La ceremonia del porno - Andrés Barba y Javier Montes

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Responder
fabian
Vivo aquí
Mensajes: 5401
Registrado: 02 Ago 2006 22:08

La ceremonia del porno - Andrés Barba y Javier Montes

Mensaje por fabian » 24 Jun 2007 01:35

Imagen
Edito la imagen por el tamaño tan excesivo que tenía. Y eso en el porno es inusual hacerlo.

Se suele pensar en el porno como el más rudimentario de los géneros de ficción para el más rudimentario de los consumidores. Y sin embargo el porno es muy exigente con su usuario. Si ver porno es fácil, verse viendo porno es mucho más complicado. Es una de las muchas dificultades del hablar de porno: la de reconocerse sujeto susceptible a lo porno; más aún, sujeto que busca activamente lo porno; y todavía más, sujeto que se reconoce a sí mismo mientras ve porno. Sólo si se es capaz de realizar ese triple esfuerzo puede resultar interesante tratar el asunto

XXXV Premio Anagrama de ensayo de este curioso y original libro.Nos describe el mundo del cine porno desde distintos puntos ,desde los primeros pasos en el mundo del cine mudo pasando por el boom de los años setenta(Garganta Profunda dio el pistoletazo de salida del porno a las salas comerciales),en la narracion( su incapacidad para tomar en serio lo que sucede ante sus ojos no es otra cosa que su incapacidad para comprender o apreciar una narracion que no esta sometida a las caracteristicas de la narracion tradicional) ,el video,internet,etc....

Sin olvidar su influencia en todo lo que nos rodea e impregnandolo de su insaciable apetito lucrativo,en el que se mueven unas cifras millonarias y en donde todos dicen que no ven este tipo de cine.......?¿?¿?¿

No es dificil imaginar una sociedad diferente a la nuestra,que televisa ejecuciones pero jamas felaciones,en que fuesen otras las formas destinadas al secreto:una en la que,por ejemplo,fueran las imagenes de violencia las verdaderamente pornograficas y en donde se recluyera en el museo secreto la imagen de un tiro en la nuca y no la de una penetracion

Muy recomendable.
Última edición por fabian el 29 Dic 2017 21:01, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Araith
Foroadicto
Mensajes: 4052
Registrado: 20 Oct 2006 23:29

Mensaje por Araith » 24 Jun 2007 11:59

Tiene que ser muy interesante, sobre todo por la cantidad de tabús e hipocresía que hay en torno al tema.

Anotado queda.
:101:

Avatar de Usuario
peoplespoet
Foroadicto
Mensajes: 3765
Registrado: 03 Mar 2006 13:07

Mensaje por peoplespoet » 25 Jun 2007 12:13

El tema es interesante, sin embargo la crítica de Babelia sobre el libro era bastante negativa. También en Anagrama se ha reeditado recientemente un libro de Román Gubern sobre el tema.
-Acabado: Nuevas visiones sobre el cómic de Julio A. Gracia Lana y Ana Asión Suñer (Coords)
-Ahora leo: Guías caninos de Bieito Iglesias

Avatar de Usuario
Richar Elis
Lector ocasional
Mensajes: 55
Registrado: 28 Feb 2007 12:38
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Richar Elis » 30 Jun 2007 09:11

.

Leí la reseña de Babelia después del libro, al que me acerqué con simpatía, Barba aunque su última novela sea floja, es un autor con talento, del que uno espera que cuaje una gran obra. En mi opinión, el único interés del libro reside en que recopila y actualiza un montón de buenos datos, a la vez que ofrece abundante material para la reflexión, en mi caso, el desacuerdo con buena parte de sus afirmaciones me ha provocado un diálogo mental muy enriquecedor, me ha ofrecido la posibilidad de comprender en qué asuntos Barba y Montes se encuentran a mi juicio limitados, qué experiencia se les escapa, se les oculta, por ejemplo, el más notorio, es un libro escrito desde lo masculino, y durante la lectura, no puedo evitar pensar en ese universo ausente, el verdaderamente rico, que son el sexo y la pornografía desde lo femenino.

Durante la lectura también pensaba cómo se debían sentir aquellos que hubiesen enviado al Anagrama de Ensayo una obra de calidad, ¿o es que no hubo ninguna? Barba es un autor de Anagrama, pero no sé qué ha leído Herralde en esta obra. En fin, es mi opinión, la de Enrique Lynch en Babelia es más demoledora.
Un saludo.
.

Avatar de Usuario
Richar Elis
Lector ocasional
Mensajes: 55
Registrado: 28 Feb 2007 12:38
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Richar Elis » 30 Jun 2007 09:13

(artículo de Enrique Lynch en Babelia, 9-6-2007)


Hace un par de años me llevé una gran sorpresa al cruzar Broadway a la altura de la Calle 48, en plena zona de los teatros de Nueva York. Sobre la pared medianera de uno de esos gigantescos edificios que hay en Manhattan brillantemente iluminado de noche y del tamaño de una pista de tenis estaba el anuncio de la última película de Jenna Jameson, una de las más afamadas estrellas actuales del porno: ella y otra señora semidesnudas y en posición equívoca. Estaba claro que el género "maldito" que había inspirado encendidas polémicas en los sesenta y setenta durante la llamada "revolución sexual" había pasado a ser una pieza más en la industria del entertainment, como Tom Cruise, Mickey Mouse o Indiana Jones.

La misma sorpresa me llevé, aunque de signo inverso, al leer en este último premio Anagrama que la esencia del porno, es decir, de la exposición fotográfica y cinematográfica de escenas de sexo explícito más o menos real -perverso o fantasioso, tanto da- es la transgresión. Está claro que la medida de una transgresión pertenece al fuero íntimo de cada uno, es decir, al modo en que uno piensa que una conducta propia infringe la pauta social del decoro; y está también claro que el porno sigue teniendo mucho de indecoroso, pero llamar "transgresivo" a un género con el que se topa uno a cada rato en la red o que asoma en todos los televisores españoles en medianoche es algo anacrónico, cuando no un disparate. Aún más sorprendente es que este juicio provenga de autores que, por su edad, sólo conocen el pansexualismo generalizado y que, con toda seguridad, de niños han pasado algún verano construyendo castillos de arena en la playa, rodeados de cuerpos de adultos desnudos y, más tarde, en la adolescencia, han tenido a su alcance todos los instrumentos porno imaginables para estimularse sin usar la imaginación (porque ya se sabe que lo que puedo ver no necesito imaginarlo). ¿Cómo puede haber entonces transgresión sin imaginación?

¿Qué puede tener de transgresivo el porno en la época en que el sexo mediático oficia como el opio de los pueblos? Más aún, ¿qué contenido tiene la propia categoría, "pornografía", cuando casi no hay nada que no se pueda ver? Es probable que lo único que ya no es pornográfico, sino tan sólo porno, sea el sexo explícito y, en cambio, mucho más lo son otras variedades de voyeurismo, como las escenas de accidentes y catástrofes que transmiten los canales de televisión y los clips filmados por los soldados estadounidenses en Irak o las escenas de decapitaciones que los islamistas cuelgan de YouTube. Pero a nuestros jóvenes autores sólo les llama la atención la guarrería cinematográfica, asunto en el que muestran una sólida formación. En cualquier caso, si el libro se hubiera limitado a eso, a poner orden en la descripción de un género muy popular que, con el correr de los años, ha ido ganando infinidad de matices, estilos, formas y aplicaciones, el proyecto habría sido sumamente interesante, como cualquier ensayo de Cultural Studies. Pero no, a nuestros autores les pierde la tentación de la semiología baudrillaresca y es aquí -porque ése es un terreno muy resbaladizo- donde se demarran. Por ejemplo, dedican las cuarenta páginas iniciales a dirimir la categoría "pornográfico" que, por supuesto, no resuelven, entre otras razones porque esta noción sólo puede ser invocada con un sentido pornofóbico, o sea, en última instancia, con un sesgo moral-represivo posvictoriano que no quieren asumir, y que, por otra parte, nadie sustenta hoy en día. Ya no se puede ser Bataille.

Y es una lástima, porque aunque son conscientes de que lo que moviliza la "experiencia pornográfica" es el deseo y no el objeto, asumen no obstante una categoría victoriana, creada a partir de la discriminación del objeto y de la denegación de la pulsión que lo acompaña. ¿Por qué? Porque su asunto es banal: afirman que hablarán de lo pornográfico pero lo que en verdad les interesa es la guarrería, el porno, género nacido de una represión (y una categoría) internalizada. Sospecho que no han leído a Gombrowicz y no han visto las porcelanas de Jeff Koons.

Sin embargo, no quieren pasar como pornófobos -al fin y al cabo, son hombres de nuestro tiempo-, entonces intentan peraltar su discurso recurriendo a la semiología y, cada tanto, se dedican a trascendentalizar lo banal y "sacarle punta"; y lo único que consiguen es lidiar con un obstáculo conceptual que ellos mismos se han interpuesto y que, como era de prever, los remite a los clásicos (Sontag, Williams, Bataille, Baudrillard, etcétera) o a contextos y problemáticas norteamericanas. Llegan con cuarenta años de retraso: repiten lo que intentaron durante la transición, en pleno destape, Cardín y -mucho antes de que se episcopara- Jiménez Losantos, con La revolución teórica de la pornografía, pero sin escándalo. Así, entre comentarios de porno-connoisseurs intercalan tentativas semiológicas: una presuntuosa fenomenología de la felación (página 105) bastante torpe cuando uno recuerda la que hace Cathérine Millet, con amplio conocimiento de causa, en su autobiografía; o nociones filosofantes a la manera de Sollers ("cuerpo pornográfico") y Deleuze (el inevitable "acontecimiento"); o dejan caer frases como "la magia de la ceremonia pornográfica" (página 98) que sólo consiguen ponerlos inútilmente solemnes. La "ceremonia"..., pero, por el amor de Dios, ¿cómo se puede calificar de "ceremonial" o "sacrificial" el contemplar en statu nascendi cómo copula el señor Nacho Vidal con centenares de mujeres de todas las razas y condiciones?

Tardamos varios siglos en desembarazarnos del mito de la llamada "experiencia religiosa" y aún nos queda pendiente quitarnos de encima a su hermana gemela, la "experiencia estética"; y nos vienen ahora con una variante de lo mismo: la "experiencia pornográfica". Como para no quejarse de los resultados de la Ilustración...

Avatar de Usuario
peoplespoet
Foroadicto
Mensajes: 3765
Registrado: 03 Mar 2006 13:07

Mensaje por peoplespoet » 02 Jul 2007 12:06

Richar Elis escribió: Durante la lectura también pensaba cómo se debían sentir aquellos que hubiesen enviado al Anagrama de Ensayo una obra de calidad, ¿o es que no hubo ninguna? Barba es un autor de Anagrama, pero no sé qué ha leído Herralde en esta obra. En fin, es mi opinión, la de Enrique Lynch en Babelia es más demoledora.
Un saludo.
.


¡Hombre, la frase en negrita me parece bastante demoledora!

En cualquier caso, parece obvio que un título como éste puede tener bastante tirón tratándose de un libro de ensayo, lo cual es probable que influyera a la hora de concederle el premio. Si ése fue el único motivo (o el principal) sería una lástima, visto la calidad que suelen tener las obras premiadasen años anteriores.
-Acabado: Nuevas visiones sobre el cómic de Julio A. Gracia Lana y Ana Asión Suñer (Coords)
-Ahora leo: Guías caninos de Bieito Iglesias

fabian
Vivo aquí
Mensajes: 5401
Registrado: 02 Ago 2006 22:08

Mensaje por fabian » 02 Jul 2007 22:41

Bueno,hablais de una reseña de Babelia que critica la obra con soltura y credibilidad,no se ,no he leido una critica nunca de Babelia y creo que no lo haga jamas ya que si no me equivoco es del periodico El Pais y como mucho lo ojeo en un bar mientras me tomo un pincho con cervecita incluida.
Eso por una parte y por otra,pocas veces me dejo guiar por las criticas de los eruditos en la materia,leo la contraportada del libro,el indice,y si me interesa lo compro y lo leo,que no me gusta pues, a la estanteria y se acabo,que me gusta pues mejor.

peoplespoet:
En cualquier caso, parece obvio que un título como éste puede tener bastante tirón tratándose de un libro de ensayo, lo cual es probable que influyera a la hora de concederle el premio. Si ése fue el único motivo (o el principal) sería una lástima, visto la calidad que suelen tener las obras premiadasen años anteriores.


Obvio no lo creo,que los ensayos de tiron poco,quizas algo distinto en el tema que aborda,de ahi de el premio, "algo" original en la tematica.En cuanto a la calidad de los premios anteriores,gustos para todos,dependiendo de lo que busques,que por muy bueno que sea el ensayo y lo premien con todos los honores ,como no me interese el tema ni una linea me merece su atencion.

Los premios, como todo,tienen su interes economico,no es solo la calidad de la obra,distintos intereses se mueven detras de el,pero eso a mi,me la trae al fresco.

Avatar de Usuario
peoplespoet
Foroadicto
Mensajes: 3765
Registrado: 03 Mar 2006 13:07

Mensaje por peoplespoet » 03 Jul 2007 08:55

fabian escribió: Bueno,hablais de una reseña de Babelia que critica la obra con soltura y credibilidad,no se ,no he leido una critica nunca de Babelia y creo que no lo haga jamas ya que si no me equivoco es del periodico El Pais y como mucho lo ojeo en un bar mientras me tomo un pincho con cervecita incluida.
Eso por una parte y por otra,pocas veces me dejo guiar por las criticas de los eruditos en la materia,leo la contraportada del libro,el indice,y si me interesa lo compro y lo leo,que no me gusta pues, a la estanteria y se acabo,que me gusta pues mejor.


Desde luego yo no soy partidario de menospreciar por sistema la labor de la crítica. Con tiempo y atención uno puede decidir qué críticos o medios manejan unos criterios coincidentes con los propios y añadirlo como elemento de juicio a la hora de leer o no una obra.

fabian escribió: peoplespoet:
En cualquier caso, parece obvio que un título como éste puede tener bastante tirón tratándose de un libro de ensayo, lo cual es probable que influyera a la hora de concederle el premio. Si ése fue el único motivo (o el principal) sería una lástima, visto la calidad que suelen tener las obras premiadasen años anteriores.


Obvio no lo creo,que los ensayos de tiron poco,quizas algo distinto en el tema que aborda,de ahi de el premio, "algo" original en la tematica.


Pues a eso me refería, a que dando por hecho el esacaso tirón de los ensayos, hay dos elementos que pueden contribuir a aumentar las ventas: la apelación al sexo y la palabra Premio; combinadas, mejor que mejor.

fabian escribió: En cuanto a la calidad de los premios anteriores,gustos para todos,dependiendo de lo que busques,que por muy bueno que sea el ensayo y lo premien con todos los honores ,como no me interese el tema ni una linea me merece su atencion.


Precisamente a la calidad me refería, no al interés de cada uno. Puedes ver un listado de los autores y obras premiados aquí:

http://www.epdlp.com/premios.php?premio ... e%20Ensayo

Desde luego, el nivel de gran parte de los autores es indiscutible (Rubert de Ventós, Gimferrer, Savater, Martín Gaite, Marina, Puértolas, Verdú, Delgado, Cruz...). Personalmente, de los libros premiados que he leído hasta ahora (1973, 1992, 1996, 1999 y 2005) ninguno me ha decepcionado.
-Acabado: Nuevas visiones sobre el cómic de Julio A. Gracia Lana y Ana Asión Suñer (Coords)
-Ahora leo: Guías caninos de Bieito Iglesias

fabian
Vivo aquí
Mensajes: 5401
Registrado: 02 Ago 2006 22:08

Mensaje por fabian » 03 Jul 2007 23:17

peoplespoet
Desde luego, el nivel de gran parte de los autores es indiscutible (Rubert de Ventós, Gimferrer, Savater, Martín Gaite, Marina, Puértolas, Verdú, Delgado, Cruz...). Personalmente, de los libros premiados que he leído hasta ahora (1973, 1992, 1996, 1999 y 2005) ninguno me ha decepcionado.


Desde luego que si,sobre todo Verdú,con El Planeta Americano,pone el liston muy alto en cuanto a ensayos.Creo que ensayos como el de Verdú, y sobre todo el de Pascal Bruckner con su Tentacion a la Inocencia (reconozco mi pasion por este autor),el nivel es casi insuperable.

Te recomiendo el último de Verdú por si no te lo has leido,Yo y Tú Objetos de lujo,un lujo de ensayo.

Avatar de Usuario
peoplespoet
Foroadicto
Mensajes: 3765
Registrado: 03 Mar 2006 13:07

Mensaje por peoplespoet » 04 Jul 2007 08:51

fabian escribió: Te recomiendo el último de Verdú por si no te lo has leido,Yo y Tú Objetos de lujo,un lujo de ensayo.


Lo tengo en cola de espera :D
-Acabado: Nuevas visiones sobre el cómic de Julio A. Gracia Lana y Ana Asión Suñer (Coords)
-Ahora leo: Guías caninos de Bieito Iglesias

Avatar de Usuario
sergio,
Vivo aquí
Mensajes: 21592
Registrado: 14 Ene 2009 15:39

Re: La ceremonia del porno - Andrés Barba y Javier Montes

Mensaje por sergio, » 11 Sep 2016 11:25

Llevo con él varios días. Es cierto que parece una recopilación de textos de otros y él (ellos dos) se dedican a engarzarlos entre sí con palabras propias. Como primer acercamieto a los Porn Studies puede resultar bastante interesante.

Off-topic: me ha llamado muchísimo la atención el tamaño de la imagen de la cubierta en el primer mensaje, cuando el foro no permite imágenes de más de 800, ¿cómo se ha podido subir? (Me refiero a cómo, técnicamente, el sistema lo ha permitido. Claro, que quizá en 2007 las normas eran otras y por eso se pudo subir :lol: ).

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14102
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: La ceremonia del porno - Andrés Barba y Javier Montes

Mensaje por Arden » 11 Sep 2016 11:58

Curiosamente yo conozco a un actor porno bastante conocido, va a mi gimnasio, y yo como no veo porno hetero pues no lo conocía, lo invite un día a ver la mascletá desde un balcón en la plaza del ayuntamiento, y a pesar de las gafas de sol y tal, unas chicas de unos 40 pidieron hacerse fotos con él, y también unos estudiantes, yo me quedé :shock: porque no sabía que lo pudiera reconocer tanta gente, y me dijo que sí, que cuando suben un video suyo tiene medio millón de visitas...

La gente ve porno, pero muy pocos reconocen hacerlo. Si hablas del tema la mayoría de los chicos te dirán que menudo trabajo más bueno, sin embargo yo hablo con él y para él no tiene ningún glamour ni es algo especial, hablamos de su trabajo como del mío muy asépticamente, de si hoy tiene una escena difícil, de mañana me toca currar todo el día porque tiene tres escenas en varias localizaciones, o de los problemas que tuvo en una especie de reality porno en Gran Canaria, una especie de Gran hermano porno del que salió enseguida por no prestarse a hacer cosas que no quería.

En fin, que el porno no es como lo pintan.
El fin del Homo sovieticus de Svetlana Alexievich. No, mamá no de Verity Bargate. La octava vida de Nino Haratischwili

Responder