Cyberpunk (relato corto)

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Responder
Avatar de Usuario
Maister
Lector voraz
Mensajes: 166
Registrado: 27 Mar 2012 01:06
Ubicación: Sentado junto a la Dama Oscura.

Cyberpunk (relato corto)

Mensaje por Maister » 01 May 2013 02:00

Este es el inicio de un relato que escribí hace ya bastante tiempo y que en principio iba a ser mucho más largo. Aunque nunca lo llegué a terminar, creo que este fragmento por sí solo no queda mal del todo.

Imagen

Cyberpunk

Calvin apenas podía ver nada; la oscuridad de la noche y la llovía cayéndole directamente en los ojos combinaban una mezcla letal para su visión.

«Siempre está lloviendo en esta puta ciudad», pensó.

Los anuncios de neón arrancaban destellos de todos los colores imaginables sobre los charcos. Había tantos y tan diferentes que Calvin se preguntaba a sí mismo cómo podía caber tal cantidad tiendas y negocios en una calle tan pequeña. El agua de lluvia formaba pequeñas cascadas hasta el suelo al caer desde los carteles de menor altura.

Calvin se fijó en uno de los anuncios, el lugar adonde iba. ''Open'' se llamaba, que quqería decir ''Abierto''; siempre le había parecido un nombre gracioso para un prostíbulo.

«Más bien sería ''Abiertas''», pensó riendo.

De un callejón junto a la entrada le pasaron volando algunos asquerosos amasijos de basura y una papelera rodando. Un brillo metálico le llamó la atención.
Estaba dentro de un cubo de basura, le miraba con ojos inexpresivos y vacíos, no se movía lo más mínimo y parecía completamente inerte. Tirado en el suelo, junto a una de sus manos, había un cartel en el que ponía: ''Una donación. Por favor, no dejéis que me apague''. Parece que a la gente no le había prestado demasiada atención. Aún con todo, su rostro inanimado mostraba una sonrisa.

Calvin se estremeció.

«No me imagino cuál puede ser la razón para sonreír cuando se está en una situación así.»

Abrió la puerta y entró al Open. La sala no era muy grande, se constituía principalmente por un mostrador y unas escaleras que llevaban arriba. Las paredes eran moradas, y el suelo estaba cubierto por una alfombra roja.

—Bienvenido al Open —le saludó la recepcionista—. Ah, hola Calvin; siempre eres bien recibido aquí.

—Y yo me alegro de que se me reciba tan bien —colgó la gabardina en un perchero y se subió las gafitas—. Es muy tarde, más de lo habitual, no sé si se podrá hacer algo...

—Oh vamos, relax, Calvin. A un sitio como este la gente, de hecho, suele preferir venir a estas horas; tú eres el único que suele venir de día. —La expresión ''de día'' no era más que eso, una expresión, ya que la excesiva contaminación y la climatología hacían que rara vez se viera la luz del sol en River City—. Nadie ha entrado nunca en mi club y ha salido decepcionado, salvo los típicos idiotas que quieren pasárselo bien y luego no pagar; pero a esos los metemos en un saco y los tiramos al río.

—Y bien que hacéis —asintió Calvin—, todo el mundo tiene derecho a que le remuneren su trabajo, y aún más cuando es uno tan honrado y necesario como el vuestro. —Escuchó un maullido—. ¿Cómo está tu gato, por cierto? ¿Ha mejorado?

—Está ahí, ahí, Calvin. Mejor que la última vez que viniste, me alegro de decir. Ahora mismo anda por la trastienda haciendo de las suyas, gracias por preguntar. —La mujer llamada Xessa dio una palmada. Una chica de piel oscura bajó las escaleras. Tenía el pelo negro como el azabache, los ojos marrones y la ropa apenas tapaba lo que debía de tapar. —¿Te gustan las mujeres de piel oscura de África, Calvin?

Calvin se subió las gafas, sonrió.

—Yo no le hago ascos a nada —dijo—. Pero no estoy seguro del todo.

—Como quieras. —Dio dos palmadas, la chica que bajó esta vez era más bajita que la otra, de piel muy clara y unos hermosos ojos verdes; y rubia, pero estaba tan plana como una tabla de planchar.

—Casi —replicó Calvin. Trazó un par de círculos en el aire con las manos—. Pero le falta ''algo''.

Xessa rió.

—Muy bien, que no se diga que nadie sale descontento de mi club. Me he guardado lo mejor para el final. —Dio tres palmadas. La tercera chica era más alta que la segunda, pero menos que la primera; tenía un precioso color de pelo castaño oscuro con reflejos azules. El iris de sus ojos emitía un extraño brillo celeste, a Calvin le parecía haber visto algo muy raro en él, pero teniendo en cuenta que había bebido decidió no darle importancia. El escote enseñaba lo suficiente como para convencerlo de sobra.

—Gracias Xessa —sonrió Calvin.

—Disfruta —rió la recepcionista.

Calvin subió las escaleras junto con su ''acompañante''. Recorrieron un interminable pasillo lleno de habitaciones. Un par de luces parpadeaban, y una se fundió cuando pasaron bajo ella.

—Os hace falta llamar a un electricista —rió Calvin. La chica no respondió.

Entraron por una de las últimas puertas del pasillo. La habitación era espaciosa, iluminada por bombillas rojas. La cama ocupaba una pared entera, y había un equipo de música con varios altavoces, ya que según se decía, la música era uno de los mejores sistemas para comenzar la excitación sexual.
Uno de los armarios estaba abierto. En su interior había una interminable cantidad de aparatos y de mecanismos extraños que parecían pensados para las mayores perversiones imaginables. Calvin lo cerró.

—Y... bueno —balbuceó—. ¿Cómo te llamas?

—No tengo nombre —la voz de la acompañante le pareció realmente sensual. La chica se acercó a un espejito junto a un tocador—. Por favor, túmbate en la cama. Echa las cortinas, es más excitante si no me ves mientras me preparo.

Calvin obedeció.

—¿Que suelen decirte tus clientes sobre tu... ''habilidad''? No es que dude de ninguna de las chicas de Xessa, es solo por sacar un tema de conversación.

—Oh tranquilo —la chica cerró durante un instante sus interminables pestañas. Su pupila creció y se iluminó de color azul, de una forma horripilante. Se arrancó un brazo, algo centelleó junto al espejo—. Hoy vamos a montar aquí una fiesta de mil demonios.

E.N.D

Avatar de Usuario
lucia
Cruela de vil
Mensajes: 68169
Registrado: 26 Dic 2003 18:50

Re: Cyberpunk (relato corto)

Mensaje por lucia » 01 May 2013 20:37

El principio deberías repasarlo. Y, ciertamente, hiciste bien en no alargarlo mas. El final abierto a la imaginación es mucho mejor que si hubieses explicado lo que pasa a continuación.

Avatar de Usuario
Flipado
Lector ocasional
Mensajes: 30
Registrado: 04 May 2013 01:34
Ubicación: Cádiz

Re: Cyberpunk (relato corto)

Mensaje por Flipado » 04 May 2013 02:29

Al principio tienes algunos errores en la escritura.
En cuanto al relato tengo que decir que es interesante y te animo a que sigas escribiendo.
Miento tan bien que me río cuando digo la verdad.

Avatar de Usuario
Larabel3
Lector ocasional
Mensajes: 31
Registrado: 01 Feb 2013 21:23

Re: Cyberpunk (relato corto)

Mensaje por Larabel3 » 11 May 2013 13:30

Está guay, bien escrito, con maestría: se nota cierta influencia a lo Blade Runner. Yo te recomendaría, de todos modos, introducir elementos poco típicos de los textos cyberpunk o de ciencia ficción, como por ejemplo: gente vestida de época, algún elemento religioso. No sé...
Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia

Avatar de Usuario
duados76
Lector voraz
Mensajes: 190
Registrado: 20 Ene 2012 12:20

Re: Cyberpunk (relato corto)

Mensaje por duados76 » 13 May 2013 15:33

Buenas,

Me ha gustado el relato. Está escrito de forma muy ágil y al final te quedas con ganas de más. Yo soy de los que te animan a que sigas escribiendolo :cunao:

:hola:

Responder