La maldición Silach (LHdD 2) - Antonio Martín Morales

Desde las aventuras de Kika Superbruja hasta los mundos de Stephenie Meyer.

Moderadores: Felicity, Ginebra

Responder
Mario
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 692
Registrado: 23 Jun 2009 12:39
Ubicación: Málaga

La maldición Silach (LHdD 2) - Antonio Martín Morales

Mensaje por Mario » 26 Dic 2010 15:22

TÍTULO: La Maldición de Silach
AUTOR: Antonio Martín Morales
SAGA: La Horda del Diablo 2

Imagen
PRECIO: 19'95 €
EDITORIAL: Everest
AÑO DE EDICIÓN: 2010
PÁGINAS: 512
FORMATO: tapa dura
ISBN: 97884
CLASIFICACIÓN: Avanzado
SINOPSIS:
Segunda parte de la obra La Horda del Diablo, que comienza un año más tarde del fin del Nigromante. Remo, el héroe protagonista, regresa a Venturia, capital de Vestigia, decidido a descansar pero allí le espera una nueva aventura consistente en el rescate del prometido de su amiga Sala. Fuerzas ocultas, seres fantásticos y conspiraciones secretas acompañarán y complicarán la misión de la comitiva de rescate. Solo la destreza física, la inteligencia y la bondad de los mejores conseguirán superar todos los peligros de la misión.

Saga La Horda del Diablo

1.- La caza del Nigromante
2.- La maldición Silach
3.- El pacto de las cinco montañas
4.- La puerta dorada
5.- El oráculo Estépal

Web de la Saga
La Horda del Diablo
Web del autor
Antonio Martín Morales
Cuando la ley y la moral se contradicen una a otra, el ciudadano confronta la cruel alternativa de perder su sentido moral o perder su respeto por la ley.
Frederic Bastiat

Mario
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 692
Registrado: 23 Jun 2009 12:39
Ubicación: Málaga

Re: La Maldición de Silach (LHdD 2) - Antonio Martín Morales

Mensaje por Mario » 26 Dic 2010 15:37

Éste me ha parecido mejor que el primero. Y reconozco que espero mucho más del tercero (Si no mejora, espero que por lo menos, mantenga el nivel de entretenimiento del segundo). Me está gustando esta saga. Ahora a esperar el 3º.
Cuando la ley y la moral se contradicen una a otra, el ciudadano confronta la cruel alternativa de perder su sentido moral o perder su respeto por la ley.
Frederic Bastiat

Responder