Mañana sábado y el domingo es posible que el foro no esté disponible para escribir debido a que se va a proceder a actualizaciones varias (servidor y programa del foro).Lamentamos las molestias.

Tutorial para hacerlas https://neurosalus.com/coronavirus/tuto ... rillas.pdf

En París - Iván Bunin

Foro para comentar acerca de los últimos cuentos que hayas leído o hablar de leyendas y mitos.

Moderadores: Sue_Storm, Giada

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17405
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por jilguero » 25 Ene 2020 20:04

Gretogarbo escribió:
25 Ene 2020 19:55
jilguero escribió:
25 Ene 2020 19:43
... yo la he leído con gusto.
No, si leer se lee con gusto, y si fuese mi primer Bunin lo alabaría... pero es que es más de lo mismo. A mí me aburre. Lo lamento.
Sobre todo, laméntalo por ti, que a Bunin ya el da igual.

En mi caso, de momento no me aburre (la semana pasada sí porque divagó una barbaridad). Te diría que me siento cómoda, con esa comodidad que me produce un autor cuando me da la sensación de haberme abierto una puerta por la que entrar a su mundo cada vez que leo un texto suyo. Es verdad que Bunin es reiterativo con esto de los encuentros furtivos, pero igual es solo un reflejo de lo que fue su vida (tengo que indagar).
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 26 Ene 2020 03:57

@Sue_Storm

Y también para todos…


Voy a explicarme, que creo que debo hacerlo y además lo necesito.

Que un autor de cuentos sea ruso no es garantía de nada (yo soy español y nunca he jugado bien al fútbol y hace más de cincuenta años que no me agarro a un futbolín; el fifa ni sé cómo se enciende).

Que un autor sea premio Nobel de Literatura no significa que tenga que gustar a la humanidad entera. Si un Nobel de Literatura gustara a todos, sería el de Matemáticas, y aún así, en los Nobel de ciencias hay muchas discrepancias entre los científicos. Se oyen más los entusiastas acuerdos o los tácitos asentimientos porque esta sociedad es palmera por definición, cercenando así la diversidad de opiniones. En general, es éste un mal más extendido de lo que creemos, siendo que los palmeros achacan que los demás que no aceptan la diversidad (la diversidad de reverencias, supongo que será, que algunas modalidades hasta dejan rastros de baba en el las baldosas).

Dejando aparte estas filosofías sociales y muy personales, quiero añadir que el hecho de que un cuento no guste a algunos miniclubenses no tiene que ser motivo de disgusto para nadie. Cuando hemos aceptado jugar a este juego del miniclub de cuentos (homo ludens de Huizinga mediante), todos hemos aceptado tácitamente que la moderación haría la selección con su mejor intención y también que en caso de salir elegido un cuento que no guste los demás tendríamos la libertad de expresar nuestra opinión. Pero insisto que nadie se debe sentir mal a gusto con la opinión desfavorable de los demás. No se está juzgando su trabajo ni su dedicación para que los demás podamos jugar.

No me cansaré de repetir que agradezco el esfuerzo a todos los que hacéis posible este miniclub, pero justo es reconocer que estar a todas horas diciéndolo puede resultar cansino, pedante y pelotillero.

Dicho lo cual, creo muy sinceramente que es enriquecedor que cada cual se exprese con libertad.

A mí este cuento me parece más una anécdota de vida con un final sórdido que un cuento. Y que como esa anécdota de exiliados, cualquier familia española tiene en casa un cesto de ellas, pues nuestro país envió exiliados a mansalva a México, Francia, Argentina, Bélgica, Venezuela…

Repito que a mí no me parece un cuento sino una anécdota recargada de detalles. He dejado escrito el mes pasado sobre un cuento de Haruki Murakami que tampoco me parecía un cuento y que sólo la pericia del japonés salvaba las apariencias para hacer que acabara pareciendo un cuento.

Leyendo la Wikipedia en francés es que empieza a venirme idea de lo que era Iván Bunin en Francia. Creo haber entendido que escribía estos cuentos para los exiliados rusos y los publicaba en una revista ad hoc para ellos. Lógicamente hablaba de lo que le era propio al universo de sus lectores, y quizá de ahí la abundancia de detalles inútiles. En este cuento la teoría (rusa) de la escopeta de Chéjov salta hecha añicos. Directamente ni existe. Tampoco los detalles son utilizados como red herrings.

¿A qué la abundancia de detalles?

Pues posiblemente a rellenar la mente de sus lectores y a llenar la cuartilla de palabras, pues de aquella sabemos que pagaban a tanto el renglón.

Triste sí, pero tendremos que recordar que en aquellos años estos Nobel (el de Bunin en 1933) no tenían la trascendencia mediática que tienen ahora (tampoco los Juegos Olímpicos de 1932… hasta los de 1936, pero ésa es otra historia muy muy chula). Y es que tendemos a considerar el pasado con los ojos y la mente del presente.

Supongo que la cantidad de dinero que llevaba aparejada el premio sería más o menos equiparable con lo que supone el nivel de vida actual, y quizá hasta menos (en 1929 la bolsa americana se rompió y afectó a Europa). Posiblemente a Bunin en Francia lo conocerían cuatro (y todos amigos). A mí me ha quedado claro leyendo la Wikipedia en francés. El hombre tendría que comer, y vivió sus ochenta y pico buenos años para la época (tampoco debió coger muchos fríos en los andamios este sibarita). Y si sólo sabía escribir, las ideas acaban agotándose. El Nobel le fue entregado «por el arte estricto con el que ha llevado a cabo la tradición clásica rusa en la escritura en prosa»; y a eso tendría que agarrarse el buen hombre.

Sus cuentos han envejecido mal. Pero no es culpa de la moderación del miniclub, que estoy seguro de que al elegir los cuentos tampoco disponíais de una nómina ingente de cuentos de Bunin entre los que elegir. El tipo escribió lo que escribió, y punto pelota (que no me gusta el fútbol a pesar de ser español).

Repito, se agradece y mucho el esfuerzo ímprobo para que todos podamos jugar a este juego de los literatos. Pero si el cuento no gusta también ha de ser justo que pueda ser criticado con libertad. Pero se critica el cuento… ni al autor ni a la moderación ni a los compis foreros.

Y algo más quería decir pero a estas pastillas y sin las horas la cabeza se me va de las cosas.
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17405
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por jilguero » 26 Ene 2020 08:44

Laaguja, por esa misma libertad de expresión que usas al comentar (es lo suyo), otros comentan que las críticas les parecen exageradas. En mi caso, esos detalles en apariencia inútiles (por ejemplo, la iluminación de cada habitación, los gestos de ella, qué comieron, donde vivía cada cual....), en otro tipo de texto quizás me lo parecerían; en este me lo han convertido en algo muy visual y me ha ayudado a conocer mejor a los personajes.

En cuanto a lo de envejecer, cualquier obra donde se den detalles de las costumbres y de su moralidad tienden a envejecer peor. Pero si está bien escrito son como imágenes fijas (cuadros) o películas (textos) ilustradoras del pasado.

Para que tú lo consideres cuento, ¿tiene que tener planteamiento, desarrollo y desenlace? Yo creo que este cumple esos requisitos. En cualquier caso, esa palabra que nos animas a no usar se adapta a la perfección a Bunin: nos relata trozos de vida, luego llamarlo relato podría ser adecuado. Ya sé que no hay ningún género literario que se llame de esa forma, ¿pero por qué hemos de atenernos a la oficialidad? Como lectora me siento libre en ese sentido y también en los que tú comentas, pues el hábito no hace el monje (la fama no nos asegura que será de nuestro agrado o que nos parezca de calidad).

A falta de una nueva lectura, os diré que Bunin me está siendo más grato de leer que la mayoría de las autores menos conocidos del año pasado. Me llegan sus historias (excepto la de la semana pasada), cosa que raramente hacían los otros. Cierto es que estamos viendo distintas versiones de encuentros amorosos clandestinos y eso produce la sensación que se repite. Es decir, que sigo creyendo en el tiempo como buen cribador de lo tantísimo que se ha escrito.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15198
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por Arden » 26 Ene 2020 13:07

A mí me ocurre lo mismo que a jilguero. Bunin me está gustando, en general, mucho más que la inmensa mayoría de los cuentos del año pasado, no entro en las disquisiciones sobre si le pagaban a tanto por palabra, lo ignoro, pero me parece absurdo deducir unos hechos sin más, sin haberse siquiera documentado al respecto. En Rusia a Bunin se le tiene por un grandísimo autor, cosa que no tiene nada que ver con el Nobel, de hecho hay Premios Nobel olvidadísimos incluido en España por ejemplo Echegaray, así que el hecho de que se siga leyendo y editando no es solo porque sea un Premio Nobel.

Por poner un ejemplo, en la introducción de José Muñoz Millanes dice:

"Sin embargo, a propósito de los personajes de los cuentos de Bunin, quizás más que de estereotipos cupiera hablar de impersonalidad o falta de individuación psicológica, ya que vienen a ser manifestaciones momentáneas de una fatalidad ciega y mucho más poderosa que juega con ellos y los aniquila (hay una veta schopenhaueriana en Bunin que explicaría su interés por el budismo).

Esta fatalidad tiene una doble cara: la pérdida y el amor. Esta pérdida asume rasgos de destino, a diferencia de la caducidad tematizada por la cultura europea finisecular, donde la felicidad se desvanece en el tiempo. se trata de un destino que arrebata la felicidad con una brusquedad tan irracional como la sorpresa con que la concede (en el cuento "En París", por ejemplo). Por eso dice la esclavista Claire Huchard que los personajes de los cuentos de Bunin parecen estar siempre en vilo: "Bunin se moviliza para salvar mediante la escritura los pocos momentos de amor y felicidad que fulguran en torno a las avenidas sombrías de la existencia humana".

El relato "En París" también muestra como el amor es la quintaesencia de esa frágil felicidad.(...)"

Un prólogo por cierto interesantísimo. De esto a que estamos ante una femme fatale, cosa que no he entendido y sigo sin entender, y que Bunin debía estar gaga, mayor, y que debía escribir para rellenar y por eso hay tantos detalles ya que le deberían pagar por palabras, pues hay un trecho.

Por otro lado, es evidente que cada uno tiene libertad para expresar lo que piensa, faltaría más, pero yo también para expresar mi incomprensión, a veces pasa tanto al derecho como al revés, es decir pensando este cuento para mí es buenísimo y sin embargo para otro no lo es tanto, o bien que yo piense no me ha gustado nada y haya otros lectores que lo encuentren interesantísimo. Es el hecho de los comentarios que son diría "despreciativos", del tipo esto sobra o es para rellenar, y más si viene acompañado de especulaciones sobre el por qué se escribió así y en qué momento se escribió porque es que, además, no deja de ser una especulación sin fundamento, ya que un mínimo de rigor en un comentario de ese tipo debería ir acompañado de un por qué real no de un por qué imaginario. El hecho de que se escribiera para los rusos exiliados no significa en sí nada, posiblemente fuera su público natural al ser quien más se podría identificar con las situaciones que ocurren, exilio, familias rotas, etc..., y obviamente no todos los exilios son iguales, sin ir más lejos el exilio español dio lugar a una serie de escritores, como Max Aub, que trataron el tema de la guerra, del exilio, desde un punto de vista que nada tiene que ver con Bunin.

No entiendo tampoco lo que ha comentado laguna, ya lo he dicho antes, de que es una historia de una femme fatale, no la he visto por ninguna parte. He visto una historia de dos exiliados, abandonados por sus parejas, solos, una historia de soledad que hace que ambos acaben juntos los dos hasta la muerte de uno de ellos al final, una historia de un amor de segunda oportunidad con un final más bien trágico, al que no le encuentro nada de sórdido, la verdad. De hecho los detalles que le sobran a laaguaja a mí me han encantado, porque me ha permitido "ver" el relato como si se tratara de una película, además de que algunos de ellos dan pistas sobre la situación de los personajes, a lo que ha aludido jilguero, esa bombilla desnuda en contraste con la habitación, el menú, el vestido, si coge taxi o metro, todos los detalles nos están diciendo algo de los personajes, de su situación, o simplemente hacen que el lector "vea" lo que está leyendo. A laaguja le puede parecer aburrido, o inútil, eso es correcto puesto que cada uno tiene su opinión, de hecho a gretogarbo le ha parecido un aburrimiento, pero por ejemplo a mí no me lo parece, y lo que he dicho no es que todo el mundo tenga que tener la misma opinión y le tenga que parecer bueno obligatoriamente el relato, sino que veo unos comentarios son como despreciativos, que me hacen pensar ¿seré yo tonto que algo que es tan malo me gusta y me llega? En fin, no quiero entrar en polémicas, pero al comentar un cuento o relato siempre intento ponerme en el lugar de los demás lectores que le pueden encontrar lecturas que yo no he tenido o que a mí no me llegan y que les guste y a mí no, y no por eso el escritor es peor o mejor ni mi lectura es más válida que la que hacen los demás, que es lo que parece al usar determinados términos o juzgar el cuento usando de una forma que puede parecer que los demás somos tontos por pensar lo contrario a lo que esa persona con la que se discrepa piensa.

O esa es la sensación que a mí me da, pienso que no es la intención al hacer determinados comentarios pero es como a mí me llega.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. Trabajos forzados de Daria Galateria. Medio siglo con Borges de Mario Vargas Llosa.

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 26 Ene 2020 14:48

@jilguero

Debo comenzar diciendo que (tal vez) me haya pasado algo que suelo poner bastante cuidado en no cometer en el lenguaje escrito: cambiar de registro entre el habla formal y la coloquial. Es algo que hacemos a diario, sobre manera con compañeros de profesión, y aunque a veces, cuando se da el equívoco durante una charla, una inflexión de voz suele servir para que el interlocutor sepa qué registro estamos usando. No es el caso en nuestra forma de comunicación.

Cuando digo que este cuento del Bunin no me parece un cuento estoy hablando coloquialmente. Sin embargo el texto de mi firma sí pretende ser más formal. La frase final no es mía, es de Jon Bilbao que me la soltó en el Celsius del año pasado y le avisé de que se la robaba: "hay cuentistas, no hay relatistas".

(Por cierto, firma que se comporta de diferentes formas si posteo desde el Tapatalk o si posteo desde el pc —está consignada tanto en el Tapaltak como en la web del foro— cuando se lee desde el pc o cuando se lee desde el Tapatalk. Dependiendo de una u otra combinación, pueden aparecer las dos, una, la otra, o ninguna de ellas. Pero estar, están siempre).

Tampoco me pareció un cuento el cuento de Murakami, aquel de la chica perfecta, y todos parecísteis entenderme. Al igual que allí, aquí es la maestría del autor la que hace que el texto aparezca como un cuento.

¿Qué es cuento? Me temo que no exista un consenso para definir qué es cuento, aunque existen varias pistas para saber si lo que estás leyendo es un cuento. Pero no son determinantes. Lo grande del cuento es que muchos textos de muy diversa factura pueden ser entendidos como cuentos. (Tampoco existe una definición cien por cien satisfactoria de qué es deporte, pero de esa historia no toca hablar aquí).

Bunin coge una anécdota y la convierte en cuento. Ignoro si para satisfacer a un auditorio, a un editor, o para satisfacción propia. Entonces, si parece un cuento, se comporta como un cuento, y nos llega como un cuento, está claro que es un cuento. Por eso digo que he usado un registro coloquial. Observa que he dicho "A mí este cuento me parece más una (…)". Estoy reconociendo que es un cuento, estoy diciendo que es mi opinión personal, y continúo diciendo por qué no me ha gustado: "(…) una anécdota de vida con un final sórdido". Si hubiera sido un happy end quizá la opinión de todos nosotros se volcara más del lado de la crítica… Pero entonces…, ¿un final sórdido, dramático, hace al cuento? Pues evidentemente no.

Este cuento abusa de las descripciones. Ya hemos llegado a la conclusión con los cuentos anteriores de que Bunin era un maestro del ambiente (no de la atmósfera, concepto que —lo ignoro— tal vez en aquellos años no estaba tan perfilado como hoy día). Bunin ha conseguido meternos en ambiente y el último día dije que me sorprendió cómo salió de la escena de la iglesia volviendo a hablarme del comedor. Yo me había sumergido en la descripción de Bunin: un maestro (traducción mediante, por supuesto, que nunca quiero olvidarlo).

Pero en este cuento Bunin lleva las descripciones por derroteros peligrosos para el lector. Asume el riesgo de sacar al lector de la inmesión en la ficción con su verbosidad descriptiva. Pero Bunin no escribía para los foreros de 2020, sino para los lectores de periódicos de 1940.

Que el cuento haya envejecido mal no es culpa del autor. Es más, ni siquiera es un reproche al autor. Hay cuentos que envejecen mal. Otros son eternos. Otros se anquilosan en la vejez al año y medio de ser escritos, y con el paso de los años se convierten en esa foto en sepia que dices. Por supuesto que leer cuentos que nos hablan de otra época es un placer. Pero hemos de ser sinceros y constatar cuándo un cuento nos parece que ha envejecido mal. Puede envejecer mal por varias causas; una de ellas es que se precise conocer datos históricos de aquella época para comprender el tema (no digo ya el argumento). Por eso dije en mi primera intervención que salvo una lección de historia, el cuento me hacía aguas. Y @Arden vino a dar unos bosquejos biográficos que agradecí porque me abrieron un luz al final del puente. Se me paso agradecértelo, amigu, lo siento; pero este finde me está resultando un poco atareado.

A veces el cuento envejece (ni mal ni bien… envejece) porque su prosa se quedó para los lectores de otra época. Simplemente. Y hay que saber leerlo con la mente que corresponde. Pero a mí, este cuento, me ha empalagado. Lo siento si os parezco iconoclasta (nunca he sido mitómano), pero si eliminamos lo que a mí se me antojan excesivos detalles, el cuento se queda en nada. ¿Quién fue la que le pegó un hachazo al primer cuento que hemos leído este año que lo dejó (grosso modo) en menos del 20%? Está bien que te recrees en las descripciones y que dejes esas tijeras quietas, que tienen más peligro que una piraña en un bidé (jajajá).

Me parece bien que este cuento te guste. Me gusta que expreses que lo que más te ha gustado es su verborragia descriptiva que te evoca imágenes que sólo conocemos por fotos de época y películas viejunas (recuerda lo que he dicho de la escena de la iglesia). Pero recuerda también que si describes la acción no avanza (no, tampoco eso está escrito en piedra en la cartilla del cuentista). Pero a mí este cuento me ha parecido un tanto forzado, con descripciones excesivas. Ignoro si por escasez de ideas, por necesidad de escribir, o para satisfacer a una parroquia concreta. Pero si me prestas esas tijeras, yo este cuento lo dejaría muy por debajo de aquel 20%.

Edito: espero que te haya quedado claro que sí hay un filtro en mis comentarios. Lamento mucho que te hayan parecido comentario hechos sin criterio (o sin filtro).
Última edición por laaguja el 26 Ene 2020 15:01, editado 14 veces en total.
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17405
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por jilguero » 26 Ene 2020 14:49

Arden escribió:
26 Ene 2020 13:07
Es el hecho de los comentarios que son diría "despreciativos",
Yo creo, Arden, que son más bien comentarios dichos sin filtro, lo cual también me parece muy interesante que se hagan, por aquello de la diversidad y libertad de opiniones. :wink:

En Bunin, me está llegando ese lado humano que queda tan bien reflejado en las palabras de Claire Huchard:
Arden escribió:
26 Ene 2020 13:07
"Bunin se moviliza para salvar mediante la escritura los pocos momentos de amor y felicidad que fulguran en torno a las avenidas sombrías de la existencia humana"
Respecto a lo de mujer fatal, a mi me ha quedado una duda:
Ella le pide que meta todo el dinero en una cuenta del banco y luego él muere repentinamente. El hecho de que al final ella pida clemencia, tras abrazar un impermeable de él, me ha creado la duda de si se lo ha cargado (envenenamiento, por ejemplo) y que ese pedir clemencia es porque al final se arrepiente, o no, esa muerte repentina simplemente ha sido una casualidad y ella lamenta la pérdida de su compañero y pide clemencia al destino, que le arrebata una vez más sus seguridad y la calidez de un hogar.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15198
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por Arden » 26 Ene 2020 15:28

jilguero escribió:
26 Ene 2020 14:49
Arden escribió:
26 Ene 2020 13:07
Es el hecho de los comentarios que son diría "despreciativos",
Yo creo, Arden, que son más bien comentarios dichos sin filtro, lo cual también me parece muy interesante que se hagan, por aquello de la diversidad y libertad de opiniones. :wink:

En Bunin, me está llegando ese lado humano que queda tan bien reflejado en las palabras de Claire Huchard:
Arden escribió:
26 Ene 2020 13:07
"Bunin se moviliza para salvar mediante la escritura los pocos momentos de amor y felicidad que fulguran en torno a las avenidas sombrías de la existencia humana"
Respecto a lo de mujer fatal, a mi me ha quedado una duda:
Ella le pide que meta todo el dinero en una cuenta del banco y luego él muere repentinamente. El hecho de que al final ella pida clemencia, tras abrazar un impermeable de él, me ha creado la duda de si se lo ha cargado (envenenamiento, por ejemplo) y que ese pedir clemencia es porque al final se arrepiente, o no, esa muerte repentina simplemente ha sido una casualidad y ella lamenta la pérdida de su compañero y pide clemencia al destino, que le arrebata una vez más sus seguridad y la calidez de un hogar.
A mí me pareció bastante claro en su momento, después leí lo del dinero, pero vuelto a releer y con las explicaciones del prólogo, creo que estamos ante la segunda opción
dos personas que han perdido todo, abandonadas, exiliadas, se encuentran, se (re)conocen, y cuando el amor ha surgido y parece que la vida les da una segunda oportunidad, de repente la fatalidad en forma de una muerte repentina que la deja a ella nuevamente sola.
Por eso no entendí, y sigo sin entender, el comentario de laaguja referente a que la coprotagonista fuera una femme fatale, no he encontrado nada que me indique esto, no es una cazafortunas o cazamaridos, como se apunta en el anuncio tan gracioso refirió antes jilguero, que busca marido y no es imprescindible que sea inteligente. Es una historia más bien romántica.

En cuanto a si es cuento o no. Bueno, recuerdo los comentarios que se hacen por Ortega y Gasset en Ideas sobre el teatro y la novela, hace unos 20 años que lo leí así que disculpad los errores, pero si no recuerdo mal analizaba la evolución de la novela, decía que la cumbre llega con Madame Bovary donde forma y fondo están totalmente equilibrados, equilibrio que se rompe con Proust en A la busca del tiempo perdido, donde la forma supera al fondo. En este caso tenemos un cuento completo a mi entender, hay unos personajes perfectamente definidos, situados, tiene un principio de la historia, cuando ellos se encuentran, un desarrollo, y un final,
la muerte de él y la desolación de ella en esa imagen tremendamente dramática abrazándose al impermeable de él desde el suelo e implorando clemencia.
¿Qué hay muchas descripciones? Sí, es cierto, pero ellas entran dentro del cuento, como lo hacen en la novela de Proust, ¿es por eso menos novela? De hecho, Ortega decía que si solamente contábamos el argumento de Madame Bovary sin más se reduciría a una página y sería poco más que una anécdota. Es decir, que es cierto que si quitas las descripciones se quedaría en un 20 %, prueba a quitar las descripciones en Proust a ver qué sale, ¿Y? ¿esto hace peor la novela?

Sigo pensando que estamos ante un cuento completo, muy bien escrito, que capta la atmósfera de los exiliados rusos en París después de la revolución, y que nos muestra una historia de segundas oportunidades, romántica incluso, que termina de forma dramática por el destino o como se le quiera llamar.
Última edición por Arden el 26 Ene 2020 16:01, editado 1 vez en total.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. Trabajos forzados de Daria Galateria. Medio siglo con Borges de Mario Vargas Llosa.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 17405
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por jilguero » 26 Ene 2020 15:43

laaguja escribió:
26 Ene 2020 14:48
¿Quién fue la que le pegó un hachazo al primer cuento que hemos leído este año que lo dejó (grosso modo) en menos del 20%?
Jajaja, fui yo la del iconoclasta hachazo, pero fue justo a lo que no era una descripción detallada, que es lo que parece hace bien este autor, sino cuando le entró la prisa por contarnos multitud de acontecimientos de la vida de la protagonista a toda prisa, tras haberse recreado a ritmo lento en la que sería la noche crucial de su vida.
laaguja escribió:
26 Ene 2020 14:48
espero que te haya quedado claro que sí hay un filtro en mis comentarios. Lamento mucho que te hayan parecido comentario hechos sin criterio (o sin filtro).
Sin filtro no quiere decir para mí sin criterio, sino expresar en voz alta lo que tu cabeza va procesando, con criterios, por supuesto, pero sin preocuparte del efecto que causará leerlo a un tercero.
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 26 Ene 2020 17:10

jilguero escribió:
26 Ene 2020 15:43
Sin filtro no quiere decir para mí sin criterio, sino expresar en voz alta lo que tu cabeza va procesando, con criterios, por supuesto, pero sin preocuparte del efecto que causará leerlo a un tercero.
Si ese tercero fuera Iván Bunin… pues seguro que encajaba mi crítica con entereza, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid me metía un repaso, y yo de paso aprendía con ese repaso un montón. Pero no entiendo, ni quiero entender, a qué la identificación que habéis hecho entre mi disensión de vuestro criterio (que ni siquiera es el predominante) y vuestras personas… Estoy sorprendido, pero en un minutito se lo explico a Arden.

Nos seguimos leyendo; que nadie "me se" enfade, ho…
Última edición por laaguja el 26 Ene 2020 17:10, editado 8 veces en total.
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 26 Ene 2020 17:12

[mention]Arden[/mention]

Dices que:
no entro en las disquisiciones sobre si le pagaban a tanto por palabra, lo ignoro, pero me parece absurdo deducir unos hechos sin más, sin haberse siquiera documentado al respecto
Si me lees bien, he puesto en negrita que "posiblemente" Bunin pretendía rellenar la cuartilla con detalles que retenían la acción del cuento, y más arriba digo que "empieza a venirme la idea" de cómo vivía Bunin en Francia. En ningún momento he dado por sentado que fuera así. No expresaba más que mi opinión basada en los pocos datos biográficos que existen del ruso comparados con la ubérrima información que tenemos de otros autores rusos y de otros Nobel.

Lamento que mi proyección de lo que podría estar ocurriendo, proyección basada en unos detalles históricos, te parezca absurda. Pero no es más que una recreación de lo que podría ser un premio Nobel en plena invasión europea por parte de Alemania. Se nos dice que este cuento fue escrito o publicado el 26 de octubre de 1940; los alemanes ya habían entrado en Paris en esa fecha. Aunque en aquel momento los rusos eran aliados de los alemanes, Bunin no era amigo para Stalin. Y ya sabes aquello de los enemigos de mis amigos… Pero tienes razón, no sé cómo se las pasó Bunin durante la Segunda Guerra Mundial en París. Quizá no vivió con escasez y estrecheces.

Dices que:
En Rusia a Bunin se le tiene por un grandísimo autor.
Pero eso es ahora, porque el pobre estuvo proscrito durante su vida y no pudo disfrutar de las mieles de ese reconocimiento patrio. Bunin sólo sobrevivió seis meses y tres días a Stalin.

Pero no alcanzo a entender qué tiene que ver todo eso que comentas con el hecho de que a mí este cuento me parezca estar sobrecargado de detalles, y que aventure, basándome en los anteriores textos leídos, que el bueno de Bunin lo hizo para llegar a un número dado de palabras. Me gustaría conocer tu explicación alternativa para esa abundancia de descripciones.

En los cuentos anteriores Bunin no ha sido tan verborrágico con sus descripciones. Por supuesto ignoro cómo vivió Bunin sus últimos años en Francia (noviembre de 1953). Pero esa falta de información biográfica en un premio Nobel también debería servir como indicio para mostrar lo que quizá también sea síntoma de la estimación en que le tenían sus coetáneos.

¿De verdad crees que en 1933 la trascendencia mediática de los premios Nobel era equiparable a la actual?

Pero sí te diré que en aquellos años los editores de imprentas nada digitales, al objeto de llenar una caja, le pedían al autor un mínimo de palabras. No sé si Bunin necesitó el dinero de estos cuentos de vejez (el hombre ya tenía 70 años de la época) o si los escribió por gusto, o para satisfacer al editor, y también ignoro si este cuento concreto fue dado a la imprenta de ese semanario con el que colaboraba, La Pensée russe. Pero me ha quedado clara la diferencia literaria con los cuentos anteriores.

Dices que:
De esto a que estamos ante una femme fatale, cosa que no he entendido y sigo sin entender
¿No entiendes qué es una femme fatale, o no entiendes que en el cuento se nos detalla una pareja de conveniencia para ella? ¿O es que no se ve que ella se va desde el principio a por el compatriota bien acomodado aunque decadente? ¿No crees que nos es lícito pensar que ella obra para mejorar su estatus? ¿No lo dice la coprotagonista bien claro cuando confirma que la inteligencia no es requisito imprescindible en el hombre para formar una pareja duradera? ¿Será ese requisito disponer de unos duritos? Si ella busca su acomodo personal, ¿no te entra ello en la definición canónica de femme fatale? Bueno, al menos en el retrato de decadencia que hace Bunin sí coincidimos, espero.

También existe la imagen de que las mujeres fatales, como estereotipo, acaban atrayendo la fatalidad, aunque ese concepto no se recoja en los cánones de la mujer fatal. El tipo, después de conocerla, va y se muere de una manera ciertamente bien triste… Siempre es muy triste morirse en la calle (o en el metro). A mí me lo parece, quizá porque siempre me ha parecido que la muerte es un acto privado, como todo acto escatológico… en sus dos acepciones.

Dices que:
pensando este cuento para mí es buenísimo y sin embargo para otro no lo es tanto
Aguardo leer tu argumento de por qué este cuento te parece tan bueno, porque hasta ahora sólo he leído los detalles que te han gustado de la historia. Yo ya he dejado constancia de por qué este cuento me parece forzado, aunque hay cosas que me han gustado, como el detalle de levantarle el guante para besarle la mano (entiendo que no puede besarle la mano, que le besa el dorso de la mano, pasado el escafoides).

Dices que:
no deja de ser una especulación sin fundamento, ya que un mínimo de rigor en un comentario de ese tipo debería ir acompañado de un por qué real no de un por qué imaginario
Esto de exigir rigor en las opiniones está muy bien. Pero perdona en que insista en que aún no he leído tu glosa rigurosa de este cuento. Sólo me queda claro que a ti te ha gustado y que te sientes ¿dolido? por comentarios que tildas de despreciativos. Espero de verdad que ese ¿dolor? que muestras bien claramente en tu queja a mi queja no se fundamente en el hecho de que estos cuentos tengan algo que ver contigo personalmente.

Porque de ser así, ya lo he dicho en una intervención anterior a la tuya, vuelvo y repito: Pero se critica el cuento… ni al autor ni a la moderación ni a los compis foreros. Pero si te he molestado te pido disculpas sinceramente. No critico tu trabajo de selección, que veo que dispones de la introdución a ese libro del que tal vez hayan salido los cuentos de los que estamos disfrutando. ¿Tal vez estoy aventurando demasiado otra vez?

Dices que:
y que les guste y a mí no, y no por eso el escritor es peor o mejor ni mi lectura es más válida que la que hacen los demás, que es lo que parece al usar determinados términos o juzgar el cuento usando de una forma que puede parecer que los demás somos tontos por pensar lo contrario a lo que esa persona con la que se discrepa piensa
Pues lamento mucho muchísimo que yo te pueda haber parecido pedante por utilizar "determinados términos".

Pero lo de "(…) o juzgar el cuento usando una forma que puede parecer que los demás somos tontos por pensar lo contario (…)", no te lo entiendo, de verdad. Tal parece que te haya dado una berrinchina. Te pido mil disculpas si he usado términos que desconoces y que te han obligado a releer mi crítica. Pero siempre que analizo algo trato de hacerlo desde mi propio punto de vista personal (toma pleonasmo, jajá) pero utilizando palabras que sean inéquivocas por ser de común aceptación. ¡La leche, Arden!, qué te ha dado, majo: pleonasmo es una palabra que por tu formación académica debes saber manejar. Y si no la manejas, también por tu formación académica deberías agradecer que te la recuerden. Antes vas y pedías rigor en los comentarios… ahora tal parece que me lo afeas. Estoy descolocado. Quizá hasta perdido.

Insisto, no ha sido nunca mi intención hacerte sentir mal por expresarme de forma y manera que te haga parecer tonto (uso tus propias palabras). Te pido disculpas si lo he hecho; me gustaría saber que las aceptas.
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 11083
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por Sue_Storm » 26 Ene 2020 23:31

Estimado @@laaguja, aquí somos todos mayorcitos y el tiempo de las berrenchinas quedó atrás hace mucho... Tranquilo, que ni Arden ni yo nos ofendemos ni nos lo tomamos por lo personal, ni pensamos que estés criticando mi labor como moderadora o la de Arden por haberse prestado amablemente a seleccionar los cuentos. No es eso. Ni por asomo.

Todos somos perfectamente libres de afirmar que un cuento nos guste más o menos, o que no nos ha gustado en absoluto, no nos ha convencido, lo encontramos flojo y decimos los motivos, o por el contrario nos parece bueno y argumentamos el por qué (cosa que por cierto ha hecho Arden detalladamente en su intervención, así que no entiendo qué más quieres que te explique). Esa es la esencia del miniclub y, si me apuras, hasta del foro: confrontar diversas opiniones, debatir y que nuestras intervenciones puedan resultar útiles para quien nos lee, o al menos entretenidas.

Pero guardemos las formas, ¿de acuerdo? Hay mucha diferencia entre decir que algo no nos gusta (lo cual es perfectamente respetable) y descalificar en tono despectivo una obra y a su autor, sea éste quien sea. Lo segundo ni es el estilo de este foro, ni tiene gracia, ni aporta nada. Te puede gustar más o menos, puedes pensar que el Nobel tendrían que habérselo dado a Gorki y no a él (como de hecho muchos opinaron en su momento), pero en cualquier caso Iván Bunin es uno de los grandes de las letras rusas.
Imagen

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 26 Ene 2020 23:39

Estimada @Sue_Storm, te agradecería que me iluminaras diciéndome en qué momento me he mostrado despectivo para con el autor, su obra, o los compañeros del foro, porque no alcanzo a verlo y con tu amonestación pública me dejas a oscuras. Pero te agradecería que fueras objetiva al mostrarme mis faltas. Recibe un respetuoso saludo.

Se llaman cuentos, no relatos: no existe ningún género llamado relato; hay cuentistas, no hay relatistas.
Enviado desde mi PRA-LX1 mediante Tapatalk
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Avatar de Usuario
Sue_Storm
Vivo aquí
Mensajes: 11083
Registrado: 22 Jun 2009 12:57
Ubicación: En la ciudad del Paraíso

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por Sue_Storm » 26 Ene 2020 23:53

Ya te lo he dicho en este mismo hilo. Y tú me has entendido perfectamente.
Imagen

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 15198
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por Arden » 27 Ene 2020 01:32

Estimado laaguja, es tan difícil volver a explicar las cosas porque no has acertado creo que ni una, tendría que repasarlo todo otra vez y me da bastante pereza, es tarde pero voy a contestarte a algunas cosas.

En fin, has mezclado el tema de la femme fatale con el anuncio, ella no pone ese anuncio del que hablas y que la convierten en la femme fatale, son anuncios que pone como ejemplos, en una conversación divertida, y ella hace un comentario dentro de ese tono de broma, nada más.



Por otro lado, la situación económica de él es malísima, ""Entonces quién se ocupa de su casa" " Mi casa es muy modesta. Yo mismo me preparo el café y el desayuno", la escasa bombilla desnuda del apartamento ya lo deja claro, quizás un poco mejor que ella pero vamos de acomodado nada, así que lo de femme fatale me resulta muy difícl de entender, él y ella son dos personas exiliadas perdidas y solas que se encuentran y no sé si se enamoran o no pero lo que está claro es que ella no se va con él por dinero, sino porque los dos juntos están mejor, viven mejor, y no en el sentido económico sino de compañía, de comprensión y puede que incluso de amor, por eso me extrañó el detalle, porque el final es desgarrador.
Él muere, y "una vez en casa se puso a ordenar el apartamento. En el armario empotrado del pasillo vio su ajado gris impermeable de verano, con el forro rojo. Lo descolgó de la percha, lo apretó con el rostroy, sin apartarlo de su cara, se sentó en el suelo, con el cuerpo estremecido por los sollozos, y se puso a gritar, suplicando clemencia"
¿Esta es la reacción de una femme fatale? Ni de lejos, más bien es un final desgarrador. He repasado lo del dinero, él la persuade a ella para que cogiera una caja fuerte y, por si acaso no ocurriera algo grave, poner allí todo el dinero de él, porque obviamente su relación es ilegal y legalmente al no estar casados el dinero iría a parar al Estado porque su exesposa que es la que tendría derechos está desaparecida y no va a ir a reclamar nada, y a ella sí le vendría bien que es la persona que está a su lado, pero de ahí a femme fatale y de que el dinero sea lo importante para ella..., contrastaría enormemente con ese párrafo final, además de con la interpretación de los expertos como el que ha hecho el prólogo, y ya he puesto sus comentarios arriba, creo que no hace falta volverlos a poner.

Por otro lado deducir de unos cuantos datos históricos y de la wiki cómo era la vida del autor y por qué le gustaba describir de esa forma en un relato me parece una temeridad, obviamente has lanzado una hipótesis, menos mal que es solo una hipótesis, pero con una seguridad que a mí me ha alarmado especialmente porque parece que esa teoría tuya sobre la abundancia de descripciones, que al parecer te parecen innecesarias, porque lo estaba pasando mal económicamente es lo que me parece sorprendente sin contrastarlo en absoluto. Es más jilguero la semana pasada hizo la broma de las descripciones y no hay ningún problema, la cuestión es la razón que uno le da, la de jilguero obviamente era totalmente diferente. No es más que eso. Por otro lado, como ya he comentado no le veo la innecesariedad de esas descripciones por ningún lado, me he explicado anteriormente con el ejemplo de Proust con lo que no me voy a repetir.

En cuanto a si los Premios Nobel estaban mejor o peor valorados, ni he entrado antes ni ahora, es una cuestión tuya nada más.
Y en cuanto a su valoración en Rusia, me refería a que a día de hoy es un autor muy valorado, de hecho he comentado con dos amigos rusos y me han hablado de él, preguntándome precisamente si estábamos leyendo tal o cual libro, porque allí sigue siendo leído, además de obligatorio académicamente, más que nada por aquello de que ha envejecido mal. Obviamente yo juzgo a los autores, pero esto es algo personal, pensando en el contexto de la época, recuerdo algunos comentarios al Dr. Jekyll y Mr. Hyde que decían que es que estaba muy visto, lo cual se podría decir de casi todas las novelas u obras de arte que abrieron un camino, que después se repiten, pero pienso, y es una opinión, que el relato ha envejecido perfectamente y por eso se sigue editando y vendiendo y estimando en general en Rusia. En España a Echegaray no lo lee ni Dios, precisamente porque ha envejecido mal. Pero eso sigue siendo una opinión como la tuya, ni más ni menos, nada que objetar al respecto. Uno opina blanco y otro negro, faltaría más.

En cuanto a la pedantería o al uso de vocablos por tu parte, me temo que o no me explicado bien o no me has entendido bien. No tiene nada que ver, de hecho no sé ni de qué me hablas, ¿dónde he dicho yo que hayas sido pedante o hayas usado un vocabulario que yo no entienda? Tampoco me ofendo por el hecho de que no te guste el relato porque lo haya escogido yo, hombre faltaría más, si nos conociéramos un poco más, que espero que siga así, ni te lo plantearías. Por suerte llevo muuuuuchos años de miniclubs, y he escogido muchos relatos, unos gustan y otros no, y nunca me he enfadado con nadie por eso, así que no tiene nada que ver, y creo que me he explicado perfectamente antes. De hecho el año pasado elegí varios relatos, y uno de ellos que a mí me fascinó no tuvo nada de éxito, creo que solo le gustó a un forero, cuestión de gustos nada más, me sorprendió porque a mí me había gustado mucho, pero no va más allá.

Los comentarios que son molestos son los que desprecian un relato o un autor, y estoy hablando en general a ver si me explico mejor, que les puede gustar a otros foreros, que lo encuentran interesante, de calidad, y que se comenten de una forma que puede ofender al que sí le ha gustado porque les hace parecer tontos, calificar a Bunin de autor gaga en busca de unos francos por poner un ejemplo, simplemente porque era mayor y estaba exiliado, ese es un ejemplo de la semana pasada, y puede servir de ejemplo, aunque sea suave. Yo creo que es fácil de entender. A Greto le ha parecido aburrido, estupendo, no vamos a tener los mismos gustos todos, pero no denigra al autor con suposiciones porque haya algo que no te haya gustado, o le pone calificativos que sí a mí el autor me gusta y me parece estupendo y tu dices que tal y como escribe estaba gaga y escribía así para ganar unos dinerillos porque era pobre sin base ninguna real no supuesta, cuando a mí me ha gustado la forma de escribir, parece que se haga el comentario sentando cátedra y por encima de los demás, sea o no tu intención al escribirla. Y esa era la intención de mi comentario, nada más, por lo que tampoco veo necesaria ninguna disculpa porque el comentario no se hace con intención de ofender, simplemente quería que lo supieras para que sepas que esos comentarios, que jilguero llama "sin filtros", que a veces pueden resultar divertidos e incluso necesarios para romper la monotonía, en otras ocasiones pueden resultar ofensivos.
Sevilla y la casita de las pirañas de Nazario Luque. Trabajos forzados de Daria Galateria. Medio siglo con Borges de Mario Vargas Llosa.

Avatar de Usuario
laaguja
Lector voraz
Mensajes: 183
Registrado: 07 Nov 2013 02:16
Ubicación: mira mi foto: caliente, caliente…

Re: En París - Iván Bunin

Mensaje por laaguja » 27 Ene 2020 14:38

Hola @Arden; ya es lunes y toca desdramatizar y acercar posiciones. A ver si lo consigo.

Femme fatale

El término lo incorporé yo a este debate y parece que es un punto sobre el que giramos en direcciones opuestas. Creo que me toca tratar de sentar las bases para llegar a un entendimiento.

Femme fatale es un arquetipo literario que ha sido exportado al cine con éxito. Su definición es la de mujer que utiliza la sensualidad y su sexualidad para conseguir sus fines.

No todas las femme fatale son Gilda o son dominátrix sadomasos. Las villanas de James Bond entran en el arquetipo de femme fatale. La protagonista de Casablanca, Ilsa Lund, es a mi modo de ver un prototipo modosito de femme fatale, y tiene puntos en común con Olga Aleksándrovna, como diré más tarde. Dentro de este arquetipo caben otros roles, pero siempre tienen un papel protagonista.

Si en la definición estamos de acuerdo, ahora explicaré por qué Olga Aleksándrovna cae en el arquetipo de femme fatale.

El protagonista (al final sabemos que él no es el protagonista, que la protagonista es ella, porque con un giro maestro del Bunin vemos que nos estaba contado la historia de ella) llega a un establecimiento hostelero de calidad media-baja. Algo así como lo que podemos llamar en España un figón. Muy dignos pero a los que no se les puede exigir todas las medidas higiénicas:
En París escribió:(…) una fuente con empanadillas secas y fritas, otra con filetes de carne picada, ya algo grisáceos,
En ese figón, contrastando con «(…) la dueña, una mujer rusa de rostro hostil», se encuentra una bella mujer atendiendo las mesas. Pero no viste ni para la ocasión ni para el lugar:
En París escribió:·(…) ataviada con un delantal blanco bordado y un vestido negro,

·(…) el vestido estaba gastado, pero era evidente que lo había comprado en una tienda cara.

·(…) le quedaba muy bien el delantal blanco y bordado sobre el vestido negro,

·(…) la piel de sus manos blancas estaba bien cuidada; tenía las uñas brillantes y ligeramente rosadas: era evidente que se hacía la manicura…

·¿De dónde podía haber sacado esos zapatos caros?
Todo esto me ha ido dando la imagen de que, a pesar de llevar trabajando allí «Tres meses», la mujer está fuera de lugar en aquel figón. He supuesto que la manicura se la sigue haciendo para que tras tres meses de trabajo manual fuera notable.

Pero la mujer es consciente de la imagen de distinción que da en aquel grasiento figón.
En París escribió:·(…) y el hombre pudo ver cómo una mujer de unos treinta años, con cabellos morenos peinados con raya al medio y ojos oscuros, ataviada con un delantal blanco bordado y un vestido negro,

·Sus manos eran muy blancas y hermosas:

·(…) le quedaba muy bien el delantal blanco y bordado sobre el vestido negro, bajo el que destacaban sus bellos pechos de mujer joven y fuerte… Los labios gruesos no estaban pintados, pero tenían un aspecto lozano; llevaba recogido el pelo en un sencillo moño; la piel de sus manos blancas estaba bien cuidada; tenía las uñas brillantes y ligeramente rosadas: era evidente que se hacía la manicura…

·Él siguió con la mirada su figura erguida y el contoneo de su vestido negro…

·(…) al cabo regresó y se acercó a él con una leve sonrisa, como si se tratara ya de un conocido.
Luego llega la conversación de tanteo. Que de tanteo tiene poco. Ella contesta a todo sin reservas, cuando bien podría haberle dado largas. No perdamos de vista que estamos en, o antes de, 1940.
En París escribió:-¿Está usted casada?
-Sí.
-¿Y a qué se dedica su marido?
-Trabaja en Yugoslavia.
A mí me parece mucho preguntar para el segundo día de sólo ir a comer. Pero vamos a dar validez a ese diálogo y vamos a quedarnos con el detalle: es una mujer casada. Igual que Ilsa Lund… En tiempos de guerra sabemos que los matrimonios rotos por la distancia ocurren con frecuencia: la misma Casablanca, La hora 25

Luego todo se precipita. Él prácticamente la interroga a bocajarro y ella da detalles de su vida privada a un desconocido. Él la invita al cine (no al teatro) y ella acepta.
En París escribió:-¿Le gusta a usted el cine?
Ella contestó, al tiempo que dejaba sobre la mesa una escudilla con sopa de remolacha:
-A veces resulta interesante.
-Dicen que en el Étoile están poniendo una película excelente. ¿Quiere que vayamos a verla? Supongo que tendrá usted algún día de descanso.
-Merci. Libro los lunes.
No se está haciendo la difícil, no. Ella acude a la cita con un vestido de noche (en el cine no se pueden exhibir los vestidos, como es el caso del teatro, aunque supongo que de aquella también habría entreactos en el cine).

Él la lleva a un restaurante "caro", en contraste con el figón, donde puede permitirse una costosa comanda, además de poder pagar a una mujer de la limpieza que va todas las tardes a su casa. Tan pobre no estaba el escritor.

El caso es que esa misma noche acaban en la casa del tipo, y la vemos a ella desnuda ante él. Fundido en negro porque ni Bunin, ni Chéjov, ni Verne mismo se metían en esos berenjenales.

Todo ese avance ocurrió entre el viernes y el lunes. Y con una mujer casada. Para muchos, incluso con la liberalidad de hoy en día, sería un récord. Para 1940 no me atrevo a calificarlo de récord.

Pero la historia continúa. Hemos sabido por el camino que ella tiene clase. En el figón, estaba fuera de lugar no sólo por la vestimenta, el calzado y su manicura, sino también por sus modales y costumbres de clase.

Ella termina por irse a vivir con el tipo: «Dos días más tarde ella dejó su empleo y se trasladó a su piso». Pero… ¿no estaba casada? Ilsa Lund también, y ya sabemos qué decisión tomó cuando reapareció su marido.

Pero, vuelvo y repito, todo este avance en lo que va del viernes al miércoles. Deja el empleo y se va a vivir con un desconocido estando casada… ¡y en 1940!

Ella ha mejorado su estatus gracias a su relación amorosa con el escritor. Ahora está retirada de los trabajos manuales, denigrantes para la gente de clase en aquella y en cualquier época, pero a cambio atiende una casa y a un amante. Viven humildemente, pero él tiene unos ingresos fijos con sus «obras históricas sobre esas guerras por encargo de distintas editoriales extranjeras…». Y dispone de una cantidad que merece la atención de llevarla a una caja fuerte de una entidad bancaria. El tipo vivía con humildad, pero tenía dinero como para mantener otra boca en casa, porque ella deja el trabajo. Y no sólo es darla de comer… vestirla, calzarla… y la manicura: es mujer de gustos caros. En tan mala situación económica no vivía el pobre.

Creo haber dejado claro la mujer fatal que yo he visto. Utiliza su condición de bella mujer para salir del figón y aliviar su condición de sirvienta llevando platos de la cocina a las mesas, poco acorde con su naturaleza social o con sus pretensiones.

Por cierto, en la escena final a mí me ha parecido que ella llora por ella misma… Otra vez a buscar trabajo… Aunque no me ha quedado claro si dispone del dinerito que finalmente no fue a parar a la caja del Crédit Lyonnais. Pero que debe volver al mercado laboral, eso lo tengo claro.

Ya he dicho que no todas las femme fatale son Gilda o son dominátrix, o las villanas de James Bond. Ése es un estereotipo dentro del arquetipo de mujer fatal. Pero existen otros modos y maneras de trabajar como mujer fatal, más… modositos. Ilsa Lund y Olga Aleksándrovna son dos claros ejemplos.

Y ahora me viene a las mientes una frase del principio:
En París escribió:Sí, año tras año, día tras día, el hombre espera en secreto una única cosa: un encuentro amoroso afortunado; en realidad, solo la esperanza de ese encuentro le mantiene con vida, nada más importa…
Ya… Un hombre… y una mujer también.

Creo que ya he escrito demasiado. Me reclaman en otro lugar. Así que a la tarde o mañana te sigo leyendo y sigo detallando mi punto de vista. Que obviamente ni quiero imponer ni con él quiero convencer a nadie. Sólo es mi punto de vista personal: Olga Aleksándrovna es o se comporta como una femme fatale.

A la tarde detallaré las diferencias entre nuestros análisis y por qué a mi este cuento del Bunin no me parece tan bueno como los otros. Ya he dicho que ser ruso y ser Nobel no es garantía de nada. Y si el cuento no me ha satisfecho, pues poco puedo hacer aparte de leer las lecturas que hacéis para ver si alcanzo a ver otra cosa que se me haya podido escapar. Pero eso esta vez no ha ocurrido, de momento.
Relato es el contenido, cuento es el continente. Para el cervecero no es lo mismo una caña, un botellín o una lata, aunque todo sea cerveza.

Responder