CM - El Jardinero Errante - Prófugo

Relatos que optan al premio popular del concurso.

Moderadores: kassiopea, noramu

Avatar de Usuario
Lifen
Vivo aquí
Mensajes: 23538
Registrado: 19 Jul 2010 08:57
Ubicación: Zaragoza

CM - El Jardinero Errante - Prófugo

Mensaje por Lifen » 17 May 2014 10:39

El Jardinero Errante

Otra noche de domingo más. Hoy ni la luna se ha compadecido de este solitario perdedor y ha optado por refugiarse muy lejos de mi vista, ocultándose donde no la atormente con mis lamentos y congojas, decidiendo seguramente, muy cansada de mí, abandonarme en mis penurias, que me gusten o no, son mías y no de ella.

Y no la culpo, como tampoco lo hago con el mundo, más específicamente con esta sociedad, que me ha empujado sin contemplaciones a caer en el abismo en el que hoy me encuentro sumergido, donde mi único halo de luz es el que ella me obsequia, siendo así mi única amiga que me acompaña algunas noches, en las que le apetece, haciéndose acreedora de mis secretos celosamente guardados al mundo.

Como viene siendo habitual, al concluir con desgana mi pírrica cena – un insípido huevo cocido acompañado de un pan duro y un vaso de agua – vuelvo a abrir con nostalgia el viejo libro de un tal Shakespeare, que Julia me obsequió aquel 14 de febrero de 1890. Al hacerlo, irremediablemente encuentro aquella vieja foto que guardo de ella, detallándola noche tras noche, recordando lo pobre pero feliz que fui en aquellos días.

Era realmente hermosa. Contaba con 22 años – dos menos que yo – y acababa de ser abandonada por el señorito que supuestamente se casaría con ella. Una hora antes de la señalada para su boda, ante el asombro general y un total desconcierto, vestida de blanco a la vera de la iglesia, el novio decidió huir sin presentarse ante su amada, tras seis largos años de noviazgo y múltiples promesas sin cumplir.

Jamás supe con certeza los motivos por los cuales el muy afortunado señorito Juan Palacios decidió marchar lejos de Segovia sin dejar huella, sin tan siquiera tener la gentileza y un mínimo de hombría de dejarle una carta de despedida explicándole los motivos de su inesperada decisión. Solo comprendí que se fue dejándola sola, ahogándose en un mar de lágrimas, con un raudal inmenso de sueños tirados por la borda, un prestigio destrozado y con un futuro incierto.

Verla en aquel estado me rompía el alma. Reconozco haber estado enamorado de ella desde el primer día que nos conocimos, cuando tan solo éramos unos niños, pero jamás tuve la valentía necesaria para hacérselo saber.

De todas maneras, poco o nada hubiera ganado confesándole tal osadía. Y es que… ¿Cómo un simple jardinero de tan poca monta como yo, sin estudios, de un porte tan poco agraciado y unos ahorros tan escasos, podía insinuarle a la hija de Don Jaime Moreno, que suspiraba de amor por ella? ¿Es que acaso pretendía, ignorante yo, que semejante señorita de tan alta esfera, adornada con esa fresca y radiante belleza nívea, se fijara en mí, Benito Roca, hijo de Segundo Roca, al cual admiré con locura, pero que humildemente era tan solo uno de los criados más serviciales de Don Jaime?

El destino, a veces tan cruel, en aquel entonces me regaló el más añorado de mis sueños: compartir horas al lado de la señorita Julia. Ferozmente herida por tan atroz abandono, buscó refugiarse durante horas en el jardín, al lado de sus inseparables “Bigote” y la pequeña “Lulú”, donde pasaba horas leyendo bajo un frondoso olmo y jugando con sus fieles mascotas.

Por mera casualidad tuve la dicha de poder ser su pañuelo de lágrimas. Me contó sus anécdotas, aventuras, sueños, planes de futuro que contemplaban formar un hogar con muchos hijos como cualquier señorita de alta sociedad. Y yo, irremediablemente soñaba imaginándome ser el elegido para tan afanado sueño.

Aprendí poco a poco a leer gracias a ella. Para mí era todo un honor y satisfacción recibir sus clases. Como recompensa por ser tan buen alumno – según ella- me regaló su libro favorito de William Shakespeare, haciéndome prometer que le recitaría cada día unos versos diferentes y así poder comprobar mi avance permanente como destacado lector.

Un buen día, mi adorable maestra tenía previsto retratarse por el fotógrafo que inmortalizaría en imágenes su boda. Ella me pidió que la acompañara a dar un paseo por el pueblo, a pesar de estar mal visto que una señorita como ella se exhibiera con un joven que no fuese su prometido, aunque contaba con la compañía de sus adorables Bigote y Lulú. Durante todo el camino conversamos sin descanso, y ante una de sus tantas peticiones, accedí a ver como posaban los tres una toma tras otra cerca de la iglesia de Pedraza. Todas las fotos resultaron encantadoras, pero la última fue para mí, sin duda, la más especial. En ella la señorita posó su mirada dulce y aun triste al frente de la mía, decidiendo más adelante obsequiar dicha reliquia al más humilde y preciado de sus admiradores. Sobra decir que esta imagen la contemplo desde entonces noche tras noche recordándola con alegre nostalgia.

Pocos días después me armé de valor. Tan pronto concluí la lectura diaria respiré hondo, y sudando a causa de los nervios, la tomé de la mano y le confesé por fin mi amor por ella. Fue un momento difícil, ni siquiera fui capaz de mirarla a los ojos y mi temor se incrementaba al imaginarme su reacción, su casi segura respuesta dolorosa que me aovillaba el corazón.

Afortunada y milagrosamente su respuesta negativa del todo jamás llegó. Sentí su mirada traspasando mi vergüenza mientras sus largas y sedosas manos ahora se acercaban a las mías. El roce de su piel, ese contacto poro a poro usurpando mi querer, logró activar mis carnales instintos, elevando así, con todo su esplendor, cada órgano adormecido hasta entonces de mi ser.

Despertando poco a poco de lo que parecía el mejor sueño de mi vida, aún recuerdo sus palabras en tan marcado momento de placer:

“Mi estimado Benito, eres sin duda un gran hombre. Cualquier señorita se sentiría honrada, como yo lo estoy, de recibir esas palabras de amor sincero y puro de tu parte. Y es que la vida es injusta, tu corazón vale oro pero con eso no basta para satisfacer mis sueños y así alcanzar mis metas añoradas. Te quiero y valoro como amigo, pero lamento que nuestras diferencias sociales puedan llegar a unirnos en algo más que una hermosa amistad. Y sí, ahora soy yo la que te confieso, mi estimado Benito, que me gustas, más por tus sentimientos que por tu apariencia, aunque tampoco pretendo engañarte, no estoy enamorada de ti y aún tengo heridas muy hondas en mi corazón difíciles de cicatrizar.”

Lejos de decepcionarme y claudicar, desde ese día me propuse con firmeza buscar la mejor manera de ganar mucho dinero sin tiempo que perder, ignorante yo, pensando que sería todo tan rápido y fácil, y que con eso, en caso de conseguirlo, podría lograr que mi amada Julia se enamorase de mí y así casarse conmigo.

Decidí salir por las noches. Primero comencé a participar en “riñas callejeras”, donde gané más golpes que monedas, para luego recolectar todo el escaso dinero que obtuve e invertirlo en una arriesgada apuesta en una “pelea de gallos”, acto muy común pero censurado, y por ello, practicado en el más estricto anonimato, donde cada viernes por la noche en un pueblo cercano a Pedraza, detrás de una casa abandonada y aislada del resto, muchos ganaderos llevaban a sus mejores fieras, previamente entrenadas, para combatir y así intentar ganar dinero, pero sobre todo, inflar su ego.

Sin pensarlo, entregando todo mi dinero, aposté a favor del gallo negro, y tras cinco largos minutos de intensa pelea, exploté de júbilo al ver que el gran “Zambo” resultaba ganador y yo me iría con una buena recompensa.

Al día siguiente, aún con mi cara amoratada de peleas anteriores, pero esta vez con un buen botín en mis alforjas, decidí comentarle a la señorita que ya tenía dinero suficiente para casarme con ella, ignorando por completo que eso era aún una miseria. Pero la ilusión se fue al traste, quizás fue lo mejor que pudo haber pasado, y así tener un recuerdo hermoso de mi añorada amada. Tan pronto me dirigí al jardín para empezar una nueva jornada laboral, pude ver como se montaba en un carruaje acompañada por dos maletas y sus fieles mascotas. Decidió irse a Madrid, lugar lejano y desconocido para mí.

Jamás volví a verla. Nunca supe qué experiencias le deparó el destino. Me quedé esperando una carta de su puño y letra. El dolor y la sensación de ser algo tan insignificante acabó con mis ilusiones y sueños. Tan solo fue un eterno amor platónico.

Decidí a los pocos días de su partida independizarme, necesitaba rehacer mi vida. Abandoné la mansión de Don Jaime y con ello a mi padre, pero antes tallé en el viejo olmo un “Julia, te amaré por siempre”.

Con el tiempo me casé con una humilde mujer pero no llegamos a tener hijos. A los cinco meses de vida conyugal se murió de una extraña enfermedad cuando empezaba su embarazo, recibiendo así el golpe definitivo del cual jamás pude ni quise levantarme. Decidí abandonar el anhelado sueño de encontrar otro nuevo amor, dándole la bienvenida en mi nueva vida al juego, la bebida y a cuanto vicio encontrara por mi camino errante.

Hoy me encuentro solo, un anciano prematuro a mis 40 años, sin nada en los bolsillos, sin la luna que me acompañe, pero con su foto y su recuerdo en lo más hondo de mi ser.
Última edición por Lifen el 17 May 2014 21:27, editado 1 vez en total.
Lifen
¿Nunca has pensado en participar en el Club de Lectura? Pues ya va siendo hora!!! 8)
Agenda 2017
Recuento 2017

Avatar de Usuario
Yuyu
Vivo aquí
Mensajes: 6443
Registrado: 02 Feb 2010 21:35
Ubicación: Asturias

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Yuyu » 17 May 2014 13:54

Julia, Bigote y Lulú, otra versión. Cuántos nombres recibirán los protagonistas de nuestra querida imagen antes de que acabe el concurso :boese040: ? Un relato muy correcto y muuuuy triste. Se me hizo un pelín pesado, algunas frases son eternas, muy largas. No he llegado a conectar del todo con el relato pero me parece bien hilado y das un montón de datos, familiares, lugares, está muy trabajado creo.
Me ha entretenido, gracias por compartirlo. :60: :hola:
Bleach - Tite Kubo
Calamity (The Reckoners III) - Brandon Sanderson
La fé de los caídos (LEdlV 12) - Terry Goodkind
El último sacrificio (Vampire Academy 6) - Richelle Mead

Avatar de Usuario
Tolomew Dewhust
Foroadicto
Mensajes: 3915
Registrado: 16 Ago 2013 11:23

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Tolomew Dewhust » 17 May 2014 16:55

Por el contrario, yo creo muy acertado el uso de las frases largas. Denotan melancolía y eso convierte a esta prosa, junto con el argumento, en letanía. De vez en cuando deberíamos intentar ahorrarnos comas e interrupciones con tal de no cortar el ritmo, la visualización.

Muy buena historia y a mi parecer muy bien contada.
Última edición por Tolomew Dewhust el 21 May 2014 11:27, editado 1 vez en total.
Tengo un castillo con ventanas a la mar y una puerta sin portal,
si te gusta, es tu castillo.

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15821
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por jilguero » 18 May 2014 13:52


Una historia, triste, la de un perdedor y encima narrada cuando ya es anciano. Por ese lado, autor, has llegado a Jilguero, le has trasmitido sensaciones, has conseguido que deseara conocer cuál era el final. Eso sí, la manera de dar la información no ha sido lo suficientemente acertada, al menos para el paladar de Jilguero, ya que al llegar al final con la idea que se ha quedado es que nos narras la historia de un pobre hombre, de un amor imposible, pero el resto de los detalles no los ha retenido.
En cualquier caso, ha sido agradable leer tu relato. :60:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15821
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por jilguero » 18 May 2014 14:12

Tolomew Dewhust escribió: De vez en cuando deberíamos intentar ahorrarnos comas e interrupciones con tal de no cortar el ritmo, la visualización.

Pero el problema, Tolomew, es que con frases muy largas, al menos Jilguero, hay veces que se acaba perdiendo, confundiendo la oración principal con al subordinada, y tiene que volver a leerlas. En cambio, con una buen colocación de comas y puntos se facilita la comprensión. Eso sí, como siempre, en el punto medio está la virtud.
De todas formas, no ha sido el caso de este relato, en el que Jilguero no ha necesitado releer ninguna frase :wink:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Avatar de Usuario
prófugo
Melón
Mensajes: 5009
Registrado: 04 Nov 2011 04:37
Ubicación: En algún lugar de la Moncha

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por prófugo » 18 May 2014 15:23

:hola:

Estimado(a) autor(a):

Enhorabuena...me ha gustado tu criatura. En ella denotas una melancolía y tristeza entrañables.

Me ha emocionado tristemente la historia de Benito y Julia ...y me ha causado gracia los nombres de los perros :cunao:

Quizás me hubiese gustado un final más sorprendente..pero supongo que tres páginas se te han quedado muy cortas para expresar aun más. De todas maneras intuyo mucho trabajo de fondo...se nota un gran esfuerzo al verse reflejado un texto bastante correcto con una historia a mi manera de ver bastante bien contada.

Te felicito :60:
Última edición por prófugo el 21 May 2014 04:41, editado 1 vez en total.
Leyendo: Anna Karénina - Lev Tolstoi

Recuento 2019
De locura Gracias, Tolo :-) --->Imagen

Avatar de Usuario
albatross
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 817
Registrado: 04 Dic 2012 19:56
Ubicación: La mayor de las islas Gimnesias

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por albatross » 18 May 2014 15:59

A mí me ha parecido una historia cautivadora. Una historia preciosa de un amor no correspondido aunque el desarrollo del nudo (los gallos, las peleas y todo eso) me llevaron a pensar en que el desenlace sería más cerrado.
Necesita una pequeña corrección, pulir un par de cositas, pero la idea de ese anciano ¡de 40 años! (El autor debe tener 15) rememorando un amor no correspondido que marcó su vida me parece muy bien hallada.

Avatar de Usuario
Gavalia
Vivo aquí
Mensajes: 10962
Registrado: 03 Jul 2008 13:32
Ubicación: a saber....

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Gavalia » 18 May 2014 16:46

Muy correcto autor. Me parece un trabajo limpio, claro y sin pretensiones. Ortodoxo en lo formal y entretenido en el fondo. Creo que ayuda la soltura de tu prosa proporcionándole fluidez al relato. Buen trabajo.
1008
La mamá arropaba a su pequeño niño invidente mientras le susurraba al oído...
Si no te portas bien... cambio los muebles de sitio... :twisted:

Avatar de Usuario
Escritoradesueños
No puedo vivir sin este foro
Mensajes: 777
Registrado: 05 Sep 2009 04:58

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Escritoradesueños » 18 May 2014 19:05

Un relato muy bonito, autor.
Es ágil, nos cuenta mucho de la vida del protagonista; Benito, el hijo del jardinero.
Es curioso como el novio la deja a ella plantada, sin explicaciones ni una carta y Julia hace lo mismo con Benito, se va sin decirle más nada.
Tampoco entiendo que Julia le regalase a Benito el libro con versos de Skaspheare justo el día de los enamorados ¿Quería ilusionar al muchacho o qué? Es que con un regalo así en tal fecha casi parece otra declaración.
Benito y todos sus órganos levantados, pobrecito, cuando tan solo tiene una mínima esperanza.
Un amor platónico, que no se da, no es correspondido y permanece en el tiempo...envejeciendo a un hombre, tirándolo al vicio y es que imaginar con 40 años a un anciano es demoledor hoy en día. Por aquella época a los 60 se era ya anciano, pero a los 40 es muy muy prematuro. Su propio amor lo ha carcomido.
Un buen relato en el que me gusta la parte en la que la fotografían a ella y esta lo está mirando a él con un deje de dulzura y tristeza.
Eso sí, me perdí un poco en cierta parte del relato en el cual ella primero salía tras la boda, destrozada y después recostada en el árbol leyendo y después de nuevo el día de la boda. Ahí me lié un poco pero enseguida enlacé, continué y me ha gustado.
Mama mía, ya que llevo más relatos pienso que esa mujer y esos perros tienen mil vidas y mil nombres y en unas historias u otras tienen más o menos protagonismo.
No espero amor ni odio
ya tengo bastante con mi dolor
maldigo el episodio
lo peor es que yo fui quien lo escribió.
Me esperan los demonios
que dejan tu olvido
que juegan conmigo.

Avatar de Usuario
Sinkim
Dragonet
Mensajes: 53767
Registrado: 14 Nov 2008 13:54
Ubicación: Logroño

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Sinkim » 19 May 2014 09:59

Una historia triste pero contada con mucha sensibilidad y que se lee muy bien, me ha gustado mucho, felicidades autor :lol:

No he terminado de entender como es que si los dos se juntan después de la boda fallida Julia va a hacerse las fotos de la boda acompañado por Benito, ¿se supone que eso tendría que pasar antes de ser abandonada en el altar y por lo tanto antes de que empezara su relación con Benito, no? :meditando:
Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano.

:101: RECUENTO 2017 :101:

Avatar de Usuario
Ratpenat
Murciélago
Mensajes: 5761
Registrado: 24 Sep 2012 14:11

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Ratpenat » 19 May 2014 12:22

Creo que el estilo elegido de redacción para este relato es adecuado para lo que se cuenta. Las frases largas dan un tono más pausado a la lectura, lo que le da el carácter que el/la autor/a quería que tuviese. Sin embargo, creo que para utilizar este tipo de redacción hay que cuidar muy mucho la puntuación. He visto comas donde creo que deberían ir puntos. Tampoco tanto, en general la redacción me ha gustado bastante. He desconectado en algún momento, pero estoy espeso espesote, filtrando café en el cuerpo sin encontrar solución en el fondo de la taza.

He releído y la verdad es que, en realidad, la historia está bastante bien, dentro de que no es mi estilo y por eso no me atrapó en la primera lectura. Personalmente, el penúltimo párrafo me ha gustado mucho, es como un preámbulo al último, que es la aceptación tras la depresión.
Con el tiempo me casé con una humilde mujer pero no llegamos a tener hijos. A los cinco meses de vida conyugal se murió de una extraña enfermedad cuando empezaba su embarazo, recibiendo así el golpe definitivo del cual jamás pude ni quise levantarme. Decidí abandonar el anhelado sueño de encontrar otro nuevo amor, dándole la bienvenida en mi nueva vida al juego, la bebida y a cuanto vicio encontrara por mi camino errante.
Es el puntazo del relato, m'ha agradat.

:60:

Marisefa28
Mensajes: 7
Registrado: 21 Abr 2014 22:46
Ubicación: Caracas

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por Marisefa28 » 19 May 2014 23:36

Estimado escritor (a) su relato, no sólo hizo que creyera que sus personajes son de la vida real (que forma tan humana de afrontar sus realidades), si no que me produjo la sensación de querer ayudar, a cada uno de ellos, a superar sus penas.
Una historia dulce-amarga, muy bien detallada, con un final triste, no predecible pero si más común de lo que creemos. Muchas gracias por tu aporte :cunao:

Avatar de Usuario
barrikada
No tengo vida social
Mensajes: 2175
Registrado: 27 Oct 2011 19:37
Ubicación: Graná/Alacant/Roma
Contactar:

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por barrikada » 20 May 2014 00:10

albatross escribió:pero la idea de ese anciano ¡de 40 años! (El autor debe tener 15)
Creo que queda bien claro que pone anciano prematuro.

A mí este tipo de relatos que escupen palabras rasgándose la vida me dejan un poco indiferente. Quiero decir, cuando uno escribe en un momento tan sentido, sus sentimientos se vuelven cristalinos en el papel, en cambio, no me lo ha parecido a mí así en el relato, no siento esa pena por la pérdida de Julia. Pero, por otro lado, sí percibo, y eso es un tanto importante para el autor, la melancolía del personaje y sobre todo ese ritmo pausado, aunque tedioso por las frases largas. La parte de la pelea de gallos con el fin de ganar dinero y conquistar su corazón, me parece coherente para acentuar la clase social del jardinero, pero un poco incoherente con ese don poético que demuestra y lector del mismísimo William S.

Se nota que el autor es un buen escritor, pero no me ha llegado a enganchar la obra. En cualquier caso, buen trabajo!
Caricias y Cuchilladas - Relatos Empolvados y Reseñas Literarias
http://cariciasycuchilladas.blogspot.com/

Avatar de Usuario
laniñadelasopafria
No tengo vida social
Mensajes: 1627
Registrado: 24 Abr 2009 18:15
Ubicación: Encima de un tándem.
Contactar:

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por laniñadelasopafria » 20 May 2014 11:18

Es una historia bonita. Cuando iba llegando hacia la mitad, ya quería llegar al final que tampoco me terminó diciendo nada; me importaba poco el desarrollo. No sé hasta qué punto es bueno.

Está bien narrada, aunque le sobren algunas cosas.

El jardinero es sublime.

Me pasaré mil y una vez más. Suerte. :)

Avatar de Usuario
jilguero
Vivo aquí
Mensajes: 15821
Registrado: 05 Abr 2010 21:35
Ubicación: En las ramas del jacarandá...

Re: CM - El Jardinero Errante

Mensaje por jilguero » 20 May 2014 12:01

Bueno, autor, en la relectura tu relato ha ganado a los ojos de Jilguero. :60:
Es verdad que sin que aparentemente ocurra nada especial, se nos describe casi la vida entera de un perdedor, de un buen hombre cuyo único error fue poner los ojos en quien posiblemente no se lo merecía. Y es que esta vez, autor, tu dama de los perros se le ha atragantado a Jilguero :evil: , pues le ha parecido sibilinamente cruel, gozando de esa falsa virtud, tan apreciada hoy en día, de la sinceridad “gratuita”. ¿A qué viene ese “tu corazón vale oro pero con eso no basta para satisfacer mis sueños y así alcanzar mis metas añoradas”; o “me gustas, más por tus sentimientos que por tu apariencia”?
¡Vaya con la señorita Julia! :no: Un lástima, Benito, que no estuviera en aquel jardín Jilguero para abrirte los ojos. :colleja:
Esta segunda vez has llegado mucho más a Jilguero, de lo que deduzco que la primera lectura no la hizo en buen momento. :oops:
Es verdad que hay otras historias que le han parecido mejores, con más chispa, pero tu Benito, al igual que el Antonio de las “cervezitas”, son dos magníficos personajes que han cautivado el corazón de Jilguero. :beso:
El esfuerzo para llegar a las cimas basta
para llenar un corazón de hombre



Los hilos de Ariadna :60: El niño del tirachinas

***********************************************
Agüita y fanguito de mis entretelas forever

Responder