Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Josek » 24 Dic 2008 20:19

Título: Crepúsculo de los ídolos o Como se filosofa con el martillo
Alianza Editorial S.A.
184 pags
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420633954
Colección: BIBLIOTECA AUTOR ALIANZA
Año de edición: 2008
Plaza edición: MADRID
Precio: 7,80 euros

Imagen

Contraportada:

Terminado durante el verano de 1888, "Crepúsculo de los ídolos" es una completa introducción de conjunto a las heterodoxias filosóficas esenciales de Friedrich Nietzsche (1844-1900). También en el aspecto estilístico constituye este libro una excelente antología, tanto por su lenguaje vivo, jovial y agresivo, como por los aforismos de su primera parte. La presente edición se complementa con una introducción y abundantes notas a cargo de Andrés Sánchez Pascual, traductor asimismo de la obra.


Extracto de la introducción:

El titulo de esta obra es, como el mismo Nietzsche le indica a P. Gast en una de las cartas antes citadas, una ironia contra Wagner. Esto resulta especialmente perceptible en alemán. La Götzendämtnerung nietzscheana (contrapuesta a la wagneriana Götterdämmerung -crepúsculo de los dioses_ tuvo que producir un sonido chirriante en los oídos de los seguidores de Wagner. A partir, pues, del mismo titulo, y trás la definición de ídolo, que aparece ya en el prólogo, empieza la «gran declaración de guerra», como Nietzsche la denomina.
Un primer apartado nos ofrece cuarenta y cuatro breves aforismos, que cuentan entre los más brillante e ingeniosos de toda la obra nietzsneana. Nietzsche ejercita su arco y su puntería. Las «flechas» dan, una trás otra, en la diana: la mujer, el Reich alemán, el filósofo, la moral, el arte, la ciencia: todos quedan tocados. Esta primera parte culmina en el prodigioso aforismo que dice: «Fórmula de mi felicidad: un sí, un no, una linea recta, una meta.»
El segundo apartado es una monografía acerca de Sócrates. Nietzsche vuelve aqui a su primera época: «el problema Sócrates», tema central de El nacimiento de la tragedia, es sometido una vez más a examen. El refinamiento de Nietzsche en la malignidad, en la insidia, en la intriga, se expresan, sin embargo, en un estilo muy jovial. Sócrates fue un plebeyo, nos dice Nietzsche; fue, además, feo; y, por tanto, tan criminal; en suma: un enfermo, un décadente. Sus instintos se disgregaban. Y la medicina inventada por él para combatir el mal (la dialética, la racionalidad) no fue, a su vez, otra cosa que un síntoma de la dolencia que le corrorría. Sócrates no «fue libre» de ser dialéctico y racional: tuvo que serlo. Y Sócrates quiso morir, esto es: se suicidó por manos de los jueces atenienses.
El apartado tercero, «La 'razón' en la filosofía», es, sin duda, central en esta obra, desde el punto de vista de la «metafísica» de Nietzsche. Este describe la idiosincrasia del filósofo: es decir, del filósofo tipico, del filósofo habido hasta ahora, al que ya habia contrapuesto en Más allá del bien y del mal «esos filósofos nuevos» que están apareciendo en el horizonte. La idiosincrasia del filósofo se resume en esto: en su odio a la vida misma del devenir, y, en consecuencia, en su odio a la vida. La filosofia anterior (con la excepción de Heraclito) ha sido obra del resentimiento. La «razón» en filosofía es la causa de que nosotros falsifiquemos el testimonio de los sentidos. Nietzsche acaba este apartado con «cuatro tesis», en las que resume toda su metafísica.
Ya en el apartado tercero ha rozado Nietzsche el problema del «mundo verdadero» y del «mundo aparente». Ahora, en el apartado cuarto, nos ofrece en poco más de una página, al hilo de esa cuestión, una sorprendente historia de la filosofía, que, partiendo de las brumas nocturnas y pasando por el amanecer y por la mañana, culmina en el «mediodia» de Zaratustra: en el instante de la sombra máz corta. La habilidad de Nietzsche para combinar la broma y la burla con el ataque serio ofrece aqui una demostración realmente esplendorosa de sí.
Un ataque frontal a la «moral» en todas sus formas, desde el Nuevo Testamento hasta Schopenhauer, es el contenido del quinto apartado de esta obra. La moral, dice Nietzsche, tiende a aniquilar las pasiones, a causa de la estupidez existente en ellas. Tiende, pues, a castrar al hombre; y es, en consecuencia, una rebelión contra la vida, algo que va contra la naturaleza. Pero, dice Nietzsche, con ironía, la medicina preconizada por la moral equivale a extraer los dientes para que éstos no duelan.Todas las prolongadas meditaciones morales de Nietzsche encuentran en este apartado una expresión sumamente precisa.
El apartado sexto, dedicado a poner de manifiesto «los cuatro grandes errores», se halla en íntima conexión con el tercero y equivale a una aplicación práctica de la «razón» en la filosofia. Los cuatro grandes errores son, sobre todo, cuatro errores psicológicos, que tienen graves consecuencias morales. Estos cuarro errores son: el error de la confusión de la causa con la consecuencia; el error de la causalidad falsa; el error de las causas imaginarias, y el error de la voluntad libre. La moral y la religión, dice Nietzsche, caen bajo este concepto de causas imaginarias. El capítulo 8 de este apartado abandona por vez primera el tono discursivo, mantenido hasta ahora en casi todo momento, y asume un tono algo exasperado: «Nosotror negamos a Dios, negamos la responsabílidad en Dios: sólo asi redimimos el mundo.» Asi como el apartado anterior era, como queda dicho, una aplicación práctica del tercero, asi ahora el apartado séptimo, dedicado a aquellos que ven su misión en «mejorar» a la humanidad, constituye una ejemplificación concreta de lo que significa la mornl como contranaturaleza. La mejora perseguida por la moral y la religión ha consistido siempre en poner enfermos a los hombres, en debilitarlos, en castrarlos. Por vez primera alude aquí también Nietzsche a la moral y la religión india, recién descubierta por él a través de la lectura del Código de Manú en una traducción francesa. La tesis que Nietzsche deriva del estudio y confrontación de las diferentes morales dice asi: «todos los medios con que se ha pretendido hasta ahora hacer moral a la humanidad han sido radicalmente inmorales».A partir de este momento cambia de atmósfera la obra. Lo que viene a continuación es como un «segundo libro» de la misma, con otros temas y con otro tratamiento. Hasta ahora Nietzsche se ha mantenido en un tono más bien teórico, discursivo, «filosófico», si se quiere. Ahora llega el instante de las confesiones, incluso de la autobiografía.

Lo que los alemanes están perdiendo» (apartado octavo) es la sección más melancólica de todo el libro. Nietzsche echa una mirada a su patria; la amargura que ésta le produce no le impide ser justo. En pocas lineas traza Nietzsche uno de los mejores elogios de Alemania escritos nunca. Alemania, dice, tiene «virtudes más viriles que las que ningún otro pais de Europa puede exhibir. Mucho buen humor y mucho respeto de si, mucha seguridad en el trato, en la reciprocidad de los deberes, mucha laboriosidad, mucha constancia. -Y una moderación hereditaria, que más que del freno necesita del acicate. Añado que alli todavía se obedece sin que el obedecer humille... Y nadie desprecia a su adversario...» Pero Alemania ha elegido, a partir de 1871, una vía equivocada: quiere dedicarse a la «gran politica», quiere tener poder sin darse cuenta de que el poder vuelve estúpidos a los hombres. Y así la chabacanería, piensa Nietzsche, está anegando a su pais.Este apartado contiene, en su sección final, un penetrante estudio sobre lo que debe ser la educación; aqui resume Nietzsche toda su experiencia de profesor. La educación se define, según él, por estas tres tareas: aprender a ver, aprender a pensar; aprender a hablar y a escribir.El largo apartado titulado «Incursiones de un intempestivo», que es el penúltimo y que ocupa por sí solo más de la tercera parte de toda la obra, es un verdadero ajuste de cuentas, realizado con la más inocente de las sonrisas. Encontramos aquí al Nietzsche irónico, travieso, malévolo, en suma: al Nietsche sarcástico. Nietzsche se ensaña con Renan, con Sainte-Beuve, con Rousseau, con G. Eliot, con George Sand, con los novelistas franceses del momento. De repente, una breve parada (el 10): Nietzsche vuelve los ojos a su primera obra, a sus conceptos de lo «dionisíaco» y de lo «apolineo». Pero en seguida toma de nuevo el látigo, y las víctimas son Carlyle, Darwin, Kant, etc. Una última confrontación con Schopenhauer, su «educador» en los años jóvenes, va seguido de ataques al arte por el arte, de una equiparación entre el cristiano y el anarquista, de una crítica de la moral de la decadencia, de una estremecedora «moral para médicos», de una crítica de la modernidad, de un examen de la cuestión obrera, de una exposición de su concepto del genio, de un inquietante análisis del tipo del criminal, para terminar en un panegirico de Goethe: «Goethe es el úlimo alemán por el que yo tengo respeto.»
El apartado final es un fragmento de autobiografía, que preludia el Ecce homo. Nietzsche hace la historia de sus estudios, ofrece una enumeración de sus modelos (Salustio, Horacio, Tucidides), ataca a Platón, y pone en la picota a los filólogos clásicos (representados aquí por el «famoso Lobeck»). Las últimas palabras son un balbuceo: «yo, el último discipulo del filósofo Dioniso,-yo, el maestro del eterno retorno...». Y para que nada falte, al final «habla el martillo», que dice: «¡haceos duros!»

(Andrés Sánchez Pascual)

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Josek » 06 Feb 2009 17:20

Otra pequeña joya, sobre todo la parte titulada Incursiones de un intempestivo donde no deja títere con cabeza y ataca a diferentes autores que el consideraba nocivos para la cultura también deja muestras de su ideologia política que, por otro lado, no son nada habituales de encontrar en sus libros ya que Nietzsche no pensaba para nada en la aplicación práctica de sus planteamientos a la vida política aunque, lógicamente, esto no quiere decir que fuese ajena a ella. Sobre el liberarismo o los movimientos obreros, sinceramente, hay que reconocer que, si se sacan fuera de contexto, sus ideas suenan bastante reaccionarias.
Termina el librito con un minicapitulo, Habla el martillo, sacado del libro tercero del Zaratustra de la sección 29 del capítulo De tablas viejas y nuevas:


«¡Por qué tan duro! - dijo en otro tiempo el carbón de cocina al diamante; ¿no somos parientes cercanos?» -
¿Por qué tan blandos? Oh hermanos míos, así os pregunto yo a vosotros: ¿no sois vosotros mis hermanos?
¿Por qué tan blandos, tan poco resistentes y tan dispuestos a ceder? ¿Por qué hay tanta negación, tanta renegación en vuestro corazón? ¿Y tan poco destino en vuestra mirada?
Y si no queréis ser destinos ni inexorables: ¿cómo podríais - vencer conmigo?
Y si vuestra dureza no quiere levantar chispas y cortar y sajar: ¿cómo podríais algún día crear conmigo?
Los creadores son duros, en efecto. Y bienaventuranza tiene que pareceros el imprimir vuestra mano sobre milenios como si fuesen cera, -
- bienaventuranza, escribir sobre la voluntad de milenios como sobre bronce, - más duros que el bronce, más nobles que el bronce. Sólo lo totalmente duro es lo más noble de todo.
Esta nueva tabla, oh hermanos míos, coloco yo sobre vosotros: ¡endureceos!-



También es muy interesante la introduccion de Pascual donde nos comenta que en verano de 1887, le quedaba poco más de un año de lucidez de Nietzsche, y tras haber salido Genealogia de la moral, había decidido dejar de escribir una temporada para preparar, La voluntad de poder o Transvaloración de todos los valores, de la cual solo quedaría como primer tomo y al postre definitivo El Anticristo, la pretendida obra sería una detallada exposicion de su filosofia, sin embargo, misteriosamente, cambió de idea de repente y publicó en ese último año nada menos que seis libros: El caso Wagner, Crepúsculo de los ídolos, El anticristo, Ecce Homo, Ditirambos de Dionisio y Nietzsche contra Wagner. Según Pascual y basándose en datos de su correspondencia esto fué debido a un intento postrero de autonegación de su personalidad filosófica???, no acabo de tener muy claro esta explicación, lo vería más coherente si lo achacase a las evidentes muestras de la incipiente locura que comenzaba a padecer más que a un cambio radical de planteamientos racionales y conscientes, pero bueno, tampoco soy yo quien, ni mucho menos, para rebatir a Pascual que me merece mucho respecto además de ser gran conocedor y un sensacional investigador sobre la obra de Nietzsche.

...

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 07 Jun 2011 15:02

Hoy lo he comprado. Quiero leérmelo cuando acabe con el que estoy ahora, que tiene buena pinta :D
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 12 Jun 2011 02:46

Empiezo a leerlo. Ya iré comentando mis impresiones ;)
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Avatar de Usuario
Chubbchubb
Vivo aquí
Mensajes: 15725
Registrado: 19 Ago 2010 02:32
Ubicación: Barcelona

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Chubbchubb » 12 Jun 2011 03:27

Tim, ¿te has puesto a leer Nietzsche? :| Yo esto no me lo pierdo :lol: Seguiré tus comentarios :mrgreen: Yo me estrené con él demasiado jovencita y con un libro que no era el apropiado, y desde entonces que no... :noooo: Pero tengo curiosidad por saber qué te parece a ti ;) ¡Ánimos! :60: (por si los necesitas... :lol: ;))

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 12 Jun 2011 03:30

¿No te lo pierdes por la mala experiencia que tuve con Maquiavelo? :lol: :lol:

¿Qué libro fue el que leíste? ¿Zaratustra? :wink:
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Avatar de Usuario
Chubbchubb
Vivo aquí
Mensajes: 15725
Registrado: 19 Ago 2010 02:32
Ubicación: Barcelona

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Chubbchubb » 12 Jun 2011 03:42

El Anticristo... :lol: :lol: Tendría yo... :meditando: ¿13? ¿14 quizás? Para empezar fue un trauma que un librito que no llegaba a las 200 páginas me durara más de dos meses, y para continuar, el trauma se aumentó cuando veía que, a pesar de leerlo en muy pequeñas dosis, como mucho podían llegar a parecerme bonitos, acertados, incluso interesantes, sólo el 20% de los párrafos, porque el resto no los entendía... :cunao: Pero claro, ¿quién le manda a una niña de esa edad, que no sabe apenas ni lo que es la filosofía, ponerse a leer a Nietzsche? :cunao: Así que mea culpa, quizás éste te encanta y luego sigues con el autor :D

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 12 Jun 2011 11:18

Chubb, a lo mejor si te pones ahora a leer ese libro, quizás lo encuentres atractivo y subas ese 20% de entendimiento :lol: :lol: No le hagas la cruz a algo porque no te guste, simplemente a veces no es el momento ;)

Ya anoche comencé a leer un poco, pero es un capítulo breve (Flechas y sentencias) que como bien indica su nombre, son breves frases dispersas con pensamientos y razonamientos del autor.

Esta tarde ya me pondré con el segundo capítulo (El problema de Sócrates) y ya os iré contando ;)
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Avatar de Usuario
Chubbchubb
Vivo aquí
Mensajes: 15725
Registrado: 19 Ago 2010 02:32
Ubicación: Barcelona

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Chubbchubb » 12 Jun 2011 13:03

Timber escribió:Chubb, a lo mejor si te pones ahora a leer ese libro, quizás lo encuentres atractivo y subas ese 20% de entendimiento :lol: :lol: No le hagas la cruz a algo porque no te guste, simplemente a veces no es el momento ;)

No, si la cruz no le he hecho... Ya he dicho que aquello fue culpa mía, no de Nietzsche, pero bueno, de aquí a que se me pase el disgusto... :lol: Más adelante le daré otra oportunidad, que estoy segura de que se la merece :)

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 13 Jun 2011 16:05

Leído el capítulo 2 (El problema de Sócrates)

Aquí, lo que Nietzsche nos pone de manifiesto, es la manía de los filósofos antiguos de considerar a los sentidos como fuente de error en un mundo perfecto e inmutable. Hace una gran crítica a la dialéctica de Platón, diciendo que es un arma que sólo la utiliza el desesperado.

Me gusta este hombre: dice las cosas tal como las piensa, pero las argumenta muy bien :D
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 14 Jun 2011 13:53

He seguido leyendo más:

Me gusta el ritmo del libro y las argumentaciones que hace respecto al gran lastre de la sociedad, un tipo que se llama Dios.

Ahora ha empezado a profundizar en las sensaciones humanas, los errores que tiene el ser humano respecto a ellas y las diferencias entre causas y consecuencias. De momento de esto poco puedo decir porque he dejado el capítulo por la mitad :lol:

Me está gustando. Creía que se me iba a hacer más pesado pero no :D
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Josek » 14 Jun 2011 21:20

Los últimos escritos son los mejores, con Nietzsche se puede estar más o menos de acuerdo con su pensamiento pero es un autor fabuloso, me pone la carne de gallina, para releer y releer continuamente.
Quisiera hacer un apunte sobre un comentario que hice arriba de Sanchez Pascual y su idea sobre la obra Trasvaloración de todos los valores. Al parecer se descubrió un folio inédito con el escrito original de un capítulo del Ecce Homo, el titulado Por qué soy tan sabio, donde Nietzsche menciona varias de sus obras, y en el cual indica además que habría corregido la expresión "el primer libro de la trasvaloración..." eliminando lo de "el primer libro" lo que, según Pascual, sería un indicativo revelador de su cambio de planes al respecto de dicha obra haciendo de El Anticristo la entera transvaloración y no su primer libro.
Ya sé que esto no interesa a nadie, pero bueno, yo me quedo mejor poniéndolo, hala.



Prólogo

Seguir manteniendo la jovialidad en medio de un asunto sombrío y sobremanera responsable es hazaña nada pequeña: y, sin embargo, ¿qué sería más necesario que la jovialidad? Ninguna cosa en la que no intervenga la petulancia sale bien. Sólo la demasía de la fuerza es la prueba de la fuerza. - Una transvaloración de todos los valores, ese signo de interrogación tan negro, tan enorme, que arroja sombras sobre quien lo coloca - semejante tarea, que es un destino, compele en todo instante a correr hacia el sol, a arrojar de sí una seriedad gravosa, que se ha vuelto demasiado gravosa. Todo medio es bueno para esto, todo «caso» es un caso afortunado. Ante todo, la guerra. La guerra ha sido siempre la gran listeza de todos los espíritus que se han vuelto demasiado interiores, demasiado profundos; incluso en la herida continúa habiendo una fuerza curativa. Una sentencia, cuyo lugar de origen yo mantengo oculto a la curiosidad docta, viene siendo desde hace largo tiempo mi divisa: increscunt animi, virescit volnere virtus [se crecen los ánimos, se fortalece la fuerza con la herida].Otra curación, a veces incluso más apetecida por mí, es auscultar a los idolos... Hay más ídolos que realidades en el mundo: este es mi «mal de ojo» para este mundo, este es también mi «mal de oido».. Hacer aquí alguna vez preguntas con el martillo, y oír acaso, como respuesta, aquel famoso sonido a hueco que habla de entrañas llenas de aire - qué delicia para quien tiene todavía orejas por detrás de las orejas, - para mí, viejo psicólogo y cazador de ratas, ante el cual tiene que dejar oír su sonido cabalmente aquello que querría permanecer en silencio...
También este escrito - el título lo delata - es ante todo un esparcimiento, un rincón soleado, una escapada a la ociosidad de un psicólogo. ¿Acaso también una nueva guerra? ¿Y son auscultados nuevos ídolos?... Este pequeño escrito es una gran declaración de guerra y en lo que se refiere a la auscultación de los idolos, esta vez no son ídolos de nuestro tiempo, sino idolos eternos los que aquí son tocados con el martillo como con un diapasón,-no hay en absoluto ídolos más viejos, más convencidos, más llenos de aire que éstos... Tampoco más huecos... Esto no impide que sean los más creídos; tampoco se dice en modo alguno ídolos, sobre todo en el caso más aristocrático...

Turín 30 de septiembre de 1888,
día en el cual el primer libro de la Transvaloración
de todos los valores quedó terminado.
FRIEDRICH NIETZSCHE

Avatar de Usuario
Chubbchubb
Vivo aquí
Mensajes: 15725
Registrado: 19 Ago 2010 02:32
Ubicación: Barcelona

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Chubbchubb » 14 Jun 2011 21:30

Josek, todo es de interés, así que muchas gracias por compartirlo :60: ;)

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Josek » 14 Jun 2011 21:59

De nada, Chubb.
Un abracito para tí también.

Avatar de Usuario
Timber
Lobito
Mensajes: 12235
Registrado: 18 Jun 2010 12:09
Ubicación: Sevilla

Re: Crepúsculo de los ídolos - Friedrich Nietzsche

Mensaje por Timber » 14 Jun 2011 22:49

Josek, creo que ese prólogo viene en mi edición, aunque no me gusta leérmelos hasta que he acabado la obra en sí :lol: De todas formas, me leeré esto y el prólogo a ver si viene ;)
Leyendo:
Segunda Fundación - Isaac Asimov

Recuento 2016

Responder