Cuesta

Espacio en el que encontrar los relatos de los foreros, y pistas para quien quiera publicar.

Moderadores: kassiopea, Megan

Avatar de Usuario
dualidad101217
Me estoy empezando a viciar
Mensajes: 440
Registrado: 12 Mar 2006 19:30
Ubicación: Bolivia
Contactar:

Cuesta

Mensaje por dualidad101217 » 08 Dic 2006 01:29

No te tienta escapar al sentido?
entregarte al dulce y liviano aroma
de la esencia de la irresponsabilidad
viviendo un segundo tras otro, sin recordarlo?

El sonido de los cristales cuando se destrozan
el hueco vacío de las copas a mitad de la cena
el ámbito que va siendo conocido, y detalles lejanos
que construyen el edificio de una continua no caída.

La fiesta de la luna nueva llega en su fecha
cada ser va siendo con prescindencia de los otros seres
y aunque la mutación y la evolución llegasen a contar
más adelante, sólo serán un justificativo al sentido encontrado.

Mira

El erudito busca apoyo en lo que otros escribieron
mientras que el que cree no necesita de ninguna escritura
pero en ambos no hay escape para el apoyo
porque, quién le dice a su cimiento “ya no te necesito”?

El vuelo eterno cruza fugaz por la garganta en un grito
todas las venas parecen querer salirse de la piel
mientras se obliga a alguien a confesar una verdad
sobre la que, al final, también habrá de dudarse, inevitablemente.

El que habla de razón como distinta del corazón
el que distingue el ver, del también complicado mirar
acaso entiende el significado de tener dos ojos
haciéndose capaz de evitar una metáfora?

La calle, ahora que recuerdo, con el convertible rojo
los ceniceros llenos, y el bolígrafo que dejó de funcionar
el relato a peldaños que fijando no el rumbo, sino su posibilidad
le sonríe al que camina, al que busca, al que en movimiento espera.

Y cambiaste de perfume, y cambiaste de ropa
alguien llamó – cuánta gente llama – y no te encontró
para que de todo esto yo me entere después
cuando por fin tenga posibilidad de volver a empezar.

Existe el lugar en donde corre una carta
que comienza con un “si volviera a morir”?
o todo puede reducirse a la explicación clínica
de por qué alguien se negó al llanto?

Cuesta, porque no basta.

Responder