Los detectives salvajes - Roberto Bolaño

Narrativa española e hispanoamericana

Moderadores: Ashling, caramela, magali

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40319
Registrado: 15 May 2005 21:51

Los detectives salvajes - Roberto Bolaño

Mensaje por madison » 28 Jun 2005 13:51

LOS DETECTIVES SALVAJES
Roberto Bolaño


Imagen

Editorial: Anagrama
ISBN: 978-84-339-6663-6
624 págs.


Arturo Belano y Ulises Lima, los detectives salvajes, salen a buscar las huellas de Cesárea Tinajero, la misteriosa escritora desaparecida en México en los años inmediatamente posteriores a la Revolución, y esa búsqueda -el viaje y sus consecuencias- se prolonga durante veinte años, desde 1976 hasta 1996, el tiempo canónico de cualquier errancia, bifurcándose a través de múltiples personajes y continentes, en una novela en donde hay de todo: amores y muertes, asesinatos y fugas turísticas, manicomios y universidades, desapariciones y apariciones.

Sus escenarios son México, Nicaragua, Estados Unidos, Francia, España, Austria, Israel, África, siempre al compás de los detectives salvajes -poetas «desperados», traficantes ocasionales-, Arturo Belano y Ulises Lima, los enigmáticos protagonistas de este libro que puede leerse como un refinadísimo thriller wellesiano, atravesado por un humor iconoclasta y feroz. Entre los personajes destaca un fotógrafo español en el último escalón de la desesperación, un neonazi borderline, un torero mexicano jubilado que vive en el desierto, una estudiante francesa lectora de Sade, una prostituta adolescente en permanente huida, una prócer uruguaya en el 68 latinoamericano, un abogado gallego herido por la poesía, un editor mexicano perseguido por unos pistoleros a sueldo.

«El tipo de novela que Borges hubiera aceptado escribir... Un libro original y hermosísimo, divertido, conmovedor, importante» (Ignacio Echevarría, El País).

«Un carpetazo histórico y genial a Rayuela de Cortázar. Una grieta que abre brechas por las que habrán de circular nuevas corrientes literarias del próximo milenio» (Enrique Vila-Matas).

Anagrama

_____________________________________________________________________

Yo quiero apuntar este gran libro, también de Roberto Bolaño, para mi es su gran obra maestra.
Es de aquellas obras que te queda un recuerdo inmejorable, impresionante. Bolaño era un gran lector, y eso se nota.
La calidad de la novela se halla en su estructura, la construcción de los personajes, el lenguaje que emplea y su significad.La obra se compone de tres partes, aunque la segunda se abre para contener a la tercera. Hay distintas historias y personajes que se cruzan, todo esto constituyen las piezas, los fragmentos de un todo.
Hay una parte en la que da a entender que a medida que envejecemos y abandonamos la poesía, nos olvidamos de nosotros mismos, hay un personaje que dice lo siguiente:"yo también, llegado el momento, dejé de escribri y de ller poesía. A partir de entonces mi vida discurrió por los cauces más grises que uno puede imaginarse".
Creo que el titulo inicial de esta novela era Tormenta de Mierda, pero sus amigos Rodrigo Freisán e Ignacio Echevarría le convencieron de que no fuera así, mas que nada por motivos comerciales, le convencieron, pero no quitó la última frase del libro:"y entonces comenzó la tormenta de mierda.

Por cierto hay una frase de Bolaño que habla de sus remordimientos, la encuentro genial:"Son muchos los que se acuestan y se levantan conmigo
y escriben conmigo porque mis remordimientos saben escribir.

Avatar de Usuario
merxe
No tengo vida social
Mensajes: 2271
Registrado: 02 Jun 2005 10:31
Ubicación: Madrid

Mensaje por merxe » 28 Jun 2005 14:44

No lo he leido, pero apuntado queda

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40319
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 28 Jun 2005 14:50

Otro más a la cesta. Tengo un amigo que me dice que aunque cayera una bomba y no pudiera salir de casa durante los cinco próximos años, a él no le faltaría lectura. Le contesto, que desde que le conozco y por hacerle caso a sus recomendaciones (siempre acertadas) estoy en su misma situación.Pero me da igual estoy contenta

Avatar de Usuario
merxe
No tengo vida social
Mensajes: 2271
Registrado: 02 Jun 2005 10:31
Ubicación: Madrid

Mensaje por merxe » 28 Jun 2005 14:52

Supongo que un dia os pasare la lista, y me tendreis que ayudar a ordenarla.

Me fio mucho de vuestra recomendaciones.

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40319
Registrado: 15 May 2005 21:51

Mensaje por madison » 28 Jun 2005 14:53

Cuando quieras, pero soy super desordenada, ordeno a mi manera, pero me aclaro.

ULISES LIMA
Mensajes: 6
Registrado: 07 Dic 2006 11:07

BOLAÑO ES UN CRACK

Mensaje por ULISES LIMA » 09 Dic 2006 18:47

Si hace unos días retomé un hilo sobre 2666, hoy quiero vindicar a este genio. Lo he descubierto tarde, pero nunca es tarde si la dicha es buena.
Me parece el mejor escritor sudamericano de los últimos años. Quizá su figura se vea empañada por otros que buscan lo comercial. Léan Los detectives salvajes. Qúe pedazo de libro.

Avatar de Usuario
Chiky
Foroadicto
Mensajes: 3188
Registrado: 24 Ago 2006 23:34
Ubicación: En MeDiO dE nInGuNa PaRtE....

Mensaje por Chiky » 10 Dic 2006 00:52

Sí que es un libro buenísimo. Yo lo disfruté muchísimo 8)
Is there anybody out there......

Leyendo: CUENTOS COMPLETOS. "William Faulkner" / LA RATA EN LLAMAS "George V. Higgins" / EHRENGARD "Isak Dinesen"

ULISES LIMA
Mensajes: 6
Registrado: 07 Dic 2006 11:07

GRACIAS

Mensaje por ULISES LIMA » 10 Dic 2006 11:31

Gracias.

Avatar de Usuario
peoplespoet
Foroadicto
Mensajes: 3808
Registrado: 03 Mar 2006 13:07

Mensaje por peoplespoet » 12 Dic 2006 12:48

Una obra maestra de un autor irrepetible.
-Acabado: Banal Nationalism de Michael Billig
-Ahora leo: Supernovas. Una historia feminista de la ciencia ficción audiovisual de Elisa McCausland y Daniel Salgado

ULISES LIMA
Mensajes: 6
Registrado: 07 Dic 2006 11:07

RESEÑAS DE LOS DETECTIVES SALVAJES

Mensaje por ULISES LIMA » 26 Dic 2006 20:51

Continúo con la defensa y promoción de ésta novela, que marca ya un antes y un después en la forma que concibo y aprecio la literatura.

Javier Aspurúa
Diario Las últimas noticias (Chile)


Una manera de interpretar esta novela es como una gran summa del exilio latinoamericano, lo que, también de modo reductivo, la equipara a una de las grandes novelas de los sesenta, Rayuela, de Julio Cortázar. Si el exilio en los cincuenta y sesenta era mayormente voluntario y motivado por razones culturales más que políticas, el de las décadas siguientes opera a la inversa. Si en Rayuela la angustia existencial y la búsqueda de sentido marcaban el rumbo de los personajes más significativos, en Los detectives salvajes el sin sentido es un hecho de la causa al que hay que sobrevivir.
Ambas novelas se asemejan también en su aproximación a la literatura como tema. Cortázar pone en escena a Morelli, un teórico que propone, entre otras cosas, la tesis del lector macho y del lector hembra, aludiendo al papel activo que reclama de quien se enfrenta a un libro; Bolaño pone a los poetas real visceralistas en una desesperada búsqueda de los orígenes de las vanguardias más marginales, olvidadas y no oficiales de la historia de la literatura, proponiendo también, de manera más oblicua, una nueva actitud para escritores y lectores, una nueva manera de entender el oficio del escritor y la tarea del lector, tal como lo hizo, en su momento, Cortázar.


Antonio Bordón
La Provincia (Las Palmas de Gran Canaria)


Los detectives salvajes es una novela extraordinaria que debe mucho a la capacidad de Roberto Bolaño para observar la realidad y seleccionar de ella los datos que permiten interpretarla de forma sobrecogedora, cualidad que junto a otras muchas que exhibe, como el pulso narrativo, el humor salvaje, la facilidad para atrapar al lector de la primera a la última línea, la hacen un auténtico modelo para admirar e imitar. Con Los detectives salvajes Bolaño destierra la falsa idea romántica de que los libros clásicos tienen más de cien años. Éste lo es ya. Y además tiene la ventaja de que no le pesan los años.


Alberto Domínguez
Lateral


Pese a que la historia gira en torno a esos dos detectives, el lector apenas los ve hablar, pues el autor ha querido que sean otros personajes los que narren sus peripecias, y ahí reside, quizá, el mayor atractivo del libro, en esa pluralidad de puntos de vista. La novela comienza a modo de diario escrito por un tal Juan García Madero, estudiante universitario adscrito al real visceralismo, movimiento poético cuyo máximo enemigo no es otro que el célebre Octavio Paz. García Madero escribe poemas y estudia poco, conoce a muchachas que escriben versos, folga con camareras y prostitutas, describe Ciudad de México hacia 1975 y habla de su amistad con dos individuos, también poetas, que aparecen y desaparecen constantemente y de los que apenas sabemos nada: los detectives Belano y Lima. Es la primera parte del libro, la que nos va a permitir familiarizarnos con personajes que en el transcurso de la narración contribuirán con su testimonio a que conozcamos más a fondo el carácter de los protagonistas.
Si bien la novela resulta en ocasiones un punto enrevesada, es innegable la fuerza de su torrencial estilo y no es posible pasar por alto la manifiesta inteligencia con la que está escrita. Bolaño es indudablemente un escritor sagaz, y sus opiniones, aunque disfrazadas por esa impostura que es la literatura, mueven a la admiración.


Ignacio Echevarría
El País


De igual modo que la vanguardia funciona como una metáfora de la caducidad ("la juventud es una estafa", se dice en algún momento), México funciona en esta novela como [...] una metáfora del caos. Por donde el sentido de que sus protagonistas compartan una "triste e irremediable condición de sudamericanos perdidos en Europa, perdidos en el mundo". [...]. Escéptica y atrevida, elástica y contundente, paródica y tristísima, Los detectives salvajes viene a ser, por decirlo de un modo estridente, el tipo de novela que Borges hubiera aceptado a escribir, en la medida en que [...] trafica concienzudamente con los valores propios tanto del relato breve como de la gran narración coral, sacando beneficio de uno y otra para conseguir un libro original y hermosísimo, divertido, conmovedor, importante.


Jorge Edwards
Diario La Segunda (Chile)


Los detectives salvajes […] es un texto proliferante, entrecruzado, vasto, polifónico. Es una novela de registro amplio, dotada de una estructura que podría permitir la multiplicación infinita y que admitiría, por esto, la definición clásica de obra abierta, pero es a la vez una composición perfectamente cerrada, triangular y en cierta manera circular. […] Bolaño propuso escribir un libro de la familia literaria de Paradiso, de Rayuela de Adán Buenosaires. Un texto no ajeno a la escritura de James Joyce o de Francois Rabelais. […]
Dije que es un texto proliferante, pero no se trata de una proliferación esencialmente verbal, como la de un Lezama Lima o la de algunos de nuestros barrocos modernos. La de Bolaño es una proliferación notable, por momentos increíble, de personajes y de situaciones. Es una constante acrobacia sin red y de ejecución perfectamente segura. Además, como los personajes se presentan en primera persona del singular, lo que se desarrolla en el texto es una multiplicidad de voces. Muchas de las voces, desde luego, son agrias, destempladas, de sonidos cascados o quebrados, como si provinieran de instrumentos que se han agrietado o enmohecido. Pero son voces que no se confunden: notas diferenciadas y que producen un curioso conjunto, algo así como una sinfonía desorbitada. Quizás una antisinfonía, un antinovela.


Elenia Hevia
El Periódico
[…] Todo ello servido a través de una estructura arborescente en la que extravagantes personajes entrecruzan sus existencias para acabar formando una perfecta figura de puzzle. Lo más sorprendente es que Bolaño hace su particular construcción a partir de unidades que podrían funcionar como cuentos autónomos (de hecho, algunos distorsionan su línea maestra), pero su saber narrativo tiene un proyecto trazado con tiralíneas. Como buen demiurgo ordena, desordena y escamotea los hechos para presentarlos al final en un juego irónico en el que verdad y mixtificación se dan de la mano, y ahí están Carlos Monsiváis y Juan Marsé convertidos en dos personajes más, sin contar los que pueden detectarse fácilmente baja nombre inventado.


Andrés S. Magro
Revista Leer


Merced a una prosa sencillamente apabullante, polifónica y de vario registro, se trenzan un compendio de búsquedas que atraviesan lo específicamente literario y se adentran en lo vital. La alegoría de la búsqueda como camino iniciático lleva a unos jóvenes poetas a peregrinar por gentes y ciudades en pos del rastro de sí mismos. Bolaño descompone el discurso narrativo de manera fragmentaria, circular, en un afán por adensar los matices de la pesquisa, de la introspección que finalmente se logra por vía de la sugerencia y no de la retórica. Las enormes medidas de la novela, la prolijidad en el guiño psicológico, son argumentos manejados espléndidamente por una novela rebosante de ingenio y de capacidad narrativa.
[…] Los detectives salvajes es una obra desbordante, a la que incluso se disculpan sus excesos estructurales y verbales. Otra cosa sería oponerse neciamente a su torrencia carga de literatura vívida y rara.


Camilo Marks Qué pasa (Chile)El libro, en principio, puede leerse en dos niveles básicos: una historia de aventuras y una meditación sobre la literatura, efectuada imperceptiblemente al ritmo de esas aventuras.
Como reflexión literaria, la obra ofrece una lectura aún más sorprendente que como relato de acción. Mientras vagan, se enamoran y protagonizan andanzas, los personajes escriben o piensan en escribir -sólo poesía- y hablan de lo que escriben otros. Pero no conocemos sus poemas. La novela es, entonces, una historia de la poesía que no se publica, no se escribe o no se lee, pero se practica a diario por miles de seres. Si la cultura y la literatura han tenido siempre algo de museo, Bolaño las transforma en experiencias inseparables de la vida y actividades, sean éstas criminales, sociales, sexuales, familiares, laborales u otras, del abigarrado conjunto humano que puebla su novela.
Por supuesto, Los detectives salvajes tiene defectos, pero éstos se olvidan ante el entusiasmo que despierta un trabajo narrativo que merece las celebraciones que puedan hacérsele.


Ignacio Martínez de Pisón
ABC
Los detectives salvajes es el relato de una fuga infinita, y Bolaño ha sabido dotarle de una estructura narrativa abierta y elástica que se adapta a esa misma infinitud o que más bien nace de ella como una consecuencia natural. […] En ese mismo bloque central evidencia el autor algo que por sus anteriores libros ya conocíamos, una extraordinaria y deslumbrante capacidad de fabulación, y muchas de las piezas de este grandioso puzzle literario no sólo podrían tener una vida autónoma como relatos breves, sino que serían dignos de aparecer en cualquier antología del género. […] Esto, sin embargo, no debe inducir al error de considerar Los detectives salvajes una colección de relatos más o menos disfrazada de novela. Estamos, por el contrario, ante un libro con una indudable unidad de espíritu y de acción, en el que la dispersión de voces narrativas es sólo aparente y constituye además uno de los grandes hallazgos del autor: su reconstrucción de las itinerantes biografías de Belano y Lima por una técnica como de vaciado […] no hace sino aportar misterio a la historia y animarnos a seguir leyendo.


Juan A. Masoliver Ródenas
La Vanguardia
Según uno de los fundadores, Arturo Belano, los actuales visceralistas caminaban hacia atrás, "de espaldas, mirando un punto pero alejándose de él en línea recta hacia lo desconocido". El mismo desarrollo que observamos en la novela, que en su simultáneo avance hacia el pasado y hacia el futuro desemboca en un presente abierto, en una ventana detrás de la cual no sabemos qué se oculta. […] Paradójicamente, estos jóvenes que en el presente definitivo tienen ya más de cuarenta años, encuentran a Cesárea para llevarle la muerte. También la obra del grupo morirá. Y nadie se acordaría de ellos si Roberto Bolaño, compañero en el sufrimiento y en la felicidad, no hubiese escrito, fundiendo lo sublime con lo siniestro, un magnífico testimonio de su generación y de todas las generaciones que viven la literatura con la misma pasión con la que viven la vida.


Juan Carlos Peinado
Revista Reseña


Ante el lector Bolaño despliega un mosaico de tiempos, lugares y personajes filtrados por un abigarrado conjunto de narradores, pero con la maestría en la inspección psicológica y la diversidad suficientes como para conseguir que se desentienda de los avatares de los protagonistas. En muchas ocasiones, esos relatos (sobre todo los de la segunda parte del libro) rebasan su inicial talante de testimonio para convertirse en una narración con un mundo autónomo. Se puede llegar a sospechar, entonces, que la novela está abocada a la disgregación. Sin embargo, Bolaño tiene la pericia suficiente para lograr encajar esos relatos en un artefacto plural y coherente, en una indagación global sobre los abismos del individuo y las grandezas y miserias del arte. Aunque a veces asalta la duda de que ciertos segmentos narrativos sean realmente imprescindibles, en mi opinión el autor ha logrado con éxito poner al servicio de un proyecto novelesco ambicioso su talento de cuentista.
Decíamos antes que estamos ante una narración "no teológica". Esta condición no se deriva sólo de la circularidad narrativa, sino principalmente de que jamás sepamos con certeza cuál es criterio que gobierna el rumbo de los personajes.


Rodrigo Pinto
Revista Caras (Chile)
Tal vez uno de los rasgos más notables de esta novela es el doble juego entre la investigación de Belano y Lima tras las huellas de Cesárea Tinarejo y la investigación, por así decirlo, del narrador tras las huellas de Belano y Lima. Los personajes de la novela son los testigos de esta búsqueda. Cada uno [...] aporta una pieza al puzzle, aunque en muchos momentos sus historias alcanzan un perfecto nivel de autonomía: relatos dentro del relato, cuentos que podrían leerse en forma independiente, pero que son, en la realidad, parte de una novela extraordinaria en la que Bolaño despliega sus recursos narrativos y su desencantada visión del mundo. Con un rigor asombroso, el autor somete a juicio a toda la literatura latinoamericana del siglo y a buena parte de la historia, siempre en nombre del empeño de sus personajes protagónicos por descubrir las huellas secretas que pueden revelar el sentido de la poesía y de la vida. No se equivocan ni exageran los críticos que comparan esta novela con Rayuela y otras obras fundacionales del boom de los sesenta. Bolaño ha elaborado una propuesta compleja y múltiple, que, nuevamente, reinventa el arte de escribir novelas y remece el sentido de la escritura.


Santos Sanz Villanueva
El Mundo
Bolaño crea una sugerente fábula repleta de tipos curiosos y abundante en anécdotas atractivas. Despliega en ella cualidades de consumado escritor satírico, con excelentes momentos de muy buen humor, fino e inteligente, tanto verbal como de situaciones. […] De todo ello sale una estampa regocijante, cruel a veces, entrañable otras.Toda esta materia la trata con una prosa entrecortada y vivaz, en la que lo mismo cabe la expresión culta que el coloquialismo. En suma, Bolaño despliega, aisladas, las mejores dotes de un narrador poderoso e inteligente, y de un prosista creativo. Pero uno tiene la impresión de que ha malgastado semejantes capacidades en una empresa de limitadaos o cortos alcances o muy reiterativa, aunque bajo ella quepa ver una alegoría del destino humano.
¿A quién, que no padezca enajenación semejante a las gentes de la novela, interesan muchas de sus digresiones? ¿Cómo soportar sin paciencia benedictina menudencias del mundillo literario? ¿Qué se nos da la influencia o no de Octavio Paz? Ni todas las virtudes, innegables, de Bolaño juntas consiguen compensar el cansancio que produce su novela.


Ricardo Senabre
La Razón
Los múltiples narradores se identifican, no ya por su nombre o por lo que relatan, sino por su modo de hablar, por sus asideros culturales. No todos alcanzan la misma hondura, pero forman, en conjunto, un variado friso que acredita un talento nada común de novelista y que incluye una minuciosa atención a las variantes idiomáticas territoriales y a las jergas y los registros del nivel coloquial. […]
La otra cara, el riesgo de la técnica escogida en este caso, es que algunos de esos microrrelatos adquieran autonomía propia y se desgajen en buena medida de la historia central. Es el consabido problema de las narraciones intercaladas con que la crítica se enfrenta, desde el Quijote hasta nuestros días. En Los detectives salvajes, ese peligro no se ha evitado siempre, y hay relatos, como los de Mary Watson, Heimito Künst o Edith Oster, que convendría haber podado. Pero Bolaño escribe con un pulso envidiable, y estos fragmentos que casi llegan a ser autónomos se convierten a veces, considerados en sí mismos y no por su relación con el conjunto, en ejemplos magistrales de narraciones breves. Léase detenidamente el relato de Auxilio Lacouture acerca de su encierro en la Facultad durante los disturbios de 1968 [...] y se tendrá una idea cabal acerca de la maestría narrativa de Roberto Bolaño, indiscutible hasta cuando el autor se deja llevar demasiado por el río caudaloso de su inventiva.

Avatar de Usuario
Irene_Adler
La Adler
Mensajes: 15307
Registrado: 13 Ene 2006 20:19
Ubicación: Ciudad de las bajas pasiones

Mensaje por Irene_Adler » 26 Dic 2006 20:59

Es una buena novela, a mí me gustó, y no hace falta tanta crítica especializada para corroborralo.

Aún así, para gustos, los colores, no las críticas.
"Eres lo que está dentro de mí y está lejano." Pablo Neruda

ULISES LIMA
Mensajes: 6
Registrado: 07 Dic 2006 11:07

A IRENE ADLER

Mensaje por ULISES LIMA » 27 Dic 2006 11:18

¿Piensas censurar la libertad de un forero, amparándote en que lo que cuelgo no es necesario? Quizá quien se disfraza de crítica especializada seas tú. No se trata de corroborar nada, se trata de compartir ideas, conocimientos y gustos. Para gustos los colores, Qué significa eso.

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67726
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Mensaje por lucia » 27 Dic 2006 14:36

Lo que Irene te quiere decir es que tus razones para gustarte el libro son tan válidas para nosotros, o más, que las de los críticos que citas.

Y lo de para gustos, colores es una frase que quiere decir que las cosas que nos gustan a cada uno no tienen que coincidir.

Avatar de Usuario
madison
La dama misteriosa
Mensajes: 40319
Registrado: 15 May 2005 21:51

Re: A IRENE ADLER

Mensaje por madison » 27 Dic 2006 17:03

ULISES LIMA escribió:¿Piensas censurar la libertad de un forero, amparándote en que lo que cuelgo no es necesario? Quizá quien se disfraza de crítica especializada seas tú. No se trata de corroborar nada, se trata de compartir ideas, conocimientos y gustos. Para gustos los colores, Qué significa eso.


No te enojes, que cada uno expone lo que cree conveniente hombre :wink:

Avatar de Usuario
marchello
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 308
Registrado: 20 Dic 2006 21:02

detectives salvajes

Mensaje por marchello » 26 Feb 2007 20:58

Estoy en la mitad de la novela y la encuentro entretenida.
Es un poco como invitarnos a jugar ordenando los capitulos
y personajes.Algo asi como Rayuela (en la forma nada mas).
Esta simpatica. :wink:
-----------------------------------
Hay cosas que el dinero no puede
comprar-MASTERCARD

Responder