Fragmento de relato romántico/erótico

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
Lebasy
Lector ocasional
Mensajes: 26
Registrado: 03 Oct 2012 04:55

Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Lebasy » 03 Oct 2012 05:26

Hola a todo@s,

Ante nada creo que debería presentarme, podría definirme como eterna enamorada de las letras, en todas sus formas y sentidos y como tal, pequeña soñadora que ansía poder llegar a plasmar, algún día, mis fantasías sobre el papel. Desde hace varios años intento escribir una novela, después de varios intentos muy, muy, muy fallidos creo que por fin estoy componiendo algo que tiene sentido. Pero no estoy segura. Son varias las novelas que tengo empezadas, entre ellas dos románticas (históricas) y una de fantasía.

Me ha gustado mucho ver este foro, llevo días buscando uno para poder pedir consejo y después de haber leídos algunas entradas me cercioro de que es lo que esperaba ya que nadie se anda con tapujos, pues espero y pido comentarios sinceros, nadie ha leído este fragmento que dejaré a continuación.

Siendo lo más sincera posible os pido por favor vuestra ayuda, necesito saber si esto tiene sentido.

Un saludo a todos.

''A la mañana siguiente se despertó sobresaltada. El recuerdo de la noche anterior hacía que se le retorciera el estómago, tenía ganas de llorar, de buscar a Joka y golpearle una y otra vez. Sólo imaginar que volvía a besarla hacía que se enfureciera aún más. Lo ultimo que deseaba era verle, así que se echo de nuevo sobre la manta de piel, si era necesario fingiría que estaba enferma.
- Débora – llamó Kira desde la puerta.

- Entra – Respondió y Kira corrió la cortina y se sentó junto a ella.

- ¿estás bien? Anoche te vi algo nerviosa, creo que incluso gran jefe se dio cuenta.

- Estoy bien - respondió Débora incorporándose- Sólo tuve un pequeño dolor de estómago.

- ¿No te pelearías de nuevo con Loka verdad? Le vi salir tras de ti.

- No, sólo quería cerciorarse de que no intentaba huir de nuevo – Mintió, no quería que nadie se enterara de lo sucedido y mucho menos quería recordarlo.

- Creía que os habíais peleado otra vez, estaba dispuesta a regañarle en cuanto le viera, pero parece ha desaparecido.

- ¿desaparecido?

- Sí, nadie sabe dónde ha ido. Creo que nadie le ha visto desde que anoche saliera detrás de ti. Seguramente haya ido a cazar.

- Pues ya podría perderse cazando o mejor, no le estaría mal que le cazaran a él –Dijo Débora irritada.

- No hables así, él no se merece eso. Deberías darle tiempo para que se acostumbre a ti.

- Él me odia… y el sentimiento es mutuo

- Está bien- Respondió Kira resignada- Voy a ir a lavar al río, ¿quieres venir?

- Sí, creo que sí. Un poco de aire fresco no vendrá mal. Sobretodo si Joka ha desaparecido.- Dijo Débora con una amplia sonrisa.

El día parecía tranquilo, de lo único que debía preocuparse era de la ropa que tenía que lavar y de las oscuras nubes que se acercaban por el norte, llegaban despacio, pero amenazaban lluvia. Kira era experta en eso, sabía leer los cielos con solo echarles un vistazo, siempre acertaba con el tiempo. Parecía tener un don para ello. Aun así Débora hizo caso omiso a sus advertencias, le apetecía pasear por el río, la tormenta aún tardaría unas horas. Le apetecía esconderse tras el sonido del río, quitar las palabras de su pensamiento, todo lo que le había ocurrido desde hacía unas semanas la habrían vuelto loca si no fuera por esos pequeños momentos en los que lograba mantenerse alejada de la tierra y se encontraba de nuevo, sin olvidar quien era y que era todo lo que la rodeaba, la magia que cubría todo su alrededor. Caminó durante minutos siguiendo el curso del río, quería llegar al lago donde todo parecía más pausado y tranquilo. La verdad era que en el poblado la vida no era ajetreada, ellos lograban dar a las cosas el lugar que les correspondía apartando por completo de sus vidas la superficialidad en la cual ella misma se había visto envuelta en los últimos años de su vida. Se había dejado llevar por la frialdad que caracterizaba a la mayoría de las personas que la rodeaban, incluido su padre, quien había olvidado el sentido de la vida el día que murió su madre. Sumergida en sus pensamientos llegó hasta la orilla del lago, donde se unía con el río. Sabía que si andaba unos pasos más llegaría hasta el prado verde que lo rodeaba. Antes de seguir caminando miró hacia el horizonte por donde cada vez más, las nubes se acercaban cubriendo todo a su paso, creando en el ambiente ese color melancólico que tanto le gustaba. Cruzó los árboles que cerraban su paso y se respaldó contra el tronco de uno de ellos para disfrutar de la vista, fue entonces cuando vio una silueta bajo el sauce que se alzaba cerca de la orilla. Era un hombre que estaba de cuclillas, con los brazos apoyados sobre las rodillas y la mira perdida entre las aguas. Tardó unos minutos en reconocerle, no puede ser, se dijo cuando estaba a unos doce pasos de la figura. Era Joka, Débora intentó retroceder sin hacer ruido, no quería que la escuchara. Tenía que salir de allí antes de que la viera, pero aun caminando sigilosamente pisó una rama seca se encontraba tras ella. Joka enseguida se giró hacia donde ella se encontraba, se levantó y se quedó allí parado, mirándola. A Débora le dio un vuelco el corazón, creía que se le iba a salir del pecho, no quería que sus miradas se cruzaran así que cabizbaja le dio la espalada dispuesta a volver por donde había ido. ¿Por qué le temblaban las rodillas? Sentía el ardor de sus mejillas recorriéndole todo el cuerpo. Casi no podía caminar, pero la rabia que sentía hacia él era más fuerte que todo eso. Él la había secuestrado, la había humillado y golpeado y sin embargo ella había ido a dar con él, con la última persona del mundo que quería ver en esos momentos. De pronto un fuerte trueno hizo que se sobresaltara, la lluvia empezó a caer fuertemente ansiosa de llegar a la tierra. Tenía que haber hecho caso a Kira ahora no solo tenía que salir de allí corriendo si no que también corría el riesgo de que un rayo le callera en la cabeza. Cada vez caminaba más rápido, quería llegar al sendero del río lo antes posible, allí podría protegerse de la lluvia, pero antes de que pudiese alcanzarlo una mano volvió a agarrarla por el brazo, de la misma manera que la noche anterior. Débora apretó los puños fuertemente, era tanta la rabia que sentía que no iba a dejar que la tocara de nuevo, se giró y lo golpeó en la mejilla, pero él no se movió, así que le golpeó de nuevo, esta vez más fuerte, sin darse cuenta se dejó llevar por un impulso de golpearle y golpearle una y otra vez.
- ¡Maldito! ¡Te odio! – Gritaba - ¿¡Pero como te atreviste a besarme!? ¿¡Qué es lo que quieres!?
Joka la cogió de ambos brazos, estaba empapado por la lluvia y por su cuerpo resbalaban cada una de las gotas que caían del cielo. La miraba ensimismado, su moño se había desecho por la fuerza del agua y caía a lo largo de su espalda mostrando su larga cabellera rubia, los labios rojos por el frío lo invitaban a besarla de nuevo.
- ¡Suéltame! ¡He dicho que me sueltes!
Débora intentó escaparse de sus manos y correr hacia el sendero, pero Joka la cogió con ambos brazos por la cintura y en un último esfuerzo por evitar que se marchara la puso frente a él esquivando los golpes que ella le lanzaba.
- ¡Suéltame! ¿qué es lo que quieres? ¿eh? ¡Contéstame! ¿qué es lo que quieres?
- A ti – Susurró Joka.
Era la primera vez que le hablaba, que se dirigía directamente a ella. ¿A ti? ¿Por qué le decía eso? Pero Joka sabía muy bien porque había pronunciado esas palabras. Ahora sí estaba seguro, quería besarla, ardía en deseo de sentir su cuerpo junto al suyo y no le importaba si le golpeaba, antes de que Débora pudiera decir nada la beso de nuevo. Pero ella se contuvo y le apartó de su lado quedándose frente a él, atónita. Todo su interior ardía al ver su mirada fija en ella, al ver sus labios ansiosos por los suyos al sentir la respiración entrecortada que se abría paso bajo su pecho. Temblorosa se acercó a él y le acarició las mejillas dejando que sus manos llegaran hasta sus labios húmedos por la lluvia, los repasó suavemente con la yema de sus dedos y se dejó llevar por la fuerza de sus brazos que la llevaban hacia su cuerpo firme. Por unos minutos se miraron fijamente como si no existiera nada entre ellos, nada que pudiera romper aquella pasión que les envolvía. En ese momento algo se deshizo en el interior de ella, algo que dejaba escapar lo más profundo de sus deseos y que la obligó a dejarse llevar por esa fuerza que les unía. Se acercó a él y le besó despacio, saboreando cada una de las gotas que bañaban sus labios, acariciando el calor de su aliento mientras sus manos acariciaban su cuerpo y la dejaban caer tímidamente sobre la hierva húmeda. Joka la acariciaba por debajo de la falda, podía sentir como sus manos firmes se alzaban desde los muslos hasta la cintura y eso la estremecía, sentía su piel tan cálida y llena de vida. Su mirada profunda se fijaba en ella mientras se abría paso entre sus piernas llevándola al placer más absoluto, formando parte el uno del otro. ''

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67382
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por lucia » 03 Oct 2012 20:42

Estoy con Askat, no me gustan las violaciones, y menos que luego a partir de ello se enamore la chica del violador :roll:

Avatar de Usuario
Lebasy
Lector ocasional
Mensajes: 26
Registrado: 03 Oct 2012 04:55

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Lebasy » 04 Oct 2012 01:07

lucia escribió:Estoy con Askat, no me gustan las violaciones, y menos que luego a partir de ello se enamore la chica del violador :roll:


Hola Lucía,

Antes de nada muchísimas gracias por leerlo :). Voy a colgar el trocito que viene delante para ver si de esa manera se le puede dar otro enfoque, no era mi intención que pareciera una violación. Mi idea era que ella se fuera enamorando poco a poco, pero creo que eso está en los capítulos anteriores.

''Aquella noche celebraban la llegada de la primavera. El silencio de la noche se adornaba con los sonidos rítmicos de los tambores y las maracas. Los hombres y mujeres habían adornado sus cuerpos con pieles de colores y coronas de plumas que hacían danzar al son de la música. Sus cuerpos brillaban bajo la luz de las llamas. Débora los admiraba sentada frente a la hoguera al otro extremo de donde se encontraba Gran Jefe. En ocasiones sentía su cuerpo mecerse por los cantos. Miraba como saltaban y se contoneaban y sentía el deseo de unirse a ellos. Miró a Gran jefe, que movía los labios dejando sonar un bello canto de palabras que todos correspondían, incluso Joka, de quien no pudo apartar la mirada. Llevaba el pecho desnudo y empapado de sudor, estaba firme y robusto y la luz lo acariciaba con gran delicadeza y sin esfuerzo. Se dejaba llevar por el sonido como un pájaro por el viento. Los movimientos de sus piernas hacían que todo su cuerpo saltara moviendo las plumas que adornaban sus cabellos de un lado para otro. Era hermoso, pensó y sintió una gran fuerza que la empuja hacia a él, todo su cuerpo se estremeció y un escalofrío recorrió cada una de sus extremidades. Algo se encogía en su interior, pero no podía dejar de mirarle, era tan bello. Entonces él levantó la cabeza al son de la música, por un momento sus miradas se cruzaron pero las palabras de Kira, que estaba sentada junto a ella con Loya entre sus brazos, la despertaron de su embeleso.
- Débora, ¿estás bien? – Preguntó

- Sí… - respondió nerviosa.- Creo que…


- ¿qué?

- No me encuentro bien. Iré a dormir.

Dijo si esperar respuesta y se incorporó, pero no pudo evitar girar la cabeza para mirarle de nuevo, él había dejado de bailar y la miraba fijamente. Estaba segura de que lo hacía temiendo una posible huida, pero eso era en lo último que pensaba en aquellos momentos, por nada de el mundo quería volver a vivir un encontronazo con él. No ahora. ¿Cómo había pensado que era hermoso? Era un hombre tosco y sin sentimientos y la odiaba. Incluso se odiaba a ella misma por haberlo deseado, ansiando que esos brazos que había visto bajo la luz de las llamas la abrazaran y acariciaran. Pero ¿cómo he podido pensar una cosa así? Se preguntó. ¡No puedo seguir aquí mirándole! Susurró llevándose las manos a la boca y corriendo para alejarse de allí.
Gran jefe la observó sin dejar de cantar y miró a su hijo que continuaba inmóvil al lado de la hoguera sin apartar la mirada de la joven. Él sabía que durante esas noches los más internos pensamientos afloraban y la actitud de Débora denotaba que algo había pasado en su interior, pero debía dejar que cada cual hiciera su camino. Entonces Lana llamó su atención y con una mirada le indicó que mirara hacía Joka, que corría hacia la joven, ella enseguida hizo un ademán para incorporarse y salir tras ambos, pero gran Jefe la detuvo sosteniéndola por el brazo y negando con la cabeza.
Débora andaba deprisa, sin mirar atrás, ajena a que Joka corría tras ella. Pero sus pasos eran silenciosos como los de un felino. Era ágil, rápido y tenaz, antes de que pudiera entrar en la tipi la agarró por el brazo.
- ¡Déjame! – Gritó Débora intentando deshacerse de sus manos.- ¡No voy a escapar!
Pero Joka no la soltaba. La miraba fijamente con sus profundos ojos negros sin pronunciar palabra, como siempre.
- ¡He dicho que me sueltes!- Gritó de nuevo.
Pero la agarró más fuerte y tiró de ella acercándola hacia a él sin cambiar el gesto de su rostro. Parecía inmune a todo su alrededor, impasible ante los movimientos de Débora que intentaba zafarse de él de todas las maneras posibles. Antes de que pudiera gritar de nuevo la acercó tanto hacia él que Débora podía notar el latido de su corazón chocando contra su pecho, su respiración lenta y tranquila y el calor de sus labios al unirse con los suyos. Débora sentía un cuerpo cálido junto al suyo, unos labios tiernos y pasionales, sentía un ser lleno de vida y de cariño, algo que Joka no era, se apartó bruscamente de él y golpeó su mejilla con todas sus fuerzas. Joka giró la cara hacia un lado, por unos segundos Débora esperó que dijera algo, una palabra, un gesto, un movimiento, pero nada él seguía impasible ante su mirada, ante su golpe. Aturdida entró en la tipi, se echó sobre la gruesa piel que hacía de cama y cerró los ojos. Estaba dispuesta a olvidar todo lo ocurrido aquella noche, incluso sus pensamientos habían sido más de lo que podía soportar.''

Avatar de Usuario
Rubaoliva
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 308
Registrado: 28 May 2012 15:11
Ubicación: Bronxtoles

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Rubaoliva » 04 Oct 2012 14:33

¿Entonces Debora se va enamorando de Joka por pura cabezonería de este último no? La domina y la hace suya cuando quiere... como eso que dicen que el que la sigue la consigue...
:101: Charlie and the chocolate factory Roald Dahl
Add me to Goodreads

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67382
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por lucia » 04 Oct 2012 19:45

Síndrome de Estocolmo.

Avatar de Usuario
Lebasy
Lector ocasional
Mensajes: 26
Registrado: 03 Oct 2012 04:55

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Lebasy » 05 Oct 2012 09:14

Hola Rubaoliva y Lucia,
Creo que no he acertado con el fragmento y aunque después de leerlo sé que le faltan muchas correcciones y es un tanto mediocre me gustaba mucho la idea principal. Mi idea era mostrar un amor puro, una historia donde los personajes se enamoran poco a poco. Ella, una chica de ciudad, es secuestrada por un pueblo nativo norteamericano (por motivos que ahora son indiferentes) y no conoce su pueblo ni su forma de vida. Creo que la relación entre ellos pasa de odio a pasión, sin que ellos lo prevengan, a medida que va pasando la historia.

Quería mostrar ese tipo de amor que no se prevé, pero que también es puro. En el fragmento que escribí ella ya siente esa pasión que la empuja hacia él y Joka, que quería mostrar como un personaje reservado y serio, en realidad es muy diferente de como ella lo ve en los primeros capítulos, pero de una manera u otra ella no quiere aceptarlo. Por eso se niega a quererlo en un principio. Por eso se enfada con él. Ella nunca se ha enamorado y de repente empieza a sentir cosas que no conoce y por la persona que menos esperaba. Pero él no la viola ni mantiene secuestrada de esa manera que pensáis. Por lo menos en mi idea :). Y tampoco la fuerza, él solo le roba un beso por la noche y otro al día siguiente, es ella la que después se deja llevar por sus sentimientos.

Pero claro tengo que aceptar que a mucha gente no le guste. Después de releerlo varias veces sé que tiene muchos errores por corregir y es un poco aburrido además de no tener las ideas principales unidas correctamente. De todas formas creo que tampoco he acertado mucho con el fragmento ya que tiene un trasfondo mayor del que puede leerse en esos párrafos y que quería ir mostrando poco a poco a medida que pasan los capítulos. Pero creo que la forma de expresado, a lo mejor, tampoco ha sido la correcta. Se trata sólo de la típica historia de amor-odio al principio, pero quería que fuera muy pasional. Me gusta mucho la novela romántica, pero en realidad estoy un poco cansada de la típica historia que deja un poco indiferente, donde dices ¿ya está? Por eso quería escribir una que no pecara de castidad.
Muchísimas gracias por dedicar vuestro tiempo a leerlo y comentarlo. Sigo abierta a cualquier tipo de crítica y todas ellas me pueden ayudar a hacer las cosas un poco mejor.

Avatar de Usuario
Calcetina
Lector voraz
Mensajes: 163
Registrado: 13 Jul 2011 13:10
Ubicación: CyL

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Calcetina » 05 Oct 2012 12:59

Sin entrar a valorar la historia de amor (porque sólo con fragmentos no puedo decir nada), yo creo que escribiría los diálogos de otra manera... No su contenido, sino que tienen todo el rato la misma estructura. No sé si me explico :mrgreen:

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 67382
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por lucia » 05 Oct 2012 18:40

Lebasy, si el estereotipo está bastante extendido y además pegaría el secuestro en esa situación. Vamos, que lo que no pega mucho es situarlos en mitad de una pradera americana y hacerles comportarse como chicos del instituto de la esquina, pero es que lo sitúas justo a mitad de camino.

Avatar de Usuario
Lebasy
Lector ocasional
Mensajes: 26
Registrado: 03 Oct 2012 04:55

Re: Fragmento de relato romántico/erótico

Mensaje por Lebasy » 07 Oct 2012 10:55

Muchas gracias de nuevo por los comentarios, creo que tenéis toda la razón del mundo. Me había dado cuenta de muchos errores, pero aunque sabía que algo le pasaba a los diálogos no lo hubiera visto si no me lo decís :oops: Que horrible! Sé que aun tengo mucho que aprender y mejorar, pero ganas no me faltan :D . También tengo que decir que leer vuestros comentarios y los que me han llegado por privado me ha ayudado a abrir un poco la mente y quizá a hacer las cosas mejor. He dejado la novela romántica por ahora (que era lo que había hecho hace un par de años) y he vuelto a centrarme en la de fantasía. Espero subir algo pronto y que, si no gusta, por lo menos se pueda decir que está mejor escrito, jejeje.

Un abrazo foreros :cunao:

Responder