí y el zorzalito que eran aves que se acercaban a beber agua para refrescarse y recobrarse de largas faenas migratorias que hacían desde México hasta la Argentina. Prestaba atención a los mozos que engalanaban el jardín a la orilla frente al pequeño muelle. Vestían ropa de manta con caites de cuero y sombrero de palma, machete y la cuma para trabajar. Es la vestimenta del pueblo, aunque los salarios no alcanzan para más, así es nuestra cultura.
------

Al voltear hacia mi la noté con el rostro de alegría. Especial momento que dispensa todo lo difícil que pude haber vivido. «No existe amor más grande, que el amor de una madre», pensé. Solté mi mochila de fatiga que traía y corrí hasta donde se encontraba y nos confundimos en un abrazo lleno de ternura.
—Mi hijito, estás vivo, ¡Dios Bendito!, que alegría que hayas vuelto. —Lloraba y apoyaba su cabeza en mi pecho. Le dio un beso a la medallita de San Miguel, Arcángel, que personalmente colgó en mi cuello antes de partir, para que me librara de todo mal.
—Únicamente Dios sabe cuanto te he rezado para verte, mi hijo.
—Mamá, ya pasó todo, ya estoy acá. La guerra ha terminado y ahora me quedaré y no me iré de tu lado. Pero, ¡qué bien te ves, mamá!
—No creas. Me encuentro bastante enferma. Los años no pasan en vano. Los médicos vienen a esta casa casi el mismo número de veces que asisten al hospital.





.
Y así mi historia...


Imagen

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 11 Jun 2017 21:02

¡Qué bien, Cata, Edgardo nos ha dejado una nueva historia! :D

Por si no te has fijado, Edgardo, en la primera página del bujío hay un índice para que los caballeros andantes de paso :vb_493: puedan curiosear más fácilmente en los textos colgados en este garito. Te comunico, pues, que ya he puesto los enlaces también a los tuyos. :mrgreen:

La primera vez que leí tus Viejas amistades me acordé de los hermanos Nilsen y de cómo, en ese mundo cerrado de hombres, acabó la pobre intrusa. Puede que influenciada por ese final, y puede que también empujada por la jactancia que intuí en el triunfador de tu relato, me ha salido espontáneamente rejuvenecerlos a todos y que sea ella, y no ellos, quien tenga la última palabra en las Viejas amistades del petirrojo. :wink:

Y de El regreso de allende los mares me ha gustado especialmente ese camino sembrado de pétalos amarillos (voy a buscar ese árbol de San Ándres) y esa imagen serena de la anciana contemplando los esteros* llenos de pájaros y a los campesinos. Pero también me ha gustado mucho que, aunque no fuese firmado por ti, sabría que es de la misma pluma que Viejas amistades y que La verdad de las mentiras. Me gusta que cada escritor tenga su mundo propio y que yo, como lectora, me pueda ir poco a poco adentrando en él. :wink:
En eso Caleto es buenísimo. :roll:


*Yo he trabajado mucho tiempo en los esteros de aquí, estudiando su fauna. No son como los vuestros exactamente pero son también zonas alagunadas y llenas de aves acuáticas.

PD: Edgardo, por si piensas que todo es fruto de mi imaginación, Santa Catalina es de carne y hueso y nos lee en silencio desde ese otro lado de la pantalla. Eso sí, en este bujío se bordea la realidad y nunca sabe uno dónde acaba la realidad y empieza la ficción. :wink: :cunao:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 13 Jun 2017 19:45

¡Qué calor, Cata!
Venía con la intención​ de desarrollar lo del cantaor que tengo pendiente pero ni pensar puedo :? .

Imagino que por ahí también estaréis "axfisiaitos" :luf:. A ver si mañana​ vuelvo con más ánimo :wink: .
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 15 Jun 2017 17:43

:hola: Cata, acalorada, pero sigo aquí. Con ganas de seguir con El regreso pero sin fuerzas para hacerlo. Ni dormir bien puedo porque no baja la temperatura suficiente. :batman:

Me ha mandado Edgardo un libro de relatos. Cuando lo vaya leyendo ya te iré contando. :wink:
¿Te ha mandado Caleto la grabación? Ya mismito monta una comparsa y lo vemos en el palacio de los ladrillitos rojos. :D

El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 16 Jun 2017 10:06

:hola: Cata, te he dejado otro trocito de lectura.
La primera versión de ese relato la escribí en medio de días de niebla y lluvia, con el tiempo pasando despacio.
Ese ritmo se coló en la historia y ahora, mirado con perpectiva, creo que le impone un ritmo demasiado lento. Espero que no te aburras demasiado. :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Estrella de mar
Foroadicto
Mensajes: 4461
Registrado: 12 Jun 2008 23:21
Ubicación: Aovillada en la Luna

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Estrella de mar » 16 Jun 2017 18:00

Esta noche te leo con calma y una cervecita, petirouge. :lol:

Me he vuelto a atascar con el hombre cuore. :evil: Creo que voy a ir a ponerle unas velas a Santa Catalina. :roll:
Ya es carnaval en el cielo.
Mi blog: http://relatosdemetaliteratura.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 701
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 16 Jun 2017 19:56

Cata, dime dónde diablos ha puesto ese texto esta niña. Es que no lo veo

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 16 Jun 2017 22:22

Edgardo Benitez escribió:Cata, dime dónde diablos ha puesto ese texto esta niña. Es que no lo veo
Si te refieres al petirrojo, es solo un trocito más de El regreso, página 47, pues le va contando la historia a Cata poquito a poco.

Si te refieres a la Niña Guadiana, que aparece y desaparece, habla de un texto que está escribiendo. Caleto escribió El hombre corazón, el petirrojo hizo su versión Como la cabeza de un alfiler (en primera página del bujio puedes pinchar en títulos y te llevan a la página), y la Niña Guadiana* anda escribiendo su versión pero aún no la ha colgado. Ya nos avisará.

*Por si no lo supieras, en España lo de aparecer y desaparecer lo asociamos al Guadiana, un río que en un tramo (los ojos del Guadiana) se vuelve subterráneo y luego vuelve a convertirse en un río con agua en superficie. :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 701
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 16 Jun 2017 22:44

jilguero escribió: :hola: Cata, te he dejado otro trocito de lectura.
La primera versión de ese relato la escribí en medio de días de niebla y lluvia, con el tiempo pasando despacio.
Ese ritmo se coló en la historia y ahora, mirado con perpectiva, creo que le impone un ritmo demasiado lento. Espero que no te aburras demasiado. :wink:
Hablo de esto, mi pequeña pajarita.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Jun 2017 08:16

Edgardo Benitez escribió:
jilguero escribió: :hola: Cata, te he dejado otro trocito de lectura.
La primera versión de ese relato la escribí en medio de días de niebla y lluvia, con el tiempo pasando despacio.
Ese ritmo se coló en la historia y ahora, mirado con perpectiva, creo que le impone un ritmo demasiado lento. Espero que no te aburras demasiado. :wink:
Hablo de esto, mi pequeña pajarita.
¡Ah! Lo que le explico a Cata es que le voy colgando fragmentos de El regreso conforme voy corrigiendo la primera versión escrita haces unos inviernos (es la misma de la página 47 pero un poquito más densa aún). Pese a que estoy intentando aligerar el texto antes de colgárselo, mi sensación es que sigue avanzando despacio y que la puedo estar aburriendo.

Pero como leernos en silencio forma parte de su proceso de santificación (algún día habrá que escribir el relato de Santa Cata) pues igual solo estoy contribuyendo a su causa. :meparto:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 17 Jun 2017 13:22

Estrella de mar escribió:Esta noche te leo con calma y una cervecita, petirouge. :lol:

Me he vuelto a atascar con el hombre cuore. :evil: Creo que voy a ir a ponerle unas velas a Santa Catalina. :roll:
Vale, primero a santa Catalina y, si vieras que ni por esas, avísame y se las pongo yo a San Judas que con Caleto funcionó
El hombre Cuore nació así :wink: Por cierto, el sistema kárstico de Ojo Guadeña parece ser más intrincado que el de Guadiana, lo digo por lo que tarda el agüita en reaparecer. :batman:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 18 Jun 2017 11:12

:hola: Otra mijita, Cata, te he dejado. Aunque sea pronto, ya voy a dar de mano porque con este calor es imposible pensar, y mucho menos :user: .

Aquí hace tanto calor que ni ganas de bajar a la playa tiene uno :icon_mutis:.
Imagino que también tú estarás :loco: :luf: . Ahora me pregunto cómo eramos capaces, de niños, de cazar grillos para el lagarto a la hora de la siesta en pleno verano :shock: :shock: . Increíble que no cogiéramos una insolación. Cualquier cosa con tal de no acostarnos a dormir la siesta :mrgreen: .
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 16043
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por jilguero » 19 Jun 2017 21:16

¡Buenas tardes, Cata!
En realidad, debería decirte ardiente tarde. :loco: . Tremendo el calor que hace.
Ya sé, ya sé, ahí todavía hace más. Pero es que este calor unido a la humedad del mar es una mezcla explosiva. :batman:

Pero, además de a saludarte y a decirte "la calor" que hace también aquí, venía a contarte que me he leído el primer cuentecito de Edgardo. El disminutivo es solo por su brevedad. Es inquietante, original y con un quiebro final muy poético que me ha recordado a las hermosas peonias que cultivaba Braulio en el cementerio de Noceda, ¿las recuerdas?

Los iré leyendo poquito a poco porque, como son breves, es la mejor manera de no entremezclar las historias de unso cuentos con las de los otros. Ya te iré informando. :60:

PD: Edgardo, he pensado que, si te parece bien, le abro hilo a tu libro de cuentos y comento en él mi opinión cuando lo acabe. Si prefieres que no, pues solo le haré comentarios a Cata, aquí, en el bujío. :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Edgardo Benitez
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 701
Registrado: 12 Feb 2017 14:10
Ubicación: El Salvador
Contactar:

Re: El bujío de Santa Catalina (bordeando la realidad)

Mensaje por Edgardo Benitez » 19 Jun 2017 21:27

Honorable, Jilguero, como tú digas. ¡Me sorprendes!

Responder