'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Avatar de Usuario
El Ekilibrio
No puedo evitarlo
Mensajes: 16701
Registrado: 24 Abr 2006 19:03
Ubicación: Sociedad protectora de animales y barcomaris
Contactar:

'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por El Ekilibrio » 20 Mar 2009 17:52

Ignorada mucho tiempo, esquivada y hasta marginada, la homosexualidad del poeta español Federico Garcia Lorca, fusilado a los 38 años por las tropas franquistas en agosto de 1936, es motivo ahora de un estudio profundo por parte de su biógrafo irlandés, Ian Gibson.

'Lorca y el mundo gay', de Editorial Planeta, que sale este miércoles a la venta, relata el "drama del gran poeta del amor oscuro, frente a la sociedad machista e intolerante" que era la España de principios del siglo XX, sobre todo su Andalucía natal.

Fue "muy difícil" para el autor del 'Romancero gitano' (1928) "convivir con su condición de gay", explica el autor irlandés. "Temía que se le tomara por un afeminado". Sin embargo, "la obra de García Lorca, actualmente de alcance mundial, no existiría sin su condición de marginado sexual, sin su identificación, profundamente cristiana, con todos quienes sufren, con todos los que se sienten excluidos o rechazados", escribió Gibson.

El biógrafo, conocido por sus trabajos sobre la muerte del poeta y por haber contribuido a localizar la fosas común donde reposaba García Lorca en la provincia de Granada explica haber querido hacer un "libro militante". Gibson quiso lograr "un libro muy reivindicativo", en el que quede claro y que "se note mi indignación ante estas tendencias (homófobas)", que fueron "unas de las componentes del asesinato de Lorca", explicó este irlandés de 69 años, actualmente nacionalizado español y residente en Madrid.

El poeta fue fusilado por miembro del bando nacional pocas semanas después de la insurrección franquista, en compañía de dos anarquistas y de un maestro de escuela, entre los pueblos de Alfacar y de Víznar, a pocos kilómetros de Granada. Uno de los presuntos asesinos se paseó por Granada presumiendo de haberle "metiro dos tiros por el culo, por maricón", según el mismo Gibson. La dictadura de Francisco Franco que siguió a la Guerra Civil (1936-39) censuró mucho tiempo su obra y reprimió a los homosexuales.

"Durante décadas, la homofobia y la homoadversión reinantes en esta sociedad hicieron difícil y arriesgada la tarea. Había que proteger la reputación del poeta, renunciar a 'hurgar' en su intimidad, distinguir entre la obra y la vida, etc", escribió su biógrafo.

Gibson abordó de manera extensa las estancias del poeta en Madrid, donde podía escapar al pensamiento provinciano andaluz y mantener su "relación muy importante, fundamental", con el pintor Salvador Dalí en la capital española, sus viajes a Nueva York y a Cuba.

Pero el trabajo de investigación también versa sobre un amor de juventud "imposible" con una refinada adolescente de la aristocracia cordobesa, María Luisa Natera Ladrón de Guevara, una "niña" de ojos azules que tocaba Chopin a la perfección con sus manos de porcelana sobre el piano.

"No se ha apreciado suficientemente la valentía del poeta frente a su difícil condición sexual", concluye Gibson.
Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia
Imagen
http://elekilibrio.blogspot.com/
CAMPAÑA PARA PAGAR LOS ESTUDIOS DE BARCOMARI

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por nosin » 20 Mar 2009 21:44

Pues ya nos contarás tú algún avance, Eki, que llevo un atraso con mi lista...

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 21 Mar 2009 18:51

Pues a mi que quereis que os diga, no me gusta la idea de un libro sobre el tema exclusivamente, Hay muchos ensayos sobre el tema y que la condicion sexual de Lorca era la que era, como la de tantos otros: Cernuda, Gil Albert, Mishima, Wilde, Kavafis, Verlaine y Rimbau..... Un libro en plan investigacion detectivesca a estas altura cuando es algo reivindicado hace muchisimo tiempo, ( siempre, desde el antes del año 75, estudie a Lorca desde esa perspectiva, y lo que para el significo conocer la obra de Walt Witman que le ayudo a reconciliar su condicion de homosexual sin renunciar a sentirse un ser viril), No me resulta tan relevante como su misma poesia.
Me parece un oportunismo estupido. Me da que es una forma simplemente de dar mas cancha al cotilleo que un intento de rigurosidad investigadora. Creo que lo importante, no es hacer banderas de estos temas, sino normalizarlos.

Lorca era un Poeta, y un autor de Teatro inmenso en sus dos facetas al margen de todo lo demas, no creo que sea mas relevante esa faceta que su amor a la musica o su amor por los toros, o sus raices andaluzas.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por nosin » 21 Mar 2009 21:42

julia escribió:Lorca era un Poeta, y un autor de Teatro inmenso en sus dos facetas al margen de todo lo demas, no creo que sea mas relevante esa faceta que su amor a la musica o su amor por los toros, o sus raices andaluzas.
También yo lo veo así, Julia. Entiendo que un biógrafo indague en todos los entresijos de un autor, pero tiene mala leche que se centre en desnudar esta cuestión íntima de Lorca, que, aunque está claro que es el alma desde donde el poeta escribe, ya se ha concluído que Lorca no vierte este aspecto personal en la obra de una manera abierta.

No se analiza con tanta insistencia la obra de autores en otras circusntancias personales plasmadas en su obra como en este caso, sospechosamente. Salinas tuvo una amante que le inspira tres poemarios, Cela estuvo en un sanatorio para tuberculosos que refleja en Pabellón de reposo, Miguel Hernández muere en la cárcel (Cancionero de ausencias), Alberti se traslada tierra adentro, Marinero en tierra etc, etc, etc.

Publicar este análisis sobre Lorca es honrarle poco, desde luego.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 21 Mar 2009 22:35

ES que nosin, Gibson tiene varios libros sobre Lorca, su "investigacion" no habra sido mucho mas que tirar de archivo, porque el tema lo deja bien clarito una y otra vez, tanto cuando habla de Lorca como de Dali.
Siempre se ha especulado tambien sobre la sexualidad del pintor catalan.

En todo caso a mi de verdad, que me parece relevante en cuanto que es un tema de su obra, que su actitud vital pudo estar condicionada, pero es que eso se refleja en su obra, Es ahi donde hay que rastrearla, lo demas es amarillismo.
A ver quien va persiguiendo los ligues del machote del Perez Reverte o los amorios Ortega y Gasset, que todo el mundo conocia que era un viejo verde y un don Juan. ¿se ha especulado que pudo liarse con Rosa Chacel que era de su circulo?.
No me importa con quien y cuando se ha liado con alguien.
¡¡Que si lo trataba de ocultar o no o vivia terturado por serlo!!. , como tantos y tantos de su generacion y posteriores.
Mucho peor lo llevaba Cernuda, que arrastraba relaciones enfermizas dando la paliza a amigos y conocidos. Y parece que el tema en Cernuda no es relevante.

A mi me basta con estos versos:

ODA A WALT WHITMAN

Por el East River y el Bronx
los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,
con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.
Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.

Pero ninguno se dormía,
ninguno quería ser el río,
ninguno amaba las hojas grandes,
ninguno la lengua azul de la playa.

Por el East River y el Queensborough
los muchachos luchaban con la industria,
y los judíos vendían al fauno del río
la rosa de la circuncisión
y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
manadas de bisontes empujadas por el viento.

Pero ninguno se detenía,
ninguno quería ser nube,
ninguno buscaba los helechos
ni la rueda amarilla del tamboril.

Cuando la luna salga
las poleas rodarán para tumbar el cielo;
un límite de agujas cercará la memoria
y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.

Nueva York de cieno,
Nueva York de alambres y de muerte.
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?

Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja,
enemigo del sátiro,
enemigo de la vid
y amante de los cuerpos bajo la burda tela.
Ni un solo momento, hermosura viril
que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
soñabas ser un río y dormir como un río
con aquel camarada que pondría en tu pecho
un pequeño dolor de ignorante leopardo.

Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los maricas, Walt Whitman, te soñaban.

¡También ese! ¡También! Y se despeñan
sobre tu barba luminosa y casta,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los maricas, Walt Whitman, los maricas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.

¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes.

Pero tú no buscabas los ojos arañados,
ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
ni la saliva helada,
ni las curvas heridas como panza de sapo
que llevan los maricas en coches y terrazas
mientras la luna los azota por las esquinas del terror.

Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
toro y sueño que junte la rueda con el alga,
padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.

Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.

Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
los ricos dan a sus queridas
pequeños moribundos iluminados,
y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.

Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
por vena de coral o celeste desnudo.
Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
una brisa que viene dormida por las ramas.

Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
contra el niño que escribe
nombre de niña en su almohada,
ni contra el muchacho que se viste de novia
en la oscuridad del ropero,
ni contra los solitarios de los casinos
que beben con asco el agua de la prostitución,
ni contra los hombres de mirada verde
que aman al hombre y queman sus labios en silencio.
Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
del Amor que reparte coronas de alegría.

Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
gotas de sucia muerte con amargo veneno.
Contra vosotros siempre,
Faeries de Norteamérica,
Pájaros de la Habana,
Jotos de Méjico,
Sarasas de Cádiz,
Ápios de Sevilla,
Cancos de Madrid,
Floras de Alicante,
Adelaidas de Portugal.

¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
abiertos en las plazas con fiebre de abanico
o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.

¡No haya cuartel! La muerte
mana de vuestros ojos
y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
¡No haya cuartel! ¡Alerta!
Que los confundidos, los puros,
los clásicos, los señalados, los suplicantes
os cierren las puertas de la bacanal.

Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
Duerme, no queda nada.
Una danza de muros agita las praderas
y América se anega de máquinas y llanto.
Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
quite flores y letras del arco donde duermes
y un niño negro anuncie a los blancos del oro
la llegada del reino de la espiga.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
nosin
Vivo aquí
Mensajes: 5547
Registrado: 23 Sep 2006 17:00

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por nosin » 21 Mar 2009 23:02

julia escribió:
ODA A WALT WHITMAN

Por el East River y el Bronx
los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,
con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.
Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.

Pero ninguno se dormía,
ninguno quería ser el río,
ninguno amaba las hojas grandes,
ninguno la lengua azul de la playa.

Por el East River y el Queensborough
los muchachos luchaban con la industria,
y los judíos vendían al fauno del río
la rosa de la circuncisión
y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
manadas de bisontes empujadas por el viento.

Pero ninguno se detenía,
ninguno quería ser nube,
ninguno buscaba los helechos
ni la rueda amarilla del tamboril.

Cuando la luna salga
las poleas rodarán para tumbar el cielo;
un límite de agujas cercará la memoria
y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.

Nueva York de cieno,
Nueva York de alambres y de muerte.
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?

Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja,
enemigo del sátiro,
enemigo de la vid
y amante de los cuerpos bajo la burda tela.
Ni un solo momento, hermosura viril
que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
soñabas ser un río y dormir como un río
con aquel camarada que pondría en tu pecho
un pequeño dolor de ignorante leopardo.

Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los maricas, Walt Whitman, te soñaban.

¡También ese! ¡También! Y se despeñan
sobre tu barba luminosa y casta,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los maricas, Walt Whitman, los maricas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.

¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes.

Pero tú no buscabas los ojos arañados,
ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
ni la saliva helada,
ni las curvas heridas como panza de sapo
que llevan los maricas en coches y terrazas
mientras la luna los azota por las esquinas del terror.

Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
toro y sueño que junte la rueda con el alga,
padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.

Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.

Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
los ricos dan a sus queridas
pequeños moribundos iluminados,
y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.

Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
por vena de coral o celeste desnudo.
Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
una brisa que viene dormida por las ramas.

Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
contra el niño que escribe
nombre de niña en su almohada,
ni contra el muchacho que se viste de novia
en la oscuridad del ropero,
ni contra los solitarios de los casinos
que beben con asco el agua de la prostitución,
ni contra los hombres de mirada verde
que aman al hombre y queman sus labios en silencio.
Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
del Amor que reparte coronas de alegría.

Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
gotas de sucia muerte con amargo veneno.
Contra vosotros siempre,
Faeries de Norteamérica,
Pájaros de la Habana,
Jotos de Méjico,
Sarasas de Cádiz,
Ápios de Sevilla,
Cancos de Madrid,
Floras de Alicante,
Adelaidas de Portugal.

¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
abiertos en las plazas con fiebre de abanico
o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.

¡No haya cuartel! La muerte
mana de vuestros ojos
y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
¡No haya cuartel! ¡Alerta!
Que los confundidos, los puros,
los clásicos, los señalados, los suplicantes
os cierren las puertas de la bacanal.

Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
Duerme, no queda nada.
Una danza de muros agita las praderas
y América se anega de máquinas y llanto.
Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
quite flores y letras del arco donde duermes
y un niño negro anuncie a los blancos del oro
la llegada del reino de la espiga.

:marie_bow: Lorca en Poeta en Nueva York está soberbio, sangrante... es evidente que él tiene su pena, pero en el conjunto de su obra se refleja un dolor universal, no especialmente vinvulado a su sexualidad. De hecho, recordarás la entrevista a Dámaso Alonso ("A fondo") donde cuenta lo chistoso, dicharachero y liante que era con los amigos. No era un hombre de carácter atormentado como para que su sexualidad frustrada sea la firma de la obra.

Digo frustrada pero no tiene por qué haberlo sido. Como poeta , ensayista, músico, pintor y como persona era muy querido, además, de manera que no creo en un hombre más melancólico que cualquier otro en este mar de disgustos que es la vida.
Última edición por nosin el 21 Mar 2009 23:26, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 21 Mar 2009 23:08

Pepin Bello decia ademas que no era en absoluto amanerado, cosa que a mi me choco, por si pensaba que era un hombre de maneras suaves y algo afeminadas.
De hecho es muy comentada a sorpresa que Buñuel se llevo cuando se entero porque no lo sospechaba.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

G.A.
Vivo aquí
Mensajes: 13500
Registrado: 02 Ene 2006 11:49

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por G.A. » 21 Mar 2009 23:31

Sois muy críticas con este libro y deberías de tener en cuenta que hace mucho que el mercado es consciente del potencial consumista gay. Gibson sólo se ha retrasado unos años en tratar de rentabilizarlo :twisted:

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 21 Mar 2009 23:34

Es que cuando me quieren manipular a mi Lorca me exalto...... :cunao: :cunao:
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Avatar de Usuario
El Ekilibrio
No puedo evitarlo
Mensajes: 16701
Registrado: 24 Abr 2006 19:03
Ubicación: Sociedad protectora de animales y barcomaris
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por El Ekilibrio » 23 Mar 2009 19:06

Yo creo que el trato de Gibson a la figura de Lorca siempre ha sido más que excelente. Pero desconozco que puede aportar de nuevo este libro a otros anteriores del mismo Gibson... La obra de Federico G. Lorca y su vida ha sido analizada desde todos los ángulos, incluido el de su homosexualidad.
Imagino que más tarde o más temprano me lo leeré, pero no tengo prisa...
Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia
Imagen
http://elekilibrio.blogspot.com/
CAMPAÑA PARA PAGAR LOS ESTUDIOS DE BARCOMARI

Avatar de Usuario
Cronopio77
Foroadicto
Mensajes: 4024
Registrado: 16 Ene 2009 15:40
Ubicación: Madrid
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por Cronopio77 » 24 Mar 2009 17:18

Por lo que he leído en la prensa, me da la impresión que lo que Gibson pretende es destacar la influencia, no sólo de la homosexualidad, sino también del concepto del amor imposible e incomprensible en la obra de Lorca. No sé si es o no una investigación novedosa, pero sí que puede tener cierto interés.
"Cónclave", mi última novela. ¡¡Descárgala gratis!! http://www.bubok.com/libros/2115/Conclave
Visita su hilo en el foro: http://www.abretelibro.com/foro/viewtop ... 10&t=31897

G.A.
Vivo aquí
Mensajes: 13500
Registrado: 02 Ene 2006 11:49

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por G.A. » 24 Mar 2009 21:17

Pero si es así el título desde luego es desafortunado. Vamos, eso creo yo :roll:

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 24 Mar 2009 21:18

Ese tema de novedoso no tiene nada, ha sido ampliamente tratado por activa y por pasiva el mismo Gibson y gente con orientación mas literaria que el, que lo que hace es mera divulgación de aspectos mas sociales o históricos que literarios. Ademas acaba como quien dice de morir el ultimo testigo directo que puede confirma lo que dice o insinúa: Pepín Bello. Así que ya no hay quien pueda puntualizarle en ese sentido con la credibilidad de un conocimiento directo del poeta.

Desde luego para analizar influencias y como se plasma ese tema en su poesía no es una fuente a la que se acuda porque su especialidad no es precisamente la exégesis de textos literarios.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Numerarius
Lector voraz
Mensajes: 130
Registrado: 25 Jun 2007 09:21
Ubicación: Euskal Herria (Neverland)

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por Numerarius » 31 Mar 2009 23:04

El libro que más me gusta de Ian Gibson es "La vida desaforada de Salvador Dalí".

Leí en internet que Gibson estaba investigando para escribir una biografía de Buñuel. Ese sí sería un libro interesante, ya que, en mi opinión no hay ninguna buena biografía de Buñuel.

En cambio, que escriba otra vez sobre Lorca o Dalí, reciclando el viejo material, es algo que me aburre terriblemente.

Avatar de Usuario
julia
La mamma
Mensajes: 44453
Registrado: 13 Abr 2006 09:54
Ubicación: Zaragoza
Contactar:

Re: 'Lorca y el mundo gay' - Ian Gibson

Mensaje por julia » 02 Abr 2009 07:42

Pues no se, que va a investigar sobre Buñuel: Sanchez Vidal ha escrito todo lo habido y por haber sobre el , con acceso directo a el ,a su documentacion y lo que es mas importante con la perspectiva de un investigador serio y conocedor de la epoca y de su obra. Desde la aspecto emotivo y personal, tiene una autobiografia que es fantastica.

Ahora si lo que quieres es que se investigue los trapos sucios, y se de un tono amarillista... es otro tema, porque desde luego lo que es documentacion directa no va a sacar mas de la que Sanchez Vidal saco.

Buñuel no era un mito como Lorca ni un exhibicionista como Dali, ( personaje artificial completamente, que hizo de si mismo un producto para su venta). Era un señor normal que hizo peliculas geniales, que hizo poesia con un lenguaje diferente, el cine y que fue el mismo y mantuvo sus relaciones de juventud toda la vida. Aspecto que por otra parte me parece mas importante que ningun otro.

Si no era un espectaculo, no implica que lo hay escrito sobre su vida no sea bueno.
Lo que la inteligencia nos devuelve con el nombre del pasado no es el pasado (Marcel Proust)

Responder