Jubiabá - Jorge Amado

Novela internacional de nuestros tiempos.

Moderadores: Ashling, magali, caramela

Responder
Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 06 Ago 2013 10:29

Jubiabá
Jorge Amado

Imagen Imagen

Título original: Jubiabá (1935)
Traductor: Basilio Losada

Publicada en 1935, Jubiabá es una novela narrada en tercera persona y ambientada en Salvador de Bahía.

Su protagonista es Antonio Balduino, apodado Baldo, un joven negro y pobre que entra a trabajar al servicio de una familia rica. Allí se enamora de Lindinalva, moza blanca, hija de sus patrones, a quien considera como un amor imposible por las diferencias raciales y sociales que hay entre ambos. Baldo huye de la casa, establece amistad con un mago y santón llamado Jubiabá, y vive mil aventuras como niño de la calle, vagabundo, sambista, boxeador, trabajador en una plantación de tabaco, artista de circo, estibador de los muelles del puerto e incluso líder de una huelga de trabajadores portuarios. Mientras tanto su amor por Lindinalva crece y crece.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Cape
Vivo aquí
Mensajes: 6455
Registrado: 03 Dic 2007 23:50

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Cape » 06 Ago 2013 11:41

:lista:
Leyendo: Rayuela - Julio Cortazar
Último leído: HHhH - Laurent Binet
RECUENTO 2015

ANOBIIhttp://www.anobii.com/01ff5409e2a4f67e87/books

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 06 Ago 2013 12:05

No sé si te será fácil conseguirla, Cape. Ojalá me equivoque y en alguna de esas bibliotecas que tienes a mano...

Ella me vio a mí ayer, cuando entré en la tienda de viejo de siempre. Me dio un silbidito y me costó encontrarla porque estaba escondida entre otros libros. No sé el tiempo que llevaría allí, arrinconada, olvidada.

Para mí fue un flechazo a primera vista, corroborado al hojear alguna que otra página al azar y confirmado cuando vi que en uno de sus párrafos se citaba la leyenda de A nau Catrineta que Fausto Bordalo Dias tuvo a bien musicar.


Enlace

He editado para redireccionar el enlace.
Última edición por Gretogarbo el 20 Nov 2018 18:19, editado 1 vez en total.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Cape
Vivo aquí
Mensajes: 6455
Registrado: 03 Dic 2007 23:50

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Cape » 06 Ago 2013 15:33

Hola Greto.

Lo he encontrado, pero no en papel.
Me imagino lo contento que debes de estar cuando tras mucho tiempo de búsqueda encuentras escondido en un montón de libros la obra que tanto tiempo llevabas buscando.
Gracias por el vídeo
:hola:
Leyendo: Rayuela - Julio Cortazar
Último leído: HHhH - Laurent Binet
RECUENTO 2015

ANOBIIhttp://www.anobii.com/01ff5409e2a4f67e87/books

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 07 Ago 2013 12:37

No la buscaba, Cape. Ni siquiera sabía que existía. Pero apenas fue ojearla (ayer era hojearla) un poco para caer rendido. A veces ocurren esas cosas. Lo dijo muy bien Fito Páez, con vestido y con amor, también en una canción que aquí no viene a cuento. No es la primera vez que me sucede.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
leonita
Vivo aquí
Mensajes: 11328
Registrado: 26 Ago 2009 07:54
Ubicación: En una Cuesta

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por leonita » 07 Ago 2013 13:18

¡Ooooh! Esta novela la leí de adolescente y me encantó :08: Mi madre la tenía en una antigua edición del Círculo y la descubrí en casa de mi abuela :dentadura: Es un libro tierno y duro a la vez, con un trasfondo de crítica social muy interesante.
:101: Mi prima Rachel - Daphne du Maurier

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 07 Ago 2013 13:26

La crítica social y la dureza se la adiviné en algún párrafo que leí en diagonal. La ternura está por descubrir.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 15 Nov 2018 10:42

Y creo que ya va siendo hora de descubrir esa ternura que decía leonita.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 20 Nov 2018 18:56

Si unos cuantos mensajes más arriba, pero unos cuantos años antes, hacía referencia a un fragmento encontrado ocasionalmente al hojear/ojear la novela, que estaba relacionado con una canción de Fausto Bordalo, ahora, ya metido en su lectura, me he topado con otra correlación similar.

"La madrina no quería que se casara con un soldado, pero ella insistió tanto que al fin aceptó, aunque antes tuvo que escaparse de casa. La boda estaba ya prevista para agosto, en cuanto el novio lograra los galones de cabo, que ya le había prometido el capitán. Pero María dos Reis conoció al negro Antonio Balduino en la macumba de Jubiabá. Antonio Balduino no era soldado, era un vagabundo y hacía sambas. Tampoco escribía cartas ni hablaba de casamiento.
Cuando entraban en el comedor, en la fiesta de Ribeirinho, le pasó una tarjeta:

Doblando esta esquina será el sí.
Mi alma sufre.
Y feliz sería si la señorita aceptara mi declaración de amor.
Devolviendo intacta esta tarjeta me dará una esperanza.
Doblando esta esquina será el no."

No sé si este uso de mandar tarjetas en las que tendría que doblarse la esquina del sí o la del no como respuesta al ruego del amado era algo habitual antes en muchos países; o algo habitual antes sólo en los países lusófonos. Lo digo porque un hecho similar se relata en el poema titulado Namoro de Viriato da Cruz, poeta angoleño nacido en 1928, siete años antes de la publicación de Jubiabá, y que Fausto Bordalo musicó.

phpBB [media]

Enlace

Mandei-lhe uma carta em papel perfumado
e com letra bonita eu disse ela tinha
um sorrir luminoso tão quente e gaiato
como o sol de Novembro brincando de artista nas acácias floridas
espalhando diamantes na fímbria do mar
e dando calor ao sumo das mangas.

Sua pele macia era sumaúma...
Sua pele macia, da cor do jambo, cheirando a rosas
sua pele macia guardaba a doçura do corpo rijo
tão rijo e tão doce como o maboque...
Seu seios laranjas, laranjas do Loge
seus dentes... marfim...
Mandei-lhe esa carta
e ela disse que não.

Mandei-lhe um cartão
que o amigo Maninho tipografou:
"Por ti sofre o meu coração"
Num canto SIM, noutro canto NÃO
E ela o canto do não dobrou.

Mandei-lhe um recado pela Zefa do Sete
pedindo rogando de joelhos no chão
pela Senhora do Cabo, pela Santa Ifigénia,
me desse a ventura do seu namoro...
E ela disse que não.

Levei à avó Chica, quimbanda de fama
a areia da marca que o seu pé deixou
para que fizesse um feitiço forte e seguro
que nela nascesse um amor como o meu...
E o feitiço falhou.

Esperei-a de tarde, à porta da fábrica,
ofertei-lhe um colar e um anel e um broche,
paguei-lhe doces na Calçada da Missão,
ficamos num banco do Largo da Estátua,
afaguei-lhe as mãos...
falei-lhe de amor... e ela disse que não.

Andei barbudo, sujo, e descalço,
como um mona-ngamba.
Procuraram por mim
" - Não viu... ai, não viu...? Não viu Benjamim?"
E perdido me deram no morro da Samba.
E para me distrair
levaram-me ao baile do sô Januário
mas ela lá estava num canto a rir
contando o meu caso
às moças mais lindas do Bairro Operário.

Tocaram uma rumba dancei com ela
e num passo maluco voamos na sala
qual uma estrela riscando o céu!
E a malta gritou: "Aí Benjamim!"
Olhei-a nos olhos, sorriu para mim,
pedi-lhe um beijo,
lá lá lá lá lá
lá lá lá lá lá
e ela disse que sim.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Avatar de Usuario
Gretogarbo
Vivo aquí
Mensajes: 6346
Registrado: 11 Abr 2007 11:10
Ubicación: Esperando

Re: Jubiabá - Jorge Amado

Mensaje por Gretogarbo » 23 Nov 2018 12:37

Ayer terminé esta magnífica novela, que me ha parecido desgarradora por las condiciones de vida de los negros y de los pobres de Bahía a principios del siglo XX, recién abolida la esclavitud en Brasil, que en ella se narran. Los pasajes tiernos, que refería leonita, se cuentan con los dedos de media mano.

No sé el motivo por el cual Jorge Amado eligió al pai-de-santo Jubiabá para dar título a la novela y no a Antonio Balduino, que es el verdadero protagonista de la historia.

Por cierto, cuando leía las últimas líneas del libro, en el autobús,...

Romance de Antonio Balduino
Esta es la historia de Antonio Balduino,
negro valiente y peleón, vagabundo y pendenciero
pero de buen corazón...


... la única pasajera que iba detrás de mí, en cuyo aspecto me había fijado al sentarme yo, quizás porque su piel chocolate con leche, su melena lisa color caoba, sus cejas perfiladas y sus gruesos labios me hicieron pensar en que pudiese ser alguna de las muchas amantes de Baldo, recibió una llamada de teléfono. Se puso a hablar en un perfecto brasileño, pero su voz grave y cavernosa me dijo que era el mismo Antonio Balduino, aunque travestido, el que me iba a ambientar el final de la novela.
Tan pronto escardaba, sembraba o regaba en su jardín, como leía o escribía. Sólo usaba de una palabra para designar estas dos clases de trabajo: llamábalo jardinear.
Los miserables, de Victor Hugo

Responder