Carlos VI en la Rápita - Benito Pérez Galdós

Grandes clásicos de la literatura mundial.

Moderadores: LizzyDarcy, Lía

Responder
Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4547
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Carlos VI en la Rápita - Benito Pérez Galdós

Mensaje por RAOUL » 12 Feb 2010 18:32

Episodios Nacionales
Serie IV, Episodio 7º

Imagen Imagen

Prosecución del inmediatamente anterior, este título aborda el final de Guerra de Marruecos y el golpe carlista de abril de 1860 que pretendió el derrocamiento de Isabel II y la proclamación de Carlos Luis de Borbón.

La novela, en su inicio, está planteada como una continuación de "Aita Tettauen" y en su totalidad se divide en tres partes muy claras. Los doce primeros capítulos transcurren todavía en territorio africano y vienen a dar cuenta de las últimas semanas de la guerra. Los capítulos XIII a XVI constituyen una suerte de transición y, a partir del capítulo XVII, nos adentramos en las sombras de la conspiración carlista.
Volvemos a un único narrador y a la utilización de la primera persona.

Los acontecimientos históricos de la primera parte quedan al fondo y el argumento se centra en la vida particular de los protagonistas que ahora se mantiene alejada del frente. Realmente lo que hace Galdós aquí es escribir una novela morisca. Cervantes siempre está presente en su estilo y estos doce capítulos suponen en buena medida un homenaje muy evidente a la Historia del Cautivo. Tras los horrores de la guerra se agradece entrar en este mundo íntimo y misterioso de celosías, odaliscas, harenes, esclavas, jarifas y moros celosos.

Imagen

Una delicia la novela morisca galdosiana. Muy divertida, con su toque guasón. También estupenda la descripción de Tánger, con la vista de Trafalgar, Tarifa y Conil al otro lado del estrecho.

Al tiempo nos llegan los ecos de las últimas batallas, la progresiva desmoralización musulmana y la firma del tratado de paz. Gana España algún pedazo de tierra y de mar pero, sobre todo, se autodemuestra que posee un "pequeño gran ejército".

Como al personaje principal, a nosotros también nos cuesta algo desprendernos de los cómodos y airosos trajes africanos para volver a vestirnos a la europea, con levita apretada y sombrero de copa. De nuevo en Madrid con los líos de siempre. Se rumorea que si el pacto de familia, que si las dos ramas borbónicas se entienden y se cartean, que si la libertad está en peligro...

Y entonces Galdós se pone a escribir una novela de espías, con su misión secreta, su agente doble y todo eso :mrgreen:

Avatar de Usuario
RAOUL
Foroadicto
Mensajes: 4547
Registrado: 28 Dic 2008 05:58

Re: Carlos VI en la Rápita - Benito Pérez Galdós

Mensaje por RAOUL » 14 Feb 2010 00:13

Bueno, pues la novela de espías no termina de cuajar. Y es que no podía ser de otra forma con un protagonista tan apóstol de la paz y tan admirador del género femenino, que si no fuera por el "capricho antinatural del celibato eclesiástico" -contra el que no para de cargar en éste y en el anterior episodio- él hubiera encontrado su vocación echándose tranquilamente en los brazos de la Santa Madre Iglesia. Pero como nuestro "espía" se distrae en cuanto se le cruzan por el camino un par de "ojos flecheros" y anda siempre enamorándose y desenamorándose, Galdós se pone juguetón y bromea hasta el punto de volver a escribir en España otra novela morisca -o mejor, una segunda parte de la novela morisca de Marruecos-, con su harén cristiano, sus esclavas y su dueño moruno y celoso. No en vano están por aquí el Libro de Buen Amor y hasta el Arcipreste Juan Ruiz. Y ahora que lo pienso también recuerda a "El celoso extremeño" de Cervantes.

Quizás a alguien le resulte algo pesado. A mí la verdad es que me ha divertido este juego de espejos y rebaños :D .

Tampoco se descuidan los negocios públicos. Aunque como el pronunciamiento carlista de La Rápita fue una chiquillada insustancial más propia de insensatos y de locos que de traidores, se puede sentir piedad por el general Ortega, pobre chivo expiatorio de la historia, y deplorar la justicia que se le hizo deprisa y corriendo, mientras a los primitos de la reina se les daba de merendar chocolate. Quizás sea en este episodio donde se hallan las frases más secas e hirientes de Galdós contra el carlismo.

Responder