DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1],[2])

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
DiosMuerto
Lector ocasional
Mensajes: 47
Registrado: 04 May 2016 21:52

DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1],[2])

Mensaje por DiosMuerto » 21 Nov 2018 09:31

Hola que tal me extrañaron, seguro que no, pero yo a ustedes tampoco… por que no los conozco y eso xd… Bueno les dejo el primer capítulo de la tercera temporada de mi oscuro libre de metal. Tendrá 26 capítulos. (advertencia: Puedes encontrar errores ortográficos y otros, por favor no burlarse ni decirme inferior de mente xd)


DiosMuerto Capitulo 1 Temporada 3. La lluvia y el infierno.

Dhervius… Solo un mortal, un mortal que ha trascendido lo inimaginable, ha regresado de los muertos, ha vivido fuera de su sector, casi ha muerto de nuevo y finalmente trajo al dios de los muertos al mundo de los vivos. Un hecho que ha acabado con la misma muerte… Ahora todo aquel que muera será destruido. Ya no queda futuro de vida para después, ya no queda consuelo para un viejo agonizante, ya no hay perdón ni castigo divino. Ya no hay nada después de morir.

Religión y Ciencia, enfrentados durante miles de años. Siempre en pelea de una u otra forma… Siempre distinto según el lugar del planeta y que tan avanzada se encuentre dicha población. Dos ideas que han cambiado el transcurso de la historia cientos de veces. Es un hecho que seguirá siendo así, pero, ¿Hay un fin para todo?
Dhiak, un demonio, un ser odiado e incomprendido, un ser capaz de dañar y ayudar. Ahora tiene un propósito. Un propósito que tal vez logre desentrañar los grandes misterios del mundo.
DiosMuerto, Un simple mortal, su vida está sumida en la necesidad de llevar la corona de dios. Sin ella no podría existir por mucho tiempo. Una persona limitada a su trono y a ver el mundo sin poder sentirlo. Su gran victoria ha condenado a todo ser vivo y aun consiente de eso… No siente remordimiento, pero su ambición tiene un costo. Un costo que aquellos que tienen poder han detectado y no están dispuestos a pagar.

Año 4100 abril 21
Sector 111
Persona desconocida 1: Que dé inicio la fase final del proyecto luna.
Persona desconocida 2: De acuerdo señor, estará activo en 5 días.

Luego de que Dhiak y Dhervius ayudaran a DiosMuerto a instaurarse en el trono del dios de los vivos, DiosMuerto le ofreció a Dhervius un nuevo comienzo, a Dhiak le hizo recordar parte de su pasado y le dio un propósito, ese propósito es buscar la verdad sobre Diana y sobre los demonios. DiosMuerto envió a Dhervius a un sector bastante alejado, un sector sumido en la desesperación por conseguir agua. El agua escaseaba desde décadas y todo el lugar era bastante árido, pero con Dhervius todo cambiaria. El corazón de dios que el posee puede generar agua ilimitadamente y el seria tratado como un gran rey en ese lugar, su vida sería grandiosa y tendría un excelente futuro. O eso es lo que creía DiosMuerto al enviarlo allí.

Por otra parte Dhiak le pidió algo, ese algo era regresar a ver a aquella mujer que dejaron atrás. Se refería a Caeli. Ella aún estaba viva cuando Dhiak regresó y con la ayuda de DiosMuerto pudieron salvarle la vida. Ella fue enviada con Dhervius a ese sector desértico. Además, Dhiak le pide a DiosMuerto que le muestre la ubicación del sector 111. DiosMuerto tenía un mapa que se dibujaba en el piso cerca de su trono, en ese mapa se mostraban muchas ubicaciones del planeta, pero había varios lugares donde se pintaba de negro, lugares que por alguna razón no se podían ver.
Luego de eso, DiosMuerto se prepara para recuperar fuerzas. Y Dhiak se marcha de la torre, sin antes preguntarle la ubicación del sector en donde se encontraba Dhervius.

Proyecto luna.
El proyecto luna, se había completado un 90%, estaba entrando en su fácil final. Esta fase consistía en eliminar al dios errante más grande que vivía en el planeta, con la calma que otorga tener una luna llena perpetua están decididos a culminar con el proyecto, sin importarles el costo de vidas humanas y la misma destrucción del planeta.
Frank y Rain.

Triste es su vida desde que fueron capturados por Caos, Las personas capturadas por él llevan una vida de esclavitud y algo peor. Caos utiliza una droga para hacer que sus esclavos tenga más fuerza, la droga de por si no controla sus mentes, pero la abstinencia sí. Además, es una droga muy adictiva y una vez que es consumida, la humanidad se pierde rápidamente. A tal punto de comer cualquier cosa para seguir vivos un día más y poder tomar la droga otra vez. Inclusive los cadáveres de los otros esclavos que van muriendo en el camino. Una vida miserable y terrible es la que llevan.
Para suerte de Frank y Rain su ayuda no ha sido solicitada, ya que caos estaba usando otros esclavos, aun así, han tenido que comer animales muertos que Caos les aventaba para que no mueran de hambre. Pero su suerte se acabó.

La lluvia y el infierno.
Sector 235.
Fecha: Año 4100 – Abril – 21

Más de tres meses pasaron del regreso del último incidente. Inconsciente todo ese tiempo, Caeli despierta en una cama. Su mirada deslumbrada por la luz, casi sin más que ver el blanco absoluto. Sus manos débiles y su voz seca pregunta ¿Qué es esto? Mientras más recupera la visión se da cuenta que no hay nadie y que la luz solo es el sol que entra por una de las ventanas. No sabe dónde está, no sabe qué día es y se siente muy débil para pensar y solo se acuesta nuevamente. Luego de unos momentos se da cuenta que hace mucho calor y tiene mucha sed, pero el lugar donde esta es muy precario y solo ve unas sillas de madera una vieja mesa también de madera. Algunos libros viejos y el suelo de tierra. No hay nada. Se pregunta de nuevo ¿Qué hago aquí?

El tiempo pasa y se escucha abrir la puerta. Entra una señora de piel oscura y se sorprende ver que Caeli ya está despierta. Se acerca rápidamente y le dice: Niña al fin despertaste, creíamos que ya no lo harías. Caeli no sabe quién es y solo dice tengo sed. La señora al escucharla va afuera y en un balde viejo de madera trae un poco de agua. Agua que no era muy limpia y parecía tener tierra. Aun así, eso no le importa a Caeli quien la bebe con desesperación. La señora le dice tranquila no bebas mucho, porque aún no hemos filtrado el agua, te puede hacer daño. Caeli ignora su sugerencia y sigue bebiendo. La señora le dice: Niña debes tener hambre. En un momento traen la comida, espera aquí, pediré que la traigan antes. Y la señora sale corriendo. Caeli se siente aliviada y dice gracias con su débil voz, pero la señora no lo oye.

Un rato más tarde, la señora regresa y trae lo que parece un plato hecho de madera, está cubierto con lo que parece ser cuero de algún animal. Y al destaparlo el contenido es alguna especie de guiso o comida extraña. Caeli le pregunta ¿Qué es? La señora le dice es calabaza con papas. Caeli nunca las había probado, pero tenía que comer algo y le dice no hay cubiertos. La señora le dice: Niña temo que no, tendrás que comerlo con la mano. La señora con su mano toma un poco y se lo lleva la boca y le dice: Así tienes que hacerlo. Caeli solo la mira y algo dudosa agarra la comida y comienza a comerla. La comida no tenía sal y parecía solo ser un puré sin ningún tipo de condimento, pero aun así come bastante.
Luego de un rato, Caeli se siente satisfecha, le agradece a la señora y le pregunta su nombre. La señora muy amable le responde Ana. Caeli se presenta y dice: Yo soy Caeli. La señora se admira un poco y le dice que ese nombre nunca lo escuchó por donde vive… Caeli se siente intrigada y quiere preguntarle que hace allí y dice: Ana, disculpe. Señora Ana. Podría decirme que hago en este lugar. No recuerdo como llegue aquí. La señora sonríe y le dice: Llámame Ana y esperaba que tú supieras eso. Te lo iba preguntar cuando despertaras. Caeli. Tenemos mucho de qué hablar, pero tengo que regresar al trabajo. Quédate aquí y yo regresare en la noche. No salgas y será mejor que nadie te vea fuera. Si tienes que hacer tus necesidades. Al fondo hay un cuarto con un agujero. Por tu bien será mejor que nadie te vea. Caeli no sabe que decir y solo le dice que sí. Luego de ello la señora se marcha y Caeli se queda echada en la cama. Pensando y pensando. Luego de un rato está quedándose dormida y recuerda.

Recuerda a sus amigos. Frank, Rain, Niceto y Henryk. Se pregunta ¿dónde estarán? … Luego pensándolo detenidamente le comienzan a llorar los ojos. Se acuerda de la muerte de Niceto y ese último día, donde Frank y Henryk regresaron y ese corto reencuentro. Recuerda que fue secuestrada por Dhervius y Dhiak… Recuerda aquel extraño edificio y la caída a lo profundo. Recuerda en sus últimos momentos a Dhiak o más bien ese asqueroso Demonio como ella pensaba en ese momento.

Ella se levantó y dijo tengo que irme… busco su ropa y no tenía nada más que lo que traía puesto. Un camisón viejo. No habían medias ni zapatos debajo de la cama. Se acercó a la ventana y escondiéndose miro fuera. No vio gente, pero le sorprendió bastante el lugar. Eran casas hechas de barro. Las calles no eran más que tierra y arena, algunas de las casas tenían una entrada con unos maderos y unas hojas secas de tejado. Era un lugar realmente desolado. Se preguntó con mayor razón que hago aquí.
Luego de un rato, ella necesitaba ir al baño y recordó que la señora le dijo algo de eso. Había un cuarto pequeño y ella al entrar sintió un olor horrible y dijo no lo puedo creer. Sin más opción no le quedo más opción que aceptar lo que tenía.

Ella aun algo débil y triste por sus recuerdos se acostó nuevamente. Las horas pasaron y entre lágrimas se quedó dormida. Despertó con un sonido, era el sonido de la puerta abriéndose. Era la señora quien regresaba. Ella traía una especie de antorcha con la cual alumbraba el lugar. Caeli se siente algo aliviada, pregunta ¿Ya no se ira de nuevo Ana?... Ana le responde: No Niña, bueno no hasta mañana que tengo que regresar a trabajar. Caeli le pregunto en que trabajaba, la señora con un gesto no muy alentador le dice: Bueno hago de todo. Limpio casas, armo escobas, preparo la comida, también se coser y tejer. Además, algunas veces arreglo cosas. Se hacer de todo. La vida aquí requiere que sepas de todo. Caeli sintió un poco de lastima por la señora Ana. Pero sus ansias de saber que hacia allí podían más y siendo algo directa le pregunta: Señora Ana por favor ¿Podría decirme como llegue aquí? La señora Ana le dice: Claro niña se ve que necesitas saberlo. Te contare en un momento, déjame prepararme algo para tomar… En eso la señora coge un viejo caldero que tenía y echándole algo de agua le prende fuego a la leña… Luego de un rato con el agua hervida… ella saca dos tazas de madera y le echa unas hierbas. Le dice que son hierbas relajantes. Le da una taza a Caeli y le dice cuidado que está caliente. Te tendrás que conformar con esto ya que no hay más para comer por hoy. Caeli le dice: No se preocupe por eso y le agradece el gesto. Ana coge una vieja caja de madera y se sienta a lado de la cama. Mientras bebe el primer sorbo le dice: Bueno niña te contare como llegaste aquí, pero no creo que te guste mucho.

Veras Caeli. Tu llegaste aquí hace más de tres meses. Aparecieron tú y supongo que tu amigo o hermano o novio. Caeli sorprendida pregunta ¿Aparecí con alguien más? La señora le responde: Si, ¿Qué acaso no lo conocías? Caeli le responde: No lo sé, Como ¿era? ¿Qué ropa tenia? La señora intenta describirlo: Le dice que tenía una extraña ropa, que tenía maso menos la edad de Caeli y en su ropa una funda de espada vacía. Caeli al escuchar eso último se da cuenta que era Dhervius y se dice así misma. Dhervius. Ese maldito ¿Qué demonios hacia aquí? Luego le dice a Ana: Pues por su descripción no lo conozco… Ana se siente extrañada. Y dice que raro pensé que lo conocías, bueno te sigo contando. Cuando apareciste en medio de la ciudad era de noche. Yo regresaba a casa con mi hermano Job, el jefe de mi hermano Rafeld nos ordenó comprar comida y maíz para sus animales. Mi hermano cargaba el saco de maíz y yo llevaba algunos víveres frescos. Su jefe es muy acaudalado, y entonces los vimos. Estaban los dos recostados en medio de la calle. Pensábamos que estaban desmayados y dejando las cosas fuimos a socorrerlos. Cuando nos acercamos al joven vimos que estaba tirado en un charco de agua. Al comienzo pensamos que tenía algún cuero de agua y se había roto, pero el agua emanaba de la mano de ese joven. Era increíble, pero en eso vimos que se acercaba el jefe de mi hermano y sabiendo lo que les hace a las mujeres poco comunes, le dije a mi hermano que te llevara rápido a cualquier lugar para esconderte. Cuando Rafeld llego me vio a mí al lado del joven y se extrañó por el agua y dijo. Ustedes los pobres no saben cuidar nada. Desperdician su agua y luego se quejan de que pasan sed, pero luego se dio cuenta que el agua emanaba sin parar. Y me pregunto ¿Qué tienes allí? ¿Esa agua de dónde sale? Y mandó a sus hombres a revisar y todos vieron sorprendidos que el agua salía de la mano de ese joven. Rafeld la probo y dijo: Esta agua se siente tan pura y limpia, nunca he probado algo así. Luego me preguntó ¿Dónde está tu hermano? No creo que tu sola estés cargando todo, yo le respondí que fue a hacer sus necesidades y que estábamos de camino a entrarle lo que nos mandó comprar y nos topamos con el joven. Rafeld dijo satisfecho: Me alegra escuchar eso, pero lo que tenemos aquí es la salvación a nuestro pueblo, pero por otro lado veo la oportunidad de conseguir el estatus que me merezco. Cuando todos necesiten agua vendrán a mí y seré el más rico de este lugar, pero hay un problema y volteó a mirarme… Dijo: Veras si no puedo dejar que nadie se entere de esto. Y ordenó a sus guardias que me mataran, yo le supliqué que no lo hiciera, pero el parecía que no dudaría. En eso llego mi hermano y el suplico que por favor no me hiciera daño. Él le recordó que llevaba muchos años trabajando con él y siempre fue leal. Le juró que ni él ni yo diríamos nada sobre esto. Rafeld le creyó, dijo bien. Tal vez es muy excesivo, confiare en ti Job, por tu servicio y lealtad incondicional, pero no le dirán de esto a nadie, si lo hacen saben bien que no dudare en actuar. Luego nos le ordenó a sus guardias que se llevaran al joven y nos dijo que si queríamos agua vayamos con él, que nos cobraría menos que la tarifa normal.

Luego de entregar las cosas, nos marchamos y fuimos a buscarte. Mi hermano te trajo aquí y te recostó sobre la cama. Él dijo que eras muy hermosa. Al comienzo teníamos la esperanza que también tuvieras algún poder sobrenatural como tu amigo, pero no tenías nada. Estuviste desmayada todo este tiempo, yo cuidé de ti. Te daba de comer todos los días y cubría tus necesidades. Caeli se sintió avergonzada. La señora Ana al verla sonrojada le dijo: no te preocupes, estoy acostumbrado a hacer todo, he cuidado ancianos y créeme que son mucho peor. No te preocupes mi hermano no te ha tocado y nadie te ha visto. Mi hermano cree que sería mala idea que alguien te viera. Las personas de piel blanca como la tuya son poco comunes por aquí y serias comprada o llevada a la fuerza por alguno de los hombres ricos de este lugar. Te hemos mantenido en secreto hasta ahora. Ha sido fácil, aquí entre los vecinos nos respetamos y tampoco hay nada que se pueda robar, literalmente no tenemos más que arena.


Capitulo 2: En las respuestas.
Última edición por DiosMuerto el 08 Jun 2019 11:55, editado 2 veces en total.
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68197
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1])

Mensaje por lucia » 28 Nov 2018 10:33

Acabas de cargarte de un plumazo todo el sistema de reencarnaciones budistas :cunao: Y ya veo que al pobre Dhervius le espera una vida entre rejas.

DiosMuerto
Lector ocasional
Mensajes: 47
Registrado: 04 May 2016 21:52

Re: DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1],[2 NEW!])

Mensaje por DiosMuerto » 08 Jun 2019 11:56

Capítulo 2: Dhiak.
Luego de contarle a Caeli como llegó a aquel lugar, Ana le cuenta que se encuentran en la ciudad de Cuostan, también le cuenta que hay más allá de la ciudad, cruzando las arenas hay una gran puerta, una que se encuentra abierta y surgen demonios de ella. La conocen como la puerta de cólera. Según su leyenda, todo su mundo estaba cubierto de belleza y vida, hasta que un día se abrió aquella puerta y comenzaron a entrar seres demoniacos. Estos seres destruían todo a su paso, todas las ciudades perecieron, pero cuando estaban a punto de llegar a Coustan, El gran mago que vivía en su pueblo uso su magia para matar a todos los demonios, aunque el precio fue destruir prácticamente toda la vida del lugar. Dejando solo un gran desierto. Pero gracias a ese desierto también pueden tener una vida tranquila, ya que los demonios que cruzan la puerta quedan atrapados en las arenas. Es normal ver muchos demonios semienterrados por allí. Ana también le contó que una vez fueron a ver que había detrás de la puerta, pero no se podía ver nada, solo oscuridad. Los valientes que intentaron cruzarla no pudieron. Ellos contaron que había un muro invisible que impedía cruzar a aquella oscuridad. Nadie más lo intentó… Caeli luego de oír eso se queda pensativa y recuerda que ella condenó a su mundo por abrir la puerta de su sector y siente remordimiento… Ana se queda pensativa y pregunta… Aquellos demonios ¿Qué crees que sean? Caeli recordó la historia que Frank le contó y trató de contársela a Ana, Ana intentó entenderle, pero era algo confuso para ambas, era algo que jamás habían visto y era imposible imaginar semejante tecnología. Al final quedaron con más dudas que respuestas. Ana algo cansada le dice: Niña tengo que trabajar temprano mañana, creo que es hora de descansar, de acá dos días tendré un descanso, tal vez te pueda llevar al mercado y allí podremos ver algunos demonios o maquinas o lo que quiera que sean. Caeli se queda algo sorprendida y pregunta ¿Hay demonios aquí en la ciudad? Ana le responde sí. Uno que otro, algunos logran cruzar el desierto, pero los atrapan los guardias entrenados. Luego los venden a los adinerados o los usan para practicar su puntería. Aunque muchos terminan en el mercado. Aquí tener uno vitravo es símbolo de poder y riqueza. No cualquiera puede tener uno, aunque es fácil verlos en las afueras de casas importantes. Caeli se asombra aún más y pregunta ¿Y estos no hacen daño? Ana le responde: Bueno supuestamente sí, pero los tienen encadenados y bien seguros. Bueno niña duerme, que si quieres ver uno. Yo te llevaré cuando tenga mi día libre y bostezando le dice: Buenas noches niña y se tumba en el piso a lado de Caeli y procede a dormir... Caeli responde: Buenas noches Ana… Caeli pensó que la señora iba sacar algo debajo de la cama, pero simplemente se echó en el piso y allí quedo. Caeli se sintió apenada por tener que quedarse a dormir en la cama. Se dijo: Bueno supongo que será mi última noche aquí. Mañana buscare la forma de compartir la cama o hacer otra. Luego de eso se queda pensativa y tratando de dormir.

Esa noche fuera de la puerta, Dhiak había llegado al sector. Él le pidió la ubicación de Dhervius a DiosMuerto. Tenía la necesidad de ver como se encontraba su amigo, a quien no había visto en unos meses. También tenía curiosidad por saber que le pasó a Caeli, Aunque no era su amiga ni nada parecido, sintió empatía hacia ella y también quería que esté bien.

Al llegar a la puerta puede ver uno que otro demonio cerca, además un gran señor demonio recostado sobre la puerta. Su tamaño es bastante impresionante, que prácticamente es del tamaño de toda la puerta. Dhiak se pregunta ¿Qué hará aquí? Aun así, puede notar algo extraño. Parece estar inconsciente o dormido. Cosa muy extraña, ya que los demonios no duermen. Luego ve un demonio que se acerca y simplemente lo atraviesa. Se preguntó ¿Qué está ocurriendo? El avanza de manera discreta y al llegar allí, puede ver que el señor demonio esta con los ojos cerrados. Lo toca y se da cuenta que no es sólido. Avanza lentamente y logra cruzar la puerta. Luego puede ver solamente arena. Pero tiene curiosidad y decide regresar para averiguar más, pero no logra cruzar la puerta de nuevo. Prácticamente es como si aquel demonio se solidificara y ahora le es imposible salir. Hasta ese momento solo hablaba consigo mismo, pero luego pregunta en voz alta ¿Quién eres tú? Dhiak no esperaba una respuesta, pero para su sorpresa la obtiene. ¿He? Tú me hablas a mi insignificante esclavo… ¿Cómo es posible? Dhiak al escucharlo retrocede y pregunta de nuevo ¿Quién eres tú?... El señor demonio le responde: ¿Acaso eres un Superior? Cuando te vi cruzar no vi nada fuera de lo común, pero para que hagas preguntas, definitivamente no eres como los demás. Te responderé quien soy: Soy Athem un dios para ti… Seguramente preguntaras que hago aquí. Es lo que creo que harás y también lo responderé. Vigilo este lugar. No puedo permitir que los habitantes salgan. Está prohibido. Y seguramente preguntas porque, bueno eso a ti no te incumbe y la explicación es muy compleja, aunque tengo todo el tiempo de sobra, no tengo las ganas de contártela... Ahora dime tu esclavo, ¿De dónde has salido? Y ¿Qué haces aquí?... Dhiak duda, pero parece no ser una amenaza, Le dice: Estoy de paso y tal vez busco a alguien. Athem pregunta ¿Alguien? Acaso será un esclavo, o tal vez sea un humano. Dhiak no quiere responder eso y se queda callado. Athem al no escuchar respuesta le dice: Entonces es a un humano, ¿Acaso es tu amo? Bien si no quieres responder no te obligaré. Tampoco es que pueda hacerlo por ahora, pero pronto podré, muy pronto. Dhiak simplemente no dice nada y comienza a caminar. Pero algo le causa curiosidad. Y regresa a preguntarle algo más…

¿Cuándo será ese momento?… Si es tan pronto como dices, tal vez deba darme prisa en mi cometido. Athem le responde. Más pronto de lo que crees. Serán unos siete días exactamente. Dhiak dice: Ya veo. Luego se dispone a irse cuando ve en una esquina un demonio encadenado a una piedra... Además, está regenerando su pierna. Se pregunta ¿Qué hará allí? Athem le responde: Sé que te causa curiosidad, a mí también. Ese demonio solo estaba encadenado allí por años, pero hace solo unas horas. Algo le disparó un pedazo de metal desde una distancia bastante grande. Calculo que serían unos mil metros. Bastante sorprendente tirar algo de esa distancia y acertarle. Pero definitivamente está dentro del sector. Sea lo que sea no podrá salir y tendrá el mismo fin que todos los demás. Dhiak al escuchar eso. Sabe que algo malo ocurrirá dentro de siete días y se apresura en adentrarse en busca de Dhervius.

Dentro de la ciudad de Cuostan. Un sueño atormenta a alguien. En ese sueño se ve encadenado a unos pesados bloques de piedra. Corre con dificultad arrastrando los pesados bloques por una pradera donde el cielo es claro y el pasto verde. Tiene heridas ocasionadas por las cadenas y se siente perseguido. Por más que corre no logra avanzar. Mientras corre ve figuras conocidas de su infancia y adolescencia. Cuando cae rendido de cansancio escucha unos pasos y un afilar de cuchillos. Levanta la mirada y es Dhiak. Pregunta ¿Dhiak eres tú? Y la imagen se desvanece como si de polvo se tratara. En eso Dhervius despierta… Asustado y cansado… Sudando… Al abrir sus ojos regresa a su realidad.
Rafeld, se lo llevó a su mansión y lo encadenó por unos días en el sótano pensando que hacer con él. Quería saber cómo Dhervius poseía tal don de hacer emanar agua por su mano. Luego de eso cuando Dhervius recuperó la conciencia le preguntó. Dhervius le respondió con una mentira. Le dijo que era un don que le fue otorgado por dios. Él tenía la esperanza de que no le haga nada o le deje ir, pero Rafeld lo dejó allí por estos meses. Solo lo alimentaba y tomaba el agua que emanaba de su mano, Rafeld al ver que Dhervius se negaba a cooperar, lo encadenó limitando su movilidad y haciendo más fácil la extracción de agua.
Pasaron las semanas y Rafeld se hizo más poderoso con el dinero que conseguía por el agua. Unos tres meses después su reputación aumentó tanto que estaba considerado como uno de los señores más influyentes de Coustan. Además, agradaba al pueblo por su generosidad de regalar agua cuando sale a pasear.

Lejos de allí… Dhiak camina por el desierto, puede ver a demonios atrapados en las arenas. El simplemente los ignora y sigue su camino. Camina por horas y a lo lejos logra ver algo… Es una pequeña luz roja que está parpadeando. Se pregunta ¿Qué será eso? La curiosidad es más grande esta vez y decide acercarse de manera discreta y muy silenciosa.
se acerca cada vez más, luego de unos momentos logra llegar a unos 20 metros y ve un sujeto tirado boca abajo sobre una duna. Al parecer sostiene una gran arma y tiene unas luces que brillan en su cabeza. Dhiak siente que no es seguro acercarse más, así que decide alejarse, pero pisa una piedra que rueda unos centímetros y revela su posición. Aquel hombre voltea y al ver que Dhiak esta tan cerca dice: ¿Cómo has llegado tan cerca sin que lo note? Definitivamente no eres como los otros. Dhiak se queda parado y prefiere no hacer nada. Tal vez si intenta correr ese hombre use su arma para matarlo o eso creía él… Luego de unos segundos de silencio aquel hombre arroja algo cerca de Dhiak. Ni siquiera tan cerca, cae a unos dos metros de él. Dhiak se pregunta ¿Qué será eso? Y una pequeña luz verde comienza a resplandecer. Dhiak la mira y comienza a sentir algo extraño. No puede dejar de ver aquella luz y esta se hace cada vez más grande. Dhiak solo no puede dejar de mirarla, todo es confuso. Hasta que de pronto, Dhiak siente que aquella luz comienza a envolverlo. Puede ver como sube por sus pies y lo comienza a cubrir poco a poco, pero el no quiere alejarse, no quiere dejar de sentir aquella sensación. Luego de unos momentos siente que está cubierto por completo y su conciencia comienza desvanecerse… La luz se vuelve cada vez más débil y al final todo está oscuro…

Luego de un tiempo, un tiempo que no se puede calcular. No sabe dónde ni como, pero está en otro lugar. Este lugar es hermoso. Puede ver una pradera, un gran sol y una pequeña aldea. El paisaje muestra una gran cascada a lo lejos, es un lugar repleto de vida. Animales, plantas y personas. Dhiak se pregunta ¿Qué es este lugar? Comienza a caminar y sigue el camino hacia la aldea, pero trata de ocultarse para que nadie le vea. Investigaré este lugar se decía… Luego de avanzar por unos minutos. De pronto escucha una rama romperse y voltea rápidamente. Logra ver a una bella jovencita, entre a 15 a 16 años. Esta le pregunta ¿Estas bien? ¿De qué te escondes? Dhiak Duda si responder. Así que opta por el silencio. La niña se acerca un poco mas e insiste ¿De qué te escondes? Dhiak al ver que ella se acercaba. Duda que hacer y solo retrocede un poco. Y Ella sonríe y se acerca nuevamente hacia el, y esto continua por un rato cada vez que ella se acercaba, Dhiak retrocedía dudoso. Hasta que Dhiak choca con algo y al voltear a ver con que. Se da cuenta que es otra persona y allí si da un gran salto. Se aleja unos metros. Aquella persona no era mas que un niño que se asombra y dice: Wao que fue eso. Angelica tu amigo si que es muy ágil. La niña responde, el aun no es mi amigo. Lo vi escondiéndose por aquí hace unos momentos y decidí seguirlo. Dhiak totalmente confundido decide irse, pero el niño se acerca y le pregunta ¿Cuál es tu nombre? Yo soy Danny y ella es mi Hermana Angelica… Pero Dhiak no contesta. El niño insiste y le dice: No eres muy hablador ¿Verdad? No seas tímido amigo, aquí estas entre amigos. Nosotros no le diremos a nadie si no quieres que sepan que estas aquí. Dhiak al fin dice algo. Soy Dhiak. Angelica sonríe y Danny también. Danny le dice: Ven Dhiak vamos a nuestra casa, mi mamá te dará algo de comer, En su mente de Dhiak recuerda la carne de humanos que comia y dice: No, yo ya no como. Angelica le dice: Vamos, te hará daño no comer. No te preocupes nuestros padres no se molestarán. Dhiak no sabe que hacer… Se siente intrigado y accede diciendo: De acuerdo. Angelica le toma de la mano y comienza a llevarlo por la aldea. Dhiak siente la calidez de aquella niña y comienza a sentir alivio, es una sensación de tranquilidad que le agrada. Al caminar por la aldea la gente lo ve sin ningún tipo de asombro, no parecen tenerle miedo ni estar sorprendidos. Llegan a una casa, tocan la puerta y sale una señora con unas extrañas ropas blancas, Angelica dice: Mamá, mira hemos traído alguien a comer. Danny dice: Si mamá, él es Dhiak nuestro nuevo amigo. La madre sonríe y dice: Saben que no pueden estar molestando así a los demás y mirando a Dhiak dice: Lamento esto, ellos siempre trayendo amigos, espero que no le estén quitando mucho tiempo. Dhiak responde: No. Luego de eso no dice nada mas y la señora al ver que no responde dice: Adelante siéntase como en casa. En un rato estará la comida. Dhiak entra y puede ver una casa como las que vivía la gente pobre de su tiempo. Unas sillas de madera, unos roperos en la sala y una alfombra en el piso. Una típica casa rural. Los niños se echan en la alfombra y comienzan a hablar con Dhiak, están así por un rato y luego la señora llama para servir la comida. Danny toma a Dhiak de la mano y le dice: Te sentaras a mi lado ven. Todos toman asiento y Angelica pregunta: Mamá, papá aún no ha llegado, ¿A qué hora llegará? Su madre responde: Seguramente por la tarde. Ahora comamos, la señora le sirve a Dhiak una comida a base de verduras y tenía un olor peculiar Dhiak creía que lo había olido antes, pero no recordaba donde. Luego de unos momentos Angelica pregunta ¿Por qué no comes Dhiak? Dhiak dice: No puedo hacerlo. Angelica le dice: Deja la timidez amigo, estas en confianza y tomando la cuchara toma un poco de comida y se la ofrece a Dhiak. Dhiak… lo duda como siempre, pero al final abre su boca y ella mete la cuchara con la comida en su boca. Dhiak siente el sabor de esa comida y se acuerda que es la que preparaba alguien muy cercano a él. Dice: recuerdo este sabor; No se como ni donde, pero lo recuerdo claramente… Le dice Gracias… Angelica. Dhiak toma la cuchara y comienza a comer. Después de eso los niños juegan todo el día con él. Dhiak solo está al lado de ellos viendo como juegan… Luego de un rato Dhiak dice: Que lugar tan extraño. Me siento muy tranquilo aquí, Quisiera quedarme aquí por siempre… Luego pensando comienza a ver su mano y se pregunta ¿Cómo llegue aquí? Antes de esto; Solo recuerdo las arenas, la luz verde y… Se da cuenta de algo… Estaba en el desierto, y no hay manera con ningún tipo de magia o tecnología. A menos que sea como la que usó DiosMuerto, pero él se valió de poderes desconocidos que solo posee un dios. Ahora el sujeto que me arrojó aquella luz, no parecía ser mas que un simple humano con un traje encima. Entonces yo sigo en aquel lugar. Aun estoy vivo por que tengo conciencia y tengo que despertar. Angelica y Danny se paran frente a él… Angelica pregunta ¿Te vas? Danny le dice: Todos nos abandonan, primero papà y ahora tu. Dhiak les dice: Tengo que irme, este lugar no es real. Angelica responde: ¿Realidad? ¿De qué realidad hablas? Tu propia existencia escapa de la realidad y tecnología. Pero aun así quédate con nosotros. Danny le dice a Angelica, No. Tiene que irse. El no es mas que un espejismo para nosotros, al igual que nosotros para él; Déjalo ir. Angelica le dice: A dios demonio, ya vete. Y Dhiak despierta. Aun sigue parado en aquel lugar y puede ver que la luz sigue brillando frente a él, además esta nunca se hizo mas brillante, solo fue su percepción. Intenta caminar y se tambalea un poco. Aquel sujeto se da cuenta y dice: ¡Espera! Es increíble, has logrado regresar, bueno supongo que mi arma estaba dañada. Después de eso saca otra de su bolsillo y se la lanza a Dhiak, Dhiak sabe que no debe verla, pero la luz se prende mientras esta en movimiento y puede ver que se hace mas grande y nuevamente comienza su trance. El intenta resistirse, pero no puede. Dhiak cae de rodillas y tapándose los ojos intenta evadir la ilusión, pero es demasiado tarde. Nuevamente la luz lo ha cubierto por completo y regresa a aquel lugar. Al regresar se encuentra al parecer en el mismo lugar donde estaba antes de salir de ese mundo. Dhiak intenta despertar, pero no puede hacerlo. No sabe como regresar, comienza a mirar a su alrededor, pero no puede ver a nadie. Solo la casa y luego escucha unos pasos. Es un hombre quien se acerca y pregunta. Demonio ¿Eres tú? Vaya has regresado y gritando llama a su hermana ¡Angelica! Ven a ver quien volvió a visitarnos. Una mujer se acerca con un niño entre manos y dice: Demonio, hola ¿Me recuerdas? Soy Angelica. Ha pasado tanto tiempo. Dhiak extrañado pregunta: ¿Tiempo? Si solo pasaron unos momentos. Angelica sonríe y dice: Unos momentos, no han pasado muchos años. Hasta mamá tenía ganas de volver a verte, pero esta muerta ahora. Y señalando a un rincón de la casa puede ver un esqueleto. Danny se para cerca del esqueleto y le toma la mano, a mamá le hubiera gustado verte de nuevo… ¿verdad mamá? Dhiak pregunta: ¿Qué es este lugar? Angelica responde: No lo sabes ¿Entonces por que regresas? Dhiak insiste, ¿entonces ustedes no saben que es este lugar? Danny responde: Como no vamos a saber si este es nuestro hogar. Y este lugar es tan real como cualquier otro. Tu eres irreal aquí Demonio, espera te llamabas Dhiak, había olvidado tu nombre. Angelica dice: es cierto, habíamos olvidado tu nombre Dhiak. Dhiak pregunta una vez mas ¿Qué lugar es este? Danny dice: Bueno te lo diré porque insistes demasiado. Este lugar es un lugar dentro de tu mente, que no es obvio. Nosotros somos creados aquí y tu eres quien nos crea, pero no por eso nosotros estamos a tu merced. En cierta medida tenemos nuestra propia conciencia y podemos tomar nuestras propias decisiones. Dhiak dice: Entonces todo esto no es más que un delirio de mi mente. Ya veo, Angelica grita ¡No! Nosotros somos tan reales como tu y se pone a llorar. Y luego dice: Por favor no te vayas Dhiak, no quiero desaparecer, mi madre esta muerta y ni siquiera puedo recordar por qué. Ahora tengo un hijo que tu me has creado y si te vas todos dejaremos de existir, nos mataras al igual que mataste a nuestra madre. Dhiak voltea a ver Angelica y le dice: ¿Como puedes morir si no existes? Me tengo que ir, y Danny dice: pues bien vete. Regresaremos a la inexistencia, siento que he vivido una vida entera, aunque solo han sido unos segundos. No puedo entenderlo tampoco. Abrazando a Angelica dice: Bien vete demonio. Y Dhiak comienza a despertar nuevamente. Al despertar Dhiak puede ver que está de rodillas y el sujeto esta frente él apuntándole con su arma en la cabeza. Dhiak le dice: Aléjate, tu asunto no tiene que ver con el mío. Aquel sujeto dice: En serio puedes razonar por ti mismo… Yo que pensaba volarte la cabeza si volvías a la realidad. Bueno, me has dejado sorprendido. Te dejare ir, pero antes cuéntame ¿Como has regresado?
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado

DiosMuerto
Lector ocasional
Mensajes: 47
Registrado: 04 May 2016 21:52

Re: DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1])

Mensaje por DiosMuerto » 08 Jun 2019 11:59

lucia escribió:
28 Nov 2018 10:33
Acabas de cargarte de un plumazo todo el sistema de reencarnaciones budistas :cunao: Y ya veo que al pobre Dhervius le espera una vida entre rejas.
jajaja ciertamente. y Si Dhiak este encadenado.
Mucho tiempo ha pasado... Espero que haya estado bien todo este tiempo... tratare de subir los demás caps. en periodos de tiempo más cortos, para que la gente no pierda el hilo de la historia.
Jamás comprendí por que encontré lo que nunca he buscado
Y buscando mi destino me perdí no lo he encontrado

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68197
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: DiosMuerto (Temporada 3 Cap [1],[2])

Mensaje por lucia » 09 Jun 2019 22:02

Bueno, a mí me vienen bien espaciados porque no doy mas de mí, así que súbelos al ritmo que quieras :cunao:

Y curioso este episodio de Dhiak, con los recuerdos de su cabeza.

Responder