El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Responder
Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8778
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Hiro » 14 Jun 2010 16:56

Imagen
El atroz desmoche:
La destrucción de la universidad española por el franquismo, 1936 -1945
Editorial Crítica

517 pags
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788484327608
Nº Edición:1ª
Año de edición:2006
Plaza edición: BARCELONA
PVP 27.90€

De “atroz desmoche” calificó Pedro Laín Entralgo la depuración franquista de las universidades españolas. La ciencia, a la que se quiso alejar de las corrientes intelectuales de la Europa de su tiempo quedó sometida a la ideología nacional-católica y se procedió a asesinar, cesar, encarcelar, trasladar, inhabilitar y sancionar a decenas de profesores, cuyas vacantes se convirtieron en botín de guerra para los adictos que superaban el filtro en que la “adhesión inquebrantable” había desplazado el mérito científico como argumento para el acceso a al enseñanza. En los últimos años se ha escrito mucho sobre la represión franquista pero, sorprendentemente, apenas se ha hablado acerca de este proceso de destrucción de la universidad, que tan graves efectos tuvo sobre la actividad científica y, en consecuencia, sobre el desarrollo del país. Este libro, basada en un ingente trabajo de investigación en los archivos, nos ofrece, por primera vez, el cuadro global de esta gran tragedia.
(Contraportada)
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8778
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Hiro » 14 Jun 2010 17:01

Este libro con prólogo de Josep Fontana Lázaro, se estructura en dos partes claramente diferenciadas. Los primeros cuatro capítulos presentan, respectivamente, el proyecto republicano en el ámbito de la educación, la formación del discurso nacional-católico, la constitución del aparato represor y el proceso depurador. Los nueve siguientes constituyen diversos estudios de caso, mientras que el capítulo final cierra el círculo mediante la valoración de lo que significó la depuración universitaria franquista.

1.- UNA REPÚBLICA DE CIUDADANOS.
La guerra escolar. La Universidad republicana. La Universidad en guerra.
2.- LA FORMACIÓN DEL DISCURSO NACIONAL-CATÓLICO.
El intelectual como enemigo. La Iglesia de Franco.
3.- UN ESTADO EN CONSTRUCCIÓN.
Cuestión de días. El Ministerio de Educación Nacional. El largo ministerio de José Ibáñez Matín.
4.- LA DEPURACIÓN.
El disfraz jurídico-administrativo. Un expediente de depuración. La redención de los docentes. La depuración internacional.
5.- LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA.
La referencia sublevada. El caso Unamuno. Salamanca sin Unamuno.
6.- LA UNIVERSIDAD DE VALLADOLID.
El anticatalanismo como catalizador. Capital del Alzamiento. La represión azul.
7.- LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA.
El rector Gonzalo Calamita. La Universidad “cavernícola”
8.- LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA. Autonomía y galleguización. La reespañolización, La longa noite de pedra.
9. LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO.
La Universidad damnificada. La precariedad ovetense.
10. LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA.
El rectorado sevillano. La depuración de la Hispalense. La Facultad de Medicina de Cádiz. La Hispalense colabora.
11. LA UNIVERSIDAD DE GRANADA. La Universidad violentada. Una vida accidentada.
12. LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA.
La autonomía barcelonesa. La Universidad en la retaguardia. La Universidad liberada. La gran purga.
13. LA UNIVERSIDAD DE MADRID. La Universidad Central republicana. El segundo rectorado de Pío Zabala. El juez Fernando Enríquez de Salamanca.
14. LAS UNIVERSIDADES DE VALENCIA Y DE MURCIA.
La diferencia valenciana. La Universidad de Murcia. La liberación de la Universidad Valenciana. El ex rector Juan Peset.
15. EL ATROZ DESMOCHE.
Las oposiciones patrióticas.

El libro incluye además 90 páginas de notas, 31 páginas de bibliografía y un índice alfabético.
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8778
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Hiro » 14 Jun 2010 22:01

De momento sólo leí los cuatro primeros capítulos y el dedicado a la Universidad de Oviedo. Me está pareciendo muy interesante.
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8778
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Hiro » 17 Jun 2010 17:38

El caso Unamuno
(...)
El 6 de octubre, Miguel de Unamuno daba el primer paso hacia el disentimiento público y visitaba personalmente al General Francisco Franco. El rector intentó interceder por sus amigos Atilano Coco y Filiberto Villalobos, expuso la falta de base de muchas de las acusaciones, denunció los excesos y acabó pidiendo que se evitase el bombardeo de Bilbao, pues contaba allí con dos casas. El generalísimo no atendió ninguna de las peticiones y, de toda la entrevista, únicamente recordó sarcásticamente la última solicitud.

La siguiente escena ya nos traslada a la Fiesta de la Raza, cuando, tras oír misa solemne en que el vicerrector Madruga Jiménez había sustituido al rector, se celebró un acto académico. La sesión se inició con unas palabras de Miguel de Unamuno, máxima autoridad en representación del general Francisco Franco, con Carmen Polo a su lado. Después tomaron la palabra el catedrático José María Ramos Loscertales, el dominico e historiador Vicente Beltrán de Heredia, el catedrático Francisco Maldonado de Guevara y Andrés y el poeta y presidente de la Comisión de Cultura y Enseñanza, José María Pemán Pemartín.

Los discursos de caracterizaron por su vehemencia, especialmente el del profesor Maldonado de Guevara, quien atacó violentamente al nacionalismo catalán y al vasco, describiéndolos como “cánceres en el cuerpo de la nación”. Tan sólo el fascismo, el “sanador” de España, sabía cómo exterminarlos, “cortando en la carne viva como un cirujano resuelto, libre de falsos sentimentalismos” La excitación retórica provocó un brusco inciso del General José Millán Astray y sus seguidores con gritos y saludos fascistas.

Tras el incidente, los parlamentos se reanudaron, pero el rector salmantino decidió responder a la provocación y buscó en sus bolsillos un papel donde realizar unas anotaciones. Finalmente encontró el sobre de la carta remitida por la mujer de Atilano Coco, y allí mismo redactó el guión para una intervención final no prevista. Cuando José María Pemán finalizó su perorata, Miguel de Unamuno se ponía en pie.

Aunque no se conservan las palabras exactas y las versiones varían de uno a otro autor, el sentido último se mantiene en todas ellas. “Dije que no quería hablar, porque me conozco; pero se me ha tirado de la lengua y debo hacerlo. Se ha hablado aquí de guerra internacional y en defensa de la civilización cristiana: yo mismo lo he hecho otras veces. Pero no, la nuestra es sólo una guerra incivil. Nací arrullado por una guerra civil y sé lo que digo. Vencer no es convencer, sobre todo, y no puede convencer el odio que no deja lugar para la compensación; el odio a la inteligencia que es crítica diferenciadora, inquisitiva, más no de inquisición. Se ha hablado también de los catalanes y los vascos, llamándoles la anti-España; pues bien, con la misma razón pueden ellos decir otro tanto. Y aquí está el señor obispo, catalán, para enseñaros la doctrina cristiana que no queréis conocer, y yo, que soy vasco, llevo toda la vida enseñándoos la lengua española, que no sabéis. Ese sí es imperio, el de la lengua española, y no…”

Las palabras del rector finalizaron bruscamente, pues el manco general Millán Astray se levantó de nuevo y rompió el hilo del discurso golpeando la mesa con su única mano mientras, por dos veces, gritaba: ”¿Puedo hablar?”. El militar justificó de nuevo la guerra y, secundado por la mayoría de los presentes, concluyó con el conocido grito de la Legión “¡Viva la muerte!” y el aún más famoso a partir de entonces, “¡Mueran los intelectuales!”. Algunos autores invierten el orden de las exclamaciones, pero el resultado fue el mismo: Miguel de Unamuno trató en vano de replicarle y tuvo que ser escoltado por la guardia personal de Carmen Polo, quien le tomó del brazo. En el coche oficial del Cuartel General, el rector salmantino era acompañado hasta su casa.
(...)
Pág. 98-99
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

SamV
No tengo vida social
Mensajes: 1919
Registrado: 07 Feb 2007 21:26

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por SamV » 18 Jun 2010 10:22

Además, después de tal acto del día de la Raza padeció un arresto domiciliario en su casa de la calle Bordadores hasta su muerte.

Personalmente, creo que es uno de las personas que más se han maltratado durante su vida en el pasado siglo. Gozaba con la más amplia consideración de resolver los problemas estructurales e internos del país, y por ello se intentó convertirle en óbito en vida. Tanto en el Directorio Militar del General Primo de Rivera como durante la II República, a pesar de ocuparse del Ministerio de Instrucción Pública (Educación) en los primeros meses, y participar en el Gobierno Provisional de Alcalá-Zamora.


Tomo nota del libro, Hiro.

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 44738
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Aben Razín » 18 Jun 2010 10:25

Me alegra también haberlo encontrado en el catálogo de la biblioteca, además es un tema interesante porque dice bastante de la situación intelectual española desde 1945... :roll:

Gracias por el hilo... :60:
Pasado: Dialéctica de la Ilustración de Max Horkheimer - Theodor Adorno.

Presente: Un andar solitario entre la gente de Antonio Muñoz Molina.

Futuro: Son de mar de Manuel Vicent.

Avatar de Usuario
Hiro
Vivo aquí
Mensajes: 8778
Registrado: 03 Abr 2008 23:20

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Hiro » 18 Jun 2010 19:57

SamV escribió:Además, después de tal acto del día de la Raza padeció un arresto domiciliario en su casa de la calle Bordadores hasta su muerte.
Si después de aquel acto, el ayuntamiento solicitó al gobernador civil su destitución como concejal.

En 2006 se volvió a tratar el tema en el Ayuntamiento de Salamanca.

http://www.elpais.com/articulo/espana/U ... nac_20/Tes

El 14 de octubre del 1936 el Claustro de la Universidad le retiró su confianza, y consideró el cargo de rector vacante proponiendo como nuevo rector al catedrático Esteban Madruga Jiménez.

El resto lo cuenta Claret así.
Tras comprobar cómo por la calle la gente le increpaba y la policía lo vigilaba, el ya ex rector no volvió prácticamente a abandonar su casa en la calle Bordadores. "He decidido no salir ya de casa desde que me he percatado de que el pobrecito policía esclavo que me sigue -a respetable distancia- a todas partes, es para que no escape- no sé a dónde- y así se me retenga en este disfrazado encarcelamiento como rehén no sé de qué, ni por qué ni para qué..."

"Los hijos tenían miedo de lo que pudiera suceder, y por ello pidieron a su padre, y casí le impusieron que se quedara en casa (...)"

Finalmente, el día 31, entre las cuatro y media y las cinco de la tarde, en una Salamanca a oscuras en previsión de los ataques aéreos moría "intoxicado por el brasero" Miguel de Unamuno y Jugo. Al día siguiente, año nuevo de 1937, se reunían en su velatorio familiares, catedráticos y falangistas.

(Pág. 100)



Gracias por el interés SamV y Aben Razín.
“Cuando no te sabes la respuesta pero no quieres dejar la pregunta en blanco”.

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 44738
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: El atroz desmoche - Jaume Claret Miranda

Mensaje por Aben Razín » 21 Jun 2010 09:21

Hiro escribió: Gracias por el interés SamV y Aben Razín.


Gracias a tí :60: estos hilos son tan encantadores y jugosos que los sigo con cariño y después me apunto los libros por si algún día puedo leerlos... pero es ¡qué son tantos!... :lista: :roll:
Pasado: Dialéctica de la Ilustración de Max Horkheimer - Theodor Adorno.

Presente: Un andar solitario entre la gente de Antonio Muñoz Molina.

Futuro: Son de mar de Manuel Vicent.

Responder