Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Dom Jul 22, 2018 10:36 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 137 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 10  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Émile Zola
NotaPublicado: Lun Mar 20, 2006 10:29 pm 
Desconectado
Arpía suprema
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 22, 2005 4:23 pm
Mensajes: 16892
Ubicación: Emerald
Émile Zola
(2 de abril de 1840, París, Francia - 29 de septiembre de 1902, París, Francia)

Imagen

Émile Édouard Charles Antoine Zola, más conocido como Émile Zola, fue un escritor francés, considerado el padre y el mayor representante del naturalismo.

Tuvo un papel muy relevante en la revisión del proceso de Alfred Dreyfus, que le costó el exilio de su país.

Zola nació en París, el 2 de abril de 1840, hijo de un ingeniero civil italiano. Tras la muerte de su padre, la familia vivió en la pobreza. Su primer trabajo fue el de empleado en una editorial. A partir de 1865 se ganó la vida escribiendo poemas, relatos y crítica de arte y literatura. Su primera novela importante, Thérèse Raquin (1867), es un detallado estudio psicológico del asesinato y la pasión. Más tarde, inspirado por los experimentos científicos sobre la herencia y el entorno, Zola decidió escribir una novela que ahondara en las profundidades de todos los aspectos de la vida humana, que documentara los males sociales, al margen de cualquier sensibilidad política. Asignó a esta nueva escuela de ficción literaria el nombre de naturalismo y escribió una serie de veinte novelas entre 1871 y 1893, bajo el título genérico de Les Rougon-Macquart, con el fin de ilustrar sus teorías a través de una saga familiar. Tras una ardua investigación produjo un sorprendente y completo retrato de la vida francesa, especialmente la parisina, de finales del siglo XIX. Sin embargo, fue calificado de obsceno y criticado por exagerar la criminalidad y el comportamiento a menudo patológico de las clases más desfavorecidas. Algunos de los libros que se ocupan de las cinco generaciones de la familia Rougon-Macquart, alcanzaron una gran popularidad. Entre las novelas de esta serie destacan La taberna (1877), un estudio sobre el alcoholismo; Nana, basada en la prostitución; Pot-bouille (1882), un análisis sobre las pretensiones de la clase media; Germinal (1885), un relato sobre las condiciones de vida de los mineros; La bestia humana (1890), una novela que analiza las tendencias homicidas; y El desastre (1892), un relato sobre la caída del Segundo Imperio. Estos libros, que el propio Zola consideraba documentos sociales, influyeron enormemente en el desarrollo de la novela naturalista. Sus obras posteriores, escritas a partir de 1893, son menos objetivas, más evangelizantes y, en consecuencia, menos logradas como novelas. Entre éstas figura la serie Las tres ciudades (3 volúmenes, 1894-1898), que incluye Lourdes (1894), Roma (1896) y París (1898). Zola escribió también varios libros de crítica literaria en los que ataca a sus enemigos, los escritores románticos. El mejor de sus escritos críticos es el ensayo La novela experimental (1880) y la colección de ensayos Los novelistas naturalistas (1881). En enero de 1898 Zola se vio envuelto en el caso Dreyfus, cuando escribió una carta abierta que se publicó en el diario parisino L'Aurore. Es la famosa carta conocida como 'J'accuse' ('Yo acuso'), en la que Zola arremete contra las autoridades francesas por perseguir al oficial de artillería judío Alfred Dreyfus, acusado de traición. Tras la publicación de esta carta, Zola fue desterrado a Inglaterra durante un año. Murió en París, el 29 de septiembre de 1902, intoxicado por el monóxido de carbono que producía una chimenea en mal estado.

_________________
Imagen
Puedes quedarte sin conversación, pero nunca te quedarás sin canciones (Lemmy)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Mar 20, 2006 10:39 pm 
Desconectado
Arpía suprema
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Mar 22, 2005 4:23 pm
Mensajes: 16892
Ubicación: Emerald
OBRAS

La confesión de Claude (La confession de Claude). Novela autobiográfica (1865)
Thérèse Raquin (1867) :arrow: Descargar
Los misterios de Marsella
Lourdes

Serie de Les Rougon-Macquart (1871 a 1893)
La fortuna de los Rougon 1871 :arrow: Descargar
La jauría 1871 :arrow: Descargar
El vientre de París (1873)
La conquista de Plassans (1874)
El pecado del abad Mouret (1875)
Su excelencia Eugène Rougon (RM6) (1876)
La taberna 1877 :arrow: Descargar
Una página de amor (1878) :arrow: Descargar
Naná (1879)
La alegría de vivir (1884)
La obra 1886
Pot-bouille (RM10) 1882
El paraíso de las damas (1883) :arrow: Descargar
El paraíso de los gatos
Germinal 1885 :arrow: Descargar
La tierra (LRM 15) (1887)
El sueño 1888 :arrow: Descargar
La bestia humana (1890)
El dinero (1891)
El desastre (Le debacle) (1892)
El doctor Pascal (1893)
La fiesta de Coqueville (La fête à Coqueville )

Serie Las tres ciudades (1894-1898)
Lourdes (1894)
Roma (1896)
París (1898

Serie de Los Cuatro Evangelios
Fecundidad (1899)
Trabajo (Travail, 1901)
Verdad (publicada postumamente en 1903)
Justicia

Ensayos
La novela experimental (1880)
Los novelistas naturalistas (1881) :arrow:
Carta abierta en el diario parisino L'Aurore. Enero de 1898
J'accuse ('Yo acuso') :arrow: Descargar

Cuentos
Cuentos para Ninon (1864)
El arte de morir
Miguelón (Le grand Michu) (1874)
En los campos (1878)
Nantas (1878)
Por una noche de amor (y otras historias)
Cuentos completos


Última edición por Haidé el Mié Sep 06, 2006 9:07 am, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Feb 10, 2008 6:40 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14319
En una nota a pie de página de la ed. de Alianza de Germinal vi que Étienne Lantier

(hijo de Gervaise Macquart y de Auguste Lantier, cuya historia se cuenta en L´Assommoir ... que no sé qué novela es en español :oops: )

aparece en La fortuna de los Rougon, El vientre de París y L´Oeuvre (¿?)... lo que no sé es en qué novela relata lo que le sucede después de lo de Germinal, ni si Zola siguió un órden cronológico en la historia al ir escribiéndo... :roll:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 12, 2008 9:34 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Hypathia escribió:
Étienne Lantier [/b]

(hijo de Gervaise Macquart y de Auguste Lantier, cuya historia se cuenta en L´Assommoir ... que no sé qué novela es en español :oops: )

aparece en La fortuna de los Rougon, El vientre de París y L´Oeuvre


Y es hermanastro de Naná que es hija de Gervaise Macquart y Coupeau.
L´assommoir :shock: :shock: no se qué novela es, l´oeuvre es La obra.

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 12, 2008 10:30 am 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14319
Babel escribió:
Hypathia escribió:
Étienne Lantier [/b]

(hijo de Gervaise Macquart y de Auguste Lantier, cuya historia se cuenta en L´Assommoir ... que no sé qué novela es en español :oops: )

aparece en La fortuna de los Rougon, El vientre de París y L´Oeuvre


Y es hermanastro de Naná que es hija de Gervaise Macquart y Coupeau.
L´assommoir :shock: :shock: no se qué novela es, l´oeuvre es La obra.


:60: ¡Gracias, Babel!

¡¡Étienne hermanastro de Naná!! :shock: :P


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 12, 2008 11:55 am 
Desconectado
No tengo vida social
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Nov 04, 2005 10:35 pm
Mensajes: 2365
Ubicación: Donde da la vuelta el aire
:meditando: ¡¡¡Hermanastro de Naná!

¡Qué culebrón!.

Yo me estoy haciendo un lío terrible. Habría que leer en orden, porque si no no va a haber manera.

_________________
Silba la calandria y nos sorprende en vela,
amuchados, con ganas de seguir.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Feb 14, 2008 1:23 am 
Desconectado
Lector ocasional
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Feb 07, 2008 6:57 pm
Mensajes: 34
Citar:
L´assommoir no se qué novela es, l´oeuvre es La obra.


Es la Taberna : ;). Que por cierto para mi, es la mejor de todas, a mi me gustó más incluso que Germinal.

Respecto al lio de personajes que aparecen a lo largo de la serie de los Rougon, si que es verdad, se van mezclando padres, hijos, hermanos... . En alguna página web he visto algún croquis en el que te hacía un resumen del galimatías de tanto personaje, aunque la verdad no es muy importante, cada novela es independiente unas de otras.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Feb 14, 2008 9:23 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Chissum escribió:
Citar:
L´assommoir no se qué novela es, l´oeuvre es La obra.


Es la Taberna : ;). Que por cierto para mi, es la mejor de todas, a mi me gustó más incluso que Germinal.



¡Anda! Yo busqué L´assommoir en el traductor de internet y me lo traducía como: La porra, y claro, pues no tenía nada que ver. :lol: :lol: :lol:
Pero sí, La taberna me suena de cuando leí Naná, en los comentarios a pie de página se hacían muchas referencias a Gervaise Macquart, a Lantier, su primer amante y a Coupeau, el hombre con quien vivió luego en París. No me extraña entonces que por algún lado salga Étienne.
La taberna es otra de las que quiero leer primero, junto con La fortuna de los Rougon y alguna otra... y más si me dices que te ha gustado más que Germinal, que a mí me ha parecido una maravilla.

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Feb 15, 2008 10:03 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
He encontrado un árbol genealógio de los Rougon-Macquart, es curioso porque al lado de cada uno de los miembros viene su tara herediaria: alcoholismo, histeria, amoralidad...

Aquí dejo el enlace para verlo mejor:

árbol genealógico


Adjuntos:
arbol.jpg
arbol.jpg [ 50.15 KiB | Visto 10917 veces ]

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Última edición por Babel el Dom Ene 08, 2012 8:56 pm, editado 2 veces en total
Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Feb 15, 2008 1:31 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14319
¡¡¡¡Babel!!!

¡¡Los dioses te lo pagen con muy buenas lecturas!! :60: :60: :60: :grupo:


Chissum
, gracias por la traducción. :P Mirad, Alianza acaba de sacar El vientre de París y yo creo que no tardará, a ese ritmo, de sacar La taberna. 8)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Feb 15, 2008 2:42 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Hypathia escribió:
¡¡Los dioses te lo pagen con muy buenas lecturas!! :60: :60: :60: :grupo:

A ver si es verdad. :lol: :lol: :lol:

Pues estoy recopilando información sobre la saga, la verdad que es interesante, en cuanto tenga todo lo cuelgo. :wink:

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Feb 15, 2008 6:10 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14319
Yo estoy pensando en abrirles hilos a sus libros, poco a poco. Me apasiona este autor. :P Ojalá lo publiquen hasta el aburrimiento. Si necesitas ayuda, ya sabes. :wink: :wink: :wink:

Pongo esto aquí para tener las referencias de los títulos:

* Les Rougon-Macquart
o La Fortune des Rougon (1871)
o La Curée (1871–72)
o Le Ventre de Paris (1873)
o La Conquête de Plassans (1874)
o La Faute de l'Abbé Mouret (1875)
o Son Excellence Eugène Rougon (1876)
o L'Assommoir (1877)
o Une Page d'amour (1878)
o Nana (1880)
o Pot-Bouille (1882)
o Au Bonheur des Dames (1883)
o La Joie de vivre (1884)
o Germinal (1885)
o L'Œuvre (1886)
o La Terre (1887)
o Le Rêve (1888)
o La Bête humaine (1890)
o L'Argent (1891)
o La Débâcle (1892)
o Le Docteur Pascal (1893)


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Feb 16, 2008 2:38 am 
Desconectado
Me estoy empezando a viciar
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Nov 04, 2007 3:13 am
Mensajes: 413
Ubicación: Irruptora en Jijo
Vaya, pues yo confieso que no he leído nada pero me gustaría hacerlo. Tengo Nana pero acepto recomendaciones. ¿Con cual sería mejor empezar? Germinal tiene muy buena pinta :roll:

_________________
RECUENTO2008
La escala de los mapas :101:
Nstra.sra Paris :101:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Feb 16, 2008 9:55 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
lorelai lee escribió:
Vaya, pues yo confieso que no he leído nada pero me gustaría hacerlo. Tengo Nana pero acepto recomendaciones. ¿Con cual sería mejor empezar? Germinal tiene muy buena pinta :roll:

Yo he leído Nana y Germinal y los dos me han gustado mucho, quizá más el último. También hablan bien de La taberna o La fortuna de los Rougon... :roll:

Puedes empezar por el que quieras, el de La fortuna... está muy bien para leer el primero puesto que es el primero de la saga, el origen de la familia, pero como son historias independientes da un poco igual. :wink:

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Feb 16, 2008 10:26 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Mar 04, 2007 12:54 am
Mensajes: 7371
Ubicación: donde regresa siempre el fugitivo
Cuelgo esto aquí al margen de que luego se abran hilos de todos ellos. Pienso que es buena idea tener aquí todos juntos. He recopilado estos datos de distintas webs así que no voy a poner fuente, como veréis mientras algunos resúmenes están genial otros se quedan un poco cortos. Resalto el personaje de la de la familia en que se centra cada libro.
Si véis algo que falte o que sobre, o que se pueda completar me lo dices y lo arreglo, puede ser que algo se me haya escapado. :oops: :wink:
He puesto spoiler porque algunos de los argumentos quedan un poco destripados, así quien no quiera que no lo lea. :roll:
Mientras más indago en esta saga más me fascina Zola:¡reediciones YA! :vb_manifa:

Les Rougon-Macquart, 1871-1893
Bajo este título se agrupan una serie de novelas que constituyen —en palabras del propio Zola— "la historia natural y social de una familia bajo el Segundo Imperio". En ellas se describe el supuesto derrumbamiento moral de la sociedad francesa de finales del siglo XIX.
Los veinte volúmenes de que consta la serie irán saliendo año tras año de la pluma de Zola, con la pretensión de demostrar que la conducta individual está determinada por la herencia y el medio. Cada tomo se centra en un miembro de la ramificada familia y en un ambiente concreto: los banqueros, los políticos, los artistas, el proletariado de París, etc. En la base del árbol familiar está la Tía Dide, internada a causa de su locura, cuya tara inicial, en palabras del autor, “pesa sobre toda su descendencia, y determina, según el medio, en cada uno de los individuos de esta raza, los sentimientos, los deseos, las pasiones, todas las manifestaciones humanas, naturales e instintivas”.

1.La fortuna de los Rougon, 1871
Al inicio, el autor presenta los orígenes de la familia. En la prefectura de Plassans (Provence), Adèle Fouque, hija de unos ricos labradores, se casa con el tosco jardinero Rougon, del cual tiene un hijo, llamado Pierre. Viuda a los diecinueve meses de matrimonio y dominada por su temperamento sensual, se une con el contrabandista, borracho y vagabundo, Macquart, del que tiene dos hijos, Antoine y Ursule.
Pierre, calculador y egoísta, se hace dueño de la voluntad de su madre, que ha quedado como entontecida a raíz de la muerte del contrabandista en una emboscada de los gendarmes. Manda a su hermano Antoine al servicio militar, casa a Ursule con el honrado sombrerero Mouret, y consigue la cesión de la finca que constituye la única fortuna de su madre. Entonces contrae matrimonio con la ambiciosa Félicité Puech, hija de un comerciante en aceites medio arruinado, de quien tiene cinco hijos: Eugène, Pascal, Aristide, Marthe y Sidonie.
Del matrimonio entre Ursule y el sombrerero Mouret nacen tres hijos: François, Hélène y Sylverio. Ursule muere tísica, y Mouret, que no puede soportar el dolor, se ahorca al año de enviudar.
Antoine vuelve del servicio militar, enviciado por el alcohol, e intenta recuperar la parte de su herencia sin conseguir nada. Se casa con Joséphine Gavaudan, trabajadora incansable, que le mantiene hasta que queda viudo con tres hijos, Lisette, Gervaise y Jean, a los que también explota desde que tienen edad para ganar dinero hasta que huyen de casa.
De los hijos de Pierre Rougon, dos estudian leyes —Eugène y Aristide— y el tercero —Pascal— medicina. Aristide, impulsivo y vago se casa con Angèle, hija del comandante Sicardot y vive a costa de sus padres. Eugène, ya cuarentón, marcha a París para hacer carrera política. Desde allí llama a su padre Pierre que, de acuerdo con su mujer, empeña el capital estafado a su madre para triunfar, y convierte su casa en punto de reunión de los elementos conservadores poco antes del golpe que lleva a Napoleón III al trono. Así logra ser condecorado y verse en camino de la anhelada fortuna.


2.La jauría, 1871
La novela narra una parte de la depravada vida de Aristide Rougon, cuando, poco después del golpe de Estado, se traslada a París con su mujer Angèle Sicardot y su hija pequeña Clotilde —previamente, a su hijo Maxime lo deja en un internado de Plassans—, y cambia su apellido por el de Saccard. En París trabaja en un negocio de obras públicas del Ayuntamiento. Enseguida queda viudo, y es su hermana Sidonie la que le propone la boda con Renée Béraud —la hija de un magistrado que, seducida por un hombre casado, se encuentra en estado—, la cual aporta al matrimonio —como reparación— una suculenta dote.
Un aborto espontáneo libra a Aristide de las preocupaciones de tener que pasar por padre de un hijo de otro. De este modo, rico y con los conocimientos que tiene por su antiguo empleo de los planes urbanísticos de París, se lanza a un frenético juego de especulación. A través de sus manos pasan grandes cantidades de dinero, que derrocha con la misma facilidad con que las adquiere.
Cuando su hijo Maxime tiene diecisiete años, su padre le trae a París, y aquí entra en un ambiente de vicio y corrupción. Cumplidos los veinte, se hace amante de su madrastra, poco mayor que él. Aristide Saccard, al conocer el adulterio de Renée, aprovecha el episodio para enajenar la única finca de la dote que aún no había podido vender, y concierta, por otra parte, el matrimonio de su hijo con la enfermiza Louise de Mareuil, dotada con un millón de francos. El muchacho, cansado de Renée, acepta.


3.El vientre de Paris, 1873
El personaje de la familia a quien dedica Zola esta obra es Lisa (Lisette), la hija mayor de Antoine Macquart y de Joséphine Gavaudan. A su llegada a París, Lisette sirve en casa de una viuda, que al morir le deja todos sus ahorros. Después, gracias a su buena presencia, es contratada por un comerciante de salchichas, y allí conoce al buen Quenu. Muerto el dueño, Quenu hereda el negocio, se casa con Lisette y establecen una nueva y lujosa salchichería, junto al Mercado Central.
La trama se complica con la llegada de Florent, hermano de Quenu, huido del presidio adonde había sido conducido por aparecer implicado en un movimiento revolucionario. Estos hechos dan pie a Zola para describir la vida de los Mercados y del barrio que los rodea: los puestos de venta; las reuniones políticas en el café-taberna de Lebigre; los odios y habladurías que suscita el forastero, que acaba por ser denunciado y volver a manos de la policía; las rivalidades y aventuras sentimentales entre los vecinos; etc. Todo ello da lugar a un pintoresco cuadro de vidas anodinas y vulgares.

4. La conquista de Plassans, 1874
François Mouret, hijo del sombrerero del mismo apellido y de Ursule Macquart, vive tranquilamente de sus rentas en Plassans, retirado de los negocios, en unión de su mujer Marthe Rougon y de sus hijos Octave, Serge y Désiderie, y de la antigua criada Rose.
La llegada a Plassans del padre Ovide Faujas, viene a turbar la monotonía de la familia Mouret, en cuya casa se aloja con su madre; la personalidad retraída del sacerdote excita la curiosidad de François que llega a convertirse en su espía. Pero la hostilidad con que Faujas es acogido en Plassans, va cediendo poco a poco: comienza por atraerse en primer lugar a Marthe, que nunca había sido muy devota, a la que propone fundar un asilo para hijas de obreros;
y termina imponiéndose al obispo y al rector del seminario, siendo nombrado vicario de la diócesis.
La historia del sacerdote sirve de hilo conductor de la tragedia familiar: los hijos son alejados de la casa, pues molestan a la madre que se encuentra poseida por una especie de atolondramiento pseudo-místico; cada vez más trastornada por el padre Faujas, declara a éste su amor, pero resulta rechazada y humillada por su ídolo; por su parte, Mouret cae en una locura que le hace perder el sentido de la realidad, y es ingresado en el manicomio.


5. El pecado del abad Mouret, 1875
Serge, hijo de François Mouret y de Marthe Rougon, es párroco de Les Artaud. Con él viven su hermana Désiderie y la criada Teuse. En las cercanías del pueblo existe un parque semiabandonado, el Paradou, donde vive el guarda, Jeanbernat —incrédulo y misántropo, a quien llaman el filósofo—, con su sobrina Albina.
Un día, paseando Serge por la carretera, se encuentra a su tío, el doctor Pascal, que va a visitar al guarda Jeanbernat porque lo cree moribundo, y le acompaña, pensando que un sacerdote puede ser necesario. Cuando llegan, el enfermo está completamente restablecido. Por la noche, Serge cae desmayado en su habitación, dominado por una extraña inquietud psíquica.
Varios días después, al recobrar parcialmente la razón, Serge se encuentra asistido por Albina, en el Paradou, adonde lo ha conducido su tío Pascal para ver si en ese lugar recupera la salud.
Comienzan así unas semanas de alegría ingenua entre Albina y Serge, hasta que se consuma la entrega. Inmediatamente la inquietud se apodera de ambos; a esto se suma un hecho fortuito: desde un boquete de la tapia del Paradou, Serge contempla la lejana iglesia del pueblo. Mientras se esfuerza por recordar su condición, es hallado por un feligrés de la parroquia, que lo lleva a su casa.
Se suceden unos días de lucha entre sus recuerdos del parque y su fe; dedicado a la oración, encuentra fuerzas para resistir las tentaciones cuando el doctor Pascal y la misma Albina le piden que vuelva al Paradou.


6. Su excelencia Eugène Rougon, 1876
Esta novela constituye un fragmento de la vida política de Eugène, primogénito de Pierre Rougon y Félicité Puech. Comienza la narración en el momento en que dimite como presidente del Consejo de Estado —por haber caido en desgracia en las Tullerías—, y se encuentra en su despacho destruyendo papeles, rodeado de sus amigos y colaboradores.
Alejado temporalmente de la política, la vida privada ocupa el primer plano. Rechaza las proposiciones matrimoniales de la italiana Clorinda, a la que confiesa el concepto que tiene de las mujeres..., por lo que Clorinda se ofende, aunque seguirán siendo amigos.
Al final, ésta se casa con Delestang —hombre rico y vulgar, protegido políticamente por Rougon—, y él, con Beulin d'Orchère, de noble familia.
Con motivo de un atentado en la Opera contra el emperador, Rougon se hace cargo del Ministerio del Interior. Pero a los cinco meses, por los excesos de favoritismos y represiones, es destituido. Entonces le abandonan todos sus "amigos", que ya nada esperan de él; Delestang ocupa el lugar que deja vacante, con lo que Clorinda ve saciado su rencor.


7. La taberna, 1877
La taberna es el lugar donde los personajes van a ahogar su desesperación en el alcohol. Gervaise, que desde joven es la amante de Lantier, de quién ha tenido dos hijos, se establece en París. El trabajo de lavandera le permite incluso algunas economías; pero Lantier, indolente y atraído por nuevos amores, la abandona. Gervaise conoce al obrero Coupeau y se casa con él, pero Coupeau es víctima de un accidente laboral y los ahorros de la mujer son empleados en curarlo.
Copeau sale abatido de la larga enfermedad y se da a la bebida. Gervaise se encuentra exhausta, sin fe, iniciándose una degradación sin límites.


8. Una página de amor, 1878
Héléne Grandjean vive en París, con su hija Jeanne. Su esposo murió poco después de su llegada a la capital. Helena es una mujer muy guapa que suscita la admiración de los hombres pero a ella lo único que le importa es su hija, una niña de frágil salud. Una noche en que Jeanne enferma Héléne pide ayuda a su vecino, el doctor Deberle quien salvará posiblemente a la chica de esta noche de angustia, pero se llevará en su corazón la imagen de Héléne. París va a ser el testigo de este amor imposible...
Es una novela "menor" en el ciclo de Rougon, un paréntesis después de La Taberna (un gran escándalo) y antes de Nana. ¡Pero qué hermoso paréntesis! Aquí, el protagonista es París. La novela está compuesta por por cinco partes que finalizan con una descripción de la gran ciudad, que devuelve al personaje que lo mira su propio estado de ánimo.

9. Naná, 1880
Esta novela, incluida en la serie de "Les Rougon", cuenta la historia de la vida —bajezas, vejaciones, sufridas y causadas, triunfos y desventuras— de Anna Coupeau, llamada Nana, hija de Gervaise Macquart. El autor la presenta en los momentos en que pasa de los apuros de una vida mísera, a la conquista de París como mujer de moda, después de su debut en un teatro desvergonzado de variedades.
Tras el éxito, no causado precisamente por sus méritos artísticos, Nana recibe numerosas visitas: la del conde Muffat de Benville —al que engaña y le hace su amante— y su suegro, el marqués de Chouard, miembros de un comité benéfico que solicitan una limosna para los pobres; la del joven Georges Hugon, de diecisiete años, incondicional admirador; la del banquero Steiner, que compra para ella la finca de La Mignotte; la del repugnante cómico Fontan, con quien halla divertido el hacer "vida honrada"; la de La Satin, en compañía de la cual —viéndose más tarde en la miseria— vuelve a la prostitución callejera...
Todos los personajes que desfilan por la novela sufren diversas desgracias: el conde Muffat, arruinado y desdeñado por Nana —a la que un día descubre con su suegro el marqués—, dimite de su cargo en las Tullerías a consecuencia de la escandalosa conducta de ella; Philippe Hugon, un joven militar que no puede permitirse lujos, y a quien su madre ha enviado para librar a su hermano Georges de la perniciosa influencia de Nana, resulta también seducido, es deshonrado y encarcelado por robo; Georges, atormentado por los celos...


10. Pot-boville, 1882
No hay, hablando con propiedad, intriga en la novela, sino más bien un retrato de cada cual, destacando la mezquindad y los vicios más o menos escondidos por cada uno. El protagonista es Octave Mouret (ya conocido en La Conquista de Plassans). Tiene 21 o 22 años (el libro debe comenzar en 1861), y es muy esmerado en su vestir. Viene de Marsella y se aloja en casa de los Campardon, menaje a trois provenzal. Se hace rápidamente enemigo de Gasparine, " la otra señora Campardon ".
Campardon le encuentra un empleo donde los Hédouin, en La Felicidad de las Damas. Allí somos testigos de los flirteos de Octave con Valérie Vabre, la esposa de Teófilo Vabre, el hijo del propietario, una mujer neurótica e histérica. Luego, Maríe Pichon, su vecina, que se aburre durante el día por la ausencia de su marido. Octave juega a los bibliotecarios le y presta novelas de Jorge Sand. Maríe, muy ingenua, le está muy agradecida sin percatarse de sus verdaderas intenciones.
Y luego, La Señora Hédouin, llamada Caroline: bella, seria, correcta, tranquila y nada ingenua. Octave, que pasa cada vez más tiempo con la señora Hédouin, saca provecho de una venta para tratar de seducirla... El fracaso será tan grave que Octave, avergonzado, sobre todo porque ha sido visto por Gasparine, decide irse de La Felicidad de las Damas para ir a instalarse entre sus vecinos, Berthe y Auguste Vabre.
Octave decide seducir a Berthe, a pesar del marido...

11. El paraíso de las damas, 1883
Empieza con Octave Mouret como dueño de una gigantesca empresa, fruto de la ampliación del negocio llamado "El paraíso de las damas", que su mujer, la viuda del señor Hedouin, aportó al matrimonio.
La huérfana Denise Baudu, llega a París con sus hermanos y halla colocación en esta tienda como vendedora. Al principio sufre las burlas y desdenes de sus compañeras, pero su firmeza, compatible con la bondad natural de su carácter, se impone a todas las mezquindades que la acosan.
Ambas historias —la de la estimación de Denise por sus compañeras, y la de la expansión de los almacenes—, confluyen en el intento del poderoso Octave por dominar a la muchacha.
Sin embargo, es éste quien termina por doblegarse ante la honradez de Denise y la convierte en su esposa.

Junto a la trama central, se desarrollan otras historias paralelas que presentan la lucha estéril del pequeño comercio contra la influencia arrolladora de los grandes almacenes. Asimismo, aparecen nuevas figuras secundarias: la de Henriette, amante de Octave, que se intenta oponer por todos los medios a la pasión de éste por Denise; la señora Marty, que arruina a su marido con su afán irreprimible de comprar cosas innecesarias; la condesa de Boves, rica y ladrona de encajes, etc.

12. La alegría de vivir, 1884
Esta novela cuenta la desgraciada vida de Paule Quenu —hija única del salchichero Quenu y de Lisette Macquart, después de quedar huérfana a los nueve años—, en casa de su tutor, el señor Chanteau —enfermo de gota, que aflije con sus molestias a cuantos le rodean—. Con Chanteau viven su mujer, dominante y calculadora, y su hijo, Lazare, muchacho abúlico y holgazán, a quien su madre considera un sabio.
Las cuitas de Paule —iniciadas con la muerte de sus padres— continúan al ser despojada poco a poco de su herencia, que se consume inútilmente en absurdos proyectos ideados por Lazare, y que van fracasando uno tras otro. A pesar de ello, el optimismo de Paule no disminuye. Quizá sea éste el motivo por el que la señora de Chanteau le toma un aborrecimiento incomprensible, que culmina cuando en el lecho de muerte —agonizante por una dolencia cardíaca— la acusa de envenenamiento.
Paule aún da muestras de bondad y altruismo: se sacrifica por Lazare —con quien estaba comprometida, y al que amaba, a pesar del obsesivo pesimismo de éste—, para que se case con otra mujer, Louise; asiste a ésta en un difícil parto, después del fracaso del matrimonio; cede al niño los escasos restos de su fortuna en un seguro contra posibles locuras del padre; renuncia a una buena colocación por no abandonar al señor Chanteau, que sigue enfermo; y, al fin, todo el cúmulo de desvelos obtiene un último "pago" con el suicidio de la criada Véronique, que no acepta una reprimenda sin importancia.


13. Germinal, 1885
La historia se desarrolla en Francia, en un pueblo donde la vida gira en torno a las minas de carbón, lugar de donde la mayor parte de las familias obtienen sustento, y por familia me refiero a toda la familia, ya que tanto padres como hijos son virtualmente esclavos de la mina, obteniendo salarios de miseria, desgastándose y corriendo el riesgo de no volver a casa en cada momento del día.
Hartos de esta situación, habiendo incluido en su estilo de vida el hambre y la enfermedad, indispuestos a continuar con esta “vida” que al haber perdido ya toda esperanza había dejado de serlo, se organizan encabezados por Étienne Lantier para iniciar una huelga, pidiendo un aumento que les permitiera por lo menos salir un poco del estado de hambre en el que vivían.

14. La obra, 1886
Claude Lantier, tercer hijo de Gervaise Macquart y de su amante, educado en Plassans a costa de un generoso protector, vive en París dedicado por completo a la pintura; siempre en pugna consigo mismo, se considera llamado a producir una revolución estética, arrinconando las maneras academicistas, pero sin saber concretamente cómo realizarla.
Una noche, regresando a su casa, Claude conoce a una joven, Christine Hallegrain —huérfana, recién llegada a París para trabajar como lectora de una dama—, que se ha resguardado de una tempestad bajo el quicio de su puerta, y le presta su lecho. Otro día Christine vuelve para expresarle su agradecimiento.
Este nuevo encuentro reaviva en Claude la lucha por alcanzar el ideal de "belleza". Ella se presta a ser su modelo para el cuadro "Plein air", destinado al Salón de Otoño, en el que cifra sus esperanzas de gloria. Pero, por la osadía de la composición, no es admitido por el jurado.
Después del fracaso, vuelve a su estudio. Christine lo espera para consolarle. A los pocos días, deja su empleo para irse a vivir con su amante al campo. Tienen un hijo, Jacques, y durante un tiempo gozan de una tranquila felicidad. Sin embargo, Claude no puede olvidar sus sueños de triunfo: regresan a París y se casan.
Se suceden las estériles tentativas del artista, que no puede terminar ninguno de los cuadros que comienzan con una inspiración de genio. Sumidos en la miseria, muere su hijo Jacques cuando tiene doce años, y Claude, ante el cadáver hace un retrato que manda al Salón; pero nadie le presta atención.
Al visitar el Salón, Lantier comprueba como sus denostadas obras han servido para formar escuela entre otros artistas triunfadores que niegan su influencia y discuten su arte. El fracasado artista, de regreso con Christine a su taller, emprende de nuevo su trabajo sobre el último cuadro, que no puede terminar. Christine, celosa de la pintura que le está robando el amor de su marido, obliga a éste a prometerle una nueva existencia ajena al arte que es su veneno.


15. La tierra, 1887
Jean Macquart es el tercer hijo y único varón de Antoine Macquart y Joséphine Gavaudan. Cuando termina su servicio en el ejército, se dedica a las labores del campo en la granja La Borderie, propiedad del terrateniente Hourdequin, junto a Rognes. En este pueblo viven los tres hermanos Fouan: Michel, apodado "Mouche", viudo con dos hijas: Élise y Françoise; Louis, llamado "tío Fouan", casado con Rose, tiene tres hijos: Fanny —mujer de Delhomme—, Buteau —amante de su prima Élise—, y Hyacinthe, borracho continuamente, al que todos apelan "Jesucristo" porque la barba y el pelo largo asemejan las imágenes del Salvador; y Marianne, conocida por "la Grande", a quien todos adulan —a pesar de su despotismo, grosería y dureza de corazón— porque tiene fama de rica, y es considerada la jefa de la familia.
"Tío Fouan", a pesar de los consejos contrarios que le da Marianne, viejo y cansado de trabajar, decide repartir sus tierras entre sus hijos a cambio de una pensión. Pasados tres años, Buteau acepta la parte de tierra que se le adjudicó en suerte, porque llega a saber que una nueva carretera subirá el valor de su parcela. Es entonces cuando se casa con su prima Élise y se dedica a perseguir a Françoise, con la idea de que, una vez que ésta llegue a la mayoría de edad —pues han quedado huérfanas—, no tenga que repartir la exigua herencia con ella. La muchacha resiste tenazmente y, después de regañar con su hermana y su cuñado, se marcha a vivir a casa de "la Grande".
Jean Macquart, que había ayudado desinteresadamente a las hijas de "Mouche" cuando quedaron solas, se enamora de Françoise, la pide en matrimonio y se casa con ella al cumplir los veintiún años. Poco después, y con motivo de la partición de los bienes paternos reclamados por Françoise, a la que aconseja su malvada tía "la Grande", comienzan los odios y envidias entre las hermanas y sus maridos, llegando a la ruptura en el momento en que Élise y Buteau tienen que dejar la casa que les ha sido adjudicada en subasta a Jean y Françoise.
Al principio, los Delhomme pagan la renta al "tío Fouan" puntualmente; Buteau, nunca la entrega completa; y Hyacinthe, no sólo no paga, sino que, aprovechándose de la predilección que le tiene su madre, saca dinero constantemente a sus progenitores. Estos abusos terminan provocando una rencilla familiar, que Buteau zanja dando un empujón y tirando al suelo a su madre; a consecuencia de ello, la anciana muere a los pocos días. Entonces, los Delhomme convencen al viejo Fouan para que venda la casa y se vaya a vivir con ellos. Sin embargo, Fanny —mujer de Delhomme— no tarda en hacer la vida imposible a su padre, por lo que éste se traslada a casa de Buteau y Élise, donde tampoco es tratado mejor: es Buteau precisamente quien le despoja de los pocos bienes que le quedan, tomando como pretexto una enfermedad del viejo.
Los rencores y bajas pasiones de Buteau hacia Françoise, terminan produciendo una lamentable y repugnante escena por cuya causa muere a los dos días, sin que salga ninguna acusación de sus labios. Es el tío Fouan —que ha presenciado lo sucedido detrás de unos arbustos— el que pone en guardia a Jean, aconsejándole que se marche para que no le ocurra lo mismo que a su mujer.

Quizá sea ésta la obra más crudamente naturalista de Zola, tanto en su argumento como en su expresión. El realismo del autor —zafio y cargado de escenas de mal gusto— dibuja la vida de un pueblo en que el que sus habitantes, cegados por la satisfacción de sus deseos y sus bajas pasiones, por sus tierras y su dinero, no son capaces de ninguna acción altruista. Estos elementos dan una visión del hombre tan excesivamente inmoral, reductiva y sombría, que hacen que los personajes de la novela adolezcan de falta de credibilidad.

16. El sueño, 1888
"El ensueño" está escrita ante las acusaciones que recibió el autor por no ver más que bajezas, inmoralidades y miserias en la mayoría de los personajes de la familia Rougon-Macquart. La novela, centrada en la figura de Angélique —hija de Sidonie Rougon y un desconocido—, pretende cambiar esta actitud repugnante de vicios y pasiones, y contemplar el lado positivo.
La protagonista, criada en la Casa de Expósitos, huye por los malos tratos de los encargados, y es recogida a los nueve años por el matrimonio Hubert, bordadores de ornamentos religiosos en Beaumont. Desde el primer momento la consideran como una hija; la educan en la soledad y recogimiento del taller, sin salir más que a misa los domingos. Bordando delicadas imágenes y escenas legendarias, Angélique vive cinco años de ensueño, pensando en el príncipe que vendría a desposarla y anhelando morir al primer beso del esposo.
El sueño se convierte en realidad cuando aparece
Félician de Hautecoeur, hijo del obispo de Beaumont. En cuanto se conocen, los dos declaran su mutuo amor. Pero el obispo, que tiene proyectada la boda de su hijo con una señorita de la nobleza, desautoriza las relaciones.


17. La bestia humana, 1890
Roubaud, subjefe de la estación ferroviaria de El Havre, de estancia en París para resolver unos asuntos, logra de su mujer Sévèrine la confesión de que —a los dieciséis años— su viejo protector Grandmorin, expresidente de la Audiencia de Rouen y consejero de la Compañía de Ferrocarriles, la había ultrajado. Ciego de ira, Roubaud, ayudado por Sévèrine, asesina esa misma tarde a Grandmorin, en un vagón del expreso París-Havre.
La escena del crimen sólo ha sido presenciada, durante el paso del tren, por el maquinista Jacques Lantier —hijo de Gervaise Macquart y de su amante—, que disfrutaba de un día de permiso en el que había ido a visitar a la guardabarreras Euphrase, prima de su padre y madrina suya. Durante el juicio, Lantier se convence de la culpabilidad del matrimonio, pero, impresionado por la belleza de Sévèrine, no declara sus sospechas. Roubaud lo adivina, y le da ocasión de tratar a su mujer. El proceso, rodeado de misterio, se termina archivando para que no salgan a la luz las depravadas costumbres de Grandmorin, personaje que gozaba de favor en las Tullerías.
Jacques Lantier padece una curiosa enfermedad congénita —producto del alcoholismo de su padre— por la cual vive amargado, y que consiste en el deseo de matar a toda mujer que quiera vivir con él. Para felicidad suya, nota que esto no le ocurre con Sévèrine, y se hacen amantes. Sin embargo, una noche que ella le revela los espeluznantes detalles del asesinato a Grandmorin, comprende que sigue siendo esclavo de su dolencia, agravada por la obsesión de Sévèrine que quiere librarse de su marido y le incita a deshacerse de él.
Por otra parte, Flore, que es hija de Euphrase, está enamorada de Jacques desde hace mucho tiempo.
Al adivinar en Sévèrine una rival, enloquece de celos, y hace descarrilar el tren en el que viajan los amantes, con una carreta de piedras pertenecientes al cantero Cabuche. Se produce una catástrofe, pero Jacques y Sévèrine se salvan. Flore, agobiada por los remordimientos, se suicida arrojándose al paso de un tren.
Durante la convalecencia, Sévèrine insiste en deshacerse de su marido; pero, cuando Lantier parece decidido a llevarlo a cabo, sufre una alucinación, asesina a su querida y escapa. Por diversas circunstancias, consideran culpable de este crimen a Cabuche; al mismo tiempo, se abre de nuevo el caso Grandmorin, del que se acusa Roubaud, sin que nadie lo crea.


18. El dinero, 1891
Aristide Saccard (antes Rougon, véase La Jauría), el protagonista, es un hombre del régimen, al que le debe todo lo que tiene. De mediana edad, su hermanastro es ministro, aunque no goza precisamente de sus favores. Dotado de encanto personal y de un talento instintivo para los chanchullos financieros, Saccard va de pelotazo en pelotazo, gastando el dinero a espuertas cuando fluye y malviviendo de él cuando refluye, sometido a las gigantescas mareas del capital bursátil. Ulcerado por el hecho de que por sus manos hayan pasado millones pero todo se le haya ido como un puñado de arena, sueña secretamente con derrocar a Gundermann (trasunto de Rostchild), el banquero judío, cuya sólida fortuna resiste todos los embates. Intuyendo que el fin del régimen está cerca y que es el momento propicio para sacar tajada, Saccard elabora un plan magistral que pondrá la bolsa a sus pies, movido no tanto por la codicia como por el afán de gloria y respetabilidad que a un arrivista como él le eluden perpetuamente.

19. El desastre, 1892
La novela retrata el conflicto bélico en su momento clave: la batalla de Sedan, en la que las tropas prusianas barrieron a sus oponentes y capturaron al propio Emperador y a más de cien mil de soldados. Punto final de un conflicto en el que el ejército francés fue de mal en peor. El protagonista es el cabo Jean Macquart, que aparece también en una de sus anteriores novelas, La Tierra. Macquart es un campesino con escasa formación pero con mucho sentido común, lo que le hace ser muy respetado por la tropa. A su lado viviremos el conflicto desde sus prolegómenos hasta el trágico desenlace final. Junto a él, por descontado, aparecen innumerables personajes; el más importante de ellos, Maurice Levasseur, un parisino activista y revolucionario, con quien le unirá una gran amistad.

20. El doctor Pascal, 1893
Hijo de Pierre Rougon y de Felicité Puech, Pascal Rougon tiene cincuenta y nueve años cuando comienza el relato. Vive en Plassans, en una propiedad llamada Souleiade, donde trabaja desde hace treinta años en un proyecto sobre las leyes de la herencia que comprende como campo de estudio a su propia familia. Ha acumulado sobre cada miembro del Rougon-Macquart un gran número de documentos que a su madre le gustaría destruir, porque podrían comprometer a la posteridad de la familia y consigue convencer a Martina, la criada, y Clotilde, la sobrina a la que Pascal alberga desde que tiene siete años, de ayudarle en este proyecto. Sin embargo, sólo al precio de una vigilancia constante impide el acceso al armario que contiene los famosos documentos. La primera parte del libro es el relato de esta lucha encarnizada entre Pascal, que representa la cultura y el progreso científico, y las tres mujeres, que simbolizan el oscurantismo, para apropiarse de los documentos.
Una escena notable es la de la noche cuando Clotilde, sacando provecho del sueño de su tío, roba la llave y abre el armario. Pascal llega a impedir a tiempo la destrucción de los documentos y decide entonces revelarle la genealogía terrible de su familia: la inmensa mayoría de los miembros son golpeados en efecto por un destino trágico.
Poco después, Pascal cae gravemente enfermo. En su convalecencia le cuida su sobrina Clotilde, cuando se recupera se da cuenta de la pasión violenta que experimenta hacia ella. Intenta casarla con un colega médico pero ella declina la oferta de matrimonio y declara su amor a Pascal.
La segunda parte de la novela es la historia de este amor incestuoso, marcado por una felicidad absoluta pero también por el dolor de la separación. Y también por la lucha para que su madre no destruya los documentos de la familia.


Espero que, junto con el árbol genealógico, nos sirva de ayuda para centrarnos cuando leámos alguno de ellos. 8)

_________________
Cuaderno de bitácora

Imagen


Última edición por Babel el Jue Feb 28, 2008 4:21 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 137 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4, 5 ... 10  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  




Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España