Julio Arboleda

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
FRANCISCO ARIAS SOLIS
Lector ocasional
Mensajes: 54
Registrado: 21 Feb 2006 23:33

Julio Arboleda

Mensaje por FRANCISCO ARIAS SOLIS » 05 Sep 2006 19:17

JULIO ARBOLEDA
(1817-1862)

“No, no quiero pasar por inspirado,
ni remontar el vuelo
hasta el séptimo cielo
para caerme lánguido, cansado
y revolcarme en el inmundo suelo.”
Julio Arboleda.

LA VOZ DEL ROMANTICISMO COLOMBIANO

La vida de Arboleda ha sido en su país parte de la acontecer político, ha surgido de un contexto propio –familiar- político y su muerte ha sido decidida por un premeditado y alevoso plan político: fue asesinado en una emboscada similar y casi en el mismo lugar en que había sido asesinado Sucre. Arboleda escribió en 1850 lo siguiente para destacar la tradición política de su familia: “Soy sobrino de Manuel de Pombo, cuya sangre derramada en la plaza de Bogotá fecundó el árbol de la libertad. Francisco de Ulloa, aquel joven gallardo que murió por la libertad y por su palabra y cuya digna familia, antes opulenta, ha dejado la República en espantosa mendicidad, era mi primo. Francisco José de Caldas, el varón sabio y justo, a quien mató la tiranía, era mi tío. Antonio Arboleda y los demás hijo de Popayán que padecieron y murieron por la libertad, cuyos nombres son los últimos de gloria con que cuenta esta pobre ciudad perseguida y arruinada, todos eran parientes míos...”

Julio Arboleda nació en Timbiquí el 9 de junio de 1817, su biografía le integra a la tierra de Popayán, cantando con encendido amor la hermosura del Cauca: “Voy recorriendo pensativo y mudo, / con paso lento, la esmaltada falda / por el do el Cauca, entre ribas de esmeralda, / precipita su rápido caudal”. Se educó en Inglaterra y en Italia. Intervino denodadamente desde 1840 en la política atacando desde su residencia campesina (entre 1842 y 1850) las formas tiránicas de los Gobiernos de Ovando, Mosquera y López, siendo perseguido y encarcelado por la valentía de sus dicterios, debiendo incluso emigrar a Perú entre 1851 y 1854. Tomó de nuevo parte en las luchas libertadoras, contra las dictaduras conjuntas del neogranadino Mosquera y el ecuatoriano García Moreno. El 12 de noviembre de 1862, hallándose elegido para la presidencia de la República, viajaba el general Arboleda hacia Pasto por las montañas de Berruecos cuando murió asesinado por el plomo mercenario. Sus poesías fueron publicadas con estudios críticos de M.A. Caro en Nueva York en 1883.

Su obra poética más importante es Gonzalo de Oyón., de enorme extensión, que no se conserva completa, ya que parte considerable se perdió en el saqueo que sufrió la casa del poeta en Popayán, en 1851. Gonzalo de Oyón es una expresión del mejor romanticismo de este periodo, cuando la poesía, después del largo tránsito subjetivo que cruzó durante la generación de bardos elegíacos, se torna más objetiva respecto a la realidad natural de la que identifica su índole histórica y regional.

El 18 de julio de 1850 Arboleda publica , en el periódico Misóforo, que acababa de fundarse, sus Escenas democráticas. En este libro, el romántico colombiano invoca a su musa para decirle: “no vengas: yo no quiero inspiraciones / por más de tres millares de razones”. La gravedad y solemnidad que se empleaba para las musas son sustituidas por el desgaire y el trato burlón.

Su versificación es viril y fogosa; de acuerdo con su temática, su estilo se encuentra dentro de las maneras del romanticismo español: “Sus poesías sueltas –escribía Menéndez Pelayo –son casi todas de amor o de política, impregnadas las unas de suavísima ternura, de una como devoción petrarquesca y espiritualista; rebosando las otras férvida indignación, entusiasmo bélico, odio y execración a toda tiranía. Las Escenas democráticas, Estoy en la cárcel. Al Congreso granadino, son versos que huelen a pólvora; parecen rugidos de león más que obras de arte”.

Su poesía no podía estar el margen de su preocupación política. Ni otro podía ser el concepto de poesía. Con tono sarcástico define el “lema” de su poesía: “Canto a los tontos: ahí tenéis el lema; / debe ser, pues la sátira de mi tema”. Así como la generación anterior había hecho del dolor el motivo de su canto . Arboleda anuncia que el asunto del suyo serán los tontos; es decir, los personajes políticos. El poeta los describe e identifica a lo largo de la composición. La primera explicación que da al respecto dice que así como en la naturaleza existen insectos vistosos –sólo en apariencia- que se distinguen de las “rugientes fieras, / y pintadas panteras / gallardos leones”, así hay también entre los pueblos “bichos sociales” , a los cuales todo poeta debe identificarlos “y dárselos al publico , de suerte / que de verlos tan lindo se divierte”. Tales personajes son los gobernantes.


Francisco Arias Solis
e-mail: aarias@arrakis.es
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.

Avatar de Usuario
dualidad101217
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 440
Registrado: 12 Mar 2006 19:30
Ubicación: Bolivia
Contactar:

Comentario sobre Arboleda

Mensaje por dualidad101217 » 09 Sep 2006 00:53

Aloja, Francisco

Aprovechando tu aporte, me leí algunas cosas de Arboleda. No lo conocía, y los versos que has puesto de él me impulsaron a leer un poquito más a ver qué había. Me entero que con 22 años participó en 4 guerras civiles, por un lado, y que defendía la religión como parte de la vida del pueblo.

Ya habré de hacerme de algún libro suyo.

Gracias, master.

Responder