Julio César - Jérôme Carcopino

En principio incluye biografías, autoayuda, libros de viajes, arte y otros que no sean ensayos o de divulgación.

Moderadores: Caroline, madison

Responder
Avatar de Usuario
Aliesa de Ponthieu
La Petipuá
Mensajes: 9641
Registrado: 12 Dic 2007 20:03
Ubicación: En las costas dañadas por el oleaje

Julio César - Jérôme Carcopino

Mensaje por Aliesa de Ponthieu » 15 May 2008 21:19

ImagenBiografía clásica del cuatro veces dictador que profundiza en sus importantes reformas institucionales en Roma y en el valor geopolítico de sus intervenciones exteriores.
El francés Jérôme Carcopino (1881-1970) fue arqueólogo, epigrafista y, ante todo, historiador de las grandes etapas del mundo romano. Miembro de la Academia Francesa, desempeñó durante un corto periodo de su vida el cargo de ministro de Educación Nacional con el primer gobierno de Pétain. Ello le ocasionó no pocos problemas después de la guerra, siendo víctima, como tantos otros franceses, de la persecución sistemática del "colaboracionista", etiqueta que también se aplicaba, con razón o sin ella, a muchos rivales políticos e intelectuales incómodos. Después de la II Guerra mundial Carcopino fue encarcelado durante unos meses, aunque la causa fue sobreseída.

Es el autor de obras tan importantes como Sila o la monarquía frustrada (1932) o Puntos de vista sobre el imperialismo romano (1943). También de La vida cotidiana en el apogeo del Imperio, una obra de 1939 que, por cierto, ilustró el filme Satyricon (1969) de Fellini y que sigue estando vigente. O de El Marruecos antiguo, un libro de 1943, tal vez poco conocido, pero sumamente interesante para comprender la geopolítica del Mediterráneo, pues en sus páginas se demuestra que la cultura árabe es extraña al Magreb y que su establecimiento desplazó a un segundo plano al pueblo bereber, alejándolo del papel histórico que, como pueblo originalmente romanizado, tal vez le correspondía. Pero el más importante de sus libros es César, redactado en 1936 y reelaborado nuevamente en 1965. La traducción que presentamos, a la altura estilística del original francés, es la misma que en 1974 publicó también la editorial Rialp.

Carcopino, tocado por una vocación de escritor muy preocupado por las enseñanzas del pasado relevantes para sus coetáneos, no elaboró una biografía convencional del gran político romano, personaje muy caro al autor. El historiador presenta una biografía de César (101 a.C. - 44 a.C.), cuatro veces dictador e instituido en esa dignidad a perpetuidad poco antes de ser asesinado, perfectamente trabada con la situación geopolítica y cliopolítica de la República romana (la descomposición de la constitución republicana, la corrupción de las viejas costumbres romanas, las guerras en Hispania, las Galias y Oriente).

En ese contexto, Carcopino desarrolla, inexorable, la tesis de que la misión de César fue promover un profundo cambio constitucional en la Urbs, para mejor adaptarla a los cambios de su tiempo, sobre todo a la dilatación de sus horizontes geográficos. Ello le permitió presentar su biografía política como la ejemplificación del "proceso clásico de la concentración del poder", lección que ciertamente constituye una de las aportaciones más destacadas del libro y que, por vía analógica, puede contribuir a esclarecer los ciclos políticos contemporáneos.

Estas páginas, escritas con una prosa muy rica, desusada desde hace algún tiempo en la historiografía, incluye vívidas narraciones de momentos decisivos que nos pueden dejar indiferentes: el cruce del río Rubicón, al norte de la actual Rímini, el 17 de diciembre del 50 a. C. ("Vamos allá, donde nos llaman el lenguaje de los dioses y la injusticia de nuestros enemigos. La suerte está echada", p. 404); la coronación de César en las fiestas lupercales el 15 de febrero del 44 a. C., en las que apareció con la púrpura del imperium sentado sobra una silla de oro (p. 619); el asesinato del político en los idus de marzo ("traspasado por treinta y cinco puñaladas el 15 de marzo de 44, hacia las once de la mañana", p. 622); etc.

Carcopino combina con gran sabiduría el relato cronológico de la biografía política de César y la ordenación de ciertos acontecimientos alrededor de la empresa de César y su obra política, entre los que hay que contar las reformas sociales y monetarias y la utilización del poder dictatorial para fundar lo que el autor considera una "monarquía absoluta en su integridad" (p. 617), estabilizadora de la convivencia. Sin duda llamarán la atención del lector ciertas interpolaciones de conceptos ajenos a la mentalidad política romana ("ideal revolucionario", p. 399; "forma totalitaria del Estado", p. 555; "absolutismo", p. 616, entre otros), producto, si se quiere, de la interferencia del espíritu de cada época en la obra de los historiadores. Ello, lejos de empeñar los méritos del libro, los realza, mostrando que los grandes libros de historia hunden sus raíces en el suelo de los desafíos del presente.

Jérôme Carcopino. Julio César. El proceso clásico de la concentración del poder. Traducción de Juan Antonio Campuzano. Rialp. Madrid, 2004. 648 pp. 24 €

Avatar de Usuario
Emma
La Gruñ
Mensajes: 9139
Registrado: 17 Abr 2007 20:31
Ubicación: En mi Gruñidera

Mensaje por Emma » 16 May 2008 08:02

Aliesa ya lo ha dicho todo :lol: :lol: así que me autocito del otro hilo de Carcopino :wink:

Me pareció muy buena. Amena, bien narrada, y sin duda alguna, estupéndamente documentada

Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8549
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

Re: Julio César - Jérôme Carcopino

Mensaje por Hiro » 04 Mar 2009 22:35

Me resultó un libro muy interesante, recomendable para todos los aficionados a la historia, y también para los lectores de novela histórica centrada en la época de Roma. No es sólo la biografía de Julio Cesar. Es también la descripción de muchos otros personajes anteriores y contemporáneos, de sus costumbres, de su forma de ser, incluso de sus sueños.

Los párrafos del libro que aparecen en el primer post de Aliesa de Ponthieu, sobre el cruce del Rubicón y el asesinato de César a mí también me gustaron mucho.

Yo añado otro fragmento del libro:

Los dones de César:

(…)Cesar [tenía] una resistencia física a toda prueba, que sus soldados le envidiarían, que no comenzaría a flaquear hasta pasada la cincuentena y cuyos fallos se atribuían entonces al “mal sagrado”; una sobriedad y una autodisciplina que le guardarían siempre del desfallecimiento en que caían habitualmente los bebedores y los glotones de su generación; un talento en el uso de la palabra que habría sobrepasado la fama de los consagrados en la elocuencia si él se hubiese dignado a llamarse orador; una cultura universal y refinada, una memoria “napoleónica” que le permitía leer y escribir sin interrumpir sus audiencias y ─cuando ninguna otra ocupación le distraía─ dictar hasta siete cartas a la vez; una inteligencia de magnífica amplitud, penetrante y flexible, vigorosa y sutil, de una sorprendente capacidad de previsión; una prudencia igual a su audacia; sobre todo, una energía inflexible y ardiente, que él tradujo tanto en brillantes acciones en los campos de batalla como en actitudes de intrepidez serena o burlesca ante los piratas que lo capturaron en el 78, y ante los caballeros que el 63 le acechaban con propósitos ofensivos al salir del Senado, así como ante sus legionarios amotinados en Plasencia, el 49, y hasta ante los conjurados que durante los idus de marzo del 44 lo abatieron sin haberle arrancado una palabra de súplica ni una exclamación de miedo. Añádase, para completar los rasgos de su carácter, una ejemplar fidelidad a las amistades que había reunido y una indulgencia, voluntaria y espontánea al par, hacia los enemigos ─en la que se mezclaba el desprecio─; una habilidad bien cultivada, unos impulsos de generosidad natural y ─aunque no constantemente─ ese respeto a la vida humana que lleva a menudo a detener la venganza de los fuertes cuando éstos piensan ─como César─ que la muerte se resuelve en un aniquilamiento sin atenuaciones y sin esperanza; y se convendrá que este hombre, por la riqueza de sus dones, sobrepasaba a todos los romanos de su tiempo. (Págs. 146-147)



PD.: Me llamó la atención que en el libro se habla en algún momento de los “españoles”, refiriéndose a los habitantes de la península en la época de César. Yo creo que debería decir los “hispanos”.
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

Avatar de Usuario
bebedor
Lector voraz
Mensajes: 132
Registrado: 21 Jun 2009 17:51

Re: Julio César - Jérôme Carcopino

Mensaje por bebedor » 06 Jul 2011 19:25

Estoy empezando a leerlo, concretamente voy por el ascenso de Cesar y encuentro que el autor es excesivamente entusiasta con la figura de Cesar. Es obvio que Julio Cesar fué la mente mas preclara de su época y sin duda el político mas hábil de la República pero Carcopino le asigna victorias aun en sus derrotas. Si Ciceron gana un debate o una votación del pueblo a Cesar es visto por Carcopino como una renuncia de Cicerón a sus principios y por tanto como un desenmascaramiento de este por Cesar.... bueno, seguro que en algun caso fue así porque Cesar debía ser un rival formidable pero también tuvo sus pifias y no en vano todo el mundo envidiaba la suerte de Cesar porque no todo lo fiaba a su prodigiosa inteligencia, la Fortuna también contaba y bien lo sabía él que alguna batalla la ganó por azares (o al menos por situaciones no previstas pero que giraron en su favor).

El capítulo dedicado a Pompeyo ha sido un descubrimiento para mí. En la mayoría de las biografías de Cesar que había leído Pompeyo era poco menos que un palurdo que heredó un ejército de su padre y que aunque conquistó todo un continente (Asia) lo tuvo fácil porque los asiáticos no eran rivales para las legiones, pero Carcopino muestra el lado político de este potentado, un hombre ambicioso pero precavido, que se preocupaba de sus hombres. Un modelo de monarca para Roma si no existiera Cesar que ya había concebido ese destino para sí mismo mucho antes y maniobraba para obtenerlo.

Avatar de Usuario
bebedor
Lector voraz
Mensajes: 132
Registrado: 21 Jun 2009 17:51

Re: Julio César - Jérôme Carcopino

Mensaje por bebedor » 10 Ago 2011 17:45

Libro fenomenal para amantes y estudiosos de la figura de Julio Cesar. En mi opinión Carcopino toma parte por Julio Cesar pero no obstante el autor es uno de los mas eruditos del personaje y analiza de forma genial una época tan convulsa.

Me quedo con la idea de que Cesar triunfó donde otros antes fracasaron (Pompeyo, Sila...) porque él tenía un plan. Carcopino teoriza y expone convincentemente que Cesar ya aspiraba a la monarquia desde joven y fue poco a poco, paso a paso que fue tomando cuotas de poder hasta alcanzar el escalón mas alto desde donde decidió jugarse el todo por el todo para desbancar a todos los que se le oponían. Incluso Carcopino teoriza que Cesar tenía un programa político desde muy joven, un programa muy amplio que incluía leyes para ganarse a la plebe y leyes que recortasen la autoridad y el poder del Senado; este programa le ponía por encima de todos sus contemporáneos, ya que él no daba un paso sin saber cual daría a continuación. Para Carcopino, Cesar era un hombre extremadamente cerebral, pocas cosas en su vida dejó al azar y tuvo ya una idea preclara de su vida desde muy joven trazando un plan concienzudo para cubrir sin prisas pero sin pusa las etapas que le llevaran al poder supremo, destruyendo a todo y a todos los que se le oponían durante el camino, así trazó destruir la aristocracia del Senado que se oponía a su "destino".

Responder