Publicidad

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Foro, que no blog, en el que escribir sobre todo lo que se os ocurra referente a libros que hayáis leído, o no, y sus autores. Código VIP: libros
Fecha actual Sab Jun 24, 2017 5:21 am

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 5:24 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14397
Leopoldo Alas, "Clarín"
(25 de abril de 1852, Zamora, España - 13 de junio de 1901, Oviedo, España)

Imagen

Leopoldo García-Alas y Ureña, alias Clarín, fue un escritor español.

Pasó su infancia en León y Guadalajara debido al cargo de gobernador civil que por entonces desempeñaba su padre. El bachillerato lo estudió en Oviedo (Asturias) y después marchó a Madrid a estudiar Derecho, y allí entró en contacto con la vida literaria y artística. Se sintió inclinado por el krausismo que conoció por Francisco Giner de los Ríos y empezó a escribir para diversas revistas. Una vez doctorado obtuvo la cátedra de Derecho Canónigo en Oviedo en 1883 adonde regresó de nuevo y ya permaneció allí hasta su muerte Clarín es un intelectual preocupado por conjugar el idealismo con la filosofía positivista y la búsqueda del sentido metafísico o religioso de la vida. Es un gran analista, un perfeccionista que persigue el detalle y entiende la literatura como un trabajo constante y minucioso de gran contenido ético; su método es la prospección positivista propia del realismo y del naturalismo. Chocó con su época por su mordacidad, por sus críticas literarias despiadadas, producto de su misión docente: pretendía elevar el nivel cultural de su país y por lo tanto censuraba el mal gusto y la vulgaridad. [/quote]

Bibliografia
Novelas

Cuentos
Doce cuentos sutiles
* Dos sabios :arrow: Descargar
* El dúo de la tos :arrow: Descargar
*El gallo de Sócrates :arrow: Descargar
* En el tren :arrow: Descargar
* En la droguería :arrow: Descargar
* Un voto :arrow: Descargar
* Adiós, Cordera :arrow: Descargar
* Boroña :arrow: Descargar
* Cuentos morales :arrow:Descargar
* Cuervo :arrow: Descargar
* De la Comisión :arrow: Descargar
* Doble vía :arrow: Descargar
* Doctor Angelicus :arrow: Descargar
* Don Paco del empaque
* Doña Berta :arrow: Descargar
* El Señor y lo demás son cuentos :arrow: Descargar
* El doctor Pértinax :arrow: Descargar
* El libro y la viuda
* El oso mayor :arrow: Descargar
* El sombrero del señor cura :arrow: Descargar
* Medalla de perro chico :arrow: Descargar
* Pipá :arrow: Descargar
* Speraindeo :arrow: Descargar
* Superchería :arrow: Descargar
* Tambor y gaita :arrow: Descargar
* Un candidato :arrow: Descargar
* Un repatriado :arrow: Descargar
* Zurita :arrow: Descargar
* Mi entierro. Diario de un loco :arrow: Descargar
* El rana :arrow: Descargar
* La fantasía de un delegado de hacienda :arrow: Descargar
* El pecado original :arrow: Descargar
* La imperfecta casada :arrow: Descargar
* La médica :arrow: Descargar
* Tirso de Molina :arrow: Descargar
* El rey Baltasar :arrow: Descargar
* El entierro de la sardina :arrow: Descargar

Sinfonía de dos novelas :arrow: Descargar

Epistolarios
Once cartas inéditas de Leopoldo Alas Clarín :arrow: Descargar
Carta a D. Tomás Bretón :arrow: Descargar

Teatro
Tres en una :arrow: Descargar
Juan Martín :arrow: Descargar
Teresa :arrow: Descargar

Ensayos
* Solos de Clarín (1881)
* La literatura en 1881 (1882)
* Sermón perdido (1885)
* Nueva campaña (1887)
* Ensayos y revistas (1892)
* Palique (1894)

Clarín en cervantesvirtual


Última edición por Hypathia el Lun Oct 29, 2007 2:26 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 5:53 pm 
Desconectado
Cruela de vil
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Dic 26, 2003 7:50 pm
Mensajes: 57020
Este es de dominio público, así que si alguien me pasa los txt, yo los subo al servidor ;)

_________________
¿Conoces el canal Youtube del foro? Podrás ver mesas de jornadas anteriores y escuchar micros.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 6:01 pm 
Desconectado
Lector voraz
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Oct 28, 2007 4:17 pm
Mensajes: 241
A mí me gustó el cuento "Adiós, cordera"; pero "La regenta" se me atragantó. La leí entera, eso si, sin embargo considero que es una copia devaluada de "madame Bovary", que sí me gustó. :wink:

_________________
mi blog literario


http://sapaalberquera.blogspot.com/


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 6:19 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14397
Lucía, :wink:

emiliomorote escribió:
A mí me gustó el cuento "Adiós, cordera"; pero "La regenta" se me atragantó. La leí entera, eso si, sin embargo considero que es una copia devaluada de "madame Bovary", que sí me gustó. :wink:


La Regenta es una de mis favoritas. Y sí... tiene sus puntos con la Bovary, pero la esencia vetustense no es comparable. Y Emma no tiene a un Fermín de Pas. :lol:

Estaba pensando que no sería mal plan leer sus cuentos.


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 9:12 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Sep 23, 2007 8:49 pm
Mensajes: 13345
Ubicación: Comunidad de Madrid
Nada Hypathia, que a Emilio no le convencemos. La Regenta es mi favorito, ya lo he dicho por aquí montones de veces y he recomendado leerlo al que se le atragantaba el principio
No he leido Madame Bovary, así que no comparo, pero mucha gente me ha dicho que les gusta más la Regenta (por aquí también lo decían). La crítica social me parece estupenda y los personajes de lo más originales y llenos de matices

_________________
:101: América - Ángeles de Irisarri
Ama y haz lo que quieras
Recuento 2017


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Oct 28, 2007 9:22 pm 
Desconectado
La mamma
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 13, 2006 9:54 am
Mensajes: 41707
Ubicación: Zaragoza
Es una novela mucho mas redonda, mas profunda, Los personajes son mucho mas complejos y sus motivaciones son creibles y evidentes. Coincide en el determinismo no de forma tan faltalista o brutal.
Es una de las cumbres de la novela española ¿como se puede decir que es una mala copia de la Mme Bovary?. Que mas quisiera la Bovary que parecerse a Ana Ozores,

_________________
Si sufres de ese morboso gusto por el horror, te esperamos, ¡¡Os esperan sorpresas increíbles!!


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Oct 29, 2007 2:12 pm 
Desconectado
La jabata
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Jul 22, 2007 5:19 pm
Mensajes: 14397
:lol: Ya ves, Emilio, que adoramos a Anita.

Arwen (vaya cambio de avatar :P ) , tienes que leer Mme. Bovary, creo que si te gusta La regenta, no te fallará. Pero eso sí, Flaubert tiene otro estilo.

Y a mí que me parece que la Bovary se parece más al Quijote... :roll: sí, los dos son lectores indefensos: uno lee novelas de caballerías y se las cree, y la otra un tanto de lo mismo con las novelas románticas. Buscando el amor, la muy cegata, y no viendo que lo tiene delante. :evil:


Arriba
 Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Nov 01, 2007 9:57 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Sep 23, 2007 8:49 pm
Mensajes: 13345
Ubicación: Comunidad de Madrid
Este es mi avatar de todos los Santos, je,je... Ya volveré a poner a la Anita Ozores de bronce ...Por cierto en Oviedo cada vez más gente se hace la foto con ella. Yo tengo una claro...

Tendré que animarme con Madame Bovary. Nunca llego a decidirme por el presentimiento de que me recordará a la Regenta, pero en peor (como habéis dicho algunos)

_________________
:101: América - Ángeles de Irisarri
Ama y haz lo que quieras
Recuento 2017


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Dic 08, 2008 2:05 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Sep 23, 2007 8:49 pm
Mensajes: 13345
Ubicación: Comunidad de Madrid
Estoy leyendo Su Unico Hijo y ya aseguraría que Clarín es mi autor favorito. Tiene una ironía especial y una precisión a la hora de describir los sentimientos más recónditos que me encantan.
Su forma de crear ambiente también es espectacular, de describir la ciudad, la sociedad, el retorcimiento de algunos personajes que a primera vista podrían parecer de lo más normales. ¡Espectacular!
¡Lástima que no tenga más novelas!

_________________
:101: América - Ángeles de Irisarri
Ama y haz lo que quieras
Recuento 2017


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Dic 08, 2008 10:43 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 03, 2008 11:20 pm
Mensajes: 6562
Algo más sobre la vida y anecdotas de Leopoldo Alas "Clarín":

Citar:
Nació el 25 de abril de 1852 en Zamora, donde se había trasladado su familia desde Oviedo (Asturias), al ser nombrado su padre Jenaro García Alas, gobernador de la ciudad leonesa.
En la casa se hablaba continuamente de Asturias y su madre, con cierta nostalgia, contaba relatos de aquella tierra de sus antepasados. Este ambiente influyó en gran medida en el espíritu del niño Leopoldo que desde siempre se sintió más asturiano que zamorano, aunque a lo largo de su vida conservó un cariño especial por las tierras que le vieron nacer.
A los siete años entró a estudiar en el colegio de los jesuitas ubicado en la ciudad de León en el edificio de San Marcos (actual parador de turismo). En el verano de 1859 toda la familia regresó a Asturias. Leopoldo descubrió con sus propios ojos la geografía asturiana de la que tanto había oído hablar a su madre. Durante los años siguientes Leopoldo se encuentra en libertad por las tierras de Guimarán, propiedad de su padre, donde aprenderá directamente de la Naturaleza y de los libros que encuentra en la vieja biblioteca familiar donde entra en contacto por primera vez con dos autores que serán sus maestros: Cervantes y Fray Luis de León.
El 4 de octubre de 1863, a la edad de once años, Leopoldo ingresa en la Universidad de Oviedo en lo que se llamaban «estudios preparatorios», matriculándose en las asignaturas de Latín, Aritmética y Doctrina Cristiana. El curso lo terminó con la nota de sobresaliente y con la adquisición de tres buenos amigos: Armando Palacio Valdés, Tomás Tuero (que fue también escritor, traductor y crítico literario) y Pío Rubín (escritor).

Bachillerato y Universidad
Desde 1864 a 1869 efectuó sus estudios de Bachillerato en la ciudad de Oviedo. El 8 de mayo recibió grado de «bachiller en Artes» con la calificación de sobresaliente, a la edad de diecisiete años. El día 21 de octubre de 1869, salió un decreto declarando la enseñanza libre, que le sirvió a Clarín para hacer su licenciatura en Derecho en tan sólo dos años. En junio de 1871 obtuvo el grado de licenciado en Derecho Civil y Derecho Canónico, con la calificación de «aprobado», que era la única nota que existía (se habían suprimido las otras calificaciones superiores). Por esta época se despertaron en él sus aficiones periodísticas. Los comienzos fueron con un periódico artesanal, titulado Juan Ruiz, cuyo director, redactor y amanuense fue el propio Leopoldo. El periódico llegó a manos de casi toda la sociedad de Oviedo y tuvo gran éxito entre los estudiantes.

Llegada a Madrid
Después de finalizar sus estudios en la Universidad, se trasladó a Madrid para hacer el doctorado, alojándose en una posada de la calle de Capellanes. Allí encontró a sus amigos de Oviedo, Tuero, Palacio Valdés y Rubín. El grupo fue pronto conocido como «los de Oviedo». Los primeros tiempos en la capital no fueron satisfactorios para Leopoldo que añoraba su tierra asturiana, las montañas y la bruma.
Años atrás había entrado en España la teoría del krausismo, de la mano del jurista y filósofo español Julián Sanz del Río que había sido discípulo en Alemania de Karl Krause. Sanz del Río fue profesor de Filosofía del Derecho ejerciendo tal influencia entre sus alumnos que éstos aplicarían el krausismo poniendo en marcha un movimiento ideológico intelectual que culminó con una gran reforma en la educación libre, con la creación de la Institución Libre de Enseñanza, no sólo en España sino también en Hispanoamérica, y en cambios relativos a la sociedad y a la política. Pero fue expulsado de la cátedra a instancias de Isabel II y alguno de sus ministros por considerar tal doctrina como peligrosa para la seguridad del régimen. Este hecho ocasionó un gran revuelo entre los jóvenes seguidores de Sanz del Río que siguieron transmitiendo sus enseñanzas a los siguientes discípulos. Krausistas destacados fueron Joaquín Costa, Francisco Pi i Margall, Nicolás Salmerón, Rafael María de Labra Emilio Castelar y Adolfo Camus. Fue en la cátedra de este último y de Nicolás Salmerón donde Leopoldo se empapó de las ideas krausistas que hicieron nacer en él poco a poco, la duda religiosa y el escepticismo filosófico.
En la Cervecería Inglesa de Madrid se reunían en tertulia «los de Oviedo». Poco a poco el grupo se fue incrementando con jóvenes intelectuales apasionados como ellos por la libertad y las nuevas ideas. Uno de estos nuevos contertulios fue Leopoldo Cano (futuro escritor y autor de La Pasionaria). Durante aquel curso, Clarín se vio en constante lucha interior no sólo con el krausismo sino con el naturalismo literario y el liberalismo laico. Todavía tenía ciertas reservas, pero al finalizar el año, el mismo Clarín comenta que «su espíritu se había fortalecido» y había capitulado del todo, no sin antes emplear y poner su capacidad de crítico a la defensiva, actitud que ha de acompañarle el resto de su vida.

El Solfeo
En diciembre de 1874 termina la Primera República con la caída de Emilio Castelar gracias al golpe de Manuel Pavía. Poco después del golpe, Martínez Campos iniciará la Restauración monárquica en la figura de Alfonso XII, hijo de la destronada Isabel II.
En marzo de 1875, Antonio Sánchez Pérez (no se conoce su biografía) fundó un periódico con el nombre de El Solfeo. El 5 de julio entraron en su redacción unos cuantos jóvenes, entre ellos Leopoldo Alas. El periódico pasó totalmente desapercibido y ni siquiera fue nombrado por los cronistas de la época. Su director quiso que sus colaboradores tomaran como seudónimo el nombre de un instrumento musical y así fue como Leopoldo eligió el clarín que a partir de ahí sería el alias con que firmaría todos sus artículos. La columna donde escribía tenía el título de «Azotacalles de Madrid» (Apuntes en la pared). El día 2 de octubre de 1875, el escritor firmó por primera vez como Clarín, inaugurando el espacio con el verso que el lector puede ver a continuación. De esta forma Leopoldo Alas entró en la vida literaria de la época y desde su columna empezó a lanzar duras críticas llenas de ironía contra la clase política de la Restauración.

Voy a inaugurar en verso
mis revistas de Madrid,
con un modesto romance
que tenga su retintín;
y voy a decir a ustedes
lo que les quiero decir,
mediante Dios, y mediante
el gobernador civil.


Clarín empieza a gozar de popularidad al mismo tiempo que le llegan abundantes disgustos y bastantes enemigos. Cada nuevo artículo se convierte en un nuevo escándalo, criticado o alabado en las tertulias de la Cervecería Inglesa o del Ateneo de la calle de Arenal. Clarín sigue adelante en su estilo asegurando que «el crítico que dice la verdad no medra» y que el poeta aunque sea malo «llega de redondilla en redondilla a jefe de negociado». Junto con esta actividad literaria, continúa con sus estudios, preparando el doctorado.

Doctorado y cátedra
El 1 de julio de 1878 obtuvo Leopoldo Alas el título de doctor en Derecho civil y canónico, con la calificación de sobresaliente. Presentó su tesis doctoral sobre el tema «El derecho y la moralidad» en cuya edición puede verse la dedicatoria «A don Francisco Giner de los Ríos, su sincero amigo y reconocido discípulo». Es el primer libro de Leopoldo que sale de una imprenta y el único en que no aparece su seudónimo Clarín.
Después de unas largas vacaciones en las tierras de Guimerán, Alas regresa a Madrid para preparar brevemente su presentación a las oposiciones que en el mes de noviembre se celebrarían en Salamanca para cubrir la plaza vacante de la cátedra de Economía Política y Estadística en la Universidad. Los sucesivos ejercicios fueron un continuo éxito para Leopoldo y hasta obtuvo el primer lugar en la terna de opositores. De estos éxitos se ocuparon los periódicos de Madrid y la noticia se dio también en la Revista de Asturias . Pero hubo un obstáculo grave para el éxito definitivo: el conde de Toreno (Queipo de Llano) era por entonces ministro de Instrucción Pública y gozaba de un derecho de elección final del candidato. El conde de Toreno había sido blanco de las terribles sátiras de Clarín en El Solfeo, cosa que nunca olvidó y desposeyó a Clarín de la cátedra ganada, en beneficio del número dos de la terna de opositores, el señor Mantecón. Leopoldo Alas escribió una carta abierta de protesta al ministro y años después recordaría con amargura estos sucesos escribiendo: «Yo aprendí de ellos (Salmerón y Giner) a respetar convicciones, y el mayor ultraje que me hizo, tal vez sin saberlo, el conde de Toreno, al negarme una cátedra que era mía, fue la implícita sospecha de que fuese yo un libre pensador como el boticario Homais de Flaubert, capaz de apedrear y despedazar con las herejías que a mí se me ocurriesen, el fanal en que guardaran su fe mis discípulos».
Cuatro años más tarde, la Revista de Legislación y Jurisprudencia publicó en desagravio y con todos los honores el trabajo que Clarín había presentado en las oposiciones de Salamanca bajo el título de «Programa analítico de Economía política y Estadística».
El año 1882 fue para Clarín un año de suerte. El 12 de julio pudo leer en la Gaceta Oficial su nombramiento para la cátedra de Economía Política y Estadística, concedida para la Universidad de Zaragoza, y el 29 de agosto tuvo lugar su boda con Onofre García Argüelles, en la localidad asturiana de La Laguna (valle de Langreo), en el palacio de la familia García Argüelles. Al año siguiente regresó a Oviedo como catedrático de Derecho Romano y más tarde se ocupó también de la cátedra de Derecho Natural en la Universidad de Oviedo.

Clarín como profesor
Se decía entre sus contemporáneos que para conocer a Clarín era necesario asistir a su cátedra de Derecho Natural. Según sus propias palabras, era partidario de sugerir a sus alumnos un hábito de reflexión mejor que enseñar una ciencia a secas y no se conformaba con enseñar una serie de preceptos a aplicar en el futuro. Sus lecciones solían empezar con un precepto de Justiniano y continuaba con citas del Quijote o de Santa Teresa, para terminar con Tolstoi, Renan o San Francisco de Asís. Muchos de sus alumnos no llegaban a entender este sistema y acusaban a Clarín de ser un «hueso» (serio, estricto, exigente y por lo general con fama de suspender). Clarín estimaba a sus alumnos cuando eran capaces de entender el espíritu de sus enseñanzas antes que la letra. Tenía un sentido de la justicia muy severo a la hora de calificar y nunca aceptó ni sobornos ni recomendaciones; se le acusaba de carecer de ningún tipo de benevolencia. La cátedra fue para Clarín una gran responsabilidad y una preocupación constante (según sus propias palabras) y se entregaba a ella con toda honestidad.

Caciquismo literario
Casi todos los biógrafos de Clarín vienen a estar de acuerdo en este punto: su caciquismo literario, algo tiránico. Desde su retiro de Oviedo llega a hacerse temer y respetar en Madrid y se da a conocer en Europa y en América. Fue un provinciano universal, aunque su ciudad, Oviedo, nunca comprendió su universalidad. Se le consideraba como un hombrecillo nervioso y miope, que daba clases en la Universidad y que por las tardes jugaba al tresillo en el Casino. Los estudiantes le temían por su severidad y la sociedad le consideraba un ateo liberal.

Obra literaria
Durante los ratos libres que le dejara la cátedra de la Universidad, Clarín escribía artículos para los periódicos El Globo, La Ilustración y Madrid Cómico. Envía a los periódicos de El Imparcial y Madrid Cómico sus «Paliques» satíricos y mordaces que le proporcionarán algunos enemigos adicionales.
En 1881 se publicó el libro Solos de Clarín, que recogió los artículos de crítica literaria. El prólogo es de Echegaray. Ese mismo año, en el mes de octubre publicó en La Ilustración Gallega y Asturiana el artículo «La Universidad de Oviedo», en el que hace un elogio al claustro restaurado y formado por los profesores Buylla, Aramburu, Díaz Ordóñez, entre otros.
A los 31 años de edad escribe Clarín su obra maestra La Regenta. En junio de 1885 salió a la calle el segundo volumen de esta composición del arte literario. En 1886 se edita su primer libro de cuentos con el título de Pipá. En 1889 termina un ensayo biográfico sobre Galdós, dentro de una serie titulada «Celebridades españolas contemporáneas». A finales de junio de 1891, el editor Fernando Fe saca a la luz la segunda novela larga de Clarín: Su único hijo.
En 1892 Clarín pasa por una crisis de personalidad y religiosa en que, según sus palabras, trata de encontrar a su yo y a Dios. Poco después dejó reflejar dicha crisis en su cuento Cambio de Luz, cuyo protagonista Jorge Arial representa al autor y sus preocupaciones, sus dudas religiosas y su escepticismo filosófico. Clarín define a este personaje como «místico vergonzante».
En 1894 se despertó su afición por el teatro por influencia de sus amigos la actriz María Guerrero y el dramaturgo Echegaray. Los biógrafos dicen que es un contrasentido en un hombre amante de la realidad y enemigo de la farsa. Por eso su primera obra teatral Teresa (ensayo dramático en un acto y en prosa) es una página real de su propia vida. Se publicó y se estrenó el 20 de marzo, en el teatro Español de Madrid, en homenaje que se daba a la actriz María Guerrero. La obra resultó un rotundo fracaso, argumentando los críticos que carecía de arquitectura escénica y que tenía todos los defectos de un escritor novato.
Durante los últimos años de su vida, Clarín recibe gran cantidad de ofertas para colaboraciones así como peticiones de autorización para traducir su obra en nuevas ediciones. En 1900, la Casa Maucci de Barcelona, le encarga la traducción de la novela de Émile Zola Trabajo. La retribución es buena y Clarín piensa que una traducción no le dará tanto trabajo como escribir. Pero los tecnicismos y palabras difíciles del escritor francés, unido al perfeccionismo de Clarín hacen que el trabajo se alargue durante meses, agotando la poca salud que tenía en aquellos años. Traduce día y noche para cumplir con la fecha indicada por la editorial, agotado pero contento de poder contribuir en dar a conocer al «pensador más ultrajado de todo el siglo XIX».

Enfermedad y muerte
Clarín venía arrastrando su enfermedad desde años atrás y en los primeros meses de 1901 se sentía ya exhausto. En el mes de mayo viajó a León, invitado por su primo Ureña, con motivo de los festejos que se celebraron por haberse terminado la reconstrucción de la catedral. En esta ciudad revivió su infancia y fue agasajado y querido por muchas personalidades. A su vuelta comentó: En León pasé horas verdaderamente felices.
Una vez de vuelta a Oviedo sintió de nuevo y muy cercana su enfermedad. Allí fue acompañado constantemente por su sobrino el joven médico Alfredo Martínez, que le diagnosticó una tuberculosis intestinal en último grado, enfermedad incurable en aquella época.
El 13 de junio de 1901, a las siete de la mañana, murió Leopoldo Alas, a la edad de cuarenta y nueve años. El féretro fue velado en el claustro de la Universidad donde acudieron profesores, amigos y familiares del escritor. Al día siguiente fue enterrado en el cementerio de El Salvador.
En Madrid, el escritor Bonafoux (mediocre escritor según Clarín y otros colegas de la época), fiel enemigo hasta la muerte, preparó el artículo necrológico en que añadió estas palabras: «Yo he sido el primero en alegrarme de la muerte de Clarín. […] En su entierro se escuchó el silencio que se escucha en los entierros de los tiranos».

Anécdotas
Parece ser que la pesadilla de todos los amigos y conocidos de Clarín era su letra ininteligible. Por ello recibía bastante a menudo críticas constructivas, alguna mofa o alguna queja:
• Pérez Galdós: En una carta dirigida a Clarín le dice, «¡Cuán más hermoso recibir un papel lleno de garabatos y prepararse a los goces puros de la adivinación! Ir conquistando sílaba a sílaba el reino misterioso de su escritura caldea».
• Emilia Pardo Bazán: «Ya tenía ganas de ver sus deliciosos garabatitos».
Clarín recibía continuamente cartas tanto para elogiarle, para insultarle o para pedir consejo y beneplácito sobre otras novelas. En una ocasión Clarín había escrito en sus Paliques que en España en aquellos años no había más que dos poetas y medio: Campoamor, Núñez de Arce y Manuel del Palacio (que se suponía era el «medio»). Este último, sintiéndose ofendido y humillado, envió a la finca de Guimerán donde se encontraba Clarín de vacaciones una larga epístola escrita en tercetos y llena de insultos. La respuesta fue dura y arrolladora. Compuso otra epístola con un número de versos aproximado a los de Palacio que tituló «A 0’50 poeta (epístola en versos con notas en prosa clara)». Toda España la leyó y toda España habló de Manuel del Palacio como el «medio poeta». Fue el regocijo de las tertulias madrileñas. El aludido no replicó y ahí terminó el asunto.
En 1891, Clarín fue elegido para concejal republicano del Ayuntamiento de Oviedo en sufragio universal. Durante la reunión del acto de nombramiento, Clarín permaneció callado, pero sus nervios se dispararon al escuchar de boca de otro concejal que leía el acta, un «haiga». El profesor se echó sobre él con tanta furia dialéctica que el concejal, avergonzado por las risas de sus compañeros y del público asistente, presentó inmediatamente su dimisión. Clarín intervino de nuevo y consiguió que retirase la renuncia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Clar%C3%ADn_Leopoldo_Alas

_________________
“Este pueblo ha perdido su interés por la política […] ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos de circo”.

Décimo Junio Juvenal (Aquino, 60-Roma, 128)

https://es.wikipedia.org/wiki/Panem_et_circenses


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Dic 08, 2008 11:44 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 03, 2008 11:20 pm
Mensajes: 6562
La relación de Oviedo con el autor que inmortalizó la ciudad como Vetusta en la que ya está considerada como la novela más importante de la literatura española del siglo XIX, siempre ha sido de amor y de odio.

Si viajan a Oviedo, en el centro de la ciudad, en el Parque San Francisco, encontrarán un busto de Clarín esculpido por Victor Hevia y colocado allí en 1968. Este busto sustituye a uno anterior del escultor Manuel Álvarez Laviada y que se había colocado en mayo de 1931 pero que duró sólo hasta 1936 cuando al comienzo de la guerra civil española quienes secundaron la sublevación militar de 1936 en Oviedo ultrajaron el busto de la siguiente manera: primero le colocaron unas orejas de burro y luego lo dinamitaron.

Esta es el busto que se colocó en mayo de 1931 y que después fue dinamitado:

Adjunto:
2008-11-02_IMG_2008-10-26_02.10.41__871383.jpg
2008-11-02_IMG_2008-10-26_02.10.41__871383.jpg [ 88.92 KiB | Visto 670 veces ]


Esta es el que se puede ver actualmente:

Imagen

En 2002, el catedrático de Historia Contemporánea de España en la Universidad de Oviedo David Ruiz, casado con la bisnieta de Clarín, Ana Cristina Tolivar, publicó un artículo titulado «La memoria de Clarín en el Oviedo franquista», pocos días después de esta publicación fue violentada la tumba donde reposan los restos de los Alas, padre e hijo. Hay que recordar que el hijo de Clarín, Leopoldo Alas Argüelles, rector de la Universidad de Oviedo cuando estalló la guerra civil, fue fusilado, y su nuera depurada como funcionaria publica y privada de su casa tras la guerra civil.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/ ... icul_2/Tes

http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp ... sto-Clarin

_________________
“Este pueblo ha perdido su interés por la política […] ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos de circo”.

Décimo Junio Juvenal (Aquino, 60-Roma, 128)

https://es.wikipedia.org/wiki/Panem_et_circenses


Última edición por Hiro el Dom Dic 21, 2008 5:42 pm, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Dic 20, 2008 4:43 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Sep 23, 2007 8:49 pm
Mensajes: 13345
Ubicación: Comunidad de Madrid
No sabía que eras de Oviedo Hiro. Yo también soy de familia asturiana.
No se ven tus imágenes de la Regenta ahora. Yo sólo conozco la actual, con la que se hacen fotos todos los turistas. Hay cierto motivo para el amor-odio de Oviedo a Clarín y creo que podría decirse que viceversa. Es que la Vetusta de la Regenta es como un personaje más , al que se critica y mucho. Pero a la vez se hace un retrato fino, sútil y sin complejos de la ciudad y sus defectos podrían ser el de otras muchas capitales de provincias.
Acabo de leer "Su único hijo" y Clarín se consolida como mi autor favorito. Es genial. Mordaz, sutil, original, maravillosamente retorcido, capaz de retratos sicológicos de los personajes más extraños y más reales a la vez.

_________________
:101: América - Ángeles de Irisarri
Ama y haz lo que quieras
Recuento 2017


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Dom Dic 21, 2008 12:07 pm 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Abr 03, 2008 11:20 pm
Mensajes: 6562
A ver si ahora se ven bien las imágenes. Las fotos se corresponden con un busto de Clarín que fue dinamitado en la Guerra Civil, y con el busto que hay actualmente, y los puse con el fin de reflejar la relación tan difícil de Clarín con algunos sectores conservadores de la sociedad ovetense.
En cuanto a la escultura de la Regenta, el alcalde actual ha puesto varias estatuas del mismo tipo por el Oviedo antiguo. A los turistas les suelen llamar mucho la atención y son punto obligado para sacar fotos. Entre los ovetenses hay opiniones de todo tipo.

Arwen_77 escribió:
No sabía que eras de Oviedo Hiro. Yo también soy de familia asturiana.
Por aquí hay unos cuantos asturianos :wink:

_________________
“Este pueblo ha perdido su interés por la política […] ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos de circo”.

Décimo Junio Juvenal (Aquino, 60-Roma, 128)

https://es.wikipedia.org/wiki/Panem_et_circenses


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Lun Sep 30, 2013 11:23 am 
Desconectado
Vivo aquí
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Nov 25, 2007 11:34 pm
Mensajes: 53544
Ciro ha escrito un artículo sobre Clarín para nuestra Revista: http://revista.abretelibro.com/2013/09/ ... no-de.html

_________________
Imagen


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados


No puedes abrir nuevos temas en este Foro
No puedes responder a temas en este Foro
No puedes editar tus mensajes en este Foro
No puedes borrar tus mensajes en este Foro
No puedes enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  





Autores | Librería | eMarketing | Fotos | Star Wars Revelations | Libros del foro | eBay | RSS | Política de privacidad y cookies | Contacto
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpBB España