Kapthal (mi relato del concurso)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
felipoween
No tengo vida social
Mensajes: 1674
Registrado: 17 Ago 2005 23:20
Ubicación: EN MI MUNDO, SOÑANDO CONTIGO.

Kapthal (mi relato del concurso)

Mensaje por felipoween » 11 Abr 2006 23:42

Bueno aqui os dejo mi relato.. pero vistos la calidad de los demas relatos, el mio es como una hormiga al lado de una casa,que quiere crecer, para poder vivir en ella.. :lol:
:wink:
Un saludo a todos.



Ayer tuve un sueño real, como la vida misma, sintiendo miedo, alegría, desesperación impotencia, tristeza y poder. Reconocía cada una de las sensaciones, que me transmite mi cuerpo, al estar despierto. Os preguntareis, como puede ser un sueño real y por que lo se, pues al final de este relato que os cuento lo sabréis.
Estaba intranquilo, con una sensación en mi cuerpo como si tuviera que ocurrir algo.
Me acosté muy cansado y enseguida empecé a soñar. Caminaba hacia algún lugar, que ignoraba. El instinto que se alojaba en mi mente me guiaba hacia la dirección correcta. Mis pasos firmes, se adentraban en un mundo misterioso, desconocido y fantástico. Contemplaba, un mar de arena, de un azul cielo, con pequeñas dunas esparcidas a lo largo de un maravilloso paisaje, iluminado por dos soles, uno al norte y el otro al sur. Distinguía unos extraños animales, que me recordaban a un pez, pero con dos patas en cada lado de su pequeño y frágil cuerpo, le sobresalía, de su pequeña cabeza un cuerno de color amarillo. Al pasar cerca de ellos, se ocultaban entre la arenisca, huyendo al percibir mi presencia. En el horizonte distinguía las siluetas de otras personas, que llevaban la misma dirección que yo, algunos iban en grupos.
Después de llevar cuatro horas caminando me encontré con un hombre, que sentado en la arena, descansaba del largo viaje. Era un hombre menudo y regordete pero robusto y poderoso. Emanaba una fuerza increíble de su interior. Le salude:
-Hola, ¿que tal?
-Hola, aquí descansando un poco, llevo un día caminando hacia al lugar que desconozco, pero ya estamos cerca, lo presiento.
-Si yo también lo noto. Por cierto me llamo Kapthal.
-Yo me llamo Mhinkhan. ¿Me imagino que no sabrás lo que nos espera?
-Pues no lose, pero nos dirigimos cientos de personas a un mismo lugar para desempeñar algo muy importante.
-Si, es cierto, somos algunos elegidos del continente Shathur. Muchos se han quedado en sus hogares.
-Pronto se desvelaran nuestras dudas.
-Venga Kapthal vamos, ya estoy mejor.
Proseguimos el camino. Hasta que nos detuvimos al contemplar en la lejanía algo descomunal que no sabíamos distinguir. Inquietos, apresuramos el paso.
-Mhinkhan ¿tu sabias que esto estuviera aquí?
-Pues no, no tenia ni idea.
Empezábamos apreciar, una gigantesca fortaleza, con unos murallas de unos veinte metros, completamente cuadrada, con una torre enorme en cada esquina, en el centro se elevaba por encima de los muros, una ciudadela y en el centro una torre colosal, con casas colgadas.

Imagen

Había cientos de personas, que entraban por diferentes puertas. Estando a pie de las murallas imponentes, me despedí de Mhinkhan, que se dirigió por otra puerta.
Una vez dentro, entre en una estancia enorme, donde habría unos mil hombres. Todos sentados, esperando alguna orden. Yo, hice lo mismo. Después de una hora, se escucho una voz, y un silencio absoluto recorrió la estancia.
-Hola, os damos la bienvenida a todos, a la fortaleza Trintho. Estáis aquí, porque habéis sido elegidos, por vuestros poderes ocultos y vuestras diferentes habilidades sin saber que la poseíais. Os necesitamos. Shathur depende de vosotros. Estamos al borde de una guerra, y solo tenemos dos días para que os forméis. Nos dividiremos en grupos de cien, de esos cien se elegirá al mejor, que será el que comande su batallón. Dicho esto, nombraremos cincuenta nombres que se presentaran la estancia del Shol.
Mi nombre lo nombraron el primero, sorprendido me dirigí instintivamente hacia la estancia. Cada uno teníamos nuestro maestro. Sin ninguna demora se presento el mio:
-Hola bienvenido, soy kahut, has sido elegido porque eres poderoso y tienes una fuerza sobrenatural, tu serás el que gobierne a tu pequeño ejercito, de esos cien, todos tienen las mismas habilidades que tu, pero son mínimas, no tienen ni la mitad de lo que tienes tu. Por eso estas aquí.
-Muy bien, empecemos- Le dije yo, con ansias de aprender.
-Ven sígueme.
Nos dirigimos a una sala, entramos y cerro la puerta, la estancia era larga y amplia, varios objetos en el fondo, simulando alguna forma.
-Concentra toda tu fuerza en tus manos, la energía la acumularas juntándolas, cuando la tengas, las separas un poco para poder lanzarla contra tu objetivo. Se que será difícil, pero pronto aprenderás. Ese es uno de tus poderes. Otro es la capacidad de correr más rápidamente, acumulando la fuerza en tus piernas. Además tienes la habilidad de la espada. Y el último, es poder curar heridas colocando la mano sobre ellas, pero este gastas mucha energía, quedándote agotado durante casi una hora. Para la batalla, no podrás utilizarlo, si no es que corres ningún peligro.
Exaltado, sobre lo que me contaba, sentía la fuerza que circulaba por mi cuerpo.
-Tengo ganas de empezar, intentare hacerlo lo mejor posible.
-Lo se. Empecemos.......
-Cierra los ojos, junta tus manos, intenta acumular toda tu fuerza en ellas, cuando sientas la energía en ellas empieza a separarlas un poco.
A si lo hice… Notaba como un impulso electrizante que recorría mi cabeza hasta mis dedos, sentí una fuerza asombrosa. Abrí los ojos, brotaba un pequeño resplandor blanco, de mis manos, al separarlas se iba convirtiendo en azul.
-¡Bien! Kapthal. Ahora dirige las manos hacia atrás e intenta lanzarla.
Así lo hice, pero cuando me dispuse a lanzar, la energía que fluía en mis manos, desapareció, en la nada.
-Bueno no te preocupes, es normal, no tienes que dejar de almacenarla, hasta que tope con el enemigo, tu mente tiene que controlar ese poder hasta que llegue a su objetivo.
-Si, ya entiendo.
Me dispuse hacer la misma operación, pero no funcionaba.
-Tienes que esperar unos cinco minutos antes de volver a recuperarte. Aprovecharemos para ejercitar la espada.
-De acuerdo.
Alcanzo una espada enorme, que tenia apoyada en la pared.
-Observa atentamente mis movimientos.
Absorto y concentrado en lo que hacia Kahut, mi memoria retenía todo con suma facilidad.
-Ahora prueba tú.
Me dio la espada y el tomó otra. Y empezamos a combatir, Kahut, tenia una fuerza increíble, pero yo no retrocedía un paso, golpeaba con una energía sorprendente y habilidad, como si hubiese estado luchando toda mi vida.
Kahut, sonreía fascinado de lo que veía...
-Bien, bien... Muy bien Kapthal. Increíble, que poder de aprendizaje, mas asombroso.
-Si yo mismo estoy perplejo de lo que estoy haciendo.
-Esta bien, volvamos a probar el poder de la energía.
-De acuerdo...
Me concentre, fluyo la energía de mis manos y la lance, esta vez si, se dirigió velozmente hacia los objetos a una distancia de unos veinte metros, estallando.
-Bien, estupendo. Descansa y vuelve a probar, hasta perfeccionarlo.
Estuvimos todo el día, también probamos el poder de la curación. Al día siguiente, me dieron una armadura, provista de un casco con una prolongación en la cabeza acabada en punta, las hombreras, estaban dotadas, de un saliente afilado en cada hombro, en las botas una punta cortante. Estaba protegido al cien por cien, sorprendentemente ligera. Me sentía invulnerable.
La lleve durante todo el día, practicando con la espada y los poderes. Al tercer día nos reunieron a todos los que comandábamos los grupos. Éramos cincuenta. Cada uno de nosotros dirigíamos cien hombres. De nuestros poderes diez. El segundo grupo comandaban los hombres mas fuertes de Shathur, donde me encontré Mhinkhan, le estreche la mano y le dije:
-Suerte, nuestra victoria esta asegurada.
-Si eso parece, nos hemos reunido cinco mil hombres, los mas poderosos de todo el continente... Que tengas suerte en la batalla.
El tercer grupo eran a los arqueros. Y el cuarto grupo, formados por veinte, eran los magos, con varios poderes clasificados en dos grupos.
-Buenos días a todos... empezaremos a explicaros contra quien vais a luchar y la táctica a seguir, para poder llevarnos a la victoria.
-Estamos advertidos por sus amenazas de una guerra, su continente se llama Drakhin. Esta gobernado por el malvado Hilkahu, su ejército es muy numeroso, compuesto por unos cinco mil dragonkin (unos dragones azules pequeños, que lazan hielo) y otros cinco mil, seres sin alma. Pero nosotros somos más eficaces, gracias a nuestros poderes.
Llegaremos a Drakhin a través de un portal, tendremos pocas horas para situar nuestras tropas. El ejercito de Hilkahu, nos espera.
Los arqueros serán los que entren en acción primero, formando una fila de dos soldados, escoltados por los diferentes grupos. Cuando se acerque el ejercito, entran en acción los magos y seguidamente los grupos restantes para enfrentarse cuerpo a cuerpo.
Dicho esto, solo me cabe deciros que tengáis suerte, que estamos en vuestras manos, el futuro de Shathur depende de vosotros. Mañana a primera hora crearemos el portal. Descansad y concentrar vuestra energía para mañana. Un saludo y que los soles os guíen a la victoria.
Nos dispusimos a descansar. Todos trasmitíamos inquietud en las estancias, y una preocupación, que se reflejaban en nuestras miradas.
Llego la hora, el portal estaba preparado y todos nosotros también. Llegamos a Drakhin, un continente tenebroso, silencioso y oscuro. Ubicados en una gran planicie, rodeados por unas montañas. Estábamos a la merced del ejército de Hilkahu. Formamos todos los grupos, dispuestos para la batalla. Ansiosos, esperamos con cautela. Después de una hora de inquietud, en el horizonte se observaba una polvareda, acercándose velozmente.
El ejercito descomunal de Hilkahu, se paro a trescientos metros de nosotros, lo arqueros estaban preparados, pero los Dragonkin, no estaban. Algo no iba bien. De repente se escucharon gritos:
-Por la retaguardia, ¡los dragonkin!
No había tiempo que perder. Me lleve mis hombres a la parte posterior.
Y la batalla empezó sin previo aviso.
Los arqueros lanzaron una lluvia de flechas, ocasionando cientos de bajas. Volvieron a lanzar, antes de que llegaran hasta nuestras defensas, los arqueros dejaron paso a los magos, lanzando bolas de fuegos, contra los seres sin almas.
Dio paso a una batalla encarnizada, se escuchaban explosiones y el ruido del metal de las espadas, contra las armaduras, formaba un sonido aterrador.
Empezamos a luchar con los Dragonkin, lanzando los poderes contra ellos. Eran pequeños, pero sus garras afiladas destrozaban las armaduras, descuartizando los cuerpos. Observaba como lanzaban hielo y con sus zarpas nos arrancaban las extremidades del cuerpo. Con mi fuerza unida a mi rapidez, no me detenía en matar aquellos dragones. Mi espada, junto mis patadas los destrozaba sin compasión. Sentía como me trasformaba en un guerrero y mi sangre bullía con ansias de victoria.
Los acontecimientos no eran esperanzadores, pero aguantábamos nuestra posición. Se oían gritos de dolor y desesperación de los heridos. Observe detrás de mi y vi como algunos de mis hombre saltaban por los aires, mis ojos se detuvieron en un ser monstruoso de dos metros, con una armadura asombrosa, su fuerza era brutal. Sin duda era Hilkahu. Me hice camino entre los dragones, y le lance mi poder contra el.
El golpe que impacto fue tan violento, que se precipito al suelo arrastrándolo unos metros. Se puso en pie rápidamente, me busco con su mirada llena de ira, y echo a correr hacia mí. Me prepare... le sorteé, golpeándole con mi poderosa espada, contra su armadura; se detuvo unos segundos, a causa del golpe y empezó una lucha salvaje, las espadas colisionaban formando un destello ensordecedor. Poseía una fuerza descomunal. Me notaba extenuado y empezaba a respirar rápidamente. Mis fuerzas flaqueaban, Hilakahu parecía que no se debilitaba. Su poderosa espada acabada en dos puntas, me rozaba la armadura, desgarrándola.
En un descuido me derribo y caí al suelo.
Tan rápidamente como pude me incorpore, pero sentí un golpe en la cabeza, elevándome en el aire unos metros, caí extenuado.
Sentí como su espada atravesó mi armadura clavándomela en el pecho, me faltaba la respiración y el líquido de la vida empezó a fluir de mi cuerpo. Empezaba a perder el conocimiento, me puse la mano en el pecho, mientras cerraba los ojos, emanaba una luz de mis manos.
Fue cuando desperté de mi sueño.
En el pecho tengo dos heridas cicatrizadas, yo mismo me las cure, con mis poderes.
Lo que no se como término la batalla. No obstante, seguro que soñare otra vez, estaré vivo y os narraré el desenlace de mi sueño real.

Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11367
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Mensaje por JANGEL » 12 Abr 2006 09:18

Creo que ya no falta ninguno, ¿no? :?:
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67664
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 12 Abr 2006 10:04

Cuatro, entre ellos el otro tercero :?

Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11367
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Mensaje por JANGEL » 12 Abr 2006 10:14

¿Todavía faltan cuatro? ¡Vaya, es verdad! ¿Dónde se habrán metido?
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com

Avatar de Usuario
bblanco
La Thatcher
Mensajes: 9191
Registrado: 09 Feb 2005 18:28
Ubicación: Barcelona

Mensaje por bblanco » 12 Abr 2006 11:12

Felipoween, sabía que el relato era tuyo! Una idea muy original, sí señor! :D

Saludos,
Begoña

Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11367
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Mensaje por JANGEL » 12 Abr 2006 11:24

Aquí te faltaron páginas, Felipe. Este tipo de relatos dan opción a desarrollarlos mucho más.
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com

Avatar de Usuario
Laurana
Vivo aquí
Mensajes: 5311
Registrado: 06 Sep 2005 04:04
Ubicación: Entre las páginas de algún libro de fantasía...
Contactar:

Mensaje por Laurana » 12 Abr 2006 14:18

Este es otro de los relatos que ya había leido antes (de hecho fue el primero que lei 8) ). Desde la primera vez me encanto!!!, Creo que está lleno de buenas ideas y me sorprendió que Felipe se animara a escribir algo de Fantasía cuando es uno de los géneros menos frecuentados por él (de hecho creo que no se ha leido aún ningún libro de fantasía), así que tiene mérito nada más por eso. Como dice Jangel es una historia que se podría desarrollar más, da la sensación que le falta algo, como que se siente incompleta. Por lo general este tipo de relatos salen muy extensos, hay que aportar una buena descripción para situar al lector en el tiempo y el espacio y eso no se logra con facilidad, y menos teniendo un límite de páginas, y bue, ya he dicho en varias oportunidades que a mi juicio la fantasía es uno de los géneros más difíciles de escribir.

En fin, me gustó mucho Felipe!!!, ojalá que el un futuro puedas retocarlo y desarrollar más la historia :wink: . Un beso y cariños.

Laurana.

Avatar de Usuario
Nelly
GANADOR del I Concurso de relatos
Mensajes: 12417
Registrado: 01 Mar 2006 16:17
Ubicación: Donde la música me lleve...
Contactar:

Mensaje por Nelly » 12 Abr 2006 15:12

Hola, me uno: es muy imaginativa pero da para escribir una novela entera, ¿por qué no lo intentas? :D saludos!!!!

Avatar de Usuario
JANGEL
Vivo aquí
Mensajes: 11367
Registrado: 16 Mar 2005 19:19
Ubicación: Sevilla y olé
Contactar:

Mensaje por JANGEL » 12 Abr 2006 16:43

Laurana ha descrito perfectamente, con todas las palabras, lo que yo quería decir. Estos mundos se quedan grandes para relatos de pocas páginas y no se sitúa completamente al lector. :D Gracias, amiga.
Leyendo:
Fin, de David Monteagudo

http://www.joseangelmuriel.com
http://www.elautor.com

Avatar de Usuario
Laurana
Vivo aquí
Mensajes: 5311
Registrado: 06 Sep 2005 04:04
Ubicación: Entre las páginas de algún libro de fantasía...
Contactar:

Mensaje por Laurana » 12 Abr 2006 17:10

:P :wink: :D

Avatar de Usuario
Kawpie
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 523
Registrado: 10 Mar 2006 03:44
Ubicación: Estudiando medicina

Mensaje por Kawpie » 12 Abr 2006 17:31

Estoy de acuerdo con los comentarios de todos los foreros hasta ahora, porque una historia de esa talla cabe muy bien como novela.
Mucha imaginación, y una lectura muy fluída
Si te agrada lo que escribo, visita mi blog
http://retratosdeconciencia.blogspot.com/

Avatar de Usuario
felipoween
No tengo vida social
Mensajes: 1674
Registrado: 17 Ago 2005 23:20
Ubicación: EN MI MUNDO, SOÑANDO CONTIGO.

Mensaje por felipoween » 12 Abr 2006 23:03

:shock: vaya,,,, gracias,, la verdad es que no he leido ningun libro de fantasia y pense que no os gustaria.

Lo de escribir el libro, Nelly , como que no :lol: , soy un puro aficionado,que empeze a escribir cuando entre aqui. Gracias a todos vosotros, que me animais, sigo escribiendo relatos..
vosotros si podriais intentarlo, que escribis muyyyy bien...

Un saludo a todos :wink:

lapislazuli
Mensajes: 4
Registrado: 20 Nov 2005 21:14

Kapthal

Mensaje por lapislazuli » 23 Abr 2006 21:40

Hola,

me gustaria animar a Felipe para que hiciera una segunda parte del relato, para seguir hasta el final su aventura. Sin duda una "fantástica" batalla.............

Un saludo desde saturno.
lapislazuli

Avatar de Usuario
felipoween
No tengo vida social
Mensajes: 1674
Registrado: 17 Ago 2005 23:20
Ubicación: EN MI MUNDO, SOÑANDO CONTIGO.

Mensaje por felipoween » 23 Abr 2006 23:29

:lol: :lol: :lol:

gracias..... A ver si me animo....

Un saludo :wink:

un beso :lol:

fl_fernando
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 893
Registrado: 10 Feb 2006 19:25
Ubicación: Guayaquil-Ecuador

Mensaje por fl_fernando » 24 Abr 2006 16:30

Yo recién la leo. No me había fijado en este relato antes jeje :oops:
Me encantó la batalla pero no entendí en que quedó. Quien ganó? :shock:

Saludos
fl_fernando
La esperanza es una negación de la realidad
Raistlin

Responder