Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Foucault

Incluye ensayos, divulgación, pensamiento, crítica...

Moderador: Pseudoabulafia

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Foucault

Mensaje por SISÍFO » 27 Feb 2012 10:55

Historia de la sexualidad - La voluntad del saber - Vol. 1 de 3
Michel Foucault


Imagen



DATOS DEL LIBRO
Editorial: SIGLO XXI
Lengua: ESPAÑOL
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788432312038
Año edicón: 2005
Plaza de edición: MADRID
Precio: 18 e


SINOPSIS:
El hombre occidental se ha especializado durante los tres últimos siglos en el ejercicio de registrar minuciosamente sus placeres. En nuestra sociedad, la scientia sexualis ha desplazado al ars erotica. Se han multiplicado los sermones sobre "lo" prohibido. Hay placer en saber sobre el placer. La sexualidad se transforma en discurso permanente. El Estado ejerce de administrador de los cuerpos. ¿Por qué? ¿Por qué la burguesía victoriana forjó e impuso normas tales a los cuerpos? ¿Por qué tanta prolijidad, tantas reglas pastorales, tanta multiplicidad de discursos, tanto oído abierto hacia el sexo? La serie de estudios que inicia Michel Foucault con este volumen pretende aclarar cuáles fueron las relaciones históricas "entre el poder y el discurso" que forjaron el dispositivo de sexualidad que nos afecta.


BIOGRAFÍA DE MICHEL FOUCAULT:
Michel Foucault nació en Poitiers (Francia) en 1926. Estudió Filosofía y Psicología en la Escuela Normal Superior de París. Enseñó Filosofía en Túnez y en las universidades de Clermont-Ferrand y Vincennes. En 1971 fue nombrado profesor de Historia de los Sistemas de Pensamiento en el prestigioso Coll de France. Murió en 1984.



El ensayo está formado por tres tomos: LA VOLUNTAD DEL SABER (el que aquí se menciona), EL USO DE LOS PLACERES y LA INQUIETUD DE SI.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 27 Feb 2012 11:08

Sin duda lo que mas echa atrás de esta obra a priori es su elevado precio, ya que cada tomo son 18e (siendo tres en total) y no son excesivamente extensos, solo te cobran la edición.
Pero dejando el precio de lado y casi por el final del primer tomo tengo que decir que me está sorprendiendo muy gratamente. Foucault, como buen arqueólogo que se consideraba, se empeña en adentrarse y sacar a la superficie el poder y su relación con la sexualidad desde lo más profundo.

Leer a este autor es ver las cosas de siempre desde otra perspectiva totalmente diferente. Te hace criticar lo establecido y adentrarte en lo aparente para hacerte ver que no es más que eso, una ilusión, o algo muy bien montado y estructurado para que de hecho lo parezca.

En cuanto lo termine dejaré mi impresión e intentaré añadir antes partes de la obra para comprender mejor a que se enfrenta el lector de este gran libro.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Aben Razín
Vivo aquí
Mensajes: 44777
Registrado: 19 Feb 2009 14:28
Ubicación: Al lado del Torico.

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Aben Razín » 27 Feb 2012 11:22

Estaré atento a tus comentarios, porque Michel Foucault es un filósofo a tener en cuenta :roll:

Saludos :hola:
Pasado: Dialéctica de la Ilustración de Max Horkheimer - Theodor Adorno.

Presente: Un andar solitario entre la gente de Antonio Muñoz Molina.

Futuro: Son de mar de Manuel Vicent.

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14106
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Arden » 27 Feb 2012 11:48

Interesantísima obra, si te lo lees estaré atento a ver.
El fin del Homo sovieticus de Svetlana Alexievich. No, mamá no de Verity Bargate. La octava vida de Nino Haratischwili

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 28 Feb 2012 09:40

Lo protege una seria caución histórica y política; al hacer que nazca la
edad de la represión en el siglo XVII, después de centenas de años de aire libre y libre
expresión, se lo lleva a coincidir con el desarrollo del capitalismo: formaría parte del orden
burgués. La pequeña crónica del sexo y de sus vejaciones se traspone de inmediato en la
historia ceremoniosa de los modos de producción; su futilidad se desvanece. Del hecho
mismo parte un principio de explicación: si el sexo es reprimido con tanto rigor, se debe a
que es incompatible con una dedicación al trabajo general e intensiva; en la época en que se
explotaba sistemáticamente la fuerza de trabajo, ¿se podía tolerar que fuera a dispersarse en
los placeres, salvo aquellos, reducidos a un mínimo, que le permitiesen reproducirse? El
sexo y sus efectos quizá no sean fáciles de descifrar; su represión, en cambio, así restituida,
es fácilmente analizable.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 28 Feb 2012 09:45

¿Oculto, el sexo? ¿Escondido por nuevos pudores, metido en la
chimenea por las tristes exigencias de la sociedad burguesa? Al contrario: incandescente.
Hace ya varios cientos de años, fue colocado en el centro de una formidable petición de
saber. Petición doble, pues estamos constreñidos a saber qué pasa con él, mientras se
sospecha que él sabe qué es lo que pasa con nosotros.


Más allá de sus placeres posibles, ¿qué le pedimos al sexo, para obstinarnos así? ¿Qué es esa paciencia o avidez de constituirlo en el secreto, la causa omnipotente, el sentido oculto, el miedo sin respiro? ¿Y por qué la tarea de descubrir la difícil verdad se mudó finalmente en una invitación a levantar las prohibiciones y desatar las ligaduras? ¿Era pues tan arduo el trabajo, que había que hechizarlo con esa promesa? O ese saber había llegado a tener tal precio —político, económico, ético— que fue necesario, para sujetar a todos a él,
asegurarle no sin paradoja que allí se encontraría la liberación?
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 28 Feb 2012 09:51

En realidad es mucho más general; frecuentemente la volvemos a encontrar
en los análisis políticos del poder, y sin duda está arraigada allá lejos en la historia
de Occidente. He aquí algunos de sus rasgos principales:

-La relación negativa: Entre poder y sexo, no establece relación ninguna sino de
modo negativo: rechazo, exclusión, desestimación, barrera, y aun ocultación o máscara. El
poder nada "puede" sobre el sexo y los placeres, salvo decirles no; si algo produce, son
ausencias o lagunas; elide elementos, introduce discontinuidades, separa lo que está unido,
traza fronteras. Sus efectos adquieren la forma general del límite y de la carencia.

-La instancia de la regla: El poder, esencialmente, sería lo que dicta al sexo su
ley. Lo que quiere decir, en primer término, que el sexo es colocado por aquél bajo un
régimen binario: [102] lícito e ilícito, permitido y prohibido. Lo que quiere decir, en
segundo lugar, que el poder prescribe al sexo un "orden" que a la vez funciona como forma
de inteligibilidad: el sexo se descifra a partir de su relación con la ley. Lo que quiere decir,
por último, que el poder actúa pronunciando la regla: el poder apresa el sexo mediante el
lenguaje o más bien por un acto de discurso que crea, por el hecho mismo de articularse, un
estado de derecho. Habla, y eso es la regla. La forma pura del poder se encontraría en la
función del legislador; y su modo de acción respecto del sexo sería de tipo jurídicodiscursivo.

-El ciclo de lo prohibido: no te acercarás, no tocarás, no consumirás, no
experimentarás placer, no hablarás, no aparecerás; en definitiva, no existirás, salvo en la
sombra y el secreto. El poder no aplicaría al sexo más que una ley de prohibición. Su
objetivo: que el sexo renuncie a sí mismo. Su instrumento: la amenaza de un castigo que
consistiría en suprimirlo. Renuncia a ti mismo so pena de ser suprimido; no aparezcas si no
quieres desaparecer. Tu existencia no será mantenida sino al precio de tu anulación. El
poder constriñe al sexo con una prohibición que implanta la alternativa entre dos
inexistencias.

-La lógica de la censura: Se supone que este tipo de prohibición adopta tres
formas: afirmar que eso no está permitido, impedir que eso sea dicho, negar que eso exista.
Formas aparentemente difíciles de conciliar. Pero es entonces cuando se imagina una
especie de lógica en cadena que sería característica de los mecanismos de censura: liga lo
inexistente, lo ilícito y lo informulable de manera que cada uno sea a la vez principio y
efecto del otro: de lo que está prohibido no se debe hablar hasta que esté anulado en
la realidad; lo inexistente no tiene derecho a ninguna manifestación, ni siquiera en el
orden de la palabra que enuncia su inexistencia; y lo que se debe callar se encuentra
proscrito de lo real como lo que está prohibido por excelencia. La lógica del poder sobre
el sexo sería la lógica paradójica de una ley que se podría enunciar como conminación a la
inexistencia, la no manifestación y el mutismo.

-La unidad de dispositivo: El poder sobre el sexo se ejercería de la misma manera
en todos los niveles. De arriba abajo, en sus decisiones globales como en sus intervenciones
capilares, cualesquiera que sean los aparatos o las instituciones en las que se apoye, actuaría
de manera uniforme y masiva; funcionaría según los engranajes simples e indefinidamente
reproducidos de la ley, la prohibición y la censura: del Estado a la familia, del príncipe al
padre, del tribunal a la trivialidad de los castigos cotidianos, de las instancias de la
dominación social a las estructuras constitutivas del sujeto mismo, se hallaría, en diferente
escala, una forma general de poder. Esta forma es el derecho, con el juego de lo lícito y lo
ilícito, de la trasgresión y el castigo. Ya se le preste la forma del príncipe que formula el
derecho, del padre que prohibe, del censor que hace callar o del maestro que enseña la ley,
de todos modos se esquematiza el poder en una forma jurídica y se definen sus efectos
como obediencia. Frente a un poder que es ley, el sujeto constituido como sujeto —que está
"sujeto"— es el que obedece. A la homogeneidad formal del poder a lo largo de esas
instancias, correspondería a aquel a quien constriñe —ya se trate del súbdito frente al
monarca, del ciudadano frente al Estado, del niño frente a los padres, del discípulo frente al
maestro— la forma general de sumisión. Por un lado, poder legislador y, por el otro, sujeto
obediente.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
Pseudoabulafia
Vivo aquí
Mensajes: 16796
Registrado: 11 Feb 2011 23:45

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Pseudoabulafia » 28 Feb 2012 13:30

Sisífo, hombre, pero cuentanos algo, que me tienes en ascuas. :D :lengua:
¿Te está gustando?

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14106
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Arden » 28 Feb 2012 16:56

Por lo que veo más que un análisis costumbrista de la sexualidad es un análisis político-económico y de relaciones de poder relacionado con la sexualidad.

Es muy interesante, por ahora ¿Cuál es tu opinión personal? ¿Resulta ameno o se hace pesado?
El fin del Homo sovieticus de Svetlana Alexievich. No, mamá no de Verity Bargate. La octava vida de Nino Haratischwili

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 29 Feb 2012 10:44

Pues el libro, a decir verdad, me está gustando mucho. Como nos tiene acostumbrado Foucault tiene acostumbrado a los que ya hemos leído algo suyo tiene una forma completamente diferente de ver lo cotidiano y establecido y suele romper los esquemas de lo preconcebido de una forma sorprendente. Siempre que lees a este autor sobre un tema concreto termina haciendo que experimentes un cambio de visión radical y te hace plantearte muchas cosas. Algo totalmente indispensable para pensar por uno mismo.

En esta obra no podía ser diferente. Lo que se hace más pesado es sin duda la introducción sobre el autor y su obra con la que se inaugura el libro. Después se hace mucho mas ameno y comprensible (casi todo) con esa forma tan clara de explicar que a mi parecido tiene este autor. Al principio da algunas vueltas y repite varias veces la misma idea sobre que la sexualidad (en contra de lo que se suele pensar) no está tan reprimida ni prohibida como a priori cabe pensar, si no que desde el el siglo XVIII se creó todo un sistema de confesión sobre el sexo desde la confesión religiosa hasta el análisis médico y el psicoanálisis. Todo un sistema relacionado con el poder con la intención no de negar la sexualidad, si no de controlarla mediante el discurso (confesión) de todos los individuos. A continuación explica la diferencia entre el establecimiento en otras sociedades de un arte erótico y la creación en la nuestra (la occidental) de una ciencia sexual que mediante el análisis científico pretende objetivar y reducir todo a algo controlable y concreto. Continua mas adelante con un análisis de las relaciones del poder con la sexualidad y el interés de este de controlarla con diferentes métodos en vez de prohibir diferentes prácticas. También analiza los diferentes relaciones de poder que considera que se pueden encontrar actualmente y así como las reglas de producción de discursos relacionados con el control del sexo.

Recomiendo sin dudarlo este libro (aún no lo he terminado pero ya queda poco) ya que te hace un análisis muy profundo que pasa imperceptible respecto a a un tema completamente de nuestro interés como puede ser la sexualidad y su relación con el poder. Hay que leerlo.
Lo único, vuelvo a repetir, que me echa un poco para atrás de el es su elevado precio. Aún así si te lo puedes permitir o descargar, recomiendo encarecidamente su lectura. Realmente cualquier lectura de Foucault, me atrevería a decir, te hace abrir los ojos aún cuando creías que los tenias muy abiertos.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
Pseudoabulafia
Vivo aquí
Mensajes: 16796
Registrado: 11 Feb 2011 23:45

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Pseudoabulafia » 29 Feb 2012 11:33

Muchas gracias, Sísifo. :D

SISÍFO escribió:Lo que se hace más pesado es sin duda la introducción sobre el autor y su obra con la que se inaugura el libro.

Bueno, supongo yo que esa parte es prescindible. :D

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 29 Feb 2012 14:28

No hay que describir la sexualidad, como un impulso reacio, extraño por naturaleza
e indócil por necesidad a un poder que, por su lado, se encarniza en someterla y a menudo
fracasa en su intento de dominarla por completo. Aparece ella más bien como un punto de
pasaje para las relaciones de poder, particularmente denso: entre hombres y mujeres,
jóvenes y viejos, padres y progenitura, educadores y alumnos, padres y laicos, gobierno y
población. En las relaciones de poder la sexualidad no es el elemento más sordo, sino, más
bien, uno de los que están dotados de la mayor instrumentalidad: utilizable para el mayor
número de maniobras y capaz de servir de apoyo, de bisagra, a las más variadas estrategias.
No hay una estrategia única, global, válida para toda la sociedad y enfocada de
manera uniforme sobre todas las manifestaciones del sexo: por ejemplo, la idea de que a
menudo se ha buscado por diferentes medios reducir todo el sexo a su función
reproductora, a su forma heterosexual y adulta y a su legitimidad matrimonial, no da razón,
sin duda, de los múltiples objetivos buscados, de los múltiples medios empleados en las
políticas sexuales que concernieron a ambos sexos, a las diferentes edades y las diversas
clases sociales.
En una primera aproximación, parece posible distinguir, a partir del siglo XVIII,
cuatro grandes conjuntos estratégicos que despliegan a propósito del sexo
dispositivos específicos de saber y de poder. No nacieron de golpe en ese momento, pero
adquirieron entonces una coherencia, alcanzaron en el orden del poder una eficacia y en el
del saber una productividad que permite describirlos en su relativa autonomía.

Histerización del cuerpo de la mujer: triple proceso según el cual el cuerpo de la
mujer fue analizado —calificado y descalificado— como cuerpo integralmente saturado de
sexualidad; según el cual ese cuerpo fue integrado, bajo el efecto de una patología que le
sería intrínseca, al campo de las prácticas médicas; según el cual, por último, fue puesto en
comunicación orgánica con el cuerpo social (cuya fecundidad regulada debe asegurar), el
espacio familiar (del que debe ser un elemento sustancial y funcional) y la vida de los niños
(que produce y debe garantizar, por una responsabilidad biológico-moral que dura todo el
tiempo de la educación): la Madre, con su imagen negativa que es la "mujer nerviosa",
constituye la forma más visible de esta histerización.

Pedagogización del sexo del niño: doble afirmación de que casi todos los niños se
entregan o son susceptibles de entregarse a una actividad sexual, y de que siendo esa
actividad indebida, a la vez "natural" y "contra natura", trae consigo peligros físicos y
morales, colectivos e individuales; los niños son definidos como seres sexuales "liminares",
más acá del sexo y ya en él, a caballo en una peligrosa línea divisoria; los padres,
las familias, los educadores, los médicos, y más tarde los psicólogos, deben tomar a su cargo,
de manera continua, ese germen sexual precioso y peligroso, peligroso y en peligro; tal
pedagogización se manifiesta sobre todo en una guerra contra el onanismo que en
Occidente duró cerca de dos siglos.

Socialización de las conductas procreadoras: socialización económica por el sesgo
de todas las incitaciones o frenos aportados, por medidas "sociales" o fiscales, a la
fecundidad de las parejas; socialización política por la responsabilización de las parejas
respecto del cuerpo social entero (que hay que limitar o, por el contrario, reforzar),
socialización médica, en virtud del valor patógeno, para el individuo y la especie, prestado
a las prácticas de control de los nacimientos.
(Así de primeras se me ocurre algo tan actual como lo del cheque-bebé)

Finalmente, psiquiatrización del placer perverso: el instinto sexual fue aislado
como instinto biológico y psíquico autónomo; se hizo el análisis clínico de todas las formas
de anomalías que pueden afectarlo; se le prestó un papel de normalización y patologización
de la conducta entera; por último, se buscó una tecnología correctiva de dichas anomalías.



En la preocupación por el sexo —que asciende todo a lo largo del siglo XIX— se
dibujan cuatro figuras, objetos privilegiados de saber, blancos y ancorajes para las empresas
del saber: la mujer histérica, el niño masturbador, la pareja malthusiana, el adulto perverso;
cada uno es el correlativo de una de esas estrategias que, cada una a su manera, atravesaron
y utilizaron el sexo de los niños, de las mujeres y de los hombres.

¿De qué se trata en tales estrategias? ¿De una lucha contra la sexualidad? ¿O de un
esfuerzo por controlarla? ¿De una tentativa para regirla mejor y enmascarar lo que pueda
tener de indiscreto, de chillón, de indócil? ¿De una manera de formular esa parte de
saber que sería aceptable o útil? En realidad, se trata más bien de la producción misma de la
sexualidad, a la que no hay que concebir como una especie dada de naturaleza que el poder
intentaría reducir, o como un dominio oscuro que el saber intentaría, poco a poco,
descubrir. Es el nombre que se puede dar a un dispositivo histórico: no una realidad por
debajo en la que se ejercerían difíciles apresamientos, sino una gran red superficial donde la
estimulación de los cuerpos, la intensificación de los placeres, la incitación al discurso, la
formación de conocimientos, el refuerzo de los controles y las resistencias se encadenan
unos con otros según grandes estrategias de saber y de poder.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
Arden
Vivo aquí
Mensajes: 14106
Registrado: 28 Oct 2008 08:59

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Arden » 01 Mar 2012 23:31

Interesantísimo, :lista:

Realmente tengo que pensar en serio en leérmelo. :D
El fin del Homo sovieticus de Svetlana Alexievich. No, mamá no de Verity Bargate. La octava vida de Nino Haratischwili

Avatar de Usuario
SISÍFO
No tengo vida social
Mensajes: 1109
Registrado: 08 Dic 2010 13:55

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por SISÍFO » 09 Mar 2012 12:14

Acabado. Y tengo que decir sin dudarlo que me ha gustado mucho. Si he dejado de añadir fragmentos del libro no ha sido por no encontrar aquellos que merecieran la pena, si no porque hubiera tenido que añadir el libro casi en su totalidad. Ya que aunque al principio se hace un poco repetitivo, hacia la mitad y hasta el final se vuelve realmente interesante.
Recomiendo a todo el mudo a atreverse con este ensayo que como poco no te deja indiferente pero seguramente incluso cambie los esquemas del pensamiento sobre la sexualidad y todo su mecanismo del que se anime a leerlo. Sin duda el último capitulo: "Derecho de muerte y poder sobre la vida"; ha sido el mejor y una forma perfecta para cerrar el que se considera la introducción de las dos obras siguiente. Tanto me ha gustado, que ya me he hecho con la segunda parte y lo he empezado.
<<No te afanes, alma mía, por una vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible>> (Píndaro)

Avatar de Usuario
Pseudoabulafia
Vivo aquí
Mensajes: 16796
Registrado: 11 Feb 2011 23:45

Re: Historia de la sexualidad (La voluntad del saber) - Fouc

Mensaje por Pseudoabulafia » 09 Mar 2012 12:27

Sísifo, si te digo la verdad, yo prefiero leer tu opinión y tus reflexiones sobre el libro que fragmentos del libro sin opiniones tuyas. :D

Responder