Siri Hustvedt

Pues eso, para hablar de un autor en general.

Moderador: natura

Avatar de Usuario
Fiorella
Vivo aquí
Mensajes: 13839
Registrado: 08 Nov 2005 12:10
Ubicación: En el mundo ancho y ajeno

Siri Hustvedt

Mensaje por Fiorella » 20 Ene 2007 16:12

Siri Hustvedt
(19 de febrero de 1955 en Northfield, Minesota, Estados Unidos)

Imagen

Novelista, ensayista y poeta estadounidense. Sus padres son noruegos, al igual que su idioma materno. Su padre es profesor de idioma noruego en el Colegio St. Olav. Siri Hustvedt estudió allí y en la Katedralskolen de Bergen, Noruega. Se graduó en la Universidad de Columbia.
Las obras de Hustvedt han sido publicadas en prestigiosas revistas como “The Paris Review”, “Fiction, y “The Best American Short Stories” y han sido traducidas a varios idiomas y publicadas en las de quince países. Entre ellas se encuentran: un libro de poemas: “Reading to you”, un libro de ensayos: “Yonder”, las novelas “Blindfold” (“La Venda”, editorial Ciruela), “The Enchantment of Lily Dahl”, “All I loved”-"Todo cuanto amé”. Su último libro: “Mysteries of the Rectangle” aún no ha sido traducido al español. Siri Hustvedt vive con su esposo, el novelista y director cinematográfico Paul Auster y su hija en Brooklyn.

Bibliografía
Ficción Poesía
  • Leer para ti (Reading to You, 1983)
Ensayo
En lontananza (Yonder, 1998)
Los misterios del rectángulo (Mysteries of the Rectangle: Essays on Painting, 2005)
Una súplica para Eros (A Plea for Eros, 2005)
La mujer temblorosa o la historia de mis nervios (The Shaking Woman or A History of My Nerves, 2009)
Vivir, pensar, mirar (Living, Thinking, Looking, 2012)
La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (A Woman Looking at Men Looking at women, 2016)

Wikipedia
Wikipedia en inglés

—————-
Actualizado (Abril-2016)
Última edición por Fiorella el 20 Ene 2007 19:07, editado 3 veces en total.
El amor o es loco o no existe/ I thought me heart was going to burst / Cor cordium/
Érase una vez que se era.

Releyendo: Maurice, E. M. Forster

Avatar de Usuario
NaJ The Ripper
No tengo vida social
Mensajes: 2174
Registrado: 26 Ago 2006 21:14
Ubicación: En mi quelo-laboratorio de cuerpos mutilados
Contactar:

Mensaje por NaJ The Ripper » 20 Ene 2007 18:58

Fio, ya has leído algo de ella ??? Qué tal escribe ? Es que a mi me llamó la atención en un reportaje en "Qué leer" al ser la mujer de Paul Auster, jeje.

Avatar de Usuario
Fiorella
Vivo aquí
Mensajes: 13839
Registrado: 08 Nov 2005 12:10
Ubicación: En el mundo ancho y ajeno

Mensaje por Fiorella » 20 Ene 2007 19:01

Si, Naj!!! todo cuanto amé y me fascinó... :P :P :P
El amor o es loco o no existe/ I thought me heart was going to burst / Cor cordium/
Érase una vez que se era.

Releyendo: Maurice, E. M. Forster

Avatar de Usuario
Pinkberry
Lector ocasional
Mensajes: 34
Registrado: 29 Nov 2006 10:51
Ubicación: Polonia

Mensaje por Pinkberry » 28 Ene 2007 15:04

No sabía que ya ha salido su nuevo libro, muchas gracias Fiorella. Es una de mis escritoras )bueno, entre nujeres, la primera= preferidas, sus libros me parecen hipnóticos, especialmente la primera. Os recomiendo leerla, tiene un ambiente muy específico, no se si se puede escribir algo de CÖMO es. hay que leer :)

Avatar de Usuario
Ellisbell
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 507
Registrado: 28 Oct 2007 22:48

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Ellisbell » 11 Jun 2009 19:17

En la revista Magazine apareció una interesante entrevista:


Siri Hustvedt
"Nadie escribe un libro si está en paz consigo mismo”

Texto de Núria Escur


La novelista Siri Hustvedt tiene una sensibilidad extrema. La autora de Elegía para un americano y Todo cuanto amé descubrió esa cualidad mientras daba clase a personas con problemas psiquiátricos, una conexión interna. Neoyorquina de origen noruego y casada con el escritor Paul Auster, suele escribir desde el punto de vista masculino y reconoce que su momento pleno, su “momento budista”, fue el día que nació su hija.

Sigrid, como la novia del Capitán Trueno, pienso mientras baja por la escalera una mujer larguísima, blanquísima, con mejillas de margarina y ojeras violáceas. Se llama Siri, contracción de un nombre escandinavo cuyo origen es Sigrid, que significa algo así como la belleza de la victoria. Lleva una camisa naif de flores inglesas y mangas anchas; de modo que si abre sus brazos tiene aspecto de lepidóptero en extinción. Incluso sus palabras se posan en la conversación como ese frágil rastro que queda entre los dedos tras aprisionar el ala de una mariposa. Sólo exhibe pendientes de ágata en forma de corazón y una alianza de oro en la mano izquierda, una manos nerviosas y expresivas como sarmientos, de pianista antiataráxica.
Nacida en 1955 en Minnesota, de familia noruega, es licenciada en Historia y Arte, doctorada por la Universidad de Columbia. Su tesis doctoral versó sobre Dickens. Tras muchos años de ensayos, poesía y novela, Siri se ha ganado a pulso que el interlocutor olvide que ella es la mujer de Paul Auster, lo que hace unos lustros despertaba un plus de morbosidad. Después de tantos años de trayectoria, en Europa su consagración llegó de la mano de Todo cuanto amé. En España, sin embargo, ha sido Elegía para un americano (Anagrama/Empúries).

Cuando la he visto aparecer he pensado que es usted tan alta como Michelle Obama.
Creo que medimos lo mismo, un metro ochenta.

¿Cómo han vivido el triunfo de Obama en Nueva York?
Yo lloré de alegría viendo su ­juramento.

Usted dijo que Nueva York es la mejor ciudad para aquellos que no vienen de ningún sitio. Y se refería a todos sus antepasados emigrantes. ¿Dónde está el defecto de la sociedad neoyorquina?
En Nueva York te puedes sentir muy perdido. Es una ciudad espléndida donde es muy fácil conocer gente, llegar de cualquier sitio, donde todo el mundo tiene cabida. Pero si no haces un esfuerzo para conectar con la gente, puedes quedar muy aislado.

A través de su libro uno puede imaginar cómo era su padre, un profesor de literatura especialista en Ibsen. ¿Qué ha heredado de él?
Me reconozco en él en muchas cosas. A él le debo mi interés por la ciencia, por la literatura, por saber. Teníamos una relación muy estrecha, y sólo por eso fui capaz de pedirle permiso, antes de que muriera, para reproducir parte de sus memorias. Me dijo que sí: “Lo guardé bajo llave, pero lo escribí para que lo leyeran mis amigos y mi familia”. Finalmente sólo usé diez o doce páginas de su manuscrito. Mi padre era un hombre muy riguroso, muy educado, pero al mismo tiempo muy tierno. Y a la vez podía ser muy hermético, cerrado.

Con secretos.
Todo los humanos se llevan secretos a la tumba. Y no son, necesariamente, cosas terribles, monstruosas, que ocultar. Simplemente, son partes muy privadas y muy íntimas de nosotros que no queremos compartir con nadie más. Que hay que dejar, intactas, en el recuerdo.

¿Qué aprendió de dar clases a personas con problemas psiquiátricos?
Una de las cosas que descubrí, y no sabía antes, es que conecto de maravilla con la gente con conflictos. ¡Es asombroso! ¡Soy realmente buena con los pacientes psiquiátricos! Hay feeling, algo que nos permite una conexión interna. Algo que desprende el cuerpo, una empatía del alma. Le explicaré una anécdota. Una de las primeras veces que fui a la consulta psiquiátrica para recopilar material para la novela me acompañó un supervisor. En el suelo había un paciente, cabizbajo, absorto. Nos cruzamos la mirada y cuatro palabras, “¿qué tal?” “bien, ya ves” “pues eso, a seguir”… El supervisor me miró asombrado y me dijo: “Hace tres meses que tenemos este paciente aquí y jamás había cruzado una palabra con nadie. ¿Cómo ha conseguido arrancarle algo?”.

¿Recuerda el episodio donde Oliver Sacks describe a una mujer que sólo veía la mitad del mundo, que se pintaba los labios sólo hasta la mitad exacta?
Es formidable, conozco ese desorden neurológico. Se trata de gente que cuando le pides que dibuje una flor sólo dibuja la mitad de los pétalos, un caso de lateralidad. Esta es la gente que permite hacer real un mundo que a priori parece imposible, que sólo le está permitido a la fantasía.

¿Todo ese interés por lo extrasensorial se lo debe a sus migrañas?
¡Eso creo! Durante veinte años he sufrido ataques terribles y en alguna ocasión, antes de aparecer, tenía experiencias alucinógenas inexplicables. Luego me dijeron que era habitual. Una vez empecé a ver sobre la alfombra cómo caminaba un hombre pequeño, minúsculo, de color rosa. No me asusté, me pareció que estaba en una película.

Como Alicia en el país de las Maravillas.
Claro. Mientras ocurría no pensé “estás loca”, no. Me divertí, me proporcionó paz. Esa fue la visión más singular: el hombre de color rosa. Después de ese día ya sólo tuve imágenes vulgares, manchas, luces, etcétera. Esa presencia es la que desató en mí el interés por la ­neurociencia, por la filosofía del cerebro.

En su último libro, Siri Hustvedt explora la profundidad del individuo, el desmembramiento de las familias, el desamor. Los secretos.
Elegía para un americano (Anagrama/Empúries) partió de los diarios reales del padre de la escritora. De ahí el retrato del protagonista, el psiquiatra Eric Davidsen, y su hermana Inga, que, tras el fallecimiento de su padre, descubren unos manuscritos perturbadores.

¿Ha controlado esos ataques?
Ahora practico una serie de técnicas de relajación en las que fuerzo la circulación de la sangre. ¡No es meditación, nada profundo! Pero me ayuda.

Hace poco empezó a psicoanalizarse. Todos los amigos que han empezado a psicoanalizarse han acabado por separarse. ¿Por qué?
Porque hay muchas parejas que aguantan unidas por la neurosis. En cuanto uno de ellos investiga en su interior, algo se rompe. Por primera vez en mi vida entré en el despacho del psicoanalista y él me dijo: “No entiendo, ¡cómo alguien que se interesa tanto por nuestro trabajo todavía no se había psicoanalizado antes!”. Aunque no pienso que sea una verdad absoluta, creo en el psicoanálisis. Cuando dos personas están concentradas tan intensamente en la vida de una, es inevitable que descubras cosas que ni siquiera sospechabas de ti.

Como en su caso, ¿alguien consigue vivir 26 años junto a su cónyuge porque él es el único que conoce sus debilidades y sus traumas? ¿Porque es el único que la ha visto en horas bajas?
Por supuesto. No hay nada que una más. Cuando un matrimonio dura tantos años es porque las dos partes han cruzado desiertos, porque los dos están dispuestas a tolerar momentos de crisis, los peores momentos imaginables.

Cuando Paul Auster y usted se conocieron, todavía él no había alcanzado el éxito, y las editoriales habían devuelto algunos originales.
Y si no hubiéramos sido capaces de superar esos momentos, no hubiéramos llegado hasta aquí.

Y sin embargo, ustedes representan un modelo que parece ideal: inteligentes, atractivos, cultivados, con una hija talentosa... ¿No le parece un exceso de perfección, una provocación, tanto glamur?
Bueno, es que eso sólo se ve desde fuera. El interior le aseguro que es mucho más corriente. Nuestra vida en familia, vista desde dentro, es igual de banal y complicada a la vez que la del resto de la gente.

Hubo un tiempo en que el público buscaba en el literato el modelo de perdedor, la tragedia, lo marginal, el malditismo. A ustedes, en cambio, les invitaría a cenar todo neoyorquino de clase alta que se precie.
Esa es la visión romántica de nuestro oficio: que hay que sufrir para escribir. Una cosa es cierta: nadie escribe un libro si está completamente en paz consigo mismo. Porque no hay nada en su interior. De hecho, escribir una novela sobre la perfecta felicidad es imposible. Si no hubiera en nuestras vidas nada, ningún pequeño terremoto, ningún renglón fuera de lugar, no tendríamos nada que contar.

“Marit llevaba un jersey rosa que desprendía más pelusa que un collie en primavera. Al despedirnos debí de abrazarla un buen rato porque, a la mañana siguiente, descubrí que mi chaqueta era prácticamente de color rosa debido a la cantidad de pelusa que se le había pegado. Durante la casi media hora que me llevó quitar los hilillos uno a uno, me invadió una tremenda sensación de ternura, de esa que te desarma y te deja hecho puré. Si me dijeran que sólo puedo conservar un recuerdo de toda mi vida, elegiría este.” Frases como esta hicieron que una crítica de The Telegraph dijera de Hustvedt: “Es Updike con tacones de aguja”. Todavía no se cumple un mes de la muerte del escritor John Updike. Bajo la mirada buscando esas agujas fetichistas, pero Siri calza zapato plano como Hepburn y usa calcetines negros como Dietrich, un traje chaqueta oscuro para las fotos y una lazada de cuello de cisne. En su libro coexisten fugas disociativas con trastornos bipolares, cinestesia y mantras, amnesias y manzanas silvestres.

¿Nunca ha experimentado algo parecido a la felicidad?
Sólo una vez en mi vida conseguí sentir que no tenía ningún deseo: cuando tuve a mi hija. Quizá fue cosa de hormonas, pero me pareció que era feliz. El médico me preguntaba: “¿Qué necesitas? ¿qué quieres?”, y yo le contestaba: “Naaada, no necesito absolutamente naaada... Nada más que lo que tengo por primera vez en la vida”. Y aunque sé que el ser humano sólo avanza en función de sus deseos, de pedir, de necesitar, de reclamar, de querer más, reconozco que fue una ocasión única: experimenté algo parecido al nirvana, entendí la esencia zen. Fue mi momento budista.

¿Sophie lee sus libros?
Durante mucho tiempo no leyó ni los libros de su padre ni los de su madre. La entiendo. Era su modo de protegerse. Debo decir que cuando maduró, decidió ella misma que quería empezar a conocernos a través de nuestros libros y… ¡me aprobó! Cuando me dijo que le gustaban, sentí que me quitaba un peso de encima.

Intuyo que siente la literatura más como terapia que como instrumento social.
Cada uno lee sólo para sí mismo, en soledad. Y a menudo te ayuda a conocer situaciones que nunca hubieras imaginado, de otras gentes. Pero es un intercambio personal. Nada más. No creo que deba ser un instrumento político.

¿Por qué?
En el momento en que se convierte en arma ideológica, la literatura deja de ser buena, salvo excepciones. Puede incluir elementos políticos, pero no debe ser creada para ello.

En su próximo libro deja usted de escribir desde la voz de un hombre.
¡Me he pasado diez años escribiendo como un hombre! Ya necesitaba volver al registro de protagonista femenina. Ciertamente, el mecanismo es distinto. Escribir como un hombre te obliga a ocupar mentalmente una posición sociocultural distinta, te insufla una especie de sentimiento de autoridad. Escribir como una mujer te exige más profundidad. Dicho esto, reconozco que mis protagonistas masculinos son siempre vulnerables, me refiero a que se desdoblan: todo ser humano es hombre y mujer. Como un texto, una voz, no tiene cuerpo, la literatura es el terreno perfecto para jugar con lo masculino y lo femenino.

¿Crecer en una familia que define como bicultural y bilingüe le permite ver la vida desde otra perspectiva?
Permanecí un tiempo en Barcelona y creo que, gracias a eso, os entendí mejor que otras gentes. En Europa estamos más acostumbrados a esa condición bi, porque en Estados Unidos aparte de los inmigrantes, no existe esa conciencia. Si tú estás acostumbrado a saltar de una lengua a otra, de una cultura a otra, y sientes las dos a tu modo, también eres más capaz de entender a cualquier ser humano. La perspectiva se abre, tu mentalidad es más libre, y sabes que ciertas cosas no se pueden decir del mismo modo en una lengua que en otra. Que cada uno de esos mundos tiene sus peculiaridades y tú las unes. Por eso creo que ustedes son capaces de situarse en el lugar del otro con mucha más rapidez que quien es monolingüe y monocultural.

¿Siguen teniendo los despachos separados, usted y su esposo? ¿Es la garantía para sobrevivir si tu cónyuge se dedica a lo mismo que tú?
Se ha producido una cosa curiosa. Los primeros años los teníamos uno al lado del otro. Después, él trabajó en el piso de abajo, y yo, en el de arriba. Y ahora, finalmente, Paul ha decidido escribir fuera de casa, ha alquilado un estudio cerca. Así que cuando trabajamos ni siquiera nos vemos. Pero ambos seguimos siendo el primero en leer el original del otro.

¿Siente la presión de quienes esperan más de usted en cada libro?
Si piensas en los de fuera, no puedes pensar desde dentro. Así que llega un momento en que dejo de leer mis críticas, supongo que por protección.

¿Por qué dice que siempre se ha sentido mayor?
En mi casa todos repetían un chiste: “Siri siempre está en los 80”. La gente conversaba, y eran conversaciones de treintañeros, y cuando yo intervenía me decían: “¡Parece que tengas 80, Siri!”. No estoy segura de que sea tan categórico, pero tal vez yo tenga un alma vieja.

¿Sus lectores son más jóvenes?
En cada libro tienen la edad de mis protagonistas. Le explico una anécdota. Estaba en un tour de promoción en EE.UU. Tras la lectura se acercó una mujer y me dijo: “Tengo un mensaje de parte de mi padre: ‘Dile que yo soy Leo, el protagonista de su novela’”. Era un judío alemán nacido en 1930, igual que el protagonista de mi novela, que acabó viviendo en EE.UU. A veces te cuentan que al leerme también se leen a sí mismos.

Tal vez los personajes tengan vida propia después de ser publicados.
¡Y la tienen! Cada uno sigue por su lado, hace lo que quiere. En ocasiones, antes de entrar en mi sueño nocturno, mis personajes me hablan. Se lo digo en serio. Son como seres libres que me rodean...

Ahora entiendo por qué de pequeña, en su casa, la llamaban la princesa del guisante, como en el cuento de Andersen.
Sí, sí. En el cuento, la verdadera princesa, entre muchas voluntarias, era aquella que un día se levantaba llena de dolor: su piel había sido capaz de detectar un minúsculo guisante a través de diez o doce colchones. ¡Y fue como si la hubieran apuñalado! Debo reconocer que sigo siendo terriblemente sensible. Todavía notaría la marca de un guisante en mi piel…

Avatar de Usuario
sergio,
Vivo aquí
Mensajes: 21602
Registrado: 14 Ene 2009 15:39

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por sergio, » 29 Oct 2012 13:26

Siri Hustvedt, Premio Gabarrón de Pensamiento

El jurado del Premio Internacional Gabarrón de Pensamiento y Humanidades han acordado conceder por unanimidad este galardón a la novelista, poetisa y ensayista norteamericana Siri Hustvedt "por su incansable labor investigadora".

El jurado ha estado integrado por Yvan Corbat, gestor Cultural y Profesor en el MBA sobre Industrias de la UCM; el expresidente de la Junta Demetrio Madrid López; el director general de El Norte de Castilla, Ignacio Pérez Alonso; el director de ABC, Bieito Rubido; la presidenta de la Comisión de Jóvenes del Club Siglo XXI, Paloma Segrelles de Arenaza; el periodista Julio Valdeón y actuando como secretario del jurado Yvan Corbat.

Este galardón quiere reconocer la labor investigadora de Siri Hustvdent lo que le ha permitido integrar "con una voz única y muy original ideas de la filosofía, la neurociencia, la psicología o el psicoanálisis en su obra literaria, creativa y divulgativa".

Asimismo, el Jurado ha querido destacar igualmente su "contribución al entendimiento y descubrimiento de las Bellas Artes, a través de sus numerosos ensayos y artículos".

Esta consideración la han recibido en anteriores ediciones Julián Marías Aguilera, (2002); Jean Dausset, (2003); Somaly Mam, (2004); Raúl Rivero Castañeda, (2005); Hugh Thomas, (2006); Slavoj Zizek (2007), Alain Touraine (2008), Dom Clemente Serna, Abad del Monasterio de Santo Domingo de Silos (2009), Rodrigo Borja Cevallos (2010) y Azar Nafisi (2011).

El premio, una obra original de Cristóbal Gabarrón, artista que da nombre a la Fundación, se entregará el próximo 27 de Noviembre en la sede neoyorquina de la Gabarron Foundation de los Estados Unidos, durante el transcurso de una gala en la que se concederán los galardones a los nueve premiados en sus correspondientes categorías, celebrando este año el XX aniversario de la constitución de la Fundación Cristóbal Gabarrón.

Fuente: http://www.europapress.es/castilla-y-le ... 10130.html

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 44286
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Aben Razín » 29 Oct 2012 13:31

No conocía a esta autora, pero es buen momento para tenerla entre las posibles escritoras a leer. El premio que le han concedido tiene entre la lista de premiados buenos escritores y pensadores :lista:

Por cierto, tampoco he leído nada de su esposo :oops:
Pasado: Ideas y creencias de José Ortega y Gasset.

Presente: Noviembre de Jorge Galán.

Futuro: Encerrados con un solo juguete de Juan Marsé.

Avatar de Usuario
Judy Bolton
Vivo aquí
Mensajes: 8886
Registrado: 31 Ene 2008 15:39
Ubicación: 39°28′12″N 0°22′36″O

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Judy Bolton » 29 Oct 2012 14:24

Qué casualidad, voy a empezar El verano sin hombres que por fin lo han soltado en la biblioteca. Aunque siempre he querido leer Todo cuanto amé, que no sé dónde leí que era su mejor libro, pero por supuesto es el único suyo que no está en mis bibliotecas. :roll:
Último: Boy (Relatos de infancia) - Roald Dahl
Leyendo: La colina de Watership - Richard Adams

Recuento 2019 Imagen

Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 6671
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por ratonB » 22 May 2019 12:31

Siri Hustvedt ha sido premiada con el Príncipe de Asturias de las letras 2019. No la conocía :? Voy a arreglarlo mirando sus reseñas

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 44286
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Aben Razín » 22 May 2019 13:33

Tampoco la conozco y no he leído nada de ella, :oops: :roll:

Siempre se puede remediar, :mrgreen:
Pasado: Ideas y creencias de José Ortega y Gasset.

Presente: Noviembre de Jorge Galán.

Futuro: Encerrados con un solo juguete de Juan Marsé.

Avatar de Usuario
Judy Bolton
Vivo aquí
Mensajes: 8886
Registrado: 31 Ene 2008 15:39
Ubicación: 39°28′12″N 0°22′36″O

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Judy Bolton » 22 May 2019 14:12

Me alegra el premio para Siri Hustvedt. Desde mi anterior mensaje veo que sigo sin leer Todo cuanto amé pero ahora sí que lo puedo encontrar fácilmente porque Seix Barral lo reeditó el año pasado. :D Como dije me gustó El verano sin hombres, aunque en el hilo creo recordar que hay diversidad de opiniones, y también leí El mundo deslumbrante que me pareció interesante pero me gustó menos que el primero. Hace unos días le abrí hilo a su última novela publicada en España: Recuerdos del futuro.
Último: Boy (Relatos de infancia) - Roald Dahl
Leyendo: La colina de Watership - Richard Adams

Recuento 2019 Imagen

Avatar de Usuario
natura
Vivo aquí
Mensajes: 12027
Registrado: 19 Dic 2009 18:51
Ubicación: En tol centro... y pa dentro

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por natura » 22 May 2019 16:37

Judy Bolton escribió:
22 May 2019 14:12
Como dije me gustó El verano sin hombres, aunque en el hilo creo recordar que hay diversidad de opiniones
Aquí una de las diversas opiniones :hola: . No recuerdo casi nada del libro, solo que me esperaba más de lo que me dio. Directamente la descarté para futuras lecturas, pero igual me alegro por el premio. Hasta estoy pensando en echarle un vistazo a su ensayo La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres :meditando:
Bueno, lo mismo le abro hilo primero o algo :comp punch:
La verdad esta en los números, pero el secreto en las palabras

Avatar de Usuario
Caroline
Vivo aquí
Mensajes: 20487
Registrado: 07 Dic 2009 15:12

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por Caroline » 22 May 2019 19:04

Pues aquí una que sí le gustó Un verano sin hombres, el inicio es genial, la pausa :lol: :lol: y luego ya a mí me conquistó.

La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres voy a ver si lo encuentro que me gusta como escribe. :wink:

Avatar de Usuario
ratonB
Vivo aquí
Mensajes: 6671
Registrado: 17 Sep 2005 23:18

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por ratonB » 22 May 2019 20:39

Caroline escribió:
22 May 2019 19:04
(...)
La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres voy a ver si lo encuentro que me gusta como escribe. :wink:
Este no es narrativa, es una colección de ensayos.

Yo he echado un par de títulos a la saca.

Avatar de Usuario
magali
Foroadicto
Mensajes: 4645
Registrado: 04 Sep 2010 01:30
Ubicación: La beauté est une promesse de bonheur (Stendhal)
Contactar:

Re: Siri Hustvedt

Mensaje por magali » 22 May 2019 21:12

Esto es lo que dicen en la sinopsis del libro en kobo:
«La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres». Así define Siri Hustvedt esta ambiciosa reunión de sus mejores ensayos, escritos entre 2011 y 2015. Su vasto conocimiento en un amplio abanico de disciplinas como el arte, la literatura, la neurociencia o el psicoanálisis ilumina una teoría central en su obra ensayística, la de que la percepción está influenciada por nuestros prejuicios cognitivos implícitos, aquellos que no provienen del entorno, sino que se han interiorizado como una realidad psicofisiológica.
Yo lo tengo en mi lista de pendientes. Todavía no le ha tocado el turno y no me había dado cuenta de que no tenía ni hilo abierto :roll: .

Responder