Las hierbas del camino - Natsume Sōseki

Grandes clásicos de la literatura mundial.

Moderadores: LizzyDarcy, Lía

Responder
Avatar de Usuario
Eyre
Vivo aquí
Mensajes: 53378
Registrado: 25 Nov 2007 22:34

Las hierbas del camino - Natsume Sōseki

Mensaje por Eyre » 18 May 2012 11:38

LAS HIERBAS DEL CAMINO
Natsume Sōseki - 1915

Imagen

Título original: Michi Kusa (道草)
Editorial: Satori
Páginas: 288
ISBN: 978-84-936198-9-3
Publicación: 28/05/2012
23.00 €

Las hierbas del camino discurre suavemente entre los encuentros y desencuentros de los personajes, conflictos narrados con una destreza estructural reservada solo a los verdaderos maestros de la prosa. Partiendo del suspense inicial causado por la misteriosa figura del «hombre sin sombrero», Soseki mezcla sabiamente instantes del monótono presente con pigmentos de la infancia perdida para pintar el retrato del protagonista, un cuadro que, es al fin y al cabo, un autorretrato pesimista, sobrio y angustiado. Considerada unánimemente su obra más autobiográfica, narra la vida de Kenzo, un alter-ego del propio Soseki y con el que comparte hechos vitales trascendentales y marcadas características psicológicas: hijo no deseado de sus padres biológicos, posteriormente adoptado para ser igualmente rechazado por los padres adoptivos; esforzado profesor de Inglés que regresa tras una larga estancia en el extranjero; marido taciturno, hosco y egoísta.

Avatar de Usuario
aoi
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 971
Registrado: 31 Mar 2009 12:10

Re: Las hierbas del camino - Natsume Sōseki

Mensaje por aoi » 29 Oct 2013 11:59

Este es no es mi primer Sôseki. Es un autor que me gusta mucho por su alta calidad literaria y su ausencia de lenguaje barroco.
Quizás este sea la más autobiográfica de las novelas que he leído de él. Siendo el protagonista: Kenzo, el alter ego del autor. Un profesor culto, de una cierta edad, desencantado de las posiblidades que le puede ofrecer la vida, en un entorno familiar que le exaspera y le agobia, haciéndole perder el tiempo. Su tiempo... lo que más ansía tener para sí mismo, y del que se queja amargamente porque no le permiten emplearlo en lo que él quisiera: su trabajo, para obtener... la fama, reconocimiento en el mundo cultural que no social, ...
También sorprende que el autor -que no Kenzo-, tenga un punto de vista tan pro-femenino dado que lo escribió en 1915. El personaje de Osumi, su esposa está muy bien descrito psicológicamente.
Hace casi 100 años que está escrita, y no pierde vigencia y pongo un párrafo ilustrativo de su actualidad:
"Todos esos jóvenes (alumnos) sin excepción parecían esperanzados, confiados en el futuro.
-¡Qué afortunados sois! Solo pensais en lo que haréis después de la graduación -le dijo a uno de ellos.
El joven le sonrió.
-Eso también sucedía en su época, ¿no? Se equivoca usted si piensa que los jóvenes hoy somos tan optimistas. Es obvio que todos tenemos la esperanza de encontrar un puesto que nos convenga, pero somos muy conscientes de que puede suceder lo contrario. Nos vemos obligados a ser realistas.
En cierto sentido el joven tenía razón. La vida era mucho más dura en ese momento (1915) de lo que había sido en los tiempos de estudiante de Kenzo, pero solo en lo que se refería a la subsistencia."
(página 133).

El título Las hierbas del camino según la traductora: Kayoko Takagi puede significar 2 cosas:
1.- Los parientes molestos, la sociedad, e incluso la familia cercana, que le hacer perder el tiempo son como Las hierbas del camino, que le atrasan y le enredan y no le permiten aprovechar el tiempo.
2.- El propio Kenzo se siente como una de esas hierbas del camino, desubicadas, y no queridas por nadie que crecen solas a su propio aire: " Kenzo representaba un riesgo para su padre. ¿Para qué gastar dinero en el chaval si Shimada (padre adoptivo) podía volver en cualquier momento y llevárselo otra vez? Había decidido alimentarlo si eso era lo que tenía que hacer, pero dejaría que Shimada se encargase del resto. Al fin y al cabo era asunto suyo.
Shimada, por su parte, deseaba que la situación le fuera favorable. Se contentaba con no hacer nada, siempre y cuando la situación le conviniera. No lo iban a dejar morir de hambre. Ya se había asegurado él de ello.
Kenzo no tenía hogar. Ni en el mar, ni en las montañas. Era una criatura errante que no pertenecía a ninguna parte. A veces encontraba su sustento en el agua, a veces en la tierra.
" (pág. 219)

MUY, MUY recomendable. :60:
:chino:
"Tempus fugit irreparabile" Virgilio.
Último:¡Despertad, oh jóvenes de la nueva era! Ôé, Kenzaburo.
Leyendo:La novela de Genji. Murasaki, Shikibu
Recuento 2014
niponcafe

Responder