Finnegans Wake - James Joyce

Grandes clásicos de la literatura mundial.

Moderadores: LizzyDarcy, Lía

Responder
Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por Josek » 11 Feb 2010 14:59

Imagen

Finnegans Wake
James Joyce
Lumen
286 pp
1993
Traductor. Victor Pozanco


Reseña:

Aunque la crítica y el público no acogieron Finnegans Wake con el mismo entusiasmo que las obras anteriores de Joyce, para él supuso el proyecto literario más elaborado en su concepción y el de mayor ambición estética: Joyce guardaba en secreto el título del libro (sólo lo sabía Nora) y esperaba que su lanzamiento fuera apoteósico. Pero las cosas no sucedieron tal y como Joyce esperaba, Finnegans Wake es un libro extremadamente complicado en el que las mismas características que en Ulises dieron lugar a una obra maestra, en Finnegans Wake se convierten en una distorsión.

En un primer nivel de lectura, la novela se centra en en la familia de Humphrey Chimpden Earwicker, dueño de un pub en el barrio dublinés de Chapelizod, en su esposa Anna Livia Pluravelle en su hija Issy y en sus hijos Shem y Shaun. Sin embargo la estructura de Finnegans Wake es dinámica y esto supone que tanto los personajes, como el tiempo narrativo o el escenario dramático evolucionen constantemente

Así, el principal personaje masculino adopta un gran abanico de personalidades que mantienen las iniciales "HCE", como "Haveth Childres Everywhere" (tiene hijos por todas partes) , o “Here Comes Everybody" (aquí entra todo el mundo) y otras que más o menos se identifican con Adán, Humpty Dumpty, Parnell o el Rey Marcos de la leyenda "Tristán e Isolda". HCE se convierte en Tim Finnegan, protagonista de una canción cómica irlandesa sobre un borracho y se funde con el mítico héroe irlandés Finn que también es al propio tiempo una montaña.

La figura femenina principal, Anna Livia Plurabelle a la que también se refiere muchas veces por las iniciales “ALP” , se suele identificar con los ríos aunque tambien tiene una gran variedad de personalidades míticas e históricas. Los dos hijos aparecen siempre enfrentados entre sí: Shem representa la personalidad artística , es tímido, está desubicado, obsesionado con el sexo y con la defecación, es la víctima propiciatoria universal. Shaun simboliza la personalidad pública, al triunfador ha sido cartero, policía, político, constructor de un emporio. En la hija, Issy, se funden todas las mujeres jóvenes y a veces se fragmenta en diversas tipologías femeninas.

El libro retoma en su peculiar estilo la historia de Irlanda, la vida del autor, y una selección de los grandes mitos de la cultura europea. Pero más que de cualquier línea narrativa, la estructura de Finnegans Wake deriva de la concepción histórica del filósofo italiano Giambattista Vico, la idea de que la historia progresa en un constante ciclo que atraviesa las fases teocráticas, aristocráticas, democráticas y caóticas seguidas por lo que Vico llama un "ricorso" que nos devuelve a una fase inicial. Los tres capítulos mayores del libro, seguidos por uno más breve, reflejan esta estructura.

También a nivel léxico, Finnegans Wake supone una constante evolución lingüística, prosódica y retórica. Hay un exagerado uso de los retruécanos y retruécanos de los retruécanos. Se utilizan siglas y símbolos, se altera la ortografía y la gramática, se salta de la elipsis a la proliferación y, en definitiva, se convierte en un texto casi ininteligible a un primer nivel.

Susanna Sacs



Extracto:

"Dejemos el indefinido y pasemos al potencial. Und so weiter. Pero nosotros viejos sicoanalistas expertos en higos que, sin andarnos con bromas, les pusimos nuestro granito de ahnena a las alicias, cuando eran yúnguenes y fácilmente freúdenes, en la apatente estancia y ¡ni tanto así de la comprensión oracular a la que hemos llegado hemos dejado himenearle! Y estamos en condiciones (ya que desdeñamos chalanear con nuestro silencio in camera) de contarle al mismísimo Hipotetiquísimo Irrefutabilísomo que el padre, en tan rectívagos y calientoscópicos contextos, que no siempre ese pariente indemostrable (a menudo ocupado por nuestra contumacia) que nos castra, puede arrojar alguna luz bajo el pudendascopio y, finalmente, qué ninfolepta neurastenia, del tipo endocrinopiedal, de invertida paternidad, con su prepossesing drauma presente en su pasado y un priápico apremio congresual con agnados y cognados alienta bajo la rúbrica meiosis de la interfecta cuando ella habla a su sabor de un tío con cuyo rostro fantasea". (James Joyce. Finnegans Wake. Editorial Lumen. p . 61).


Esta es una novela muy curiosa, probablemente la "obra maestra" más famosa menos leida de la historia, ¿realmente esto es literatura?, algo prácticamente ilegible ya en su propio idioma para cuanto más traducida.
Existe también una versión en castellano de un capítulo en la editorial Cátedra titulada Anna Livia Plurabelle.


Imagen

Avatar de Usuario
Tasso
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 318
Registrado: 19 Abr 2009 02:36
Ubicación: Madrid

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por Tasso » 13 Feb 2010 17:58

Qué interesante, ¿lo has leído? Yo encontré este libro en inglés, pero me temo que mi nivel no da para tanto. Y no me animo a leerlo en español: se perdería mucho, ¿no?

Me pasa algo parecido con Locus solus, de Raymond Roussel, uno de los libros de referencia de Vila Matas, pero que está construido a base de asociaciones verbales que se pierden con la traducción. Maldita EGB...

Josek
No tengo vida social
Mensajes: 1347
Registrado: 28 Dic 2007 10:50

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por Josek » 14 Feb 2010 02:44

No lo he leido, Tasso, pero lo que se comenta por ahí es que es intraducible, más retorcido todavía que el Ulises. No conocía a Roussel, gracias por el apunte.

Al respecto del Finnegans he encontrado una crítica de cuando salió esta versión de Lumen, aparecida en El mundo, bastante negativa.


FINNEGANS WAKE
James Joyce
Trad. Víctor Pozanco
Lumen, 286 págs.

Mariano Antolin Rato, 29 de Enero de 1994

Se ha afirmado, acertadamente, que el lenguaje de Finnegans Wake es el lenguaje de la noche, y que en el libro Joyce escribió lo intraducible para simular el sueño. Para ello suprimió la visión, la representación plástica, trabajando con la plasticidad del lenguaje. No eliminó la narración, pero la sometió a un tratamiento análogo al utilizado con las palabras. Las escenas no se separan unas de otras. Las unidades del relato quedan sometidas al mismo trabajo de condensación que se ejerce sobre las palabras, las cuales tienen significados distintos simultáneos y formas que son el resultado de un constante pastiche de citas, de plagios, de oposiciones. Nunca se detienen, pues, en un único sentido, sino que se disparan abriendo un universo de posibilidades donde se revela inadecuada cualquier regla de descodificación o desciframiento. En Finnegans Wake las frases parecen contener en sí mismas la ley de su propia expansión, dan la impresión de que son autoconstituyentes, de que se lanzan a sí mismas por una suerte de ímpetu interno.

Desde muchos años antes de su publicación en 1939, ya era un libro discutido. Los fragmentos que fueron apareciendo en revistas a partir de la edición del Ulises, en 1922, provocaron adhesiones incondicionales y rechazos radicales.

De hecho, lo que el escritor irlandés proponía, antes que nada suscitaba la cuestión de si era legible. El texto, básicamente inglés, se inscribe en esa lengua para alterarla, hacerla otra. Una lengua, por otra parte, impregnada de otras muchas lenguas. Y sin reglas fijas, por lo que la legibilidad del libro, y sobre todo la capacidad que tiene para ser audible, es un milagro resultado del inmenso trabajo de Joyce no sólo sobre las palabras, sino sobre una multitud de ritmos que arrastran el texto contra viento y marea.

La dificultad de su lectura es, por tanto, inmensa. Hasta tal punto que ya existen «esqueletos», «censos» «lecturas», «libros de claves», «Concordancias», «diccionarios», junto con incontables estudios sobre las alusiones literarias, los significados religiosos, Ias canciones, «la estructura y motivos», de Finnegans Wake. Aparte de publicaciones periódicas que se ocupan de aspectos específicos de la obra, sin que parezca que la fiebre vaya a remitir.

Hace aproximadamente un año García Tortosa y otros colaboradores publicaron la primera edición castellana de difusión pública de uno de sus episodios más famosos el titulado Anna Livia Plurabelle en ediciones Cátedra , que fue justamente celebrado. Discutido también, por supuesto, pero la traducción, se estuviera de acuerdo con ella o no, era rigurosa. Y se explicaba, analizada, pormenorizada con todo detalle.

Ahora la editorial Lumen, y en la misma colección donde incluyó la versión, hasta el momento canónica en castellano de Ulises la de Valverde , tiene la osadía de publicar Finnegans Wake, añadiendo debajo «Compendio y versión de Víctor Pozanco». El intento de leer esta versión (?), de Finnegans Wake (??) de James Joyce (???), me dejó desconcertado en un comienzo, cabreado casi simultáneamente, me distrajo por lo curioso de las soluciones planteadas a ratos, y al final debo confesar que he quedado con la sensación de que me han querido engañar.

El autor de esta llamada versión, no parece haber seguido ningún criterio al enfrentarse a tan ardua y, para algunos imposible, tarea. Liquida en tres páginas lo que es la obra. Y como epílogo añade un trabajo de Samuel Beckett, que data de 1929, diez años antes de la publicación de Finnegans Wake que, si no carece de interés, resulta insuficiente.

Luego va y la emprende con la primera parte. Y claro, hace lo que le da la gana. Suprime o añade paréntesis, corta y une párrafos cuando le apetece. No separa los capítulos, explica equivocadamente aspectos del texto, elimina sin indicar que lo hace frases o añade otras. En fin, que las interrogaciones que he puesto más arriba a versión, título y autor quedan plenamente justificadas porque lo impreso en castellano sólo tiene un ligerísimo parentesco con el original en algunas palabras y nombres propios.

«Dyoublong», se convierte en «Dublín» a secas. Y no me refiero sólo a esas palabras compuestas por varias que salpican el texto. Cuando éste aparece en inglés básico, es capaz de convertir: «Ni todos los caballeros del rey ni sus caballos», en «ni todas las fuerzas regias», y seguir tan tranquilo. Y así de desastre en desastre, llegamos al episodio de Anna Livia Plurabelle. La palabra que lo abre es «O», y se pone aparte del resto. Para todos los comentaristas representa Omega, que responde al Alfa de su marido.

Y así lo aceptó García Tortosa en la versión del episodio de Cátedra. Aquí aparece como «,OH!».

Por cierto, en el original el episodio tiene 21 páginas, en la versión resumida de Anthony Burgess, 13, pero con indicación de por dónde corta y con resumen de los episodios suprimidos. El señor Pozanco nos da siete páginas, sin indicar por dónde suprime, y con perlas como una del final donde convierte lo que traducido literalmente es: «¿Un relato contado de Shaun o Shem?, en «¿La historia de un idiota contada por Shaun o Shem?». ¿Por qué demonios? En la segunda parte siguen abundando los disparates, los cortes inexplicables e inexplicados, traducciones equivocadas, y hasta en cierto momento una explicación de uno de los pasajes suprimidos por Burgess, que él incluye como de Joyce. De vez en cuando no traduce palabras inglesas que vienen en cualquier diccionario, o las traduce injustificadamente al francés.

A estas alturas ya tenía las páginas de la edición de Lumen plagadas de observaciones tipo «faltan seis páginas», «se añade», o «¿por qué?» ante una versión horrible. No creo que sea éste el lugar adecuado para incluirlas todas.

Tampoco soy yo la persona adecuada para ponerme a pontificar. No soy especialista en nada y mucho menos «experto» , pero me gusta Joyce, llevo muchos años leyéndole, tratando de desentrañar sus obras Finnegans Wake entre otras , y me interesan los problemas de la traducción, por lo que me creo en la obligación de llamar la atención sobre el desastre que se ha perpetrado.

Un ejemplo final que, además, servirá, espero para que el no familiarizado con esta obra de Joyce se entere un poco de por donde va. La penúltima y antepenúltima frases del libro son: «To Keys to Given!» Literalmente: «Las claves para. ¡Dadas!». Pero según el sonido, que tanto prima Joyce, la primera se puede leer también y simultáneamente, como: «The Kiss to», esto es: «El beso a»; y la segunda como: «Heaven», es decir: «Cielo».

Lo que las añade más significados. En esta versión (???) que comento se da: «Labioenclave del beso que abre la puerta del Cielo» (!!!).

Unas admiraciones de asombro extensibles a todas estas páginas que nos tratan de vender como Finnegans Wake, y que se deben evitar por una mera cuestión de salud mental.

El mundo

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14239
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por Arden » 15 Feb 2010 16:08

Por lo que yo sé es intraducible y prácticamente ilegible aún en inglés ni siquiera para los que saben muuucho inglés.
¡No pasarán! de Vittorio Giardino. Los normandos en Sicilia de John Julius Norwich.

Avatar de Usuario
1452
Vivo aquí
Mensajes: 12087
Registrado: 22 Sep 2007 12:36
Ubicación: Entre tus brazos...

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por 1452 » 27 Ene 2013 12:04

Intenté empezarlo el otro día y en eso me quedé, en el intento :lol:, después de las primeras páginas lo cerré.
No sé si volveré a intentar leerlo alguna otra vez, pero si lo hago no será a corto plazo.

Avatar de Usuario
woki
No tengo vida social
Mensajes: 2315
Registrado: 29 Jun 2015 00:54

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por woki » 12 Abr 2018 06:29

Para quien esté interesado, El Cuenco de Plata la lanzó en 2016 por primera vez de manera íntegra en español y, por lo que se lee por ahí, la traducción (de Marcelo Zabaloy) es muy satisfactoria. 640 págs., 35 EUR.

Imagen
Leyendo... La isla de Arturo (Elsa Morante, 1957)
Lecturas

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 45880
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Finnegans Wake - James Joyce

Mensaje por Aben Razín » 12 Abr 2018 09:45

woki escribió:Para quien esté interesado, El Cuenco de Plata la lanzó en 2016 por primera vez de manera íntegra en español y, por lo que se lee por ahí, la traducción (de Marcelo Zabaloy) es muy satisfactoria. 640 págs., 35 EUR.

Imagen
Gracias por la información, woki :60:

Por supuesto, ¡tomo nota!, :164nyu:
Pasado: Cantos íberos de Gabriel Celaya.

Presente: Pensar en público de Eugenio Trías.

Futuro: La tarde de un escritor de Peter Handke.

Responder